Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Diócesis de Getafe’

Desalojada la pareja de mujeres que junto a sus tres hijos menores ocupaba un piso propiedad del obispado de Getafe

Viernes, 7 de julio de 2017

6ab629_712d62636640461c9405c8113681d468tbvvhp-pAroa y Laura, la pareja de mujeres que vivía con sus tres hijos de 10, 8 y 5 años en una vivienda de Móstoles propiedad de la diócesis de Getafe, han sido finalmente desahuciadas. “Estuvimos intentando paralizarlo de todas las formas posibles, pero no lo conseguimos. No se pudo hacer nada. Los de la diócesis no nos plantearon nada, todo lo que querían era que nos fuéramos a la calle, les daba igual, decían que ya llevábamos un año en una vivienda que no era nuestra y que ya estaba bien”, ha declarado Aroa a eldiario.es. Lamentable final para una historia que conocimos hace unos meses y en la que la discriminación lesbófoba parece haber jugado su papel.

En octubre contábamos la historia, recogida también entonces por eldiario.es: el obispado de Getafe conseguía entonces de la justicia la orden de desalojo. La familia había ocupado ilegalmente el piso, que se encontraba vacío, en julio. Según aseguró entonces la pareja, representantes de la diócesis les ofrecieron la posibilidad de acceder a un alquiler social asequible, pero cuando se enteraron del carácter homoparental de la familia retiraron la oferta.

La jueza que emitió la orden de desahucio condenó a la pareja por un delito leve de usurpación de inmuebles y les impuso una sanción de 270 euros, muy por debajo de los 900 que reclamaba la diócesis en atención “a la mala situación económica referida por las denunciadas”. La familia se encuentra, de hecho, en una situación económica muy precaria. Aroa lleva varios años en paro, mientras que Laura cobra menos de 500 euros. Laura, Aroa y sus hijos, de hecho, ya se habían enfrentado en 2014 a otro proceso de desahucio, en esta ocasión promovido por Bankia. Aquel desahucio lo consiguieron paralizar y comenzaron a negociar un alquiler social, pero finalmente la pareja decidió voluntariamente dejar el piso por sus condiciones insalubres.

Siempre según su versión, entraron en el piso de Móstoles propiedad de la Iglesia gracias a que “unos chavales les dejaron las llaves” sin saber quien era el propietario. “Cuando llegamos (…) estaba lleno de polvo y abandonado. En el contador de la luz había una pegatina que señalaba que no había suministro desde el 2013”, contaron en su momento, una versión que niega la diócesis, según la cual el piso es ocupado con frecuencia por religiosos que trabajan por la zona o que se encuentran de visita. Un piso que por cierto se encuentra por el momento vacío, después de que el desahucio se ejecutase finalmente la semana pasada. El Ayuntamiento de Móstoles se ha comprometido a buscarles una alternativa. Mientras tanto, los niños se encuentran en casa de un abuelo.

Lo dijimos en octubre: a pesar de que la diócesis de Getafe niega que el hecho de ser una familia homoparental haya influido en la decisión de forzar su desalojo, dados los antecedentes de su obispo, Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo, no nos cuesta gran esfuerzo creer la versión de Laura y Aroa. López de Andújar fue uno de los firmantes de un documento en el que cargaban contra la Asamblea de Madrid por aprobar una ley contra la discriminación por LGTBfobia, documento que llegaban a enmarcar en una supuesta obligación de “luchar contra el mal”. 

También lo dijimos entonces, y lo repetimos ahora: incluso dejando de lado la existencia de discriminación lesbófoba, la historia de esta familia es ilustrativa, por un lado, de la situación de la España real (en la que un porcentaje importante de la población vive al borde de la exclusión social), y por otro, de la escala de prioridades de una parte de la jerarquía católica: el mismo obispo que se indignó porque un Parlamento libremente elegido legislara contra la discriminación de una minoría no ha tenido problema en desahuciar a una familia.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

La diócesis de Getafe consigue que una jueza ordene el desalojo de una pareja de mujeres y de sus tres hijos menores

Lunes, 17 de octubre de 2016

6ab629_712d62636640461c9405c8113681d468Y que dicen que????… que estamos en el Jubileo de la Misericordia???? ¿Y de qué se reirá el sr. obispo? Estos obispos no son cristianos…

La diócesis de Getafe ha conseguido que una jueza ordene el desalojo de la vivienda que ocupan en Móstoles de Aroa y Laura, una pareja de mujeres, y de sus tres hijos de 10, 8 y 5 años. La familia ocupó ilegalmente el piso, propiedad de la diócesis, en julio. La vivienda se encontraba vacía. Según asegura la pareja, representantes de la diócesis les ofrecieron la posibilidad de acceder a un alquiler social asequible, pero cuando se enteraron del carácter homoparental de la familia retiraron la oferta.

