Archivo

Archivo para Viernes, 25 de noviembre de 2016

Lo eterno no es el cielo de instantes…

Viernes, 25 de noviembre de 2016

Del blog del Monasterio de Monjas Trinitarias de Suesa:

a_2e6

Lo eterno no es el cielo
de instantes destruidos
ni frases de poetas
ni letras en los nichos.

Son risas que aparecen
abrazos, bosques, niños
mil gestos que ennoblecen
a un hombre sin destino.

Lo eterno no son las grietas
que se abre en el abismo
luciendo vanos trajes
de miedos y de ruidos.

Son risas no calladas
abrazos compartidos
y el sueño de tus ojos
amando mis caminos.

Lo eterno es un momento
que viste de ternura
lo eterno va y te encuentra
lo eterno no se busca.

*

(Manuel)

lo-eterno
***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

Ética del perdón

Viernes, 25 de noviembre de 2016

el-abrazo-1976-juan-genoves-custom2No hay perdón sin misericordia, ni misericordia sin perdón y que me perdone Nietzsche, porque para él todo esto de la misericordia y el perdón, léase compasión, le suena a debilidad y a algo enfermizo, hasta el punto de que la muerte de Dios sobrevino por un exceso de compasión, ahogándose en ella. Sin embargo, Jesús de Nazaret hizo de la misericordia y el perdón la coordenada central de su programa ético-religioso. El “ojo por ojo” de la sociedad judía lo cambia radicalmente por la misericordia samaritana y por el que hay que perdonar hasta setenta veces siete (Mt. 18,21). No es el perdón una palabra al uso, escribe el papa Francisco, más bien, es una palabra que “en algunos momentos parece evaporarse… y es triste constatar cómo la experiencia del perdón en nuestra cultura se desvanece cada vez más”.

Ante el inminente final del “Año de la misericordia” propuesto por el papa Francisco me atrevo a una reflexión de un tema un tanto espinoso y desacostumbrado ya sea individual, ya sea colectiva y socialmente. El “ojo por ojo” o el “homo hominis lupus” (el ser humano es un lobo para el ser humano) y la venganza está adherido en el ADN de la persona y desde esta perspectiva podemos decir con JP. Sartre que el “infierno son los otros”. Pero el imperativo ético tanto de la religiosidad como del ser antropológico de Jesús de Nazaret debe ser un factor imprescindible en nuestro día a día, en nuestra contingencia de un ser-ahí y de un ser-con de la ontología heideggeriana. Desde el punto de vista antropológico y personal es imprescindible convivir con la misericordia y el perdón, tanto el demandar perdón como el otorgarlo en situaciones de daños, sufrimientos o perjuicios que hacemos o recibimos. No es fácil esta experiencia, pues, como decía Ortega y Gasset atendiendo a la raíz de esta palabra en alemán, implica pensar con los pies, es decir, estar bien anclado en tierra, pues “el perdón es un acto propio de personas que han llegado a una auténtica madurez, pero… que tiene sus raíces en ciertas experiencias tempranas de la vida”, afirma el psicólogo suizo J. Paige, y además “la experiencia del perdón fortalece la convicción de que no estamos de más, de que podemos ser algo, de que no simplemente somos tolerados”.

Desde esta perspectiva de la madurez humana la capacidad de perdonar y de recibir perdón, ese hacerse cargo de la ofensa o el sufrimiento infligido o recibido, debe ampliarse a nuestro camino existencial, individual y social. Nuestro ámbito social y político está escaso de perdón, y por ende de reconciliación, pues con demasiada frecuencia se actúa desde un querer imponer la propia verdad (habría que recordar el verso machadiano: “¿Tu verdad? No, la verdad y ven conmigo a buscarla”) y hasta la propia justicia, y así del adversario político o grupal se pasa al enemigo en toda regla, al ojo por ojo, y aquí el perdón y la reconciliación se convierten en la enfermiza debilidad nietzscheana. La política española, al menos de ahora, está falta de alguna dosis de perdón y de reconciliación; la convivencia social necesita un buen tratamiento vitamínico a base de perdón. Otro tanto habría que señalar en instituciones eclesiales, donde la ausencia de misericordia y de perdón es manifiestamente llamativa al referirse, sobre todo, a homosexuales, lesbianas o a la ideología de género, que se ha comparado con el nazismo, el marxismo o el ISIS yihadista. En estos días el arzobispo de Oviedo, con motivo de la beatificación de cuatro “mártires asturianos” de la guerra civil, ha arremetido despiadadamente contra la ley de Memoria histórica, un intento legal de perdón y de reconciliación; hubiera sido más acorde con ese acto entonar un mea culpa, entre otras cosas, por las implicaciones de la jerarquía católica en el golpe de Estado del general Franco, que tanto sufrimiento causó a la sociedad española, y en el apoyo incondicional a la posterior dictadura franquista.

