Archivo

Archivo para Viernes, 22 de octubre de 2021

Amor

Viernes, 22 de octubre de 2021

Del blog Nova Bella:

1NB-07.30-300x200

ENTRE NOS ENTRE NOUS

“Cuando todas las cuerdas de mi vida estén afinadas,

todo contacto tuyo producirá la música del amor”

*

Rabindranath Tagore

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Volver a los barrios.

Viernes, 22 de octubre de 2021

curas_obreros-small500El servicio es en gran parte, cuidar la fragilidad. Servir significa cuidar a los frágiles de nuestras familias, de nuestra sociedad, de nuestro pueblo. En esta tarea cada uno es capaz de dejar de lado sus búsquedas, afanes, deseos de omnipotencia ante la mirada concreta de los másfrágiles. […] El servicio siempre mira el rostro del hermano, toca su carne, siente su proximidad y hasta en  algunos casos la «padece» y busca la promoción del hermano.

Papa Francisco, Fratelli tutti (n.º 115)

Una de las cosas más terribles de la desigualdad económica son las consecuencias psicosociales que comportan: nos alejamos de los que no son como nosotros, disminuye la empatía y tendemos a creer que nos merecemos nuestro lugar (superior) en una escala social. La desigualdad nos hace perder la confianza en los otros y, por eso, se traduce en menos participación cívica y social, y en menos motivación por el bien común. Hablar de desigualdad hoy es hablar de segregación territorial. Si en la época de más efervescencia antifranquista muchos profesionales de izquierdas, militantes de partidos y cristianos de base, vivían o tenían presencia diaria y permanente en los barrios obreros, hoy ningún regidor del Ayuntamiento de Barcelona vive en Nou Barris, l distrito más pobre, y la mayoría de los arquitectos, periodistas, abogadas y artistas de este país jamás lo han pisado. Paralelamente, la extrema derecha gana ahí posiciones porque el discurso y las preocupaciones de los partidos y activistas de izquierda se sienten completamente alejadas de su realidad. La distancia física se ha convertido en una distancia emocional, cultural y simbólica.

El «Informe sobre exclusión y desarrollo social en España» de Cáritas/Fundación FOESSA de 2019, justo antes de la pandemia, ya mostraba una sociedad española y catalana completamente fragmentadas. En el caso catalán, se calcula un 45,5% de la población en situación de integración plena, un 35,1% en situación de integración precaria y un 19,3% en situación de exclusión (moderada o extrema). Gran parte de este país, en la cuerda floja o directamente excluida, vive en los barrios pobres, que las distintas administraciones y organismos territoriales tienen perfectamente identificados.

En esta sociedad cada vez más desvinculada, mientras en los barrios de clase media se habla de antirracismo a niños sin compañeros ni compañeras racializados o se promueve la meditación y la alimentación ecológica, en las escuelas y los Centros de Salud de los barrios más difíciles se dedican muchas horas a ejercer de puente con los servicios sociales.

Solo los profesionales más vocacionales aguantan. El resto huye. Hay también muchos técnicos y técnicas que gestionan proyectos sociales que son pura asistencia y contención, o que, con la mejor de las intenciones, trabajan por cohesionar comunidades de las que nunca formarán parte. Estos barrios son, hoy, barrios más frágiles que hace cincuenta años porque su diversidad ha añadido capas de complejidad.

El legado de la iglesia de base en los barrios: un testigo

Pues conocéis la gracia de Nuestro Señor Jesucristo, el cual, siendo rico, se hizo pobre por vosotros para enriqueceros con su pobreza (2Co 8,9).

Hubo un tiempo en el que no había ningún barrio empobrecido que no tuviera su «cura rojo» y una comunidad cristiana de base. Estaban en todos los barrios del extrarradio de las grandes ciudades, aquellos que habían crecido descontroladamente con la llegada de los migrantes de todo el Estado: el Pozo del Tío Raimundo en Madrid, el barrio del Picarral en Zaragoza o el de San Francisco en Bilbao. En Cataluña, los cristianos y las cristianas comprometidos fueron determinantes en el movimiento antifranquista y en el nacimiento del movimiento vecinal. Muchas asistentas sociales de Cáritas y muchas congregaciones, junto con los movimientos de la pastoral obrera, ayudaron a crear asociaciones, a canalizar demandas sociales y a dignificar los barrios.

Si hoy estoy escribiendo lo que escribo es porque esta iglesia de base fue también fundamental en el proceso de formación de muchos niños y adolescentes de aquellos barrios: fue una de las ventanas por las cuales escapamos tanto de la realidad de la marginalidad que nos rodeaba como del individualismo feroz que nos invitaba a subir por el ascensor social y a huir lo antes  posible de nuestro barrio y de nuestra clase social.

