Archivo

Archivo para Sábado, 31 de julio de 2021

Tomad, Señor, y recibid…

Sábado, 31 de julio de 2021

En la Fiesta de San Ignacio de Loyola, la pregunta es acuciante: “¿Qué he hecho por Cristo? ¿Qué hago por Cristo? ¿Qué debo hacer por Cristo?”

une-c3a9glise-misc3a9ricordieuse

Tomad, Señor, y recibid
toda mi libertad,
mi memoria,
mi entendimiento
y toda mi voluntad,
todo mi haber
y mi poseer;
Vos me lo diste;
a Vos, Señor, lo torno;
todo es vuestro,
disponed todo a vuestra voluntad;
dadme vuestro amor y gracia,
que esto me basta.

*

San Ignacio de Loyola, Ejercicios Espirituales,
Cuarta Semana, Contemplación para alcanzar amor, Primer punto.

San_Ignacio

Bibliografía. Hay infinidad de biografías y estudios sobre San Ignacio. Libros de interés

Iñigo López de Loyola nació en Azpeitia (Guipúzcoa, España), en el año 1491, en el seno de una familia noble en decadencia. Su deseo de alcanzar gloria le llevó a dedicarse a la carrera militar. Fue herido gravemente en una pierna durante la defensa del castillo de Pamplona, atacado por los franceses.

Durante su convalecencia, la simple lectura de algunos libros sobre la vida de los santos y de Jesús le impulsó a la práctica de una dura ascesis, durante la cual escribió la mayor parte de sus famosos Ejercicios espirituales.

Tras abandonar la vida de mendicante solitario, estudió primero en España y después en París; en esta última ciudad conoció a Francisco Javier y a algunos otros, con los cuales reunió el primer núcleo de la Compañía de Jesús, grupo que dará vida a un nuevo tipo de vida religiosa, basada en la práctica de la caridad y centrada en la misión, un nuevo tipo de vida que servirá de ejemplo a innumerables congregaciones modernas. Ignacio murió en Roma, el 31 de julio de 1556. Fue canonizado en el año 1622 junto con san Francisco Javier, su compañero de la primera hora.

*

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

Yo, Ignacio de Loyola…

Sábado, 31 de julio de 2021

Ignacio-Loyola-61“Yo, Ignacio de Loyola, pretendo en estas líneas decir algo acerca de mí y de la tarea de los jesuitas de hoy, supuesto que aún hoy sigan sintiéndose comprometidos con aquel espíritu que en otro tiempo determinó, en mí y en mis primeros compañeros, los comienzos de esta orden.

Ya sabes que, tal como entonces lo expresaba, mi deseo era «ayudar a las almas», es decir, comunicar a los hombres algo acerca de Dios y de su gracia, de Jesucristo crucificado y resucitado, que les hiciera recuperar su libertad integrándola dentro de la libertad de Dios. Yo deseaba expresarlo tal como siempre se había expresado en la Iglesia, y realmente creía (y era una creencia cierta) que eso tan antiguo podía yo decirlo de una manera nueva. ¿Por qué? Porque estaba convencido de que, primero de un modo incipiente durante mi enfermedad de Loyola y luego de manera decisiva durante mis días de soledad en Manresa, me había encontrado directamente con Dios. Y debía participara los demás, en la medida de lo posible, dicha experiencia.

Cuando afirmo haber tenido una experiencia inmediata de Dios, lo único que digo es que experimenté a Dios, al innombrable e insondable, al silencioso y, sin embargo, cercano. Experimenté a Dios, también y sobre todo, más allá de toda imaginación plástica. A El que, cuando por su propia iniciativa se aproxima por la gracia, no puede ser confundido con ninguna otra cosa.

Semejante convicción puede sonar como algo muy ingenuo, pero en el fondo se trato de algo tremendo. Yo había encontrado realmente a Dios, al Dios vivo y verdadero, al Dios que merece ese nombre superior a cualquier otro nombre.

Pero, por de pronto, repito que me he encontrado con Dios, que he experimentado al mismo Dios. Dios mismo. Era Dios mismo a quien yo experimenté; no palabras humanas sobre El. Dios y la sorprendente libertad que le caracteriza. Lo que digo es que sucedió así.

