Archivo

Entradas Etiquetadas ‘John Sentamu’

La Iglesia de Inglaterra pide que se prohiban las “terapias de conversión”

Miércoles, 12 de julio de 2017

logo_of_the_church_of_england_454x372La Iglesia de Inglaterra muestra su rechazo a las “terapias de conversión” y pide al gobierno de Reino Unido que prohíba esta práctica. 

La Iglesia Anglicana apoya una moción presentada por la activista Jayne Ozanne para solicitar al gobierno británico la prohibición de las terapias de conversión a personas gays en el Reino Unido.

El sínodo de la Iglesia de Inglaterra, la iglesia cristiana mayoritaria en Inglaterra, acaba de dar un paso histórico para los derechos y la igualdad de las personas LGTB. No sólo han prohibido las “terapias de conversión” en sus diócesis, sino que han solicitado al gobierno que las prohiban en todas partes, tras su rechazo reciente.

El Sínodo General de la Iglesia Anglicana apoya abrumadoramente una moción presentada por Jayne Ozanne, quien hace campaña por la igualdad homosexual dentro de la Iglesia Anglicana y la comunidad evangélica en general en, solicitando la reclamación de la prohibición de las denominadas terapias de conversión gays al gobierno británico. Además del respaldo de la Iglesia Anglicana, en una votación que se ha saldado con 298 votos contra 74, la moción también ha sido suscrita por el Real Colegio de Médicos Generales, así como por el Consejo de Psicoterapia del Reino Unido.

Las “terapias de conversión” son un timo. Un fraude dañino que puede provocar serias secuelas psicológicas; una sarta de supersticiones y tonterías sin ninguna base científica (y repudiadas por la comunidad médica) que pretende cambiar la sexualidad de una persona para volverla heterosexual. Recuerda: el problema no lo tienes tú por ser LGTB sino el que no lo acepta.

La Iglesia tomó esta decisión después de escuchar los testimonios de varios miembros de los sínodos C y E (dos de los pocos en los que aún había algunas iglesias ofreciendo “sesiones de oración” a personas LGTB para librarse de su “pecado“) que explicaron su paso por estas “terapias”, que describieron como un “abuso espiritual“. Jayne Ozanne, que propuso la moción, relató su experiencia al someterse a esta conversión y la describió como “un abuso del que los adultos vulnerables necesitan protección.” Después de someterse a un “tratamiento” que ha sido “desacreditado por el gobierno, la NHS, el colegio de Psiquiatras, el colegio de Doctores y varias autoridades sanitarias más” Jayne sufrió dos crisis nerviosas y tuvo que ser ingresada en un hospital dos veces.

Ozanne explicó a los miembros de la Iglesia de Inglaterra que, tal y como publicó el Consejo Superior de Psiquiatría de Reino Unido a principios de año, lo que produce daño a las personas LGTB no es su orientación sexual sino “la exclusión, el estigma y el prejuicio” que pueden “provocar problemas de salud mental a cualquier persona que sea víctima de estos abusos“. Además presentó los resultados de una encuesta online realizada a la comunidad LGTB que mostraban que un 40% de los 553 encuestados habían pasado por este tipo de terapias (casi tres cuartos lo hicieron cuando tenían menos de 20 años).

«Yo lo llamo abuso. Creo que es abuso espiritual. Es un área (la orientación sexual) muy delicada que sólo auténticos profesionales deben tratar. Y no tratan de cambiar la orientación sexual de las personas, sino que les ayudan a tratar de lidiar con ella. Lo que la gente no entiende es que acudes a este tipo de prácticas voluntariamente porque piensas que es lo correcto, porque te han dicho que es lo que Dios quiere. El impacto se ha hecho evidente en los últimos años», declara Ozanne.

El arzobispo de York, John Sentamu, expuso durante el debate que para él las “terapias de conversión” son “teológicamente defectuosas, así que cuanto antes se prohíba esta práctica, antes podré dormir por las noches.” En la misma línea se expresó el obispo de Liverpool, Paul Bayes, que añadió que las orientaciones e identidades LGTB “no son un crimen ni un pecado, así que no hay necesidad de someter a terapias de curación a personas que no están enfermas.

