Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Mirada’

Amigo, ¿Cómo estás sanando?

Lunes, 12 de abril de 2021

Del blog Pays de Zabulon:

 

toucher

Amigo,
¿Cómo pues, eres tan sanador ?

Tu presencia es un bálsamo en mi vida,
abre espacios,
Desplaza fronteras,
Y todo esto sin palabras.

Toco tu cuerpo
Y eres tú quien me tocas sin gestos.
Toco tu corazón
Y mi corazón se abrasa,
se expande, crece.
Escruto tu mirada
Y tus ojos me reenvían mis profundidades.
saboreo tu sonrisa
Y todavía la aumentas para mí.

Guauu,
Esta presencia, allí, de repente,
Entre nosotros, fuera de nosotros …
Guauu,
¿ Que haces, amigo mío,
Que haces?

¿Bienamado por Dios,
Pequeño enviado del cielo,
¿Cómo pues, eres tan sanador ?

*

Zabulon

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , ,

Tú eres Pascua.

Domingo, 11 de abril de 2021

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Eres pascua,
aunque tus proyectos fracasen,
si mantienes la confianza en hombres y mujeres
y dejas a Dios ser Padre y Madre.

Eres pascua,
aunque tu vida parezca estéril,
si te sientes habitado por su presencia amiga
que misteriosamente te acompaña y salva.

Eres pascua,
aunque en nada destaques,
si bebes en sus manantiales
y te conformas con ser simplemente cauce.

Eres pascua,
aunque andes errante,
si compartes lo que eres y tienes
y despiertas alegría en otros caminantes.

Eres pascua,
aunque seas débil y torpe,
si escuchas su palabra serena y abierta
–”Soy yo, no temas”– y dejas que florezca.

Eres pascua,
aunque pidas pruebas para creer,
si besas las llagas que otros tienen
y esperas entre hermanos su presencia.

Eres pascua,
aunque tus manos estén vacías,
si te abres al otro, el que sea,
y le dejas que ponga tu corazón en ascuas.

Eres pascua,
aunque no lo creas,
aunque te rompas en mil pedazos,
aunque mueras en primavera…,
porque Él pasa y te libera.

Eres pascua,
aunque tengas las puertas y ventanas cerradas,
porque Él te ama y se hace presente
para abrirte a la vida y alegrarte.

*

Florentino Ulibarri

***

 

Aquel mismo domingo, por la tarde, estaban reunidos los discípulos en una casa con las puertas bien cerradas, por miedo a los judíos. Jesús se presentó en medio de ellos y les dijo:

La paz esté con vosotros.

Y les mostró las manos y el costado. Los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor.

Jesús les dijo de nuevo:

– La paz esté con vosotros.

Y añadió:

– Como el Padre me envió a mí, así os envío yo a vosotros.

Sopló sobre ellos y les dijo:

– Recibid el Espíritu Santo.

A quienes les perdonéis los pecados, Dios se los perdonará; y a quienes se los retengáis, Dios se los retendrá.

Tomás, uno del grupo de los doce, a quien llamaban «El Mellizo», no estaba con ellos cuando se les apareció Jesús.

Le dijeron, pues, los demás discípulos:

Hemos visto al Señor.

Tomás les contestó:

Si no veo las señales dejadas en sus manos por los clavos y meto mi dedo en ellas, si no meto mi mano en la herida abierta en su costado, no lo creeré.

Ocho días después, se hallaban de nuevo reunidos en casa todos los discípulos de Jesús. Estaba también Tomás. Aunque las puertas estaban cerradas, Jesús se presentó en medio de ellos y les dijo:

– La paz esté con vosotros.

Después dijo a Tomás:

– Acerca tu dedo y comprueba mis manos; acerca tu mano y mótela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino creyente.

Tomás contestó:

– ¡Señor mío y Dios mío!

Jesús le dijo:

– ¿Crees porque me has visto? Dichosos los que creen sin haber visto.

Jesús hizo en presencia de sus discípulos muchos más signos de los que han sido recogidos en este libro.

Éstos han sido escritos para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis en él vida eterna.

