Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Raúl Vera López’

Raúl Vera: “Indígenas, homosexuales, prostitutas… en esa gente es donde más se manifiesta Dios”

Lunes, 11 de octubre de 2021

Entrevista con el obispo retirado de la diócesis de Saltillo, Raúl Vera. En Ciudad de México el día 21 de septiembre de 2021. Religioso cuya trayectoria a favor de los indigenas, las personas migrantes y los mineros lo ha hecho merecedor de muchos reconocimientos, entre ellos, estar nominado al premio Nobel de la Paz.

Raúl Vera en Ciudad de México el día 21 de septiembre de 2021.QUETZALLI NICTE HA

Lo conocí en Madrid. Un hombre afable. Siempre recordaré su sonrisa y sus palabras de ánimo.

Entrevista con el obispo retirado de la diócesis de Saltillo, Raúl Vera López. En Ciudad de México el día 21 de septiembre de 2021. Religioso cuya trayectoria a favor de los indigenas, las personas migrantes y los mineros lo ha hecho merecedor de muchos reconocimientos, entre ellos, estar nominado al premio Nobel de la Paz.

Por Carmen Morán Breña

México –

Este obispo es un show. Quién lo diría: aparece como un fantasmilla, su corta estatura cubierta con el hábito claro de los dominicos y el cubrebocas puesto. Ay cuando se lo quite. Esa lengua sin pelos fustigará a la Iglesia por su “infección de poder clericalista”, a los gobiernos “corruptos y criminales”, a los terratenientes, a los conquistadores. Raúl Vera acaba de jubilarse como obispo de Saltillo (Coahuila, México) pero nadie piense que se va a callar por eso. Es de la estirpe de la Teología de la Liberación, esos religiosos que, cuando no son asesinados, son propuestos para el premio Nobel de la Paz. Él mismo lo fue. Aguerrido sindicalista; como buen religioso, enorme político; parlanchín como él solo. Toda la conversación tamborileará con los dedos en la mesa, como sentando cátedra y se reirá a carcajadas, hará parodias impostando la voz. No hay registro que no pase por su cara. Lo dicho, un showman.

Cuando la Iglesia y el poder político se hartaron del obispo Samuel Ruiz, el amigo de los indígenas de Chiapas, en plena revolución zapatista, enviaron a Raúl Vera para poner orden, pero el encargado les salió rana: otro que estaba del lado de los pobres, esa bendita plaga de los religiosos en Latinoamérica. Así que cuando fue nombrado obispo lo mandaron al otro lado del mapa mexicano, de la selva al desierto, por resumir. Pero en México no se acaban las causas. En el norte se topó con las desgracias de los migrantes que quieren pasar a Estados Unidos, las mujeres violadas por el Ejército, los mineros muertos. Y se pidió un carro con buen motor por si había que salir corriendo, como ocurrió en alguna ocasión. Porque no se iba a estar callado. Eso no.

Pregunta. Narcotráfico, crímenes, desaparecidos, feminicidios, violencia de toda clase. ¿Qué razones hay en México para creer en su Dios?

Respuesta. Los indígenas, los homosexuales, las prostitutas… Esa gente orillada es donde más se manifiesta Dios. ¿Qué razón hay para creer que ellos no se pueden organizar? Si los indígenas saben mirar al ver cielo y predecir la lluvia o la sequía, el viento o el calor, cómo no van a saber juzgar y analizar los signos de su sociedad y lo que es justo o no es justo. ¿Es mejor pensar lo contrario y explotarlos? Cuando estudiaba en Europa, para ver a Dios miraban al cielo, no, a Dios hay que verlo aquí, en la tierra. Los obispos vivimos en un mar de pobres, y ¿qué hacemos por ellos? Todos a gustísimo.

P. Los indígenas también hacen sus tropelías…

R. Siempre las han hecho. Por supuesto, las mujeres están muy confinadas, por ejemplo. Es la pobreza. Pero por qué no miran la miseria que gana un obrero o qué puede hacer una mujer embarazada si no puede mantener niño, o esas casas de interés social que son palomares donde los niños viven la promiscuidad… luego no nos extrañe que resulte embarazada una niña de 13 años. Por qué no nos damos cuenta de los condicionamientos con los que hemos creado toda esta desbandada de problemas, que después ortodoxamente queremos no más condenar.

P. El mundo está desordenado, dice usted. ¿Acaso estuvo alguna vez ordenado?

R. Hay lugares con una civilización de valores cristianos y más justicia, cuando yo estudié en Europa había países con valores, en el trabajo había un control. Por ejemplo en los países nórdicos, que son protestantes, se trata con justicia a los trabajadores. Las diferencias son de México. El continente latinoamericano es donde más desigualdades existen y curiosamente es el más católico, cómo se explica eso?

P. ¿Cómo?

R. Aquí no hubo un diálogo con la cultura indígena, aquí se impuso todo. No tenemos los valores cristianos puestos en la sociedad, el rico no tiene miramientos, ni con el salario mínimo, no hay sensibilidad, cómo es posible. En Italia había mucho más sentido del bien común que lo que hay en mi patria. Saben que la desigualdad es violencia. Estamos mal evangelizados. Muchos católicos, pero mal evangelizados.

P. No salimos de la culpa original de los españoles.

R. Bartolomé de las Casas no los llama españoles, los llama los cristianos, todos los crímenes los hacían los cristianos.

P. Entonces, entre la cruz y la espada ¿quién hizo más crímenes?

R. Fue la espada, ni modo. Bartolomé de las Casas y otros reaccionaron contra los españoles en defensa de los indígenas, que tenían alma. Pero la evangelización se hizo muy mal.

P. En Europa, sin embargo, muchos creyentes miran con envidia a los religiosos de Latinoamérica, por sus valores… En Europa no hay mucha Teología de la Liberación, ya sabe usted..

R. Es por el clericalismo, hasta hoy la Iglesia tiene un gobierno monárquico. La corte vaticana es la única de toda Europa que no se ha modernizado. Lo que ha dañado a la Iglesia es el clericalismo, que viene a decir que por el hecho de ser clérigos ya somos más que los laicos. ¿Por qué una mujer es menos que nosotros? Hay una visión piramidal de la Iglesia sobre esto. Primero el Papa, luego los cardenales… Pero todos los cristianos tenemos la misma dignidad que nos da el bautismo.

P. Pero ustedes se ponen esos anillos tan imponentes, que quizá los laicos se sienten menos cuando bajan a besarles la mano.

R. Ay, pues mire, este antes traía una piedra… [dice sacudiendo la mano con desdén hacia la joya]. Pero sí, son signos. La iglesia tomó una estructura monárquica, por eso el Papa tenía tres coronas, que pablo VI entregó a la FAO para que las fundieran. Tres coronas, el emperador del mundo de la Iglesia y del Vaticano.

