Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Famiglie Arcobaleno’

La justicia italiana obliga, con carácter inapelable, a inscribir un matrimonio entre dos mujeres celebrado en Francia

Martes, 7 de febrero de 2017

ladelfa_appello_napoli1Importantísima sentencia de la Corte de Casación (institución que en Italia ejerce las funciones de tribunal supremo), que ha rechazado el recurso del Ayuntamiento de Santo Stefano del Sole contra la inscripción del matrimonio entre Giuseppina La Delfa y Raphaelle Hoedts, dos mujeres que se casaron en Francia en octubre de 2013. La sentencia es inapelable, y supone que el matrimonio entre La Delfa y Hoedts es ya firme en Italia. 

Santo Stefano del Sole, en la provincia de Avellino, se negaba a inscribir el matrimonio de la pareja italo-francesa, razón por la cual esta acudió a la justicia. Una primera sentencia de la Corte de Apelaciones de Nápoles les dió la razón en 2015, argumentando que la Italia no puede desproveer de sus derechos a una pareja legalmente casada en otro estado de la Unión Europea, pero el Ayuntamiento recurrió, argumentando que Italia no permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Ahora la Corte de Casación ha determinado que el procedimiento que siguió la pareja fue el adecuado para registrar un matrimonio celebrado en Francia, y por tanto ha rechazado el recurso y ordenado su inscripción. También ha condenado al Ayuntamiento de Santo Stefano a pagar a la pareja 6.128 euros.

La sentencia, como el propio abogado de la pareja ha reconocido, no entra en el fondo de la disputa sobre el matrimonio igualitario, y su validez afecta solo al caso juzgado. Aún así puede considerarse histórica: se trata de la primera pareja casada en otro país que ve reconocido su estatus en Italia de forma definitiva.

La Delfa-Hoedts: una familia pionera

La pareja formada por Giuseppina La Delfa y Raphaelle Hoedts han hecho de su lucha personal por formar una familia y verla reconocida un hito del activismo italiano. Ya en abril de 2016 nos referíamos a ellas, cuando la Corte de Apelaciones de Nápoles reconoció la doble adopción “cruzada” de sus dos hijos, niña y niño, concebidos mediante reproducción asistida. Cada una de ellas es madre biológica de uno de los hijos, y a su vez cada uno de ellos ha sido adoptado por su madre no biológica en Francia, el mismo país en el que contrajeron matrimonio. Así lo determinaron sendas sentencias de un tribunal de Lille, al norte del país galo. La Corte de Apelaciones de Nápoles estimó que dichas sentencias debían ser plenamente reconocidas en Italia y que por lo tanto la pareja podía inscribir a sus dos hijos en ese país. Y es que el Ayuntamiento de Santo Stefano del Sole, donde reside la familia, también se había negado a tramitar la inscripción.

El espiritu activista les viene de lejos: no en vano Giuseppina La Delfa es una de las fundadoras (y expresidenta) de Famiglie Arcobaleno y miembro de consejo de NELFA (Red Europea de Asociaciones de Familias  LGBTIQ). El abogado de la pareja, que ha llevado ambos procesos, es Alexander Schuster, miembro de ECSOL (Comité Europeo de Derecho sobre Orientación Sexual), una red de juristas en favor de los derechos LGTB.

Italia: la justicia, por un lado; la política, por otro

Tanto las parejas del mismo sexo como las familias homoparentales siguen luchando en los tribunales italianos para ver reconocidos sus derechos, después de que la clase política de ese país haya sido incapaz de legislar en favor de la igualdad plena.

Y aunque el Parlamento italiano aprobó en mayo de 2016 una ley de uniones civiles (la opción del matrimonio igualitario ni siquiera se llegó a plantear), se trata de una norma que quedó sensiblemente descafeinada durante su tramitación y que no reconoce los derechos de homoparentalidad. El entonces primer ministro, Matteo Renzi, cedió ante la presión de los homófobos (incluyendo entre ellos a parte de su propio partido) y aceptó modificar el proyecto inicial retirando la posibilidad de que en el seno de una pareja del mismo sexo uno de los miembros de la pareja pudiese adoptar a los hijos del otro miembro y modificando aspectos simbólicos para acentuar las diferencias entre uniones civiles y matrimonio.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Multiópticas lanza un spot de TV que incluye a una pareja de mujeres besándose

Viernes, 29 de abril de 2016

33845_sal-spot-multiopticasLa empresa de servicios ópticos ha lanzado un nuevo spot en el que realiza un más que saludable ejercicio de reivindicación de la libertad por encima de todo. La libertad para salir del gris, para salir del cascarón, para pasar del que dirán… y, por supuesto, libertad para salir del armario.