*

Juan 20,19-31

***

c8733639-f184-459e-87b8-511da57d2f0c

El mundo tiene una ardiente sed de la paz de Dios, anhela ver resplandecer el arco iris de la divina gracia después de la tempestad, pero no consigue liberarse de la agitación y de la inquietud, puesto que es un mundo caído al que se le ha infligido el destino inexorable de no conocer la paz. Si se me preguntara en qué consiste esa paz, sólo podría sugerir la imagen de algo que sea transitorio para proporcionar la idea de lo que es imperecedero. Conocéis la paz de un niño adormecido, también sabéis algo de la paz que experimenta un hombre en sí mismo cuando encuentra a la mujer amada, algo de la paz que encuentra el amigo cuando mira a los ojos del amigo fiel; conocéis algo de la paz que experimenta un niño en brazos de su madre, de la paz que reposa en ciertos rostros maduros en la hora de la muerte; de la paz del sol vespertino, de la noche que lo cubre todo y de las estrellas perennes; conocéis algo de la paz de aquel que murió en la cruz. Pues bien, tomad todo eso como signo caduco, como símbolo pobre de lo que puede ser la paz de Dios. Estar en paz significa saberse seguro, saberse amado, saberse custodiado; significa poder estar tranquilo, tranquilo del todo; estar en paz con un hombre significa poder construir firmemente sobre la fidelidad, significa saberse una sola cosa con él, saberse perdonados por él. La paz de Dios es la fidelidad de Dios a pesar de nuestra infidelidad.

En la paz de Dios nos sentimos seguros, protegidos y amados. Es cierto que no nos quita del todo nuestras preocupaciones, nuestras responsabilidades, nuestras inquietudes; pero por detrás de todas nuestras agitaciones y de todas nuestras preocupaciones se ha levantado el arco iris de la paz divina: sabemos que es él quien lleva nuestra vida, que ésta forma unidad con la vida eterna de Dios.

Que Dios haga de nosotros hombres de su paz incomparable, hombres que reposen en él, aun en medio del trastorno de las cosas del mundo, que esta paz purifique y serene nuestras almas y que algo de la pureza y de la luminosidad de la paz que Dios pone en nuestros corazones irradie en otras almas sin paz; que nos convirtamos el uno para el otro, el amigo para el amigo, el esposo para la esposa, la madre para el hijo, en portadores de esta paz que viene de Dios.

*

Dietrich Bonhoeffer,
Memoria y fidelidad,
Magnano 1995, pp. 146-149, passim.

***

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , ,

Una visión que nos transforma

Jueves, 8 de abril de 2021

Del blog de Henri Nouwen:

5610_159130280184_684985184_3801385_7704869_n

La resurrección no es sólo un acontecimiento post mortem, sino una realidad de la vida cotidiana. Nuestra preocupación por el cuerpo nos convoca a una unidad más allá de la organización, a una intimidad más allá del erotismo y a una integridad más allá de la totalidad psicológica. Unidad, intimidad e integridad son las tres cualidades espirituales de la vida resucitada”.

Somos el pueblo de la resurrección, que vivimos la vida con una gran visión que nos transforma mientras vivimos

*

Henri Nouwen

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , ,

“Complicidad”, por Dolores Aleixandre.

Lunes, 8 de marzo de 2021


magdalena-jesus-640x480Jesús miraba de frente a las mujeres, escuchaba, dialogaba, no rehuía su contacto, ni sus perfumes ni su afecto.

No hay mejor palabra para expresar lo que seguramente sintieron las mujeres que escucharon hablar a Jesús. Debió asombrarles que, cuando hablaba de Dios, incorporaba a su lenguaje las pequeñas cosas de la vida cotidiana que ellas conocían tan bien: la levadura que hundían en la masa para hacerla fermentar; el manto que se rompía si echaban un remiendo de tela nueva; el candil que encendían al atardecer para alumbrar la casa; el agua que iban a buscar cada día a la fuente; la sal con la que condimentaban las comidas; el arcón en el que guardaban cosas nuevas y viejas; el aceite de sus alcuzas, el barrer cuidadoso que les permitía encontrar una moneda perdida. Se sentían incluidas al escuchar nombrar cosas que les ocurrían a ellas cada día: una boda, una enfermedad, niños que jugaban en la plaza, un hijo que se iba de casa, una semilla de mostaza plantada en el huerto, una recién parida con su hijo en brazos. Aquellas realidades dejaban de ser irrelevantes y se convertían en la escala que Jacob había visto en sueños y por ellas bajaban y subían los mensajes de Dios; eran la arcilla de la que aquel Maestro se servía para modelar sus palabras, la zarza ardiente en la que Dios se revelaba.

