Inicio > Historia LGTB, Iglesia Anglicana > La Iglesia de Inglaterra pide que se prohiban las “terapias de conversión”

La Iglesia de Inglaterra pide que se prohiban las “terapias de conversión”

Miércoles, 12 de julio de 2017

logo_of_the_church_of_england_454x372La Iglesia de Inglaterra muestra su rechazo a las “terapias de conversión” y pide al gobierno de Reino Unido que prohíba esta práctica. 

La Iglesia Anglicana apoya una moción presentada por la activista Jayne Ozanne para solicitar al gobierno británico la prohibición de las terapias de conversión a personas gays en el Reino Unido.

El sínodo de la Iglesia de Inglaterra, la iglesia cristiana mayoritaria en Inglaterra, acaba de dar un paso histórico para los derechos y la igualdad de las personas LGTB. No sólo han prohibido las “terapias de conversión” en sus diócesis, sino que han solicitado al gobierno que las prohiban en todas partes, tras su rechazo reciente.

El Sínodo General de la Iglesia Anglicana apoya abrumadoramente una moción presentada por Jayne Ozanne, quien hace campaña por la igualdad homosexual dentro de la Iglesia Anglicana y la comunidad evangélica en general en, solicitando la reclamación de la prohibición de las denominadas terapias de conversión gays al gobierno británico. Además del respaldo de la Iglesia Anglicana, en una votación que se ha saldado con 298 votos contra 74, la moción también ha sido suscrita por el Real Colegio de Médicos Generales, así como por el Consejo de Psicoterapia del Reino Unido.

Las “terapias de conversión” son un timo. Un fraude dañino que puede provocar serias secuelas psicológicas; una sarta de supersticiones y tonterías sin ninguna base científica (y repudiadas por la comunidad médica) que pretende cambiar la sexualidad de una persona para volverla heterosexual. Recuerda: el problema no lo tienes tú por ser LGTB sino el que no lo acepta.

La Iglesia tomó esta decisión después de escuchar los testimonios de varios miembros de los sínodos C y E (dos de los pocos en los que aún había algunas iglesias ofreciendo “sesiones de oración” a personas LGTB para librarse de su “pecado“) que explicaron su paso por estas “terapias”, que describieron como un “abuso espiritual“. Jayne Ozanne, que propuso la moción, relató su experiencia al someterse a esta conversión y la describió como “un abuso del que los adultos vulnerables necesitan protección.” Después de someterse a un “tratamiento” que ha sido “desacreditado por el gobierno, la NHS, el colegio de Psiquiatras, el colegio de Doctores y varias autoridades sanitarias más” Jayne sufrió dos crisis nerviosas y tuvo que ser ingresada en un hospital dos veces.

Ozanne explicó a los miembros de la Iglesia de Inglaterra que, tal y como publicó el Consejo Superior de Psiquiatría de Reino Unido a principios de año, lo que produce daño a las personas LGTB no es su orientación sexual sino “la exclusión, el estigma y el prejuicio” que pueden “provocar problemas de salud mental a cualquier persona que sea víctima de estos abusos“. Además presentó los resultados de una encuesta online realizada a la comunidad LGTB que mostraban que un 40% de los 553 encuestados habían pasado por este tipo de terapias (casi tres cuartos lo hicieron cuando tenían menos de 20 años).

«Yo lo llamo abuso. Creo que es abuso espiritual. Es un área (la orientación sexual) muy delicada que sólo auténticos profesionales deben tratar. Y no tratan de cambiar la orientación sexual de las personas, sino que les ayudan a tratar de lidiar con ella. Lo que la gente no entiende es que acudes a este tipo de prácticas voluntariamente porque piensas que es lo correcto, porque te han dicho que es lo que Dios quiere. El impacto se ha hecho evidente en los últimos años», declara Ozanne.

El arzobispo de York, John Sentamu, expuso durante el debate que para él las “terapias de conversión” son “teológicamente defectuosas, así que cuanto antes se prohíba esta práctica, antes podré dormir por las noches.” En la misma línea se expresó el obispo de Liverpool, Paul Bayes, que añadió que las orientaciones e identidades LGTB “no son un crimen ni un pecado, así que no hay necesidad de someter a terapias de curación a personas que no están enfermas.

