Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Exorcismo’

Indonesia podría aprobar en 2021 los “exorcismos” a personas LGTB+

Martes, 21 de julio de 2020

indonesia-latizagos-homofobia-696x522Comienza a debatirse el proyecto de ley de los conservadores islámicos que, entre otras barbaridades, obligaría a personas homosexuales y transgénero a someterse a un “exorcismo” para ser “rehabilitados”

Que la situación del colectivo LGTB+ en Indonesia lleva años siendo muy preocupante es algo que todos sabemos ya. Un exorcismo para que dejes de ser homosexual,  viene a ser lo mismo que aún se hace en países como Estados Unidos o España: una terapia de conversión.

En Indonesia no es ilegal ser homosexual salvo en la provincia de Aceh, un territorio autónomo que lleva ya tiempo persiguiendo al colectivo LGTB+. Pero el radicalismo en el país del mundo con más número de musulmanes se va extendiendo y el apoyo a la aplicación de la ley islámica es cada vez mayor en las encuestas. Como explica Andreas Harsono, investigador de la Human Rights Watch en el país, “la democratización del país, el asesinato de los comunistas hace unos años y la desaparición de algunas organizaciones que hacían de balanza al avance del islam han desaparecido“. Además la influencia de países como Arabia Saudí “que persiguen a la comunidad LGTBI” es cada vez más importante.

Este avance del radicalismo ha llevado a los conservadores islámicos a presentar hace unos meses un proyecto de ley llamado “Ley de Resiliencia Familiar” que tiene como objetivo que las familias sean “más fuertes y resilientes“. Una de las formas de conseguir eso, según esta panda de iluminados, es dejar claro que las tareas domésticas son obligación de la mujer.

Y otra de las formas de fortalecer a una familia es obligar a los miembros de la misma a denunciar a cualquier miembro de “orientación sexual desafiante” para que sea internado en un centro de rehabilitación. Donde se les someterá a un “exorcismo” y saldrán siendo igual de homosexuales, pero ahora torturados y con menos ganas de vivir.

Se supone que la familia es el primer y más grande sistema de apoyo” explica Usman Hamid, director de Amnistía Internacional en Indonesia, “pero esto claramente contradice el espíritu de fortalecerla“. Porque nada une más a una familia que matar al primo maricón.

Hamid ha explicado a El País que, por ahora, no parece que el debate sobre la ley avance en el comité que se encarga de evaluarla, e incluso el portavoz adjunto de la Asamblea Consultiva del Pueblo ha solicitado su retirada. Entre otras cosas porque, si se aprueba, el país vulnerará sin miramientos un buen número de derechos humanos. Pero desde la Human Rights Watch creen que la ley saldrá adelante en 2021, puesto que se ha incluido en la lista de prioridades del Programa de Legislación Nacional.

Y es que, como explica Harsono de la HRW, en un país con más de 219 millones de musulmanes (un 84% de la población) las creencias tribales y chamanistas se han incorporado a la identidad cultural y por eso los exorcismos son “una práctica que está en aumento“; no solo para “rehabilitar” a personas LGTB+, sino que es habitual que se utilicen también en caso de enfermedad mental o para limpiar pueblos en los que han aparecido espíritus malvados.

La homosexualidad es legal en todas partes en Indonesia, excepto en Aceh, una provincia con cierta autonomía localizada en el extremo norte de la isla de Sumatra, donde rige la ley islámica y las relaciones sexuales con personas del mismo sexo son castigados con latigazos públicos. En 2018, la policía detuvo a un grupo de mujeres trans en esta misma región y las humilló públicamente cortándoles el pelo y obligándoles a vestirse con ropa masculina.

Más allá de Aceh, las encuestas de los últimos años indican que la intolerancia y el radicalismo están en aumento en toda Indonesia. Una proporción significativa de la población apoya la implementación de la ley islámica, la sharia, según una encuesta realizada en 2017 por el Instituto ISEAS-Yusof Ishak en Singapur. El 82% de los 1.620 encuestados también consideran que el uso del hiyab o el velo islámico es un signo importante de religiosidad para las mujeres. Según otra encuesta elaborada por una organización radicada en Yakarta el mismo año, uno de cada cinco estudiantes apoya el establecimiento de un califato.