Muchas se abrieron a aquella inaudita novedad y sintieron caer las cargas que pesaban sobre sus hombros. Alguien hablaba del reino de Dios como de un espacio sin dominación, anulaba las pretensiones de superioridad masculina, no se interesaba por cuestiones de sexo o de pureza, actuaba con asombrosa libertad, se relacionaba con las mujeres a través de sus cinco sentidos: miraba de frente, escuchaba, dialogaba, no rehuía su contacto, ni sus perfumes ni su afecto.

“¡Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron!”, exclamó entusiasmada una de ellas. “Dichosos más bien quienes escuchan la Palabra de Dios y la guardan”, respondió él (Lc 11,27). Era una bienaventuranza que anunciaba un mundo de iguales y abría ante ellas las puertas del discipulado.

El 8 de Marzo es una buena fecha para recordarlo.

Fuente 21 RS Marzo 2021

Biblia, Espiritualidad , , ,

Una mirada (Vocación).

Martes, 20 de octubre de 2020

mirar-ojos-consejos-seducir¿Cómo puedo dejarme Ser? ¿Cómo puedo dejar de dudar, de tener miedo, de calcular y de compararme?

Toda historia de amor empieza con una mirada. Alguien se fija en ti. Tú te fijas en alguien, y empieza una experiencia correspondida o no, de relación.

Se llama atracción. DEJARTE MIRAR PARA PODER DEJARTE DE MIRAR. Y SER ATRAÍDA/O A OTRA DIMENSIÓN, a tu bodega interior. En el silencio dialogado, amoroso, sencillo, penetrante, capaz de sanar heridas, capaz de liberar de otras miradas que no atraen, más bien repelen, miradas de amores posesivos o religiones controladoras… ¡No!

No dejes que nadie dañe tus derechos de Hij@. Nadie puede empañar tu historia de Ser Atraída por y Atraer al que te ama, Dios, que en Jesús se manifiesta claro, tangible, entrañable y vivo.

Juan 6,44: Nadie puede llegar hasta mí si el Padre que me envió no tira de él.

Cantar 2,14: Déjame ver tu rostro

Cantar 1, 4: Atráeme…

¿Qué puede acelerar un proceso de liberación, de maduración, de gozo por un seguimiento?

UNA MIRADA. Me llaman, porque ME VEN. Juan 1, 47-50

Hay miradas que atraen, que invitan, que abren:

“Tú me sondeas y me conoces; de lejos penetras mis pensamientos… ¿Adónde iré lejos de tu aliento, adónde escaparé de tu mirada? Si escalo al cielo, allí estás tú; si me acuesto en el abismo, allí te encuentro…” Sal 138

La de Dios es una de ellas. No conozco a nadie que habiéndose acercado a su hoguera no salga transformado. Luego los procesos de liberación y maduración personal se realizan de modo distinto.

Somos inmadur@s cuando dependemos de las miradas de otros, y esto nos produce altibajos… es una dependencia agotadora.

Muchas personas prefieren solo silencio a oír la Voz del Amado que a lo largo de la historia ha conquistado y atraído a personas que con su fuerza y su ternura han ido cambiando esa historia, paso a paso.

¿Quieres saber si el silencio que te atrae es el que te da vida, o solo te descansa o hace tomar consciencia de tu realidad?

Si después de experimentarlo no puedes callarlo. Alguien nos ha dicho que escribimos mucho… es que cuando el fuego arde en los rescoldos interiores, por pequeños que sean, el calor interior es incontrolable.

Como Teresa de Jesús dirá: “Mira que te mira”. Y el cura de Ars, al preguntarle qué decía al orar, dice: “Nada. Yo le miro y Él me mira”

Mc 10,20: Jesús al joven “lo miró y lo amó”.

No voy a seguir porque lo único que importa es que nos dejemos mirar, y desde esa mirada-diálogo tomar decisiones que nos ayuden a priorizar el tesoro.

Priorizar puede significar acallar las voces de la “bandeja de entrada” o de los múltiples chats en nuestro móvil… con delicadeza comunicar a algunos grupos o personas que por salud interior tienes que priorizar y vas a silenciar su comunicación. No por falta de respeto o aprecio sino por fidelidad a tu llamada, a su mirada y a todos los que dependen de ella.