R. México celebra este año el bicentenario de su independencia, pero las comunidades indígenas siguen en gran abandono, sin los servicios más básicos, algunas. ¿Qué ha hecho México por todos ellos?

R. Pues no ha hecho nada, nada. Y además, digámoslo, [los Gobiernos] se van mucho por el asistencialismo y los discursos que amainen a la gente, para que no se rebelen. Y por el paternalismo. En octubre de 2011, se armó el tribunal permanente de los pueblos, donde intervenimos las organizaciones sociales para presentar las quejas. Se hizo un diagnóstico fenomenal. Propuse iniciar una Constitución Ciudadana para educar políticamente al pueblo, formarles políticamente, y que el pueblo nombre a los que formen el Congreso. Porque organizarlos en el derecho y la justicia es el fin de la política. Todo se paró cuando llegó el gobierno actual, por ver si todas las ofertas que había hecho funcionaban… Pero ahorita, sinceramente le digo, tenemos que seguir con este proceso del tribunal.

P. Le ha defraudado este gobierno.

R. Conocí por el Tribunal Permanente de los Pueblos que este gobierno no es corrupto, sino criminal. Hay personas dentro del gobierno sin escrúpulos. Yo también me dije: ¿de dónde va a sacar [el presidente, Andrés Manuel López Obrador], los funcionarios honestos para hacer lo que él quiere hacer? Hemos vivido muchos años de descomposición terrible de las estructuras, de corrupción, de voracidad, muchos años.

P. Entonces, ¿no es tanto el presidente como sus funcionarios?.

R. Los que le ayudan, también.

P. Este gobierno ha solicitado a España que pida perdón por la conquista y sus desmanes.

R. Hicieron barbaridades, probaban las espadas en los cuerpos, se los llevaban a las minas, en tres meses morían 30.000 personas, eso es exterminio. Masacraron a la gente. Otros venían a hacerse ricos en cinco años y regresarse.

P. Entonces ¿hay que pedir perdón?

R. Pues sí, hay que pedir perdón.

P. ¿Qué les dice a quienes argumentan que ya pasaron 500 años de aquello?

R. Que están las heridas. ¿En base a qué trajeron su civilización, por qué vinieron, a hacerse ricos? ¿A adueñarse de las tierras? No venían a crear una civilización.

P. Decía usted antes que la Iglesia debe formar políticamente al pueblo. Si eso se traslada a Europa algunos se llevarían las manos a la cabeza.

R. Gran parte de mi trabajo ha sido entre la sociedad civil, enfocando una Iglesia donde la sociedad civil tenga un lugar, sí, cómo no. La presencia de la Iglesia en la sociedad civil y la defensa de los ciudadanos es el mandamiento del amor.

P. ¿De dónde saca usted esa energía? Está agitando las capas del hábito que parece que se va a echar a volar.

R. Decidí cambiar el mundo, por eso entré de dominico, para cambiar el mundo

P. ¿Y no se decepciona una persona que lucha toda su vida por los derechos humanos y la justicia cuando ve que poco o nada cambia?

R. No me decepciono, Dios me va a pedir cuentas, no puedo decir que ya me cansé.

P. O sea, que lo hace para que Dios no le riña.

R. Ja ja, no, es lo que Dios quiere. No lo que yo quiero.

P. Usted estudió para ingeniero químico, entre otras cosas.

R. Sí, pero donde yo podía trabajar eran todas empresas estadounidenses que falseaban sus ganancias y saqueaban al país, que tenía años de dictadura de partidos y sindicatos…

P. Si es por la ética de las empresas, medio mundo tomaría los hábitos, ¿verdad?

R. Yo quería quedarme en la universidad, pero en el movimiento estudiantil del 68 me dio el último empujón para no trabajar en química.

P. Dicen que cuando el Papa quiere informarse sobre México llama a Raúl Vera.

R. Le di información, sí, se la di. Y he hablado personalmente con él, sí.

P. ¿Qué le pregunta?

R. Yo le presento las problemáticas que la Iglesia tiene que abordar. Y también las problemáticas de la propia Iglesia. Todos los obispos tenemos esas intervenciones.

P. Dice Francisco que el diablo la ha tomado con México.

R. El papa tiene salidas geniales y seguramente que lo dijo en una de esas. Tenemos el narcotráfico aquí metido y no nos lo podemos quitar, es un problema grave. Además, entra a través de las estructuras de gobierno: empezó por las alcaldías, financiaban el nombramiento de los presidentes municipales, después colocaban al responsable de Seguridad, así que ya tenían a la policía y a los jefes políticos a sus órdenes… Como les funcionó pues siguieron con los diputados, senadores…

P. ¿Cuándo va a parar eso?

R. Cuando nos convirtamos en sujetos de la historia y ahí la Iglesa tiene un papel primordial. Pero para eso hay que perder el clericalismo, no pensar que somos poder porque tratamos con los poderosos. Lo que importa es que te quieran los pobres.

P. La iglesia debe jugar su papel. ¿Y al Estado, no le pide nada?

R. ¡Precisamente! Si nosotros tomáramos nuestro lugar y dejáramos de ser amigochos del gobernador… Qué es eso de que soy párroco, pues tengo que ser amigo del alcalde; soy obispo, pues del gobernador; soy cardenal, pues hablo con el presidente de la República. Esto es una infección de poder que nos lleva a estar callados.

P. Muchos de los creyentes están bien alejados de esas tesis suyas.

R. Uy, es que es muy cómodo, uy, muy cómodo, una vida feliz imaginándote que todo es así, te evita compromisos.

P. Es que la Iglesia lo pone muy fácil. Va el pecador, se confiesa, y a casa con la conciencia tranquila.

R. Hay situaciones en que la gente confiesa una debilidad, pero descubres que es una forma de vida. Están en una estructura en la que repiten el mal y general mal. Entonces, ¿para qué van a confesarse? Pues no te doy la absolución, le dije a uno.

P. Usted también tendrá alguna debilidad, don Raúl.

R. Muchísimas… Me tendría que confesar, ja ja. Cuando uno se pierde en los laureles por cositas de nada, eso es lo peor.

P. Pero el premio Nobel sí lo querría, ¿verdad?

R. No [alarga el no].

P. ¿Cómo no?

R. Yo no lo busqué. Me dieron el Rafto. Y acabo de recibir un reconocimiento del colegio de abogados de La Laguna, que han inventado el premio para dármelo a mí.

P. Bueno, elija un pecado capital, el que más débil le encuentre.

R. Pues eso, el orgullo, el ego, eso es de lo que más me tengo que cuidar. Me pasan cosas que no creo que deban pasarme, cosas, cosas. Tengo que tener cuidado, porque cuando pierdo cuidado es cuando peor me va. Ay, por más que luché sí alcancé a creérmelo.

