Archivo

Entradas Etiquetadas ‘San Francisco de Asís’

Dar amor

Lunes, 20 de mayo de 2019

Del blog Nova Bella:

cristo-muerto-meynier

Nada de ustedes retengan para ustedes,

a fin de que los reciba todo enteros

el que se les ofrece todo entero.

*

San Francisco de Asís,
Carta a toda la orden, 29

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

Vox: los Judas del Evangelio

Sábado, 19 de enero de 2019

vozcand_560x280El presidente de VOX, Santiago Abascal (i), el secretario general, Javier Ortega Smith (d), y el líder de la formación en Andalucía Francisco Serrano (C). EF

Los argumentos de la extrema derecha, “rastreros y mentirosos”

“Tratar de basar en el Evangelio unas políticas xenófobas, machistas y ultraliberales es romper con todo lo que Jesús enseñó”

“Poner a Jesús como ejemplo de una formación que acosa al inmigrante, persigue a las mujeres y trata a los que profesan otra religión de terroristas es una traición a los ideales de ese ‘revolucionario'”

(Jesús Bastante).- “Nos basamos en la ideología de un revolucionario que vivió hace más de 2.000 años y basaba toda su doctrina en el amor, San Juan y San Francisco de Asís”. Así se definía ayer el líder de Vox en Andalucía, el juez en excedencia Francisco Serrano, durante la primera intervención, en la historia de la reciente democracia española, de un representante de la extrema derecha en el Parlamento andaluz.

Unas palabras que han sido contestadas por los cristianos de base de Andalucía, y por el propio Evangelio. Poner a Jesús como ejemplo de una formación que acosa al inmigrante, persigue a las mujeres maltratadas y trata a los que profesan otra religión (en este caso, el Islam) de poco menos que terroristas es, cuando menos, una traición a los ideales de ese ‘revolucionario’ del que habla Serrano.

El amor, como bien explica ese ‘revolucionario’ (que, por cierto, tiene un nombre, y es Jesús de Nazaret), significa hacer valer las Bienaventuranzas, y dar de comer al hambriento, acoger al que no tiene sitio, perdonar siempre, no imponer tu ideología… En definitiva, tratar de construir un mundo nuevo, mejor, para todos, contando con todos, pues la salvación vino para todos.

Tratar de basar en el Evangelio unas políticas xenófobas, machistas, ultraliberales y de “único modelo” es romper con todo lo que, precisamente, Jesús vino a enseñarnos, por no hablar de las referencias a San Juan, el discípulo amado, y a San Francisco de Asís. Que, por otro lado, fue un ejemplo de la lucha por la igualdad hombre y mujer, de la defensa de la naturaleza y del diálogo con el “hermano musulmán” (se están cumpliendo 800 años del encuentro del poverello de Asís con el sultán).

Hacerlo, además, en una tierra como Andalucía, que durante siglos fue un ejemplo de convivencia entre las tres culturas es, simplemente, rastrero. Y un argumento mentiroso. Con esos mimbres, sí que hay que reconocer a Vox que sus ideas sí que aparecen en el Evangelio. En Judas, en Pilatos, en Herodes. En aquellos que, cuando venga el Reino, verán que Jesús estaba precisamente en aquellos a los que ellos despreciaron. Al tiempo.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General , , ,

Viendo el eclipse de sol

Martes, 19 de septiembre de 2017

Del blog Amigos de Thomas Merton:

1972-hermano-sol-hermana-luna-ing-02

“Altísimo y omnipotente buen Señor,
tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor y toda bendición.

A ti solo, Altísimo, te convienen
y ningún hombre es digno de nombrarte.

Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas,
especialmente en el Señor hermano sol,
por quien nos das el día y nos iluminas.

Y es bello y radiante con gran esplendor,
de ti, Altísimo, lleva significación.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana luna y las estrellas,
en el cielo las formaste claras y preciosas y bellas.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento
y por el aire y la nube y el cielo sereno y todo tiempo,
por todos ellos a tus criaturas das sustento.

