Archivo

Archivo para Lunes, 4 de enero de 2021

Dios nos ha tomado la delantera.

Lunes, 4 de enero de 2021

un-abrazo-a-jesus

Hay que tener confianza en Dios, hermano/a,
pues Él ha confiado en nosotros.
Hay que tener fe en Dios,
pues Él ha creído en nosotros.
Hay que dar crédito a Dios,
que nos ha dado crédito a nosotros.
¡Y qué crédito! ¡Todo el crédito!
Hay que poner nuestra esperanza en Dios
puesto que Él la ha puesto en nosotros.

Singular misterio, el más misterioso:
¡Dios nos ha cogido la delantera!

Así es Él, hermano/a, así es Él.
Se le desborda la ternura por los poros,
nos alza hasta sus ojos, nos besa,
nos hace mimos, cosquillas y guiños,
y sueña utopías para nosotros
más que las madres más buenas y apasionadas.

Dios ha puesto su esperanza en nosotros.
Él comenzó, ya en los orígenes, y no se cansa.
Él espera que el más pecador de nosotros
trabaje, al menos un poco, por sus hermanos.
Él espera en nosotros más que nosotros mismos,
¿y nosotros no vamos a esperar en Él?

Dios nos dio su Palabra,
nos confió a su Hijo amado
que vino a nuestro mundo y casa;
nos confió su hacienda,
su Buena Noticia,
y aún su esperanza misma,
¿y no vamos a poner nosotros
nuestra esperanza en Él?

Hay que tener confianza en la vida
a pesar de lo mal que dicen que está todo.
Hay que tener esperanza en las personas, ¡en todas!
Sólo en algunas hasta los fariseos y necios la tienen…
Hay que confiar más en Dios
y echarnos en sus brazos y descansar en su regazo.

Hay que esperar en Dios.
Mejor: hay que esperar a Dios.
Y si todo esto ya lo hacemos,
una cosa nos falta todavía:
Hay que esperar con Dios
a que su Palabra se haga buena nueva
en nuestras entrañas,
en su casa, que es nuestra casa.

*

Florentino Ulibarri

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

La Navidad de Jesús y nuestra Navidad bajo la COVID-19.

Lunes, 4 de enero de 2021

navidad-maximino-cerezoLa Navidad del año 2020 tal vez sea la más parecida al verdadero nacimiento de Jesús bajo el emperador romano César Augusto.

Este emperador había mandado hacer un censo de todo el imperio. La intención no era sólo, como entre nosotros, contabilizar cuantos habitantes había. Era esto, pero con el propósito de cobrar un impuesto a cada habitante, que sumado al de todas las provincias se destinaba a mantener encendida la pira de fuego permanentemente y a sustentar los sacrificios de animales al emperador, que se presentaba y así era venerado, como dios. Tal imposición a todos los habitantes del imperio provocó revueltas entre los judíos.

Este hecho fue usado más tarde por los fariseos para tender una trampa Jesús: ¿debía pagar o no el impuesto al César? No se trataba del impuesto común, sino de aquel que cada persona del imperio debía pagar para alimentar los sacrificios al emperador-dios.

Para los judíos esto significaba un escándalo pues adoraban a un único Dios, Yavé; ¿cómo iban a poder pagar un impuesto para venerar a un falso dios, el emperador de Roma? Jesús se dio cuenta de la celada. Si aceptaba pagar el impuesto sería cómplice de adoración a un dios humano y falso, el emperador. Si se negaba, se indispondría con las autoridades imperiales al negarse a pagar el tributo en homenaje al emperador-dios.

Jesús dio una respuesta sabia: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”. En otras palabras, dad al César –un hombre mortal y un falso dios– lo que es de César: el impuesto para los sacrificios; y a Dios –el único verdadero– lo que es de Dios: la adoración. No se trata de la separación entre la Iglesia y el Estado, como comúnmente se interpreta. La cuestión es otra: ¿cuál es el Dios verdadero? Denle a él lo que le corresponde, la adoración. Y al Cesar, el falso dios, lo que es del César: la moneda del impuesto. No mezclen a dios con Dios.