En esta evolución han contribuido muchos factores. Harsono, de HRW, menciona como ejemplo “la democratización del país, el asesinato de los comunistas hace unos años y la desaparición de algunas organizaciones que hacían de balanza al avance del islam han desaparecido”. El investigador argumenta que, mientras tanto, las influencias de los saudíes y de otras corrientes de oriente medio que persiguen a la comunidad LGTBI siguen creciendo”.

Las propuestas en el nuevo proyecto de ley están siendo combatidas por los defensores de los derechos humanos. Para Charles Santiago, miembro del Parlamento de Malasia y presidente del grupo Parlamentarios del Sudeste de Asia por los Derechos Humanos (APHR), se ha demostrado que estas supuestas terapias son extremadamente dañinas para las personas LGTBI, ya que están relacionadas “con la depresión, la ansiedad y el suicidio”.

Las personas LGTBI en Indonesia ya enfrentan una creciente persecución y odio; por lo tanto, la presentación de un proyecto de ley que legitima una mayor discriminación contra ellos “es una preocupación importante y puede aislar todavía más a la comunidad”, concluye Santiago.

Escalada de LGTBfobia de Estado en Indonesia

Hace casi un año, informábamos de la detención de  diez mujeres, acusadas de «conducta lésbica». Antes, recogíamos, precisamente, la detención de cuatro personas en Banda Aceh, a manos de patrullas ciudadadanas, acusadas de «practicar la homosexualidad»: tres varones y una mujer transexual, que se enfrentan a penas que incluyen los mencionados castigos físicos. A principios del 2018 recogíamos el descarnado caso de LGTBfobia de Estado en Indonesia. La policía de Aceh detuvo a doce mujeres trans, les afeitó el cabello y las obligó a vestirse como«hombres normales». En Aceh, desde 2005 rige la sharia o ley islámica gracias a la autonomía que le fue concedida al firmar la paz con los separatistas, poco después del tsunami que asoló la región. En septiembre de 2014, además se aprobó una terrible ley que castiga las relaciones homosexuales con la pena de recibir cien azotes en público con una vara de ratán. La legislación entraba en vigor en octubre de 2015 y fue aplicada, entre otras ocasiones, el pasado mes de mayo a dos jóvenes de 20 y 23 años. En el mismo mes de octubre de 2015 nos hacíamos eco de la detención de dos jóvenes lesbianas (de 18 y 19 años) por abrazarse públicamente y confesar que eran pareja. Según el jefe de la policía islámica las chicas serían “sometidas a rehabilitación con la participación de psicólogos en dependencias sociales”.

Indonesia también votó en 2014 en contra de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas contra la homofobia y la transfobia y ha sido calificado, por su propia población, como un mal lugar para vivir si eres gay o lesbiana (solo un 2% opina lo contrario) en una encuesta de Gallup.

En el mes de octubre de 2016, informábamos de la detención de una pareja gay por subir a su cuenta de Facebook unas fotos besándose, junto con un mensaje de amor, que fue considerada por las autoridades como “pornografía”. A estos hechos se suman un deterioro homófobo que reconocía el presidente Joko Widodo, quien lejos de atajarla ha llegado a aprobar medidas discriminatorias, como confiscar preservativos, o la persecución de webs LGTB, bloqueando aplicaciones de citas entre personas del mismo sexo o autorizar formas de discriminación laboralcon el veto de aspirantes LGTB a plazas públicas, el cierre de la única escuela y mezquita para personas trans de Indonesia, aparte de permitir las irresponsables declaraciones homofóbicas de políticos y alcaldes demonizando al colectivo LGBTy la radicalización de líderes religiosos que han llegado a fomentar el boicot a empresas internacionales que apoyan al colectivo LGBT.

En diciembre de 2017 nos hacíamos eco la condena de diez hombres a dos años de cárcel en Indonesia por participar en una supuesta «fiesta gay» en Yakarta, la capital de este país asiático. A diferencia de Aceh, en Yakarta las relaciones homosexuales no son ilegales, por lo que los detenidos fueron condenados por violar la ley contra la pornografía.