Alabado seas, mi Señor por la hermana Agua,
la cual es muy humilde, preciosa y casta.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual iluminas la noche,
y es bello y alegre y vigoroso y fuerte.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra,
la cual nos sostiene y gobierna
y produce diversos frutos con coloridas flores y hierbas.

Alabado seas, mi Señor, por aquellos que perdonan por tu amor,
y sufren enfermedad y tribulación;
bienaventurados los que las sufran en paz,
porque de ti, Altísimo, coronados serán.

Alabado seas, mi Señor, por nuestra hermana muerte corporal,
de la cual ningún hombre viviente puede escapar.
Ay de aquellos que mueran en pecado mortal.
Bienaventurados a los que encontrará en tu santísima voluntad
porque la muerte segunda no les hará mal.

Alaben y bendigan a mi Señor
y denle gracias y sírvanle con gran humildad…”

*

San Francisco de Asís.
Cántico de las Criaturas

Foto del eclipse de sol del 21 de agosto de 2017

copia-eclipse-solar-21ago17

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

“El Bajísimo”, por José Arregi

Miércoles, 26 de octubre de 2016

29749579604_4485ce6219_nLeído en su blog:

Paz y Bien, amiga, amigo. Así le gustaba saludar y nos enseñó a saludar San Francisco, el Poverello de Asís, el Hermano, el Pequeño, el Mínimo. Fue hombre de paz y de bien, porque se hizo pequeño, y no compitió con nadie. Cuando bajó del todo, fue libre y creció hasta el fondo de sí. Cuando nos volvamos pequeños, seremos libres, hermanos, dichosos. Divinos. Seremos nuestro ser verdadero.

El pasado 4 de octubre, fiesta de San Francisco, tuve el gusto de participar en Bilbao en la presentación de un libro muy especial sobre él: El Bajísimo, de Christian Bobin (Ed. El Gallo de Oro). Es un libro corto de sorprendente belleza y fuerza. Un libro poema de la primera hasta la última frase, escrito con la inocencia de un niño y el vigor de un profeta. La traducción de Alicia Martínez es espléndida, digna del texto original. Sobre su autor ha dicho André Comte Sponville, pensador místico y ateo: es el “el escritor más grande de su generación, el más dotado, el más original, el más libre –al margen de las modas–; uno de esos raros escritores que nos ayudan a vivir.

El libro se abre con estas palabras: “El niño se fue con el ángel y el perro iba detrás”. ¿Reconoces la frase? Está en la Biblia, en el libro de Tobías, una breve y deliciosa novela del siglo III antes de nuestra era sobre una familia judía deportada a Nínive (entonces Asiria, hoy Irak). Los protagonistas son Tobit y Ana, su hijo Tobías y Sara, su esposa. Y un buen joven que, sin ellos saberlo, resulta ser un ángel llamado Rafael o “medicina de Dios”. Y el perro que les acompaña en la dicha y la desdicha, en todos sus caminos. Tob significa en hebreo “bueno” o “bondad”. Es una historia de bondad. La bondad es más fuerte que el exilio, más fuerte que la pobreza, más fuerte que la ceguera, más fuerte que la muerte. Y no te digo más, para que busques el librito en la Biblia y lo leas entero. Merece la pena, y son 14 páginas.

También El Bajísimo es un canto a la bondad, como la propia vida de Francisco de Asís, el hermano humilde, el hermano menor de la cigarra y del lobo. Porque el corazón le llevaba. O el gusto. “El amor no es amado”, exclamaba por los bosques, a veces cantando, a veces llorando. Deja a tu corazón que sea y haz lo que quieras.

En la Regla para sus hermanos escribe Francisco: “Que nadie sea llamado prior, mas todos sin excepción llámense hermanos menores. Y lávense los pies el uno al otro”. No son órdenes. No es cosa de duro empeño, sino de dejarse llevar por el impulso más profundo. En una sociedad medieval dividida como hoy en dos clases, “mayores” y “menores”, Francisco aspiró primero a ser caballero noble, señor, mayor. Pero pronto fue hallando otra satisfacción más grande, la de ser menor entre los menores, servidor de los leprosos, desecho social a las afueras de Asís. “Me era amargo ver leprosos –escribirá en su Testamento–, pero fui donde ellos y los traté con misericordia y lo que antes me era amargo se me tornó en dulzura de alma y cuerpo”.

