Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Gabriel Fernández’

Documental de Netflix analiza el asesinato de Gabriel Fernández a mano de sus padres por «ser gay»

Miércoles, 26 de febrero de 2020

gabriel-fernández-netflix1-600x359El gigante de streaming Netflix acaba de lanzar un avance de su próximo documental sobre el asesinato de Gabriel Fernández.

La madre de Gabriel, Pearl Fernández, y su novio, Isauro Aguirre, fueron declarados culpables de torturar hasta la muerte al niño de 8 años por pensar que éste era gay. Fernández, de 34 años, fue sentenciada a cadena perpetua, mientras que Aguirre, de 37 años, fue condenado a la pena de muerte.

«Este caso es muy emotivo, agradeceremos a las personas sensibles abandonar la sala«, es la petición que el alguacil de la Suprema Corte de Los Ángeles realizó durante el primer día del jucio del niño de Pamdale. Con estas palabras inicia el trailer del documental que estará disponible en la plataforma a partir del 26 de febrero.

Las autoridades del sur de California que respondieron a una llamada al 911 en 2013 encontraron a Gabriel desnudo en una habitación. Tenía el cráneo agrietado, tres costillas rotas y balines BB incrustados en el pulmón y la ingle. Murió dos días después de sus heridas en un hospital.

gabriel-fernández-netflix-600x397

Durante el juicio de Aguirre, los fiscales le dijeron al jurado que odiaba a Gabriel porque sospechaba que el niño era homosexual. Los mensajes de texto entre la pareja demuestran que conspiraron para matar a Gabriel, dijeron los fiscales.

El documental The Trials of Gabriel Fernández analiza cómo el sistema falló a un niño que había sufrido repetidos signos de abuso y abandono a largo años. Los fiscales dieron el paso extraordinario de no solo perseguir a los abusadores sino también a los cuatro trabajadores sociales involucrados en el caso.

The Trials of Gabriel Fernández comienza a emitirse hoy miércoles 26 de febrero en Netflix.

Fuente Oveja Rosa

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cadena perpetua y pena de muerte para una madre y su novio por el asesinato homófobo de su hijo de 7 años

Lunes, 11 de junio de 2018

6a00d8341c730253ef01b7c6cffac4970b-800wiGabriel Fernández, un niño de 7 años de Palmdale, fue asesinado en mayo de 2013 por el novio de su madre que creía que el niño era gay.

Tanto la madre como el novio han sido condenados a cadena perpetua y pena de muerte respectivamente por el asesinato del menor.

Cuatro trabajadores sociales se enfrentan a un juicio acusados de “negligencia criminal” por no haber prestado atención al caso y haber falsificado informes.

En mayo de 2013 un niño de 7 años fue ingresado en un hospital de Palmdale, California, con quemaduras, varias costillas rotas y una fractura craneal. El niño, Gabriel Fernández, murió dos días después. La madre, Pearl Fernández, y su novio, Isauro Aguirre, fueron detenidos y acusados por el asesinato del niño. Según la policía el asesino fue Isauro mientras que Pearl jugó un papel como cómplice (por permitir los malos tratos y tratar de encubrir el asesinato).

Como afirmó el fiscal del caso, Jonathan Hatami, el acusado “admitió que golpeaba a Gabriel más fuerte que a nadie más. Admitió haberle golpeado 10 veces en la cabeza. Estamos hablando de un hombre de 1,87 de estatura y 122 kg. Le golpeó 20 veces en el cuerpo y admitió que llegó a perder la cuenta.” La motivación del asesinato, como expuso Hatami durante los alegatos iniciales del juicio, fue la homofobia: tanto Pearl como Isauro estaban convencidos de que el niño de 7 años era gay. Aunque el abogado de Aguirre admitió que su defendido había maltratado al niño, aseguró que el motivo fue “un arranque de ira cuando Gabriel le dijo a su madre que dejara a su novio“. Pero el fiscal, que enseñó al jurado fotos que mostraban el estado del cuerpo del niño cuando llegó al hospital, aseguró que Isauro obligaba a Gabriel a vestir con ropa de chica para ir al colegio. Según el fiscal, a Isauro no le gustaba Gabriel y pensaba que era gay, y ésa fue su motivación para tratar así al pequeño: “Lo último que vio Gabriel fue a este hombre lanzándose sobre él y golpeándole hasta la muerte“.

