Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Miguel Hernández’

Madrid rinde homenaje a su ilustre vecino Miguel Hernández

Miércoles, 4 de octubre de 2017

c8r3tugxuaazohnEl madrileño distrito de Chamberí rinde homenaje al poeta en el 75º aniversario de su muerte. Fue vecino del barrio ya que residió en una pensión de la calle Vallehermoso durante su estancia en Madrid entre los años 1935 y 1936.

El autor de Perito en lunas eligió Chamberí para vivir en Madrid. Miguel Hernández se instaló en el número 96 de la calle Vallehermoso, en una pensión que se encontraba muy cerca de las antiguas instalaciones de Espasa-Calpe donde trabajaba como colaborador de José María Cossío. Gracias al impulso de la Mesa de Cultura del Foro Local de Chamberí y en cumplimiento de una iniciativa aprobada en el Pleno del distrito, la Junta Municipal ha programado todo un abanico de actividades en homenaje al escritor que falleció en 1942. 75 años después de su muerte, los vecinos del barrio le rendirán homenaje recordando y recitando sus poesías.

El viernes 20 de octubre, Paco Damas y su grupo van a poner música y voz a los poemas deMiguel Hernández. Mediante su trabajo titulado Tristes guerras compartirán piezas que hablan de la vida, la libertad, la tristeza y, por supuesto la alegría. Otro concierto con recial poético será el día 27, a cargo del guitarrista Miguel Pinto acompañado por las voces recitadoras de Andrea Navas y Enrique Gracia.

Además, una sesión de cine-fórum propone El documental: Miguel Hernández cuyo contenido indaga en su trayectoria vital y compromiso político. La historiadora Patricia Alonso de Agustín lo presentará y moderará una charla-coloquio posterior, el día 23.

Las conferencias: Miguel Hernández, una vida llena de palabras y Miguel Hernández vs. Federico García Lorca, los días 25 y 30 de octubre, nos acercarán aún más al conocimiento de su vida y obra.

 Todos los espectáculos del centro cultural Galileo son de entrada libre hasta completar aforo. Es una ludoteca que funciona en el Galileo con diversas actividades dirigidas a niños y niñas de 4 a 12 años. Durante los viernes y sábados del mes y el 31 de octubre, Espacio 107 trabajará en dar a conocer a los pequeños la poesía de Miguel Hernández.

Bajo el lema Chamberí con Miguel Hernández, 2017 y organizado por la Mesa de Cultura del Foro Local de Chamberí, tendrá lugar un recital poético en el que los vecinos y vecinas le recordarán y rendirán homenaje de la mejor manera, dando voz a sus versos. Será en la calle Fuencarral, próximo a la glorieta de Quevedo, el domingo 22 de octubre, de 11 a 14 horas. Por ser domingo, el tráfico se cierra en el tramo comprendido entre las glorietas de Quevedo y Bilbao.

En el mismo lugar, ese mismo día, se habilitará un área infantil con hinchables, juegos familiares y taller de poesía para los más pequeños incidiendo en la figura del escritor.

fotonoticia_20160328115700_1280

Fuente Cáscara Amarga

General, Poesía , , ,

El hortelano que anuncia la vida.

Lunes, 4 de abril de 2016

marc3ada-magdalenaPrimero conocí (me refiero a descubrir con sorpresa) al hortelano de Miguel Hernández, el de la Elegía a Ramón Sijé, el hortelano apasionado, arrepentido, que deseaba escarbar la tierra con los dientes y extraer el cuerpo de su amigo.

Después descubrí al hortelano del evangelio de Juan, el fiel, el pacífico que espera el momento de poner voz de vida a la mañana angustiosa, el interpelado que deja a la mujer avanzar por sí misma en su camino de fe.

Más tarde mi pensamiento unió los dos hortelanos. No me resulta difícil ver al hortelano del poema llorar sobre la tierra ocupada por Jesús, lanzarse al suelo y escarbar con manos y dientes, desamordazar y besar el noble cuerpo.

¿Será Dios el hortelano? Dios anda siempre ocupado en oficios relacionados con la naturaleza: higueras, viñas, campos, mieses…

¿Será Dios el que rompe la tierra para resucitar a su Hijo? ¿Quién es el hortelano que pregunta a la mujer con voz contenida por el secreto: “¿a quién buscas?”. Esa pregunta que late rítmica y cabezona en los textos evangélicos, aunque no siempre aparezca escrita, esa pregunta que podría ser el subtítulo del Nuevo Testamento.