A pesar de que algunos sectores de la Iglesia se mostraron reticentes a apoyar la prohibición porque creían que podía interferir con la habilidad de los sacerdotes a ofrecer ayuda espiritual a personas que estén sufriendo por su orientación sexual, fueron los testimonios de varios miembros de la Iglesia los que hicieron que la moción se aprobara con amplia mayoría. Entre esos testimonios estaba el de un párroco homosexual de 90 años que explicó cómo durante su juventud y a causa de ser incapaz de aceptar su orientación sexual, pasó por un exorcismo practicado por un fundemantalista cristiano, una crisis nerviosa, terapia de electroshock, inyecciones de testosterona, litio y décadas de psicoanálisis. Un sufrimiento que le hizo plantearse el suicidio en dos ocasiones.

Así la Iglesia de Inglaterra terminó por considerar que las “terapias de conversión” carecen de ética, son potencialmente dañinas y “no tienen lugar en el mundo moderno“. Además de prohibirlas en sus congregaciones y solicitar al gobierno que las prohiban de forma tajante, esperan que este paso sirva para que otras religiones tomen la misma decisión.

 “No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras

Este tipo de terapias incluyen técnicas dispares que van desde el uso de medicamentos no autorizados a náuseas inducidas o la aplicación de técnicas de electroschock, todas ellas terapias consideradas dañinas para la salud y condenadas por la Organización Mundial de Psiquiatría. «Dado que muchos practicantes son líderes religiosos no entrenados médicamente, es imperativo que la Iglesia Anglicana sea inequívoca en su condena de tales prácticas dañinas», declara Ozanne en un comunicado. La activista se ha cometido voluntariamente a una de estas «terapias», denunciando que aunque no están oficialmente disponibles en el Servicio Nacional de Salud británico, sí se informa y se deriva a centros privados donde se practican a aquellas personas que solicitan información al respecto.

A pesar de los gestos contradictorios del propio Papa Francisco, quien sostiene que «no soy nadie para juzgar a los gays» y considera que la iglesia debería pedirl perdón por la homofobia y la discriminación contra los gays, para después arremeter contra lo que denomina la ideología de género, la hipocresía del Vaticano «respetando» a los homosexuales pero rechazando que puedan ordenarse sacerdotes, y el apoyo de un mínimo sector del clero, como el jesuita James Martin, que en su libro, Construyendo un puente, sostiene que la iglesia debería acercarse a la comunidad LGBT, lo cierto es que tenemos sobradas muestras de cardenales, arzobispos y curas rasos que aprovechan cualquier momento para arremeter contra homosexuales, bisexuales y transexuales. Pero mientras la Iglesia Católica sigue empeñada en demonizar al colectivo LGBT, figuras destacadas de la Iglesia Anglicana han decidido apoyar esta moción, como el Dr. John Sentamu, arzobispo de York, y el obispo de Liverpool, Paul Bayes.

«El mundo necesita escucharnos decir que la orientación LGBT y la identidad no son un crimen (….). No son una enfermedad, y la orientación LGBT y la identidad no son un pecado (…). Debemos distinguir entre un enfoque ascético y un enfoque terapéutico», declara Bayes, convencido de que el Reino Unido debería liderar el mundo en la lucha por la prohibición de las terapias de conversión. De conseguir su objetivo, el Reino Unido se convertiría en el segundo país Europeo que prohíbe las terapias de conversión, después de que Malta las prohibiera en diciembre del año pasado. Mientras que el Colegio de Médicos de Turín abría expediente disciplinario a la médico y terapeuta Silvana De Mari , tras defender su uso, quedaba diluida en nada al supuesta investigación abierta por la Comunidad de Madrid contra la página web de Elena Lorenzo , donde sigue ofreciendo terapias de conversión para personas homosexuales.

