Archivo

Archivo para Viernes, 1 de mayo de 2020

1º de Mayo, San José Obrero

Viernes, 1 de mayo de 2020

En la fiesta del 1º de Mayo, no podemos olvidarnos de que Jesús de Nazaret era un obrero, de estirpe de obreros, encallecidas sus manos con el trabajo diario, solidario con los que sufrían las injusticias y el desprecio, hermano de los “anawim“…

UnNacimientoQueCambioElMundo006

Vivías del trabajo cotidiano,
fuiste un trabajador, un simple obrero;
¿tu fidelidad?: –“es José el carpintero”-,
un humilde currante, un artesano.

Trabajo en el que fuiste nuestro hermano;
un trabajo de honrado jornalero
que en todo cuanto hace pone esmero,
porque sabe que Dios usa su mano.

Patrono del trabajo y su salmista,
-manos callosas y dedo vendado-
enseña al hombre de hoy, tan derrotista,
a vivir su trabajo ilusionado,
más alegre, cristiano y optimista,
más solidario y más humanizado.

*

JESÚS ADOLESCENTE EN EL TALLER DE JOSÉ.-John Everett Millais

Y EL VERBO SE HIZO CARNE

En el vientre de María

Dios se hizo hombre.

Y en el taller de José

Dios se hizo también clase.

*

Pedro Casaldáliga,
“Fuego y ceniza al viento. Antología espiritual”,
Sal Terrae, 1984,

***

15

Dios creó al hombre no para vivir aisladamente, sino para formar sociedad. De la misma manera, Dios «ha querido santificar y salvar a los hombres no aisladamente, sin conexión alguna de unos con otros, sino constituyendo un pueblo que le confesara en verdad y le sirviera santamente».

Desde el comienzo de la historia de la salvación, Dios ha elegido a los hombres no solamente en cuanto individuos, sino también en cuanto miembros de una determinada comunidad. A los que eligió Dios manifestando su propósito, denominó pueblo suyo (Ex 3,7-12), con el que además estableció un pacto en el monte Sinaí.

Esta índole comunitaria se perfecciona y se consuma en la obra de Jesucristo. El propio Verbo encarnado quiso participar de la vida social humana.

Asistió a las bodas de Caná, bajó a la casa de Zaqueo, comió con publicanos y pecadores. Reveló el amor del Padre y la excelsa vocación del hombre evocando las relaciones más comunes de la vida social y sirviéndose del lenguaje y de las imágenes de la vida diaria corriente.

Sometiéndose voluntariamente a las leyes de su patria, santificó los vínculos humanos, sobre todo los de la familia, fuente de la vida social. Eligió la vida propia de un trabajador de su tiempo y de su tierra […].

Sabemos que, con la oblación de su trabajo a Dios, los hombres se asocian a la propia obra redentora de Jesucristo, quien dio al trabajo una dignidad sobreeminente laborando con sus propias manos en Nazaret.

De aquí se deriva para todo hombre el deber de trabajar fielmente, así como también ei derecho al trabajo. Y es deber de la sociedad, por su parte, ayudar, según sus propias circunstancias, a los ciudadanos para que puedan encontrar la oportunidad de un trabajo suficiente.

Por último, la remuneración del trabajo debe ser tal que permita al hombre y a su familia una vida digna en el plano material, social, cultural y espiritual, teniendo presentes el puesto de trabajo y la productividad de cada uno, así como las condiciones de la empresa y el bien común.

*

Gaudium et spes, 32 y 67

***

 

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

‘Iglesia por el Trabajo Decente’ reclama el ingreso mínimo vital y un pacto de Estado contra la precariedad laboral

Viernes, 1 de mayo de 2020

Iglesia-Trabajo-Decente-reclama-precariedad_2226387353_14549554_660x371Manifiesto de las entidades cristianas con motivo del 1º de Mayo

Piden el reconocimiento del derecho a la prestación por desempleo para las personas empleadas de hogar, la regularización extraordinaria e inmediata de los trabajadores “sin papeles”

““No nos cabe duda de que la crisis laboral y económica provocada por la pandemia del COVID-19 hubiera tenido un menor impacto sin la indecente precariedad laboral, ese ´virus´ que caracteriza el sistema de relaciones labores”