Te puedo asegurar que pueden ser cientos los que dependen de que te dejes Atraer y conducir por ese diálogo, día a día. No es algo novedoso, es una experiencia que ocurre si tú quieres. Si tú priorizas, si tú acoges.

Y, claro que ocurre.

Magda Bennásar Oliver, sfcc

www.espiritualidadintegradoracristiana.es

Espiritualidad , , ,

Mirada

Miércoles, 9 de septiembre de 2020

a_1pq6

Qué alegría que el otro esté ahí,

que exista!

Porque Dios existe,

el otro es el milagro de Dios.

La mirada,

especialmente,

es un milagro.

¡Qué alegría sumergirse

en los ojos del otro,

en el océano interior

de sus ojos

*

Patriarca Athenágoras

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

Mirada

Viernes, 17 de abril de 2020

tumblr_nvo20hEYyc1ue5nbgo1_1280

Una de las verdades del cristianismo, hoy olvidada por todos es que lo que salva es la mirada. La serpiente de bronce ha sido elevada a fin de que los hombres que yacen mutilados en el fondo de la degradación la miren y se salven.

Es en los momentos en que uno se encuentra -como suele decirse mal dispuesto o incapaz de la elevación espiritual que conviene a las cosas sagradas, cuando la mirada dirigida a la pureza perfecta es más eficaz. Pues es entonces cuando el mal, o más bien la mediocridad, aflora a la superficie del alma en las mejores condiciones para ser quemada al contacto con el fuego.

El esfuerzo por el que el alma se salva se asemeja al esfuerzo por el que se mira, por el que se escucha, por el que una novia dice sí. Es un acto de atención y de consentimiento. Por el contrario, lo que suele llamarse voluntad es algo análogo al esfuerzo muscular.

La voluntad corresponde al nivel de la parte natural del alma. El correcto ejercicio de la voluntad es una condición necesaria de salvación, sin duda, pero lejana, inferior, muy subordinada, puramente negativa. El esfuerzo muscular realizado por el campesino sirve para arrancar las malas hierbas, pero sólo el sol y el agua hacen crecer el trigo. La voluntad no opera en el alma ningún bien.

Los esfuerzos de la voluntad sólo ocupan un lugar en el cumplimiento de las obligaciones estrictas. Allí donde no hay obligación estricta hay que seguir la inclinación natural o la vocación, es decir, el mandato de Dios. Y en los actos de obediencia a Dios se es pasivo; cualesquiera que sean las fatigas que los acompañen, cualquiera que sea el despliegue aparente de actividad, no se produce en el alma nada análogo al esfuerzo muscular; hay solamente espera, atención, silencio, inmovilidad a través del sufrimiento y la alegría. La crucifixión de Cristo es el modelo de todos los actos de obediencia.

*

Simone Weil,
A la espera de Dios,
Editorial Trota. Madrid 1993, 159s passim

***

 

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

Ojos de Pascua

Martes, 14 de abril de 2020

De Eclesalia:

tumblr_n2krh6Jzwy1rb1477o1_500

A propósito de Juan 20, 1-9

Está amaneciendo cuando María Magdalena llega al sepulcro donde reposaba el cuerpo del maestro, del amigo, del amado.

Reposaba en su corazón el cuerpo amado, como semilla viva de resurrección.

Sepulcro abierto al amanecer. Sepulcro vacío.

Amanece esta Pascua 2020, amanece sobre nuestra historia personal y sobre la humanidad herida.

Se lame las heridas esta humanidad, no solo aquellas dejadas por el virus, también las heridas que siguen supurando: violencia, guerras, pobreza, odio, fanatismo, discriminación.

Amanece la Pascua sobre estas heridas y desde estas heridas.

Amanece y el sepulcro está vacío.

Nunca hubo nadie en el sepulcro y siempre estuvo abierto.

El cuerpo del Cristo, semilla de resurrección, fecundó la tierra con la sangre de la cruz y de nuestras heridas.

La Pascua aconteció desde dentro de la cruz, no después.

Nunca hay un después para el Amor. Siempre es, aquí y ahora.

Amanece la Pascua desde el otro lado de la cruz.

Nuestras heridas no son impedimento a la Vida: ¡al contrario!

Son el vacío por el cual la Pascua se cuela y los sepulcros se abren. Son rendijas por donde la luz fluye serena y siembra resurrección.