Pero volvamos al tema: La Navidad de 2020 se asemeja a la navidad de Jesús, como nunca antes en la historia. La familia de José y María encinta, es hija de la pobreza como la mayoría de nuestro pueblo. Las hospederías estaban llenas, como aquí los hospitales están llenos de gente contaminada por el virus. Como pobres, José y María tal vez no eran capaces de pagar los gastos, así como entre nosotros quien no es atendido por el SUS (Sistema Único de Saúde) no tiene cómo pagar los costes de un hospital particular. María estaba a punto de dar a luz. A la pareja no le quedó otra solución que refugiarse en un establo de animales, como hacen hoy tantos pobres que no tienen dónde dormir y se acuestan bajo las marquesinas o en un rincón de cualquier ciudad. Jesús nació fuera de la comunidad humana, entre animales, como tantos de nuestros hermanos y hermanas menores nacen en las periferias de las ciudades, fuera de los hospitales, en sus pobres casas.

Después de su nacimiento, el Niño fue amenazado muy pronto de muerte. Un genocida, el rey Herodes, mandó matar a todos los niños menores de dos años. ¿Cuántos niños en nuestro contexto son muertos por los nuevos Herodes vestidos de policías que matan a niños sentados a la puerta de sus casas? El llanto de las madres es el eco del llanto de Raquel en uno de los textos más conmovedores de todas las Escrituras: “En la Baixada (en Ramá) se oyó una voz, mucho llanto y muchos gemidos: es la madre llora a sus hijos muertos y no quiere ser consolada porque los perdió para siempre” (cf.Mt 2,18).

Por temor a ser descubierto y muerto, José tomó a María y al niño, atravesaron el desierto y se refugiaron en Egipto. Cuántos hoy, bajo amenaza de muerte por las guerras y por el hambre, tratan de entrar en Europa y en Estados Unidos. Muchos mueren ahogados, la mayoría es rechazada, como en la catoliquísima Polonia, y son discriminados; se llega a arrancar a los niños de sus padres, y se los encierra en jaulas, como pequeños animales. ¿Quién les enjugará las lágrimas? ¿Quién les quitará la saudade de sus padres queridos? Nuestra cultura se muestra cruel con los inocentes y con los inmigrantes forzados.

Después que murió el genocida Herodes, José tomó a María y al Niño y fueron a esconderse en un pueblecito, Nazaret, tan insignificante que ni siquiera consta en la Biblia. Allí el Niño “crecía y se fortalecía lleno de sabiduría” (Lc 2,40). Aprendió la profesión del padre, José, un fac-totum constructor de tejados y cosas de la casa, un carpintero. Era también un campesino que trabajaba el campo y aprendía a observar la naturaleza. Allí estuvo escondido hasta cumplir treinta años, cuando sintió el impulso de salir de casa y empezar la predicación de una revolución absoluta: “El tiempo de espera acabó. El gran cambio (Reino) está llegando. Cambien de vida y crean en la buena noticia” (cf.Mc 1,14): una transformación total de todas las relaciones entre los humanos y con la propia naturaleza.

Conocemos su fin trágico. Pasó por el mundo haciendo el bien (Mc 7,37; Hechos 10,39), curando a unos, devolviendo la vista a los ciegos, dando de comer a las multitudes y compadeciéndose siempre del pueblo pobre y sin rumbo en la vida. Los religiosos, confabulados con los políticos, lo prendieron, lo torturaron y lo asesinaron, crucificándolo.

Salgamos de estas “densas sombras” como dice el Papa Francisco en la Fratelli tutti. Volvamos la mirada clara al nacimiento de Jesús. Él nos muestra la forma como Dios quiso entrar en nuestra historia: anónimo y escondido. La presencia de Jesús no apareció en la crónica de Jerusalén ni mucho menos en la de Roma. Debemos aceptar esta forma escogida por Dios. Se realizó la lógica inversa a la nuestra: “todo niño quiere ser hombre; todo hombre quiere ser grande; todo grande quiere ser rey. Solo Dios quiso ser niño”. Y así sucedió.

Aquí resuenan los bellos versos del poeta portugués Fernando Pessoa:

Él es el Eterno Niño, el Dios que faltaba.
Él es tan humano que es natural,
Él es lo divino que ríe y juega.
Es un niño tan humano que es divino

Tales pensamientos traen a mi memoria a una persona de excepcional calidad espiritual. Fue ateo, marxista, de la Legión Extranjera. De repente sintió una conmoción profunda y se convirtió. Escogió el camino de Jesús, en medio de los pobres. Se hizo Hermanito de Jesús. Llegó a una profunda intimidad con Dios y lo llamaba siempre “el Amigo”. Vivía la fe según el código de la encarnación y decía: “Si Dios se hizo gente en Jesús, gente como nosotros, entonces hacía pipí… lloriqueaba pidiendo el pecho, hacía pucheros si tenía el pañal mojado”… Al principio le habría gustado más María, y después, crecidito, más José, cosa que los psicólogos explican en el proceso de la realización humana.