Reclama el reconocimiento de los “empleos más precarizados” (agricultura, trabajadoras del hogar, repartidores…) que se han descubierto como “esenciales para la sostenibilidad de la vida”

El panorama se presenta desolador: con cuatro millones de trabajadores que se verán afectados por un ERTE, más de 3,5 millones de parados, 1,4 millones de autónomos que han cesado su actividad, casi un millón de empleos destruidos, más de un millón de parados sin prestación… Este 1º de mayo del coronavirus tendrá muy presente la situación de millones de trabajadores y trabajadoras en nuestro país, y el mundo, abocados a un futuro incierto.

Por ello, la plataforma Iglesia por el Trabajo Decente (ITD), que aglutina a entidades como Cáritas, Conferencia Española de Religiosos CONFER, Hermandad Obrera de Acción Católica HOAC, Justicia y Paz, Juventud Estudiante Católica JEC y Juventud Obrera Cristiana JOC, ha elaborado un manifiesto en el que reclaman con urgencia la aprobación de un ingreso mínimo garantizado, el reconocimiento del derecho a la prestación por desempleo para las personas empleadas de hogar, la regularización extraordinaria e inmediata de los trabajadores “sin papeles”, así como un pacto de Estado que apueste por la centralidad de la persona y el trabajo decente.

La pandemia de la precarización

“No nos cabe duda de que la crisis laboral y económica provocada por la pandemia del COVID-19 hubiera tenido un menor impacto sin la indecente precariedad laboral, ese ´virus´ que caracteriza el sistema de relaciones labores, que lesiona los derechos de las personas trabajadoras y de sus familias; si la sanidad y el conjunto de políticas sociales hubieran contado con los recursos que necesitan y que fueron recortados como consecuencia de la anterior crisis financiera”, sostiene el manifiesto, que pone el foco en los “empleos más precarizados” (agricultura, trabajadoras del hogar, repartidores…) que “se han descubierto como esenciales para la sostenibilidad de la vida” durante la cuarentena, pero que siguen “ejerciendo sus funciones en condiciones precarias y en la mayoría de los casos sin la protección adecuada”.

ITD1M2020-10-10-1536x768

Entre las medidas concretas, ITD reclama que “se articulen e impulsen todas las medidas necesarias evitando que esto vuelva a pasar y para construir una red de protección social para quienes han perdido empleo, salario y derechos, para que nadie se quede atrás”.

Estas son algunas de las demandas:

• El reconocimiento de un ingreso mínimo garantizado en un programa articulado que integre las políticas sociales en España.

• El derecho a la prestación por desempleo para las personas empleadas de hogar, así como el reconocimiento social del trabajo de hogar y de cuidados.

• La regularización extraordinaria y urgente de los trabajadores y las trabajadoras “sin papeles” y descartados de los derechos de ciudadanía.

• Un pacto de Estado que, entre otras cuestiones, apueste por la centralidad de la persona y el trabajo decente, piedra angular sobre lo que se sostiene todo lo demás.

• El fortalecimiento del pilar de los derechos sociales en Europa.

El Manifiesto finaliza con una invitación “a las comunidades cristianas a unirnos, desde la distancia física obligatoria, desde nuestras casas, en la celebración y la oración”, y a “participar con creatividad en aquellas acciones que puedan hacer visible la necesidad de un trabajo decente acorde con la dignidad humana”.

Manifiesto de Iglesia por u… by Religión Digital on Scribd

Fuente Religión Digital

Espiritualidad, General , , , , , , , , , ,

La Iglesia de base cuestiona la negativa de la CEE a una renta básica permanente: “Nos parece una verdadera traición al Evangelio”

Viernes, 1 de mayo de 2020

75450043_986912461689049_5719527580655157248_n“La CEE sigue más las opiniones de la Fundación FAES”, afirma la CCP de Andalucía

“Esta postura está en contra del mismo Papa Francisco, quien el pasado 14 de abril propuso un salario universal para las personas trabajadoras más humildes y sin derechos”