Es Pascua, y el Amor amanece sobre nuestras existencias personales, sobre la humanidad entera y la madre tierra.

Siempre el Amor está amaneciendo y siempre encuentra los sepulcros abiertos.

Si encontramos sepulcros cerrados es porque no estamos amando y hemos arrinconado al Amor en un lugar oscuro de nuestro corazón.

La Pascua es tremendamente viva y actual con su único y eterno mensaje: solo el Amor es real.

Es ahora el momento oportuno y siempre fue ahora.

Es el momento de amanecer sobre la humanidad herida con la linterna del Amor y mirar así.

Pascua es mirar con los ojos amanecidos del Amor.

Ojos frescos y nuevos.

Tú que me lees: ¡mírate así y así, ama tus heridas y las de tus hermanos!

Mirar a la gente y a las cosas con estos ojos.

No tenemos que esperar un mundo nuevo, ilusión de los ciegos que se escapan del presente y huyen de la Vida.

¡No hay esperanza futura que no tenga raíz en el presente!

El mundo nuevo ya está y late en el fondo de tu mirada que amanece en el Amor.

Palpita el mundo nuevo en las profundidades, donde solo ojos de Pascua alcanzan a ver.

Amanecen ojos de Pascua que transforman las heridas en perlas y la sangre en fértil abono, a punto de florecer.

Esta es Pascua: otros ojos que solo ven sepulcros abiertos y manos extendidas.

Otros ojos que descubren posibilidades y senderos de bellezas.

Ojos amaneciendo en el Amor, ojos del Cristo vivo y viviente, que todo lo llena.

Ojos desparramando por doquier la paz que nos habita.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

*

Stefano Cartabia,
Oblato
Uruguay

Domingo-de-Resurreccion-Ciclo-C-5-660x330

***

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

Estar herido por la herida del otro.

Lunes, 2 de marzo de 2020

mendigo-perro

En la ciudad se cruzan cada día hombres y mujeres que, cada vez más numerosos, piden ayuda… Lo que podemos hacer… es comportarnos de tal modo que esa mujer, ese hombre, se den cuenta de que los veis… Un día me dijo uno de ellos: «Lo peor en esos momentos es su mirada. No distingue entre el ser humano que mendiga y el cartel que hay en la pared detrás de él»… Todo esto explota dentro de mí con la violencia de una bomba, dado que estoy herido por la herida del parado, por la herida de la muchacha de la calle… como una madre está enferma por la enfermedad de su hijo. Eso es la caridad…, estar herido por la herida del otro. Y unir también todas mis fuerzas a las fuerzas del otro para curar juntos su mal, que se ha vuelto mío.

*

Abbé Pierre,
Testamento,
Cásale Monf. 1994, pp. 143, 148

abbe_pierre1

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

Espejo

Jueves, 16 de mayo de 2019

Del blog Nova Bella:

4e20937ab93795480f00001f_hombre-espejo-CORT

Yo soy el espejo de tu rostro;

es por tus ojos

como yo contemplo tu rostro

*

Na^ym ad-din al-Kubra,
Eclosiones de la belleza

treinta-pajaros

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

Mirada de Amor

Lunes, 13 de mayo de 2019

Del blog Nova Bella:

tumblr_oynndzJrbi1tpawreo1_500

El-Roi-Dios: veo al que me ve

(Gn 16:13)

*

Toda el alma convertida en mirada

y la de Él

se confunden

como si Él  estuviera

dentro de tus pupilas.”

*

Ernesto Cardenal,
Vida en el amor

sis-coloquio-de-pájaros

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

Mirada

Jueves, 28 de febrero de 2019

No estamos solos, Dios mira y acompaña. No estamos solos, aunque a veces experimentemos el fracaso,  la ruptura, la decepción… y uno esté solo tantas veces, sin sentirse arropado o comprendido por alguien…  Dios percibe lo que  sentimos en nuestro corazón. Él sabe cuándo estamos gozosos o tristes. Él sabe cuándo estamos confiados o con temor. Cuando estamos animados o desanimados. Él sabe si somos optimistas o si nos embarga el pesimismo. Él sabe todo lo que hay en nosotros. Sabe cómo nos sentimos, Él puede sostenernos cuando estamos tristes, temerosos, desanimados, o cuando vemos todo oscuro. Jamás nos abandona. Él sabe lo que estamos experimentando en este instante y está listo para extendernos la mano así como lo hizo con Agar… Si, no estamos solos…

 

tumblr_n2krh6Jzwy1rb1477o1_500

Solo vemos lo que nos mira”

*

Franz Hessel,
Paseos por Berlín

***

El mirar de Dios es amar y hacer mercedes

Juan de la Cruz
(CB 19,6).