Fuente | The Guardian, vía EstoyBailando/Universogay

Historia LGTB, Iglesia Anglicana , , , ,

Histórica consagración de la primera obispa de la Iglesia de Inglaterra

Lunes, 26 de enero de 2015

topelementLa reverenda Libby Lane está casada con un cura y es madre de dos hijos

La nueva obispa de Stockport estuvo acompañada del arzobispo de Canterbury

La Iglesia de Inglaterra consagró hoy a su primera obispa, la reverenda Libby Lane, en una histórica ceremonia en la catedral de York, en el norte del país. Elizabeth Jane Holden Lane, de 48 años, es la nueva obispa de Stockport, y la primera mujer en asumir esta función desde que en 1534 el rey Enrique VIII fundó la Iglesia de Inglaterra, la primera de la Iglesia anglicana.

Lane, casada con otro sacerdote y madre de dos hijos, estaba acompañada en la ceremonia por Justin Welby, arzobispo de Canterbury, líder eclesiástico de la Iglesia anglicana, y por John Sentamu, obispo de York, segundo en rango de importancia.

Lane ejercerá su nuevo cargo en la diócesis de Chester, en el norte de Inglaterra, donde ya trabaja y ha ocupado varios puestos.

Libby Lane toca el saxofón y es del Manchester United. En 1994 ya se convirtió en una de las primeras mujeres sacerdotes, en la misma ceremonia de ordenación de su marido. La nueva obispa estudió teología en la Universidad de Oxford y desde 2007 ejercía de vicaria de la diócesis de Chester, en la región de Manchester. Es la primera obispa de la Iglesia de Inglaterra, pero no de la anglicana, porque ya existen en Gales, Estados Unidos, Australia, Canadá y Suazilandia.

Es muy emocionante. Es algo muy significativo que esto me esté sucediendo, y la gente me ha apoyado mucho a nivel personal, pero en realidad se trata de un momento en la historia de la Iglesia”, afirmó Lane en una entrevista con Radio Manchester.

Su nombramiento pudo producirse porque el sínodo cambió las reglas para permitir la elección, y el parlamento británico y la reina aceptaron el cambio. La enmienda que abrió la puerta al nombramiento fue bautizada como “Canon 33” y establece que “un hombre o una mujer pueden consagrarse a la función de obispo”.

De todas formas, durante la ceremonia, a la que asistieron un millar de personas, un hombre expresó su objeción al ascenso de Lane, que no obstante se llevó a cabo al haber sido aprobado por todos los estamentos de la Iglesia anglicana.

B8S5ITpIEAAehMM

Cuando el arzobispo Sentamu preguntó, como es protocolario, si la voluntad de la congregación era que se ordenara a la candidata, un asistente declaró: “No, no en mi nombre”.

Durante años, los anglicanos se han debatido sobre la ordenación de obispas, debate que concluyó con la autorización del Sínodo el pasado julio y la tramitación de nueva legislación en noviembre.

Con todo, la Iglesia de Inglaterra, oficial en el Reino Unido, ha ofrecido a las diócesis que no quieran aceptar a una mujer la posibilidad de mantener a un varón.

Vestida con la tradicional túnica y alzacuellos, Lane, de 48 años, asistió en silencio y con expresión apacible al servicio religioso durante el cual numerosos obispos depositaron en plegaria sus manos sobre ella.

Se espera que su nombramiento sea el primero de muchos de mujeres en el Reino Unido, que irán ascendiendo al episcopado anglicano a medida que vayan surgiendo vacantes.

La singularidad de Lane podría acabar pronto porque para este año está prevista la sucesión de los obispos de Leicester, Gloucester, Oxford y Newcastle, y se espera a una mujer entre los elegidos.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Anglicana , , , , , , , , , , ,

La Iglesia de Inglaterra inicia la expulsión del primer sacerdote gay casado

Martes, 24 de junio de 2014

Canon-Jeremy-PembertonJeremy Pemberton y Laurence Cunnington

La Iglesia de Inglaterra ya lo dejó claro en su momento: una cosa es aceptar en el seno de la Iglesia a los feligreses gays, incluso bendecir de manera informal sus uniones, y otra muy distinta permitir que los propios clérigos homosexuales contraigan matrimonio. El primer sacerdote que se atrevió a desafiar este mandato ya ha empezado a recibir su castigo. El canónigo Jeremy Pemberton, capellán en un hospital público, se casó en abril con su pareja, Laurence Cunnington, pero ha sido ahora cuando ha recibido una notificación del obispo de la diócesis de Southwell y Nottingham, Richard Inwood, comunicándole la retirada de su licencia para oficiar en este territorio. Por el momento Pemberton sí mantiene su licencia en la diócesis de Lincoln, así como su empleo en el Sistema Nacional de Salud.