Un día, yendo de camino con un compañero, se encontró con un pobre más pobre que ellos, y a Francisco le dio vergüenza. O le dio envidia más bien. “Envidia nunca vista”, comenta Tomás de Celano, coetáneo suyo y primer biógrafo. Francisco no era masoquista. Le guiaba el sano, santo gusto de ser hermano del último. Por eso fue feliz. Se hizo menor porque se sentía feliz, fue feliz porque se hizo el menor. “Escribe, hermano León –le dijo un día– cuál es la verdadera alegría. No consiste en que crezca la Orden, vengan a nosotros doctores y obispos, hagamos milagros, convirtamos a todos y seamos admirados”. ¿En qué consiste, pues?, le preguntó fray León. “Consiste en ser los últimos, tener paciencia en todo y hacer el bien a quien nos hace el mal”.

A esa otra alegría nos remite el último párrafo de El Bajísimo. Describe una foto de una familia con diez niños de caras radiantes que vienen de rebuscar en un basurero. Detrás viene un ángel. “Casi invisible, relegado al último plano, en la lejanía brumosa de la imagen, tres pasos por detrás, indolente, siguiendo el rastro de los niños, el carro y el ángel, el otro, el perro de Tobías y esa alegría en su paso, esta alegría insensata, la contraria de la alegría mercantil. Es al ver la alegría del perro sarnoso cuando habéis sabido que estabais ante o que se llama una imagen sagrada”. El libro concluye con estas palabras y nuestros ojos se abren al Infinito.

Espiritualidad , , ,

Asís, oración y ecumenismo…

Lunes, 26 de septiembre de 2016

focus_assisi_2016

Francisco, Bartolomé y 400 líderes religiosos participan en el 30 aniversario de las jornadas de Asís

“Sed de paz, religiones y culturas en diálogo“, lema de la iniciativa interreligiosa

Los días 18 – 20 de septiembre, Asís se convirtió de nuevo, 30 años después, en lugar de oración ecuménico que ojalá sirviera para derribar los muros de intolerancia y división entre religiones…

Esta iniciativa interreligiosa, iniciada por Juan pablo II, llevaba el título “Sed de paz. Religiones y culturas al diálogo  y  se celebró del 18 al 20 de septiembre y en ella se contó con la participación de 400 líderes religiosos de varias confesiones…

Por su importancia, publicamos el llamamiento-manifiesto que surgió de estas jornadas deseando sea un acicate de Paz y de Unidad:

20160920_top_assisi

  LLAMAMIENTO

Hombres y mujeres de distintas religiones hemos venido, como peregrinos, a la ciudad de san Francisco. En 1986, hace 30 años, e invitados por el Papa Juan Pablo II, Representantes religiosos de todo el mundo se reunieron aquí —por primera vez de una manera tan solemne y tan numerosos—, para afirmar el vínculo indisoluble entre el gran bien de la paz y una actitud auténticamente religiosa. Aquel evento histórico dio lugar a un largo peregrinaje que, pasando por muchas ciudades del mundo, ha involucrado a muchos creyentes en el diálogo y en la oración por la paz; ha unido sin confundir, dando vida a sólidas amistades interreligiosas y contribuyendo a la solución de no pocos conflictos. Este es el espíritu que nos anima: realizar el encuentro a través del diálogo, oponerse a cualquier forma de violencia y de abuso de la religión para justificar la guerra y el terrorismo. Y aun así, en estos años trascurridos, hay muchos pueblos que han sido gravemente heridos por la guerra. No siempre se ha comprendido que la guerra empeora el mundo, dejando una herencia de dolor y de odio. Con la guerra, todos pierden, incluso los vencedores.

Hemos dirigido nuestra oración a Dios, para que conceda la paz al mundo. Reconocemos la necesidad de orar constantemente por la paz, porque la oración protege el mundo y lo ilumina. La paz es el nombre de Dios. Quien invoca el nombre de Dios para justificar el terrorismo, la violencia y la guerra, no sigue el camino de Dios: la guerra en nombre de la religión es una guerra contra la religión misma. Con total convicción, reafirmamos por tanto que la violencia y el terrorismo se oponen al verdadero espíritu religioso.

