Archivo

Entradas Etiquetadas ‘David Kato’

Sentencia de culpabilidad para el entrenador de fútbol ugandés acusado por sodomía

Viernes, 11 de septiembre de 2015

Uganda-Red-Pepper-OutingUn tribunal de Kampala ha emitido veredicto de culpabilidad contra Chris Mubiru, exentrenador del equipo de fútbol Sports Club Villa de la capital ugandesa y de la selección nacional, por un delito de “sodomía”. La pena, que se dará a conocer en los próximos días, podría ser de cadena perpetua según el Codigo Penal vigente en Uganda.

El caso,  se remonta a 2012, cuando el infame tabloide Red Pepper publicó unas fotografías de Mubiru manteniendo supuestamente relaciones sexuales con uno de sus jugadores. Bajo el titular “Smoked Out” (“Al descubierto”), el tabloide se jactaba en portada de haber “pillado” al entrenador “sodomizando a jugadores”. En el interior, más imágenes con textos describiendo las escenas de la forma más homófoba, destinados claramente a incendiar la opinión pública. Recordamos que en enero de 2011 fue asesinado el activista gay David Kato (su asesino fue condenado a 30 años de cárcel, una de las pocas noticias positivas que nos han llegado de aquel país). Kato era uno de los 100 ciudadanos homosexuales cuyo nombre y fotografía habían sido publicados por Rolling Stone (una publicación local), acompañados del titular “Hang Them” (“a la Horca”).

Un año más tarde de la aparición de las fotos en Red Pepper, Mubiru fue detenido. La policía alegó que no pudo arrestar al entrenador en su momento por no hallarse en el país. Una vez detenido, y tras cuatro horas de interrogatorio, el acusado siguió negando repetidamente ser quien aparece en las fotos y vídeos que el tabloide hizo llegar a las fuerzas de seguridad. Los portavoces policiales instaron a cualquiera que pudiera tener acusaciones contra el entrenador a presentar la correspondiente denuncia, en busca de testigos que sostengan sus acusaciones.

Algún tiempo después comenzaba el proceso contra Mubiru por “conocimiento carnal” del futbolista Emmanuel Nyanzi. Las pruebas presentadas por la acusación habrían sido, al parecer, cremas dermatológicas y analgésicos localizados por la policía en el domicilio del entrenador. La fiscalía da por hecho que este drogó a su presunta víctima y utilizó ambos productos para facilitar los supuestos encuentros sexuales. Este habría sido además sometido a la tortura de los “exámenes anales” para determinar su posible homosexualidad. El tribunal exoneró a Mubiru de los cargos por sodomía con otro hombre, George Oundo, porque el acto habría tenido lugar con consentimiento mutuo. Con todo, el condenado se enfrenta a una pena de hasta cadena perpetua, que se dará a conocer el próximo día 18 de septiembre.

Uganda, en proceso de aprobar una nueva ley homófoba

Como es bien conocido, el clima de odio hacia las personas LGTB en Uganda se ha exacerbado con motivo del proceso de discusión y aprobación de una ley que pretendía endurecer el trato penal a la homosexualidad, una ley que ha sido anulada por el Tribunal Constitucional de Uganda por un defecto de forma, a pesar de lo cual ya se puso en marcha otra iniciativa el año pasado para aprobar una nueva ley que sustituya a la anterior. Una norma que eliminaría las referencias directas a la homosexualidad, que sería sustituida por el eufemismo “prácticas sexuales antinaturales” y se centraría en castigar con penas de cárcel cualquier actividad considerada como “promoción” de las relaciones no tradicionales.

Una jugada con la que el presidente Yoweri Museveni intentaría mantener su popularidad sin poner en riesgo la ayuda externa que recibe el país. Aunque el presidente amagó en su momento con vetar la anterior ley, al final optó por sumarse a la corriente homófoba y apoyarla; una decisión adoptada en clave interna, pero que a nivel internacional no le trajo más que quebraderos de cabeza, incluyendo sanciones económicas en forma de reducción de la ayuda exterior.