Fue creciendo como nuestros niños, observaba a las hormigas, tiraba piedras a los burros y, travieso, levantaba el vestidito a las niñas para molestarles, como imaginó irreverentemente Fernando Pessoa en su bello poema sobre Jesús Niño.

Ese hombre, amigo del Amigo, “imaginaba a María acunando a Jesús para que durmiera porque de tanto jugar fuera se excitaba mucho y le costaba cerrar los ojos; lavaba los pañales en el balde; cocinaba la papa para el Niño y comidas más fuertes para el trabajador, el buen José”.

Ese hombre espiritual italiano que vivió, muchas veces amenazado de muerte, en tantos países de América Latina y varios años en Brasil, Arturo Paoli, se alegraba interiormente con tales cavilaciones, porque las sentía y vivía como conmoción del corazón, de pura espiritualidad. Y lloraba con frecuencia de alegría interior. Era amigo del Papa que lo mandó a buscar con un coche a su pequeña ciudad a unos 70 km de Roma para pasar la tarde juntos y hablar de la liberación de los pobres y de la misericordia divina. Murió a los 103 años como un sabio y un santo.

No olvidemos el mensaje principal de Navidad: Dios está entre nosotros, asumiendo nuestra condition humaine, alegre y triste. Es un niño quien nos va a juzgar, no un juez severo. Y este niño sólo quiere jugar con nosotros y no rechazarnos nunca. Finalmente, el sentido más profundo de la Navidad es éste: nuestra humanidad, un día asumida por el Verbo de la vida, pertenece a Dios. Y Dios, por malos que seamos, sabe que venimos del polvo, y tiene con nosotros una misericordia infinita. Él nunca puede perder, ni va a permitir, que un hijo o una hija suya se pierdan. Así que a pesar de la Covid-19 podemos vivir una discreta alegría en la celebración familiar. Que la Navidad nos dé un poco de felicidad y mantenga en nosotros la esperanza del triunfo de la vida sobre la Covid-19.

Leonardo Boff

24 Diciembre 2020, servicioskoinonia.org

Espiritualidad , , ,

El reverendo Lance Hurst, de 30 años, de Brooklyn, se convirtió en pastor de la Primera Iglesia Presbiteriana de Glen Cove

Lunes, 4 de enero de 2021

20201204-122819-52750 A GC new pastor 12_3El reverendo Lance Hurst (Cortesía de la Primera Iglesia Presbiteriana de Glen Cove)

El reverendo Lance Hurst, de 30 años, de Brooklyn, se convirtió en pastor de la Primera Iglesia Presbiteriana de Glen Cove (condado de Nassau, estado de Nueva York) el 1 de noviembre. Su primera entrevista de trabajo con el comité de búsqueda tuvo lugar en Zoom.

“Se estaban riendo y pasándolo bien en la entrevista”, dijo Hurst. “No se podían tomar a sí mismos demasiado en serio, pero se tomaban el trabajo en serio y eso me hizo sentir a gusto. Sentí que me divertí mucho entrevistando con ellos y me sentí conectado con ellos “.

El élder Gaitley Stevenson-Mathews de la Primera Iglesia Presbiteriana de Glen Cove, quien también se desempeña como concejal de la ciudad, dijo que la iglesia está encantada de tener a Hurst como pastor. “Siento que, en gran medida, aunque es relativamente joven, aporta no solo una base teológica, sino que también tiene una amplia experiencia en su camino de fe en muchas denominaciones”, dijo Stevenson-Mathews.

Con respecto a la Primera Iglesia Presbiteriana, establecida desde hace mucho tiempo, Hurst dijo que cada generación de liderazgo ha tenido que cuestionar lo que la iglesia iba a ser como comunidad. “Una de las grandes cosas con las que ha luchado la Iglesia Presbiteriana es si podemos o no afirmar a las personas LGBTQ”, dijo  Hurst. “[Primera Iglesia Presbiteriana de Glen Cove] decidió esto durante más de media década, pero soy una persona queer y obviamente estoy sirviendo en esa iglesia como pastor”.