Habría que decir que el perdón es un factor muy saludable tanto en el ámbito personal como social. Suma más que resta. El perdón hace que se recomponga el hilo umbilical por cualquier desavenencia con el otro; no hay que olvidar que, conforme a la definición aristotélica, el ser humano es un ser relacional. Y es saludable y positivo por varias razones:

Genera diálogo, es decir, cuando la palabra va fluida del uno al otro y del otro al uno sin recovecos, como una “razón con entrañas” en expresión de María Zambrano, se allana fácilmente el terreno y se facilita el encuentro, la reconciliación. El diálogo potencia la cultura del corazón, que habla desde la igualdad, desde la simetría, y no desde el fanatismo del que está convencido sin fisuras de su verdad y de sus posiciones estancas. El perdón rompe con esa estructura de incomunicación.

Hace posible la reconciliación, una vez establecido el diálogo, que no es otra cosa que, según la etimología, volver a la asamblea, a la reunión, al encuentro con el otro. Al aceptar ese encuentro se establece una relación de projimidad, como señala P. Laín Entralgo, de reconocimiento mutuo entre el yo y el otro. El abrazo viene a ser la puesta en escena del perdón. Nelson Mandela se quejaba de que su gente le tachase de cobarde por tender la mano a sus verdugos, y llevó hasta el final su reconciliación sentando a su carcelero blanco en la tribuna de honor en su investidura como presidente de Sudáfrica.

Restablece o inicia la amistad, un valor muy estimable, hasta el punto de que “sin amigos nadie querría vivir, aun cuando tuviera todos los otros bienes”, escribe Aristóteles en Ética a Nicómaco. A partir del perdón se recupera la empatía perdida, si es alguien cercano; y si es lejano, se acortan las distancias, se hace prójimo a nuestra realidad histórica. Se comparte así un nuevo caminar juntos, donde yo me hago responsable del otro y el otro se responsabiliza de mí. La amistad hace posible la solidaridad humana ante el sufrimiento tan variado como injusto.

Refuerza la “Si Dios se detuviera en la justicia, escribe el papa Francisco en la Misericordiae vultus, dejaría de ser Dios, sería como todos los hombres que invocan respeto por la ley. La justicia por sí misma no basta, y la experiencia enseña que apelando solamente a ella se corre el riesgo de destruirla”. No es fácil para las víctimas, directas o indirectas, escoger entre justicia y perdón, o perdonar cuando uno no es la víctima directa. Es lo que plantea Dostoievski en Los hermanos Karamázov en el intenso diálogo entre los hermanos Iván y Aliosha. Iván no puede entender que el “sufrimiento de los niños” sea un factor necesario en la creación divina y que tengan que “contribuir con sus sufrimientos al logro de la armonía”. Por eso Iván remata su densa y larga exposición: “¡No quiero, en fin, que la madre abrace al verdugo que ha hecho despedazar a su hijo por los perros! ¡Que no se atreva a perdonarle! Si quiere, que perdone al torturador su infinito dolor de madre; pero no tiene ningún derecho a perdonar los sufrimientos de su hijo despedazado”. A mi modo de ver el perdón refuerza la justicia, porque el verdugo, aquí en un sentido amplio, al ser perdonado reconoce el sufrimiento causado y acepta plenamente que se haga justicia. A este respecto hay que resaltar el increíble testimonio de algunas víctimas directas o indirectas de ETA y de los GAL que han perdonado a sus verdugos y éstos se hacen cargo del dolor causado. Todo esto sin esperar, como en el diálogo de los hermanos Karamázov, a que “cuando cielo y tierra se unan en un solo grito”, la madre, el niño y el verdugo “que ha hecho despedazar a su hijo por los perros” proclamen los tres con lágrimas en los ojos: “Tienes razón, Señor”. En definitiva, “si Dios se detuviera en la justicia, dejaría de ser Dios”, otro tanto ocurriría en el ser humano, que dejaría de serlo, si no perdona. De nuevo Aristóteles viene en nuestra ayuda: “Cuando los seres humanos son amigos, ninguna necesidad hay de justicia; pero, incluso siendo justos, necesitan de la amistad, y parece que los justos son los más capaces de amistad”; amistad que tiene su manantial en el perdón.

