Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Tatyana Moskalkova’

Víctima de la purga de homosexuales en Chechenia exige una investigación oficial en Rusia

Miércoles, 18 de octubre de 2017

780x580-noticias-maxim-lapunovCon el objetivo de exigir una investigación oficial a las autoridades rusas, Maxim Lapunov se convierte en la primera persona que habla sobre la purga de homosexuales en Chechenia sin ocultar su identidad. Asegura que estuvo retenido en un sótano «empapado de sangre» durante 12 días en los que es golpeado reiteradamente, mientras tratan de obligarle a delatar los nombres de las personas con las que había mantenido relaciones sexuales.

Seis meses han pasado desde que Novaya gazeta denunciara la purga de homosexuales en Chechenia, cinco desde que Vladimir Putin autorizara una investigación sobre lo que estaba ocurriendo en la pequeña república rusa, sin embargo nada parece haberse aclarado. Hemos escuchado los testimonios de los primeros refugiados en Francia y Alemania, aunque sin revelar su identidad por miedo a que los seguidores de Ramzan Kadyrov pudieran acosarles a ellos o a sus familiares en Chechenia. Pero este lunes, 16 de octubre, Maxim Lapunov, de 30 años de edad, da un paso adelante para alzar la voz y convertirse en la primera persona que comparte abiertamente su testimonio por las torturas de las que fue víctima durante 12 días, llegando a convencerse de que no iba a salir vivo de allí.

«Quiero pedirle al gobierno que investigue, porque todos somos personas y todos tenemos derecho, declara Lapunov en una rueda de prensa en Moscú, donde explica cómo llega a Chechenia desde Omsk, en Siberia, hace dos años para trabajar como organizador de eventos. A pesar de que, al menos en Chechenia, no lleva una forma de vida abiertamente gay, el 16 de marzo es detenido por una pareja de oficiales vestidos de civil para ser liberado el día 28 bajo la amenaza de que no revelara a nadie su experiencia y firmando una confesión admitiendo ser homosexual.

En lugar de llevarle a una comisaría de policía, le conducen a un edificio donde es duramente interrogado por un individuo de unos 50 años de edad que interviene su teléfono móvil mientras le pregunta por sus contactos personales y examinaba sus mensajes de texto. «Por los mensajes era evidente que soy gay (…). Me acusó de venir a Chechenia para ‘seducir a los muchachos chechenos’ e insistió bruscamente en que le dijera con qué hombres gays había tenido relaciones íntimas en el territorio checheno, cuáles eran sus nombres y detalles de contacto. Le dije que no conozco a nadie y que la transcripción que había leído era con amigos de otras regiones de Rusia», explica Lapunov.

En un momento dado, colapsa y llama por teléfono a un residente de Grozny para concertar una cita en su casa, mientras sus captores escuchan la conversación con el objetivo de tomar nota de su dirección. «Día tras día, me repetían con precisión cómo querían matarme (…). Cuando me desmayaba, me daban un respiro y luego me obligaban a levantarme y continuar», añade explicando cómo los guardias lo golpean con bastones durante las casi dos semanas que le retienen, forzándole a pelearse con su compañero, quien también había sido detenido, así como a presenciar cómo golpean a otras personas detenidas, siendo especialmente agresivos con aquellos que eran naturales de Chechenia.

Durante los 11 días que permaneció retenido estuvo confinado en un sótano que describe estaba «empapado de sangre» desde el primer día. Siendo «apenas capaz de arrastrase» por su cuenta cuando es por fin liberado con un permiso para abandonar la ciudad, lo que considera se produce únicamente porque hubo testigos de su arresto y su familia había denunciado su desaparición fuera de Chechenia. «Sigo teniendo pesadillas sobre lo que pasé allí (…). Esos gritos, gemidos y oraciones de piedad han dejado una huella (…). Quiero justicia, espero que llegue (…) No quiero sentirme desprotegido en mi propio país, para que cualquiera de Chechenia pueda perseguirme y matarme en cualquier momento», exige Ladurov, quien comparece acompañado de Igor Kalyapin, responsable del Comité contra la Tortura, una ONG rusa que le ha brindado asistencia jurídica, quien asegura que «no ha habido investigación», pero está convencido de que Tatyana Moskalkova, al mando de la oficina de Derechos Humanos del Kremlin tomará medidas tras escuchar la declaración de Lapunov.

