Archivo

Archivo para Martes, 11 de julio de 2017

San Benito

Martes, 11 de julio de 2017

flat550

Sí, la Iglesia y el mundo, por diferentes pero convergentes razones, necesitan que San Benito salga de la comunidad eclesial y social y se rodee de su recinto de soledad y silencio, y desde allí nos haga escuchar el encantador acento de su sosegada oración, desde allí casi nos alabe y acaricie y nos llame a sus claustros, para ofrecernos el cuadro de un taller “del servicio divino”, de una pequeña sociedad ideal, donde finalmente reina el amor, la obediencia, la inocencia, la libertad de las cosas y el arte deusarlas bien, la prepondeancia del espíritu, de la paz. En una palabra, el Evangelio.

Que san Benito vuelva para ayudarnos a recuperar la vida personal; esa vida personal por la que hoy sentimos tanto ansia y afán y que el desarrollo de la vida moderna, a la que se debe el deseo exagerado de ser nosotros mismos, lo sofoca en tanto que lo despierta, lo decepciona al mismo tiempo que lo hace consciente.

Corría el hombre en un tiempo, en los siglos remotos, al silencio del claustro, como corría a ellos Benito de Nursia, para encontrarse a sí mismo. Hoy, no es la carencia de la convivencia social lo que impulsa al mismo refugio, sino la exuberancia. La excitación, el estruendo, la ansiedad, la exterioridad, la multitud amenazan la interioridad del hombre. Le falta el silencio con su genuina palabra interior, le falta el orden, le falta la oración, le falta la paz, le falta él mismo. Para recuperar el dominio y el gozo espiritual de nosotros mismos, tenemos necesidad de  volver a asomarnos al claustro benedictino.

Y una vez recuperado el hombre para sí mismo en la vida monástica, es recuperado para la Iglesia. El monje tiene un puesto de privilegio en el Cuerpo Místico de Cristo, una función tanto más providencial y urgente como nunca.

*

Pablo VI
Discurso después de la Consagración de la Basílica de Monte Casino el día 24 de octubre de 1964.

medalla-de-san-benito-significado-compressor

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Ivone Gebara: “La jerarquía piensa que el mensaje del Evangelio es un paquete cerrado para entregar a los fieles”

Martes, 11 de julio de 2017

na21fo01Ivone Gebara, referente de la teología feminista de la liberación

“El éxito de la Iglesia todavía está en una religiosidad que se entrega para el consumo de la gente” 

(Luis Miguel Modino, corresponsal en Brasil).- Ivone Gebara es una de las principales referencias de la Teología Feminista de las últimas décadas, no sólo en el ámbito brasileño como a nivel mundial. Ella misma se define como teóloga feminista de la liberación y es consciente que esta forma de posicionarse condiciona su forma de entender el cristianismo.

Su actitud crítica ha provocado rechazo en muchos ámbitos eclesiales, muchas veces venidos de personas que no indagan en los presupuestos que están en la base de la reflexión teológica de la religiosa brasileña, quien siempre ha dejado claro de que lado se sitúa, el de los colectivos marginados dentro de la sociedad y de la propia Iglesia.

En esta entrevista, Ivone Gebara muestra su pensamiento en relación al mundo femenino dentro de la Iglesia Católica, a la que acusa de dejarse influenciar más por modelos culturales que por el propio mensaje de Jesucristo, dando a entender que las tentativas de cambios que ha querido llevar a cabo el Papa Francisco en referencia a las mujeres son actitudes que, en su opinión, no van a provocar, por ahora, ninguna novedad importante.

¿Por qué es tan difícil asumir en la Iglesia Católica una visión de la teología desde lo femenino?

La Iglesia no tiene dificultad para asumir lo femenino a partir de su modelo, o sea, a partir de su visión de las relaciones humanas y del lugar que determinó que ocupase lo femenino. En esa visión existe una prioridad casi ontológica de los hombres en relación a las mujeres, dado que son ellos la primera imagen de Dios, aquella que puede representar a Cristo.

Esta teología es todavía la teología vigente y no fue creada necesariamente por la Iglesia, sino por la cultura greco-romana que marcó la formación de la teología cristiana. Los procesos culturales son muy lentos y envuelven una complejidad de comportamientos y mociones que no siempre son sumisas a nuestras racionalizaciones.

Creo que va a tardar todavía mucho tiempo para que se lleve a cabo un cambio antropológico igualitario en el mundo y en la Iglesia.

Desde su punto de vista, ¿cuáles fueron las causas de la tentativa de someter a la mujer dentro del cristianismo y después del catolicismo a lo largo de la historia?

Creo que copiamos los modelos de otras culturas e hicimos de eses modelos la voluntad de Dios y de Jesucristo. E infelizmente la mayoría de la enseñanza de la teología todavía ministradas en los Institutos y Facultades de Teología, y también en las parroquias, se hace a partir de una visión jerárquica del ser humano, no sólo del género, sino también de las razas y clases sociales.

