Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Profilaxis preexposición’

El Sistema Nacional de Salud español ya financia la profilaxis preexposición del VIH en las personas con prácticas de más alto riesgo

Miércoles, 6 de noviembre de 2019

truvadaYa es oficial. Desde este pasado viernes, 1 de noviembre, la profilaxis pre-exposición (PrEP) del VIH está financiada por el Sistema Nacional de Salud español en personas que, debido a sus prácticas sexuales, son consideradas objetivamente como de alto riesgo.

La decisión fue adoptada el pasado 30 de septiembre en el seno de la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos, órgano competente para la fijación de precios de financiación de los medicamentos en el SNS y en el que participan varios Ministerios y las comunidades autónomas. La directora del Plan Nacional sobre el Sida, Julia del Amo, lo anunciaba poco después, durante el acto de inauguración del XI Congreso de la Coordinadora Estatal de VIH y sida (CESIDA), aunque sin dar detalles sobre cuándo la medida entraría entraría en vigor ni sobre cómo se implementara. Ahora ya disponemos de más información.

La PrEP consiste en que una persona no infectada por el VIH tome tratamiento antirretroviral de forma preventiva. En Europa hay ya un medicamento autorizado con tal fin: se trata de Truvada, una combinación de emtricitabina y tenofovir comercializada por el laboratorio farmacéutico Gilead, y que la Organización Mundial de la salud incluyó en 2017 en su lista de medicamentos esenciales con mención expresa a su posible uso con esta indicación. La Agencia Europea del Medicamento, además, dio luz verde ese año a la fabricación de un genérico.

Como cualquier otra medicación, la PrEP tiene contraindicaciones y potenciales efectos adversos, y no asegura en el 100% de los casos que uno no se pueda infectar (de hecho, ya han sido comunicados varios casos de «fallo»). Y por supuesto no previene la transmisión de otras infecciones de transmisión sexual (ITS). Por lo que se refiere a la prevención del VIH, su eficacia es no obstante muy alta, por lo que los especialistas en la materia la consideran una de las principales herramientas de prevención en grupos especialmente vulnerables en los que las estrategias clásicas (básicamente las campañas centradas en el uso del preservativo) no han funcionado. Hace ahora un año, por mencionar solo un ejemplo, recogíamos como la implementación de la PrEP permitió la caída de un 25,1% en el número de nuevas transmisiones del VIH entre hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres en el estado australiano de Nueva Gales del Sur. Es por ello que son ya varios los países europeos cuyos Sistemas Nacionales de Salud han acordado (bajo condiciones diversas) su financiación.

En España, existía ya un documento de consenso elaborado por el Ministerio de Sanidad y publicado con fecha de enero de 2018, en el que se proponía una estrategia de implementación, centrada en grupos de varones homosexuales que tienen relaciones sexuales de alto riesgo, y en la que la medicación se prescribiría en unidades asistenciales específicas. Se puso además en marcha un programa piloto para evaluar su implementación. El mencionado documento, de hecho, reconocía que las personas interesadas en la utilización de la PrEP la consiguen ya fuera del circuito sanitario formal y de manera no controlada (mediante compra online, por ejemplo, o compartiendo fármacos con personas infectadas en tratamiento) sin que se les realice seguimiento.

Finalmente, y una vez evaluados los primeros datos, el SNS financiará la PrEP en los siguientes supuestos, en los que la evidencia científica acumulada muestra que se trata de una estrategia coste/efectiva (es decir, los beneficios obtenidos compensan el coste para el sistema. Se estima, según declaraciones del portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, José Pérez Molina,  que por cada transmisión de VIH evitada se financiarían 23 tratamientos PrEP):

1. Hombres que tienen sexo con hombres* y personas transexuales VIH-negativas mayores de 18 años con al menos dos de los siguientes criterios:

  • Más de 10 parejas sexuales diferentes en el último año.
  • Práctica de sexo anal sin protección en el último año.
  • Uso de drogas relacionado con el mantenimiento de relaciones sexuales sin protección en el último año.
  • Administración de profilaxis post-exposición en varias ocasiones en el último año.
  • Al menos una ITS bacteriana en el último año.

2. Mujeres en situación de prostitución VIH negativas que refieran un uso no habitual del preservativo.

*El término meramente descriptivo «hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres (HSH)» es el que se prefiere en estos casos. No hace referencia a la orientación sexual, sino a las prácticas sexuales de cada uno. Muchos hombres que se relacionan sexualmente con otros hombres no necesariamente se identifican a sí mismos como gais o bisexuales.

La prescripción de la PrEP será realizada exclusivamente por profesionales expertos en el VIH e infecciones de transmisión sexual (ITS) que trabajen en centros del SNS con garantías de calidad asistencial para el seguimiento de las personas subsidiarias de este medicamento. Su dispensación, por otra parte, no se hará en farmacias corrientes, sino en servicios de farmacia hospitalaria o en centros asistenciales autorizados, y las personas a las que se les suministre deberán somenterse a un seguimiento específico en el que el Plan Nacional sobre el Sida está trabajando en este momento (mediante un grupo de trabajo que incluye a todos los agentes implicados) y que previsiblemente incluirá actuaciones adicionales.

Estaremos atentos a las novedades que se vayan produciendo.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , ,

El estancamiento en el número de nuevos diagnósticos de VIH en España pone de manifiesto la conveniencia de implementar ya un programa de profilaxis preexposición

Sábado, 1 de diciembre de 2018

vih_sidaEl Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha hecho públicos los datos (actualizados a junio de 2018) sobre vigilancia epidemiológica del VIH/sida, referidos al año 2017 (puedes descargarlos aquí). Y no son precisamente buenos. En 2017 se notificaron 3.381 nuevos diagnósticos de VIH, prácticamente el mismo número que en años precedentes. Se estima que la tasa para 2017 será de 8,82 casos por 100.000 habitantes cuando se haya completado la notificación de todos los diagnósticos (todavía superior a la media de la Unión Europea y de otros países de Europa occidental). Casi la mitad, el 47,8% de los nuevos diagnósticos, siguen siendo tardíos. 

El 84,6% de los nuevos diagnósticos de infección por VIH en 2017 se produjeron en hombres. La mediana de edad fue de 35 años. La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres (HSH) sigue siendo la más frecuente, con un 54,3% de los casos, seguida de la transmisión por vía sexual heterosexual (28,2%) y de la que se produce en usuarios de drogas inyectadas (un 3,1%). El término «HSH» se utiliza a menudo cuando se habla de prevención, dado que hay hombres que se relacionan sexualmente con otros hombres pero prefieren no identificarse a sí mismos como gais o bisexuales.

Por lo que se refiere al momento en que se produjeron, el 47.8% de los nuevos diagnósticos fueron tardíos, es decir, presentaban ya una cifra de linfocitos CD4 inferior a 350 células/µl en el primer análisis tras el diagnóstico. No está de más recordar, una vez más, que el diagnóstico precoz es clave para poder iniciar tratamiento cuando antes con antirretrovirales y combatir así tanto el desarrollo de la enfermedad como las nuevas transmisiones del virus. Es importante insistir, además, en que cuando una persona con VIH se encuentra en tratamiento y tiene una carga viral indetectable ya no transmite el virus. Algo que muchas personas aún desconocen.

Sin comparamos los datos de 2017 con los de 2016, lo cierto es que apenas se reflejan cambios. Si en lugar de mirar solo un año se examina todo el periodo 2009-2017, siempre según los datos del Ministerio de Sanidad, la tendencia global es solo «ligeramente descendente», con un mayor descenso en los casos atribuidos a uso de drogas inyectadas y a relaciones heterosexuales. Otro dato a tener en cuenta durante el periodo 2009 a 2017, referido ya solo a los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, son los incrementos de los nuevos diagnósticos en el grupo de edad de 30 a 34 años entre 2009 y 2013 y en el de 25 a 29 años entre 2009 y 2015, que se han seguido de una estabilización a partir de esa fecha.

jovenss-vih3

CESIDA advierte: «seguimos fallando» en prevención

«La prevención es donde seguimos fallando»se ha lamentado el presidente de la Coordinadora Estatal de VIH y sida (CESIDA), Ramón Espacio, que ha reclamado que no demore por más tiempo la autorización en España de la profilaxis preexposición (PrEP), una estrategia preventiva de alta eficacia. Hace pocas semanas, por ejemplo, recogíamos como la implementación de la PrEP ha permitido la caída de un 25,1% en el número de nuevas transmisiones del VIH entre hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres en el estado australiano de Nueva Gales del Sur.

La PrEP consiste en que una persona no infectada por el VIH tome tratamiento antirretroviral de forma preventiva. En Europa hay un medicamento autorizado con tal fin: Truvada, una combinación de emtricitabina y tenofovir comercializada por el laboratorio farmacéutico Gilead, y que la Organización Mundial de la salud ha incluido en su lista de medicamentos esenciales con mención expresa a su posible uso con esta indicación. La Agencia Europea del Medicamento, además, dio luz verde en 2017 a la fabricación de un genérico.