A pesar de que algunos sectores de la Iglesia se mostraron reticentes a apoyar la prohibición porque creían que podía interferir con la habilidad de los sacerdotes a ofrecer ayuda espiritual a personas que estén sufriendo por su orientación sexual, fueron los testimonios de varios miembros de la Iglesia los que hicieron que la moción se aprobara con amplia mayoría. Entre esos testimonios estaba el de un párroco homosexual de 90 años que explicó cómo durante su juventud y a causa de ser incapaz de aceptar su orientación sexual, pasó por un exorcismo practicado por un fundemantalista cristiano, una crisis nerviosa, terapia de electroshock, inyecciones de testosterona, litio y décadas de psicoanálisis. Un sufrimiento que le hizo plantearse el suicidio en dos ocasiones.

Así la Iglesia de Inglaterra terminó por considerar que las “terapias de conversión” carecen de ética, son potencialmente dañinas y “no tienen lugar en el mundo moderno“. Además de prohibirlas en sus congregaciones y solicitar al gobierno que las prohiban de forma tajante, esperan que este paso sirva para que otras religiones tomen la misma decisión.

 “No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras

Este tipo de terapias incluyen técnicas dispares que van desde el uso de medicamentos no autorizados a náuseas inducidas o la aplicación de técnicas de electroschock, todas ellas terapias consideradas dañinas para la salud y condenadas por la Organización Mundial de Psiquiatría. «Dado que muchos practicantes son líderes religiosos no entrenados médicamente, es imperativo que la Iglesia Anglicana sea inequívoca en su condena de tales prácticas dañinas», declara Ozanne en un comunicado. La activista se ha cometido voluntariamente a una de estas «terapias», denunciando que aunque no están oficialmente disponibles en el Servicio Nacional de Salud británico, sí se informa y se deriva a centros privados donde se practican a aquellas personas que solicitan información al respecto.

A pesar de los gestos contradictorios del propio Papa Francisco, quien sostiene que «no soy nadie para juzgar a los gays» y considera que la iglesia debería pedirl perdón por la homofobia y la discriminación contra los gays, para después arremeter contra lo que denomina la ideología de género, la hipocresía del Vaticano «respetando» a los homosexuales pero rechazando que puedan ordenarse sacerdotes, y el apoyo de un mínimo sector del clero, como el jesuita James Martin, que en su libro, Construyendo un puente, sostiene que la iglesia debería acercarse a la comunidad LGBT, lo cierto es que tenemos sobradas muestras de cardenales, arzobispos y curas rasos que aprovechan cualquier momento para arremeter contra homosexuales, bisexuales y transexuales. Pero mientras la Iglesia Católica sigue empeñada en demonizar al colectivo LGBT, figuras destacadas de la Iglesia Anglicana han decidido apoyar esta moción, como el Dr. John Sentamu, arzobispo de York, y el obispo de Liverpool, Paul Bayes.

«El mundo necesita escucharnos decir que la orientación LGBT y la identidad no son un crimen (….). No son una enfermedad, y la orientación LGBT y la identidad no son un pecado (…). Debemos distinguir entre un enfoque ascético y un enfoque terapéutico», declara Bayes, convencido de que el Reino Unido debería liderar el mundo en la lucha por la prohibición de las terapias de conversión. De conseguir su objetivo, el Reino Unido se convertiría en el segundo país Europeo que prohíbe las terapias de conversión, después de que Malta las prohibiera en diciembre del año pasado. Mientras que el Colegio de Médicos de Turín abría expediente disciplinario a la médico y terapeuta Silvana De Mari , tras defender su uso, quedaba diluida en nada al supuesta investigación abierta por la Comunidad de Madrid contra la página web de Elena Lorenzo , donde sigue ofreciendo terapias de conversión para personas homosexuales.

Fuente | The Guardian, vía EstoyBailando/Universogay

Historia LGTB, Iglesia Anglicana , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.