Como nuevo pastor, Hurst dijo que espera que la iglesia continúe haciendo preguntas que recuerden las tradiciones, los valores y la adoración y a quién sirve. “¿Cómo discernimos cómo Dios está obrando en el mundo y si ese trabajo es uno que invita a la gente, uno que da la bienvenida a la gente, uno que celebra a la gente como es o es uno que obliga a la gente a volverse como nosotros?” Dijo Hurst. “Porque creo que si es uno que obliga a las personas a volverse como nosotros, entonces realmente no creo que Dios sea así”.

Hurst dijo que está agradecido con sus predecesores por hacer de la Primera Iglesia Presbiteriana un lugar de afirmación. “Ni siquiera tengo que pestañear para hablar sobre mi orientación sexual”, dijo Hurst. “No tengo que pensarlo dos veces antes de llevar a mi socio a la iglesia. Es una obviedad, lo cual es refrescante “.

Hurst creció con un trasfondo bautista del sur en Jasper, Florida, que era “muy conservador”, dijo. “Mis padres no iban a la iglesia. Solo fui con mis abuelos”.

Durante los primeros años de la escuela secundaria de Hurst, había comenzado a asistir a una iglesia no denominacional con un amigo. “Esa fue la primera vez que sentí esta sensación de algo más grande que yo, algo más grande que yo que realmente me amaba”, dijo Hurst, y agregó que fue la primera vez que comenzó a amar su reflejo en el espejo. “Pero también tenía este otro mensaje que lo hacía sentir como si el amor fuera tan condicional basado en si vivíamos o no, entre comillas, pecado. Y, por supuesto, uno de esos pecados fue la homosexualidad “.

En ese momento, dijo Hurst, no estaba al tanto de su orientación sexual, pero sí de su sueño de convertirse en pastor. Su sueño se hizo realidad cuando comenzó a estudiar teología práctica en Southeastern University, una universidad cristiana de artes liberales. “Luego hice una maestría allí y haciendo mi maestría me di cuenta de que era gay“, dijo, “y ese fue un gran momento para mí porque toda mi tradición de fe que heredé me decía que no podía ser gay“.

Hurst tendría que decidir cómo su orientación sexual afectaría su viaje de fe. En ese momento, había estado sirviendo como pastor y comenzó a cuestionarse si ser pastor era incluso para él, continuar sus estudios de educación superior en el Seminario Teológico de Princeton en Nueva Jersey. “Trabajé en la Iglesia Presbiteriana de Westminster en Trenton, Nueva Jersey y mientras estuve allí me enamoré de esa comunidad y me volví a enamorar del trabajo de pastoreo”, dijo Hurst. “Me sentí tan conectado con este trabajo de crear una comunidad, crear un espacio al que la gente pudiera venir y recordarles semana tras semana que son amados. Que son suficientes “.

Hurst ha servido en una variedad de funciones en la iglesia en Florida, Nueva Jersey y la ciudad de Nueva York. Antes de unirse a la Primera Iglesia Presbiteriana de Glen Cove como pastor, trabajaba en la Iglesia Presbiteriana de la Quinta Avenida en Manhattan como coordinador de atención y alcance congregacional. También se desempeñó como pastor de discipulado en Common Ground Church.

Sabía que ser pastor era su vocación, pero no sabía que servir durante una pandemia sería parte de su viaje, un desafío al entrar en una iglesia con sus tradiciones antiguas, como los almuerzos de Acción de Gracias a los que tenía que decir “no ” .

Planeando mudarse a Glen Cove en un mes, Hurst viaja de un lado a otro entre Brooklyn y Glen Cove, celebrando reuniones y otros eventos especiales en Zoom. Dijo que está agradecido por las pautas estatales sobre las casas de culto cuando se trata de proteger a la congregación y la comunidad circundante del Covid-19. “La gente quiere estar junta”, dijo Hurst. “Hay mucho peso sobre los hombros de los líderes religiosos en este momento para determinar qué es seguro y qué no para su comunidad”.

En este momento, la Primera Iglesia Presbiteriana de Glen Cove está observando servicios en persona los domingos, ya que el santuario es lo suficientemente grande para que los feligreses se distancien adecuadamente. Por ahora, los feligreses deben renunciar a la adoración a través del canto. “Definitivamente es un desafío y muy diferente de lo que sería normalmente”, dijo Hurt.