La parroquia de La Llum, en el barrio de la Florida de  ’Hospitalet, fue una de esas parroquias de curas y feligreses obreros donde se pronunciaron homilías contra el asesinato de Puig Antich, y cuyos locales se cedieron para organizar huelgas y acoger actividades antifranquistas.

En esos mismos locales, húmedos y humildes, empezamos muchos adolescentes la catequesis de confirmación a mediados de los ochenta, y la gente de la JOC nos trajo nuestra primera manifestación, que fue contra la entrada en la OTAN. Cuando mucha gente ya se daba por vencida por puro desencanto democrático y abandonaba la militancia social o política, nosotros empezábamos la universidad y nos convertíamos en catequistas y monitores.

Al mismo tiempo, desde el grupo de Pastoral de la Salud, montábamos nuestro primer grupo de voluntariado para acompañar a nuestros vecinos y vecinas enfermos de sida, que entonces tenían la edad de nuestros hermanos mayores, y morían por miles.

El barrio de Can Vidalet, en la parroquia de Sant Antoni, Xavi Alegre nos habló por primera vez de El Salvador y de la teología de la liberación, y con nuestros primeros sueldos cruzamos el Atlántico; y aquella nueva aventura se convirtió en un grupo de solidaridad que funcionó durante más de una década. Aunque salíamos de un barrio con importantes problemas de paro, abandono escolar, alcoholismo y heroína, y en América Central nos topamos con la guerra y la represión salvaje, allí entendimos muy bien y para siempre qué era la violencia estructural y por qué, como decía Ellacuría, era la peor violencia y la raíz de toda violencia. Con Jaume Botey y Pilar Massana, personas clave en otro barrio cercano, el de Can Serra, donde la iglesia la construyeron los vecinos con sus propias manos, hicimos muchas «cenas del hambre» y acampamos por el 0,7.

También viajamos a Chiapas y a Irak, y organizamos la consulta por la deuda y las movilizaciones contra la guerra y mil historias y compromisos más, hasta hoy.

Ahora que se discute tanto sobre la innovación educativa y que la escuela incorpora programas de aprendizaje servicio, aun le damos más valor a todo lo que aprendimos y a cómo lo aprendimos. Aquellas iglesias de base nos enseñaron a combinar la reflexión (a la luz del Evangelio) y la acción, con la palabra servicio siempre presente; nos ayudaron a desarrollar la capacidad de análisis y nos invitaron a compartirlo todo, a avanzar siempre en comunidad y a celebrar la vida y la fe. Nos ayudaron a crecer sin despegarnos de nuestra realidad, y a subir el listón de nuestras expectativas y de nuestros horizontes, sin olvidar jamás de dónde veníamos.

Gente como Xavi Alegre o Jaume Botey (a quien echamos mucho de menos) fueron los primeros profesores universitarios con tesis doctorales que conocíamos. Sabios humildes que sentíamos que podían vivir donde quisiéramos, pero que habían elegido vivir entre nosotros. Y eso nos hacía sentir bien y valiosos. Al contrario que aquella otra gente que, a veces, se dejaba caer desde los barrios ricos para «tocar la realidad», y nos hacían sentir pequeños y ridículos. De aquellos grupos de jóvenes salieron decenas de maravillosos profesionales que aún hoy dirigen su vida según muchos de los principios y valores que aprendieron y vivieron en aquellos grupos de reflexión, en aquellas comunidades y en aquellas celebraciones. Algunos, algunas, todavía mantienen vivos sus grupos de revisión de vida.Otros seguimos viviendo o trabajando en los mismos barrios, o haciéndolo para ellos.

Los barrios pobres como lugares teológicos

Los pobres no son solo misión de la Iglesia, son también su salvación, lugar depresencia de Cristo Salvador.

Ignacio Ellacuría

Ellacuría hablaba de la América Central de los años setenta y ochenta del siglo pasado, y de su gente, como un lugar teológico, allí donde hallamos a Dios en su máxima expresión. Hoy, como hace años, la pobreza y la desigualdad han convertido muchos barrios en lugares teológicos. La Florida y Can Vidalet, como tantos otros barrios, se han tenido que enfrentar a la pandemia sin haberse recuperado aún de la crisis anterior. Así, durante el confinamiento han surgido redes de soporte mutuo que han tenido que repartir alimentos porque ni Cáritas ni la Cruz Roja daban abasto. Aunque ahora los llamamos barrios desfavorecidos, frágiles, complejos o vulnerables, la realidad es la misma: los barrios con más problemas del país no pueden con ello.

El olvido institucional y la falta de actuación decidida sobre algunas carencias estructurales confluyen con las dinámicas más perversas del capitalismo global y con el abandono cultural de los partidos y los movimientos sociales de izquierda.