“Es una postura hipócrita, que olvida que la jerarquía de la Iglesia católica recibe todos los años, al menos, la subvención permanente de la casilla de la Iglesia”

#NingúnHogarSinAlimentos: más de 300.000 familias nos necesitan

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía, seguidoras del mensaje de Jesús con más o menos acierto, constatamos que no es la coherencia la que prima en la Jerarquía de la Iglesia Católica oficial en España, ni siquiera en sus manifestaciones. Y esta vez en lo más elemental e incuestionable de la opción de Jesús, su opción por los pobres.  Se trata de la declaración del Secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), D. Luis Argüello,  en contra del Ingreso Mínimo Vital (IMV), en su modalidad permanente, que desea establecer a nivel nacional el gobierno español, aunque ahora de modo transitorio. Nos parece una verdadera traición al evangelio y que como se trata de una aportación al fin y al cabo política para que no se consiga esa ayuda a los pobres, no podemos menos que denunciarla

1ª.- Porque esta postura está en contra del mismo Papa Francisco, quien el pasado 14 de abril propuso un salario universal para las personas trabajadoras más humildes y sin derechos, entre los que citaba: “los vendedores ambulantes, los recicladores, los feriantes, los pequeños agricultores, los constructores, los costureros, los que realizan distintas tareas de cuidado”, y que “no tienen un salario estable para resistir este momento“. También en España existen esas personas trabajadoras humildes y precarias, como señalaba el Informe de FOESSA 2019, difundido por Caritas:  “El número de personas en exclusión social en España es de 8,5 millones, el 18,4% de la población, lo que supone 1,2 de millones más que en 2007 (antes de la crisis). Y dentro de este grupo “son 4,1 millones de personas en situación de exclusión social severa”.

2ª.- Porque creemos, que la CEE sigue más las opiniones de la Fundación FAESque opina también que no debe ser “una medida permanente y desincentivadora del trabajo”, en contra de la opinión de la propia Caritas, que el pasado 7 de abril emitió un comunicado , urgiendo al Gobierno español a establecer un Ingreso Mínimo garantizado, de ámbito estatal y no solo durante esta crisis, sino también para el futuro, aunque contando con “un complemento que facilite la incorporación al mercado de trabajo”.

 3ª.-  Porque estimamos que es una postura hipócrita, que olvida que la jerarquía de la Iglesia católica recibe todos los años, al menos, la subvención permanente de la casilla de la Iglesia, señalada en el IRPF y cuyo porcentaje el gobierno de Zapatero elevó, en septiembre de 2006, del 0’52% al 0’7%. Esta dotación directa y permanente del Estado, está en contra del n.5 del art. II, de los Acuerdos económicos entre el  Estado español y la S.Sede, firmados el 3 de enero de 1979, donde se indica que la Iglesia católica debe llegar a financiarse por si misma sus necesidades.

4ª.- Creemos, que todas esta actitudes de la CCE chocan frontalmente con la opción por los pobres que predicó Jesús.

Pensamos que es de justicia que quien no pueda acceder a un puesto de trabajo -porque no lo hay-, la Sociedad, el Estado, debe dotarle de los medios  mínimos de subsistencia. 

Estimamos finalmente que este compromiso en favor de las personas trabajadoras humildes y sin derechos, del que habla el Papa Francisco, no solo es ofrecerles el Ingreso Mínimo Vital, que anuncia el gobierno y al que se opone la CEE sino una Renta Básica Universal e Incondicional, ahora de cuarentena y posteriormente estable y permanente como derecho inalienable a la Vida.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

El envío de ayuda del papa Francisco a personas transexuales en situación de vulnerabilidad por la pandemia

Viernes, 1 de mayo de 2020

unnamed1Konrad Krajewski,

El limosnero del papa, el cardenal Konrad Krajewski, envió dinero a estas personas en Italia, que por pandemia quedaron sin clientes y pidieron asistencia.

Los trabajadores sexuales golpearon la puerta del párroco de Torvaianica, en la costa romana.