«No ha habido una investigación oficial sobre la caza de homosexuales que se tradujo en detenciones extrajudiciales y torturas a docenas de personas durante la primavera (…). Y la persecución de los gays ha continuado en una escala menor», asegura Tanya Lokshina, directora del programa de Rusia para Human Rights Watch. El activista Igor Kochetkov manifiesta haber recopilado información sobre 15 personas que habrían desaparecido después de ser entregados a sus familiares, como consecuencia de las indicaciones de los propios funcionarios de Kadyrov, que les incitan «para matar a sus parientes». Según el activista, las acciones de las autoridades chechenas constituyen la definición legal de crimen contra la humanidad, llegando a afrimar que «en el continente europeo, nadie ha tratado de destruir a las personas en función de su orientación sexual desde la época de la Alemania nazi».

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Putin no reconoce las torturas contra homosexuales en Chechenia, mientras los periodistas rusos que las destaparon están amenazados de muerte

Martes, 18 de abril de 2017

chechenia-300x150El clamor internacional para que el Gobierno de Rusia investigue la existencia de un campo de concentración para homosexuales en Chechenia y depure responsabilidades es cada vez mayor. Existen evidencias y testimonios directos del horror, así como varios cadáveres. Sin embargo, para la administración que encabeza Vladimir Putin no se trata de “información creíble”, razón por la cual, al menos por el momento, las autoridades federales permanecerán con los brazos cruzados ante el horror perpetrado por las “fuerzas de seguridad” chechenas, con el supuesto conocimiento de su presidente, Ramzán Kadýrov. Esta pasividad contrasta con las amenazas de muerte que están recibiendo los periodistas de Novaya Gazeta (el mismo diario ruso que destapó el escándalo sobre los secuestros, torturas y homicidios de homosexuales en la República de Chechenia).

Como venimos explicando, los presidentes de la República de Chechenia y de la Federación de Rusia comparten formación política (Rusia Unida) e intereses comunes, entre los que se encuentra la LGTBfobia de Estado. Quizá los métodos del checheno Ramzán Kadýrov sean excesivamente comprometedores para la línea trazada por Putin, pero todo apunta a que, lamentablemente, las alianzas políticas y la estabilidad de esta república semiautónoma (castigada por los enfrentamientos violentos continuos entre separatistas y prorrusos) son cuestiones que preocupan más al Kremlin que los derechos humanos del colectivo LGTB.

El negacionismo ante las evidencias parece la táctica escogida por los afines a Vladimir Putin, con la esperanza de que pronto amaine la tormenta y se vaya disipando el foco informativo internacional sobre lo que está ocurriendo en Chechenia. El portavoz principal de Putin, Dmitry Peskov, ha asegurado que el Kremlin no tiene conocimiento de “ninguna información creíble” sobre las denuncias de detenciones, torturas y asesinatos de más de 100 hombres gais en Chechenia.

Por supuesto, Peskov tampoco ha hecho ningún comentario oficial sobre el campo de concentración de prisioneros homosexuales, ubicado en un antiguo complejo militar en la ciudad chechena de Argún, a unos 15 kilómetros de Grozni (la capital de la república). La administración rusa no parece tener en consideración, ni siquiera, a la comisionada para de Derechos Humanos en Rusia, Tatiana Moskalkova, que días atrás enviaba una solicitud oficial al Fiscal General sobre la persecución de personas homosexuales en Chechenia.

Sin embargo, hay varios testimonios (y cada vez parece haber más) de supervivientes de esas detenciones que explican lo que está ocurriendo en el país. El diario se basa en el testimonio de personas que aseguran haber escapado de allí y que relatan historias escalofriante a ‘Novaya Gazeta’: “Varias veces al día llevaban a un interrogatorio en el que nos golpeaban. La principal tarea es averiguar nuestra red de contactos, pues piensan que al ser detenidos por ser homosexuales toda nuestra red también lo es”. Golpes con objetos contundentes, escupitajos en la cara, vejaciones… Algunos detenidos incluso son maltratados hasta quedar KO. Todo para llevar a cabo una limpieza contra todo el colectivo homosexual. En una redada, en la que murieron al menos tres homosexuales, cien fueron detenidos.