Un informe elaborado por Sexual Minorities Uganda en mayo de 2014 denunciaba el extraordinario aumento en los ataques contra las personas LGTB en el país desde que se inició todo este proceso legal. Desde su aprobación inicial y hasta la fecha de elaboración del informe, se habían producido 162 de estos incidentes, que incluían linchamientos, violencia colectiva, incendio de hogares, chantaje, pérdida de puestos de trabajo, detenciones, expulsiones y suicidios. El informe denunciaba el ambiente de hostilidad creado durante todo el proceso de tramitación de la ley, cuyo fruto es la autoridad práctica para perseguir a las personas LGTB con total impunidad. Un terrible ejemplo de este clima asfixiante lo recogíamos el pasado enero, cuando nueve hombres homosexuales sufrieron un intento de linchamiento y la policía, en lugar de protegerlos, los detuvo y sometió a torturas.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Periódico de Kenia publica una lista de personas homosexuales, promoviendo su persecución

Miércoles, 13 de mayo de 2015

citizenEn Kenia “no hay lugar para la homosexualidad”

Nuevamente un periódico de un país africano pone en riesgo la vida de personas LGTB llevando a su portada sus nombres y fotografías.

La homosexualidad se ha convertido en un tema de actualidad en Kenia tras el fallo de un tribunal en el que obliga al gobierno a permitir el registro de asociaciones de gays y lesbianas después la justicia considerara que este colectivo necesita reconocimiento. El tribunal estimó que la religión y la moral imperantes no pueden socavar los derechos constitucionales, entre ellos el de asociación. También resolvió que las garantías recogidas en la Constitución de Kenia son aplicables a todos los ciudadanos, sea cual sea su orientación sexual.

Habrá que esperar al resultado de la apelación anunciada por el Foro de Cristianos Profesionales de Kenia, que se personó como parte afectada en el bando de los acusados, lo que motivaría la intervención del Tribunal Supremo, que es el que tiene la competencia final para la interpretación de la Constitución. En cualquier caso el fallo fue recibido con satisfacción por la NGLHRC. Sin embargo, Kenia no es un país precisamente fácil para las personas LGTB, y entraba dentro de lo previsible que sucediera algo como lo ocurrido ahora.

Después de que este fallo provocara la indignación de la mayoría de la población keniana, que se opone a la homosexualidad en el país, el popular semanario Weekly Citizen ha causado un gran revuelo en la capital después de que publicara los nombres y fotos de varios kenianos populares, señalándoles como homosexuales.

El periódico de KeniaWeekly Citizen” publicó en su portada un listado de personas LGBT, con nombres y fotos, bajo el titular “Top gays, lesbians list in Kenya out” (“Destapamos la lista de los principales gays y lesbianas de Kenia”), una acción que pone en peligro sus vidas. El diario de Nairobi, que se describe a sí mismo como “el periódico político más acreditado de Kenia”, muestra en su portada las caras de 12 personas, con nombre, apellidos y descripción. En las páginas interiores se hace una descripción al detalle de cada uno de ellos, incluso de los que no habían salido públicamente del armario. Algunos de ellos son conocidos internacionalmente como activistas por los derechos de la comunidad LGBT. En la lista también aparece un político y un cantante de gospel. Podemos ver entre ellos políticos, hombres de negocios, periodistas y activistas. Un día después, la edición en papel del periódico llevaba a su portada las fotografías de diez de ellos. Algunas son personas abierta y públicamente LGTB, pero no todas, y en cualquier caso la publicación explicita de sus nombres en una lista así les sitúa en una posición de alto riesgo. “Si los homófobos querían un objetivo, si la policía quería detener a alguien, si jóvenes antigays estaban buscando adolescentes a los que atacar, ahora ya tienen un rostro y un nombre”, ha declarado a Gay Star News el activista Denis Nzioka, precisamente uno de los nombres de la lista. “Ahora somos objetivos andantes”, ha añadido.