El hecho de que se utilice esta ley para perseguir penalmente la homosexualidad en un territorio en el que supuestamente esta no está criminalizada pone de manifiesto la gravedad de la situación que se vive hoy día en Indonesia. De hecho, solo en las provincias autónomas de Aceh y Sumatra Meridional, en las cuales se aplica la sharía o ley islámica (en Aceh a todos los ciudadanos, en Sumatra Meridional solo a los musulmanes, que en cualquier caso son mayoría), las relaciones homosexuales son formalmente ilegales, castigándose incluso con castigos físicos.

Pero también en el resto del país la situación se está deteriorando. Ya lo recogíamos en febrero de 2016, cuando hacíamos alusión a la ola de LGTBfobia protagonizada por políticos y líderes religiosos. Desde entonces, por desgracia, no hemos dejado de conocer casos de detenciones y abusos. Un ejemplo es la redada de mayo de 2017 en el que la policía indonesia detenía en Yakarta a 141 hombres por asistir a lo que las autoridades han calificado como una supuesta “fiesta de sexo gay”, pese a que la homosexualidad no es ilegal en la capital y que desembocó en la citada condena de diez hombres, pero ha habido muchos otros. Días antes de aquella redada, otros ocho hombres eran detenidos, igualmente acusados de celebrar una «fiesta gay» en Surabaya, la segunda ciudad del país. En Java Occidental, la provincia más poblada de Indonesia, el jefe de policía hizo pública por su parte su intención de constituir un grupo de trabajo policial para investigar la actividad de personas LGTB. Y en octubre de 2017 tuvo lugar otra redada en un local de ambiente gay de Yakarta, en la que fueron detenidos 51 hombres. Una estigmatización a la que también ha contribuido la decisión de la Asociación Psiquiátrica Indonesia de clasificar la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad como trastornos mentales.

Esta espantosa situación podría agravarse de prosperar la iniciativa legislativa que pretende castigar en todo el país las relaciones homosexuales con penas de hasta cinco años de prisión. Sin embargo, en diciembre también aludíamos al “respiro provisional” que había supuesto la decisión del Tribunal Constitucional de Indonesia de rechazar una propuesta de criminalización de las relaciones sexuales entre personas no casadas, cuyo objetivo principal no era otro que el de castigar por vía indirecta las relaciones homosexuales. Poco duraba el respiro, por desgracia.

Fuente El País/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Un hombre intenta exorcizar a una pareja de lesbianas en el centro de Barcelona

Sábado, 29 de octubre de 2016

nza0uf-tDe Vermut es una pareja de chicas que desde hace varios meses tienen un canal en youtube donde hablan con sentido del humor de las cosas que rodean al mundillo LGTB, pero hace unos días tuvieron que hablar de ellas mismas en su página de facebook.

Se encontraron en pleno centro de Barcelona con un homófobo que poco menos intentó exorcizarlas.

En el video que ellas mismas han subido contando lo sucedido vemos al supuesto exorcista exclamar cosas comoTe ato en el nombre de Cristo tras ver como se daban un beso en un semáforo.

Las agredidas cuentan que terminaron llamando a los Mossos para poner una denuncia y que el exorcista salió corriendo:

Por cierto, desde aquí aplaudimos su actitud y valentía. Si todos tuviéramos el mismo coraje las cosas nos irían mucho mejor.

Y recuerda, si te encuentras con este señor por la calle, llama a la policía, porque eso que ha hecho ese señor se considera un delito de odio.

Fuente EstoyBailando

Foto Twitter De Vermut

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Padre musulmán trató de ‘exorcizar’ a su hijo gay usando ‘miel bendecida’ y golpes

Jueves, 5 de noviembre de 2015

Sohail AhmedYa os hemos expuesto la dura realidad de los gays sin techo: cada día son más. Tampoco es inusual encontrarnos con padres homofóbicos que tratan de hacer algo para que sus hijos ‘se curen’ de ser gays (como si fuera una enfermedad que se contrae como la gripe) pero el caso de Sohail Ahmed, de 23 años, nos ha dejado pasmados. Este antiguo alumno de la Universidad Queen Mary, criado culturalmente en la religión musulmana londinense, fue expulsado de su casa por sus padres a los 22 años cuando les confesó que era gay. Cuando quiso regresar a casa, le dijeron que tendría que ser “exorcizado”. Sus padres le llevaron a la tienda de Abu Ruqya en el East Ham, donde fue obligado a someterse a un ritual extraño usando ‘miel bendecida’.