El cardenal polaco que se encarga de las obras de caridad por parte del papa Francisco confirmó al Corriere della Sera que acudió a esta localidad para ayudar a esta comunidad. “Es cierto que les hemos ayudado. Vengan a mí, todos ustedes, que están fatigados y oprimidos, y los refrescaré”, dice Jesús. Es el Evangelio. Estas personas son seres humanos que tenían hambre. Y todos somos hijos de Dios “, explicó Krajewski a este diario.

El párroco de la iglesia Beata Virgen Inmaculada de Torvaianica, Andrea Conocchia, había relatado a la agencia italiana Adnkronos que hace unos días se presentaron a su iglesia un grupo de transexuales, “casi todos latinoamericanos, a pedir ayuda porque con el COVID-19 ya no tenían clientes” y no sabían cómo sobrevivir.

La pandemia hizo acercar dos mundos distantes. “Vinieron de una manera muy respetuosa, delicada, poco a poco comenzamos a comunicar, a escucharnos, a saber de sus historias de vida”. Ellas pedían ayuda para cosas esenciales: “para pagar el alquiler de la habitación, pagar el tanque de gas, la factura de la electricidad”. “Entre ellos dividen los gastos, las rentas, se ayudan mutuamente como pueden. Se ha corrido la voz y ahora hay unas 20 personas que han pedido ayuda. Principalmente provienen de América Latina, aman mucho a Bergoglio y tienen fe. Me conmovió la imagen de uno de ellos que comenzó a rezar de rodillas ante la Virgen”, contó el párroco.

Como “eran personas de Perú, Colombia, Argentina…entonces, se me ocurrió de decirles: ‘Escribamos al Papa, él es de Latinoamérica’, nos escuchará, cuéntenles algo de ustedes, cómo viven, qué hacen, desde hace cuánto están aquí y así pueden pedir un auxilio”.

Algunas de las cartas escritas en español – con una caligrafía y forma sencilla – tenían partes salpicadas o borrosas, entre letras, por las lágrimas. Las cartas fueron entregadas al cardenal Konrad Krajewski.

Don-Andrea-ConocchiaAndrea Conocchia,

En las misivas – dice padre Andrea- ellas agradecían, decían rezar por el papa Francisco, pintaron corazones y otros cariños. “Lloraban por el dolor, por la vergüenza, por la marginación, la soledad y por las vidas que llevaban, una de ellas le cuenta al Papa su enfermedad (seropositiva – VIH)”.

“Este encuentro ha sido providencial, pues solo debido a la pandemia del coronavirus se ha podido dar, pues jamás las habría conocido”, afirma don Andrea que reafirma la “valentía de estas personas al pedir ayuda”, además porque no “conocían al párroco o no podían imaginar la reacción o la acogida que tendrían”.

Don Andrea es párroco desde el 22 de septiembre de la Iglesia Beata Virgen Inmaculada de Torvainanica transferido de otra zona donde también hay prostitución de personas transexuales ; Lido de Pini, localidad romana del litoral. “Sabía lo que hacían, pero jamás habíamos tenido la oportunidad de ayudarles”. Pero recuerda nítido que cada Viernes Santo venía un grupo nutrido a la iglesia para el ‘beso de la Cruz’.

Son “personas” que ahora son “amigas de nuestra comunidad parroquial” e instó a seguir el Evangelio que invita a la “misericordia” de Dios. “El Papa nos pide llamar a las personas por sus nombres,  sin adjetivos”.

“Ahora son personas amigas de nuestra parroquia, así como llamo ‘amigos’ a los detenidos o las familias que vienen por un mercado”. Un lenguaje signo de “cercanía pastoral, de apertura,  atención y disponibilidad gratuita e incondicional”. El párroco sin alguna pretensión sostiene que delante se abre un “camino de humanidad, de compartir, de escucha” con las comunidad de personas transexuales de la zona para volver a “los orígenes de la fe”.

No es la primera vez que el Papa expresa su cercanía con las personas transexuales. El Jueves Santo de 2015, durante la misa de la última cena celebrada en la prisión romana de Rebibbia, Francisco lavó los pies a una mujer transexual.