isauro-aguirre-pearl-fernandezIsauro Aguirre y Pearl Fernández

La fiscalía también acusó a la pareja de haber disparado al niño con una pistola de balines y haberle obligado a dormir en un armario mientras sus hermanos y hermanas lo observaban todo. Los primeros testimonios en el juicio contra Aguirre (la madre y el novio tuvieron juicios separados) fueron los de los paramédicos que aseguraron que el niño tenía marcas de estrangulamiento alrededor del cuello, los tobillos hinchados y lo que parecían quemaduras en las palmas de las manos. Además el cuerpo del niño presentaba mordeduras, arañazos y fracturas craneales; le faltaban dos dientes y tenía perdigones incrustados en la ingle y en sus pulmones.

Finalmente tanto la madre como el novio han sido condenados por el asesinato del niño. A ella le ha caído una cadena perpetua (aunque la fiscalía pedía la pena capital) y a él, tal y como recomendó el jurado al juez George Lomeli, la pena de muerte.

La fiscalía también acusó a la pareja de haber disparado al niño con una pistola de balines y haberle obligado a dormir en un armario mientras sus hermanos y hermanas lo observaban todo. Los primeros testimonios en el juicio contra Aguirre (la madre y el novio tuvieron juicios separados) fueron los de los paramédicos que aseguraron que el niño tenía marcas de estrangulamiento alrededor del cuello, los tobillos hinchados y lo que parecían quemaduras en las palmas de las manos. Además el cuerpo del niño presentaba mordeduras, arañazos y fracturas craneales; le faltaban dos dientes y tenía perdigones incrustados en la ingle y en sus pulmones.

Finalmente tanto la madre como el novio han sido condenados por el asesinato del niño. A ella le ha caído una cadena perpetua (aunque la fiscalía pedía la pena capital) y a él, tal y como recomendó el jurado al juez George Lomeli, la pena de muerte.

gabriel-fernandez-servicios-socialesLos trabajadores sociales y su equipo legal durante la vista preliminar. (Foto: Marcus Yam / Los Angeles Times)

Hay otro juicio pendiente por este caso del que aún no se conoce la sentencia: el juicio contra los trabajadores sociales que presuntamente no solo ignoraron la situación sino que falsificaron los informes sobre Gabriel para ocultar los signos de maltrato. Cuatro trabajadores de los servicios sociales de Palmdale (Stefanie Rodriguez, Patricia Clement, Kevin Bom y Gregory Merritt) fueron acusados por la jueza Mary Lou Villar de negligencia criminal al considerar que la muerte de Gabriel podría haberse evitado si los trabajadores sociales hubieran prestado atención a las “banderas rojas” que había “por todas partes“: “La madre de Gabriel estaba en el sistema. Eso es una bandera roja. Faltaba al colegio, tenía heridas y su profesora dio aviso” explicó la jueza, “Todo eso muestra que la madre no cooperaba y las partes deberían haber sabido que algo no iba bien“.

El caso contra los trabajadores sociales se basa, entre otras cosas, en el testimonio de la profesora de Gabriel, Jennifer García, que denunció varias veces el caso a los servicios del condado. A pesar de las múltiples llamadas que la profesora realizó a los servicios sociales por las heridas que Gabriel presentaba (desde arañazos por ser golpeado con un cinturón hasta disparos de perdigones), García testificó que perdió la esperanza porque el niño seguía bajo la custodia de su madre.