Tal y como descubrió el Instituto de Gobierno y Políticas Públicas de la UAB cuando analizó el impacto de la crisis de 2008, los barrios más resilientes en los que surgieron experiencias de innovación social no fueron los más pobres, donde había mayores necesidades sociales, sino en aquellos con mayores capacidades y más “energías sociales”. Los barrios que más malvivían fueron los que menos pudieron autoayudarse porque arrastraban dos graves problemas de fondo, que habían provocado décadas de lucha feroz por los recursos escasos: la falta de articulación social y problemas de convivencia y autoestima.

Si hace veinticinco años muchos subíamos a un avión en busca del sur, hoy estos barrios son el sur. El sur global. Ahora que empiezan a irse los profetas que se instalaron en el barrio de Can Serra o en el de Verdum, o bien en la Amazonia brasileña, en los barrios más frágiles, nos preocupa que todo el mundo, también la iglesia comprometida, haya asumido que son vocaciones y misiones del pasado. Lo que hicieron esas iglesias y comunidades de base continúa siendo hoy tan necesario como antes: construir comunidad, organización y esperanza.

Construir y sostener las capacidades y energías sociales imprescindibles para resistir todos los ataques. Como decía Frei Betto, convivir con los pobres no es fácil, pero es mejor correr el riesgo de equivocarse con ellos que acertar, pero sin ellos. En un mundo donde cuesta tanto imaginar a Dios, solo se nos revelará rebelde estando al lado de las vidas y los entornos más frágiles. Solo allí su luz será deslumbrante.

Montse Santolino, periodista

Fuente Papeles Cristianisme i justicie

Espiritualidad , , ,

Jesús Martínez Gordo: “En el jesu-cristianismo hay unos cuantos miles de millones de espiritualidades

Viernes, 22 de octubre de 2021

98C51AC1-7998-416E-907C-D802C1A34789Presentación en Bilbao el pasado 14 de octubre del nuevo libro de Jesús Martínez Gordo, ‘Entre el Tabor y el Calvario. Una espiritualidad ‘con carne’’

“La apertura del acto corrió a cargo de María Mar González, de Nely Vásquez y del autor del libro y de Javier Madrazo. Entre los asistentes, D. Joseba Segura, obispo de Bilbao, y de D. Juan Mª Uriarte, obispo emérito de S. Sebastián y autor del prólogo”

“Todo un acontecimiento ‘atípico’: por el tema abordado, por el lugar escogido, por la presencia de dos obispos, además de por militantes de la HOAC y de personas de otras confesiones, religiosas y ateas”

“Todo un anticipo de un futuro postsecular, plural y empáticamente dialogante sin renunciar a la crítica, pero extraño tanto a los nostálgicos de la neocristiandad que no volverá, como a los obcecados por un secularismo excluyente y autoritario”

En los locales de Ezkerra – Berdeak de Bilbao se presentó el 14 de octubre el nuevo libro de Jesús Martínez Gordo, “Entre el Tabor y el Calvario. Una espiritualidad ‘con carne’”. La apertura del acto corrió a cargo de María Mar González, presidenta de la HOAC de la diócesis de Bilbao, de Nely Vásquez y del autor del libro, así como de Javier Madrazo. Entre los asistentes se contó con la presencia de D. Joseba Segura, obispo de Bilbao, y de D. Juan Mª Uriarte, obispo emérito de S. Sebastián y autor del prólogo.

M. Mar González, después del saludo inicial, recordó que en 1946, en plena posguerra, nació la Hermandad Obrera de Acción católica (HOAC) y que “en este 75 aniversario queremos hacerlo dando gracias al Padre-Madre Dios por la existencia de tantas mujeres y hombres que han ofrecido su vida llevando el evangelio al mundo obrero y del trabajo y trayendo a la iglesia las alegrías y las penas, las miserias y la grandeza de las mujeres y hombres del mundo obrero y del trabajo”. Éste es el marco, prosiguió, en el que Nely Vásquez nos indicará algunos contenidos de la obra de Jesús Martínez para proceder, después, a presentar, de manera dialogada, entre el autor y Javier Madrazo, el libro que nos reúne esta tarde.

Nely, recordó la presidenta de la HOAC de Bilbao, es doctora en Teología por la universidad de Deusto. Ha realizado diversos estudios de arqueología y teología bíblica y es profesora en la Pontificia Universidad Católica de Perú, del Instituto de Fe y Cultura de Lima y de la Facultad de teología del Norte de España, sede en Vitoria.

Seguidamente, dejó la palabra a Nely quien, en su intervención, subrayó que para el autor “las espiritualidades que se mueven dentro de un optimismo ingenuo -que cree que la gracia divina se transmite por sí misma, sin necesidad de mediaciones, están condenadas a la falta de plausibilidad social y, por eso mismo, a la ineficacia histórica”. En realidad, continuó, éstas, “más que de ‘autoayuda’ son espiritualidades tipo IKEA: llévesela a casa y móntela fácilmente usted mismo/a”. E insistió, comunicando que compartía con el autor, que “no hay nada más opuesto a la espiritualidad del ‘tenemos la obligación de ser felices’ (“happycracia”) de la New Age, que un auténtico encuentro con un Dios que se historia en una Cruz”.