Las transexuales, comentó el párroco, son personas que viven al margen de la sociedad. De 30 a 80 euros por cosas que lastiman su dignidad. “¿Quién de nosotros les da confianza?, ¿quién de nosotros les daría hospitalidad en casa propia? ¿quién de nosotros les ofrecería un trabajo domestico? ¿quién de nosotros les saluda? Al contrario, se les desprecia y rechaza”.

Los transexuales, dijo el párroco, grabaron un audio en español para agradecer al pontífice su ayuda y en el que se escuchaba: “Muchas gracias al papa Francisco”, “que Dios los bendiga, gracias por todo”, “mil bendiciones, que la Virgen te proteja”.

getimage.aspxPor su parte, Krajewski explicó que el párroco de Torvaianica le escribió la historia de estas personas y que, como suele hacer con otras personas vulnerables, no dudó en enviar dinero para que pudieran ser ayudadas. Afirmó que durante la llamada telefónica habló siempre de “personas amigas” y no de transexuales. Así,  subrayó que sin conocerlas, estas personas “se armaron de valentía; una a una fueron llegando a la parroquia tocando la puerta para pedir comida, consolación y ser escuchadas”.

“Son personas que hicieron dinero en la oscuridad, por supuesto, tal vez tienen problemas con los documentos y no pueden solicitar subsidios. Otras parroquias informaron de problemas similares, de prostitutas que ya no tenían nada para comer. Entonces consigo el número de cuenta y doy todo lo necesario a la parroquia”, señaló el padre Conrado, como se le conoce en el Vaticano.

El cardenal limosnero agregó que “la caridad del papa está dirigida a cualquiera que sufra. En Semana Santa llevamos miles de paquetes a prisioneros y entre ellos, por supuesto, también había transexuales y prostitutas. Mi tarea es ayudar a quienes lo necesitan y vaciar la cuenta de caridad del Papa. Si está vacía, está bien. Y cuando se vacía, gracias a Dios, siempre hay benefactores que vuelven a donar”, aseguró.

Fuente Agencias/Vida Nueva

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Violencia en cuarentena: el doble encierro de las personas LGBT

Viernes, 1 de mayo de 2020

PARAGUAY_FESTIVAL_IGUALDAD_CARTELESPor Juliana Quintana

A 14 kilómetros de Asunción, en San Antonio, es de noche y están quemando basura. El humo se cuela en la casa de James a través de las ventanas que no están selladas, las puertas que no tocan el suelo y las grietas en la pared. Vive con su hermana queer y un papá, que le sigue tratando de “hija”.

Cada tanto pasa esto, que alguien prende un pucho, se quema algo o hacen un asado en el vecindario y a James se le comienza a desencadenar un ataque de asma. Ese día, cuando su papá lo ve llorando y respirando con dificultad,  le grita que está loca, que tiene un brote psicótico y llama a la policía.

“Me amenazó con pegarme con un ventilador, me dijo que me iba a romper la cara. Tuve miedo, entonces, comencé a gritar. Guardé algunas cosas en la mochila y me fui corriendo. Por un momento pensé que iba a alcanzarme porque se me enganchó el bolso en el portón. Lo arranqué de un tirón y corrí como 25 cuadras hasta el centro de Ñemby. Le pedí a unos amigues que me fueran a buscar”, cuenta James. Esto ocurrió unas semanas antes de que el Gobierno decrete el aislamiento preventivo en el país.

Cuando la cuarentena se volvió obligatoria, le escribió a su hermana porque estaba preocupado, no quería estar dando vueltas en la calle. Fue así que decidió volver a su casa. “Muchas de las discusiones empiezan porque le pido que no me diga ‘mi hija’. Él ya sabe que no me identifico como mujer, y tampoco soy de su propiedad”, expresa James.

Por eso, “para no lidiar con él” alteró su ciclo de sueño, duerme de día y vive de noche. Tiene 26 años y hace cuatro, cuando le dijo a su papá que era lesbiana, no parecía haber problemas. Pero cuando le dijo que era pansexual y que se identificaba con un género no-binario, no lo aceptó. 

“Es muy difícil vivir en un ambiente donde no se te respeta. Todo lo que tiene que ver conmigo se lo pregunta a mi hermana delante de mí, hace como que no estoy acá o me trata horrible. Él ve que estoy haciendo una transición que tiene que ver con mi imagen y eso parece ser muy drástico para él. Con mi hermana finge demencia y le da el privilegio de ser el hijo varón”, dice.