Entre los que están en la lista se encuentra Maina Kageni, un célebre locutor de radio; el profesor de la Escuela universitaria de Derecho de Buffalo (en el estado de Nueva York) Makau Mutua; el escritor Binyavanga Wainaina, abiertamente gay, o el periodista John Githongo y muchos otros se encuentran entre los que han sido mencionados en el periódico. Los activistas temen que este artículo forme parte de “una campaña para encender aún más al odio contra la comunidad LGBT”.

Aunque Citizen Weekly presenta la información como periodística y se cuida de no llamar expresamente a la violencia, lo cierto es que todo apunta a que el artículo se inscribe en una campaña de hostilidad hacia las personas LGTB. Los antecedentes de publicaciones similares en otros países africanos, muy singularmente en la vecina Uganda, no son desde luego alentadores: desde el tabloide Red Pepper, que publicó en 2014 lo que llamó el “top 200″ de los homosexuales ugandeses, hasta el asesinato en 2011 del activista ugandés David Kato tras ser uno de los 100 ciudadanos homosexuales cuyo nombre y fotografía habían sido publicados por Rolling Stone (otra publicación local), acompañados de la leyenda “Hang Them” (“a la horca”).

La homosexualidad es ilegal en Kenia, lo que obliga a muchos kenianos a permanecer en el armario. Los activistas temen que el periódico incite a la violencia colectiva, similar a cuando el activista ugandés David Kato fue asesinado después de ser “nombrados y avergonzados” en la primera página de un periódico sensacionalista en 2010. La diferencia con el caso de Uganda es que en el Weekly Citizen no se llama directamente a la violencia o al asesinato, como ocurrió entonces.

El vicepresidente del país, William Ruto, afirmó en una iglesia de Nairobi la semana pasada que no “hay lugar” para la homosexualidad en la sociedad keniana y que está dispuesto a proteger “la religión y los valores culturales” del país. “No vamos a permitir la homosexualidad en nuestra sociedad porque viola nuestras creencias religiosas y culturales”, dijo Ruto en la iglesia Jesus Winner Ministry de las afueras de Nairobi. “Vamos a estar junto a nuestros líderes religiosos para defender nuestra fe y nuestras creencias (…) No hay lugar para la homosexualidad en este país, se lo puedo asegurar”, añadió.

La difícil situación de las personas LGTB en Kenia

Kenia es un país mayoritariamente cristiano (aunque con una importante minoría musulmana) y profundamente homófobo, que castiga la práctica de la homosexualidad con penas de hasta 14 años de cárcel, en base a leyes heredadas de la época colonial británica. Precisamente a principios de este año informábamos de la detención de dos hombres, acusados de practicar la homosexualidad, víctimas de una operación policial más amplia, con la que se pretendería dar ejemplo tras salir a la luz unos informes que señalan un aumento del turismo homosexual en la zona costera del país.

A las leyes vigentes y a la agresividad de las fuerzas policiales, se suma una marcada homofobia social. Según un estudio del Pew Global Attitudes Project de 2013, únicamente un 8% de sus 44 millones de habitantes estaría dispuesto a algún reconocimiento social de los homosexuales, y un 90% considera tal orientación sexual inaceptable.

Sin embargo, como evidencia la noticia que nos ha ocupado, existe en Kenia un valeroso grupo de activistas LGTB muy productivo. Entre sus miembros se encuentra Denis Nzioka, que incluso trató de presentarse en las últimas elecciones presidenciales como candidato y así visibilizar a la población LGTB. También David Kuria Mbote se presentó como senador en las últimas elecciones, aunque tuvo que cancelar su campaña debido a las fuertes amenazas recibidas y la falta de fondos. Su breve campaña, sin embargo, sirvió para que por primera vez una persona abiertamente gay pudiera dirigirse a sus conciudadanos y ser escuchado.

La salida del armario del escritor keniano Binyavanga Wainaina y el que se desarrollaran sin incidentes las protestas convocadas en Nairobi el pasado 2014 contra la legislación ugandesa alentaban incluso la esperanza de una mayor apertura en Kenia para los derechos LGTB. Esperanza que se ha visto truncada, como muestra la detención en julio de 2014 de sesenta personas en un club de ambiente de Nairobi. Incluso se ha presentado una iniciativa ante el Parlamento de la nación, que pretende que los actos homosexuales sean sancionados con cadena perpetua para los kenianos y lapidación para los extranjeros.