Recompone y afianza la paz. Una paz que se hace trizas por la ofensa dada o recibida. El poeta bíblico nos dice que la “justicia y la paz se besan” (Sam 84,11); si la justicia se refuerza por el perdón, otro tanto ocurre con la paz, esa “brisa malva/de armonía/; un astro luminoso/ para la senda de la esperanza/; un pan compartido/ sin hambre/… una exigencia existencial/ de la finitud y de la contingencia/” (Palabras para este tiempo).Todo ello es posible porque el perdón genera diálogo y amistad y contribuye a que las relaciones humanas sean justas, igualitarias, el verdadero humus de la paz. Aliosha inquiere a su hermano Iván: “Me has preguntado hace un momento: ¿existe en todo el mundo un ser que pueda perdonar y tenga derecho a hacerlo? Pues bien, ese ser existe, y puede perdonarlo todo, puede perdonarlo todo a todos y por todo, porque Él mismo ha dado su sangre inocente por todos y por todo”. Jesús de Nazaret ha señalado el camino y ha dado ejemplo claro y meridiano y, por eso, hizo de la misericordia y el perdón la coordenada central de su programa ético-religioso, donde los que luchan por la paz, han sido misericordioso y han perdonado, son bienaventurados, dichosos, han encontrado la felicidad.

El perdón es, en definitiva, “una fuerza que resucita a una vida nueva e infunde el valor para mirar el futuro con esperanza” (Misericordiae vultus).

Antonio Gil de Zúñiga

Atrio

Espiritualidad , , , , , , , , ,

¿Bisexuales o pansexuales?

Viernes, 25 de noviembre de 2016

bisexualidadpansexualidadInteresante artículo que publica en Cáscara Amarga:

Uno de los mejores activistas trans españoles, FTM Lobo, compartía esta semana en su Facebook una imagen que trata de explicar la que se supone es la principal diferencia entre la bisexualidad y la pansexualidad. Según la imagen, la primera supone atracción hacia hombres y mujeres, en tanto que la segunda incluye también la atracción hacia hombres y mujeres intersexuales y transexuales, además de hacia cualquier persona transgénero. Lobo afirmaba, como joven trans, su radical oposición a esta diferenciación y yo, compartiendo su contrariedad, quiero reflexionar sobre la espinosa cuestión de las posibles distinciones entre etiquetas no monosexuales.

Líbrenme los dioses, por supuesto, de tratar de representar con la mía la voz de las personas que pueden identificarse bajo cualquiera de dichas categorías. Pero sucede que una difícil paradoja atenaza la capacidad de producir discurso dentro del movimiento LGTB: no se considera lícito tomar la palabra para reflexionar sobre realidades que no son propias y, al mismo tiempo, se condena la falta de visibilización de esas mismas realidades.

Es decir, un varón categorizable como gay, yo mismo, no debe -y no pretendo hacerlo- hablar en nombre de lesbianas, bisexuales y transexuales, pero es necesario por contra hacer referencia y dar visibilidad en nuestro discurso a esas categorías. Así, en la cuerda floja del discurso, trataré de reflexionar sobre esa diferenciación con la que no estoy de acuerdo.

El debate de las etiquetas, de las abstracciones nominales para representar identidades sexuales y de género, conlleva los problemas y limitaciones de cualquier debate identitario: construimos identidades reivindicativas, como herramientas de lucha, pero que no pueden considerarse de forma esencialista o perderán toda su capacidad de transformación social. Pasarían de ser armas de reivindicación a convertirse en jarrones chinos, piezas delicadísimas que no pueden ser usadas en batalla pues es muy alto el peligro de su rotura.

Además, la construcción de nuestras identidades, a partir de nuestras respectivas realidades sexuales y de género, siempre acaba conformando una estructura imprecisa y modificable por el tiempo, que solo de manera muy precaria consigue representar con fidelidad la realidad que pretende significar: hablamos de bisexualidad o de pansexualidad, pero es necesario plantearse qué hay bajo esos sustantivos antes de plantear como una distinción radical lo que puede limitarse a una diferencia ciertamente insignificante, una diferencia solo idiomática.

No creo siquiera lícita, desde mi lejanía como persona que no participa de ninguna de ambas etiquetas, esa diferenciación que ofrece la imagen antes mencionada. Considero que la sola distinción entre el concepto “hombre” y la adjetivación “hombre transex” u “hombre intersex” encierra una transfobia abrumadora: ¿es necesario el adjetivo transex/intersex? ¿Por qué el “hombre” a secas no necesita adjetivos?