Una habitación propia

El coronavirus puso en evidencia los contextos de desigualdad y exclusión estructural que viven las personas LGBTI+ en Paraguay, así como las diferentes escenarios de violencias a la que están expuestas. Para les que ya vivían en hogares en los que eran discriminades por sus orientaciones sexuales o identidades de género, durante este periodo de confinamiento, la convivencia se vio agravada. El nombre de les entrevistades fueron modificados para proteger sus identidades.

Karina tiene 26 años y vive con sus madre y padre. Ellxs saben que es lesbiana desde el 2012 pero en la casa nunca se habla de esto. Cuando empezó el periodo de cuarentena, hace más de un mes, terminó con su pareja y prefirió no contárselo a nadie. “Yo hago un esfuerzo para no mostrarme mal en los espacios comunes. Soy consciente del privilegio de tener una habitación propia porque me da esa facilidad. Para la gente que quizás no tenga esa privacidad debe ser un proceso mucho más difícil. Pero el confinamiento me afecta al estar reducida a habitar un pequeño espacio”, confiesa.

Salir del closet en cuarentena 

Algo similar le ocurre a Carlos, que salió del clóset durante la cuarentena porque su mamá se dio cuenta de que estaba mal. “En general, prefiero guardarme el sufrimiento antes que preocuparlos porque van a reaccionar mal. Se lo tuve que contar a mi mamá hace poco. Era un día que yo estaba muy vulnerable, de esos que sentís que te tocan y te vas a desmoronar como una casita de cartas. Vino, me habló, me preguntó qué me pasaba. Y ahí no aguanté más, lloré muchísimo y le dije que soy gay”, expresa.

“Hay como una cultura de no hablar del tema. Y, en mi casa, no van a saber cómo lidiar con eso o lo van a responder con más silencio porque es una situación que fuerza a todos los miembros de la familia a quedarse en un mismo rincón. La actitud de elles no habilita que tengamos ese espacio para hablar”, sostiene Karina.

Carlos opina que su mamá “se lo tomó bien”, pero desde entonces no se volvió a mencionar el tema. Se encierra en su habitación y trata de distraerse con lo que puede: “No tenés escapatoria de lo que sentís ni de lo que pensás y eso forma como un estado de claustrofobia emocional. Tengo opciones para decir lo que siento, como hablar con los amigues o escribir, ver una peli, pero igual no tengo esa posibilidad de salir y tomar un café con alguien”.

Se gatilla el estrés 

Muchas personas LGBT que viven con sus familias están atravesando momentos difíciles, ya sea por rupturas o por un distanciamiento obligatorio de sus vínculos. En un artículo del portal queer Them, la psicoterapeuta estadounidense Laura A. Jacobs explica que estas preocupaciones actúan de manera sinérgica, activando nuestros estresores de fondo. Los sentimientos de depresión y desesperanza serán mucho más pronunciados en este periodo.

Montse Vera, psicóloga de la red feminista de salud mental, opina que la población LGBTI está desprotegida y tiene muchos más factores de riesgo psicológico. Según explica, hay más predisposición a estados depresivos por el rechazo que reciben tanto de adentro como afuera del hogar. La falta de actividades y de interacción social habilita un tiempo de soledad inédito que lleva a las personas a repensarse en esta sociedad que todo el tiempo moraliza y sanciona.

“Nos quedamos encerrades con nuestres fantasmas y cuando tenés personas que vienen con síntomas de depresión que sienten que su existencia no encaja, más la tristeza de sentirse presionades en la convivencia, exacerban los síntomas. Lo que yo estoy viendo en las terapias a distancia es que hay muchísimas pesadillas o impulso a la autolesión y algunas ideaciones suicidas, que tiene que ver con ese proceso. Hay una sensación de insatisfacción personal y de culpa”, reflexiona Montse.