El rotativo británico The Guardian empezó ayer a publicar relatos de testimonios. Cita por ejemplo el caso de Adam, que denuncia que sus captores le electrocutaban varias veces al día. Si no chillaba, asegura, llegaban más carceleros para apalearle con bastones de madera o barras de hierro. “A veces intentaban obtener información; otras, simplemente se divertían”, denuncia el hombre. Muchos de ellos son devueltos a sus familias, tras haber sido apaleados hasta casi la muerte, para que sus propios familiares realicen lo que en las sociedades extremistas islámicas se conoce como “asesinato por honor”.

En cambio, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), cuya sede se encuentra en Ginebra, se ha sumado a las autoridades europeas y a organizaciones no gubernamentales como ILGA-Europa (la rama europea de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales), Amnistía Internacional o Human Rights Watch, así como a las exigencias de países como los Estados Unidos, el Reino Unido o Alemania. En un comunicado conjunto, cinco relatores pidieron que se ponga fin a los abusos y acoso contra ese colectivo y exhortaron al gobierno ruso a condenar las declaraciones homofóbicas, que incitan al odio y la violencia, y que muchas veces son pronunciadas por las autoridades locales. “Es vital que se investiguen a fondo las denuncias de secuestros, detenciones ilegales, tortura, palizas y asesinatos de gays y bisexuales”, subrayaron. A través de un comunicado, el ACNUDH exige que “los hombres detenidos en la República de Chechenia por el simple hecho de ser percibidos como homosexuales deben ser puestos en libertad inmediatamente y se debe terminar con los abusos y persecuciones”.

Desde el ACNUDH añaden que “son actos de persecución y violencia a una escala sin precedentes en la región, y constituyen graves violaciones de las obligaciones de la Federación Rusa, en virtud del derecho internacional en materia de derechos humanos”. Asimismo, los expertos de la ONU en derechos humanos urgen “a las autoridades a que procedan a la liberación inmediata de todas las personas detenidas ilegalmente en la República de Chechenia debido a su orientación sexual real o percibida, a que lleven a cabo investigaciones inmediatas, exhaustivas e imparciales sobre todos los casos sospechosos de secuestro, tortura y homicidio ilícitos y a velar por que todos los que participen en esos actos sean hechos responsables y por que se proporcionen a las víctimas recursos efectivos”. Entre los firmantes del comunicado se cuentan Vitit Muntarbhorn, experto en la protección contra la violencia por orientación sexual, y David Kaye, relator especial sobre la libertad de opinión y expresión.

Los periodistas de Novaya Gazeta, amenazados de muerte

chechenia-gais-homosexuales-amenaza-periodico-ruso-696x522El siniestro Ramzán Kadýrov rezando…

Fanáticos religiosos y nacionalistas chechenos están haciendo una llamada para defender el “honor” de su pueblo, frente a las informaciones destapadas en territorio ruso por el diario Novaya Gazeta. Hace unos días, la mezquita principal de Grozni se utilizaba, según apuntan varios medios rusos e internacionales, para abordar el tratamiento informativo que los profesionales de la comunicación de este medio han realizado sobre el caso de las torturas a homosexuales en Chechenia. Tras la publicación del reportaje que denunciaba los abusos del gobierno que dirige Ramzan Kadírov, se celebró en la mezquita central de Grozni una reunión con unos 15.000 asistentes entre los que estaban los principales líderes religiosos de la región. Durante esa reunión un consejero de Kadírov acusó al Nóvaya Gazeta de haberse inventado las acusaciones y los declaró “enemigos de nuestra fe y de nuestra patria. Al acabar el acto se aprobó una resolución: La llamada resolución de la Alta Asamblea de teólogos islámicos y líderes de la opinión pública en Chechenia ha lanzado la siguiente amenaza: “teniendo en cuenta el insulto a los fundamentos centenarios de la sociedad chechena y la dignidad de los hombres chechenos, así como a nuestra fe, prometemos que la respuesta alcanzará a los verdaderos instigadores, dondequiera que estén y quiénes sean, sin prescripción alguna”. Además, han solicitado “a todas las personas sensatas que luchen contra la difusión de semejante bajeza y provocación de todas las maneras posibles”.