Esta expulsión ya ha sido criticada por los colectivos que piden un trato igualitario para los sacerdotes homosexuales en la Iglesia. “La acción del obispo contra Jeremy es intolerable. Jeremy y Laurence se han casado porque se aman y están totalmente comprometidos el uno con el otro. Jeremy tiene una vocación para el sacerdocio y una particular vocación como capellán hospitalario. La Iglesia examinó a Jeremy y reconoció su vocación. Ahora que Jeremy se identifica como gay y está en una relación homosexual que ha sido legalmente formalizada, la Iglesia reniega de su evaluación original de la vocación de Jeremy y le demanda que dimita”, ha señalado el reverendo Colin Coward, del colectivo Cambiando Actitudes, que señaló que Inwood había tomado la decisión a instancias del arzobispo de York, John Sentamu. Precisamente uno de los cargos eclesiásticos que más habían insistido en criticar la homofobia de su iglesia en países como Uganda.

priest_2837639bAndrew Cain y Steve Foreshew

“La acción tomada por el obispo y el arzobispo tiene implicaciones para el lugar de la Iglesia de Inglaterra en la sociedad inglesa y para las enseñanzas de la Iglesia sobre matrimonio, intimidad y relaciones homosexuales”, añadió Coward. También se refirió a esta decisión Simon Sarmiento del colectivo Iglesia Inclusiva. Si los obispos continúan tomando acciones disciplinarias contra los clérigos que se casan deben esperar reacciones negativas”, ha advertido.

Precisamente este fin de semana ha contraído matrimonio otro párroco, Andrew Cain, de la Iglesia de St Mary en Kilburn, que se ha hecho popular en Londres por su apoyo al matrimonio gay y que ya había anunciado que seguiría adelante con la boda pese a las prohibiciones. Cain se ha casado con su pareja de hace más de 14 años, Steve Foreshew. Ambos se han referido públicamente a lo sucedido con Pemberton: “Vergonzosas noticias sobre el obispo de Jeremy Pemberton. Saben que sus acciones están mal y la Iglesia se está moviendo y se moverá. Estúpido y equivocado”, comentó Cain. “Las noticias sobre Jeremy Pemberton no son lo que queríamos leer esta mañana… pero no pueden quitarnos esto”, añadió su marido.

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana , , , , , , , , , , , , , , , ,

El líder de los anglicanos protesta ante los gobiernos de Nigeria y Uganda por sus políticas homófobas.

Lunes, 17 de febrero de 2014

121108-justin-welby-801a.photoblog600Cuenta Dosmanzanas que el arzobispo de Canterbury y líder espiritual de la comunión anglicana, Justin Welby, ha enviado una carta a los gobiernos de Nigeria y Uganda expresándose en contra de las políticas y leyes homófobas promovidas en esos países. Un gesto relevante, si se tiene en cuenta que en ambos países las iglesias anglicanas tienen una importante presencia.

La carta está también firmada por el arzobispo de York, John Sentamu, y además de a los presidentes de Nigeria y Uganda está dirigida a todos los primados de las iglesias anglicanas. El gesto, por cierto, da satisfacción a una petición a los dos arzobispos firmantes que había sido puesta en marcha en change.org por el activista LGTB Davis Mac-Iyalla.

Queremos dejar claro que (…) seguimos comprometidos sin reservas con el apoyo y cuidado pastoral de las personas homosexuales. La victimización o menoscabo de seres humanos cuyos afectos resultan estar ordenados a personas del mismo sexo es anatema para nosotros. Les garantizamos a las personas homosexuales que son hijas de Dios, que son amadas y valoradas por Él. Y les aseguramos que merecen lo mejor que podemos dar: cuidado pastoral y amistad”, expresa el texto.