Alicia es hija única, tiene 26 años y también quedó encerrada con sus padres. Susurra la palabra bisexual para que no la escuchen hablando de eso por teléfono. Según relata, se siente libre de expresar su sexualidad siempre y cuando sea fuera del ámbito de la familia. “Yo siento que tengo una muy buena relación con mis padres pero hay una parte de mí que ellxs no conocen. La persona que soy hoy es gracias a estos años de terapia que vengo haciendo”, manifiesta. En lo que va de la cuarentena, ya tuvo dos ataques de pánico.

La virtualidad como refugio

El encierro se duplica para quienes no salieron del clóset y están obligades a compartir más tiempo y espacio con las familias y se recluyen a sus habitaciones o en la virtualidad donde pueden ser elles mismes. Cada vez que discute con su papá, James se encierra en su habitación. “Me refugio en la virtualidad porque ahí es donde puedo exigir validación y obtenerla, o ser parte de una imaginería en la que la gente identificada de esta manera puede también compartir espacio”, dice.

Sobre ese punto, a Karina le ayuda concentrarse en el trabajo y conectarse con sus amigas. Cree que es una buena manera de descentrarse y entender que si bien todes tenemos derecho a sufrir, hay quienes están con problemas habitacionales más graves o esperando esos 500.000 guaraníes de subsidio para sobrevivir (se refiere a Pytyvo, el programa del Estado que gira 76 dólares a un miembro de la familia, una vez al mes). “Me ayuda tocar un instrumento, hablar o conectar con amigos, tratar de pensar cómo están las otras personas a mi alrededor”.

Existe un imaginario en el que pasar más tiempo con la familia durante el encierro podría facilitar la comunicación. Alicia cree que la cercanía y la proximidad de este tiempo se traduciría en comprensión. Sin embargo, para Montse, este no es el momento de solucionar conflictos históricos con la familia porque en caso de que se produzca una situación de quiebre, no hay a dónde acudir. 

Acá no hay una Secretaría de diversidad, menos un Ministerio, ni hay una estructura estatal que lxs proteja. Lo que hay son organizaciones que tienen también sus limitaciones en la atención en este momento. Entonces, ¿adónde vas? Encima con el contexto del covid, si te vas de la casa, no es fácil que cualquier amigx te reciba. Por ahora, es importante evitar la confrontación en lo posible y estar en contacto permanente con los afectos ya sean amigues o vínculos”, recomienda la profesional.

Las personas trans en emergencia 

El Decreto del Gobierno que insta a la ciudadanía a “quedarse en sus casas” restringe los horarios de trabajo hasta las 20:00hs. Para les trabajadores sexuales que ofrecen sus servicios en la vía pública o en casas de citas esto significa un descenso en la demanda. Tienen que dedicarle más horas al trabajo para ganar lo mismo. Muchas viven al día, si no juntan el dinero, no pagan la habitación en la que viven, no comen, no llegan a pagar el alquiler.

“Las personas travestis y trans somos vulnerables a adquirir y transmitir el virus a nuestro entorno cercano a través de la convivencia. La disposición del gobierno de quedarnos en nuestras casas y la restricción la circulación en horas de la noche afecta a las trabajadoras sexuales que ofrecen sus servicios en la vía pública o en casas de citas”, expone la activista trans por los derechos humanos Yren Rotela.

Desde el centro comunitario de formación y albergue transitorio Casa Diversa en varias ocasiones pidieron el apoyo del Estado. Solicitaron alimentos de primera necesidad y elementos de cuidado que las permita protegerse pero hasta la fecha no contaron con ninguna respuesta. Ellas mismas se autogestionaron kits para personas trans y todas las semanas preparan ollas populares a partir de donaciones y colectas de alimentos no perecederos*.

Muchas personas trans que ejercen el trabajo sexual que fueron expulsades de hoteles precarios o que viven hacinades en asentamientos sin ninguna asistencia del Estado ahora están en situación de calle, sin paradero. Además, en las últimas semanas denunciaron casos de violencia institucional por parte del brazo armado de la policía, conocido como Grupo Lince.

Según Darío Arias, militante LGBTI de Argentina y cosecretarie regional de ILGALAC (Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex para América Latina y el Caribe), a nivel regional, la violencia a las que habitualmente están sometidas estas comunidades creció exponencialmente. Esto se debe a que la enorme mayoría de los gobiernos de la región no tomaron medidas preventivas con un enfoque específico en materia de géneros y diversidad sexual.