Junto a este tipo de espiritualidades y teologías se encuentra la “jesu-cristiana” para la que no hay “hilo directo” con lo divino. “La cuestión que quisiera subrayar como central, concluyó, es lo que el autor propone como ‘la prueba del nueve’ de la autenticidad de una experiencia de encuentro con lo Absoluto y Trascendente: dicho encuentro no puede darse si no es como “irrupción”; es decir, como un aguijón (no sólo caricia), como un cuestionamiento radical de la propia experiencia personal con sus condicionantes sociales, culturales, políticos y económicos”; lejos, muy lejos, “de esa ‘happycracia’ -tal y como la han bautizado los pensadores Edgar Cabanas y Eva Illouz”.

En la presentación del libro, Jesús Martínez Gordo, indicó que lo hacía en este lugar ”aconfesional”, como agradecimiento -por ser el espacio en el que también lo pudo hacer, antes de la pandemia, de su anterior libro (“Ateos y creyentes: qué decimos cuando decimos ‘Dios’”)- y, además, porque abordaba, en el primero de los capítulos, la existencia de “espiritualidades ateas o profanas” y, por ello, de “ateologías” con las que había que dialogar, también en la plaza pública -no solo en los templos, en los espacios e instituciones eclesiales o en las facultades de teología-. Y que había que hacerlo respetando las reglas de juego, propias de esos marcos aconfesionales.

Esta, enfatizó, no es una tarea imposible ya que hay un terreno común que nos vincula a todos, sean cuales sean nuestras creencias: que todos vivimos y que lo hacemos compartiendo con los demás nuestras respectivas existencias y sus diferentes y complementarios significados. Éste, el significado que vamos dando a lo que vivimos, unas veces, se presta a una explicación creyente; otras, a discursos no-creyentes o sin Dios. De eso hablo en este libro y, de manera más detenida, en el primero de los capítulos

Y, adentrándose en este primer punto, reseñó la existencia, entre otras, de dos clases de espiritualidades “sin Dios” y “ateologías”: la de quienes denominó “agnósticos trágicos” y la de André Comte-Sponville.

Las primeras de estas espiritualidades y ateologías están presididas por la experiencia de quienes, conscientes de su finitud, viven su existencia como triunfo inexorable de la noche, del silencio, del vacío, de la oscuridad y de la nada, es decir, “sin Dios”. Y algunos de ellos lo hacen reconociendo mantener una sorprendente relación con “lo que, porque me concierne y no sabiendo qué es, se encuentra más allá de dicha finitud”. Dicen mantener tal relación en términos de “lucha” porque quieren traer al discurso y al concepto tanto la relación como lo que la provoca, pero reconocen no lograrlo. Se les escapa de manera permanente.

Y, sin embargo, no se rinden ante la inquietud de lo que provoca esta sorprendente relación ni la experiencia en que se muestra y gracias a la cual son conscientes de su existencia. De ahí que algunos de ellos se atrevan a llamar la atención sobre el riesgo de sofocar o “matar” dicha relación, habida cuenta de la inatrapabilidad de lo que la provoca; algo siempre insoportable; sobre todo, para el satisfecho y engreído moderno. Toda una señal, otra más, de que también nos estamos asomando a un tiempo post-secular y plural en el que, además de cuidar la libertad, es necesario un debate sobre todos y cada uno de estos diferentes y legítimos discursos, aunque no todos igualmente consistentes desde el punto de vista racional.

La cercanía de un “jesu-cristiano” con estas espiritualidades y “místicas”, apuntó Jesús Martínez Gordo, es total: tienen la virtud de recordarnos -en medio de una exculturación de lo religioso- la importancia humana del viernes y del sábado santo; días que se siguen actualizando en la experiencia que tenemos de nuestra finitud, de la que también tienen nuestros compañeros de viaje y que, aunque nos disguste, forma parte, igualmente, de nuestra existencia. Por eso, el “jesu-cristiano” también las reconoce como propias.

Por su parte, André Comte-Sponville se adentra en una experiencia gozosa y tabórica, fuente de plenitud y belleza. Existen tabores “sin Dios” o, mejor, experiencias de plenitud, que reconocidas como autosuficientes, no son percibidas ni explicadas como fundadas en lo que decimos cuando decimos “Dios”. El “jesu-cristiano” también sintoniza con estas espiritualidades tabóricas, aunque tenga dificultades para acoger sus explicaciones “sin Dios”, al menos, sin el “jesu-cristiano: sencillamente porque entiende que no está de más explicarse por qué son posibles esas experiencias de plenitud y eternidad en la fragilidad de la finitud y en la cortedad del tiempo.