Más tarde durante una entrevista a la emisora Habla Moscú, el muftí (un consultor jurídico musulmán cuyas decisiones públicas suelen considerarse leyes) de Chechenia se refirió a los periodistas del Nóvaya Gazeta así: “Yo no quiero llamar personas a esa gente. Esos seres responderán de acuerdo a la ley. En cuanto al castigo, el castigo de Alá les alcanzará irremediablemente“.

kadirov-putin-1-696x826Vladimir Putin junto a Ramzan Kadirov, presidente de Chechenia

Desde el Nóvaya Gazeta han publicado una declaración en la que han denunciado estas amenazas contra la redacción del periódico. Su director, Dmitri Muratov, se ha puesto en contacto con el Kremlin para informar de la situación y avisarles de que la redacción del periódico teme por su seguridad.

El Nóvaya Gazeta ha recordado al muftí checheno que durante el conflicto entre Rusia y Chechenia el periódico se mostró muy crítico con Rusia y defendió a Chechenia, lo que le costó la vida a la periodista Anna Politkóvskaya: “No hemos ofendido ni hemos tenido intención de ofender al pueblo chechén. Lo apreciamos sincera y profundamente. Estuvimos cerca en los años trágicos de la guerra, ayudamos a evacuar a los heridos, llevamos ayuda humanitaria, liberamos a rehenes. Cientos de familias chechenas recuerdan con agradecimiento el trabajo humanitario de nuestra reportera Anna Politkóvskaya. Confío en que la resolución de la Alta Asamblea estuviera dictada por la emoción. Especialmente en la parte que habla del castigo. Aquí veo un llamamiento directo a la represalia. Y la redacción recuerda muy bien y nunca olvidará los asesinatos por encargo de Anna Polikóvskaya y Natalia Estemirova.

Ante tales amenazas, Elena Milashina, la periodista de Novaya Gazeta que firmó las primeras informaciones sobre las torturas ilegales contra hombres gais en Chechenia, se ha visto obligada a esconderse en un lugar seguro, temiendo por su propia vida. En una entrevista concedida a Victoria Derbyshire, de la cadena de televisión británica BBC, Milashina ha dicho que las reacciones desde Chechenia han sido “aterradoras”, citando que “en la mezquita más grande de Grozni, 15.000 personas se reunieron y declararon una yihad contra nosotros … no solo contra mí personalmente, sino contra todos los periodistas de Novaya Gazeta”. Este es el vídeo de la entrevista:

Amnistía Internacional también ha denunciado esa declaración de los líderes chechenos y la consideran “una clara amenaza de violencia contra los periodistas“.

Desde el Kremlin su portavoz, Dmitri Peskov, ha asegurado que están al tanto de la situación y confirma que han recibido la carta del director del Nóvaya Gazeta. Peskov asegura que el gobierno ruso está “categóricamente en contra de cualquier método de presión que esté fuera de la ley. Y especialmente de cualquier acción que pueda suponer una amenaza para la seguridad de los periodistas.” El gobierno ruso recuerda a las autoridades chechenas que si consideran que las publicaciones del periódico no se ajustan a la realidad pueden acudir a los tribunales para denunciar a los autores.

Pero a la vez que dicen esto, después de haber prometido que investigarían la situación en Chechenia y a pesar de que todos los organismos internacionales que velan por el cumplimiento de los Derechos Humanos han dado total veracidad a los informes y testimonios que llegan desde la república, ahora el Kremlin asegura no tener “información fiable” de que se esté persiguiendo a los hombres gais en Chechenia y no les consta que haya ningún problema en la región.

Da la casualidad de que estos días el nuevo Secretario de Estado americano, Rex Tillerson, está de visita en Moscú. A Tillerson se le está presionando fervientemente para que interceda frente al Kremlin para que se investigue la situación en Chechenia. 50 miembros del congreso norteamericano firmaron una carta en la que urgen a Tillerson a hacer una declaración pública condenando la purga de gais en Chechenia y a presionar al Kremlin para que ponga fin a la situación.

Víctimas del horror homófobo en Chechenia, repudiadas por sus propias familias

Como hemos recalcado en las noticias relacionadas que hemos publicado, las autoridades chechenas se han negado a reconocer abiertamente la persecución organizada contra homosexuales (y otras posibles víctimas LGTB) con el argumento de que “no puedes detener a personas que no existen en nuestra república. Si personas así existieran en Chechenia, las fuerzas de orden público no tendrían que preocuparse de ellas: sus propias familias se encargarían de enviarlas donde no pudiesen volver”.