Este envío tiene especial significación, puesto que las iglesias anglicanas tienen una importante presencia en estos dos países, antiguas colonias británicas. Se trata además de un gesto de relevancia interna para una confesión cristiana sometida a fuertes tensiones por las posturas divergentes en torno a la aceptación de las relaciones entre personas del mismo sexo (cada iglesia anglicana es autónoma). La iglesia episcopaliana, rama estadounidense del anglicanismo, es por ejemplo una de las iglesias cristianas más inclusivas. En 2003, hace ya diez años, hacía historia ordenando obispo al abiertamente gay Gene Robinson. Y en 2009 rompía con la moratoria autoimpuesta años antes y volvía a ordenar obispos y obispas abiertamente homosexuales, así como bendecir a las parejas del mismo sexo.  Más recientemente aprobaba la ordenación de personas transexuales y la creación de un rito litúrgico de bendición de las parejas del mismo sexo.

En el extremo opuesto se sitúan precisamente las iglesias anglicanas africanas, que rechazan frontalmente la homosexualidad (con la importante excepción de Sudáfrica, marcada por el ascendiente del arzobispo anti-apartheid Desmond Tutu). En especial, la iglesia anglicana de Nigeria ha tenido un peso grande en el sector más homófobo de la comunión anglicana, al ser la más numerosa en fieles después de la iglesia de Inglaterra.

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana , , , , , , , , , , ,

Guerra abierta en la iglesia anglicana por el trato a los personas LGTB, mientras el azobispo de Canterbury eqipara homofobia y racismo. Justin Welby

Domingo, 16 de febrero de 2014

noticias_file_foto_721377_1391171083La Iglesia anglicana no está a favor de los matrimonios gays. Ni mucho menos. Se opusieron a su aprobación en Inglaterra y siguen defendiendo las parejas tradicionales. Pero la cabeza de la Iglesia Anglicana, el arzobispo de Canterbury Justin Welby, está abanderando, de manera parecida al Papa Francisco, una visión más cercana a los gays, hasta el punto de comprometerse a luchar contra la homofobia o de regañar a los obispos africanos por su actitud hacia la población LGBT. En muchos casos, como en Nigeria o Uganda, los líderes de esta confesión están apoyando la persecución legal a la homosexualidad. Welby va a ir de visita a África próximamente y ha recordado a estos religiosos sus compromisos contra la discriminación. Pero lejos de aceptar la reprimenda, los obispos africanos han amenazado con la secesión.

El primado de Uganda, Stanley Ntagali ha sido el primero en responder. “Esperamos sinceramente que los Arzobispos y los cuerpos de gobierno de la Iglesia de Inglaterra darán un paso atrás del camino en el que se han puesto, para que la Iglesia de Uganda pueda mantener la comunión con nuestra Madre Iglesia”, ha explicado el religioso, que recuerda que ellos abogaron por revisar las leyes antigay ugandesas y por eliminar la pena de muerte del texto. A los primados africanos les preocupa especialmente el debate abierto sobre el informe Pilling, un estudio realizado dentro de la Iglesia en Inglaterra que aboga por dar bendiciones a las parejas gays.

Un grupo de responsables de la Iglesia se ha reunido esta misma semana para decidir si podrían dar estas bendiciones (una propuesta que está lejos de aprobarse) y terminaron con un nuevo compromiso contra la homofobia. “Estamos unidos en reconocer la necesidad de que la Iglesia se arrepienta de las actitudes homófobas que a veces ha fallado en reprochar y en afirmar la necesidad de mostrarse firmes contra la homofobia en cualquier lugar o momento que se encuentre”.

Estas recomendaciones y la propia existencia del informe Pilling están siendo muy criticadas por los responsables religiosos africanos. El obispo kenyata Eliud Wabukala ha criticado la reunión alegando que las Escrituras ya dejan clara la postura de la Iglesia y consideran que el debate interno solo llevará a la confusión. “No podemos permitir que nuestro tiempo y nuestras energías se pierdan debatiendo lo que Dios ya ha revelado claramente en las Escrituras. (…) Esto es proyectar los problemas particulares de la Iglesia de Inglaterra sobre la Comunión como un todo. (…) Sin un entendimiento claro de la autoridad bíblica y su interpretación, ese diálogo solo crea confusión y abre la puerta a un falso evangelio porque las Escrituras ya no tendrán un significado como prueba de lo que es verdadero y falso”, ha señalado.