P. Meter el dedo en la llaga es peligroso en México. ¿No tiene miedo por su vida?

R. Viví en Chiapas los tiempos en que los paramilitares mataban catequistas. Y yo contaba con la protección del Vaticano, los que creían que don Samuel Ruiz era un maldito, y yo el mandado para resolver aquello. Yo vi el sacrificio de los catequistas y me dije: Raulito, decide. ¿Puedes ser obispo de unos que arriesgan su vida, y los matan, y tú el niño bueno del papi Gobierno, que no te van a hacer nunca nada? O empiezas a caminar en medio del peligro que corren ellos o mejor te vas de aquí mañana mismo, me dije.

P. ¿Cree que ese peligro está conjurado ya?

R. No, nunca. Como están las cosas en el orden político y económico y social, no no. Nada cambia porque ahora no tenga diócesis. Siempre he pensado que pueden matarme y no lo quiero dejar de pensar, no es por angustia. Hubo un momento en que la gente del Ejército hizo un mapa de mi vivienda. Cuando llegué a Saltillo me perseguían. Logramos que a los soldados violadores de mujeres los metieran en la cárcel. Me tocó una persecución, nunca vi a mi chofer tan blanco. Iban de civiles, a las 12 de la noche. Yo siempre les dije a los padres, oigan, disculpen, pero a mí pónganme un carro con motor, que corra.

P. En Chiapas las cosas no andan mejor, hablan los zapatistas de una inminente guerra civil.

R. Es la impunidad en que el Gobierno de Chiapas deja a los asesinados, a los desplazados. Hay ataques armados y el gobernador mantiene todo impune. El Ejército federal no puede suplir del todo a los estatales. El narco ha entrado muy fuerte el día de hoy, hay disputas de carteles, ¡Es la impunidad!

P. ¿Tiene esperanzas de cambio?

R. Sí, el mal no tiene futuro. Hay mucha gente buena, los indígenas son un gran reservorio de sabiduría. Cuando en Europa cayó el imperio romano hubo una crisis civilizatoria y fueron los monjes en sus monasterios los que la salvaron con sus valores. Eso salvó a Europa, la mística de esos monjes, que dieron una base para crear una nueva civilización. Hoy esos valores están en los pueblos originarios, son los que tienen la reserva espiritual para darle vida a este mundo. No estamos huérfanos.

Fuente El País

Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica, Iglesia Inclusiva , , , ,

Raúl Vera, el ‘obispo de los desprotegidos’, se retira tras 20 años rompiendo moldes en México

Martes, 2 de febrero de 2021

raul-vera-lopezLo conocí en Madrid. Un hombre afable. Siempre recordaré su sonrisa y sus palabras de ánimo.

Su apoyo a los ‘descartados’ ha provocado las iras y amenazas de los poderosos

Durante 20 años de actividad pastoral, el obispo mexicano Raúl Vera López ha enfrentado amenazas de militares, del poder político y de cárteles defendiendo “una Iglesia en el mundo y para el mundo”

Su principal objetivo: “integrar a los laicos en las actividades pastorales” y alzar la voz por los más desprotegidos

Para Raúl Vera, la Iglesia debe atender a las personas que están sufriendo por cuestiones que no deben suceder, lo que él considera la gente ‘descartada’ de la sociedad porque son pobres

El obispo se retira este viernes tras romper muchos esquemas. En su lugar llega Hilario González, exobispo de Linares, en el norteño estado de Nuevo León, a quien el papa Francisco nombró para sustituir a Vera López

En sus 20 años de actividad pastoral, el obispo mexicano Raúl Vera López enfrentó amenazas de militares, del poder político y de cárteles debido a su proyecto de edificar una Iglesia que fuera “cercana al mundo y para el mundo”, apoyando desde la causa migrante hasta al colectivo LGBTI.

“El principal reto que sentí al arribar a la Diócesis de Saltillo -en el norte de México- fue organizar a los sectores laicos en un proyecto pastoral orgánico en donde se viviera el espíritu del Concilio Vaticano II. Es decir, una Iglesia en el mundo y para el mundo. Una Iglesia muy cerca de la sociedad”, dijo este viernes en entrevista con Efe.

Vera López es conocido tanto por su apoyo a migrantes, víctimas de la violencia, campesinos o miembros de la comunidad LGTBI como por hablar a menudo con pocos tapujos: Antes del Concilio, la Iglesia católica era como una pirámide en cuya cúspide había una concepción monárquica “en donde el Rey lo es todo”, explica Vera (Acámbaro, 1945)

Su principal objetivo, cuenta a Efe, fue “integrar a los laicos en las actividades pastorales” y alzar la voz por los más desprotegidos.

Recientemente, exigió justicia para las familias de las 19 personas calcinadas -posiblemente migrantes guatemaltecos- hallados en el nororiental estado de Tamaulipas. Fue de las primeras figuras públicas en alzar la voz, en un fin de semana marcado por el contagio de covid del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y es que para Raúl Vera, la Iglesia debe atender a las personas que están sufriendo por cuestiones que no deben suceder, lo que él considera la gente “descartada” de la sociedad porque son pobres.

La defensa de víctimas y desprotegidos le valió ser reconocido por la Fundación noruega de derechos humanos Rafto en el año 2010 y también ha estado nominado en tres ocasiones al Premio Nobel de la Paz.

Una trayectoria de lucha

El papa Juan Pablo II nombró a Raúl Vera Obispo para Saltillo en el año 2000, y desde entonces él no paró.

Para el 19 de febrero de 2006 sucedió la tragedia de la mina Pasta de Conchos en donde 65 mineros quedaron sepultados tras una explosión debido a una serie de irregularidades.

Tras el accidente, Vera y sus organismos se movilizaron para apoyar a las familias de las víctimas para que defendieran sus derechos.

Meses después de la tragedia, el religioso encabezó la defensa de un grupo de 13 prostitutas que fueron violadas por efectivos del Ejército en el municipio de Castaños, Coahuila, en julio de 2006.

La Diócesis de Saltillo entró en contacto con las víctimas a través de la activista Jacqueline Campbell, que llevaba el caso, y Vera comenzó su propia defensa de las mujeres.

“Empezaron a tomar bebidas sin querer pagar y a manosear a las bailarinas. Cuando les pusieron el alto, se salieron y regresaron vestidos de militares, en vehículos oficiales. Sacaron a la gente del bar y comenzaron a violar a las mujeres”, recuerda.

Hasta el punto que el juez que llevó el caso y que intentó declarar inocentes a los militares se quejó ante el Vaticano por la intervención del obispo.

Migrantes y víctimas de la violencia

El obispo contó que a él le tocó rescatar una casa refugio para migrantes en Saltillo muy mal administrada.