Más allá de la bravucona respuesta, lo cierto es que la realidad parece estar dándoles la razón en lo que a las represalias familiares homófobas se refiere. Sin ir más lejos, hace una semana nos hacíamos eco de una de las terribles historias ocurridas en Chechenia: un hombre gay de Grozni había sido torturado en una silla eléctrica para delatar a otros homosexuales. Ahora hemos sabido que se trata de un hombre joven que, después de sobrevivir a la tortura policial, se ha visto obligado a escapar de su familia y a huir de Chechenia.

Las descargas eléctricas a las que era sometido al menos una vez al día se compaginaban con palizas, insultos y vejaciones constantes. “A veces trataban de obtener información de mí, otras veces solo se estaban divirtiendo”. Cuando los matones policiales decidieron que habían obtenido suficiente información, llevaron a la víctima a su casa y le dijeron a su padre lo siguiente: “tu hijo es un maricón. Haz lo que tengas que hacer con él”. Aunque el joven no admitió a su familia que es gay, su padre lo amenazó con violencia física, incluso después de su terrible experiencia. Una noche, poco después de su liberación, abandonó su casa y escapó de Chechenia. Ya no tiene contacto con su familia.

El Gobierno español no se pronuncia y la FELGTB se une a la condena internacional

En España, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) se ha sumado a la campaña de Amnistía Internacional para “investigar sin demora los informes sobre secuestros, torturas y homicidios de homosexuales” en la República de Chechenia. Sin embargo, el Gobierno sigue sin pronunciarse oficialmente, a diferencia de otros países como Reino Unido o Alemania, entre otros.

A través de un tuit, Jesús Generelo, presidente de la FELGTB, se ha preguntado: “¿Volvemos a la Edad Media? Rusia debe parar su escalada de homofobia”:

Además de campañas como la de Amnistía Internacional, desde varias plataformas de recogidas de firmas se está instando a que “pongan fin a la represión contra las personas gay en Chechenia, al mismo tiempo que se respeten los valores de la justicia y la tolerancia”. Es el caso de Avaaz, en cuya página se han sumado hasta el momento de publicar este post más de 600.000 ciudadanos de distintas procedencias internacionales.

Fuente: La Vanguardia, Pink News,Dosmanzanas/EstoyBailando/Cáscara Amarga

 

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Torturado en una silla eléctrica para delatar a otros gais, una de las terribles historias que sale a la luz sobre el caso de Chechenia

Sábado, 8 de abril de 2017

chechenia-asesinatos-gays-696x522El Departamento de Estado de EE.UU. condena en un comunicado la violencia contra personas LGTBI en Chechenia y urge a Rusia a realizar una investigación “independiente y creíble”.

El presidente del Parlamento Europeo se suma a esa condena y exige que los culpables sean juzgados.

A principios de esta semana os explicábamos que según las informaciones del periódico ruso Novaya Gazeta la policía de Chechenia había detenido a un centenar de hombres gays y, presuntamente, había matado a tres. Las identidades de los tres fallecidos no se han hecho públicas, pero el periódico aseguraba que entre los detenidos/desaparecidos había dos populares presentadores de televisión.

Hace solo unos días recogíamos las informaciones del diario ruso Novaya Gazeta que apuntaban a la persecución organizada de las autoridades chechenas contra su población homosexual. Como adelantábamos y como bien señala ILGA-Europa “es increíblemente difícil de controlar lo que está sucediendo”. Aunque no es fácil confirmar la información (entre otras cosas porque el gobierno de la región -que forma parte de Rusia aunque opera independientemente- aseguró que “no se puede perseguir lo que no existe”) varios organismos internacionales le han dado veracidad por la cantidad de testimonios e informes que han aparecido desde que se publicó la noticia. Desde el Human Rights Watch y el International Crisis Group han asegurado tener muchos testimonios locales que parecen confirmar que tres hombres fueron asesiandos durante las redadas contra la población LGTB: “La información publicada por el Novaya Gazeta es consistente con los informes que Human Rights Watch ha recibido de numerosas fuentes de confianza, incluyendo fuentes en el propio terreno. El gran número de fuentes y la consistencia de sus historias no nos dejan ninguna duda de que estos sucesos devastadores han ocurrido.” El propio Kremlin, tras las presiones de los grupos en la oposición, anunció que van a realizar una investigación sobre lo que hay ocurrido.