Una cosa sigue en pie: que Dios puede y quiere tratar de modo directo con su criatura; que el ser humano puede realmente experimentar cómo tal cosa sucede; que puede captar el soberano designio de la libertad de Dios sobre su vida.

¿Se trata de algo nuevo o de algo viejo? ¿Es algo obvio o resulta sorprendente? ¿Se trata de algo que haya que relegar a un segundo plano en la Iglesia de hoy y de mañana, debido a que el hombre ya casi no soporta la callada soledad ante Dios y trata de refugiarse en una especie de colectividad eclesial, cuando en realidad dicha colectividad ha de edificarse sobre la base de hombres y mujeres espirituales que hayan tenido un encuentro directo con Dios, y no sobre la base de quienes, a fin de cuentas, utilizan a la Iglesia para evitar tener que vérselas con Dios y su libre incomprensibilidad?

Una cosa, sin embargo, sigue siendo cierta: que el ser humano puede experimentar personalmente a Dios.

El verdadero precio que hay que pagar por la experiencia a la que me refiero es el precio del corazón que se entrega con creyente esperanza al amor del prójimo

*

Karl. Rahner,
Palabras de Ignacio de Loyola a un jesuíta de hoy,
Sal Terrae, Santander 1978; pp. 4-8.

***

Espiritualidad, General , ,

Hoy hace falta una reforma en la iglesia del mismo talante que la del tiempo de San Ignacio

Sábado, 31 de julio de 2021

ignacioDel blog de Tomás Muro La Verdad es libre:

  1. San Ignacio (Azpeitia, 1491- Roma, 1556) y el Padre arrupe (Bilbao, 1907 – Roma, 1991).

Allá en Roma, en la iglesia del Gesù (Jesús), están enterrados san Ignacio de Loiola y el Padre Arrupe.

         Jesuitas, y no jesuitas bien-pensantes consideran a ambos como los dos fundadores de la Compañía de Jesús: Ignacio la crea en el siglo XVI y el Padre Arrupe la reconduce en pleno siglo XX.

         Los dos partieron o volvieron al principio y fundamento de la vida a Dios.

         San Ignacio tras una primera parte más que turbulenta de su vida, vuelve a la piedra angular: al Señor. Ignacio de Loyola con su meditación fundamental que son los Ejercicios.

         El P Arrupe, (Bilbao, 1907-Roma, 1991) hombre creyente y místico a fondo perdido, encauza la Compañía de Jesús hacia los pobres, marginados, (Teología de la Liberación).

         En la ya histórica Congregación General (n 32) de la Compañía de Jesús, celebrada el 2 de diciembre de 1974, entre otras cosas los jesuitas dijeron y aprobaron:

  • o Nuestra Compañía no puede responder a las graves urgencias del apostolado de nuestro tiempo si no modifica su práctica de la pobreza. Los compañeros de Jesús no podrán oír “el clamor de los pobres”, si no adquieren una experiencia personal más directa de las miserias y estrecheces de los pobres» (n. 5)
  • o «Es absolutamente impensable que la Compañía pueda promover eficazmente en todas partes la justicia y la dignidad humana, si la mejor parte de su apostolado se identifica con los ricos y poderosos o se funda en la seguridad de la propiedad, de la ciencia o del poder» (n. 5).
  1. Ser conscientes del momento viviendo desde el principio y fundamento tanto personal como eclesialmente. Reformas y contra-reformas.

      arrupe-thu   No es fácil ser lúcido en el momento histórico -personal y comunitario- en el que nos toca vivir a cada cual, a la sociedad y a la iglesia. Las turbulencias suelen ser grandes, uno no ve por dónde tirar en las variables históricas que requieren discernimiento personal, eclesial, social, político, etc. Pero es bueno ser lúcido, humildemente lúcidos: El Señor es mi luz y mi salvación (salmo 26). Ser consciente, vivir despiertos y con las lámparas encendidas es una actitud muy humana y cristiana.

         Allá por el siglo XVI, tiempos de Lutero, del Concilio de Trento y de San Ignacio, era necesaria una Reforma en la Iglesia que no terminaba de llegar. Finalmente vino del norte de Europa, de Alemania, promovida por Lutero, “padre” del protestantismo naciente, contra el que reaccionará Roma con su Contrarreforma tridentina.