Sus dificultades con estas espiritualidades ateas no están en la calidad de la experiencia sino en el tipo de razón que emplean para comunicar y en el silencio u olvido en el que quedan sumidos el reverso de la vida y el lado oscuro de la historia humana.

El resultado de este recorrido por dichas espiritualidades “sin Dios”, por separado, es el reconocimiento de que cada una de ellas es sensible y presta atención a uno o a dos de los días que conforman el Triduo Pascual: el drama del Calvario -algo presente en el caso de los “agnósticos trágicos”, aunque sea una presencia más intelectual que con encarnadura histórica) y al Tabor o al domingo de resurrección , en el caso de A. Comte – Sponville, aunque sea con un olvido sorprendente del viernes y del sábado santo.

 Lo propio del “jesu-cristiano -subrayó el autor- es no solo el reconocimiento de la unidad entre el grito de abandono del viernes santo, el silencio y el fracaso del sábado santo y la sorpresa o “salto cualitativo” del domingo de resurrección y Tabor, sino también de la circulación entre estos diferentes días que conforman el misterio “jesucristiano” y que, siendo también “uni-trinitario”, es comunión de experiencias y discursos diferentes y legítimamente diversos, pero, a la vez, interrelacionados; gracias a lo dicho, hecho, acontecido y encomendado por el Nazareno.

Por eso, continuó, en el jesu-cristianismo hay unos cuantos miles de millones de espiritualidades: tantas como seguidores de Jesús de Nazaret. Y que, en la medida en que circulan por cada uno de los tres días del Triduo pascual o, lo que es lo mismo, por los tres montes de las Bienaventuranzas, del Tabor y del Calvario, son reconocibles como “católicas” ya que renuncian a quedarse ancladas -por supuesto, de manera definitiva – en uno de estos tres montes o en uno de los tres días que conforman el núcleo del misterio que es el Triduo pascual.

Después de finalizar esta presentación, le fui preguntando sobre algunos puntos de los restantes capítulos del libro, dedicados a las llamadas nuevas espiritualidades, a la “jesucristiana” ortodoxa, a la latina, al imposible hilo directo con Dios, así como a las consecuencias -en términos de estado del bienestar social- en que se viene traduciendo en la Europa occidental las dos tesis mayores de la espiritualidad y de la teología jesucristiana: la identificación de Jesús con los últimos del mundo y el destino universal de los bienes.

Transcurrida la hora y media fijada, tuvimos que dar por finalizado el encuentro a las 9 de la noche; todo un acontecimiento “atípico”: por el tema abordado, por el lugar escogido, por la presencia de dos obispos, además de por militantes de la HOAC y de personas de otras confesiones, religiosas y ateas que se puede ver íntegramente en diferido.Todo un anticipo de un futuro postsecular, plural y empáticamente dialogante sin renunciar a la crítica, pero extraño tanto a los nostálgicos de la neocristiandad que no volverá (y que no es bueno que se intente) como a los obcecados por un secularismo excluyente y autoritario.

 Fuente Religión Digital

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias), General , , , ,

Poder Judicial peruano reconoce la comaternidad, tras 5 años de lucha de Jenny y Darling

Viernes, 22 de octubre de 2021

7E34581F-2721-463E-B11A-BF30E134A3C6Jenny Trujillo Cueva y Darling Delfín Ponce empezaron la lucha en 2016 para que el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) reconozca en el DNI de su hijo la comaternidad.

El 13 de octubre, en el marco del Día de las Rebeldías Lésbicas, el Poder Judicial peruano decidió resolver a favor de la demanda de amparo presentada por dos madres lesbianas para que sus apellidos consten en el documento de identidad de su hijo.

Jenny Trujillo Cueva y Darling Delfín Ponce empezaron la lucha en 2016 para que el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) reconozca en el DNI de su hijo la comaternidad y ponga sus apellidos al momento de expedir este documento.

En febrero de 2012, la pareja se casó simbólicamente en Lima, en un evento que organiza la Red Peruana TLGB desde hace 16 años cada 14 de febrero por el Día del Amor: “El amor no discrimina”. Ese mismo año Darling y Jenny se casaron legalmente en México y en agosto de 2014 nació Dakarai, su hijo. Un año después decidieron volver a su país. En México ellas son automáticamente madres de Dakarai por estar casadas, y así se registra en su partida de nacimiento. En Perú esa posibilidad se les había negado una y otra vez.

Finalmente, el Segundo Juzgado Constitucional de Primera Instancia de la Corte Superior de Justicia de Lima, presidido por el juez Jonathan Valencia, les ha dado la razón y declaró fundada en parte la demanda que interpusieron las dos madres y ordenó la inscripción de sus apellidos reconociendo la relación filial de ambas con su hijo. Lamentablemente, la resolución declaró improcedente otros derechos que se venían vulnerando como el derecho a no ser discriminadas por su orientación sexual y el derecho a ser madres.