Fuente | Instinct Magazine, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Isauro Aguirre es declarado culpable del asesinato en primer grado de Gabriel Fernández

Miércoles, 22 de noviembre de 2017

780x580-youtube-ja5yi3gg3hc-isauro-aguirre-es-declarado-culpable-del-asesinato-en-primer-grado-de-gabriel-fernandezA la espera de una sentencia, un jurado declara culpable a Isauro Aguirre por el asesinato en primer grado de Gabriel Fernández, de 8 años de edad, al que tortura y agrede físicamente hasta que muere de hambre porque «creía que era gay».

Isauro Aguirre es declarado culpable de asesinato en primer grado este miércoles, 15 de noviembre, tras un juicio que comenzaba hace casi un mes. Un jurado debe ahora decidir si le sentencia a la pena de muerte o a una cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por el asesinato de Gabriel Fernández, de 8 años de edad, que fue declarado con muerte cerebral en mayo de 2013, dos días después de que los paramédicos llegaran a su casa en Palmdale, California, donde le encuentran con el cráneo fracturado, tres costillas rotas y heridas de un arma de aire comprimido en el pulmón y la ingle.

La investigación ha determinado que Gabriel había muerto de hambre, tras ser duramente torturado al alimentarle con arena para gatos y su propio vómito, atado y forzado a dormir en un armario. «Fue menospreciado, intimidado y llamado gay. Le arrancaron sus dientes. Lo ataron todas las noches en una caja», declara en el juicio Jonathan Hatami, vicefiscal del distrito de Los Angeles sobre los abusos sufridos por Gabriel, que ha llegado a comparar con las torturas sufridas por un prisionero de guerra, calificando a Aguirre como un hombre «malvado» que «le gustaba torturar» al menor de manera sistemática «porque creía que Gabriel era homosexual, y para él, eso era algo malo», llegando a obligarle a vestir ropa femenina para ir a la escuela. Lo que Aguirre hizo al matar al niño «no tuvo nada que ver con las drogas [o] problemas de salud mental», asegura Hatami que considera se trata de un «asesinato intencional mediante tortura».

El abogado defensor, Michael Sklar, reconoce desde el principio que su cliente ha matado a Gabriel, pero argumentando que había «actuado en un ataque de ira, seguido de una explosión de violencia» después de que la madre del niño, Pearl Fernández, amenazara con abandonarle. Un segundo abogado defensor, John Allan, asegura que Aguirre tiene dificultades para manejar conflictos y situaciones caóticas, asegurando que «a pesar del horrible abuso, Isauro nunca tuvo la intención de que Gabriel muriera».

«Creo que al ser una víctima de abuso infantil, te sientes impotente al no haber nadie que te ayude (…). La gente tiene que luchar por los niños y otros que no pueden luchar por sí mismos», declara Hatami, quien llora abrazado al padre biológico de Gabriel al escuchar el veredicto. En una rueda de prensa posterior, el propio Hatami se identifica como un superviviente de abuso infantil. Además de la sentencia, queda pendiente el juicio de la madre de Gabriel, previsto para el año que viene, acusada como cómplice y encubridora de Isauro Aguirre, quien se ha declarado inocente del cargo de asesinato.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

El hombre que asesinó al hijo de 8 años de su novia por creer que era gay niega la “tortura” y se enfrenta a posible pena de muerte

Jueves, 19 de octubre de 2017

palmdale-gabrielEste lunes se ha iniciado el proceso contra Isauro Aguirre, en el que se le juzga por la tortura y el asesinato de su hijastro de 8 años, Gabriel Fernández, al que tanto él como la propia madre del pequeño despreciaban por creer que era gay. El caso se remonta a mayo de 2013,  y creó una gran conmoción en Los Ángeles y en el resto de los Estados Unidos. A Gabriel, conocido también como Gabrielito, al parecer le gustaba jugar con muñecas y a su madre y al novio de esta parecía disgustarles esta y otras conductas, al no considerarlas aceptables. El fiscal ha revelado que Aguirre golpeó a Gabriel, lo mordió, lo quemó con cigarrillos, le disparó con un arma de fogueo mientras estaba encerrado en una jaula, lo alimentó con arena para gatos, tuvo que ingerir su propio vómito, lo encerraba con un calcetín en la boca para que no pudiera gritar y tenía que hacerse encima sus necesidades. Sorprendentemente, la defensa de Aguirre niega el agravante de “tortura”. Perla Fernández (la madre) y cuatro trabajadores sociales, también están imputados y serán igualmente juzgados.