Otra empresa privada se desmarca de la heteronormativad en una campaña de publicidad. En este caso ha sido Multiópticas, que en su spot “sal” anima a salir del armario, mostrando en imagen a una pareja de mujeres dándose un beso. Los usuarios y activistas LGTB en redes sociales están ofreciendo su apoyo a la iniciativa publicitaria y reconociendo la normalización que representa. Solo unos pocos homófobos y ultraderechistas se han desmarcado con acusaciones a la empresa de “claudicar con la ideología de género” y amenazas de boicot.

Como se encarca de denunciar la campaña #IStandUp, la industria publicitaria está repleta de micromachismos, de anuncios que se encargan de vender sus productos a través de más que cuestionables spots que instrumentalizan el cuerpo femenino.

El mundo lésbico sufre esta cosificación por partida doble. Los deseos heteronormativos que marcan las normas publicitarias reducen el papel de la mujer a un mero objeto sexual y las relaciones lésbicas a la sexualidad más extrema.

Por eso, hay que celebrar los anuncios que se atreven a quitarse el traje gris de la publicidad para mostrar distintas realidades que se encuentran lejos de la zona de confort, donde nunca ocurre nada interesante.

El nuevo anuncio de Multiópticas es como una pincelada multicolor dentro de la publicidad asociada al mundo de las ópticas. Bajo el nombre de ‘Sal’, la empresa española realiza una reivindicación de un término que se nos arrebata en función de lo politicamente correcto: la libertad. Libertad para romper las cadenas sociales y para vivir mostrando nuestra verdadera esencia.

Hay que señalar el cambio que se ha producido en la empresa. El año pasado, Multiópticas recibió numerosas -y justificadas- críticas por el spot lanzado el verano pasado en el que bajo el lema ”Ten la increíble sensación de estrenar todas las veces que quieras” reducía el papel de la mujer a un mero accesorio.

Este es el spot que está emitiendo la compañía Multiópticas. Quizá, atreverse a cambiar de gafas no sea un reto excesivo, pero si se anima a salir “del armario” la cosa cambia.

Muchos son los consumidores que han expresado su reconocimiento por la inclusión de la realidad LGTB. Destacamos algunos:

La nota negativa la ponen un pequeño grupo de usuarios homófobos, ultraderechistas e incluso franquistas, a los que no les queremos dar ninguna publicidad, que han utilizado redes sociales como Twitter o Facebook para arremeter contra la “ideología de género” y llamar al boicot.

Estos pocos exaltados, sin embargo, no deslucen el avance positivo de Multiópticas, una empresa que el año pasado retiró otro spot (“Ten la increíble sensación de estrenar todas las veces que quieras”), ante la avalancha de críticas por la estereotipación de la figura de las mujeres. “Multiópticas lamenta la polémica generada por el spot, que dejó de emitirse el día 29 de abril de 2015, y toma en consideración las opiniones vertidas al respecto teniéndolas en cuenta para futuras campañas”, decían en un comunicado publicado en enero de ese año. En este sentido, si patinaron en su momento con una desafortunada campaña y recibieron la desaprobación mayoritaria, ahora es justo aplaudir su acierto.

La diversidad y la visibilidad LGTB ganan terreno en la publicidad

Dosmanzanas lleva tiempo haciéndose eco de buenos ejemplos de publicidad inclusiva. El pasado mes de agosto recogíamos en un post la emisión del spot del friegasuelos Asevi Mío, protagonizado por una pareja gay. Como decíamos entonces, este producto desmitificaba el rol sexista clásico de la mujer como única responsable de la limpieza del hogar y reconocía la existencia de modelos familiares distintos al heteronormativo.

Anteriormente, en abril de 2015, también dimos cuenta de la campaña realizada por la multinacional Coca-Cola. En el caso contrario, nos hemos mantenido vigilantes para denunciar las actitudes empresariales discriminatorias. En 2013, Guido Barilla, presidente del grupo Barilla (conocido fabricante de pasta italiana) hacía las siguientes declaraciones homófobas: “no haremos publicidad con homosexuales porque a nosotros nos gusta la familia tradicional. Si a los gais no les gusta, siempre pueden comer pasta de otra marca”. Una bravuconería que tuvo que rectificar a los pocos días tras las múltiples muestras de boicot y que, incluso, mereció una reiteración de sus disculpas ante la comunidad LGTB.