         Como fruto de la Contrarreforma fueron surgiendo diversos movimientos e instituciones católicas con la buena finalidad de elevar un poco el nivel de una iglesia que se encontraba en una situación peor que decadente. Surgen varios movimientos sacerdotales: los jesuitas con S Ignacio, el oratorio de sacerdotes de San Felipe de Neri (1515-1595), un poco más tarde los sacerdotes vicencianos (San Vicente de Paúl, 1576-1660), la Escuela sacerdotal francesa de San Sulpice del padre Olier ya en el siglo XVII, el movimiento sacerdotal promovido por el cardenal Bérulle (1575-1629), a su vez impulsado por San Francisco de Sales.

         Fruto de esta Contrarreforma será una mejoría notable en la vida eclesial, que durará hasta mediados del siglo XIX, más o menos. A partir del s XIX surgirá un movimiento eclesiástico decadente en su teología, antimodernista a carta cabal. Esto llegará hasta nuestros tiempos con el paréntesis del Vaticano II, que supuso un paréntesis de libertad, de creatividad, modernidad.

  1. También hoy la Iglesia necesita una gran reforma.

 El obispo de Roma: Francisco.

         Es evidente que la iglesia actual necesita una Reforma del peso y talante de la del siglo XVI. Buena prueba de ello es la renuncia  de Benedicto XVI. ¿A qué se debe, si no, que Benedicto XVI se retirara? Benedicto fue muy consciente de que la Iglesia necesita una Reforma a fondo para la que ya se sentía sin fuerzas. Y dejó la puerta abierta…

Probablemente la Iglesia se enquistó en el siglo XVIII, se le atragantaron la Ilustración y la modernidad y todavía estamos pagando las consecuencias.

         Dice Joao Libanio (teólogo jesuita brasileño) que durante treinta años, desde 1978 hasta la elección del papa Francisco hemos tenido dos pontificados en los que se paralizó cualquier avance.

Ahora, el papa Francisco tiene otro modo de entender las cosas, el cristianismo y la Iglesia. Es evidente que Francisco no es Benedicto, mucho menos todavía Juan Pablo II. Podrá hacer mucho o poco, el tiempo, la historia y los contrarios a Francisco dirán. Pero el Magisterio de  y sus gestos, sus símbolos son más evangélicos: los pobres, vivir en Santa Marta y no en las estancias pontificias, reducción de protocolos litúrgicos y políticos, “menos doctrinarismo” y mayor acercamiento a los pobres, viaje a Lampedusa: puerto de las pateras, la empatía con la laicidad del Estado, una firme voluntad de cambio, de renovación y saneamiento de la Curia, de la Iglesia. No hay homilía o discurso en el que no haya una palabra del Dios de misericordia. Un hombre que no ha sacado a relucir los graves pero cansinos temas de los últimos tiempos eclesiásticos: la condena de teólogos, la homosexualidad, divorcios, bioética, etc.

         A esta voluntad de reforma de Francisco se debe el frontal enfrentamiento de un buen puñado de cardenales, obispos y curas, además de laicos.

         Hoy en día, como en tiempos de San Ignacio es necesaria una Reforma en la contrarreforma que surgió después del Concilio Vaticano II, un saneamiento a fondo de tantas cuestiones eclesiásticas que no tiene nada que ver con el Evangelio de Jesús.

  1. Motivos para la esperanza.

         El centro de la Iglesia no es el papa, ni el obispo, sino Cristo y el pueblo de Dios. No perdamos nunca de vista estas referencias. Pero es bueno que el Obispo de Roma sea un hombre que inspire esperanza y ánimo. Un hombre cercano al Evangelio y, por tanto, a los pobres, a los que sufren, etc.

Una Iglesia así es más creíble a la que hemos vivido estos últimos treinta años, más o menos.

         Con Francisco, tal vez comenzamos a asistir a una recuperación de una Iglesia más limpia, más libre y más evangélica. Como diría san Ignacio: para mayor gloria de Dios y bien de la humanidad.