Hemos querido escuchar la voz de los pobres, de los niños, de las jóvenes generaciones, de las mujeres y de muchos hermanos y hermanas que sufren a causa de la guerra; con ellos, decimos con fuerza: No a la guerra. Que no quede sin respuesta el grito de dolor de tantos inocentes. Imploramos a los Responsables de las naciones para que se acabe con los motivos que inducen a la guerra: el ansia de poder y de dinero, la codicia de quienes comercian con las armas, los intereses partidistas, las venganzas por el pasado. Que crezca el compromiso concreto para remover las causas que subyacen en los conflictos: las situaciones de pobreza, injusticia y desigualdad, la explotación y el desprecio de la vida humana.

Que se abra en definitiva una nueva época, en la que el mundo globalizado llegue a ser una familia de pueblos. Que se actúe con responsabilidad para construir una paz verdadera, que se preocupe de las necesidades auténticas de las personas y los pueblos, que impida los conflictos con la colaboración, que venza los odios y supere las barreras con el encuentro y el diálogo. Nada se pierde, si se practica eficazmente el diálogo. Nada es imposible si nos dirigimos a Dios con nuestra oración. Todos podemos ser artesanos de la paz; desde Asís, con la ayuda de Dios, renovamos con convicción nuestro compromiso de serlo, junto a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

focus_assemblea_inaugurazione_santegidio

Fuente Agencias/Vaticano/ Comunidad de San Egidio

 

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Hinduísmo, Islam, Judaísmo , , , , ,

Alabanzas del Dios Altísimo

Jueves, 5 de mayo de 2016

S.Francesco'StripBenedetto

Tú eres santo, Señor Dios único, que haces maravillas.

Tú eres fuerte, tú eres grande, tú eres altísimo, tú eres rey omnipotente, tú, Padre santo, rey del cielo y de la tierra.

Tú eres trino y uno, Señor Dios de dioses, tú eres el bien, todo el bien, el sumo bien, Señor Dios vivo y verdadero.

Tú eres amor, caridad; tú eres sabiduría, tú eres humildad, tú eres paciencia, tú eres belleza, tú eres mansedumbre, tú eres seguridad, tú eres quietud, tú eres gozo, tú eres nuestra esperanza y alegría, tú eres justicia, tú eres templanza, tú eres toda nuestra riqueza a satisfacción.

Tú eres belleza, tú eres mansedumbre; tú eres protector, tú eres custodio y defensor nuestro; tú eres fortaleza, tú eres refrigerio.

Tú eres esperanza nuestra, tú eres fe nuestra, tú eres caridad nuestra, tú eres toda dulzura nuestra, tú eres vida eterna nuestra: Grande y admirable Señor, Dios omnipotente, misericordioso Salvador.

*

San Francisco de Asís

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

María de todos nuestros deseos y de todas nuestras esperanzas …

Sábado, 7 de junio de 2014

Del blog de la Communion Béthanie:

410345079_db0b846758

María de todos nuestros deseos
y de todas nuestras esperanzas …

Te saludo María,
madre de todos nuestros deseos de ser felices.
Eres la tierra que dice sí a la vida.
Eres la humanidad que consiente en Dios.
Eres la fruta de las promesas del pasado
y el futuro de nuestro presente.
Eres la fe que acoge lo imprevisible,
eres la fe que acoge lo invisible

Te saludo María,
madre de todas nuestras búsquedas
de este Dios imprevisto.
Del Templo donde lo pierdes,
al Calvario donde es colgado
su camino te parece una locura.
Eres cada uno de nosotros que busca a Jesús,
sin comprender bien su vida y sus palabras.
Eres la madre de las oscuridades de la fe,
tú quién observas todos los acontecimientos en tu corazón,
profundizas y meditas todos nuestros ” ¿por qué? ”
Y quien confía en el futuro de Dios, tu Señor.