Como cualquier otra medicación, la PrEP tiene contraindicaciones y potenciales efectos adversos, y no asegura en el 100% de los casos que uno no se pueda infectar (de hecho, ya han sido comunicados varios casos de «fallo»). Pese a lo cual su eficacia es muy alta, por lo que los especialistas en la materia la consideran ya una de las principales herramientas de prevención en aquellos grupos especialmente vulnerables en los que es ya evidente que las estrategias clásicas (básicamente las campañas centradas en el uso del preservativo) no han dado el resultado deseado. Es por ello que son ya varios los países europeos cuyos Sistemas Nacionales de Salud han acordado (bajo condiciones diversas) su financiación, como Bélgica, Escocia, Francia, Luxemburgo, Noruega o Portugal. Otros países, en cambio, van más retrasados, y están todavía evaluando o a la espera de evaluar esta estrategia de tratamiento.

En España, existe un documento de consenso elaborado por el Ministerio de Sanidad y publicado con fecha de enero de 2018, en el que se propone una estrategia de implementación, centrada en grupos de varones homosexuales que tienen relaciones sexuales de alto riesgo, y en la que la medicación se prescribiría en unidades asistenciales específicas. Hay además en marcha un programa piloto, que está previsto se extienda hasta finales de este año. A principios de este mes de noviembre, de hecho, la la secretaria del Plan Nacional sobre el Sida, Julia del Amo, anunciaba que estaría disponible «en breve».

Esperemos que así sea, porque como el propio documento del Ministerio reconoce, las personas interesadas en la utilización de la PrEP la consiguen ya fuera del circuito sanitario formal y de manera no controlada (mediante compra online, por ejemplo, o compartiendo fármacos con personas infectadas en tratamiento) sin que se les realice seguimiento alguno.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La profilaxis preexposición reduce un 25,1% los nuevos diagnósticos de VIH en varones homosexuales en Nueva Gales del Sur (Australia)

Martes, 23 de octubre de 2018

truvadaImportante estudio sobre la profilaxis preexposición el publicado en The Lancet HIV, y que muestra una caída de un 25,1% en el número de nuevas transmisiones del VIH entre hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres en el estado australiano de Nueva Gales del Sur tras la implementación de esta estrategia en dicho colectivo (aclaramos que el término «hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres» es un término meramente descriptivo que se utiliza en estudios de este tipo, dado que muchos hombres que se relacionan sexualmente con otros hombres no necesariamente se identifican a sí mismos como gais o bisexuales).

El estudio evalúa los resultados de un programa de implementación de la profilaxis preexposición (también conocida por los acrónimos PrEP y PPrE) en una cohorte de 3.700 participantes seronegativos reclutados entre marzo y octubre de 2016. La inmensa mayoría (3.676) eran hombres que mantiene relaciones sexuales con otros hombres. Para formar parte del programa debían ser sexualmente activos y admitir prácticas de alto riesgo, como por ejemplo ser receptores de penetración anal sin preservativo por parte de contactos esporádicos de los que desconocían el seroestatus o que eran seropositivos, combinar las prácticas sexuales con el uso de determinadas drogas o haber sido diagnosticados antes de alguna ITS rectal. Una vez reclutados, a los 3.700 se les facilitó la correspondiente medicación, y se les hizo un seguimiento de un año.

Los resultados, en cuyo detalle e incidencias no entraremos (puedes descargar aquí el estudio para más información) tiene dos vertientes. Por un lado, el análisis de lo que sucedió en dicha cohorte, que según estimaciones de población constituiría de por sí un porcentaje significativo de la población de hombres homosexuales sexualmente activos que tienen prácticas de riesgo en Nueva Gales del Sur (cercano al 10%). En este sentido, solo dos de los 3.700 participantes iniciales habían contraído el VIH un año después, y en ambos casos se trataba de hombres que no habían seguido la PrEP correctamente. Uno de ellos no llegó a seguirla nunca, y en otro caso solo lo hizo durante los tres primeros meses. Con fecha posterior al final del año de seguimiento se conocieron tres casos más, en todos ellos personas que no seguían la PrEP en el momento estimado de la infección.

Por otro lado, y lo que nos parece el dato más relevante, la puesta en marcha del programa supuso una caída considerable de los nuevos diagnósticos de VIH en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. El número de diagnósticos cayó de 295 en los doce meses previos a 221 en los doce meses posteriores. Una caída del 25,1%, que contrasta con la estabilidad de las cifras en años anteriores, y que por cierto fue considerablemente mayor entre los nacidos en Australia (donde llegó al 48,7%) que entre los emigrados, lo que muestra cómo los determinantes sociales también tienen gran importancia a la hora de combatir la infección.

Los autores del estudio concluyen, sin lugar a dudas, que más allá de los resultados individuales la PrEP se traduce en una reducción de las nuevas infecciones por VIH a nivel poblacional. De hecho, el programa de implementación de la PrEP en Nueva Gales del Sur continuó desplegándose más allá de los 3.700 participantes iniciales, estimándose que en octubre de 2017 había llegado a cerca del 20% de la población diana.

La profilaxis preexposición

La PrEP consiste en que una persona no infectada por el VIH tome tratamiento antirretroviral de forma preventiva. En Europa hay un medicamento autorizado con tal fin: Truvada, una combinación de emtricitabina y tenofovir comercializada por el laboratorio farmacéutico Gilead, y que la Organización Mundial de la salud ha incluido en su lista de medicamentos esenciales con mención expresa a su posible uso con esta indicación. La Agencia Europea del Medicamento, además, dio luz verde en 2017 a la fabricación de un genérico.

Como cualquier otra medicación, la PrEP tiene contraindicaciones y potenciales efectos adversos, y no asegura en el 100% de los casos que uno no se pueda infectar. De hecho, ya han sido comunicados varios casos de «fallo». De cinco de ellos hablamos hace unos meses, mientras que el sexto se ha conocido hace pocos días. Pese a lo cual su eficacia es muy alta, por lo que los especialistas en la materia la consideran ya una de las principales herramientas de prevención en aquellos grupos especialmente vulnerables en los que es ya evidente que las estrategias clásicas (básicamente las campañas centradas en el uso del preservativo) no han dado el resultado deseado. Buena muestra de ello son las estadísticas de nuevas infecciones del Ministerio de Sanidad español. Durante el año 2016, último del que se han hecho públicas cifras completas, se notificaron 3.353 nuevos diagnósticos de VIH, prácticamente el mismo número que en el año 2015. En el 53,1% de los casos en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Lo peor: los nuevos diagnósticos tardíos siguen siendo casi la mitad.

Es por ello que son ya varios los países europeos cuyos Sistemas Nacionales de Salud han acordado (bajo condiciones diversas) su financiación, como Bélgica, Escocia, Francia, Luxemburgo, Noruega o Portugal. Otros países, en cambio, van más retrasados, y están todavía evaluando o a la espera de evaluar esta estrategia de tratamiento.

En España, existe un documento de consenso elaborado por el Ministerio de Sanidad y publicado con fecha de enero de 2018, en la que se propone una estrategia de implementación, centrada en grupos de varones homosexuales que tienen relaciones sexuales de alto riesgo, y en la que la medicación se prescribiría en unidades asistenciales específicas (hasta ahora, Truvada solo se administra en dispensación hospitalaria como tratamiento de la infección por VIH). Hay además en marcha un programa piloto, que está previsto se extienda hasta finales de este año. Esperemos que la decisión final no se demore mucho más allá, porque como el propio documento del Ministerio reconoce, las personas interesadas en la utilización de la PrEP la consiguen ya fuera del circuito sanitario formal y de manera no controlada (mediante compra online, por ejemplo, o compartiendo fármacos con personas infectadas en tratamiento) sin que se les realice seguimiento alguno.

Fuente Dosmanzanas

General, Sexualidad , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado un nuevo estudio que confirma que las personas con VIH y carga viral indetectable no transmiten la infección

Sábado, 11 de agosto de 2018

31729_pareja-chicos-beso-mexicoAunque muchos de los datos ya habían sido adelantados, es ahora cuando el estudio como tal ha sido publicado en la revista The Lancet HIV. Dirigido por investigadores del Instituto Kirby (Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia), el estudio confirma que la personas con VIH en tratamiento con antirretrovirales y carga viral indetectable no transmiten la infección a sus parejas sexuales a pesar de mantener con ellas relaciones sexuales no protegidas.

El estudio, denominado Opposites Attract («Los opuestos se atraen») es un estudio de los denominados «de cohortes», en los cuales se hace seguimiento de un grupo expuesto a un determinado factor durante un tiempo determinado. En este caso, el estudio dio comienzo en 2012 y concluyó en 2016. Durante ese tiempo se hizo un seguimiento de 343 parejas de varones homosexuales en Australia, Brasil y Tailandia. Un miembro de cada pareja era seropositivo y el otro era seronegativo (lo que se conoce como «parejas serodiscordantes»). Todas las parejas mantenían relaciones sexuales que incluían penetración anal (con una frecuencia mínima de una vez al mes), con o preservativo. El que el miembro seronegativo de la pareja recurriese a profilaxis preexposición (PrEP) no fue criterio de exclusión (y de hecho un 34% de las parejas recurrieron a ella en algún momento).