En muchos momentos de la vida nos puede embargar la tristeza, la decepción, él “no saber por dónde tirar”, podemos vivir desarbolados, en un desconcierto. Calma: en tiempos de desolación no hacer mudanza, decía san Ignacio. Es bueno, hace bien volver al principio y fundamento de la vida, que no coincide siempre con las posiciones históricas que se han dado, que nos han llevado  a fundamentalismos fanáticos como los que hemos vivido y todavía conocemos y padecemos. Tanto personal como eclesialmente (incluso social y éticamente) hay que ir a los fundamentos. Ni el Derecho canónico coincide con el Evangelio ni lo eclesiástico con el Reino de Dios.

¿Quién podrá apartarnos del amor de Dios? (Romanos 8)

         Cuando los vientos arrecian en el orden personal e institucional: crisis, problemas, situaciones, etc., es saludable (salud) permanecer en la roca que nos salva, tomar la mano que nos sostiene (salmo 94), cimentarnos en la piedra angular, en el principio y fundamento que decía San Ignacio.

Vivir superficialmente y huyendo hacia adelante con el peso de un supuesto pasado, no conduce a nada, los problemas siguen y nos persiguen.

         Volvamos al principio y fundamento que es Cristo.

 

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , ,

El olímpico gay Tom Bosworth insta a los atletas LGTBI a que salgan del armario: “Los números no cuadran”

Sábado, 31 de julio de 2021

unnamedTom Bosworth.

El olímpico del equipo GB, Tom Bosworth, ha instado a los atletas LGBT + encerrados a salir del armario si es seguro para ellos hacerlo, prometiéndoles que “solo te beneficiará”.

El caminante de la carrera, que salió públicamente antes de los Juegos Olímpicos de Río en 2016, le dijo al Daily Mail que la pequeña cantidad de atletas abiertamente queer “no cuadra”.

Bosworth dijo que compartir su sexualidad públicamente no cambió su vida de manera significativa, ya que él ya había salido con su familia y su club; sin embargo, le hizo ver lo mal que se estaba quedando atrás el deporte.

“No puedo creer que haya tenido un impacto como el que tuve”, dijo. “Nos muestra cuán poca gente ha hecho lo que yo hice. En países donde se practica y se publicita mucho deporte, no tiene sentido. Soy consciente de que hay más atletas que ahora viven de manera bastante abierta, pero todavía hay muy pocos en el nivel más alto que representan a su país”.

Continuó: “Todavía se siente, no un tema tabú, sino simplemente alejado de él. Cuando tienes 11.000 atletas en los Juegos Olímpicos y solo 150 deportistas homosexuales, no cuadra “.

Sus palabras se hicieron eco de un discurso que pronunció después de ser homenajeado en los Premios PinkNews 2016, donde dijo: “Me di cuenta de que el deporte está detrás de todo lo demás … démosle una patada al deporte para que sea más inclusivo”.

Tom Bosworth dice que salir del armario puede mejorar el rendimiento de un atleta. En declaraciones al Mail, Tom Bosworth continuó sugiriendo que podría ser más fácil para los atletas de pista y campo salir del armario, ya que no reciben tanta publicidad o atención como los demás.

También piensa que declararse LGBT + puede mejorar el rendimiento general de un atleta y, al mismo tiempo, ayudar a otros a sentirse envalentonados para abrirse sobre sus identidades.

“Siempre digo que hoy en día todo se trata de ser visible”, dijo.

Si tienes la suerte de estar en una relación con una familia que te apoya, en un país o lugar donde vivir abiertamente es bastante seguro, realmente lo recomendaría porque solo te beneficiará a ti y a tu salud mental. Probablemente también tendrá un mejor desempeño porque no está preocupado por eso”.

En otra parte de la entrevista, Bosworth dijo que cree que habría un “efecto de bola de nieve” si incluso un futbolista de alto perfil en el Reino Unido se declarara LGBT +. “Todavía existen tantos prejuicios y hay idiotas en las redes sociales, por lo que para los futbolistas será muy difícil de manejar y podría ser un período de tiempo difícil”, dijo.