Te saludo María,
madre de todos nuestros sufrimientos.
Eres la mujer de pie
al pie del hombre crucificado,
eres la madre de todos los que lloran
la inocencia masacrada y el preso torturado.

Te saludo María,
madre de Jesús y del discípulo que creyó.
Eres la madre de los Hombres y de la Iglesia,
estás en la encrucijada de la historia de la salvación
que Dios inventa desde Abraham y Moisés.

Te saludo María,
madre de todos nuestros pentecostés.
Eres, con los apóstoles,
la Iglesia que ruega y acoge los dones del Espíritu Santo.

Te saludo María,
madre de todas nuestras esperanzas.
Eres la estrella radiante de pueblo en marcha hacia Dios.
Eres el anuncio de la humanidad transfigurada,
eres el éxito de la creación
que Dios hizo para su eternidad.

*

Michel Hubaut
Oración extraída de « Cristo nuestra felicidad, aprender a orar con san Francisco de Asís y Santa Clara de Asís », Éditions Fayard, 1986.

2

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , ,

“Un nuevo clima pastoral”, por Victor Codina.

Sábado, 15 de marzo de 2014

Francisco2_t670Publicado en Cristianismo y justicia:

Victor Codina. [Vida Pastoral] En el  conocido cuento de Hans Christian Andersen sobre El traje nuevo del rey, el rey, creyendo estar vestido con un traje maravilloso elaborado por unos grandes sastres, salió a la calle desnudo, enseñando sus vergüenzas, pero nadie se atrevía a decir nada porque temían ofender al monarca y perder sus favores; a mitad del recorrido, un niño se atrevió a alzar la voz y gritó, ante el asombro de todos: ¡el rey va desnudo!

El rey del cuento no representa a una persona sino a un sistema, sea político o  religioso. Pero hasta ahora los “niños” que decían que el rey caminaba desnudo, eran tenidos por imprudentes, utópicos e ingenuos.

Los que proclamaban que “otro mundo es posible” eran ridiculizados por los sensatos economistas y estadistas reunidos en Davos. Cuando H. Küng escribía cartas a los obispos pidiendo reformas en la Iglesia o el jesuita egipcio H. Boulad se dirigía a Benedicto XVI con varias peticiones de cambio, cuando se hablaba del peligro de que la Iglesia se convirtiese en un gueto, o se detectaba un cisma silencioso de gente que abandonaba la Iglesia… los “sensatos” creíamos que exageraban.

Y resulta que ahora Francisco, el nuevo obispo de Roma, es el que, como el “niño” del cuento, dice que el sistema económico liberal, basado en la idolatría del dinero es injusto, pues enriquece a unos pocos y convierte a una gran mayoría en masas sobrantes; que la actitud de los países ricos ante los emigrantes africanos y asiáticos, muchos de los cuales mueren en el intento de llegar a las costas europeas, es una vergüenza; que vivimos en la burbuja del consumo y con el corazón anestesiado ante el sufrimiento ajeno. Francisco condena las armas químicas y ante los niños muertos en Siria lanza una campaña de oración y ayuno para evitar una nueva guerra; en Brasil les dice a los jóvenes que hagan lío y sean revolucionarios en busca de un mundo mejor y más justo; que el problema de la Iglesia es el desempleo de los jóvenes; que las confesiones religiosas del mundo deben aunarse para resolver el problema del hambre y de la falta de educación…

Francisco se reconoce pecador y pide oraciones; recuerda que la Iglesia necesita una conversión y una continua reforma; que el ambiente cortesano es la lepra del Papado; que la curia es vaticano-céntrica y traslada su visión al mundo; que el clericalismo no es cristiano; que la Iglesia no puede ser restauracionista ni añorar el pasado; que los pastores han de oler a oveja y no convertirse en clérigos de despacho o coleccionistas de antigüedades, ni caer en el carrerismo; que los obispos no pueden estar siempre en los aeropuertos; que la confesión no puede ser una tortura sino un lugar de misericordia; que hay que evitar el centralismo y el autoritarismo en el gobierno de la Iglesia; que no hay que teorizar desde el laboratorio sino experimentar la realidad del pueblo; nos invita a no tener una visión monolítica, a respetar la diversidad, a no ser narcisistas, y a recordar que la Iglesia no es una ONG piadosa sino la casa de Dios que ha de desnudarse de todo lo mundano.