Todos los datos de las parejas participantes (incluyendo tratamientos, estado analítico, hábitos sexuales, uso o no de preservativo, uso o no de PrEP e infecciones de transmisión sexual adquiridas durante ese periodo) fueron analizados minuciosamente. Entre otros resultados, el estudio mostró que no se produjo ninguna transmisión del VIH entre aquellas parejas serodiscordantes en las que:

  1. la persona con VIH se encontraba en situación de supresión viral (definida esta como carga viral inferior a 200 copias/ml) gracias al tratamiento,
  2. la persona seronegativa no usó PrEP,
  3. ambos mantuvieron relaciones sexuales en las que hubo penetración anal sin preservativo (cabe destacar, en este sentido, que el estudio arrojó un total de 16.88 relaciones de este tipo).

De hecho, aunque en el total de parejas del estudio se produjeron 3 casos de infección por VIH, en ninguno había correspondencia filogenética con el virus de la pareja, lo que descarta que la transmisión se produjera en el seno de esta.

Los resultados del estudio Opposite Attract, por tanto, se mantienen en la misma línea que los del estudio PARTNER, publicados en 2016 en la revista JAMA. Entonces se sometieron a seguimiento 1166 parejas serodiscordantes de 14 países europeos (en este caso homosexuales y heterosexuales) entre 2010 y 2014, identificándose 22.000 penetraciones no protegidas en las parejas del mismo sexo y 36.000 en las parejas heterosexuales, y no produciéndose tampoco ninguna transmisión cuando los miembros seropositivos se encontraban en situación de supresión viral.

Consenso científico

En definitiva, los datos definitivos del estudio Opposites Attract refuerzan el consenso que expertos en VIH ya habían establecido sobre el nulo riesgo de transmisión cuando una persona con VIH se encuentra en tratamiento y tiene una carga viral indetectable, y al que ya se han sumado tanto ONUSIDA (el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH/sida) como, en septiembre del año pasado, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, posiblemente la entidad nacional más importante del mundo por lo que a prevención de enfermedades infecciosas se refiere).

De ahí la importancia de que todavía haya hombres gais y bisexuales con VIH que no siguen el correspondiente tratamiento antirretroviral o lo hacen de forma inadecuada. En España, por fortuna, la mayoría de personas ya diagnosticadas se encuentran en tratamiento, pero persisten importantes problemas. Desde los problemas de acceso al tratamiento de residentes en situación irregular (a los que las restricciones impuestas por el anterior Gobierno del PP han dificultado enormemente el acceso a la atención sanitaria) a la muy elevada proporción de nuevos diagnósticos tardios (de ahí la importancia de «hacerse la prueba»). Además, ya son varias las entidades que trabajan para dar a conocer este mensaje: «indetectable» equivale a «no transmisible». Una verdad científica cuyo conocimiento juega a favor de un mejor control de la pandemia pero que además tiene implicaciones más allá del ámbito sanitario.

En definitiva, hay que seguir trabajando, pese a los recortes de los últimos años en materia de prevención. Sigue siendo urgente el pacto de Estado por el VIH que las entidades que trabajan en VIH/sida vienen reclamando desde hace años. Mientras tanto, una correcta divulgación de la evidencia científica más actual sobre la transmisión es más que necesaria.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , ,

Dos nuevos casos de “fallo” de la profilaxis preexposición recuerdan que esta estrategia preventiva, siendo muy eficaz, no es segura al 100%

Martes, 27 de marzo de 2018

truvadaDos nuevos casos de infección por VIH ocurridos en Estados Unidos en personas que seguían la profilaxis preexposición (si bien uno de ellos es dudoso) atraen de nuevo la atención sobre la eficacia de esta estrategia preventiva. Aprovechamos la oportunidad para hablar de nuevo de ella y remarcar que estos dos nuevos casos no modifican lo que en realidad ya se sabía: que la profilaxis preexposición es altamente efectiva, pero no segura al 100%.

También conocida por los acrónimos PPrE y PrEP, la profilaxis preexposición consiste en que una persona no infectada por el VIH tome tratamiento antirretroviral de forma preventiva. En Europa ya hay un medicamento autorizado con tal fin: Truvada, una combinación de emtricitabina y tenofovir comercializada por el laboratorio farmacéutico Gilead, y que recientemente la Organización Mundial de la salud ha incluido en su lista de medicamentos esenciales con mención expresa a su posible uso en profilaxis preexposición. La Agencia Europea del Medicamento, además, dio luz verde en 2017 a la fabricación de un genérico, Los especialistas en la materia la consideran ya una de las principales herramientas de prevención en grupos especialmente vulnerables en los que las estrategias clásicas no han dado el resultado deseado. Sin embargo, y es importante saberlo, la profilaxis preexposición presenta (como cualquier otra medicación) contraindicaciones y potenciales efectos adversos, y sobre todo no asegura en el 100% de los casos que uno no se pueda infectar, como estos nuevos casos ponen de manifiesto.

No es la primera vez que ocurre, de hecho. Ya antes habían sido comunicados varios casos de infección en varones homosexuales que seguían la profilaxis. En los dos primeros casos, ocurridos en Toronto y en Nueva York, fueron infectados por una cepa de VIH resistente al tratamiento con emtricitabina y tenofovir. En el tercer caso, ocurrido en Ámsterdam, la infección se produjo sin embargo por una cepa no resistente (aunque hay especialistas que defienden la hipótesis de que en este caso el tratamiento sí que frenó la diseminación de la infección por el organismo, que solo se produjo tras la suspensión de la profilaxis). Hace menos de un año se comunicó la existencia de un cuarto caso en Melbourne, aunque no hemos podido localizar información sobre el tipo de infección ni el caso aparece citado en documentos más recientes.

Sea como sea, en estos últimos días se han conocido dos casos más. En el primero de ellos, ocurrido en Carolina del Norte, parece que no será posible determinar si realmente hubo “fallo” de la profilaxis, ya que la persona no hacía un seguimiento adecuado y no puede descartarse que la transmisión ocurriera en un momento en el que no la seguía. Aun así la cepa contraída es también resistente a Truvada. El segundo caso de los conocidos estos días ha ocurrido en el área de Seattle, en el estado de Washington, y de la misma forma la cepa responsable sería resistente.

En cualquier caso, elevada eficacia

En definitiva, en el peor de los casos hasta la fecha existirían referencias a seis posibles transmisiones en personas que seguían PrEP. Teniendo en cuenta que ya habría cientos de miles de personas siguiéndolo (solo en el condado de King, en Washington, en el que ha ocurrido la última transmisión, habría ya unas 6.500) no deja de ser cierto que hablamos de una estrategia muy eficaz.

Es por esa elevada eficacia que los especialistas recomiendan su administración en personas con un elevado riesgo de transmisión. Según Gesida (el Grupo de Estudio de Sida de SEIMC, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica) estas personas son básicamente hombres que tiene relaciones sexuales con otros hombres y mujeres transexuales que en los seis meses previos:

  1. Hayan tenido relaciones que incluyan prácticas de riesgo sin preservativo.
  2. Hayan presentado además una de las siguientes características:
  • Relaciones con más de dos parejas.
  • Les ha sido diagnosticada alguna infección de transmisión sexual (ITS).
  • Han necesitado profilaxis postexposición.
  • Han usado sustancias psicoactivas durante las relaciones sexuales.

Gesida también aconseja valorar la profilaxis preexposición en personas con una pareja infectada por VIH sin control clínico o virológico y con la que no se utilice preservativo; en personas con relaciones sexuales no protegidas e “intención transaccional” (sea por dinero, drogas u otra razón); en usuarios de drogas por vía parenteral que compartan jeringuillas y en general en personas en situación de vulnerabilidad social expuestas a contactos no protegidos con alto riesgo de infección por VIH.

No conviene, en cualquier caso, banalizar lo que supone la profilaxis preexposición: hablamos de que una persona sana tome una medicación que no necesitaría tomar si adoptase otras medidas de prevención. Sin olvidar la importancia de la adherencia al tratamiento, es decir, de que las personas respeten escrupulosamente la pauta establecida y se acuerden de tomar de forma correcta la medicación (lo que por ejemplo no es fácil si se opta por una pauta intermitente en lugar de una diaria). Y una buena adherencia no siempre es sencilla cuando una persona no presenta síntomas de enfermedad. De hecho, los mismos especialistas que apuestan por la profilaxis preexposición recuerdan que esta debe ser complementaria a otras estrategias, como la prueba del VIH y el inicio precoz del tratamiento en personas infectadas. También recuerdan la importancia del preservativo como la más sencilla de las herramientas de prevención, poniendo el acento en que la profilaxis preexposición se dirige precisamente a aquella población en la que esta estrategia no basta.

Otra preocupación de los expertos es la posible repercusión que la profilaxis preexposición puede tener sobre la expansión de otras ITS, que obviamente no previene, especialmente entre aquellos usuarios que renuncian al uso del preservativo. Es por todo ello que desde Gesida recomiendan que la profilaxis preexposición sea prescrita y supervisada por un facultativo con experiencia en VIH e ITS y con capacidad de hacer un seguimiento.