Para superar este problema, que cada vez resulta más común, pues está difundiéndose esta distinción que parece acusar a las personas bisexuales de tránsfobas mientras realiza una diferenciación realmente tránsfoba entre “hombres” y “mujeres” en puridad y “hombres” y “mujeres” adjetivables, creo necesario recurrir a las mismas definiciones de bisexual y pansexual, tratando de encontrar su verdadera diferencia, si la hubiera.

Hace ya un año la asociación Arcópoli publicó un diccionario activista donde después de mucho trabajo y debate conseguimos ofrecer unas definiciones lo más precisas y respetuosas que nos fue posible. Así dijimos que bisexual era aquella «persona cuya orientación sexual está enfocada hacia otras de sexo o género igual o diferente al propio, no necesariamente al mismo tiempo ni del mismo modo o con la misma intensidad»; en tanto que la orientación sexual de una persona pansexual «está enfocada hacia otras de todos los sexos o géneros».

La diferencia, como es evidente, estriba en esos bi o pan, referidos a dos o todas las construcciones sexo/género que pueden conformar una identidad, a las que es posible sumar poli o pluri, de la polisexualidad/plurisexualidad, que hemos de comprender como “varias”, y siempre más que dos, por diferenciarse en algún punto de la bisexualidad.

La cuestión de fondo, entonces, no está en si a una persona bisexual no le atraen las mujeres trans que a una pansexual sí, según quiere defender la imagen; sino en cuántas construcciones sexo/género considera posibles cada uno de los discursos donde se asientan esos conceptos. A ustedes les parecerá un debate peregrino, pero ha llegado a provocar tales discusiones que algún colectivo se ha tambaleado con ellas, y con no pocos afectados.

El discurso LGTB ha sido habitualmente acusado de mantener una concepción binaria de las también construcciónes sexo y género: solo parecen posibles las que denominamos “hombre” y “mujer”. Para evitar esa concepción binaria la deconstrucción del sexo y género permitió diferenciar otras categorías sexogenéricas más allá de las mencionadas y reconocidas: es el discurso queer. No obstante, en ningún momento lo queer afirma que un hombre trans deje de ser un hombre, y de ahí que la interpretación que ofrece la dichosa imagen me parezca, como a nuestro Lobo, inadecuada.

Para hacerlo más sencillo creo poder ofrecer la siguiente idea: tanto bisexual como pansexual y el susodicho pluri/polisexual se refieren a una misma realidad: la persona cuya orientación sexual se dirige hacia otras cuyas identidades sexogenéricas son más de una; la única diferencia es la lengua, el discurso, que empleemos al hablar de esa realidad.

Un discurso binario, que entienda que existen “hombres” y “mujeres”, al ser dos realidades, hablará de bisexualidad, en tanto que un discurso no binario, considerando posibles más combinaciones, podrá hablar de pluri/polisexualidad, si son más de dos, o pansexualidad, si son todas las posibles.

Un problema último, más allá de si usamos una u otra “lengua” para hablar de esa realidad tan difícilmente resumible en un solo concepto, es que el discurso LGTB sigue actualizándose y empieza a abrirse a posiciones no binarias sobre el sexo y el género, convirtiendo cualquier diferenciación en irrelevante una vez supera su binarismo y acepta dentro de la bisexualidad, pese a su bi, posibilidades superiores a dos.

Ningún sentido tiene, como vemos, la idea de que la bisexualidad censure cualquier deseo por personas trans o inter, del mismo modo que, como posible postulado derivado de ese error, una persona monosexual, hetero u homo, pueda sentir deseo únicamente hacia personas cisexuales, cuando perfectamente puede sentir atracción hacia todo tipo de hombres o mujeres, sin adjetivos diferenciadores.

Como reflexión final, creo muy relevante destacar que he dedicado tres páginas a este tema, toda una de mis columnas semanales, y no sirve absolutamente de nada. Me planteo desde hace tiempo que toda esta hondísima reflexión sobre quiénes somos, si somos bisexuales, pansexuales, gais u homosexuales, transexuales o transgénero, etc., si bien apasionante desde un punto de vista puramente académico, no permite que nuestro discurso evolucione. Al contrario, lo ralentiza. Porque mientras pensamos en quiénes somos dejamos de pensar en cuáles son los principales obstáculos que nos impiden ser.