***

En la Biblia desde el principio aparecen constantemente los ojos de Dios y su mirada: “Vio Dios todo lo que había hecho y estaba muy bien (Gn 1, 31). De hecho, uno de sus primeros nombres es El-Roi: “El que ve”: “Como Agar había hablado con el Señor, le llamó “el Dios que ve”, pues se decía: “Dios me ha visto, y todavía estoy viva.” Por eso, el pozo se llama: “Pozo del que vive y me ve” (Gn 16, 13-14).

Así, aparece constantemente:   “Mira a tu pueblo”, “Inclina tu oído, Señor, y escucha; abre tus ojos, Señor, y mira” (2Re 19,16), “mira mis trabajos y mis penas” (Sal 24,18);  “los ojos del Señor están puestos en sus fieles, en los que esperan en su misericordia” (Sal 32), porque “tu guardián no duerme ni reposa” (Sal 120). Es una mirada de amor que penetra el corazón del hombre: “¿Adónde iré lejos de tu aliento, adónde me escaparé de tu mirada? Si escalo el cielo…” (Sal 138). Lo peor que nos puede pasar es que Dios deje de mirar y gire su rostro: “Yo tampoco tendré una mirada de piedad” (Ez 10,9).

La mirada más impactante… la de Jesús: “lo miró y lo amó” (al joven rico), “lo miró con cariño” (Mc 10,21). Jesús conocía los pensamientos de aquellos que lo rodeaban, lo que demostraba que Él es El-Roi que ve nuestro interior… (Mateo 22:18; 26:21,34; Lucas 5:21-24). “Cuando Jesús vio a su madre y junto a ella al discípulo a quien él quería mucho, dijo a su madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego dijo al discípulo: Ahí tienes a tu madre. Desde entonces, aquel discípulo la recibió en su casa”. (Juan 19, 26-27)… y nos anima a mirar, a ver también: “No os asustéis. Sé que estáis buscando a Jesús, el crucificado, pero no está aquí; ha resucitado, como dijo. Venid a ver el lugar donde lo pusieron. Id aprisa y decid a sus discípulos: ‘Ha resucitado y va a ir a Galilea antes que vosotros. Allí le veréis.” (Mateo 28, 5-7).

***

Fuente Nova Bella/ Biblia/OC San Juan de la Cruz

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

Mirada

Miércoles, 26 de diciembre de 2018

Del blog Nova Bella:

david-de-miguel-angel

“Una parte de observar una obra de arte

tiene que ver con aprender

a mirarte a ti mismo”

*

Siddharta Mukherjee

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

Competición versus la mirada del otro

Martes, 25 de septiembre de 2018

Del blog Pays de Zabulon:

courir-competition

 

“Estamos corriendo lo más deprisa posible en la peor de las direcciones:

La dirección de la competición,
la dirección de la destrucción de los unos por los otros,
es una locura total.

Lo que me parece por ejemplo monstruoso es pensar que se ha tomado
como motor de nuestra sociedad occidental la competición,
hay que ser mejor que el otro para pasar delante del otro …

Pero soñemos con esto:

Para llegar a ser yo, necesito la mirada del otro,
Necesito tejer relaciones con él;
tan pronto como compito con él, no tejo más enlaces,
y por lo tanto me estoy suicidando.

Eso es lo que deberíamos decirnos: Toda competición es un suicidio.

*

Albert Jacquard

***

(Foto : @Joss Mooney)

(Ver en la página de At’N go)

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

Otra forma muy distinta de mirar… la Vida

Sábado, 28 de julio de 2018

De ECLESALIA, 09/07/15.-

 

la-comunicacion-a-traves-de-la-mirada-3

(todos llevamos, sepámoslo o no,

gafas mentales prejuiciosas;

pero nuestra visión interior

está aún por extrenar.)

Nos han enseñado a ver la realidad:

personas, cosas, naturaleza, sociedad…

desde las reglas y los logros de la normalidad:

ciencias, cultura, costumbres, legalidad…

Y así hemos llegado a forjar esta banalidad

de mundo inhumano, egoísta, materialista, fatal

donde la inmensa mayoría de los ciudadanos

se esfuerzan por vivir una vida tan chata y artificial.