Pero su apoyo a los migrantes siempre ha sido inquebrantable, y como prueba de ello poco después consiguió una casa y puso al frente tanto a monjas como a personal laico de la pastoral.

Meses después, el sacerdote Pedro Pantoja, quien recientemente falleció, se hizo cargo del albergue de Saltillo, llamado el Refugio Belén, que hoy es el más grande del país y que recibe a miles de migrantes centroamericanos cada año.

Para este obispo, una de las mayores tragedias de México ha sido la constante violencia provocada por el crimen organizado y su más perversa consecuencia es la desaparición de miles de personas. Son casi 80.000 casos, según las últimas cifras reportadas por la Secretaría de Gobernación.

La defensa y apoyo a las familias con parientes desaparecidos es una de las principales actividades que ha realizado en los últimos años la Diócesis de Saltillo. Así, nació Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (Fundec), que quedó bajo el control de entidades vinculadas a la Iglesia de Saltillo.

“Nunca pensamos encontrar tan gran cantidad de víctimas”, remarca. Y recuerda que se creó Fundec para fortalecer la labor de búsqueda y ayudar aquellas familias -a menudo de todo México- cuyos parientes desaparecieron en Coahuila.

A la intensa actividad de la Diócesis a favor de los familiares de desaparecidos se le suma la de defender a los internos en cárceles, a los migrantes e incluso a miembros de la comunidad LGBTI.

Con el apoyo a este colectivo, mostró sintonía con el papa Francisco desde que en 2013 el pontífice dijo que “no es quien” para juzgar a los homosexuales.

“Que se reconozcan la dignidad de los gais y lesbianas”, celebró entonces Vera.

La sombra del crimen organizado

Todo ello ha provocado molestias entre funcionarios públicos y poderosos empresarios conservadores.

Por ejemplo, cuando defendía a las mujeres del caso Castaños: “Una noche salí tarde de Cuatro Ciénegas para venir a Saltillo y nos comenzó a perseguir una camioneta blanca que no envía ninguna identificación de nada”.

Las amenazas también llegaron por parte de grupos del crimen organizado, ya que en diversos momentos el cártel de los Zetas quiso sacar a los refugiados.

Los Zetas intentaron entrar y secuestrar a los migrantes”, dijo Vera, quien también acusó a la Guardia Nacional -un órgano público de seguridad- de querer interceptar los archivos del centro.

Tras 20 años al frente de la Diócesis de Saltillo, Vera se retira este viernes tras romper muchos esquemas.

En su lugar arriba Hilario González, exobispo de Linares, en el norteño estado de Nuevo León, a quien el papa Francisco nombró para sustituir a Vera López.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

México: Raúl Vera presentó al Vaticano su renuncia como obispo de Saltillo

Sábado, 6 de junio de 2020

raul-vera-lopezMons. Raúl Vera López: “Yo no busqué problemas”

Una pena. Un hombre acogedor,defensor de los pobres, de toda causa que tuviera que ver con los Derechos Humanos, con la defensa del colectivo LGTBI y promotor de espacios de encuentro… Le echaremos de menos.

En su labor pastoral destaca su defensa de los Derechos Humanos, el apoyo de las reivindicaciones de mejora laboral de los mineros y demás trabajadores de la región, la ayuda a los migrantes mediante el proyecto Frontera con Justicia, apoyo a los homosexuales y colectivo LGBT+ en general y la creación del centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios.4 También brinda ayuda a los familiares de personas desaparecidas de manera forzada en Coahuila quienes integran las Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila” (FUUNDEC).

El 2 de junio de 2020, a 20 días de que cumpla los 75 años de edad y conforme al canon 401 del Derecho Canónico, regulación jurídica de la Iglesia católica, marca que un Obispo al cumplir los 75 años, presentó la renuncia a su superior inmediato, el Santo Padre, quien dará respuesta apropiada según las necesidades de la misma Iglesia.

El famoso obispo Raúl Vera López renunció a su cargo como obispo de Saltillo, Coahuila, así lo informó en un video en vivo en el que respondió diversas preguntas relacionadas con su retiro. Vera López dio a conocer que envió una carta dirigida al Papa Francisco I para notificar su deslinde del cargo, pero seguirá dirigiendo la catedral hasta recibir respuesta de las autoridades del Vaticano.

view_1_932Raúl Vera informó que este es un procedimiento descrito en el derecho canónico, específicamente en el apartado 401.1, en el que destaca lo siguiente: “Al obispo diocesano que haya cumplido setenta y cinco años de edad se le ruega que presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias”.

Con esto, Vera aclaró que dejará de ser el obispo de la catedral pero que aún conservará ciertas licencias para bendecir y ejercer misa, aunque ya no podrá oficiar bodas ni cumplir con otras ceremonias. Sin embargo, el fraile dominico no aclaró a dónde irá luego de que el papa le responda, mientras tanto deberá permanecer en Saltillo, Coahuila. Además, el defensor de derechos humanos refirió que eso no es un tema que le preocupe demasiado, si el papa lo requiere, se movilizará a donde le ordenen.

La obediencia al papa y a la iglesia la tengo, la tengo y más (…) yo respeto la estructura, tengo el voto de obediencia y de pobreza y debo mantenerlo. Aunque por supuesto tengo obligaciones.

Anunció que en caso de que no le den indicaciones directas se irá de vuelta con sus hermanos dominicos a Guanajuato, donde fue instruido.

 

 

Además se refirió a capítulos importantes de su vida como cuando formó parte del grupo de mediación con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZNL) y afirmó que el gobierno mexicano de ese entonces organizó grupos paramilitares que atacaron y mataron a grupos indígenas de pequeñas poblaciones. “Los echaban, no los dejaban cultivar (…) hasta que vieron que llegó un momento, que fue la masacre de Acteal, que salió todo.”

Vera López anunció que no habrá una ceremonia donde se despida pues “es hasta que el papa nombra un obispo es cuando te aceptan esa renuncia (…) mientras tanto es el nuncio quien pone recomienda a un administrador apostólico, todo depende las circunstancias”. “Yo no busqué el tema político, fue el amor al prójimo lo que me llevó luchar por la justicia social. Yo sabía que estaba ofreciéndome a Cristo con todos los que estaban unidos con él. Desde el punto de vista pastoral, tuve que enfrentar temas como el tema de los desaparecidos, el tema de la defensa del agua.”

141787995168 Raúl Vera López nació en Acámbaro, Guanajuato, en su juventud decidió estudiar para ser un Ingeniero Agrónomo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Poco después regresó a su estado natal para inscribirse en el convento de padres dominicos y ser un fraile en León.

Tras finalizar su formación, fue a Bolonia, Italia, donde se licenció como teólogo por la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino, graduado como Summa Cum Laude, el grado más alto de distinción, tras lo cual regresó a México ya investido como padre por Pablo VI.