‘Me recitó el Corán a mí mientras me soplaba aire Me dieron a tomar una miel especial que había bendecido. Mis padres, en casa, continuaron realizando el exorcismo cada dos días durante dos meses. Incluso hicieron que me bañara en un agua especial y tomara la miel bendita’, explica Ahmed al diario digital Gay Star News.

“En un nivel racional sabía que era gay y no importaba lo que hicieran porque seguiría siendo gay”, ha contado el joven Ahmed. Pero cuando el ‘sanador’ le sugirió a la familia que usara la violencia física rápidamente se retractó: ‘Estos exorcistas creen que si se golpea el individuo durante el exorcismo, se está dañando a los demonios dentro de ellos pero no el individuo así que dije: “Al diablo con eso”‘, dice el joven musulmán.

Ahmed fue criado en el seno de una familia muy conservadora y muy religiosa, con un padre que ‘odia a Occidente’. Aunque él sabía que estos rituales no harían nada para cambiar quién era, a nivel emocional comenzó a preguntarse si en realidad estaba poseído: “Cuando iba allí y este hombre me hacía estos rituales, sentí esta intensa necesidad de flipar o comenzar a gritar”, agregó.

“No tenía el control. Es el poder de la sugestión. Es como estar hipnotizado. Tenía que probar físicamente. Era como flipar o como tener un ataque”. A medida que pasaban los días, Ahmed se sentía muy ansioso. ‘Tuve ataques de pánico, empecé a sentirme muy deprimido. Traté incluso de quitarme la vida”, relata.

Así que Ahmed se enfrentó a sus padres, les dijo que él sabía que era gay desde que tenía ocho años y que no iba a cambiar: “Traté de hacer todo lo que pude para ser hetero pero simplemente no funcionó. Y entonces, me dije: “Ahora estoy orgulloso de ser gay y ni siquiera trataría de cambiar”. Ellos pensaban que estaba en el punto de poder salvarme cuando les dije eso (que era gay)”.

Ahmed no ha vuelto a ponerse en contacto con su familia desde enero. Echa de menos a su madre y sus hermanos menores, que él también considera víctimas de su padre radical, ahora está contando su historia y quiere ser una inspiración para los musulmanes LGBTI.

Recientemente participó en un mitin organizado por la Fundación Peter Tatchell, ayudando a construir puentes entre las comunidades musulmana y LGBTI. También tuvo una intervención en una radio local en la que debatió contra un musulmán homofóbico.

“No he querido hundirme durante más tiempo. He dejado atrás el pasado. No sufro por ello, trato de no pensar demasiado en ello. En septiembre me di cuenta. Fue una reacción tardía. Después de que lloraba todos los días”, agregó.

“Hay días que es muy difícil pero tengo el consuelo que puedo ayudar a otros a usar mi experiencia. Alguien que vive en Palestina se puso en contacto conmigo el otro día diciendo que habían escuchado mi historia y que le ayudó. Y, en realidad, no me importaría pasar por toda la mierda que he pasado de nuevo si puedo ayudar a una persona”, explica Ahmed.

Sin duda alguna, la historia de este joven puede ser la de cualquier muchacho que sufre la intolerancia, la incomprensión y el desamor de su propia familia en sus propias carnes. Una historia que nos hace reflexionar para que los padres entiendan que, cometiendo estos errores, sólo lograrán destrozar la vida de sus hijos.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , ,

Cura exorciza a un pueblo italiano desde un helicóptero

Domingo, 2 de agosto de 2015
castellammare-di-stabia_560x280En fin…
Por iglesias e imágenes profanadas “Estos actos de maldad sugieren la presencia del diablo”
Un sacerdote ha practicado un exorcismo desde un helicoptero, según él, para desterrar el mal que habita en un pequeño pueblo costero de Italia, según cuenta El Periódico. Los fieles se encargaron de organizar este atípico ritual desde el aire después que muchas de las iglesias de la zona de Castellammare di Stabia, cerca de Nápoles, hayan sufrido continuos robos y profanaciones.