Nuestras identidades, sean las que fueren, nacieron como recursos para luchar contra la homofobia, la transfobia y la bifobia. Hablemos sobre ellas, pensémoslas una y otra vez: denunciemos su violencia. Necesitamos poder ser para saber mejor quienes somos.

observatorio_rosa_ramon_martinez_grande

Biblioteca, General , , , ,

La actriz Bex Taylor-Klaus hace pública su orientación lésbica

Viernes, 25 de noviembre de 2016

34787_bex-taylor-klaus-screamA sus 22 años, esta actriz que se dio a conocer por sus papeles en ‘Arrow’ y ‘The Killing‘ y que actualmente protagoniza la serie ‘Scream’ de la MTV, ha decidido hacer pública su orientación lésbica a través de un mensaje en sus perfiles de las redes sociales.

Hola mi nombre es Bex y sí los rumores son ciertos soy gay. En directo en YouNow en diez minutos”.

Con un mensaje directo, claro y conciso… de esta manera, la actriz  ha decidido hacer pública su orientación lésbica.

Desde hace años, la joven ha tenido que escuchar numerosos rumores sobre su sexualidad. De hecho, hace tres años publicó un mensaje en su perfil de instagram en el que afirmaba que nunca haría pública su orientación.

¿Qué ha cambiado en este tiempo? Para empezar, lo más obvio, en la actualidad Bex Taylor-Klaus es mucho más madura y sabe que su ejemplo puede ayudar a numerosxs jóvenes del colectivo LGTB.

El segundo motivo lo encontramos en la llegada al poder de Donald Trump. Y es que según ha afirmado la propia actriz, la llegada a la presidencia del republicano puede suponer un retroceso en los derechos que tanto sudor y sangre le ha costado a la comunidad.

Una de las principales estrella de ‘Scream’ ha admitido que estaba ”absolutamente aterrorizada’‘ en hacer pública su homosexualidad, pero que había pasado demasiados años sin ser honesta con sus propios sentimientos.

Además, ha afirmado que ante la llegada de Trump a la presidencia de EEUU el colectivo LGTB necesita más fuerza, unión y visibilidad que nunca:

Uno de los motivos que me han llevado a hacer pública mi homosexualidad es que en estos momentos la comunidad LGTBI está rodeada de odio y miedo y es muy importante para el colectivo no detener el progreso por miedo. Yo soy quien soy y nadie puede quitarme eso.”

Fuente Redacción Chueca

General, Historia LGTB , , , ,

Tenemos que hablar, el corto sobre la transexualidad que te dejará con un nudo en la garganta

Viernes, 25 de noviembre de 2016

tenemos-que-hablarHoy os presentamos un corto emocionante e intenso en sus apenas 8 minutos de duración. Tenemos que hablar es un cortometraje que trata la transexualidad, pero no desde el punto de vista de descubrirse a uno mismo o el proceso de transición. Habla sobre el proceso de descubrirse ante los demás, del miedo al rechazo, de atreverse a tener una vida normal en la que aspirar al amor no sea una quimera. Tenemos que hablar está dirigida y escrita por la artista audiovisual Victoria Avinyó hace escasos meses, que recientemente ha sido seleccionadaen el FanCineGay de Extremadura. Si quieres verlo, no tienes más que seguir leyendo.

Rodado en una calle cualquiera, Tenemos que hablar cuenta con dos protagonistas y un espinoso momento. Y es que Mario quiere contarte algo a la chica que está conociendo, quieren ir más en serio pero él tiene miedo por algo de su pasado. Lo único que deberá hacer es confiar en sí mismo.

Fuente Ambiente G

Cine/TV/Videos, General , , , , , ,

Chile: Ley contra la tortura sanciona abusos en razón de la identidad de género y la orientación sexual

Viernes, 25 de noviembre de 2016

torturaLa nueva norma promulgada por la presidenta Michelle Bachelet establece pena de hasta 10 años de presidio contra los empleados públicos que sometan a tratos cuales, degradantes o inhumanos a las personas.

La recién promulgada  “Ley que modifica la tipificación del delito de tortura” fue festejada hoy por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), en  tanto “sanciona a  los funcionarios públicos que  abusen de las personas en razón de su orientación sexual o identidad de género de las personas”.

El Movilh recordó que “son continuas las denuncias que recibimos de personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) que sufren abusos al interior de las cárceles o de las Fuerzas Armadas, de Orden y de Seguridad, por lo que esta ley es un gran aporte para enfrentar y sancionar las injusticias”.