Fuente Dosmanzanas/Redacción Chueca

Cine/TV/Videos, General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un tribunal de Nápoles reconoce a una pareja de mujeres la doble adopción “cruzada” que ya habían obtenido en Francia

Lunes, 11 de abril de 2016

ladelfa_appello_napoli1Nueva victoria en los tribunales italianos de las familias homoparentales, a las que su clase política se empeña en negar el reconocimiento. La Corte de Apelaciones de Nápoles ha reconocido de nuevo una doble adopción “cruzada”, pero en este caso se añade un factor novedoso: el tribunal simplemente ha ordenado la transcripción en el registro italiano de lo que ya había reconocido un tribunal francés.

Giuseppina La Delfa y Raphaelle Hoedts, una pareja italo-francesa, son madres de dos hijos, niña y niño, concebidos mediante reproducción asistida. Cada una de ellas es madre biológica de uno de los hijos, y a su vez cada uno de ellos ha sido adoptado por su madre no biológica en Francia, país en el que ambas contrajeron además matrimonio en 2013. Así lo determinaron sendas sentencias de un tribunal de Lille, al norte del país galo.

Ahora la Corte de Apelaciones de Nápoles simplemente ha estimado que dichas sentencias son plenamente reconocidas en Italia y que por lo tanto la pareja puede inscribir a sus dos hijos en ese país. Una decisión elemental que a Giuseppina y Raphaelle les ha costado un proceso judicial, dado que el Ayuntamiento de Santo Stefano del Sole, en la provincia de Avellino, donde reside la pareja, se negó a tramitar la inscripción con el argumento de que ello supondría reconocer su matrimonio. Y aunque la validez de este matrimonio fue finalmente reconocida en Italia el año pasado, por decisión de la propia Corte de Apelaciones de Nápoles, la pareja seguía sin poder registrar a sus hijos como hijos de ambas.

“Italia debe transcribir las adopciones de mis dos hijos. Ha sido una larga batalla, pero al final hemos ganado y ahora es el alcalde el que debe desembolsar más de 5.000 euros por los costes legales”, ha declarado Giuseppina, una de las fundadoras (y expresidenta) de Famiglie Arcobaleno y miembro de consejo de NELFA (Red Europea de Asociaciones de Familias  LGBTIQ). “La Corte de Apelaciones refuerza la visión jurídica según la cual existe ‘portabilidad del estado civil’ en el interior de la Unión Europea, que se aplica tanto al matrimonio de ciudadanos europeos como a las adopciones y relaciones de filiación”, ha destacado por su parte Alexander Schuster, abogado de la pareja y miembro de ECSOL (Comité Europeo de Derecho sobre Orientación Sexual), una red de juristas en favor de los derechos LGTB.

Italia: la justicia, por un lado; la política, por otro

Hace escasas semanas que nos hacíamos eco, precisamente, de cómo un tribunal de menores de Roma autorizaba otra adopción cruzada. En aquel caso, cada una de las dos mujeres de la pareja era madre de una niña, en los dos casos recurriendo a reproducción asistida en Dinamarca. Las dos niñas tienen ya 4 y 8 años, pero no ha sido hasta ahora cuando la justicia italiana ha concedido la adopción de cada una de las niñas a su madre no biológica, de forma que ambas madres vean reconocidos legalmente sus derechos parentales sobre las dos menores.

No se trataba, de hecho, del primer caso de stepchild adoption (término anglosajón que los italianos ha adoptado para designar la posibilidad de que, en el seno de una pareja del mismo sexo, uno de los miembros de la pareja pueda adoptar a los hijos del otro miembro de la pareja). Ya en diciembre la Corte de Apelaciones de Roma confirmaba la histórica sentencia que año y medio antes había emitido un tribunal de menores de la capital italiana, y que por primera vez avalaba que una mujer pudiese adoptar a la hija biológica de su pareja del mismo sexo.

El caso abrió en su momento un camino que otros tribunales italianos ya están siguiendo. En enero de 2015, por ejemplo, era la Corte de Apelaciones de Turín la que reconocía los derechos de parentalidad de otra pareja de mujeres, una española y otra italiana, casadas (y luego divorciadas) en España, y que tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en Barcelona. Y en diciembre otro tribunal de apelaciones, esta vez en Milán, reconocía como válida la adopción concedida en España a una mujer italiana que adoptó a la hija biológica de su pareja. La historia de esta pareja es bastante similar a la anterior: se casaron (luego se divorciaron) y tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en España, aunque en este caso ambas mujeres son italianas. Aún así, el tribunal consideró que el procedimiento de adopción en España debe ser reconocido en Italia.