¿Quién hubiera esperado hace algún tiempo que el Papa fuese este “niño” que denuncia que el “rey” camina desnudo por la historia…?

Un Papa cristiano

El dibujante “El Roto, que publica en el diario El País de España unas viñetas humorísticas, siempre críticas y muchas veces incluso ácidas, dibujó hace poco a un personaje vestido de rojo (¿cardenal? ¿obispo? ¿monseñor?) que exclamaba indignado: “Nos ha salido un Papa cristiano. ¡Qué calamidad!”

Dejando a un lado la ironía sarcástica del humorista, es muy cierto que lo que Francisco dice y hace no es otra cosa que traducir el evangelio al mundo de hoy: estar  más preocupado del hambre del mundo que de los problemas intraeclesiales, hacer que la Iglesia sea un signo del perdón y misericordia de Dios, una Iglesia pobre y de los pobres, ser como un hospital de campaña que sana heridas; que ha de salir a la calle, ir a las fronteras existenciales aun con peligro de accidentes; que respete a los laicos y la dignidad de las mujeres; que viva en una atmósfera de diálogo con todas las confesiones religiosas sin proselitismo, buscando ante todo el bien de la humanidad; que respete la conciencia de cada persona que es la que debe optar por el bien; que no se centre obsesivamente en temas morales como el aborto, el matrimonio de los homosexuales y el divorcio, sino que anuncie la buena noticia de la salvación en Cristo; que camine con otros en medio de las diferencias, en espíritu sinodal y fraterno; que reconozca que todos somos hijos e hijas del mismo Padre y hermanos y hermanas, una Iglesia con entrañas maternales de misericordia, que refleje la ternura de Dios y cuide de la creación… que no se grite ni aclame al Papa Francisco, sino a Jesús.

Al Papa no le tiembla el pulso, ha criticado públicamente a un monseñor implicado en tráfico de divisas, ha apartado de sus cargos a un obispo que ha construido un lujoso  palacio episcopal y a un nuncio acusado de pedofilia.

Se respira un aire nuevo, oxigenante, con olor a Evangelio. Esto que sorprende positivamente a creyentes y no creyentes, comienza a suscitar recelo y miedo en algunos sectores eclesiales que se escandalizan farisaicamente de muchas acciones y palabras del Papa. Algunos le llaman despectivamente “el argentinito” y piden que “lo iluminen o lo eliminen”

Las florecillas del Papa Francisco

Lo más sorprendente es que el nuevo obispo de Roma ha causado un impacto por sus gestos y símbolos y por sus expresiones gráficas más que por largos discursos o encíclicas que muy pocos leen. Los semiólogos explican la importancia y el impacto de los símbolos para influir y cambiar la mentalidad del pueblo. Francisco ha optado por el método de Jesús que hablaba en parábolas y hacía signos del Reino: sanar enfermos, alimentar al pueblo hambriento, comer con pecadores, lavar los pies a sus discípulos…

La encíclica Lumen fidei, firmada por Francisco pero escrita mayormente por Benedicto XVI, ha tenido poca resonancia, pero en cambio el pueblo creyente y no creyente ha captado sus gestos: besar a un niño discapacitado, lavar los pies a una joven musulmana, comer en Asís con niños con síndrome de Down, lanzar al mar en Lampedusa una corona de flores amarillas y blancas en memoria de los emigrantes fallecidos, usar sus zapatos viejos de antes, no vivir en los Palacios Apostólicos, viajar por Roma en un sencillo y pequeño coche, contestar a las preguntas de un periodista no creyente, invitar a Santa Marta al rabino de Buenos Aires, regalar unos zapatitos al nieto de Cristina Fernández de Kirschner, recibir a Gustavo Gutiérrez, celebrar la eucaristía el día de San Ignacio en la Iglesia del Gesù y llevar un ramo de flores a la tumba del P. Pedro Arrupe, ex General de la Compañía de Jesús que había sido cuestionado y marginado por el Vaticano…

Las florecillas del Papa Francisco recuerdan las florecillas de San Francisco de Asís y las del Papa Juan XXIII. Se ha cambiado el clima eclesial. No sabemos si el Papa Francisco podrá llevar adelante la reforma de la curia y de la Iglesia, pero ha desbloqueado el ambiente, y el invierno eclesial parece ceder a unos sencillos y todavía tímidos brotes de primavera. ¿Volverá la primavera conciliar?