El organismo, que incidió para que la ley incorporara a la diversidad sexual y de género, enfatizó que “desde ahora los militares LGBTI y los recluidos contarán  con mejores herramientas para defenderse en tribunales, y nosotros con más argumentos para ayudarlos y orientarlos”.

La iniciativa que modifica el Código Penal y el Código de Justicia Militar, fue promulgada el pasado viernes por la presidenta Michelle Bachelet, “convirtiéndose en la cuarta norma que hace expresa referencia a la orientación sexual y la identidad de género, tras la Ley Antidiscriminatoria, la Reforma Laboral y la Ley que crea el CNTV”, puntualizó el Movilh

Contenidos de la ley.

La ley, cuya tramitación había iniciado el 11 de septiembre del 2014 en el Congreso Nacional, entiende “por tortura todo acto por el cual se inflija intencionalmente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos, sexuales o psíquicos, con el fin de obtener de ella o de un tercero información, declaración o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se le impute haber cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona, o en razón de una discriminación fundada en motivos tales como la ideología, la opinión política, la religión o creencias de la víctima; la nación, la raza, la etnia o el grupo social al que pertenezca; el sexo, la orientación sexual, la identidad de género, la edad, la filiación, la apariencia personal, el estado de salud o la situación de discapacidad”.

Se entenderá también por tortura la aplicación intencional de métodos tendientes a anular la personalidad de la víctima, o a disminuir su voluntad o su capacidad de discernimiento o decisión (…) Esta conducta se sancionará con la pena de presidio menor en su grado máximo”, apunta la norma.

La ley sanciona “con presidio mayor en su grado mínimo” al empleado público o al particular en ejercicio de funciones públicos, que abusando de su cargo “aplicare, ordenare o consintiere en que se aplique tortura (…) Igual sanción se impondrá al empleado público que, conociendo de la ocurrencia de estas conductas, no impidiere o no hiciere cesar la aplicación de tortura, teniendo la facultad o autoridad necesaria para ello o estando en posición para hacerlo”.

La sanción se elevará en un grado y excluirá la pena mínima, si el torturado se encuentra “legítima o ilegítimamente, privado de libertad, o en cualquier caso bajo su cuidado, custodia o control” como puede ocurrir con personas menores de edad o en situación de vulnerabilidad por discapacidad, enfermedad o vejez.

De igual manera se considerarán agravantes los delitos (homicidios, violación, abusos sexuales a menores de 14 años, castración, mutilación, golpiza con lesiones graves) cuando esté involucrada la tortura.

La reclusión será sólo menor en su grado mínimo, cuando “el empleado público que, desempeñando un acto del servicio, cometiere cualquier vejación injusta contra las personas” y el hecho no es constitutivo de un delito de mayor gravedad.

La norma modifica por último el Código de Justicia Militar estableciendo que cuando un civil esté involucrado como víctima o victimario por parte de fuerzas de orden y seguridad, deberá ser vista por la justicia ordinaria

Fuente MOVILH

General, Historia LGTB , , ,

Tres años después, Daniel Román vuelve a acusar a la ONG para la que trabaja de discriminación tránsfoba

Viernes, 25 de noviembre de 2016

transDaniel Román, el enfermero-educador al que la ONG Nuevo Futuro-Sirio se vio obligada a readmitir hace ahora tres años tras ser despedido en el contexto de su proceso transexualizador, vuelve a sentir el peso de la discriminación. Román, convencido de que detrás de lo que le ocurre no se encuentra sino la transfobia, ha presentado la correspondiente denuncia.

En su momento recogimos la historia con cierto detalle. Daniel Román fue despedido de Nuevo Futuro-Sirio (ONG que cuida a menores con problemas mentales cuya tutela corresponde a la Comunidad de Madrid, de la que recibe financiación) pocos meses después de comunicar su intención de proceder a la rectificación legal del sexo (ya dos años antes había comenzado su proceso de hormonación, y los menores habían visto su proceso con normalidad). Desde la ONG se le propuso dejar el puesto mientras acometía el proceso, pero Daniel lo rechazó: “Al menos dos veces la directora me sugirió que me cogiera una baja o una excedencia. La excusa era que así podría hacer el proceso más tranquilo. Pero yo me negué. Primero, porque necesitaba el trabajo; segundo, porque no soy un enfermo”, contó entonces. La ONG acabó por despedirlo, alegando “indisciplina y desobediencia en el trabajo”. Pero Daniel, que contó por entonces con el asesoramiento del sindicato UGT y con el apoyo activo de Carla Antonelli (que llegó a registrar una pregunta en la Asamblea de Madrid sobre el tema y entrevistarse con la directora de la ONG) consiguió que Nuevo Futuro-Sirio lo readmitiese.