España: ya hay un documento de consenso

Aunque la promoción de la profilaxis preexposición ha sido discutida en el pasado, la evidencia señala que es hora de apostar por ella ante el fracaso parcial de las estrategias clásicas (básicamente las campañas centradas en el uso del preservativo) en determinados grupos. Buena muestra de ello son las estadísticas de nuevas infecciones del Ministerio de Sanidad español. Durante el año 2016, último del que se han hecho públicas cifras completas, se notificaron 3.353 nuevos diagnósticos de VIH, prácticamente el mismo número que en el año 2015. En el 53,1% de los casos en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Lo peor: los nuevos diagnósticos tardíos siguen siendo casi la mitad.

Es por ello que son ya varios los países europeos cuyos Sistemas Nacionales de Salud han acordado (bajo condiciones diversas) su financiación, como Bélgica, Escocia, Francia, Luxemburgo, Noruega o Portugal. Otros países, en cambio, van más retrasados, y están todavía evaluando o a la espera de evaluar esta estrategia de tratamiento.

En España, existe ya un documento de consenso elaborado por el Ministerio de Sanidad y publicado con fecha de enero de 2018, en la que se propone una estrategia de implementación, centrada en grupos de varones homosexuales que tienen relaciones sexuales de alto riesgo, y en la que la medicación se prescribiría en unidades asistenciales específicas (hasta ahora, Truvada solo se administra en dispensación hospitalaria como tratamiento de la infección por VIH). Esperemos que las autoridades sanitarias se pongan ya manos a la obra, porque como el propio documento del Ministerio reconoce que las personas interesadas en la utilización de la profilaxis preexposición la consiguen ya fuera del circuito sanitario formal y de manera no controlada (mediante compra online, por ejemplo, o compartiendo fármacos con personas infectadas en tratamiento) sin que se les realice seguimiento alguno.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Día Mundial del Sida: los colectivos recuerdan a las víctimas y piden abandonar el inmovilismo

Sábado, 2 de diciembre de 2017

lazo_rojoUn año más es 1 de diciembre, Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Una fecha que hace coincidir el recuerdo a las víctimas de la infección con la reivindicación de mejores políticas para hacerle frente. Colectivos y entidades reclaman, en este sentido, un pacto de Estado sobre la materia mil veces prometido y que nunca llega. En el plano de las reivindicaciones más concretas, desde la Coordinadora Estatal de VIH y sida (CESIDA) destacan la necesidad de implementar de una vez en España la profilaxis preexposición (PrEP).

“El pacto de Estado contribuiría a eliminar las barreras de acceso al diagnóstico precoz y a los tratamientos, fomentaría la formación de personal sanitario y colectivos vulnerables e impulsaría la investigación científica, epidemiológica y psicosocial de esta infección”, destaca en esta fecha la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). “Dicho pacto supuso uno de los compromisos que asumieron por escrito todos los partidos políticos que participaron en la manifestación del Orgullo LGTBI celebrada este año en Madrid, entre los que se encuentran PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos”, añade esta organización en su comunicado.

La FELGTB reivindica además en esta ocasión la importancia de que la respuesta al VIH se centre en las personas y no únicamente en el control de la infección. “En el abordaje del VIH, consideramos que un discurso exclusivamente biomédico centrado en la implementación de herramientas como la prueba diagnóstica del VIH o los tratamientos antirretrovirales para la prevención y el control de la transmisión del VIH es insuficiente para dar respuesta a las necesidades en salud sexual de la comunidad LGTBI. Por ello, queremos visibilizar un discurso inclusivo, basado en derechos”, asegura Loren González, vocal de Salud y VIH de la organización. Desde la FELGTB animan además a recuperar “una mirada liberadora de la sexualidad que sirva para acompañar en la toma de decisiones informadas y a la vez que tenga en cuenta el placer y la diversidad en la forma de vivir la sexualidad”. “Defendemos un discurso fundamentado en la personalización de estrategias y en la combinación de las mismas para mejorar su eficacia, fomentar el respeto hacia la diversidad sexual, los derechos sexuales y la autonomía individual sobre el propio cuidado”, explica González.

La FELGTB ha promovido además una acción de sensibilización en redes sociales que se desarrollará durante toda la jornada. Mediante la etiqueta #NoolVIHdamos y varias creatividades se pondrá de relieve que las vulnerabilidades frente al VIH no se suman, sino que tienen un efecto exponencial (trabajo sexual, migración, exclusión sanitaria, barreras de acceso al trabajo…), principalmente en las mujeres trans y hombres gais y bisexuales que viven con el VIH y son objeto de estigma y discriminación.

CESIDA: que se implemente ya la profilaxis preexposición 

S_mbolo_CESIDA_400x400Desde CESIDA, mientras tanto, recuerdan que En España son diagnosticadas, de media, 10 personas al día de infección por VIH, y que la mayor parte de las trasmisiones se siguen produciendo entre hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres (HSH). Para CESIDA resulta prioritario, en este sentido, que se implemente de una vez la profilaxis preexposición (PrEP o PPrE). “La comunidad científica internacional y española han demostrado que esta herramienta preventiva es claramente efectiva. Organizaciones como ONUSIDA la avalan científicamente, y en España tanto GESIDA como SEISIDA han solicitado en reiteradas ocasiones la implementación, tanto por parte del gobierno central como de los gobiernos autonómicos. El Ministerio de Sanidad solicitó al Comité de Bioética de España un informe sobre los dilemas éticos que pudieran surgir de la financiación pública de la PrEP y este comité informó favorablemente en marzo de 2017″, explica en su comunicado. “Los datos epidemiológicos de países donde se oferta la PrEP (…) confirman su eficacia para prevenir nuevas infecciones por el VIH”, añade. Este mismo verano, añadimos nosotros, el propio Parlamento Europeo reconocía a la PrEP como un instrumento eficaz para combatir la infección y pedía a los Estados miembros de la Unión Europea que la promoviesen.

En palabras de Ramón Espacio, presidente de CESIDA, “el Ministerio de Sanidad está evitando dar una respuesta urgente al VIH, consensuada con todos los agentes de salud, lo que está obligando a muchas personas a acceder a este tratamiento sin pasar por la sanidad pública. Esto provoca que recurran a su compra a través de internet, sin posibilidad de seguimiento médico para su uso correcto y efectivo, lo que está evitando además que puedan acceder a seguimiento y detección de otras infecciones de transmisión sexual y counselling tal y como se viene desarrollando en los sistemas sanitarios que tienen implantado su uso”. “No es admisible esperar más tiempo, tenemos una herramienta eficaz aprobada para evitar que en España se infecten por VIH 10 personas al día, pero su implementación sigue bloqueada institucionalmente”, añade.

Desde CESIDA piden además una mayor implicación y esfuerzos tanto del Gobierno central como de las comunidades autónomas en la lucha contra el VIH, asegurando el acceso universal a la prueba de detección precoz del VIH y al tratamiento antirretroviral y de la hepatitis C para toda la población, incluyendo a los inmigrantes en situación irregular y a la población privada de libertad.

Datos preocupantes: los nuevos diagnósticos apenas descienden

Hace unos días nos hacíamos eco de la última actualización de datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad sobre vigilancia epidemiológica del VIH/sida en España, referidos al año 2016. En todo el año, se notificaron 3.353 nuevos diagnósticos de VIH, prácticamente el mismo número que en el año 2015. La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres (HSH) sigue siendo la más frecuente, con un 53,1% de los casos, seguida de la transmisión por vía sexual heterosexual (26,5% de los casos) y de la que se produce en usuarios de drogas inyectadas (un 3,6%). Por lo que se refiere al momento en que se produjeron, el 46% de los nuevos diagnósticos fueron tardíos, es decir, presentaban ya una cifra de linfocitos CD4 inferior a 350 células/µl en el primer análisis tras el diagnóstico.

No está de más recordar, una vez más, que el diagnóstico precoz es clave para poder iniciar tratamiento cuando antes y combatir así tanto el desarrollo de la enfermedad como las nuevas transmisiones del virus. Es importante insistir, además, en que cuando una persona con VIH se encuentra en tratamiento y tiene una carga viral indetectable, ya no transmite el virus a sus parejas seronegativas. Algo que ya forma parte del consenso científico pero que muchas personas aún desconocen.

Y es que, como Fundacion Triángulo ha destacado en otro comunicado, es hora de destacar la importancia del propio tratamiento como medida de prevención. “Resulta necesario un llamamiento a la implantación de esta estrategia de prevención en salud comunitaria basada en los estudios científicos que demuestran que las personas diagnosticadas y con una buena adherencia al tratamiento disminuyen notablemente su carga viral a los pocos meses. Y en que las personas con carga viral indetectable no tienen capacidad de transmitir el virus”, explica el comunicado de Triángulo. “Es a raíz de esta línea de prevención comunitaria desde la que se enmarca la PreP (…). Esta medida cuenta con la aprobación de las principales sociedades científicas y de las principales entidades sociales y de salud del país”, añade esta organización.