Un icono pastoral latinoamericano

Este Papa venido del Sur, de América Latina, aporta a toda la Iglesia un estilo nuevo pastoral que refleja el caminar de la Iglesia latinoamericana desde Medellín a Aparecida: la opción por los pobres, la denuncia de las estructuras injustas de pecado, el respeto a la fe y religiosidad del pueblo sencillo, la devoción mariana, la sencillez y cordialidad, el cuidado de la Madre tierra, la confianza en la misericordia de Dios que siempre está abierto al perdón.

Detrás de sus gestos y palabras está su experiencia pastoral y teológica latinoamericana, argentina, sus contactos frecuentes con las villas de miseria y los curas villeros, su sentido de pueblo, ¿el influjo de la teología de Lucio Gera y de Juan Carlos Scannone…?

El programa pastoral del Papa es Aparecida, de cuya última redacción él fue el responsable: discípulos y misioneros de Jesucristo para que el pueblo tenga vida, conversión pastoral, Iglesia en estado de misión, Iglesia casa y comunidad, opción por la formación de laicos, ver en los pobres el rostro de Jesús, pues no se puede hablar de Cristo sin hablar de los pobres… Todo lo de oler a oveja, salir a la calle, ir a las fronteras… huele a América Latina y es un mensaje para todo el mundo, pero en especial para el Continente Americano. No en vano hemos de observar ese detalle significativo de que el Papa ha regalado el documento de Aparecida a varios líderes latinoamericanos.

Desde el Sur de la Iglesia sopla el Espíritu, desde los pobres, los marginados, las mujeres, los jóvenes, los indígenas, desde “el niño” que descubre que el “rey”, sea la sociedad o la Iglesia, está desnudo…

Nos toca ahora proteger la desnudez del “rey”, cubrir sus vergüenzas, instaurar entre todos un mundo más justo y fraterno, una Iglesia más sencilla y comunitaria, más nazarena, que huela a Jesús y a Evangelio.

¡Qué maravilla, tenemos un Papa realmente cristiano!

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

Un corazón ligero.

Sábado, 8 de febrero de 2014

Del blog de la Communion Béthanie:

af2de3000f77708c18fefb36ad6a8930

“Me preguntas qué es un corazón ligero.”

Escucha:
Un pájaro canta en el jardín. No lo molestes.
Hazte lo más pequeño posible, difumínate, súmete
en el silencio. Escúchalo.
No trates de atraparlo ni domesticarlo.
Es la creación la que canta.
Y su canto es el de su Creador.

Las rosas se abren en el jardín.
Déjalas florecer.
No extiendas la mano para cogerlas.
Alégrate de verlas tan bellas, tan frescas.
Es la sonrisa del Creador.

Y, sobre todo, si Dios viene a florecer
en tu jardín, no intentes reducirlo a tus dimensiones.
Deja que Dios sea Dios.
Y alégrate sólamente de que lo sea.
Que florezca en tu jardín o en el del vecino
poco importa. Él es Dios, y eso basta.

Y si te encuentras con un miserable, con un ser dolorido
o desesperado, cállate y escúchalo.
Llena tus ojos de su presencia, de su existencia,
hasta que él mismo descubra en tu mirada
que existe de veras y que tu eres su hermano.
Entonces encontrarás los gestos y las palabras
oportunos.
Y quizá no haya nada que decir o hacer.
Él existe. Tú le has hecho existir.
Tú has sido Dios para tu hermano.

Entonces también tu oirás el canto de la flauta nueva.
No serás un violento, un conquistador ni un depredador.
Conocerás la alegría divina de existir.
Tendrás el corazón ligero. “

*

Eloi Leclerc. El sol se levanta sobre Asís, DDB

876647817

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.