Tres años después Daniel Román ha denunciado que vuelve a ser objeto de discriminación. Fue a principios de este año cuando comenzó a percibir que la actitud de la dirección cambiaba. “Hice una solicitud de vacaciones a principios de año para irme 15 días en diciembre y todavía no sé si me las puedo coger, cuando otros compañeros lo han hecho”, declaraba a El Mundo hace tres semanas. “Hasta julio he tenido silencio administrativo; ese mes me dicen que son malas fechas para el centro, y les da un poco igual que sea parte de mis derechos y que me venga bien por cuestiones personales y familiares”, añadía.

Tras su reclamación, Daniel Román comenzó a recibir escritos de amonestación por no acudir a un determinado número de reuniones, muchas de las cuales se celebran fuera de su horario de trabajo. Según Daniel Román explicó a El Mundo se trata de una situación común a otros trabajadores, con los que sin embargo la dirección no tiene “el mismo nivel de exigencia”. Y a finales de agosto fue sancionado por tomarse dos días de permiso por la hospitalización de su hermana y el nacimiento de su sobrino (un derecho recogido en su convenio colectivo y en el Estatuto de los Trabajadores), a pesar de que avisó con 15 días de antelación explicando que desconocía la fecha exacta en la que se produciría el parto. El mismo día del nacimiento de su sobrino volvió a comunicarlo por la mañana a la dirección, que le denegó el permiso argumentando la imposibilidad de sustituirle y le acusó de actuar de mala fe. La sanción emitida por la ONG, de hecho, recoge que “cuesta creer que no supiera con más antelación la fecha” y añade que “en el caso que nos ocupa se ha desobedecido una instrucción directa por parte de esta dirección. Entendemos que no es relevante en este caso que el Estatuto de los Trabajadores y el Convenio colectivo le confiriesen el derecho a la licencia”.

Insertamos a continuación la entrevista realizada a Daniel Román en el programa Hoy por Hoy Madrid, de la cadena SER, en el que el joven explica su historia y se muestra convencido, en última instancia, de que lo que le ocurre no es más que otro episodio de discriminación tránsfoba:


Todo apunta a que será la justicia la que tenga la última palabra. Veremos qué sucede finalmente.

Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

El bailarín Gorka Márquez es atacado a las afueras de un club gay de Londres

Viernes, 25 de noviembre de 2016

p048ct17El bailarín bilbaíno Gorka Márquez fue atacado durante el fin de semana pasado por un grupo de individuos locales mientras se dirigía a un conocido club gay de Londres con otros bailarines. Al parecer recibió un puñetazo en la cara sin mediar palabra. Tras el ataque, Márquez acudió al hotel para pedir ayuda, para posteriormente acudir al hospital, donde se sometió a cirugía dental al perder varias piezas.

Márquez es uno de los bailarines españoles más prometedores, haciendo su debut en la capital londinense con el espectáculo Strictly. También ha trabajado con artistas como Anastacia y Tameka Empson de los Eastenders.

El suceso ha levantado ampollas, porque no se tiene claro si se trata de un ataque homófobo, se produjo porque Gorka es extranjero – tras el Brexit numerosos inmigrantes han sufrido ataques, sobretodo en áreas alejadas de la capital inglesa – , o simplemente que un grupo de tarados se puso violento al estilo La naranja mecánica.

Afortunadamente, Gorka se encuentra recuperándose y pronto volverá a los escenarios.

Fuente AmbienteG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Archivada la denuncia de un grupo ultraderechista contra el Orgullo de Valencia

Viernes, 25 de noviembre de 2016

fotonoticia_20160617133657_640 (Foto: EuropaPress)

El partido España 2000 presentó una denuncia por la presencia de un bus de la Policía Municipal en la manifestación.

Este año la Policía Municipal de Valencia participó por primera vez en el recorrido del Orgullo de la ciudad. En muchas otras ciudades esto ni siquiera sería una novedad, pero cuando el ayuntamiento lo gobernaba el PP hubiera sido imposible.

Las cosas, han cambiado y en la última edición del orgullo se pudo ver un autobús de la Policía Municipal decorado y con el lema “Ante el odio, denuncia“. Con esta presencia se quería recordar la importancia de denunciar todas las agresiones homófobas que se produzcan, algo que sólo ocurre en uno de cada cuatro casos. El Ayuntamiento participó también con otro autobús de la EMT.