Un año más, la Puerta de Alcalá recordó a las víctimas

acto-in-memoriam-vih-sida-2017-300x238En estas fecha son numerosos los homenajes que a largo y ancho del mundo recuerdan a las víctimas del VIH/sida. Uno de estos actos es el tradicional in memoriam organizado la noche del 30 de noviembre por el colectivo COGAM en la Puerta de Alcalá de Madrid. Aunque llegó a anunciarse que el manifiesto iba a ser leído por Manuela Carmena, finalmente la alcaldesa no pudo acudir y delegó en varios concejales del Ayuntamiento, que se encargaron de su lectura. Hubo representantes de Ahora Madrid (Marta Higueras, primera teniente de alcalde y mano derecha de la propia Carmena), del PSOE (Puri Causapié) y Ciudadanos (Sofia Miranda y Bosco Labrado). No acudió, sin embargo, ningún concejal del PP.

El acto concluyó con el ya tradicional encendido de velas en recuerdo de las víctimas del VIH/sida que ya no están entre nosotros, pero cuyo recuerdo nos acompañará siempre.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La sanidad portuguesa comienza a implantar la profilaxis preexposición del VIH

Sábado, 2 de diciembre de 2017

profilaxis-preexposicion-vih-300x158bandera-portugalEl Gobierno portugués ha incluido la cobertura de la profilaxis preexposición del VIH en su Sistema Nacional de Salud. Este pasado martes, 28 de noviembre, la Dirección General de Salud de Portugal ha emitido las directrices que los especialistas deben seguir a la hora de prescribir este tratamiento preventivo, así como de hacer el control de las personas que lo siguen. Portugal se une de este modo a otros países como Francia, Noruega o Escocia, que ya han adoptado esa medida, y adelanta a España, cuyas autoridades sanitarias todavía no se han decidido a poner en marcha su dispensación.

Ya en junio informábamos que el Gobierno portugués había emitido una orden ministerial por la que se iniciaban los trámites para incluir en su Sistema Nacional de Salud la cobertura de la profilaxis preexposición. Y no solo por razones estrictamente médicas. Los argumentos económicos, que sobre el papel jugarían en contra, también han pesado a la hora de adoptar la decisión: las autoridades sanitarias portuguesas estiman en unos 205.000 euros el ahorro que a largo plazo supondrá cada infección evitada.

Unos trámites que han culminado esta semana con la emisión de las directrices que los especialistas portugueses deben seguir a la hora de prescribir la profilaxis preexposición (puedes descargar aquí la norma, en portugués) y que marcan unas limitaciones muy precisas y definidas. Solo se prescribirá el tratamiento a las personas con elevado riesgo de transmisión, con criterios muy similares a los ya propuestos en España por Gesida (el Grupo de Estudio de Sida de SEIMC, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica): básicamente, personas con un elevado riesgo de infección que en los seis meses previos tengan una historia sostenida de relaciones no protegidas o que tengan una pareja infectada por VIH sin control clínico o virológico y con la que no se utilice preservativo. También aquellas que utilizan sustancias psicoactivas durante sus relaciones sexuales.

Para iniciar la profilaxis preexposicion bajo la cobertura del Sistema Nacional de Salud, por otra parte, se debe tener seguridad de que la persona es seronegativa y debe existir un compromiso de seguimiento de los controles médicos sucesivos. Los médicos portugueses deberán remitir a las personas que consideren idóneas para seguir este tratamiento a consultas hospitalarias especializadas en un plazo máximo de 30 días.

Una estrategia de prevención muy dirigida

La profilaxis preexposición (también conocida por los acrónimos PPrE y PrEP) consiste en que una persona que no está infectada por el VIH tome tratamiento antirretroviral de forma preventiva, y está llamada a convertirse en una de principales estrategias de prevención de la infección por VIH en grupos especialmente vulnerables en los que las estrategias clásicas no han dado el resultado deseado.

Como cualquier otro tratamiento farmacológico, la PrEP presenta contraindicaciones y potenciales efectos adversos, y no asegura en el 100% de los casos que uno no se pueda infectar. Sin embargo, a la luz de la evidencia científica acumulada su eficacia es muy elevada. Hasta la fecha solo han sido comunicados tres casos de infección en personas que estaban tomando el tratamiento de forma adecuada, dos de ellos por una cepa de VIH resistente y un tercero por una cepa no resistente.

Es por esa elevada eficacia que los especialistas recomiendan claramente su administración en aquellas personas con un elevado riesgo de infección. En España, Gesida (el Grupo de Estudio de Sida de SEIMC, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica) estas personas son básicamente hombres que tiene relaciones sexuales con otros hombres y mujeres transexuales que en los seis meses previos:

A. Hayan tenido relaciones que incluyan prácticas de riesgo sin preservativo.

B. Hayan presentado además una de las siguientes características:

  • Relaciones con más de dos parejas.
  • Les ha sido diagnosticada alguna infección de transmisión sexual (ITS).
  • Han necesitado profilaxis postexposición.
  • Han usado sustancias psicoactivas durante las relaciones sexuales.

Gesida también recomienda considerar la profilaxis preexposición en personas con una pareja infectada por VIH sin control clínico o virológico y con la que no se utilice preservativo; en personas con relaciones sexuales no protegidas e “intención transaccional” (sea por dinero, drogas u otra razón); en usuarios de drogas por vía parenteral que compartan jeringuillas y en general en personas en situación de vulnerabilidad social expuestas a contactos sexuales no protegidos con alto riesgo de infección por VIH.

Aunque la promoción de la profilaxis preexposición como estrategia de prevención del VIH ha sido discutida en el pasado, la evidencia acumulada señala que es hora de apostar por ella ante el fracaso parcial de las estrategias clásicas (básicamente las campañas de promoción centradas en el uso del preservativo) en determinados grupos. Buena muestra de ello son las estadísticas de nuevas infecciones del Ministerio de Sanidad español. Durante el año 2016, se notificaron 3.353 nuevos diagnósticos de infección por VIH en España, de los cuales el 83,9% eran varones. La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres continuó siendo, un año más, la más frecuente (53,1%), seguida de la heterosexual (26,5%) y de la que se produce entre usuarios de drogas inyectadas (3,6%). Y lo que es especialmente grave: en el 46% de los casos el diagnóstico se consideró tardío.

Varios países ya se han puesto manos a la obra

Son ya numerosos los países que han aprobado el uso de profilaxis preexposición bajo prescripción médica, como Canadá, Estados Unidos o Australia. En Europa, ya hay un medicamento autorizado con tal fin: Truvada, una combinación de emtricitabina y tenofovir comercializada por el laboratorio farmacéutico Gilead, y que recientemente la Organización Mundial de la salud ha incluido en su lista de medicamentos esenciales con mención expresa a su posible uso en profilaxis preexposición.

De hecho, los Sistemas Nacionales de Salud de Francia, Noruega y Escocia ya han acordado su financiación (en el resto del Reino Unido se puede adquirir, pero no la dispensa por el sistema público). Otros países, en cambio, van más retrasados, y están todavía evaluando o a la espera de evaluar esta estrategia de tratamiento. Es el caso, como comentamos hace ahora un año, de España, donde Truvada solo se administra en dispensación hospitalaria como tratamiento de la infección por VIH, y que ahora ha sido adelantada por Portugal.

Una opción que no debe banalizarse

No conviene, en cualquier caso, banalizar lo que supone la profilaxis preexposición: hablamos de que una persona sana tome una medicación que no necesitaría tomar si adoptase otras medidas de prevención. Sin olvidar un elemento clave: la importancia de la adherencia al tratamiento, es decir, de que las personas respeten escrupulosamente la pauta establecida y se acuerden de tomar correctamente la medicación (lo que por ejemplo no es del todo fácil si se opta por una pauta intermitente en lugar de una diaria). Y una buena adherencia al tratamiento no siempre es sencilla cuando una persona no presenta síntomas de enfermedad (como es en este caso).

Otra preocupación de los expertos es la posible repercusión que la profilaxis preexposición puede tener sobre la expansión de otras ITS, que obviamente no previene. Es por ello que los especialistas recomiendan que la profilaxis preexposición sea prescrita y supervisada por un facultativo con experiencia en VIH e ITS en centros con capacidad de desarrollar un seguimiento adecuado.

De hecho, los especialistas que apuestan ya por la profilaxis preexposición recuerdan que esta debe ser complementaria a otras estrategias que a su vez se deben potenciar, como la prueba del VIH y el inicio precoz del tratamiento en personas infectadas. También recuerdan la importancia del preservativo como la más sencilla de las herramientas generales de prevención, poniendo el acento en que no estamos hablando un tratamiento dirigido a toda la población, sino a aquellos colectivos en los que otras estrategias fallan.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sanidad hace públicos los datos epidemiológicos del VIH en 2016: casi la mitad de los nuevos diagnósticos siguen siendo tardíos

Viernes, 1 de diciembre de 2017

VIH-SidaEl Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha hecho públicos los datos (actualizados a junio de 2017) sobre vigilancia epidemiológica del VIH/sida, referidos al año 2016 (puedes descargarlos aquí). Los datos ponen de manifiesto la necesidad imperiosa de seguir trabajando: en 2016 se notificaron 3.353 nuevos diagnósticos de VIH, prácticamente el mismo número que en el año 2015. Se estima que la tasa para 2016 será de 8,60 casos por 100.000 habitantes cuando se haya completado la notificación de todos los diagnósticos (todavía superior a la media de la Unión Europea y de otros países de Europa occidental). Lo peor: los nuevos diagnósticos tardíos siguen siendo casi la mitad. 