“Las personas LGBTI+ están en una situación de emergencia en materia de derechos, especialmente lxs travestis y trans. Es fundamental que los estados de la región implementen medidas con una perspectiva antidiscriminatoria y con un enfoque de géneros y diversidad como así también territorial e interseccional. Esto, por supuesto, tiene que hacerse en relación a todas las dimensiones que nos atraviesan como sujetos en esta sociedad”, refuerza.

*Para donaciones a Casa Diversa: Cta. Cte. Banco Familiar: 22 2660341 y Giros Tigo: (+595)984609823.

Agencia Presentes recuerda: Todos nuestros contenidos son de acceso libre. Para seguir haciendo un periodismo inclusivo y riguroso necesitamos tu ayuda.  Podés colaborar aquí.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Las trabajadoras sexuales trans que no tienen reconocimiento legal de género no pueden acceder al apoyo financiero de COVID-19

Viernes, 1 de mayo de 2020

sex_workers_rights_stockholm-e1576606708975-1024x659Cartel en una marcha por los derechos de las trabajadoras sexuales en Estocolmo. (Twitter / SWARM)

 Las trabajadoras sexuales trans en Grecia que no tienen reconocimiento legal de género están siendo excluidas del apoyo gubernamental ante la pandemia de coronavirus.

En Grecia, donde el trabajo sexual está legalizado pero fuertemente regulado, solo los ciudadanos griegos con un marcador de género femenino en sus documentos pueden trabajar en lugares cerrados, por lo que pueden recibir apoyo del gobierno durante la pandemia.

Esto significa que las trabajadoras sexuales trans sin reconocimiento legal de género, así como las trabajadoras sexuales migrantes indocumentadas, las trabajadoras sexuales refugiadas y las trabajadoras sexuales que buscan asilo, no se consideran elegibles para el apoyo financiero del gobierno, según Open Democracy.

Grecia no está sola. En toda Europa, en países donde el trabajo sexual está total o parcialmente criminalizado, las trabajadoras sexuales luchan por sobrevivir durante el encierro y no pueden acceder al apoyo financiero disponible para otros trabajadores.
El comité de trabajadoras sexuales exige que los gobiernos protejan a los trabajadores marginados.

Con COVID-19 arrojando luz sobre la falta de protección en Europa para las trabajadoras sexuales, que están siendo excluidas de los paquetes de apoyo financiero del gobierno, el Comité Internacional sobre los Derechos de las Trabajadoras Sexuales en Europa (ICRSE) ha publicado un llamado a la acción.

“Las trabajadoras sexuales de todos los géneros han estado entre las más afectadas por la pandemia COVID-19 en Europa y Asia Central”, dijo ICRSE en su llamado a la acción. “Las restricciones, el autoaislamiento y las restricciones de viaje nos han dejado sin trabajo, presionando a algunos a las calles y a la indigencia, donde la pandemia aumenta los riesgos”.

Dado que el trabajo sexual está criminalizado en diversos grados en todos los países de la región, la mayoría de nosotros no hemos podido acceder a las salvaguardas proporcionadas para muchos otros trabajadores, como el pago por enfermedad y los beneficios sociales.

El llamado a la acción, que reúne la respuesta COVID-19 de organizaciones de trabajo sexual en Europa y Asia Central, exige que el trabajo del gobierno implemente políticas basadas en evidencia y derechos para proteger a los trabajadores marginados, tanto durante la pandemia de coronavirus como después. .

“Nuestras comunidades en toda Europa informan la exclusión sistémica de los rescates del gobierno y las medidas de apoyo para sustituir los ingresos faltantes, y en muchos contextos incluso nos enfrentamos a una mayor vigilancia y vigilancia”, continuó ICRSE.

“Una gran cantidad de inmigrantes indocumentados que trabajan en la industria no se enfrentan a la protección de los estados y los servicios sociales, mientras que las trabajadoras sexuales trans y las mujeres de color luchan con niveles extremadamente altos de discriminación y violencia”.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.