Todo era alegría, buen rollo y diversión en esta manifestación con esos autobuses tan bonitos. Alegría para todo el mundo menos para el partido España 2000, un partido de ultraderecha que sorprendentemente, tiene votantes y hasta algún concejal por ahí perdido. En realidad, ellos dicen que no son de izquierda ni de derecha, que son españoles pero los españoles que les gustan son muy blanquitos, muy de derechas y muy heteros.

José Luis Roberto, el responsable de la organización en la Comunidad Valenciana, presentó dos denuncias contra el Ayuntamiento por supuestos delitos de exhibicionismo y de malversación de fondos públicos, argumentando que éste era un acto privado y en sus distorsionadas cabecitas no entra que la Policía participa para recordar a una parte minoritaria, y en peligro, de la población que pueden contar con ellos para denunciar las agresiones.

Lo más triste no es que un grupo de ultras pusiera esta denuncia con motivos absurdos contra la manifestación, sino que fuera admitida a trámite. En todo caso, ya ha sido archivada y la jueza dice bien claro en su sentencia que no hay elemento alguno del delito que solamente ven en España 2000. También dice que no hubo daño al patrimonio municipal y que la presencia del autobús, sin ocultarse y sin intención de obtener beneficio estaba claramente justificada en una manifestación autorizada por el Ayuntamiento que suponía un acto de reinvidicación de derechos.

Y después de esta denuncia absurda que acabó como tenía que hacerlo, nos hace aún más felices ver a Sandra Gómez, concejala de protección ciudadana de Valencia, anunciando el pasado agosto en su perfil de Facebook que los de España 2000 ya pueden ir preparando la demanda del año que viene porque la Policía estará de nuevo en la marcha para que quede claro de lado de quién está y que su trabajo es proteger a los ciudadanos.

Fuente: Cadena SER, vía estoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Cárcel para dos individuos por intento de robo y agresión homofóbica en el Reino Unido

Viernes, 25 de noviembre de 2016

780x580-noticias-ashley-deavin-y-ryan-levertonEncarcelan a dos individuos como consecuencia de una terible agresión física de carácter homofóbico cuando intentaban robar a su víctima en su propio domicilio de Nottingham.

El viernes, 4 de noviembre, Ashley Deavin y Ryan Leverton, ambos de 23 años de edad, son condenados a 15 y 8 años de prisión, respectivamente, tras ser declarados ambos culpables de robo y dos cargos de agresión intencionada, el primero, y un cargo de idéntica índole el segundo, en un ataque de carácter homofóbico que tiene lugar el 3 de mayo, tras exigir dinero a su víctima en su domicilio de Nottingham, en la zona de Forest Fields.

La víctima, de 51 años de edad, declaró a un Tribunal de Nottingham Crown que cerca de una hora antes del asalto, había acercado a los que después serían sus agresores a un establecimiento para comprar unos cigarrillos. Cuando vuelve a su domicilio, los asaltantes regresan y le golpean en la cara, haciéndole caer al suelo. Le persiguen por todo el apartamento mientras le exigen que les entregue todo su dinero si no quiere que le corten los dedos. Mientras le amenaza verbalmente, Devin agita un cuchillo alrededor suyo con la intención de intimidarle.

En un momento dado, consigue librarse de sus agresores, rasgándose un meñique en le intento, pero consiguen atraparle de nuevo, amenazándole entonces con cortarle una oreja, para lo que uno de ellos llega a sujetarle la cabeza. Consigue librarse de ellos una segunda vez, mientras buscan cosas de valor por la casa, pero le vuelven a reducir de nuevo. «Pensé que iba a morir», declara la víctima, que sufrió heridas en las manos, varias partes de su cuerpo y la cabeza, además del considerable sufrimiento psicológico que le ha causado el episodio. Finalmente consigue escapar del apartamento y pedir auxilio, recibiendo atención sanitaria en el Queen’s Mecical Centre.

La víctima ha asegurado que se trata de un ataque no provocado, debido a su orientación sexual. «Estamos satisfechos con esta sentencia que demuestran lo en serio que nos comprometemos con los crímenes del odio. La víctima en este caso mostró inmensa valentía al dar un paso adelante y nos gustaría animar a cualquier persona afectada por un crimen de odio a ponerse en contacto con nosotros sin dudarlo», declara el sargento detective Sharon Powar.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.