Fuente LiHerald

Espiritualidad, Historia LGTBI, Iglesia Presbiteriana , , , , , , ,

Cruz Roja española incluye a “Nicolás tiene dos papás” en catálogo de 75 libros para niñas y niños

Lunes, 4 de enero de 2021

7477AEFC-7340-4716-8CBC-835F3ED0C5D4-768x369El fin es entregar herramientas educativas y de entretención a las familias en tiempos de pandemia

La Cruz Roja española lanzó una guía con 75 libros para niños y niñas con el fin de que las familias puedan educarse y entretenerse en momentos de la  pandemia Covid-19, siendo incluido en el listado el cuento “Nicolás tiene dos papás” del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

Denominada  75 libros para hacer educación sexual con peques desde la familia, la iniciativa es de autoría del Servicio de Educación y Atención Sexual de la Cruz Roja (Asexovi) y cuenta con el  respaldo del Ayuntamiento de Oviedo

La representante de la Cruz Roja, Angela Soto, explicó que los libros seleccionados están destinados a la educación sexual para niños y niñas.

Editamos la guía con la intención de ayudar a las familias y ofrecerles recursos en un momento vital.  Hoy las familias pasan juntas más tiempo que nunca y aprovechamos el momento para contribuir a  una educación sexual de manera consciente e integral. Este material va dirigido a familias y es igualmente útil para agentes educadores y otros profesionales que intervienen con menores”, señaló Soto.

En carta dirigida al Movilh, Soto añadió que “en la guía contamos con una de vuestras publicaciones: Nicolás tiene dos papás. No podía faltar ¡Muchas gracias por vuestro trabajo!”

Por su parte el Movilh llamó “a revisar y conocer esta guía.  Más de un cuento o libro seguro será de interés de las familias en Chile para educar en sexualidad integral y respeto a la diversidad a sus hijos/as”.

Fuente MOVILH

Biblioteca, General , , , ,

Transfeminicidio en Veracruz: a Nelly García la mutilaron y la fiscalía no investiga

Lunes, 4 de enero de 2021


7CD925E4-8FB2-4629-B68B-F216717BDC77Por Georgina González

Nelly García, mujer trans que ejercía el trabajo sexual, fue brutalmente asesinada la madrugada del lunes 28 de diciembre en Poza Rica, municipio al norte del estado mexicano de Veracruz.

Todo el mundo la conocía como La Bimbo, casi por su nombre no. Nelly era como un niño, era una persona tan inofensiva. Es muy aberrante saber lo que le hicieron”, comentó a Presentes, Dayana Mendoza, quien conoció “de lejos” a Nelly años atrás.

De acuerdo a la información proporcionada  por la defensora de derechos humanos, Jazz Bustamante, Nelly fue “torturada, mutilada y recibió múltiples puñaladas por todo el cuerpo”. Además, refiere que fue personal de un hotel conocido como “la pensión de la Bamba”, ubicado en el callejón de la calle Nicolás Bravo en la colonia Ricardo Flores Magón, quienes informaron a las autoridades de que Nelly “se encontraba sin vida” en una habitación del establecimiento.

Hasta el momento la Fiscalía General del Estado de Veracruz no ha emitido información sobre este hecho. Presentes intentó en repetidas ocasiones entrar en comunicación con la Unidad Integral de Procuración de Justicia de Poza Rica y la Fiscalía General del Estado, pero no hubo éxito.

De acuerdo a datos recabados por Soy Humano AC, de enero a noviembre de 2020, al menos 25 personas de la diversidad sexual fueron asesinadas en Veracruz, lugar donde se registran más del 50% de los crímenes de odio contra personas LGBT en México en los últimos seis años.

La Bimbo

En notas de prensa local se dio cuenta de cómo y dónde fue asesinada Nelly y sin respetar su identidad de género. Jazz Bustamante comentó a Presentes que fue gracias a trabajadoras sexuales que se supo cuál era su nombre.

Sin embargo, de Nelly se sabe poco. Era originaria de Tamiahua, municipio costero de Veracruz, ubicado a 92 kilómetros de Poza Rica, y, como muchas otras mujeres trans, ejerció el trabajo sexual como consecuencia de la violencia estructural y falta de acceso a sus derechos como la educación y el trabajo.

No sabemos por ahora nada de su familia. Casi nunca dan seguimiento a los casos. En todo el país ocurre lo mismo, la familia casi siempre no les interesa involucrarse. Muy probablemente la compañera termine en la fosa común pero seguimos investigando si alguien reclama su cuerpo”, comentó Bustamente en entrevista con Presentes.