“No llamaron al 911 para ayudar a Gabriel. Llamaron al 911 para ocultar lo que hicieron. El acusado mintió en la llamada al 911”… Esta es una de las alegaciones que ha presentado el fiscal Jon Hatami en la primera sesión del juicio contra Isauro Aguirre, celebrada este lunes. Hatami también ha relatado los abusos y las vejaciones cometidas contra el pequeño de 8 años durante meses por Aguirre y Perla Fernández, hasta que Gabriel acabó falleciendo. Asimismo, se mostraron ante el tribunal el conjunto de armas y herramientas utilizadas para martirizar al menor (botas militares, armas de fogueo, espráis pimienta, correas…), algunas de las cuales poseía el acusado en calidad de vigilante de seguridad.

Por su parte, el abogado defensor, John Allan, decía que Isauro Aguirre “es culpable de asesinato, pero la circunstancia especial alegada, de que pretendía matar a Gabriel con la imposición de tortura, no es cierta”. Resulta difícil de sostener, según ha presentado este letrado, que “a pesar del horrible abuso, Isauro nunca tuvo la intención de que Gabriel muriera”. En este sentido, Aguirre se ha declarado “no culpable” de los cargos que se le imputan y tendrá que someterse al veredicto del jurado, compuesto por siete mujeres y cinco hombres, que tendrán que determinar su grado de culpabilidad en este caso. Si el tribunal admite la tortura como agravante del asesinato, Aguirre puede enfrentarse a la pena capital.

“Este es un caso altamente emotivo”, decía el alguacil en la sala antes de que se iniciara la sesión. Ante la repugnancia de los hechos, este funcionario advertía a los asistentes que debían controlar sus emociones, para evitar ser apercibidos y que no se les prohibiera la asistencia al resto del juicio.

Como regió dosmanzanas en su momento, el pequeño sufría malos tratos desde octubre de 2012, la infortunada fecha en la que Perla Fernández reclamó su custodia (antes vivía con sus abuelos). Fernández y su pareja, Isauro Aguirre, sometieron al niño a un auténtico infierno, motivado entre otras cosas por su creencia de que el niño era homosexual: le proferían insultos homófobos, le azotaban con una hebilla metálica y le golpeaban con un bate de béisbol cuando le encontraban jugando con muñecas, además de obligarle a salir a la calle vestido de niña, entre otras vejaciones.

El fiscal Hatami enseñó al jurado fotografías de cuando Gabriel vivía con sus abuelos y lucía un aspecto saludable y de felicidad, mientras que ocho meses después, cuando su madre recuperó la custodia, aparecía con el cuerpo abatido. “La evidencia mostrará que fue golpeado, quemado, magullado…”, ha aseverado Hatami. Aguirre “era un guardia de seguridad que torturó intencionalmente y abusó de un niño pequeño indefenso e inocente”, ha concluido el fiscal.

Se espera que el juicio contra Aguirre dure aproximadamente ocho semanas y la madre del niño será juzgada por separado. Cuatro trabajadores sociales del condado de Los Ángeles que fueron asignados al caso de Gabriel también enfrentan cargos relacionados con la muerte. Este caso puso en tela de juicio la actuación de los servicios sociales del condado de Los Ángeles, que no hicieron nada por evitar el sufrimiento de Gabriel pese a recibir varias denuncias del maltrato que sufría, entre ellas las de su propia profesora, y a tener incluso constancia de que el pequeño había escrito una nota de suicidio poco antes de ser asesinado.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Cadena perpetua para la pareja que torturó y mató a su hijo porque pensaban que ‘era gay’