Fuente Cáscara Amarga y Dosmanzanas

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Orange retira su publicidad de un tabloide homófobo ugandés.

Martes, 11 de marzo de 2014

650_1000_uganda-1Leemos en Dosmanzanas que la empresa francesa de telecomunicaciones Orange ha comunicado que cesará de insertar publicidad en el semanario ugandés Red Pepper, desde donde se alienta a la persecución pública de los homosexuales. La organización de defensa de los derechos LGTB All Out insta a las empresas ubicadas en Uganda a que actúen del mismo modo, retirando su publicidad de los medios homófobos y comprometiéndose a proteger y apoyar a sus trabajadores LGTB.

Como informábamos hace unas semanas, tras la promulgación por el presidente Yoweri Museveni de la ley que endurece el trato penal a gais y lesbianas, en Uganda se ha instalado el horror homófobo. Uno de los que han contribuido a esa exacerbación de la homofobia es el tabloide Red Pepper, que ha publicado lo que ha llamado “el top 200″ de los homosexuales de Uganda, dando a conocer 200 nombres entre los cuales hay conocidos activistas LGTB (como Pepe Julian Onziema) pero también personas que nunca han expresado públicamente su orientación sexual y otras que sin ser LGTB han apoyado la igualdad de derechos. No hay que olvidar que el asesinato en enero de 2011 del activista gay David Kato se produjo tras ser uno de los 100 ciudadanos homosexuales cuyo nombre y fotografía habían sido publicados por Rolling Stone (otra publicación local), acompañados de la leyenda “Hang Them” (“a la horca”).

Desde la organización de defensa de los derechos LGTB All Out se constató que Red Pepper exhibía publicidad de la empresa francesa de telecomunicaciones Orange, iniciándose el pasado miércoles 5 de marzo una petición para que tanto la multinacional francesa como el resto de empresas implantadas en Uganda cesen de colaborar con una publicación empeñada en una cruel caza de brujas contra un colectivo tan desamparado como el de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales. La petición ha recogido hasta el momento más de 70.000 firmas.

Dos días más tarde, el jefe de prensa de la empresa francesa, Jean-Bernard Orsoni, comunicaba que Orange había tomado la decisión de cesar su colaboración con el tabloide homófobo. Orsoni explicaba que “nos anunciamos en todos los países donde operamos, y, por desgracia, nuestra publicidad se publicó en esa revista. Nos ha impactado, pero no tenemos ningún control editorial sobre los medios de comunicación en los que insertamos nuestra publicidad”.

Instan a seguir el ejemplo de Orange

Guillaume Bonnet, responsable de la campaña de All Out en Francia, cree que “Orange puede desempeñar un papel importante tomando la iniciativa y mostrando las consecuencias que puede tener el proyecto de ley contra la homosexualidad en Uganda para los negocios. Si  Orange y otras compañías actúan de este modo, enviarán un mensaje inequívoco a los medios de comunicación y al gobierno de Uganda”. Desde All Out también se insta a que tanto Orange como las demás empresas protejan y apoyen a sus trabajadores en Uganda, incluidos los trabajadores LGTB.

En este sentido, la asociación de trabajadores LGTB de Orange, Mobilisnoo, remitía el mismo viernes 7 de marzo un comunicado al comité ejecutivo del grupo de telecomunicaciones, en el que recordaban que la empresa es “signataria de la carta de compromiso LGTB desde enero de 2013 y que desde el año 2000 la carta deontológica de las Naciones Unidas obliga a condenar enérgicamente estos actos”. El jefe de prensa de Orange aseguraba que “tenemos por costumbre proteger a nuestros trabajadores, sean quienes sean”.

Guillaume Bonnet no dejaba de señalar que la ley recientemente aprobada castiga también a las empresas y multinacionales que apoyen de algún modo a los homosexuales, pudiendo sus responsables ser condenados a penas de prisión de hasta 7 años. “Si Orange defendiera a sus trabajadores LGTB, la empresa sería culpable según la ley”, afirmaba el responsable de All Out, constatando lo absurdo y desproporcionado de la legislación homófoba ugandesa.