El precio lo pagan sobre todo los desdichados:

los sobrantes, desechados, migrantes, refugiados,

los distintos e inadaptados… y ¡cuidado! también lo sufren

todos los seres que conforman nuestro entorno natural.

Necesitamos urgentemente otra forma diferente de mirar

que aprendamos desde dentro y nos dé humanidad.

Otra forma de sentir, y comportarnos, de proyectar

nuestra vida desde dentro de nosotros y pensando en los demás.

Una nueva educación de lo que somos y buscamos,

que desenmascare la mentira tan dañina

con la que nos han troquelado nuestra forma de pensar.

Urge encontrar nuestra hondura ¡Sí!

para desde allí atentamente mirar…

Tendremos que desprofesionalizar,

abrirnos a la Vida sorprendente que nos llega

y muy atentos caminar por sendas nuevas

que aún no conocemos e inseguros nos inquietan…

Pero sus frutos nos desbordarán.

Tendremos que prepararnos con esfuerzo,

confianza y valentía para hallar

esa claridad inexpugnable que nos llega

como regalo imposible de comprar…

Necesitamos con urgencia compañeras/os

decididas/os a apostar la vida entera

en este empeño.

¿Te animas? ¡Pues no mires hacia atrás!

Pd. Una cosa muy importante se me olvidaba ya:

En esta escuela de la Vida todos nos podemos enseñar:

chicos y grandes, jóvenes y ancianos,

¡Hay tanto que aprender juntos!

¡Tanto que compartir y regalar!

Bienaventurados aquellos que saben conjugar

generosidad y necesidad,

atención exquisita y convivir en gratuidad.

Lo decía el Principito: “Lo esencial es invisible para los ojos,

Solo se puede ver con el corazón”.

*

Luis Sandalio

***

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

Belleza

Viernes, 6 de julio de 2018

Del blog Nova Bella:

florencia-galeria-accademia-fb-002

*

“Mis ojos, que codician cosas bellas

como mi alma anhela su salud,

no ostentan más virtud

que al cielo aspire, que mirar aquellas”

*

Miguel Ángel Buanorrotti

250px-miguel_angel_por_daniele_da_volterra_detalle

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

¿Cómo estás sanando?

Domingo, 8 de abril de 2018

Del blog Pays de Zabulon:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Amigo,
¿Cómo pues, eres tan sanador ?

Tu presencia es un bálsamo en mi vida,
abre espacios,
Desplaza fronteras,
Y todo esto sin palabras.

Toco tu cuerpo
Y eres tú quien me tocas sin gestos.
Toco tu corazón
Y mi corazón se abrasa,
se expande, crece.
Escruto tu mirada
Y tus ojos me reenvían mis profundidades.
saboreo tu sonrisa
Y todavía la aumentas para mí.

Guauu,
Esta presencia, allí, de repente,
Entre nosotros, fuera de nosotros …
Guauu,
¿ Que haces, amigo mío,
Que haces?

¿Bienamado por Dios,
Pequeño enviado del cielo,
¿Cómo pues, eres tan sanador ?

*

Zabulon

***

toucher

 

Aquel mismo domingo, por la tarde, estaban reunidos los discípulos en una casa con las puertas bien cerradas, por miedo a los judíos. Jesús se presentó en medio de ellos y les dijo:

La paz esté con vosotros.

Y les mostró las manos y el costado. Los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor.

Jesús les dijo de nuevo:

– La paz esté con vosotros.

Y añadió:

– Como el Padre me envió a mí, así os envío yo a vosotros.

Sopló sobre ellos y les dijo:

– Recibid el Espíritu Santo.

A quienes les perdonéis los pecados, Dios se los perdonará; y a quienes se los retengáis, Dios se los retendrá.

Tomás, uno del grupo de los doce, a quien llamaban «El Mellizo», no estaba con ellos cuando se les apareció Jesús.

Le dijeron, pues, los demás discípulos:

Hemos visto al Señor.

Tomás les contestó:

Si no veo las señales dejadas en sus manos por los clavos y meto mi dedo en ellas, si no meto mi mano en la herida abierta en su costado, no lo creeré.