Todas estas sentencias tienen lugar mientras la clase política italiana se muestra incapaz de aprobar una ley de uniones civiles entre parejas del mismo sexo que reconozca, aunque sea de forma limitada, a las familias homoparentales. Si bien es cierto que el proyecto que ha sido aprobado por el Senado (y que ahora tramita la Cámara de Diputados) supone la vía libre a que por fin Italia, el último gran país de Europa occidental en hacerlo, reconozca las parejas del mismo sexo, la eliminación en el último momento de la stepchild adoption demuestra hasta qué punto los derechos de una minoría se han convertido en moneda de cambio del juego político italiano, con un primer ministro (Matteo Renzi) más preocupado de mantener unido a su partido, el Partido Democrático, dividido sobre la materia, o un Movimiento 5 Estrellas más preocupado de dejar en evidencia la división interna de los de Renzi que de reconocer los derechos de las familias homoparentales. Las parejas del mismo sexo con hijos, por tanto, seguirán estando obligadas a acudir a la justicia italiana caso por caso para hacer valer sus derechos.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , ,

La justicia italiana reconoce una adopción “cruzada” a una pareja de mujeres con dos hijas

Viernes, 4 de marzo de 2016

Two women and a little girl walking up steps La realidad es tozuda y acaba por abrirse camino. Pocos días después de que el Gobierno italiano aceptase eliminar la stepchild adoption como única forma de que el proyecto de uniones civiles entre parejas del mismo sexo sobreviviese en su paso por el Senado, un tribunal de menores de Roma ha autorizado una adopción “cruzada” en el seno de una pareja de mujeres. Precisamente lo que el Senado acaba de negar… concedido por la justicia por partida doble. 

Cada una de las dos mujeres de la pareja es madre de una niña, en los dos casos recurriendo a reproducción asistida en Dinamarca. Las dos niñas tienen ya 4 y 8 años. Pero no ha sido hasta ahora cuando gracias a un recurso de la abogada Francesca Quarato, miembro de los colectivos Rete Lenford y Famiglie Arcobaleno, un tribunal de menores de Roma ha concedido la adopción de cada una de las niñas a su madre no biológica. De esta forma, ambas madres ven reconocidos legalmente sus derechos parentales sobre las dos menores.

Aunque se trata del primer caso en el que la justicia italiana reconoce una adopción “cruzada”, no es sin embargo el primer caso de stepchild adoption (término anglosajón que los italianos ha adoptado para designar la posibilidad de que, en el seno de una pareja del mismo sexo, uno de los miembros de la pareja pueda adoptar a los hijos del otro miembro de la pareja). De hecho, el pasado diciembre un tribunal de apelaciones de Roma confirmaba la sentencia que año y medio antes había emitido un tribunal de menores de la capital italiana, y que por primera vez avalaba que una mujer pudiese adoptar a la hija biológica de su pareja del mismo sexo (ya en su momento recogimos la que entonces fue histórica sentencia. La pareja de mujeres, residente en Roma desde el año 2003, tuvo una hija mediante reproducción asistida en un país extranjero que no ha trascendido, donde también contrajeron matrimonio. Con posterioridad, reclamaron ante la justicia italiana la adopción del menor por parte de la madre no biológica).

El caso abrió en su momento un camino que otros tribunales italianos ya están siguiendo. En enero de 2015, por ejemplo, era un tribunal de apelaciones de Turín el que reconocía los derechos de parentalidad de otra pareja de mujeres, una española y otra italiana, casadas (y luego divorciadas) en España, y que tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en Barcelona, cuyo registro civil reconoce al niño como hijo de ambas. Y en diciembre otro tribunal de apelaciones, esta vez en Milán, reconocía como válida la adopción concedida en España a una mujer italiana que adoptó a la hija biológica de su pareja. La historia de esta pareja es bastante similar a la anterior: se casaron (luego se divorciaron) y tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en España, aunque en este caso ambas mujeres son italianas. Aún así, el tribunal considera que el procedimiento de adopción en España debe ser reconocido en Italia.