Según cuenta eldiario.es, la misma semana en la que la familia ocupó la vivienda llamaron a su puerta dos sacerdotes. “Se pensaban que éramos hermanas. Nos dijeron que nos iban a dar un alquiler social en una casa que tenían en Móstoles, añadieron que a ese piso le faltaban un par de arreglillos pero que se pondrían en contacto con nosotras. Sin embargo, una vez que se enteraron de que éramos pareja, fueron a saco. Ya ni había opción a alquiler social, ni a nada”, explica Aroa.

Lo cierto es que tras aquella visita la diócesis inició el proceso judicial para proceder finalmente al desahucio. Sobre la razón por la que la diócesis tiene un piso vacío, su argumentación es que la vivienda está destinada a sacerdotes que trabajan por la zona o que están de visita. Respecto a que la familia se quede sin un techo, la diócesis se lava las manos y deriva a Caritas y al Ayuntamiento la responsabilidad de buscarle una alternativa habitacional.

La jueza que ha emitido la orden de desahucio ha condenado a la pareja por un delito leve de usurpación de inmuebles y les ha impuesto una sanción de 270 euros, muy por debajo de los 900 que reclamaba la diócesis en atención “a la mala situación económica referida por las denunciadas” (aun así es una cifra superior a los 180 que pedía la Fiscalía). El desahucio se hará efectivo, previsiblemente, el próximo miércoles. La familia se encuentra, de hecho, en una situación económica muy precaria. Aroa lleva cuatro años en paro, mientras que Laura acaba de empezar a trabajar pero cobrando menos de 500 euros. “Necesitamos una renta social, porque no nos podemos permitir pagar los 600 euros mensuales de alquiler que piden en un piso normal. Tenemos que dar de comer a nuestra familia”, afirma Aroa.

Eduardo Gutiérrez, concejal de Urbanismo de Móstoles, asegura por su parte que la diócesis se ha negado a aplazar un par de meses el desahucio para dar tiempo a encontrar una solución satisfactoria. “La familia está buscando un alquiler social. Le transmití esa idea al diácono del obispado y le pedí tiempo, que aplazasen un par de meses la fecha del desahucio. Me dijeron que en el Consistorio teníamos viviendas y que ocupasen una de las nuestras porque las suyas eran para sacerdotes”, ha asegurado a eldiario.es Gutiérrez, que niega que en este preciso momento el Ayuntamiento disponga de viviendas vacías.

Laura, Aroa y sus hijos ya se enfrentaron en 2014 a otro proceso de desahucio, en esta ocasión promovido por Bankia, una entidad bancaria rescatada con dinero público. Aquel desahucio lo consiguieron paralizar y comenzaron a negociar un alquiler social, pero finalmente la pareja decidió voluntariamente dejar el piso por sus condiciones insalubres. Siempre según su versión, entraron en el piso actual gracias a que “unos chavales les dejaron las llaves” sin saber quien era el propietario. “Cuando llegamos no notamos que antes estuviese alguien viviendo aquí, estaba lleno de polvo y abandonado. En el contador de la luz había una pegatina que señalaba que no había suministro desde el 2013”, cuenta Aroa, una versión que niega la diócesis, según la cual el piso ha estado ocupado por religiosos hasta hace poco” y en estos últimos meses también lo ha utilizado el párroco de Arroyomolinos.

La España real

Dados los antecedentes del obispo de Getafe, Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo, lo cierto es que no nos cuesta gran esfuerzo creer la versión de Laura y Aroa, según la cual al conocer la diócesis el carácter homoparental de la familia ocupante de la vivienda se negó a darles una alternativa. López de Andújar, recordamos, fue uno de los firmantes de un documento en el que cargaban contra la Asamblea de Madrid por aprobar una ley contra la discriminación por LGTBfobia, documento que llegaban a enmarcar en una supuesta obligación de “luchar contra el mal”. 

En cualquier caso, incluso dejando de lado este aspecto, la historia de esta familia es bien ilustrativa, por un lado, de la situación de la España real, en la que un porcentaje muy importante de la población vive al borde de la exclusión social o instalada plenamente en ella, y por otro de las auténticas prioridades de la jerarquía católica, o al menos de una parte de ella. Que un obispo se indigne de esa forma porque un Parlamento libremente elegido legisle contra la discriminación de una minoría y sin embargo no tenga el menor problema en desahuciar a una familia dice mucho.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.