Fuente Pink News

General , , , ,

El enfoque judicial de “no intervención” sobre la discriminación LGBTQ ofrece un punto de inflexión católico

Sábado, 31 de julio de 2021

-yjOlzyVPatrick Hornbeck

El reciente enfoque de no intervención del sistema judicial de los Estados Unidos hacia la libertad religiosa podría ser una oportunidad para que las iglesias disciernan cuestiones de inclusión y justicia dentro de sus propias comunidades, escribe Patrick Hornbeck.

En los últimos años, los jueces estadounidenses han tomado varias decisiones que permiten a las organizaciones religiosas, incluida la Iglesia Católica, discriminar a determinadas comunidades, como las personas LGBTQ. Hornbeck, profesor de teología en la Universidad de Fordham, observa en el National Catholic Reporter:

“Primero, en 2018, los jueces decidieron Masterpiece Cakeshop Ltd. contra la Comisión de Derechos Civiles de Colorado, desestimando una demanda de derechos civiles contra un panadero de Colorado que se negó a hacer un pastel personalizado para una pareja del mismo sexo que celebraba su matrimonio. El razonamiento del tribunal, 7-2, fue que los comisionados estatales de derechos civiles que escucharon originalmente el caso habían sido hostiles a las creencias del panadero.

“En Our Lady of Guadalupe School v. Morrissey-Berru, el tribunal determinó que dos maestros de escuela primaria eran ‘ministros’ y, por lo tanto, según la Primera Enmienda, el gobierno no podía hacer cumplir las leyes contra la discriminación porque hacerlo interferiría con el el derecho de la iglesia a elegir quién enseña la fe.

“Y luego, hace dos semanas, cuando se acercaba a la finalización de su período anual, el tribunal concluyó unánimemente que la ciudad de Filadelfia no podía exigir a los Servicios Sociales Católicos que coloquen niños de crianza temporal con parejas del mismo sexo. En una opinión estrecha, el presidente del Tribunal Supremo John Roberts escribió que debido a que la ley de Filadelfia en cuestión permitía exenciones caso por caso, la ciudad también tenía que otorgar exenciones por razones religiosas “.

Hornbeck sostiene que es importante “que los defensores y los estudiosos del derecho intenten persuadir a los jueces de que la Constitución no exige un enfoque de laissez-faire siempre que un caso tenga siquiera una pequeña pizca de significado teológico”. Estos casos representan “una tendencia preocupante en algunos rincones del poder judicial de los Estados Unidos” y sientan precedentes, lo que significa que “los cambios en la doctrina legal tardarán en llegar”.

Sin embargo, debido a estos precedentes y al reciente nombramiento de jueces de ideas afines, un enfoque legal simple “probablemente no será suficiente”.

Hornbeck afirma que en lugar de centrarse en un enfoque legal de los problemas de discriminación por parte de actores religiosos contra las personas LGBTQ y las personas que no están de acuerdo con la iglesia, los progresistas religiosos deberían centrarse en una “forma más productiva de responder al enfoque de no intervención de algunos tribunales”.

Hornbeck sugiere centrarse en el discernimiento interno dentro de las comunidades de la iglesia a través de la aplicación de la enseñanza social católica. El escribe:

“Al apartarse de muchas disputas relacionadas con la religión, los tribunales han abierto un espacio para que los creyentes e instituciones religiosas decidan por sí mismos qué es ético y justo”.

La iglesia, escribe Hornbeck, debería comenzar a hacerse ciertas preguntas, tales como:

“¿Deberían los empresarios y profesionales católicos servir a todos los clientes y clientes que los buscan? ¿Cuáles son las circunstancias en las que hacerlo implicaría una complicidad inaceptable con las acciones de un cliente o de un cliente?