Según explicaba el Novaya Gazeta, parece que todo comenzó cuando el grupo de activismo LGTB GayRussia solicitó permisos para celebrar marchas del Orgullo en varias ciudades de la región. Los activistas sabían que se les iba a negar la autorización pero querían presentar esas negativas ante el Tribunal de Derechos Humanos de la Unión Europea como parte de una denuncia por la discriminación que sufren en el país. Sería entonces cuando las autoridades chechenas comenzaron lo que denominan una “acción de limpieza preventiva” y, tras rastrear a personas LGTB en redes sociales, comenzaron las detenciones en masa.

 Puede que la intención del gobierno checheno no fuera asesinar a nadie, pero sí señalar a las personas LGTB del país para que el propio entorno fuera el que ejerciera violencia sobre ellos. Alvi Karimov, el portavoz del gobierno checheno, dijo en sus declaraciones al negar los hechos que en el caso de que hubiera personas LGTB en el país la policía no tendría que hacer nada porque “sus propias familias se encargarían de mandarles a un lugar del que jamás regresarían”, en clara alusión a los asesinatos por honor que suelen ocurrir en sociedades islámicas extremistas.

La organización igualitaria Russian LGBT Network ha revelado una de las escalofriantes torturas practicadas contra un hombre gay de Grozni (capital de la República de Chechenia, que a su vez forma parte de la Federación de Rusia):  “para conseguir la confesión, le golpearon con una manguera y le torturaron con electricidad”. Al parecer, el objetivo de estas prácticas brutales era elaborar un listado de otras personas gais para ampliar la “cacería”. El Consejo de Europa y Amnistía Internacional urgen a las autoridades rusas a investigar los secuestros, torturas y homicidios de homosexuales.

 A través de un comunicado, ILGA-Europa (la rama europea de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales) ha hecho público que “según fuentes del Cáucaso Norte, hasta la fecha, más de 100 personas han sido detenidas por razones arbitrarias en cárceles no oficiales, donde las víctimas están siendo torturadas mediante corriente eléctrica, cruelmente golpeadas y obligadas a difundir los contactos personales de otros hombres homosexuales en Chechenia”. Con todo, la propia organización LGTB europea admite, como ya adelantaba dosmanzanas el martes, que “es increíblemente difícil de controlar lo que está sucediendo en Chechenia”.

chechenia-gaysNo obstante, gracias a la mediación de Russian LGBT Network se empiezan a conocer algunos casos. Esta red igualitaria rusa ha establecido una línea telefónica confidencial operativa las 24 horas para recoger más datos, llegar a las víctimas y, cuando corresponda, proceder a su urgente evacuación. La historia de un hombre gay de la ciudad de Grozni ilustra la inhumanidad y la ilegalidad cometida contra los detenidos por su orientación sexual en Chechenia.

La víctima habría sido arrestada por agentes de seguridad bajo sospecha de homosexualidad durante una semana. Atado a una silla eléctrica casera, habría sido golpeado con una manguera para obligarle a “confesar” los nombres de otros hombres gais. Russian LGBT Network revela que “según él, los propios funcionarios de seguridad declararon que la orden provenía de los líderes de la República [de Chechenia]”.

Hasta el momento, Alvi Karimov, portavoz del líder checheno Ramzan Kadyrov, ha negado públicamente los hechos, aunque el argumento utilizado, como decíamos en el anterior post, no es precisamente tranquilizador: “No puedes detener a personas que no existen en nuestra república. Si personas así existieran en Chechenia, las fuerzas de orden público no tendrían que preocuparse de ellas: sus propias familias se encargarían de enviarlas donde no pudiesen volver”.

Varios grupos LGTB de Rusia han abierto líneas de teléfono y apoyo para intentar ayudar las personas LGTB de la región que se encuentren en inmediato peligro e instan a los que puedan a marcharse del país lo antes posible.

Condena internacional y exigencia de actuar a las autoridades rusas

La comunidad internacional está condenando las detenciones y las torturas de personas homosexuales en Chechenia. Daniel Holtgen, director de comunicación del Consejo de Europa, ha publicado a través de su cuenta de Twitter que “los ataques contra las personas LGBT en Chechenia tienen que parar, tienen que ser investigados”. En el mismo tuit, Holtgen enlaza a un comunicado la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en la que Jonas Gunnarsson y Frank Schwabe dejan claro que “se alega que más de un centenar de personas han sido detenidas y que al menos tres, y posiblemente muchos más, han muerto en ejecuciones extrajudiciales”.