Hasta ahora, tan solo una gran empresa ha protestado públicamente contra dicha legislación. El pasado mes de diciembre, el presidente de Virgin, Richard Branson, comunicaba su negativa a hacer negocios en Uganda como consecuencia de la aprobación de la ley homófoba e invitaba a otras empresas a hacer lo mismo. “Los Gobiernos tienen que comprender que las personas deben poder amar a quienes quieran. No es asunto de ningún Gobierno (ni de nadie) juzgar la sexualidad de las personas. En su lugar, deberían celebrar que las personas construyan relaciones amorosas que fortalezcan la sociedad, sin importar quiénes son”, expresaba Branson en una entrada publicada en su propio blog.

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

El horror homófobo se instala en Uganda.

Sábado, 1 de marzo de 2014

Uganda1Nos cuenta Dosmanzanas que no ha pasado ni una semana desde que el presidente de Uganda, Yoweri Museweni, firmara -y defendiera con pasión- la ley que castiga con penas de hasta cadena perpetua a a gays y lesbianas e incluso criminaliza a todo aquel que les de cobertura o no los denuncie, y ya se empiezan a conocer las primeras consecuencias del clima homófobo generado por esta infame legislación. A las denuncias de intentos de suicidio, de historias de acoso e incluso de algún asesinato se une, y esto sí es un hecho cierto, la publicación por un tabloide ugandés de los nombres de supuestos 200 homosexuales, que ven como sus vidas pueden convertirse en un infierno de la noche a la mañana.

El tabloide Red Pepper ha publicado lo que ha llamado “el top 200″ de los homosexuales de Uganda, dando a conocer 200 nombres entre los cuales hay conocidos activistas LGTB (como Pepe Julian Onziema) pero también personas que nunca han expresado públicamente su orientación sexual y otras que sin ser LGTB han apoyado la igualdad de derechos. No se trata, desgraciadamente, de la primera vez que una publicación ugandesa hace algo así. Cómo no recordar el asesinato en enero de 2011 del activista gay David Kato, uno de los 100 ciudadanos homosexuales cuyo nombre y fotografía habían sido publicados por Rolling Stone (otra publicación local), acompañados de la leyenda “Hang Them” (“a la Horca”). Es cierto que el asesino de Kato fue finalmente detenido y condenado a 30 años de cárcel y que un juez llegó a prohibir la publicación de este tipo de listas, pero la propia Red Pepper hacía oídos sordos a la prohibición y seguía hace un año los pasos de Rolling Stone publicando una nueva lista de supuestos “reclutadores gays” que incluía nombres y fotos. Ahora, con el nuevo marco legal, es seguro que las publicaciones ugandesas se sentirán mucho más respaldadas para cometer este tipo de barbaridades.

Otra espantosa noticia que han recogido algunas webs es el asesinato de un joven, supuestamente gay, que habría sido quemado vivo en los días posteriores a la aprobación de la ley por el Parlamento de Uganda, que tuvo lugar a finales de diciembre. La historia no ha sido confirmada, y aunque algunas de las páginas que la recogen reproducen una terrible fotografía del cuerpo del joven aún en llamas siendo observado por un grupo de niños, bien podría corresponder a otro tipo de incidente (terrible en cualquier caso). Más fiable parece el testimonio de Kasha Nabagesera, una de las activistas LGTB más importantes de Uganda, que puesta con comunicación con Fundación Triángulo (ver más abajo) ha contado, entre otras cosas, que una pareja de chicos gays ha sido asesinada en Kampala “al no dejarse detener por la policía”.

También merece credibilidad el testimonio a la web británica Gay Star News del activista Pepe Julian Onziema (antes mencionado como una de las personas incluidas en la lista de Red Pepper) según el cual varias personas habrían intentado suicidarse -tres de ellas lo habrían conseguido- al no poder soportar la situación que se les viene encima.