Italia: una justicia por delante de su clase política

Todas estas sentencias tienen lugar mientras la clase política italiana se muestra incapaz de aprobar una ley de uniones civiles entre parejas del mismo sexo que reconozca, aunque sea de forma limitada, a las familias homoparentales. La aprobación del proyecto en el Senado ha dejado, de hecho, al colectivo LGTB italiano con una sensación agridulce… tirando a agria. Si bien es cierto que supone la vía libre a que por fin Italia, el último gran país de Europa occidental en hacerlo, reconozca las parejas del mismo sexo (hasta Chipre o Grecia, dos países de tradición ortodoxa, a la que se le supone una mayor hostilidad hacia las relaciones entre personas del mismo sexo, la habían adelantado ya), lo sucedido demuestra hasta qué punto los derechos de una minoría se han convertido en moneda de cambio del juego político italiano, con un primer ministro (Matteo Renzi) más preocupado de mantener unido a su partido, el Partido Democrático, o un Movimiento 5 Estrellas más preocupado de dejar en evidencia la división interna de los de Renzi que de reconocer los derechos de las familias homoparentales.

Las parejas del mismo sexo con hijos, por tanto, seguirán estando obligadas a acudir a la justicia italiana caso por caso para hacer valer sus derechos.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , ,

Italia saldrá a las calles para reclamar la legalización de las uniones civiles

Jueves, 14 de enero de 2016

33036_italia-manifestacion-lgtb-coliseo-romaLa ciudadanía transalpina saldrá masivamente a las calles el próximo 23 de enero para abordar un tema que lleva alargándose hasta la eternidad y que Italia pueda, por fin, dejar de ser el único país de Europa Occidental que no reconoce las uniones civiles de las personas del mismo sexo.

La relación de Italia con las uniones civiles del mismo sexo se parece cada vez más a la obra teatral ‘Esperando a Godot’. Y es que en una situación que roza lo absurdo, lxs ciudadanxs italianxs están esperando algo que nunca termina de llegar.

Las últimas encuestas indican que el país transalpinos apoya sin fisuras el matrimonio igualitario -o las uniones civiles del mismo sexo- puesto que un 74% de lxs encuestadxs se ha mostrado a favor de la legalización de este tipo de uniones en el país.

No por nada, el pasado mes de junio Matteo Renzi, primer ministro del país, afirmaba que las uniones civiles no podían ser retrasadas por más tiempo e iban a ser aprobadas antes del fin de 2015… hecho que nunca ha llegado a concretarse.

Ante esta tesitura, la ciudadanía italiana ha decidido salir a las calles el próximo 23 de enero para mostrar al Gobierno que ya no caben más excusas para seguir dilatando la aprobación de las uniones civiles. Movilización que se llevará a cabo unos días antes del inicio de los debates en el Senado sobre esta cuestión. 

Roma, Milán, Nápoles, Genova, Catania…. desde la punta hasta el tacón, el domingo 23 de enero la bota transalpina se teñirá con unos colores que nunca pasan de moda: los de la diversidad y el activismo.

Las movilizaciones se han llevado a cabo por numerosas asociaciones LGTB (Arcigay, Arcilesbica, Agedo, Circolo di Cultura Omosessuale Mario Mieli, Famiglie Arcobaleno, Family Gay) que comparten un mismo manifiesto que han hecho público en sus redes sociales:

Italia es uno de los pocos países europeos que no prevé ningún reconocimiento jurídico para las parejas del mismo sexo. Las personas gay, lesbianas, bisexuales y transexuales no disfrutan de las mismas oportunidades que los demás ciudadanos italianos aunque pagando los impuestos como todos. Una discriminación insoportable, carece de justificación. El deseo de cada uno de los padres es que sus hijos puedan crecer en un país donde todos tengan los mismos derechos y los mismos deberes. Pedimos al gobierno y al parlamento a mirar de frente a la realidad, de legislar lo más pronto posible para hacer de manera que no haya más discriminaciones y de aprobar leyes que reconozcan la plena dignidad y los plenos derechos a las personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales , ciudadanos y ciudadanas de este país. La ayuda mutua en caso de enfermedad, la posibilidad de decidir por el socio en caso de hospitalización o de intervención sanitario urgente, el derecho de heredar los bienes del socio, la posibilidad de tomar el relevo de los contratos, la reversibilidad de la pensión, la puesta en común de las obligaciones Y de los derechos del núcleo familiar, el pleno reconocimiento de los derechos para los niños hijos de dos mamás o dos papás, son solo algunos de los derechos actualmente negados. Cuestiones simples y prácticas que afectan a la vida de millones de personas. Nosotros estamos seguros de una cosa: los italianos y las italianas quieren la igualdad de todas y todos” 

Por Redacción Chueca

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.