El 83,9% de los nuevos diagnósticos de infección por VIH en 2016 se produjeron en hombres. La mediana de edad fue de 36 años. La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres (HSH) sigue siendo la más frecuente, con un 53,1% de los casos, seguida de la transmisión por vía sexual heterosexual (26,5% de los casos) y de la que se produce en usuarios de drogas inyectadas (un 3,6%). Por si te preguntas la razón, el término “HSH” se utiliza a menudo cuando se habla de prevención, dado que hay hombres que se relacionan sexualmente con otros hombres pero prefieren no identificarse a sí mismos como gais o bisexuales.

Por lo que se refiere al momento en que se produjeron, el 46% de los nuevos diagnósticos fueron tardíos, es decir, presentaban ya una cifra de linfocitos CD4 inferior a 350 células/µl en el primer análisis tras el diagnóstico. No está de más recordar, una vez más, que el diagnóstico precoz es clave para poder iniciar tratamiento cuando antes con antirretrovirales y combatir así tanto el desarrollo de la enfermedad como las nuevas transmisiones del virus. Es importante insistir, además, en que cuando una persona con VIH se encuentra en tratamiento y tiene una carga viral indetectable, ya no transmite el virus a sus parejas seronegativas. Algo que ya forma parte del consenso científico pero que muchas personas aún desconocen.

Sin comparamos los datos de 2016 con los de 2015, lo cierto es que apenas se reflejan cambios. En 2015, el número total de casos notificados fue 3.428, de los cuales el 53,6% correspondían a HSH. El porcentaje de diagnósticos tardíos era también muy similar (46,5%). Más diferencia se observa en el porcentaje de nuevos diagnósticos en personas originarias de otros países, que pasa del 30,3% al 33,6% (aproximadamente la mitad de ellas originarias de países de América Latina).

Si en lugar de mirar solo un año se examina todo el periodo 2009-2016, siempre según los datos del Ministerio de Sanidad, la tendencia global es “ligeramente descendente”, con un mayor descenso en los casos atribuidos a uso de drogas inyectadas y a relaciones heterosexuales (tanto en hombres como en mujeres). Las tasas han permanecido sin embargo estables entre los hombres que tienen relaciones con otros hombres. El diagnóstico tardío se mantiene sin cambios tanto a nivel global como según los principales modos de transmisión.

Otro dato a tener en cuenta durante el periodo 2009 a 2016, referido ya solo a los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, es el incremento de los nuevos diagnósticos en el grupo de edad de 30 a 34 años entre 2009 y 2014, seguido de una estabilización a partir de esa fecha. En el resto de grupos de edad no se han observado cambios estadísticamente significativos.

Mejor información y profilaxis preexposición, algunos retos pendientes

“Las relaciones sexuales no protegidas entre hombres ocupan el primer lugar en cuanto al mecanismo probable de infección en el conjunto global de datos. También son mayoría entre las personas nacidas en España y entre los varones, sean españoles o extranjeros. Por ello, el colectivo de HSH es prioritario para los programas de prevención, especialmente el grupo entre 25 y 34 años donde las tasas son más elevadas”, asegura el Ministerio de Sanidad en sus conclusiones. “En consonancia con el aumento de población inmigrante que ocurrió en España, las personas de otros países suponen un tercio de los nuevos diagnósticos de VIH, aunque parece que su repercusión en las cifras totales, es descendente en los últimos años. Es necesario diversificar los programas de prevención para adaptarlos a las necesidades de este colectivo, social y culturalmente muy heterogéneo, y especialmente vulnerable”, añade.

Especial preocupación muestra el Ministerio por el hecho de que, pese a que en España la prueba del VIH sea gratuita y confidencial, el 46% de las personas diagnosticadas de infección por primera vez en 2016 presenten un diagnóstico tardío. “Es esencial que la población y los profesionales sanitarios sean conscientes de que cualquier persona que realice prácticas de
riesgo es vulnerable al VIH, y de que es importante diagnosticar la infección lo antes posible”, insiste.

Conclusiones con las que es díficil no estar de acuerdo. Desde dosmanzanas creemos además que faltan campañas informativas más valientes, dirigidas no solo a sensibilizar sobre las vías de transmisión sino también, por ejemplo, sobre la importancia de la carga viral indetectable como forma de evitar las transmisiones, que antes ya mencionábamos. También urge que España clarifique de una vez si está dispuesta a apostar por la profilaxis preexposición (PrEP), una estrategia que la evidencia señala de forma cada vez más clara como eficaz para prevenir la infección en ciertos grupos especialmente vulnerables en los que han fracasado las estrategias clásicas (básicamente las campañas centradas en el uso del preservativo).

Fuente Dosmanzanas

General , , , , ,

El Parlamento Europeo pide a los Estados de la Unión que promuevan la profilaxis preexposición del VIH

Miércoles, 12 de julio de 2017

Parlamento-EuropeoImportante resolución del Parlamento Europeo sobre VIH, que reconoce expresamente la profilaxis preexposición como un instrumento eficaz para combatir la infección y reclama a los estados miembros de la Unión Europea que la promuevan, junto a otras diversas medidas. 

La petición forma parte de la resolución del Parlamento Europeo de 5 de julio de 2017 sobre la respuesta de la Unión Europea al VIH/sida, la tuberculosis y la hepatitis C, cuyo texto en castellano puedes ver aquí y que fue aprobada el pasado miércoles por la Eurocámara a mano alzada por mayoría simple de los diputados presentes (no hay disponible, por tanto, un listado de votos nominales). Entre sus considerandos, la resolución reconoce que “existen pruebas sólidas de que la profilaxis de preexposición es eficaz para prevenir la infección, y de que el uso de tratamiento antirretroviral elimina casi por completo el riesgo de transmisión cuando la viremia ha sido reducida a niveles indetectables”.

En este sentido, el Parlamento Europeo recomienda a la Comisión Europea y a los estados miembros de la Unión “que faciliten el acceso a tratamientos innovadores, también para las poblaciones más vulnerables, y que se esfuercen por combatir el estigma social asociado a la infección por el VIH”. También solicita a la Comisión y al Consejo Europeo que “además de aumentar la inversión en investigación para encontrar curas eficaces y de desarrollar nuevas herramientas y enfoques innovadores y centrados en el paciente para luchar contra estas enfermedades, garanticen la disponibilidad y asequibilidad de dichas herramientas y aborden con mayor eficacia las coinfecciones, en particular por tuberculosis y hepatitis víricas B y C y sus complicaciones”.

El Parlamento Europeo llama la atención sobre el hecho de que “dos de cada tres países de la Unión y el Espacio Económico Europeo indican que los fondos disponibles para la prevención no son suficientes para reducir el número de contagios” y pide a los Estados miembros, a la Comisión y al Consejo “que sigan apoyando la prevención del VIH/sida y su vinculación a los servicios asistenciales a través de acciones y proyectos conjuntos en el marco del Programa de Salud de la Unión y que promuevan medidas de salud pública de eficacia demostrada para prevenir el VIH, por ejemplo: servicios integrales de reducción de daños para drogodependientes, la prevención basada en el tratamiento, el uso de preservativos, la profilaxis de preexposición y medidas educativas eficaces en materia de educación sobre salud sexual”.

El Parlamento Europeo también pide a todos sus Estados miembros que hagan llegar los servicios de pruebas de detección del VIH a las poblaciones clave en las zonas con mayor prevalencia del VIH y les insta a que ofrezcan las pruebas de detección del VIH de manera gratuita, “en especial a los grupos vulnerables, para garantizar la detección precoz y disponer de información más precisa sobre el número de infecciones, que es importante para transmitir información y alertas adecuadas sobre la enfermedad”.

Una estrategia que se prevé fundamental en ciertos grupos

También conocida por los acrónimos PPrE y PrEP, la profilaxis preexposición consiste en que una persona no infectada por el VIH tome tratamiento antirretroviral de forma preventiva. Está llamada a convertirse en una de principales estrategias de prevención en grupos especialmente vulnerables en los que las estrategias clásicas no han dado el resultado deseado.

Es un tratamiento que, como cualquier otra medicación, presenta contraindicaciones y potenciales efectos adversos, y que no asegura en el 100% de los casos que uno no se pueda infectar, aunque su eficacia es muy elevada. Hasta la fecha solo han sido comunicados tres casos de infección en personas que estaban tomando el tratamiento de forma adecuada, dos de ellos por una cepa de VIH resistente y un tercero por una cepa no resistente. Es por esa elevada eficacia que los especialistas recomiendan su administración en personas con un elevado riesgo de transmisión. Según Gesida (el Grupo de Estudio de Sida de SEIMC, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica) estas personas son básicamente hombres que tiene relaciones sexuales con otros hombres y mujeres transexuales que en los seis meses previos:

A. Hayan tenido relaciones que incluyan prácticas de riesgo sin preservativo.

B. Hayan presentado además una de las siguientes características:

  • Relaciones con más de dos parejas.
  • Les ha sido diagnosticada alguna infección de transmisión sexual (ITS).
  • Han necesitado profilaxis postexposición.
  • Han usado sustancias psicoactivas durante las relaciones sexuales.