¿Será Dios el que regresa a la sombra de los almendros el cuerpo removido de Cristo?

Yo también quiero ser llorando el hortelano, busco esa pasión desbordada del plantador de Miguel Hernández, porque creo que, a veces, pierdo oportunidades, que la vida desatenta no me explica claramente que el tiempo corre sin mirar hacia atrás.

Quizás algún día pueda preguntar a los demás, como el otro hortelano, el del jardín vuelto edénico, “¿a quién buscas?”, porque, para entonces, ya habré yo desamordazado y besado mi propio encuentro con Cristo. Podré preguntar, y podré sentarme entre rosas de almendro, que tenemos que hablar de muchas cosas, compañero del alma, compañero.

Espiritualidad , , , , ,

“Estos días azules y este sol de la infancia”

Martes, 8 de septiembre de 2015

refugiados-navarra--644x362Aunque nunca ha llegado a ser uno de mis poetas favoritos y considero que, como sucede con Miguel Hernández, la visibilidad que dieron a sus obras sendos discos de Joan Manuel Serrat ha propiciado el desconocimiento de escritores contemporáneos de mayor calidad como Luis Cernuda, no dejo de pensar en ese último verso escrito por Antonio Machado en sus últimos días.

Puede que, cansado después de atravesar a pie la frontera junto a su madre anciana, el poeta se detuviera un momento en Colliure para disfrutar de un cielo especialmente azul, a pesar del frío del comienzo del año, y que ese sol que calentaba levemente su piel le recordara el sol sevillano de “un huerto claro donde madura el limonero”, y comparase la inocente felicidad de aquellos años y la que era su situación de refugiado en Francia casi al término de la Guerra de España.

Y esta semana, mientras recibimos de manera incesante noticias de los refugiados de Siria, una sola fotografía da la vuelta al mundo exhibiendo, de manera tan impúdica pero quizá necesaria para revolver conciencias, un niño echado boca abajo, muerto en una playa de Turquía. Sus días ya no serán azules, ni quedará sol alguno para su infancia.

Un niño echado boca abajo, muerto en una playa de Turquía. Sus días ya no serán azules, ni quedará sol alguno para su infancia.

Hace unos días leí un librito de Chamamanda Ngozi Adichie, Todos deberíamos ser feministas, y en él, como dice incansablemente el Feminismo, denunciaba su autora esa pregunta clásica de por qué es preciso hablar como mujer y no como ser humano cuando reivindicamos Derechos Humanos. Idéntica cuestión se nos presenta cuando hablamos como lesbianas, gais, transexuales y bisexuales y utilizamos estas voces nuestras para insistir en la especificidad de nuestras vivencias, que añaden un matiz de diversidad a otras vivencias generales y precisamente por ello deben ser narradas.

Pero ¿cómo reivindicar lo específico cuando la tragedia es general y una imagen nos recuerda que los niños están muriendo independientemente de la que vaya a ser su orientación sexual o su identidad de género?

Es posible responder cantando: a partir de un poema de James Oppenheim nació Bread and roses, que acompañó a las mujeres obreras del sector textil en Lawrence, Massachussetts, durante la “huelga de pan y rosas” de 1912, con que reivindicaban sus derechos como trabajadoras además de hacerlo como mujeres. Ahora que ya somos tantas personas pidiendo el pan para los refugiados, sean nuestras voces diversas las que además pidan las rosas. Nuestra obligación debiera ser demandar los Derechos Humanos en general como seres humanos que somos, y exigir de manera específica la debida atención a nuestros derechos igualmente humanos como las personas lesbianas, gais, transexuales y bisexuales que también somos de manera inseparable.

Que España acoja a cuantos refugiados y refugiadas sea necesario, y que no se olvide ni en éstos ni en otros muchos casos de que hay cientos de miles de personas en el mundo pidiendo asilo para mejorar su situación respecto a la que viven en sus países de origen precisamente por ser como nosotros somos. Reivindicar también los días azules, el sol de la infancia; reivindicar también las rosas. Aunque ya sólo sirvan para adornar la tumba de un niño.

observatorio_rosa_ramon_martinez_grande

Biblioteca, General, Poesía , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.