La resolución ordena que Reniec proceda a inscribir en el DNI del menor a ambas madres y lo exhorta a que tenga en cuenta siempre el interés superior del niño al momento de emitir actos administrativos en los cuales se pueda generar indefensión y perjuicio a niños, niñas y adolescentes, conforme a la protección que da las normas nacionales y supranacionales en materia de derechos humanos ratificados por el Perú.

Derechos vulnerados de las madres lesbianas y sus hijos

La demanda presentada por Jenny y Darling señala una serie de derechos que están siendo vulnerados al negársele al niño el DNI con los apellidos de sus dos madres. En lo que respecta al niño, a su identidad; a su personalidad jurídica; a no ser separado de sus madres; a la protección de su familia; y a no ser discriminado por la orientación sexual de sus madres. También en lo que respecta a Jenny Trujillo el derecho a ser madre, como parte de los derechos al libre desarrollo de la personalidad y a la privacidad; y el derecho a no ser discriminada por su orientación sexual.

Las consideraciones legales para proteger a la familia de Jenny y Darling 

En la decisión final del juez pesaron las siguientes consideraciones legales, que pueden tomarse en cuenta para otras demandas de familias LGTBI:

1- Los artículos 2 y 4 de la Constitución Política del Perú, los cuales precisan que es un derecho fundamental de la persona la igualdad ante la ley y que el Estado protege especialmente al niño, a la familia y promueve el matrimonio, respectivamente.

2- La Sentencia 02132-2008-PA-TC del Tribunal Constitucional, que declaró que es un deber especial de protección del menor, previsto constitucionalmente, el principio de protección del interés superior de los niños; la Convención Americana sobre Derechos Humanos, artículos 11 y 17, y la Convención sobre los Derechos del Niño, artículo 16, que garantizan el derecho del niño a la vida familiar.

3- Asimismo, la Constitución peruana establece que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad, no obstante, ésta “no ha definido el concepto de familia, menos aún lo ha limitado a una modalidad determinada. Por el contrario, se ha entendido que el concepto de familia debe interpretarse en un sentido amplio”.

4- El Caso Atala Riffo y niñas vs Chile, en donde la Corte IDH señaló que: «no se encuentra determinado un concepto cerrado de familia, ni mucho menos se protege solo un modelo “tradicional” de la misma», debido a que no existe un modelo específico de familia.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , ,

Estudiante de Género fluído enfrenta el castigo en una escuela católica después de mostrar la bandera del orgullo

Viernes, 22 de octubre de 2021

SAC_SN_1011_Houle_00028_1Una escuela católica advirtió a un estudiante que podría enfrentar una acción disciplinaria después de que el estudiante agitó una bandera del Orgullo durante una asamblea.

Emma Houle, estudiante de último año de secundaria, que usa pronombres de ellos / ellos, fue nominada princesa del baile de bienvenida en la escuela secundaria St. Francis en Sacramento. Como persona queer con fluidez de género en la cancha del baile de bienvenida, Houle hizo campaña para ser la primera reina del baile de bienvenida abiertamente LGBTQ. Si bien no ganaron, sacaron la bandera del Orgullo durante el mitin y se la colocaron sobre los hombros.

En una entrevista con The Sacramento Bee, Houle compartió su experiencia:

“Mi gran campaña fue que sería la primera princesa abiertamente queer en St. Francis. Desde que me nominaron princesa me dije a mí misma que si ganaba reina sacaría mi bandera. Les había dicho a mis otros compañeros que fueron nominados conmigo que ese era mi plan. Cuando mi compañera a mi lado ganó, se volvió hacia mí y me dijo que sacara mi bandera porque sabía que ese era mi plan y era una reacción muy positiva de la escuela. Hubo muchos gritos. Estoy en un chat grupal con algunas de las personas que conozco y dijeron que estaban llorando porque se sentían tan vistos por primera vez en Saint Francis “.

Días después, los administradores de la escuela se comunicaron con los padres de Houle para discutir sus “acciones en el mitin”. La administración afirmó que Houle violó la política de la escuela y fue en contra de la enseñanza católica, por lo que la escuela podría tomar medidas disciplinarias.

Katherine Smith, la madre de Houle, los apoya plenamente y está preocupada por cuáles podrían ser las acciones disciplinarias. Ella dijo:

“Quieren empoderar a las mujeres jóvenes para que cambien el mundo, pero luego dicen:” Bueno, son menores, no tienen el poder de decidir en este momento (si son homosexuales) “. Es una mala demostración de liderazgo decir que los menores no pueden tomar decisiones por sí mismos sobre sus creencias y su sexualidad ‘”.