Viernes, 31 de octubre de 2014

6a00d8341c730253ef01b7c6cffac4970b-800wiPerla Fernández, la madre del pequeño, y su ex novio, Isauro Aguirre, han sido condenados de por vida sin posibilidad de apelar, ni obtener la libertad condicional. Han alcanzado un pacto con la fiscalía que les ha librado de la pena de muerte tras declararse ambos culpables de asesinato en primer grado y de tortura con circunstancias especiales a Gabriel, de 8 años de edad. Según los informes policiales, le insultaban llamándole marica y le sometieron a todo tipo de deleznables torturas durante meses como golpearle con la hebilla de un cinturón y un bate de béisbol porque jugaba con muñecas, le obligaron a comer heces de gato y su propio vómito, lo cubrieron con un spray de pimienta y lo encerraron en un armario con una calcetín metido en la boca para acallar sus gritos de auxilio permitiendo que se hiciera sus necesidades encima sin dejarle ir al baño.

En la foto del periódico Gabriel parece un niño feliz con una amplia sonrisa entre tímida y traviesa y en sus pequeños ojos oscuros se adivina un aire de melancolía. Vestido con un pantalón deportivo, una camiseta blanca con franjas azules y zapatos tenis, a simple vista se podría decir que se trata de un niño con una vida normal. Pero la vida de Gabriel Fernández estuvo lejos de haber sido normal. Fue un terrible suceso que conmocionó a Estados Unidos. El 22 de mayo de 2013, la madre, Perla Fernández, llamó al 911 para pedir auxilio porque su hijo Gabriel no respiraba. Cuando los servicios de emergencia llegaron al apartamento en Palmdale, al norte de Los Ángeles, se encontraron con el niño desnudo. Tenía una fractura en el cráneo, varias costillas rotas, la piel plagada de moretones, quemaduras y balines en el pulmón y en la ingle. El pequeño falleció dos días después. En agosto, Aguirre y Fernández fueron acusados de asesinato capital.

Un grupo en el  Facebook llamada Justicia para Gabriel, que ha estado siguiendo el caso, publicó: ‘Se ha hecho justicia. Los dos se sentaban en el corredor de la muerte pero han apelado conmutándolo por cadena perpetua sin posibilidad de que salgan a a calle. No habrá un sitio seguro para ellos’.

Lo más traumático del caso es que, a pesar de las numerosas evidencias de que el pequeño Gabriel era víctima en su propio hogar de abusos y torturas, quienes pudieron haber hecho algo para evitar su muerte prefirieron cruzarse de brazos. Los registros del Departamento de Servicios para Niños y Familias del Condado de Los Ángeles indican que los trabajadores de esta institución recibieron varias denuncias del horrendo maltrato al que era sometido Gabriel tanto por su madre, Perla Fernández, como por el novio de ésta, Isauro Aguirre.

Las denuncias se registraron a partir de octubre de 2013, poco después de que Gabriel dejara la casa de unos parientes para irse a vivir con su madre. La maestra del niño informó que el niño se había presentado a clases con la cara llena de moretones provocados por los golpes que le había dado su mamá con la hebilla de un cinturón. Al siguiente mes, la misma maestra denunció que Gabriel había llegado con el labio inflamado porque su madre le había pegado. En enero de este año, la profesora denunció nuevamente que el pequeño tenía la cara hinchada y con hematomas. Y el pasado marzo una terapeuta advirtió que el menor había expresado deseos de suicidarse y que probablemente había sido asaltado sexualmente por un familiar.

6a00d8341c730253ef01a511fa7781970cNinguna de estas denuncias, sin embargo, prendió la alarma en el Departamento de Servicios para Niños y Familias del Condado de Los Ángeles. Por razones inexplicables, ninguno de los trabajadores sociales a cargo del caso actuó para salvar a Gabriel a sabiendas incluso de que su mamá había pertenecido a pandillas y era adicta a las drogas.