La carta enviada por Welby también iba firmada por el Arzobispo de York, el religioso de origen ugandés John Sentamu. Welby visitará Sudán del Sur, Ruanda, Burundi y la República del Congo, pero ha enviado la carta a las cabezas de la Iglesia en todos los países africanos de la Comunión Anglicana, destacando las críticas a la actitud de la iglesia en los lugares donde se han aprobado leyes antigay. El texto recuerda el compromiso de Dromantine, en 2005. En esa reunión en Irlanda los anglicanos trataron el tema de la posible ordenación de homosexuales como sacerdotes y todos aprobaron “el apoyo pastoral y el cuidado a la población homosexual”. “La victimización y el desprecio de los seres humanos cuyos afectos resultan estar dirigidos hacia personas del mismo sexo son un anatema para nosotros. Aseguramos a los homosexuales que son hijos de Dios, amados y valorados por Él, y merecedores del mejor cuidado pastoral y amistad que podamos ofrecer”, acordaron entonces. En la carta Welby y Sentamu llaman “a los líderes de las Iglesias en estos lugares a demostrar el amor de Cristo y la afirmación de la que habla el Comunicado de Dromantine”.

Y es que los matrimonios gays siguen trayendo de cabeza a los prelados anglicanos. El Informe Pilling, un documento que anima a la Iglesia Anglicana a bendecir las uniones gays, ya ha provocado una amenaza de secesión por parte de los obispos africanos, a los que el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, cabeza de esta confesión, llamó la atención por haber apoyado las leyes antigay en el continente. El debate no ha dado fruto por el momento tampoco en Inglaterra, pero Welby ha dejado claro que no apostará por una solución políticamente correcta y de compromiso y ha llamado a los prelados a posicionarse. Welby también ha advertido que muchos verían como algo parecido al racismo no apoyar las bendiciones gays y urge a encontrar respuestas que no se basen en el miedo a lo que otros piensen.

“Ya puedo oír los argumentos que se me imponen, acerca del compromiso, acerca del punto medio de la reconciliación. Pero esta clase de amor, y la reconciliación entre diferentes grupos que esto demanda e implica, no es cómoda, confortable y de medias tintas. Es excepcionalmente angulosa, extraordinariamente exigente y proclive a llevarnos en muchas partes del mundo alrededor nuestro a una profunda impopularidad o rechazo”, ha explicado el prelado en su discurso ante el Sínodo General de esta confesión.

Welby ha puesto sobre la mesa los argumentos enfrentados, recordando la misma comprensión que ya puso sobre la mesa sobre el choque entre la posición de la iglesia y lo que la mayoría de la gente encuentra aceptable y justo. “Hay un gran miedo entre algunos, aquí y alrededor del mundo, de que esto va a llevar a traicionar nuestras tradiciones, a negar la autoridad de las Escrituras, a la apostasía por no usar una palabra muy fuerte. También hay un gran miedo a que nuestras decisiones nos lleven al rechazo de las personas LGBT, a la irrelevancia en una sociedad cambiante, a un comportamiento que muchos verían parecido al racismo. Tenemos que encontrar un camino hacia delante. Esto no se puede hacer desde el miedo. Cómo vayamos hacia delante importa profundamente, así como adonde lleguemos”, ha señalado el arzobispo.

En una reunión anterior, los obispos reunidos para tomar una decisión no fueron capaces de aportar una solución al respecto y acabaron su encuentro renovando su compromiso genérico contra la homofobia. Pero el arzobispo de Canterbury quiere que esta cuestión siga estando en el centro del debate. La toma de una decisión no se ha cancelado, sino tan solo pospuesto hasta una nueva reunión.

Fuente Ragap (1, 2)

Foto: Welby y Wabukala en un acto anterior. (GAFCON)

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.