Condena internacional y suspensión de la ayuda

ban-ki-moonEn otro orden de cosas, la aprobación de la ley homófoba ha merecido la condena de personalidades y organismos internacionales. Algunas de ellas, como las de Desmond Tutu o las de la Casa Blanca, ya las recogíamos el lunes. Pero ha habido muchas más, entre ellas la del secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, que al igual que hizo Tutu comparó la legislación homófoba de Uganda al nazismo y al apartheid; la del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon; la de la alta comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Navanethem “Navi” Pillay, o la de la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, la inglesa Catherine Ashton, por mencionar algunas de las más relevantes.

También resulta significativo que varios países hayan anunciado ya la paralización de las ayudas económicas a Uganda o al menos su revisión. Es el caso de Dinamarca, Holanda, Noruega, Reino Unido o Suecia. Varios de estos países han anunciado que derivarán dichas ayudas, en lugar del al Gobierno de Uganda, a organizaciones de la sociedad civil favorables a los derechos humanos. Conviene precisar, en este punto, que la retirada de ayuda internacional a Uganda es rechazada por la mayoría de los activistas LGTB de ese país, al considerar que no mejorará la situación y que incluso podría generar más hostilidad interna hacia las personas LGTB. El Gobierno de Uganda, entretanto, se muestra desafiante y ya ha manifestado a través de su portavoz que las amenazas de retirada de la ayuda occidental por este tema le son indiferentes.

Condena de los colectivos españoles

También en España se han sucedido las condenas, sobre todo por parte de los colectivos LGTB. La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha hecho extensiva la condena a la situación que viven las personas LGTB en numerosos países de África y ha pedido al Gobierno español “que trabaje activamente por un cambio en esta zona del mundo, por la garantía de los Derechos Humanos, independientemente de la orientación sexual y la identidad de género, y las garantías para el libre movimiento de las familias LGTB”.

Más rotunda se ha mostrado la Confederación COLEGAS, que ha exigido una condena pública del Ministerio de Asuntos Exteriores. “Desde COLEGAS solicitamos al gobierno español a que se pronuncie oficialmente sobre estos temas y que haga unas reconvenciones a estos países, algo que tradicionalmente realizan la mayoría de países occidentales pero que no acaba de incorporarse a la política exterior española”, ha declarado su presidente, Paco Ramírez. COLEGAS ha demandado a la Agencia Española de Cooperación Internacional que haga públicas las cantidades que España entrega a Uganda, Nigeria, Zimbabue y Gambia en concepto de ayudas y los conceptos en los que se entrega, así como la congelación inmediata de toda ayuda enviada directamente a sus gobiernos “con excepción de las ayudas a ONG y otro tipo de organizaciones humanitarias”.

La activista Kasha Nabagesera, “aterrorizada”

Fundación Triángulo, por su parte, se ha puesto en contacto con Kasha Nabagesera, una de las activistas LGTB más importantes de Uganda, que les ha transmitido que por el momento se encuentra bien pero “aterrorizada”. Nabagesera les ha comunicado, como hemos recogido arriba, que una pareja de chicos gays ha sido asesinada en Kampala “al no dejarse detener por la policía”. Si antes Nabagesera tenía que cambiar habitualmente de residencia, ahora no puede ni siquiera pensar en esto ante el miedo a ser descubierta.

“Esta situación nos ha llevado a replantearnos no solo el retroceso de derechos humanos de personas LGBT en Uganda, sino la demonización y la criminalización de personas que no elegimos amar de manera diferente. Desde Fundación Triángulo estaremos vigilantes de nuestros compañeros activistas con nombre propio que sin miedo y con toda la valentía que les caracteriza, han comandado una lucha por el respeto de sus derechos. Es en nombre de ellos y de David Kato que el activismo africano debe seguir en pie de lucha”, ha declarado el presidente de Fundación Triángulo, José María Núñez.