Poco después fue enviado para ser obispo de Ciudad Altamirano, aunque luego fue trasladado a otra sede para continuar con el papel de obispo, siendo esta vez en Saltillo, Coahuila, donde defendería la Teología de la Liberación.

Vera López ha sido un defensor de los derechos humanos, dando apoyo a declaraciones como derechos de migrantes, y la lucha de grupos que exigieron agua para poder cuidar de sembradíos. Además dio apoyos a las familias afectadas por el incidente de la mina Pasta de Conchos.

También ha declarado un apoyo a grupos LGBT+. Además de sus numerosas aciciones de apoyo, el 20 de enero de 2019, la asociación civil San Ælredo, festejó 17 años de su fundación en los que se han dedicado de forma incansable a la defensa de los derechos de la comunidad LGBT+. Como parte de las actividades programadas, acudieron a una Misa de acción de gracias a la Capilla del Santo Cristo en Saltillo, misa que fue presidida por Fray Raúl Vera López, Obispo de la Diócesis de Saltillo y quien acompañó este grupo en su formación e inicios y en la que afirmó que: “Ustedes tienen un trabajo importante que hacer dentro de la Iglesia”

B3746A58-FFE5-4ABD-8218-79EA0FE41F23

Desde las 13:30 horas, quienes forman parte de San Ælredo, miembros de la comunidad LGBT+, familiares, amigos, además de grupos y colectivos hermanos de la región, se reunieron en el atrio de la Catedral de Saltillo para ondear las banderas de la diversidad sexual como signo de orgullo de ser hijas e hijos de Dios.

Fue también coadjutor de la diócesis de San Cristobal de las Casas, Chiapas, en conjunto con el obispo Samuel Ruiz, con quien apoyó en la pacificación del conflicto armado entre los indígenas zapatistas y el gobierno mexicano.

Fuente Agencias

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Alto a la persecución política contra Fr. Raúl Vera López

Martes, 29 de agosto de 2017

raul-vera-lopezNo le perdonan su defensa de la Justicia, de la Paz de las personas desaparecidas y de las personas LGTBI:

En defensa del obispo de Saltillo

El procurador de Coahuila ataca al prelado mexicano 

(Guillermo Gazanini).- Hace unos días publicadas en diversos medios de comunicación las declaraciones de Rubén Moreira Valdez, gobernador de Coahuila, en las que señala que la tardanza de Fr. Raúl Vera López en denunciar a sacerdotes por el delito de pederastia ocasionó que éstos se sustrajeran de la acción de la “justicia” coahuilense.

Lo anterior, evidentemente se da en el marco de una persecución legal y criminalización mediática en contra del obispo de la Diócesis de Saltillo, derivada de la comunicación que presentó, en conjunto con Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y Familias Unidas en la Búsqueda y Localización de Personas Desaparecidas de Piedras Negras, ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad ocurridos en Coahuila durante los últimos ocho años.

141787995168Entendemos que ante la incapacidad de investigación que caracteriza a la Procuraduría General de Justicia de Coahuila, el señor Moreira Valdez se encuentre molesto porque con esa incapacidad será muy difícil dar con los presuntos responsables y esto puede afectar más sus estadísticas en materia de justicia y frente a ello, espera que monseñor Vera López haga su trabajo, como en el caso de las familias de personas desaparecidas, y se los entregue, sin embargo, ojalá recuerde que investigar los delitos, encontrar, procesar y sancionara los responsables es la responsabilidad del Estado y de nadie más.

Son, por tanto, bastante lamentables las declaraciones de Rubén Moreira en contra Fr. Raúl Vera López, pues muestran una estrategia ruin que conocemos bastante bien. El uso político y represivo que hace de la procuración de justicia desgasta más un aparato que debería de estar atendiendo la crisis de graves violaciones a los derechos humanos y combatir la impunidad que impera en Coahuila, que no es un tema menor y que precisamente la denuncia ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, por parte de familiares de personas desaparecidas, la evidencia escandalosamente.

view_1_932Le recordamos al señor Moreira Valdez que la investigación 075/2014, iniciada por el mismo gobierno de Coahuila, fue abierta desde 2014. Es vergonzoso que tres años después, lejos de haberse esclarecido los hechos, se pretenda culpar a un testigo por un trabajo que no realizó el Ministerio Público, que deja ver, además, que el caso sigue en la impunidad, como todo en Coahuila.

Hacemos un llamado al mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas a estar atento de la situación que se vive en Coahuila con el hostigamiento por parte del Sr. Rubén Moreira Valdez en contra de quienes exhiben la realidad que vive el estado.

Ciudad de México, a 24 de agosto de 2017

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Dos jóvenes, detenidos por el asesinato del padre Joaquín Hernández Sifuentes,

Martes, 17 de enero de 2017

sacerdote-joaquin-hernandez-sifuentes-640x600El obispo de Saltillo anuncia que estudiará mayores medidas de seguridad para su clero

La fiscalía señala que el fallecido pasó la noche anterior a su muerte con sus presuntos agresores

(C. Doody/Agencias).- Golpeado, estrangulado y abandonado en un campo por dos hombres con los que pasó la noche del 2 de enero. Ese es el destino que habría encontrado el sacerdote asesinado de Saltillo, Joaquín Hernández Sifuentes, según ha informado una fuente policial, quien además ha revelado que dos hombres ya han sido detenidos como presuntos responsables del crimen.

Según informa Televisa, José Ángel Herrera, subprocurador para la Investigación y Búsqueda de Personas no Localizadas de la Procuraduría General de Justicia de la entidad, detalló que el estrangulamiento que sufrió el padre Joaquín, cuyo cadáver apareció la semana pasada en un ejido del municipio de Parras de la Fuente, Coahuila, fue “directo en la parte del cuello, el tipo de muerte es violenta”.

Para la Procuraduría General de Justicia del estado, la necropsia permitió conocer la causa de la muerte. Dos jóvenes, de entre 20 y 25 años de edad, han sido detenidos como presuntos responsables del homicidio.

De acuerdo con las investigaciones, el padre Joaquín convivió desde la noche del lunes 2 de enero con sus agresores en el interior de la casa parroquial. Alrededor de las 04:00 o 05:00 horas del martes 3 de enero, se suscitó una discusión y uno de los agresores golpeó al padre y el otro lo estranguló. “Todo aparenta ser y apunta a que fue en el interior del domicilio donde él pernoctaba, sí donde él vivía”, indicó el subprocurador.

Fuentes cercanas a la Procuraduría General de Justicia del Estado, informaron que la noche de la desaparición del presbítero (el martes 3 de enero) dos jóvenes lo visitaron en su casa, a un costado de la Parroquia del Sagrado Corazón, en la colonia La Aurora. En el lugar las autoridades encontraron cervezas, vino tinto y cigarros.