Houle usó Instagram y publicó una carta abierta a la escuela en la que compartieron cómo ellos y otros estudiantes queer se sienten frustrados y heridos por la forma en que los tratan. Houle escribió:

“‘Llevo el peso de tu vergüenza y tu culpa. No merezco soportar las consecuencias de tu falta de voluntad para aceptarme. No necesito ni quiero tu validación, pero de alguna manera sigo atascado con tu vergüenza. No tengo control sobre quién soy; Solo puedo controlar cómo me comporto y me enorgullezco de mi existencia ‘”.

Anteriormente en St. Francis, ha habido controversia en torno a los intentos de los estudiantes de comenzar un grupo LGBTQ. Una apelación de Houle y otros fue rechazada por los administradores, quienes dijeron que tal recurso ya existía en un ministerio conocido como Inclusión 360. Houle dijo que este ministerio no satisfacía las necesidades de los estudiantes porque “no está involucrado en la prensa escolar, no estamos en el sitio web de la escuela o revistas, o cualquier otra cosa. . . Hace que los estudiantes se sientan escondidos ‘”.

En un comunicado, la escuela dijo:

“Escuchamos que tenemos que hacer un mejor trabajo para hacer que cada estudiante se sienta valorado, apoyado y amado en St. Francis High School. Nos esforzamos continuamente por vivir a la altura del ejemplo de amor y aceptación mostrado por Jesús y por nuestros santos patronos, San Francisco y Santa Clara. Al mismo tiempo, somos una escuela católica que debe acatar y defender las enseñanzas de la Iglesia Católica. Esto a veces pone nuestra misión en desacuerdo con lo que muchos quieren de nosotros en este importante tema social. En pocas palabras, existen límites a lo que podemos apoyar o respaldar sin dejar de estar de acuerdo con las enseñanzas de nuestra Iglesia. En este momento, creemos que no podemos establecer un club LGBTQ + en el campus por esta razón “.

Smith respondió diciendo que “el razonamiento de la escuela no tiene sentido. Hay clubes afiliados a otras religiones que no se ajustan a las enseñanzas católicas “. Ella le dijo a ABC 10: “Todavía puedes enseñar tu mensaje y apoyar a estas niñas al mismo tiempo”.

Houle cree que un club no rompe los principios o códigos católicos. Ellos dijeron:

“La enseñanza católica no tiene por qué discriminar necesariamente a la comunidad queer. Todo lo que pedimos es igualdad de trato y amor por parte de San Francisco. No estamos pidiendo casarnos en la iglesia o en San Francisco. Solo estamos pidiendo igualdad de oportunidades “.

Aquí es donde radica el daño. Los estudiantes LGBTQ de las escuelas católicas simplemente piden reconocimiento y respeto por su dignidad. En cambio, se enfrentan a amenazas de expulsión, suspensión u otras acciones disciplinarias. La discriminación cometida por las escuelas católicas no solo daña a los estudiantes, sino que también daña a la iglesia porque perdemos voces ricas, poderosas y hermosas que solo los jóvenes LGBTQ pueden ofrecer de manera única. Si este tratamiento continúa, nuestra iglesia seguramente sufrirá.

—Elise Dubravec, New Ways Ministry, 20 de octubre de 2021

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

Salta: denuncian que rugbiers atacaron a un adolescente

Viernes, 22 de octubre de 2021

o_1634682018Familiares de un adolescente de 17 años denunciaron que su hijo fue atacado a golpes por un grupo de jugadores de rugby y que a raíz del ataque se encuentra internado en estado delicado de salud.

 Familiares de un adolescente de 17 años denunciaron que su hijo fue atacado a golpes por un grupo de jugadores de rugby y que a raíz del ataque se encuentra internado en estado delicado de salud. En el hecho ya tomó intervención el Ministerio Público Fiscal de Salta, que informó que los peritajes médicos realizados determinaron que el adolescente presenta “lesiones leves”. La agresión tomó estado público ayer por un posteo de S.L., un hermano del adolescente. “Estos violentos ayer patearon a sangre fría, de a 10, a mi hermano, inconsciente, en el piso. Hoy te pido que los expongas, estas cosas se tienen que terminar ya”, publicó en su cuenta de Instagram, acompañando con la fotografía de cuatro rubgiers a los que señaló por la agresión.

El padre del adolescente presentó una denuncia penal en la que aseguró que su hijo fue atacado a golpes “por un grupo de masculinos” entre los que se encontraban al menos cuatro rugbiers del Jockey Club de Salta.

El hecho ocurrió en una fiesta realizada en la finca San Vicente de Cámara, en la zona rural de la localidad de Campo Quijano, a 31 kilómetros de la ciudad de Salta, en la zona de los Valles Calchaquíes, aunque los protagonistas residen en la capital provincial.