Ocho días después, se hallaban de nuevo reunidos en casa todos los discípulos de Jesús. Estaba también Tomás. Aunque las puertas estaban cerradas, Jesús se presentó en medio de ellos y les dijo:

– La paz esté con vosotros.

Después dijo a Tomás:

– Acerca tu dedo y comprueba mis manos; acerca tu mano y mótela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino creyente.

Tomás contestó:

– ¡Señor mío y Dios mío!

Jesús le dijo:

– ¿Crees porque me has visto? Dichosos los que creen sin haber visto.

Jesús hizo en presencia de sus discípulos muchos más signos de los que han sido recogidos en este libro.

Éstos han sido escritos para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis en él vida eterna.

*

Juan 20,19-31

***

c8733639-f184-459e-87b8-511da57d2f0c

El mundo tiene una ardiente sed de la paz de Dios, anhela ver resplandecer el arco iris de la divina gracia después de la tempestad, pero no consigue liberarse de la agitación y de la inquietud, puesto que es un mundo caído al que se le ha infligido el destino inexorable de no conocer la paz. Si se me preguntara en qué consiste esa paz, sólo podría sugerir la imagen de algo que sea transitorio para proporcionar la idea de lo que es imperecedero. Conocéis la paz de un niño adormecido, también sabéis algo de la paz que experimenta un hombre en sí mismo cuando encuentra a la mujer amada, algo de la paz que encuentra el amigo cuando mira a los ojos del amigo fiel; conocéis algo de la paz que experimenta un niño en brazos de su madre, de la paz que reposa en ciertos rostros maduros en la hora de la muerte; de la paz del sol vespertino, de la noche que lo cubre todo y de las estrellas perennes; conocéis algo de la paz de aquel que murió en la cruz. Pues bien, tomad todo eso como signo caduco, como símbolo pobre de lo que puede ser la paz de Dios. Estar en paz significa saberse seguro, saberse amado, saberse custodiado; significa poder estar tranquilo, tranquilo del todo; estar en paz con un hombre significa poder construir firmemente sobre la fidelidad, significa saberse una sola cosa con él, saberse perdonados por él. La paz de Dios es la fidelidad de Dios a pesar de nuestra infidelidad.

En la paz de Dios nos sentimos seguros, protegidos y amados. Es cierto que no nos quita del todo nuestras preocupaciones, nuestras responsabilidades, nuestras inquietudes; pero por detrás de todas nuestras agitaciones y de todas nuestras preocupaciones se ha levantado el arco iris de la paz divina: sabemos que es él quien lleva nuestra vida, que ésta forma unidad con la vida eterna de Dios.

Que Dios haga de nosotros hombres de su paz incomparable, hombres que reposen en él, aun en medio del trastorno de las cosas del mundo, que esta paz purifique y serene nuestras almas y que algo de la pureza y de la luminosidad de la paz que Dios pone en nuestros corazones irradie en otras almas sin paz; que nos convirtamos el uno para el otro, el amigo para el amigo, el esposo para la esposa, la madre para el hijo, en portadores de esta paz que viene de Dios.

*

Dietrich Bonhoeffer, Memoria y fidelidad,
Magnano 1995, pp. 146-149, passim.

***

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , ,

El signo de un vuelo

Miércoles, 11 de octubre de 2017

Del blog Pays de Zabulon:

jon-kortajarena

Las alturas, los bajos,

¡Míralos con el mismo ojo!

No mires lo visible,

mira lo invisible

No hay ala,

lo que hay es el signo de un vuelo,

no hay cantante

lo que hay es el rastro de una canción.

*

Sohrab Sepehri, Pârâh,
en : El Oriente de la tristeza,
traducido del persa por Jalal Alaviniar,
Cartas persas, 2009.

***

Photo : Jon Kortajarena

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , ,

El verdadero viaje…

Viernes, 21 de julio de 2017

Del blog Pays de Zabulon:

nouveau-regard

 

“El verdadero viaje de descubrimiento

no consiste en buscar nuevos paisajes,

sino en tener un nueva mirada “

*

Marcel Proust

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Tesoro precioso

Miércoles, 26 de abril de 2017

Del blog Nova Bella:

tumblr_nnjjdt7hgk1rb53zlo1_1280

Disfruta de Dios mediante la fe,

pues está en ti,

y goza de ese tesoro precioso,

aunque esté oculto a tu mirada

*

G-J. Chaminade

jiro

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.