Tras una ardua investigación se logró ubicar a uno de los sospechosos, quien manifestó que él únicamente había ayudado a su amigo Jesús, a deshacerse del cuerpo y del auto de la víctima. Posteriormente fue capturado Jesús, quien aceptó haber dado muerte al sacerdote, al reaccionar a un supuesto ataque sexual por parte del religioso.

Señaló que habían estado consumiendo bebidas embriagantes y se habían emborrachado hasta quedarse dormidos en la casa parroquial, para después despertar y descubrir que el religioso le acariciaba sus partes íntimas. Ante esto, reaccionó violento y comenzó a golpearlo, sin embargo, el padre se defendió y también logró causarle lesiones, aunque finalmente el sacerdote fue sometido con una llave al cuello hasta morir asfixiado. El amigo de Jesús despertó y recriminó a éste por lo ocurrido, pero al final acabó por ayudarle a envolver el cuerpo con una sábana, para después subirlo al automóvil (del mismo presbítero) trasladándolo al predio ubicado en la colonia Ampliación Barrio del Refugio en Parras de la Fuente, a unos 150 kilómetros de Saltillo, en donde lo enterraron. Después, se dirigieron a la ciudad de Santa Catarina, Nuevo León, donde dejaron el vehículo; posteriormente regresaron en un camión a Saltillo, en donde finalmente fueron detenidos .

Tras la autopsia que determinó que murió por estrangulamiento, el cuerpo del difunto padre Joaquín fue entregado a sus familiares para que lo velaran en privado. El cadáver fue incinerado y sus cenizas trasladas hasta el Seminario Mayor de Saltillo, lugar donde presbíteros, seminaristas y feligreses este domingo le han realizado un homenaje.

De acuerdo al proceso penal 21/2017, Jesús enfrenta cargos por el delito de homicidio simple doloso, mientras que a su cómplice, se le integra una carpeta de investigación por los delitos de inhumación y robo.

“Nos hemos reunido hoy en un momento especialmente triste y doloroso, en primer lugar, para confesar ante las cenizas de nuestro hermano Joaquín, sacerdote, nuestra fe en que la vida no termina con la muerte del cuerpo, también para rodear con nuestro afecto y nuestra plegaria a la familia, a los amigos a los feligreses que están tristes por la muerte de aquel a quien querían”, señaló durante el homenaje David García Rosales, rector del Seminario Mayor. “Este momento de dolor en los que nos ha sumido a todos nosotros la muerte de Joaquín, sacerdote, con quien convivieron, convivimos a lo largo de los años a quien le dieron la vida, la familia, el amor, la amistad, la fe, la iglesia los recibe a todos con el deseo de reanimar y fortalecer nuestra esperanza”, continuó el rector.

Durante toda la jornada del sábado se realizaron misas por el descanso del padre Joaquín y este lunes, las exequias continuarán con una misa en la catedral de Saltillo a las 10 de la mañana. Tras el oficio religiosos la urna que contiene sus restos será depositada en la Iglesia del Ojo de Agua.

El Obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, indicó que después del homicidio del sacerdote se considerará tener mayores medidas de seguridad para el resto de los curas. “Nosotros estamos ya en eso, yo me he encontrado con las personas que trabajo, hemos estado en diálogo continuo, hemos dicho que esto lo vamos a asumir con mucha seriedad”, expresó.

Señaló que el mundo en el que se vive actualmente es muy violento, por eso lo está considerando, sin embargo, no tendrá mayor personal para su seguridad.

Indicó que toda la sociedad mexicana está expuesta a la inseguridad, por lo que los sacerdotes no son la excepción, pues en un ambiente “descompuesto”, cualquier persona es vulnerable a ser víctima de la violencia. “Nosotros no somos la excepción, no vivimos en una cúpula de cristal, estamos en medio de la sociedad, estamos expuestos como está expuesta la sociedad”, dijo.

Fuente Religión Digital/Debate

General, Iglesia Católica , , , ,

“Basta ya, que pare la violencia!”, homilía de Fray Raúl Vera, O.P. obispo de Saltillo

Miércoles, 24 de diciembre de 2014

Ante el sufrimiento que vive el pueblo de México… Leído en la página web de Redes Cristianas

Carta de Adviento y Navidad
Numerosos firmantes

¡BASTA YA!
HOMILÍA DE FRAY RAÚL VERA LÓPEZ, O. P.
OBISPO DE SALTILLO
EN LA PEREGRINACIÓN DE LOS PRESBÍTEROS
Y LOS SEMINARISTAS DE LA DIÓCESIS
AL SANTUARIO DE GUADALUPE
EN SALTILLO, COAH.
5 DE DICIEMBRE DEL 2014

Dios se está manifestando en la voz de las víctimas

El Señor Jesús, a aquellos dos ciegos que tenían confianza de que él les hiciera ver, les abrió los ojos y vieron (Cf.Mt.9,27-31). Pero Él, que no quería aparecer como un taumaturgo, es decir, un fabricante de milagros, les ordenó que no lo dijeran a nadie, porque su principal tarea era realizar el encantador milagro de la transformación total del hombre, interior y exterior, toda su persona, su cuerpo y su alma, todo él. Él no vino a transformar a unas cuantas personas, sino que vino para transformar a la entera familia humana; sin embargo, aquellas personas que habían sido ciegas, difundieron por todas partes lo que Jesús había hecho por ellas.

raul-vera-lopezEsto está sucediendo ahora. No se puede evitar que Jesús abra los ojos de sus hijas y sus hijos. Algunos quisieran que permaneciéramos ciegos, que la gente creyera que tiene que resignarse a la muerte provocada por injusticias; quisieran ver a un pueblo resignado a padecer la impunidad; les gustaría que no se señalara la corrupción. Esto es imposible porque, en primer lugar cuando creó Jesús junto con su Padre Celestial y el Espíritu Santo el único Dios, al ser humano, lo creó a su imagen y semejanza, lo que quiere decir que el hombre y la mujer están dotados de inteligencia y voluntad y, aún cuando esa inteligencia y esa voluntad se dañaron por el pecado, Jesús vino a perdonar ese pecado y a introducir en el hombre la vida divina, porque Dios necesita del ser humano para construir el mundo conforme a sus designios.