 

El denunciante relató que a las 4.50 de la mañana, cuando su hijo estaba bailando, fue empujado por tres jóvenes mayores de edad todos jugadores del Jockey Club y otros tres varones, que lo empujaron hasta acorralarlo contra una pared, “insultándolo y amenazándolo que lo iban a golpear”. En esas circunstancias uno de los agresores al que identificó como Juan Cruz Aranda “le propinó un cabezazo en la zona del rostro”, el adolescente cayó, golpeó su cabeza con la pared y quedó aturdido.

Cuando se encontraba en esa situación “los otros dos masculinos”, a los que la denunciante identificó como Tomás Colque y Tomás Russo, “le propinaron golpes de puños en la zona de la cabeza, pecho, estómago y espalda”.

El ataque terminó cuando su prima, también adolescente, pidió ayuda a otro joven que la ayudó a sacarlo hacia la zona del estacionamiento.

937x553_579390_20211018115807El denunciante dijo que este hecho fue una continuidad de un altercado que habían tenido antes su hijo con el también rugbier Carlos Martearena, hijo del presidente de la Unión de Rugby de Salta. La denuncia motivó la intervención del Ministerio Público Fiscal de Salta. El fiscal natural que por jurisdicción debía actuar, Federico Jovanovicz, se excusó por amistad con la familia de uno de los denunciados y está actuando el fiscal Gabriel Portal, que ordenó dos peritajes sobre el adolescente.

El Ministerio Público Fiscal informó anoche que las médicas Mariana Lambropulos y Alejandra Nasrala, peritas del Cuerpo de Investigaciones Fiscales de Salta (CIF), determinaron que el adolescente tiene lesiones leves, “dos escoriaciones”.

Según se indicó, el primer examen médico, a cargo de Lambropulos, llegó a esta conclusión y ante la insistencia de la familia denunciante se dispuso hacer otro examen, a cargo de Nasrala, que dio idéntico resultado. Por esta razón el fiscal no pidió detenciones, y “porque no hay peligro procesal y porque no fue en flagrancia”.

En cambio, el fiscal solicitó que se dicte una medida de prohibición de acercamiento y de ejercer actos de violencia física y psíquica de parte de los denunciados hacia el adolescente.

Sin embargo, la familia del adolescente aseguró que se encuentra en estado delicado de salud, todavía internado.

El Ministerio Público Fiscal añadió que se ordenó realizar una tomografía, “por prevención”.

Por otro lado, se supo que ayer también hizo una denuncia penal Tomás Colque, negando participación en el altercado. Además, el diario El Tribuno, publicó ayer un comunicado que adjudicó al presidente de la Unión de Rugby de Salta, Carlos Martearena.

f800x450-189075_240521_5050El dirigente sostuvo que se ve en la necesidad de hacer aclaraciones para “evitar que se continúe difundiendo una versión tergiversada y alejada de la realidad”. Aseguró que se hijo tuvo un “intercambio de palabras” y en ese contexto recibió “de manera repentina, un golpe de puño en su rostro que le provocó la fractura del tabique nasal”. “Carlos fue víctima de su denunciante y no tuvo participación alguna en los hechos que sucedieron con posterioridad” sobre los que existen versiones encontradas, afirmó.

Martearena padre lamentó asimismo que por este hecho se pretenda “involucrar a la Unión de Rugby de Salta” y al deporte en general “con apreciaciones difamatorias y absolutamente fuera de lugar”. Y añadió que hizo una denuncia penal por la agresión a su hijo.

En Mendoza, también

En tanto, el otro hecho ocurrió en la provincia de Mendoza, y la fiscal Claudia Ríos investiga la golpiza a un chico de 16 años por al menos dos jugadores del Liceo Rugby Club.

Según las fuentes, el hecho ocurrió el pasado fin de semana en una fiesta de cumpleaños de 15, en la localidad de Chacras de Coria, en Luján de Cuyo.

Se informó que se tomarán declaraciones a los testigos presenciales para poder determinar la participación de los rugbiers en el hecho.

Como consecuencia de los golpes, el joven fue internado y tendrá que ser operado.

“El sábado a la noche mi hijo fue a una fiesta de cumpleaños de una amiga de él en la zona de Luján. Recibí un llamado de él a las 4 de la madrugada y me dijo que lo pasara a buscar, que había sido golpeado por un grupo de jóvenes más grande que él. Eran chicos de entre 19 y 20 años”, contó Marcelo, padre de la víctima, en declaraciones al Canal 7 de Mendoza.

El hombre comentó además, que su hijo conoce a los agresores: “Son rugbiers y los tiene identificados. Él estaba en la lista de invitados de la chica, pero ellos no sé si estaban invitados o no, pero sí que eran mayores los que protagonizaron este hecho”.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.