Gesida va también aconseja valorar también la profilaxis preexposición en personas con una pareja infectada por VIH sin control clínico o virológico y con la que no se utilice preservativo; en personas con relaciones sexuales no protegidas e “intención transaccional” (sea por dinero, drogas u otra razón); en usuarios de drogas por vía parenteral que compartan jeringuillas y en general en personas en situación de vulnerabilidad social expuestas a contactos no protegidos con alto riesgo de infección por VIH.

No conviene, en cualquier caso, banalizar lo que supone la profilaxis preexposición: hablamos de que una persona sana tome una medicación que no necesitaría tomar si adoptase otras medidas de prevención. Sin olvidar otro elemento clave en lo que los expertos coinciden: la importancia de la adherencia al tratamiento, es decir, de que las personas respeten escrupulosamente la pauta establecida y se acuerden de tomar correctamente la medicación (lo que por ejemplo no es fácil si se opta por una pauta intermitente en lugar de una diaria). Y una buena adherencia no siempre es sencilla cuando una persona no presenta síntomas de enfermedad. De hecho, los mismos especialistas que apuestan ya por la profilaxis preexposición recuerdan que esta debe ser complementaria a otras estrategias que a su vez se deben potenciar, como la prueba del VIH y el inicio precoz del tratamiento en personas infectadas. También recuerdan la importancia del preservativo como la más sencilla de las herramientas de prevención, poniendo el acento en que la profilaxis preexposición se dirige precisamente a aquella población en la que esta estrategia está fallando.

Otra preocupación de los expertos es la posible repercusión que la profilaxis preexposición puede tener sobre la expansión de otras ITS, que obviamente no previene, especialmente entre aquellos usuarios que renuncian al uso del preservativo. Es por todo ello que desde Gesida recomiendan que la profilaxis preexposición sea prescrita y supervisada por un facultativo con experiencia en VIH e ITS en centros con capacidad de desarrollar un seguimiento adecuado.

Reto pendiente para España

Aunque la promoción de la profilaxis preexposición ha sido discutida en el pasado, la evidencia señala que es hora de apostar por ella ante el fracaso parcial de las estrategias clásicas (básicamente las campañas centradas en el uso del preservativo) en determinados grupos. Buena muestra de ello son las estadísticas de nuevas infecciones del Ministerio de Sanidad español. A la espera de que se hagan públicos los datos correspondientes a 2016, durante el año 2015 se notificaron 3.428 nuevos diagnósticos de infección por VIH en España, de los cuales el 85,9% eran varones. La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres continuó siendo, un año más, la más frecuente (53,6%). Y lo que es especialmente grave: en el 46,5% de los casos el diagnóstico se consideró tardío.

Son ya numerosos los países que han aprobado el uso de profilaxis preexposición bajo prescripción médica, como Canadá, Estados Unidos o Australia. En Europa, ya hay un medicamento autorizado con tal fin: Truvada, una combinación de emtricitabina y tenofovir comercializada por el laboratorio farmacéutico Gilead, y que recientemente la Organización Mundial de la salud ha incluido en su lista de medicamentos esenciales con mención expresa a su posible uso en profilaxis preexposición.

De hecho, los Sistemas Nacionales de Salud de Francia, Noruega y Escocia ya han acordado su financiación (en el resto del Reino Unido se puede adquirir, pero no la dispensa por el sistema público). Otros países, en cambio, van más retrasados, y están todavía evaluando o a la espera de evaluar esta estrategia de tratamiento. Es el caso, como ya comentamos el pasado mes de diciembre, de España, donde Truvada solo se administra en dispensación hospitalaria como tratamiento de la infección por VIH. Sin salir de la península ibérica, Portugal ha adelantado ya a España y ha emitido una orden ministerial por la que se inician los trámites para incluir en su Sistema Nacional de Salud la cobertura de la profilaxis preexposición, así como la dispensación de la correspondiente tasa moderadora (el “copago” que los portugueses pagan por los servicios sanitarios públicos) para los grupos vulnerables.

Fuente Dosmanzanas

 

General , , , , , , , , , , , , , , ,

Portugal adelanta a España y decide incluir la profilaxis preexposición del VIH en su sistema sanitario público

Lunes, 26 de junio de 2017

profilaxis-preexposicion-vih-300x158bandera-portugalEl Gobierno portugués ha iniciado los trámites para incluir la cobertura de la profilaxis preexposición del VIH en su Sistema Nacional de Salud. Portugal se une de este modo a países como Francia, Noruega o Escocia, que ya han adoptado esa medida, y adelanta a España, que todavía no ha evaluado su posible dispensación.

La profilaxis preexposición está llamada a convertirse en una de principales estrategias de prevención de la infección por VIH en grupos especialmente vulnerables en los que las estrategias clásicas no han dado el resultado deseado. También conocida por los acrónimos PPrE y PrEP, la profilaxis preexposición consiste en que una persona que no está infectada por el VIH tome tratamiento antirretroviral de forma preventiva.

Es un tratamiento que, como cualquier otra medicación, presenta contraindicaciones y potenciales efectos adversos, y que no asegura en el 100% de los casos que uno no se pueda infectar, aunque su eficacia, a la luz de la evidencia científica acumulada hasta la fecha, es muy elevada. Hasta la fecha solo han sido comunicados tres casos de infección en personas que estaban tomando el tratamiento de forma adecuada, dos de ellos por una cepa de VIH resistente y un tercero por una cepa no resistente.

Es por esa elevada eficacia que los especialistas recomiendan claramente su administración en aquellas personas con un elevado riesgo de infección. Según Gesida (el Grupo de Estudio de Sida de SEIMC, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica) estas personas son básicamente hombres que tiene relaciones sexuales con otros hombres y mujeres transexuales que en los seis meses previos:

A. Hayan tenido relaciones que incluyan prácticas de riesgo sin preservativo.

B. Hayan presentado además una de las siguientes características:

  • Relaciones con más de dos parejas.
  • Les ha sido diagnosticada alguna infección de transmisión sexual (ITS).
  • Han necesitado profilaxis postexposición.
  • Han usado sustancias psicoactivas durante las relaciones sexuales.

Gesida va también aconseja valorar también la profilaxis preexposición en personas con una pareja infectada por VIH sin control clínico o virológico y con la que no se utilice preservativo; en personas con relaciones sexuales no protegidas e “intención transaccional” (sea por dinero, drogas u otra razón); en usuarios de drogas por vía parenteral que compartan jeringuillas y en general en personas en situación de vulnerabilidad social expuestas a contactos sexuales no protegidos con alto riesgo de infección por VIH.

Aunque la promoción de la profilaxis preexposición como estrategia de prevención del VIH ha sido discutida en el pasado, la evidencia acumulada señala que es hora de apostar por ella ante el fracaso parcial de las estrategias clásicas (básicamente las campañas de promoción centradas en el uso del preservativo) en determinados grupos. Buena muestra de ello son las estadísticas de nuevas infecciones del Ministerio de Sanidad español. A la espera de que se hagan públicos los datos correspondientes a 2016, durante el año 2015 se notificaron 3.428 nuevos diagnósticos de infección por VIH en España, de los cuales el 85,9% eran varones. La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres continuó siendo, un año más, la más frecuente (53,6%), seguida de la heterosexual (25,4%) y de la que se produce entre usuarios de drogas inyectadas (2,8%). El 30,3% de los nuevos diagnósticos se realizó en personas originarias de otros países. Y lo que es especialmente grave: en el 46,5% de los casos el diagnóstico se consideró tardío.

Varios países ya se han puesto manos a la obra. El último, Portugal

Son ya numerosos los países que han aprobado el uso de profilaxis preexposición bajo prescripción médica, como Canadá, Estados Unidos o Australia. En Europa, ya hay un medicamento autorizado con tal fin: Truvada, una combinación de emtricitabina y tenofovir comercializada por el laboratorio farmacéutico Gilead, y que recientemente la Organización Mundial de la salud ha incluido en su lista de medicamentos esenciales con mención expresa a su posible uso en profilaxis preexposición.

De hecho, los Sistemas Nacionales de Salud de Francia, Noruega y Escocia ya han acordado su financiación (en el resto del Reino Unido se puede adquirir, pero no la dispensa por el sistema público). Otros países, en cambio, van más retrasados, y están todavía evaluando o a la espera de evaluar esta estrategia de tratamiento. Es el caso, como ya comentamos el pasado mes de diciembre, de España, donde Truvada solo se administra en dispensación hospitalaria como tratamiento de la infección por VIH.