Esto es lo que no quieren entender quienes están destruyendo el mundo, quienes están destrozando a México: Que las ciudadanas y los ciudadanos siempre vamos a reclamarles que nosotros queremos ser parte de la construcción de la historia del bien y de la justicia. En este momento les resulta inaceptable el reclamo del pueblo ante la serie de injusticias que han venido cometiendo, injusticias del tamaño de la cometida por el Estado Mexicano en Iguala, Guerrero. Aquí en Saltillo, y en Coahuila, conocemos de desaparecidos. Concretamente las personas que vienen al Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, saben y denuncian en dónde está implicados cuerpos policiacos, cuándo es personal del ejército y cuándo son los grupos del crimen organizado, pero también se dan cuenta de las complicidades entre los funcionarios públicos y los criminales incrustados dentro del Gobierno u organizados como mafias a través de cárteles, en la sociedad civil. Lo que arroja como resultado, la impunidad en la que se mantienen las acciones criminales de las desapariciones forzadas de muchos ciudadanos. Y esto es responsabilidad del Estado mexicano.

Ayotzinapan puso de manifiesto situaciones criminales mantenidas por años en la impunidad por todo el país

Lo que ha pasado en Ayotzinapa, es que todo ha sido cometido bajo la luz pública. A esos jóvenes normalistas se los llevó la policía públicamente y la gente sabe que el municipio con su autoridad principal, su alcalde, el cuerpo de seguridad pública y todo lo que está al servicio de aquel municipio, es parte del Estado mexicano, pues el municipal es uno de los niveles que junto con el estatal y el federal, constituye los tres niveles de Gobierno del Estado mexicano. Desde el momento en que el alcalde los pone bajo un mando suyo, se hace responsable de su desaparición, y por lo tanto debe ser considerado como crimen de Estado.

Ahora intentan hacernos ver que los captores de los jóvenes de la Normal Rural eran unos paramilitares al mando del Alcalde Abarca, intentando con esto decirnos que no eran policías del municipio, sino un grupo armado particular del alcalde. Sabemos que en los municipios y estados de la República, las autoridades están creando grupos armados que llaman de reacción rápida, o algo parecido. El estado de Coahuila tiene “oficialmente” a los GATES y en la pasada administración del municipio de Saltillo se creó a los GROMS, que son grupos que funcionan como parte del Estado para mantener la seguridad. Ambos grupos han sido denunciados como torturadores y asesinos, no sólo de migrantes y presos, sino de la ciudadanía en general. Todos entendemos que oficialmente son parte del Estado de Coahuila, así que son instrumentos del Estado y punto.

141787995168Dios está interviniendo en la historia y nuestra madre Santísima de Guadalupe dijo que iba a estar al pendiente de nosotros. Con la ayuda de Dios que sostiene a sus hijas e hijos, y con la luz que nos proporciona nuestra fe en la persona de Jesús, y en el evangelio que Él predicó, podemos distinguir el bien del mal, mientras permanecemos en esta tierra. Esto es lo que no quisieran que aconteciera quienes desean permanecer en la oscuridad con sus crímenes. Por esa razón nos quieren acallar cuando les reclamamos sus injusticias, su corrupción y su impunidad. ¿Qué solución van a dar? Ya lo escuchamos en estos días en palabras del propio presidente Peña Nieto: Más represión todavía.

¿No quieren gobernar bien? ¡Que se vayan!

Al leer al profeta Isaías les decimos a partir de nuestra fe, que ya basta con sus crímenes, que ya basta con su corrupción, que ya basta con su impunidad; pero no solamente les decimos eso, sino que les anunciamos con el evangelio lo que dice Dios desde la antigüedad:

“Falta poco, muy poco tiempo para que el Líbano se vuelva un vergel y el vergel parezca un bosque; aquel día los sordos escucharán un libro y verán los ojos de los ciegos libres de tinieblas, los humildes se alegrarán más y más en el Señor y los más abandonados se regocijarán en el santo de Israel” (Is 29,17-19).

San Pablo, en la Carta a los Romanos dice que el Espíritu Santo viene en ayuda de nosotros para que conozcamos qué cosa debemos pedirle a Dios en nuestra oración (Cf. Rm 8,26-27). Nos preguntamos ¿Cómo viene en ayuda de nosotros el Espíritu Santo? Para hacernos comprender desde el evangelio de Jesús, que para bien de todas y todos en la sociedad, debe establecerse la paz, y que para mantenerla hemos de vigilar que prevalezca la justicia en las relaciones humanas; pero si ésta llega a faltar, debemos exigir a la autoridad pública el fortalecimiento de la justicia, pues a todo el cuerpo político del Estado le compete el establecimiento de la justicia y el derecho. Nosotros sabemos que Dios ha venido iluminando a través de la historia al ser humano, por medio de innumerables discípulas y discípulos de Cristo, y miles de personas adheridas a los valores universales que rigen las relaciones humanas perdurables entre las mujeres y los hombres de la sociedad, para que cada día encontremos la manera más perfecta de establecer el derecho y la justicia, mediante la colaboración de personas honestas, que surgen de la organización histórica de los mismos pueblos y que son delegados por ellos para estar al frente como gobernantes suyos.

Esto es lo que quieren los malos gobernantes, que no veamos, que permanezcamos ciegos ante sus fechorías, y por eso dicen que cuando reclamamos las injusticias, estamos desestabilizando el país, que buscamos derrocar al gobierno. No, señor, lo que quiere este pueblo es que se gobierne bien y si no quieren gobernar bien, pues que se vayan.

La sorpresa inaudita del actuar de Dios en la historia

Miremos más adelante el texto de Isaías que se proclamó hace un momento:

“Porque se acabarán los tiranos, desaparecerá el insolente, y serán extirpados los que acechan para hacer el mal, los que con una palabra hacen condenar a un hombre, los que tienden trampas al que actúa en un juicio, porque así nomás perjudican al justo” (Is. 29,20-21).

Para entender el sentido de este texto, importante para iluminar nuestra actuación cristiana ante la grave situación por la que atraviesa México, hago referencia al final del texto del profeta Isaías que se proclamó antes, y unas palabras de Jesús, primero, ante sus discípulos durante la última cena y, después, ante Poncio Pilato, durante el juicio con el que el procurador romano lo condenó a muerte.

Isaías dice: “Los espíritus extraviados llegarán a entender y los inconformes aceptarán la enseñanza” (Is 29,24). En este texto Dios anuncia por medio de su profeta que lo que lleva a la reconciliación tanto de quien provoca las injusticias como de quien se inconforma por ellas, es la verdad. La misma que rompe con el círculo vicioso de la impunidad que lleva a que se multipliquen los crímenes del tirano. La verdad saca del extravío por donde el tirano conduce a la sociedad, y lo obliga a aceptar la responsabilidad de sus delitos. La verdad que rompe con la impunidad, devuelve la tranquilidad a la sociedad que se había inconformado contra la dictadura del tirano.

Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

La Diócesis mexicana de Saltillo extingue la Pastoral GLTB.