Ahora el Departamento de Estado de Estados Unidos y el Europarlamento se han sumado a la exigencia de que se investigue lo que ha ocurrido y han condenado las acciones del gobierno checheno. El comunicado que han hecho público los americanos dice lo siguiente:

Estamos al corriente de los preocupantes informes de que las autoridades locales de la República de Chechenia han arrestado o detenido a más de 100 hombres, y también de las informaciones que aseguran que tres de esos detenidos han sido asesinados.

Condenamos la violencia contra cualquier persona en base a su orientación sexual o cualquier otro motivo. Urgimos al gobierno ruso a conducir una investigación independiente y creíble sobre estos supuestos asesinatos y las detenciones en masa, y que se haga responsable a los que las hayan cometido. Además estamos profundamente preocupados por las declaraciones de las autoridades locales que aparentemente condonan e incluso incitan a la violencia contra las personas LGTBI.

Estamos muy preocupados por la incipiente discriminación y violencia contra las personas LGTBI en Rusia o en cualquier otra sociedad. Hacemos un llamamiento al gobierno ruso para proteger a todos las personas de esa discriminación y violencia, y a permitir el libre ejercicio de las libertades de expresión, asociación, encuentro pacífico, religión o creencia.

Por su parte el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha dado veracidad a las informaciones y ha exigido que los culpables sean juzgados.

El sueco Jonas Gunnarsson es el ponente general de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) sobre los derechos de las personas LGTB y el alemán Frank Schwabe es autor del informe sobre “Los derechos humanos en el Cáucaso septentrional”. “Pedimos a las autoridades que inicien de inmediato una investigación efectiva y plenamente acorde con todos los requisitos del Convenio Europeo de Derechos Humanos. A este respecto, los informes de que la respuesta de las autoridades chechenas hasta ahora han sido negar o trivializar las acusaciones, o incluso dar a entender que aprueban tales actos, son también de especial preocupación”, declaran Gunnarsson y Schwabe.

Ambos también han dejado claro que “nadie debe sentirse asustado de expresar su orientación sexual. Las autoridades tienen el deber de proteger a todos los individuos contra los crímenes de odio. Además, deben garantizar que las personas a las que se dirigen o que denuncian tales delitos estén protegidas contra represalias, incluidos los denominados asesinatos de honor”.

Por su parte, desde Amnistía Internacional han exigido a las autoridades rusas a “investigar sin demora los informes sobre secuestros, torturas y homicidios de homosexuales”. Asimismo, además de dirigirse a las a las autoridades rusas, la demanda también involucra al Jefe del Comité de Investigación, Alexander Bastyrkin, al Jefe Interino de la Dirección de Investigación de Chechenia, Sergey Sokolov, y a la comisionada de Derechos Humanos en Rusia, Tatyana Moskalkova. Amnistía Internacional exige “llevar a cabo una investigación rápida, eficiente y exhaustiva de los informes sobre secuestros y homicidios en Chechenia de hombres considerados homosexuales y garantizar la puesta a disposición judicial de las personas declaradas culpables o implicadas en tales crímenes”.

El “compromiso” de las autoridades rusas

La comisionada para de Derechos Humanos en Rusia, Tatiana Moskalkova, ha enviado una solicitud al Fiscal General sobre la persecución de personas homosexuales en Chechenia. Moskalkova ha aseverado que “no importa la raza, el género, las tendencias [sexuales] o las creencias religiosas. El secuestro es un delito”.

Desgraciadamente, dado el historial de LGTBfobia de Estado que la Administración que encabeza Vladimir Putin viene poniendo en práctica desde hace años contra la comunidad LGTB en Rusia, no podemos tener grandes esperanzas de justicia y no sabemos hasta qué punto llegaremos a conocer el alcance de lo que está sucediendo ahora mismo en Chechenia. Una región en la que decenas de personas podrían seguir siendo retenidas, vejadas, torturadas o incluso asesinadas por su orientación sexual.

Y aún estamos esperando a que esto sea noticia en los telediarios y periódicos generalistas. Y algo nos dice que puedo esperar sentado.

Fuente | Pink News, vía  Dosmanzanas/EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.