El Congreso declara 2014 año de los derechos LGTB

Siguiendo en España, es obligado referirse a la resolución del Congreso de los Diputados, que por una vez ha sido sensible a la ola homófoba que viven numerosos países de África y del mundo y ha aprobado por unanimidad una propuesta que la FELGTB había remitido a los grupos políticos y que ha materializado Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) tras acordarla con los grupos popular y socialista. La resolución condena “la persecución y criminalización de las personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales, así como las leyes homófobas que las institucionalizan, en cualquier lugar del mundo” y declara 2014 “Año por el Reconocimiento de los Derechos Humanos de las personas LGTB”.

Asimismo, el Congreso de los Diputados insta al Gobierno español a:

  • Mantener el compromiso de defensa en la ONU y otros foros internacionales de la aplicación efectiva de las normas de derechos humanos, en especial del artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que establece que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, promoviendo la protección en todos los ámbitos de las personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales.
  • Seguir trabajando, en el marco de la UE y en otros foros, para promover activamente la derogación de las leyes que en numerosos países penalizan a las personas homosexuales y transexuales. Especialmente en los países del mundo que todavía permiten la aplicación de la pena de muerte por mantener relaciones homosexuales consentidas entre personas adultas.
  • Buscar todas las fórmulas legales que permitan establecer un protocolo que garantice una especial atención a los procedimientos y solicitudes de asilo y refugio de las personas perseguidas por su identidad u orientación sexual y/o por su compromiso en la defensa de los derechos humanos de estas.
  • Colaborar en los trabajos y actividades que se desarrollen con motivo del ‘Año por el Reconocimiento de los Derechos Humanos de las personas LGTB’.

Desde dosmanzanas felicitamos tanto a la FELGTB como al Congreso por la aprobación de esta resolución. Ahora queda lo más difícil: que no quede en papel mojado y que el Gobierno español la haga efectiva. “Nos ponemos a disposición del Gobierno para trabajar en ello”, ha declarado al respecto Boti García Rodrigo, presidenta de la FELGTB.

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Frank Mugisha: “La homofobia no es algo propio de África, es una cosa importada”

Viernes, 21 de febrero de 2014

2011_Frank_Mugisha_SMUG_leaderLeemos en Ociogay:

Frank Mugisha es el principal activista LGTB de Uganda

Si el presidente de Uganda decide firmar esta semana lo que se ha llamado el peor proyecto de ley contra los homosexuales en el mundo habrá una gran revuelo internacional. Para uno de los más prominentes activistas LGTB del globo la decisión tendría repercusiones inmediatas. Con toda probabilidad, no se le permitiría volver a casa.

Se trata de Frank Mugisha , de 32 años, activista ugandés que está  ahora en Londres para instar a los políticos a hacer campaña por los derechos de las personas homosexuales en su país. Lleva una especie de doble vida: en Uganda , donde ya es un crimen ser gay y donde el presidente se refiere a la homosexualidad como una ”anomalía “, su organización, Minorías Sexuales de Uganda opera desde una ubicación secreta. Está acostumbrado a ser golpeado en los supermercados y encerrado en la cárcel . Su colega, el activista David Kato, fue brutalmente asesinado hace tres años.

Fuera de su país, ha ganado muchos elogios, incluyendo el  premio Robert Kennedy de Derechos Humanos y el Thorolf Rafto por su activismo. Cuando la prensa británica le pregunta si sabe que corre peligro de muerte en su país, contesta: “Definitivamente”. “Estaría loco si no lo pensara, porque yo he visto lo que ha pasado y  lo que está pasando. Los propios ugandeses me preguntan : ‘ ¿Cómo te atreves ?”. Algunas personas que conozco no pueden decirle a la persona al lado que ellos son homosexuales. Tomo precauciones adicionales con todo lo que hago en la vida … pero he entendido que podía enfrentar el riesgo en cualquier momento”.

Para Mugisha esta oleada antihomosexual en su país no es algo natural. “Está claramente importado de Occidente”. Establece una  relación directa entre lo que está ocurriendo en Rusia y en su país. Asegura que el movimiento evangélico lleva desde 2009 haciendo un gran trabajo de lobby contra los homosexuales. Han recorrido durante años escuelas, ministerios, los partidos políticos advirtiendo de la poderosa agenda gay que tenía África como siguiente objetivo. Resultado: pena de muerte para los homosexuales.

Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.