El director del Departamento de Servicios para Niños y Familias, Philip Browning, acepta que el sistema le falló a Gabriel, pero hasta ahora no ha entablado acción alguna para castigar a los trabajadores implicados ni ha anunciado algún tipo de medida correctiva para prevenir otra tragedia. Por desgracia, el caso de Gabriel no es único. Esa institución tiene un largo historial de haberle fallado a muchos niños cuyas vidas han quedado truncadas por la ineptitud y falta de entrenamiento de sus empleados, lo cual es indignante e inadmisible. Solamente a través de un castigo ejemplar para todos los que fallaron y de la aplicación de nuevos programas de entrenamiento y supervisión se hará justicia y podrá evitarse que otro inocente sufra el mismo destino que Gabriel. Un niño al que le gustaba jugar con muñecas que sufrió la incomprensión de la violencia de unos mayores que jamás lo escucharon. Su madre y padrastro pagarán con la cárcel de por vida pero hay muchos más culpables que deberían ser relevados de sus cargos para evitar que otros niños pasen por el mismo calvario que Gabriel.

¿Cómo se puede ser tan inhumano con un crío desvalido?. Nadie se lo puede explicar. Y menos cuando se trata de tu propio hijo.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Una pareja de California habría asesinado a su hijo por “actuar como un homosexual”

Martes, 9 de septiembre de 2014

6a00d8341c730253ef01b7c6cffac4970b-800wiInconcebible y repugnante… ¿Y este es el modelo de familia patriarcal? ¿No tienen nada que decir los jerarcas y líderes homófobos que nos niegan nuestra capacidad de educar y de tener familia?

El Estado de California está llevando a cabo un juicio en torno al asesinato de Gabriel Fernández, un niño que fue asesinado por sus padres en mayo del pasado año 2013. Los hermanos del menor han revelado que uno de los motivos por los que los padres del menor asesinaron al mismo es que actuaba “como un homosexual”. Los padres llegaron a obligarle a ir al colegio con ropa de niña con el objetivo de humillarle. Las palizas eran cotidianas.

El asesinato de Gabriel Fernández, un niño de 8 años de la localidad de Antelope Valley, en Los Ángeles (California), se habría producido por motivos de odio homófobo.

El asesinato se produjo en el mes de mayo del pasado año 2013, momento en el que los padres del menor, tras darle la paliza que llevó a la muerte al niño, llamaron a emergencias indicando que el mismo se había caído, dándose un fuerte golpe en la cabeza.

Cuando la ambulancia llegó, el personal sanitario se percató de que el joven no respiraba, tenía una fractura de cráneo, tres costillas rotas y objetos clavados en el pulmón y en la ingle, por lo que, pese al empeño médico en salvarle la vida frente a semejantes daños, falleció dos días después en el hospital.

6a00d8341c730253ef01a511fa7781970cLos padres, Pearl Fernández e Isauro Aguirre, fueron detenidos por las autoridades californianas, acusados del asesinato del menor. Dos hermanos del niño fallecido fueron a parar a los servicios sociales del Estado.

Dichos hermanos son los que ahora, en el transcurso del juicio al que se enfrentan sus padres por el asesinato de Gabriel, han revelado algunos de los motivos que llevaron a Fernández y a Aguirre a cometer el brutal asesinato.

Los hermanos han revelado que el joven asesinado era obligado a comer heces de gato, espinacas podridas y vómitos. Dormía en un armario cerrado con llave.

Según el testimonio de los hermanos, los padres empleaban insultos homófobos contra Gabriel, indicando que actuaba “como un homosexual” y obligando al mismo a ir al colegio con ropa de niña con el objetivo de humillarle. La justicia aún no ha dictaminado la pena de cárcel que deberán sufrir por las atrocidades cometidas.

Distintos funcionarios de los Servicios Sociales han sido despedidos por no haber apartado al menor de sus padres antes del trágico desenlace, mientras que otros funcionarios menos implicados en el tema han recibido una carta interna de advertencia.

Fuente Universogay

Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.