“¿Deberían las instituciones eclesiásticas adoptar políticas de no discriminación en el empleo? ¿Deberían esas políticas ser diferentes con respecto a las diferentes identidades, digamos, la raza en oposición a la orientación sexual o la identidad de género? “

Hornbeck ofrece una reflexión sobre cómo comenzar el trabajo de alinear la enseñanza católica con prácticas organizativas justas:

“Para tomar solo un ejemplo, la discriminación en el empleo, el análisis podría partir del principio de que la iglesia debe administrar sus asuntos internos con justicia. En 1971, el Sínodo de los Obispos escribió en su poderoso documento “Justicia en el mundo” que “nadie debe ser privado de sus derechos ordinarios por estar asociado con la Iglesia de una forma u otra” (párrafo 41). Puede haber espacio para que personas razonables no estén de acuerdo sobre qué calificaciones básicas, religiosas o de otro tipo, la iglesia debería exigir a sus empleados. Pero el documento del sínodo simplemente no autoriza, como dijo el editor de Estados Unidos el año pasado, una “purga indiscriminada de los empleados de la iglesia simplemente porque tienen puntos de vista poco ortodoxos o han tomado decisiones de vida que no concuerdan con la enseñanza católica”.

“Este tipo de análisis, un diálogo de parresía, como diría el Papa Francisco, pertenece y debe cultivarse en los espacios de la iglesia de todo tipo. Cuando los miembros de la jerarquía no quieren o no pueden dirigir estas conversaciones, pertenece a todo el pueblo de Dios ‘escuchar, distinguir e interpretar las muchas voces de nuestra época y juzgarlas a la luz de la palabra divina’ (Gaudium et Spes , 44) ”.

El perspicaz análisis de Hornbeck recuerda a los católicos que a pesar de que los tribunales pueden legalizar la discriminación religiosa contra la comunidad LGBTQ, la iglesia no tiene que optar por discriminar. La Iglesia Católica ha sostenido durante mucho tiempo que lo que es legal no es necesariamente correcto. La iglesia debe reflexionar cuidadosamente y elegir hacer lo correcto de acuerdo con los principios teológicos, morales y sociales. La enseñanza social católica puede ayudar a la iglesia a decidir que, independientemente del enfoque de no intervención de los tribunales, la inclusión y protección de las personas LGBTQ sigue siendo un aspecto importante de la verdadera justicia.

—Madeline Foley, New Ways Ministry, 27 de julio de 2021

Fuente new Ways Ministry

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Caso Carolina Torres: sentencian a acusados por homicidio calificado en calidad de frustrado

Sábado, 31 de julio de 2021

carolina-torres-1802-2Santiago,01 de julio.- En las últimas horas, el Primer Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago que lleva el caso de la joven Carolina Torres anunció que los acusados Reynaldo y Miguel Ángel Cortés Arancibia serán condenados tras haberse comprobado el delito de homicidio calificado en calidad de frustrado, agravado por haber sido motivados por la orientación sexual y expresión de género de la víctima, en directa alusión a la Ley de Antidiscriminación.

A su vez, el tribunal oral anunció que una tercera acusada será condenada en calidad de encubridora del hecho al haber dado refugio a los acusados con total conocimiento del hecho que los hermanos Arancibia habían perpetrado.

Carolina Torres tenía 24 años cuando fue agredida y golpeada por dos sujetos. El hecho ocurrió a las 10 del 13 de febrero de 2019, la noche previa al Día de los Enamorados, cuando iba de la mano con su polola en la intersección de las avenidas Laguna del Inca y Laguna Sur, comuna de Pudahuel. Producto del ataque lesbofóbico, Carolina quedó internada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la Posta Central de Santiago y con graves daños: una fractura de cráneo y una hemorragia interna.

En un principio del juicio, fuentes de la fiscalía afirmaron que los imputados podrían tener una pena de al menos 15 años, la cual será dada a conocer el 12 de julio.

Desde el primer día, Fundación Iguales acompañó a Carolina y su familia en el proceso legal y con la convicción de no dejar que estos casos sean invisibilizados. «Es fundamental que esto quede absolutamente claro: no aceptaremos impunidad ante la violencia a las personas que son parte de la diversidad sexual. Hoy se hizo justicia, pero tenemos que reconocer que Carolina nunca tuvo que ser víctima de este ataque y que persiste una deuda por parte del Estado en materias de prevención», afirmó Isabel Amor, directora Ejecutiva de Iguales.

Asimismo, el director del Área Jurídica, Jorge Lucero, señaló que «este fallo es sumamente importante para Carolina y su familia”. “Como abogado de la Fundación Iguales, estoy muy emocionado y me esperanza por los anhelos de justicia por todos aquellos casos en que no hemos tenido responsables», agregó.

Fundación Iguales

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.