Cada transfeminicidio genera un ambiente de miedo

La activista Silvia Susana Jácome, responsable del Programa de Integración y Desarrollo Social de Personas LGBTTTIQ del DIF de Xalapa, explicó en entrevista que los transfeminicidios son resultado de diversos factores pero que, en su percepción, se agrava por los discursos de odio.

En Veracruz, desgraciadamente tenemos un sector de la población de ultraderecha, algunos de ellos vinculados a iglesias que de alguna manera han logrado generar una respuesta ante los poderes, particularmente el legislativo, para que no pasen iniciativas como la ley de identidad de género y mandan un mensaje y es que, al no haber protección legal, cualquiera se siente con el derecho de no respetar el derecho fundamental de la dignidad de la vida. Eso hace mucho daño, cada transfeminicidio genera un ambiente de miedo, incertidumbre y vulnerabilidad en las que estamos vivas”, explicó Silvia Jácome en entrevista con Presentes.

Agregó que estos discursos de odio también se ejercen en el seno familiar y es ahí donde, particularmente mujeres trans, viven las primeras exclusiones y rechazos que, “finalmente sin acceso a protección de la familia y al derecho a la educación están más expuestas a situaciones de alta vulnerabilidad para poder subsistir ”.

Justamente el transfeminicidio de Nelly dejó un sentimiento de incertidumbre en Dayana. “Es terrible. Me hace sentir impotente, rabia y sin saber qué hacer. Aquí en Veracruz no te ven como mujer trans, aquí te ven como maricón; marica; joto; puto, con esos ojos te ven, son bastantes discriminatorios, agresivos y violentos”, comentó en entrevista. 

Jazz Bustamente, de quien se conoce su fortaleza por documentar y visibilizar estos crímenes, también se siente vulnerable. “Cuando yo recibo una noticia de este tipo de casos por supuesto que me causa demasiado dolor. Porque no necesita ser mi hermana consanguínea o familiar para tener empatía (…) Pero frente a mi familia consanguínea pongo un montón de posibilidades de que yo también puedo ser la próxima porque ya he sido atacada también”, mencionó desde redes.

Sin acceso a la justicia 

Si bien desde 2018 el Código Penal de Veracruz tipifica el homicidio por motivos de odio derivados de la orientación sexual o identidad de género de la víctima”, ningún crimen ha sido investigado con tales agravantes.

Activistas y organizaciones han demandado y exigido a la Fiscalía General del Estas de Veracruz la creación y aplicación de un protocolo que permita determinar estos crímenes de odio y se investiguen con perspectiva de género.

Pese a la existencia de una serie de observaciones que involucran a personas LGBT dentro del protocolo de diligencias básicas de la Fiscalía de Veracruz y de la creación en 2017 del protocolo nacional de actuación para el personal de las instancias de procuración de justicia en casos que involucren la orientación sexual, la identidad y expresión de género; las organizaciones y colectivos advierten que no ss aplican.

En octubre de 2020 la titular de la Fiscalía General del Estado, de la Unidad de Género y de Asuntos de Derechos Humanos del Estado de Veracruz se comprometieron a agilizar la investigación de, al menos 10 crímenes de odio, de 100 carpetas rezagadas desde 2019. A la fecha no se han girado órdenes de aprehensión en cinco de las diez carpetas que cuentan con los elementos para ejecutar las detenciones. Jazz Bustamante señaló lo anterior como “inaudito” y le parece “terrible que jueguen así con el tiempo y las emociones de los familiares de las víctimas”.

“No hay resultados favorables con la Fiscalía. No hay voluntad, solo son charlas de café. La Fiscalía en Veracruz y el país quieren solucionar todo capacitando a su personal cuando la problemática va más allá. Se necesita una estrategia con indicadores de medición a mediano, largo plazo entre los tres poderes de gobierno”, sostiene Jazz Bustamente en entrevista. 

El que esté tipificado un crimen de odio por homofobia o transfobia no resuelve la violencia. Es necesario y urgente que existan lineamientos para identificar estos crímenes, eso dará por lo menos, ciertas herramientas para visibilizar y evitar, de alguna manera, la impunidad. Además es necesario que los asesinatos de mujeres trans también se apeguen a los lineamientos de feminicidios aún cuando las víctimas no tengan su cambio de identidad legal”, advirtió Silvia Jácome en entrevista con Presentes.

Fuente Agencia Presentes

General , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.