Sin salir de la península ibérica, sin embargo, Portugal ha adelantado ya a España y ha emitido una orden ministerial por la que se inician los trámites para incluir en su Sistema Nacional de Salud la cobertura de la profilaxis preexposición, así como la dispensación de la correspondiente tasa moderadora (el “copago” que los portugueses pagan por los servicios sanitarios públicos) para los grupos vulnerables.

Una opción que no debe banalizarse

No conviene, en cualquier caso, banalizar lo que supone la profilaxis preexposición: hablamos de que una persona sana tome una medicación que no necesitaría tomar si adoptase otras medidas de prevención. Sin olvidar otro elemento clave en lo que los expertos coinciden: la importancia de la adherencia al tratamiento, es decir, de que las personas respeten escrupulosamente la pauta establecida y se acuerden de tomar correctamente la medicación (lo que por ejemplo no es del todo fácil si se opta por una pauta intermitente en lugar de una diaria). Y una buena adherencia al tratamiento no siempre es sencilla cuando una persona no presenta síntomas de enfermedad (como es en este caso). Otra preocupación de los expertos es la posible repercusión que la profilaxis preexposición puede tener sobre la expansión de otras ITS, que obviamente no previene.

Es por todo ello que desde Gesida recomiendan que la profilaxis preexposición sea prescrita y supervisada por un facultativo con experiencia en VIH e ITS en centros con capacidad de desarrollar un seguimiento adecuado.

De hecho, los mismos especialistas que apuestan ya por la profilaxis preexposición recuerdan que esta debe ser complementaria a otras estrategias que a su vez se deben potenciar, como la prueba del VIH y el inicio precoz del tratamiento en personas infectadas. También recuerdan la importancia del preservativo como la más sencilla de las herramientas de prevención, poniendo el acento en que no estamos hablando un tratamiento dirigido a toda la población, sino a aquellos colectivos en la que la estrategia clásica falla, con los costes asociados que ello supone.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Ministerio de Sanidad evaluará en 2017 la dispensación de la profilaxis preexposición para el VIH en el Sistema Nacional de Salud

Viernes, 9 de diciembre de 2016

profilaxis-preexposicion-vih-300x158El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las comunidades autónomas van a evaluar este próximo año la dispensación por parte del Sistema Nacional de Salud de la profilaxis preexposición, que parece llamada a convertirse en una de las principales estrategia de prevención de la infección por VIH en grupos especialmente vulnerables en los que las estrategias clásicas no han dado el resultado deseado.  

Así lo adelantan al menos tanto Redacción Médica como Diario Médico, dos medios dirigidos a profesionales sanitarios. Según este último, el Ministerio de Sanidad estaría preparando un documento de consenso junto a sociedades médicas y a ONG (no nombra cuáles) así como un estudio para evaluar su implantación. En el estudio, que tendría lugar a lo largo de 2017, participarían como mínimo las comunidades autónomas de Andalucía, Cataluña, Madrid y País Vasco.

La profilaxis preexposición (también conocida por los acrónimos PPrE y PrEP) consiste, en pocas palabras, en que una persona que no está infectada por el VIH tome tratamiento antirretroviral de forma preventiva. En Europa, el único medicamento autorizado con tal fin es Truvada, una combinación de emtricitabina y tenofovir comercializada por el laboratorio farmacéutico Gilead. Este, de hecho, ya habría presentado la solicitud de financiación pública al Ministerio de Sanidad español.

Se trata de un tratamiento que —como cualquier otra medicación— presenta contraindicaciones y potenciales efectos adversos, y que no asegura en el 100% de los casos que uno no se pueda infectar, aunque su eficacia, a la luz de la evidencia científica acumulada hasta la fecha, es muy elevada (hasta la fecha han sido comunicados dos casos de infección por VIH resistente en personas que estaban tomando el tratamiento de forma adecuada). Es por eso que los especialistas recomiendan claramente su administración en aquellas personas con un elevado riesgo de infección. Según recoge en un documento reciente Gesida (el Grupo de Estudio de Sida de SEIMC, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica) estas personas son básicamente hombres que tiene relaciones sexuales con otros hombres y mujeres transexuales que en los seis meses previos:

A. Hayan tenido relaciones que incluyan prácticas de riesgo sin preservativo.

B. Hayan presentado además una de las siguientes características:

  • Relaciones con más de dos parejas.
  • Les ha sido diagnosticada alguna infección de transmisión sexual (ITS).
  • Han necesitado profilaxis postexposición.
  • Han usado sustancias psicoactivas durante la relaciones sexuales.

Gesida va más allá y aconseja valorar también la profilaxis preexposición en personas con una pareja infectada por VIH sin control clínico o virológico y con la que no se utilice preservativo; en personas con relaciones sexuales no protegidas e “intención transaccional” (sea por dinero, drogas u otra razón); en usuarios de drogas por vía parenteral que compartan jeringuillas y en general en personas en situación de vulnerabilidad social expuestas a contactos sexuales no protegidos con alto riesgo de infección por VIH.

Aunque la promoción de la profilaxis preexposición como estrategia de prevención del VIH ha sido discutida, la evidencia acumulada parece señalar que es hora de apostar por ella ante el fracaso parcial de las estrategias clásicas (básicamente, las campañas de promoción centradas en el uso del preservativo) en determinados grupos. Buena muestra de ello son las estadísticas de nuevas infecciones del Ministerio de Sanidad, a las que hace pocos días aludíamos. Durante el año 2015 se notificaron 3.428 nuevos diagnósticos de infección por VIH en España, de los cuales el 85,9% eran varones. La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres continuó siendo, un año más, la más frecuente (53,6%), seguida de la heterosexual (25,4%) y de la que se produce entre usuarios de drogas inyectadas (2,8%). El 30,3% de los nuevos diagnósticos se realizó en personas originarias de otros países. Y lo que es especialmente grave: en el 46,5% de los casos el diagnóstico se consideró tardío.

Una opción que no debe banalizarse

No conviene, en cualquier caso, banalizar lo que supone la profilaxis preexposición: hablamos de que una persona sana tome una medicación que no necesitaría tomar si adoptase otras medidas de prevención. Sin olvidar otro elemento clave en lo que los expertos coinciden: la importancia de la adherencia al tratamiento, es decir, de que las personas respeten escrupulosamente la pauta establecida y se acuerden de tomar correctamente la medicación (lo que por ejemplo no es del todo fácil si se opta por una pauta intermitente en lugar de una diaria). Y una buena adherencia al tratamiento no siempre es sencilla cuando una persona no presenta síntomas de enfermedad (como es en este caso, obviamente).

De hecho, los mismos especialistas que apuestan ya por la profilaxis preexposición recuerdan que esta debe ser complementaria a otras estrategias que a su vez se deben potenciar, como la prueba del VIH y el inicio precoz del tratamiento en personas infectadas. También recuerdan la importancia del preservativo como la más sencilla de las herramientas de prevención, poniendo el acento en que la profilaxis preexposición se dirige precisamente a aquella población en la que esta estrategia falla. “En cuanto al potencial menor uso del preservativo asociado a la PrEP, lo que en realidad debería preocuparnos es si esta nueva herramienta disminuye el riesgo de infección en personas que no lo usan por distintas razones. Aunque estudios como PROUD e Ipergay no mostraron un menor uso del condón, dos tercios de los HSH que participaron en una encuesta en entornos urbanos de los Estados Unidos declararon haber tenido relación sexual anal sin condón al menos una vez durante el último año y un cuarto haber tenido relaciones anales receptivas sin condón la última vez que tuvieron relación con otro hombre”, expresa por ejemplo un reciente documento de Gesida.

Otra preocupación de los expertos es la posible repercusión que la profilaxis preexposición puede tener sobre la expansión de otras ITS, que obviamente no previene, especialmente entre aquellos usuarios que renuncian al uso del preservativo.

Es por todo ello que desde Gesida recomiendan que la profilaxis preexposición sea prescrita y supervisada por un facultativo con experiencia en VIH e ITS en centros con capacidad de desarrollar un seguimiento adecuado.

Las ONG reclaman rapidez

Las ONG que trabajan sobre el terreno, por su parte, piden mayor contundencia. La Plataforma Gais Contra el VIH presentaba hace unos días una campaña de alcance estatal ante lo que considera “falta de avances en la implementación en nuestro país de la profilaxis preexposición”.

“Cada día que el Ministerio de Sanidad retrasa el acceso a la PrEP, en España se diagnostican 10 personas con VIH”, se lamenta esta plataforma, constituida por organizaciones como Projecte dels NOMS-Hispanosida, Adhara, Apoyo Positivo, CALCSICOVA, Imagina MÁS o Violeta. “¿Cómo es posible que el Ministerio de Sanidad retrase una oportunidad como la que nos ofrece la PrEP para detener al VIH? ¿Cómo puede ser que nos resignemos a mantenernos como uno de los países europeos con una tasa más elevada de nuevas infecciones?”, se preguntaba esta plataforma en su manifiesto del pasado 1 de diciembre, Día Mundial contra el Sida.


Pinchando aquí puedes acceder a información básica en castellano sobre la profilaxis preexposición en la web de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC). Ten en cuenta que se trata de información elaborada para ser difundida en los Estados Unidos, por lo algunos aspectos pueden diferir de la realidad española. 

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.