Miércoles, 6 de agosto de 2014

zeta-prison-self-rule-UU3KIVO-x-large Y mientras tanto, se denuncian hasta 33 casos de agresión homófoba en la ciudad mexicana de Saltillo

Lo que se había consolidado como una Pastoral de la Diversidad Sexual, impulsada por el obispo Raúl Vera López desde hacía 12 años para defender y apoyar los derechos de la comunidad lésbico-gay en Saltillo, ha desaparecido.

Saltillo, Coah.- Lo que se había consolidado como una Pastoral de la Diversidad Sexual, impulsada por el obispo Raúl Vera López desde hacía 12 años para defender y apoyar los derechos de la comunidad lésbico-gay en Saltillo, ha desaparecido.

El padre Robert Coogan (en la fotografía), quien era responsable de dicha Pastoral, dijo que lamentablemente ésta ya no existe pues los hombres y mujeres que asistían en busca de apoyo espiritual han mostrado desinterés.

“Esto se debe a que hoy hay varios grupos que hace 12 años no existían, hay varias organizaciones en la comunidad lésbico-gay a donde ellos recurren, por lo que una actividad de la Diócesis ahorita no hay”, dijo el sacerdote.

Agregó que de vez en cuando acuden las personas con diferentes preferencias sexuales, pero sólo a ordenar una misa o a pedir alguna bendición, más no a colaborar como grupo dentro de la Pastoral de la Diversidad Sexual, por lo que la actividad de dicha agrupación se redujo drásticamente de un tiempo a la fecha.

Cabe mencionar que el año pasado la Diócesis de Saltillo se vio inmiscuida en serios conflictos con la comunidad gay que albergaba en los que se vio involucrado Noé Ruiz, encargado de esta pastoral denominada San Aelredo, quien debido a eso abandonó su cargo.

Dicho conflicto llegó hasta el Vaticano, donde presuntamente el Papa llamó la atención a fray Raúl Vera López por el escándalo que ocasionó la publicación en medios locales y nacionales.

Fuente Zócalo

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

“Los que dicen que el homosexual es un enfermo, están enfermos”

Martes, 15 de julio de 2014

1405281179_927346_1405296786_noticia_normalRaúl Vera, obispo de Saltillo. / SAÚL RUIZ

Leemos en El País:

“Legalizar la prostitución es legalizar la explotación femenina”

“Al Papa le haría visitar una cárcel, los suburbios, la ruta de los migrantes”

Raúl Vera (Acámbaro, Guanajuato, 1945) es el obispo más amenazado de México. Un prelado que ha salido vivo de más de un atentado y cuyo trabajo en favor de los desaparecidos, migrantes, menores, indígenas, prostitutas y parias de todo tipo le ha granjeado odios feroces, incluido la letal enemistad del narco. Pero las amenazas no parecen hacerle mella. Ingeniero de carrera e hijo intelectual del Mayo del 68, se ha forjado una leyenda de indomable. Su primer pulso llegó en 1995 cuando Juan Pablo II le envió como coadjutor a Chiapas, en plena efervescencia zapatista. Tenía como misión poner orden en la diócesis de san Cristóbal de las Casas, dirigida por el carismático Samuel Ruiz, un adalid de las tesis indigenistas y la teología de la liberación. Al poco de llegar, aquel comisario político al que todos consideraban un conservador y cuyo destino era quitarle la mitra a Ruiz, acabó apoyando al clero local. Roma no olvidó. Cuatro años después fue enviado, como castigo, al árido obispado de Saltillo, en Coahuila, al norte del país. De poco sirvió. Desde ahí volvió a la trinchera. Ha plantado cara a los desmanes del Gobierno y también al terror de Los Zetas.

Su discurso, de fuerte contenido social, irredento en la lucha contra la desigualdad y furibundo contra el “capitalismo liberal”, le ha situado lejos del aristocrático y ortodoxo episcopado mexicano. Una distancia que aún agrandó más su actitud ante las mujeres abortistas y su defensa de los derechos de los homosexuales. Durante mucho tiempo, Raúl Vera ha sido la oveja negra, el díscolo, el anticuado izquierdista, hasta que el terremoto ideológico provocado por la llegada de Francisco a la cátedra de San Pedro ha insuflado nueva fuerza a su voz. Ahora, los otros obispos se giran para escucharle.

Pregunta. ¿Qué le aconsejaría visitar al Papa cuando venga a México?

Respuesta. Pues para empezar, que conociera la ruta de los migrantes. También le haría visitar una cárcel, porque a él le gusta ir a las cárceles; lo llevaría a los suburbios de una ciudad grande, porque él dice que tenemos que ir a la periferia. Le organizaría una visita de acuerdo con lo que él está pidiéndonos que atendamos. Y haría que quienes estén en primera fila sean los indígenas, sean los pobres…, porque eso no se hace, poner delante a los pobres…

view_1_932P. Hace poco bautizó a la hija de una pareja lesbiana. ¿Qué piensa de la homosexualidad?

R. La homosexualidad, ay… es un tema al que nos hemos negado. Los que dicen que el homosexual es un enfermo, son los que están enfermos. Tengo un amigo que fue sacerdote y que es homosexual. Él dice que no reconocer a los homosexuales es como medir por las normas del rugby a los que juegan al fútbol, y luego decirles además que están violando las normas. La Iglesia tiene que acercarse a ellos no con condenas, sino con diálogo. No podemos anular toda la riqueza de una persona solamente por su preferencia sexual. Eso es enfermizo, eso es no tener corazón, es no tener sentido común.

P. ¿Y con el aborto no pasa lo mismo?

R. En el aborto pienso como piensa la Iglesia, que eso es un asesinato. Las diferencias están en cómo se trate, cómo se penalice. El aborto, como el matrimonio entre los homosexuales, nos ha servido de subterfugio para decir que tenemos moral en la Iglesia. Pero no somos capaces de defender los derechos de los obreros. Es muy fácil ir contra una mujer abortista, no tiene problema y además nos apoya la ultraderecha conservadora. Mire, aquí hubo una campaña nacional contra el aborto, a favor de la vida. ¿Y yo qué hice? Organizar rosarios por todo el pueblo para meditar sobre la defensa de la vida de los migrantes, la defensa de la vida de los mineros, la defensa de la vida de las mujeres y la defensa de la vida del no nacido. Pero somos unos hipócritas… Parecería que las únicas reglas morales fueran condenar a los matrimonios homosexuales, condenar a las abortistas. Y ya con eso, ya somos cristianos perfectos.

P. ¿Legalizaría la prostitución?

R. No, eso sería legalizar la explotación femenina. Yo creo en la dignidad de las mujeres. La prostituta es una mujer sumamente dañada, pero jamás debe perder su dignidad y el derecho al respeto. Estamos llegando a límites espantosos en el fenómeno de la trata y la explotación.

Leer más…

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica, Iglesia Inclusiva , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.