La bendición se llevó a cabo con el objetivo principal de liberar a la población de la “falta de moralidad” que les asedia. Los incidentes que han ocurrido en las iglesias van desde profanación de las tumbas del campo santo, colocar cruces del revés, robos diversos y encontrar figuras de la virgen que han sido lanzadas desde lo alto de los acantilados. “Estos actos de maldad sugieren la presencia del diablo”, aseguran los devotos lugareños.

“Si Satán existe, se ha apoderado de Castellammare di Stabia. Solo un exorcismo puede ser la solución”, dijeron los miembros del grupo religioso que se encargaron de contactar con el sacerdote, que no ha querido desvelar su nombre, ni a la prensa ni a los fieles. Aún no se sabe si el ritual, que se llevó a cabo el 9 de julio, ha “desinfectado” el lugar y expulsado al mal.

Los lugareños rezan para que se produzca el efecto deseado de la bendición que ha recivido Castellammare di Stabia y que esto permita que la economia de la localidad, de 65.000 habitantes, mejore ya que en los últimos meses se han visto afectados por un brutal aumento del paro y muchos negocios se han visto forzados a cerrar.

Sin embargo, algunos lugareños señalaron que la contaminación y la criminalidad de este pueblo, que antaño fue muy conocida por sus aguas termales, son el verdadero origen de los problemas que están teniendo y que las fuerzas del mal, el ocultismo y lo paranormal no tienen nada que ver.

Vía Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

Macroexorcismo para “expulsar el mal” de México

Jueves, 25 de junio de 2015

exorcismo-mexico-fortea_560x280Exorcismo en México, al fondo (con gafas) el padre Fortea

La verdad es que podrían habérselo hecho a Marcial Maciel y no hubiera hecho las barrabasadas que otros permitieron mirando hacia otro lado

Se realizó en secreto, el pasado 20 de mayo, en San Luis Potosí

El mal “entró a México” después de que fuera aprobada la despenalización del aborto

Un grupo de arzobispos católicos de diversas partes de México realizaron en el estado central de San Luis Potosí un “magno exorcismo” para “suplicar a Dios” que el mal y la violencia salgan del país, explicó hoy el arzobispo emérito de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez.

Dio a conocer que el exorcismo, el primero en el mundo de estas características, se llevó a cabo a puertas cerradas y en secreto el pasado 20 de mayo en la catedral del estado de San Luis Potosí.

El ritual fue encabezado por el obispo de esta entidad, Carlos Cabrero, y por Sandoval Íñiguez, y en él participaron otros ocho exorcistas mexicanos y el demonólogo español José Antonio Fortea.

Según el prelado, este sería el primer exorcismo en el mundo enfocado a “expulsar al maligno” de toda una nación y no a una persona en particular.

Explicó que en esta reunión los sacerdotes oraron por la paz y para que “las fuerzas del mal no prevalezcan” en México, un país cuya corrupción “lleva a la pobreza de miles de personas”, dijo.

Afirmó que, según la creencia de los sacerdotes, el mal “entró a México” después de que fuera aprobada la despenalización del aborto en la Ciudad de México.

La puerta que se le abrió al demonio en México es la legalización del aborto”, afirmó el obispo emérito para quien este hecho constituye “una falta inmensa porque legaliza los homicidios”.

Comparó a las víctimas que son asesinadas por miembros de los carteles del narcotráfico con los niños que son “despedazados dentro del vientre de su madre”.

Sandoval Íñiguez es conocido por su férrea oposición a los matrimonios entre personas del mismo sexo y contra el aborto.

El sacerdote calificó de “una aberración inmensa” la reciente decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de declarar inconstitucionales las legislaciones estatales que limitan el matrimonio a la unión entre hombre y mujer.

En San Luis Potosí, donde se realizó el exorcismo, tres curas han estado envueltos en un caso de corrupción de menores desde el pasado año.

Eduardo Córdova, uno de los religiosos acusados de pederastia, huyó tras ser acusado de violar a un centenar de niños en las últimas décadas.

Sandoval Íñiguez no descartó que este tipo de actos religiosos se realicen en otras partes de la república en los próximos meses.

(RD/Agencias)

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.