La Iglesia no cambia independiente del mundo. La Iglesia como institución difícilmente asumiría una postura de justicia e igualdad de género diferente a la del mundo. Hasta va a combatir al mundo creyendo que obedece a la voluntad divina. No se pregunta si de hecho hay una voluntad divina tan desigual e injusta, si de hecho esa visión no supone mantener un modelo de poder ya ultra pasado con rasgos totalitarios muy marcados.

¿Someter a la mujer no es una actitud contraria a la novedad que Jesús quiso instaurar?

Jesús no fue feminista. El feminismo es un movimiento contemporáneo. Pero en la tradición de Jesús, en el Movimiento de Jesús, encontramos una dimensión ética igualitaria en la línea de los derechos de las personas que es inspiradora de las teologías feministas de nuestro tiempo. Pero es necesario tener los ojos y los oídos abiertos para percibir eso en los Evangelios.

La llegada del Papa Francisco trajo una nueva política eclesiástica en referencia a las mujeres. ¿Piensa que es suficiente con esas nuevas actitudes o es necesario ser más radical? ¿Qué opina de la propuesta de ordenar diaconisas?

No creo que el Papa Francisco haya traído una nueva política eclesiástica en relación a las mujeres. Ha traído muchas cosas importantes, pero no en relación a las mujeres. El proyecto del diaconado femenino todavía está al “baño María”, y no creo que tenga oportunidad de salir del papel y de las reuniones en las que se discuten eternamente las mismas cosas.

El Papa rechaza la palabra feminismo, la expresión “relaciones de género”, la expresión “hermenéutica feminista” de la Biblia, patriarcalismo y otras mediaciones importantes para la teología feminista de la liberación.

Él cree que se debe hacer una teología para las mujeres, lo que es una enorme ingenuidad en relación a lo que ya hicimos en medio siglo de actividad en diferentes partes del mundo. Creo que los cambios tienen que darse en las comunidades, en los barrios, en la vida cotidiana de las personas antes de aparecer como decretos del Papa o de algún obispo.

¿Una Iglesia donde las mujeres no están en un plano de igualdad con los hombres, puede entrar en diálogo con la sociedad actual?

Creo que hay una enorme dificultad para entrar en diálogo con los problemas del mundo actual. Y esto en parte porque la Iglesia jerárquica, aquella que detenta la autoridad sobre las comunidades católicas, piensa que el mensaje del Evangelio es un paquete cerrado que ellos tienen la función de entregar a los fieles.

No abren las puertas para pensar en la herencia de Jesús para el mundo de hoy a partir de una ética plural, pero al mismo tiempo centrada en el amor y el respeto a las personas. El éxito de la Iglesia, salvo raras excepciones, todavía está en el devocionismo de masas, en los milagros, en los santuarios, o sea, en aquello que se expresa como una religiosidad que se entrega para el consumo de la gente.

No creo que esto sea muy educativo, sobre todo en los tiempos actuales. Acompaña apenas las necesidades de un pueblo huérfano de líderes y de cuidado de unos para con los otros. Un pueblo donde el hambre de paz y de salud, lleva casi necesariamente a esperar de las fuerzas sobrehumanas lo que las fuerzas de la tierra podrían ofrecer.

Infelizmente el Papa continúa creando beatos, santos y santas, tal vez hasta medio forzado por las fuerzas conservadoras que le rodean. Pero no me parece un buen camino para el crecimiento de la responsabilidad colectiva en un mundo cruel como el nuestro.

Últimamente, usted ha abordado temas relacionados con la ecoteología. ¿El cristianismo debe enfrentar esa dimensión como un aspecto fundamental de reflexión?

He trabajado algunas cuestiones de ecoteología, pero en una línea filosófica ecofeminista, a partir de la cual insisto en la interdependencia de todas las cosas. Esto exige sin duda una lectura interesante de la Biblia y un hacer teológico diferente.

Pienso que la teología actual de nuestras Iglesias apenas arregla las cosas. En otras palabras, incluye un tema de moda en una estructura teológica del pasado como si la necesaria revisión de los conceptos no fuese una necesidad.

¿La Encíclica Laudato Si’ ha ayudado en esta visión teológica? ¿A partir de ella hay mas conciencia sobre la importancia de la reflexión sobre esos aspectos?

La Encíclica Laudato Si’ me parece un documento con informaciones importantes sobre las cuestiones relativas a la ecología y especialmente a las cuestiones climáticas, pero su teología es inadecuada.

En otros términos, su teología no recoge los apelos que la propia Encíclica afirma que son realizados por el mundo actual. Hay un desnivel y un choque de discursos en el interior del propio texto.

Tenemos mucho camino a recorrer y cada día es necesario dar los pasos posibles. Leer más…

Biblia, Espiritualidad, Iglesia Católica , ,

Pareja de futbolistas emigran a Islandia para huir de la homofobia

Martes, 11 de julio de 2017

futbolistas_lesbianasBianca Sierra y Stephany Mayor son dos profesionales del fútbol que decidieron dejar la Selección Femenil Mexicana para jugar en Islandia, país donde son respetadas como pareja homosexual. 

Se conocieron en la Copa Mundial Sub-20 de Alemania 2010.

Ambas vistieron el traje de la Selección desde que en 2010 comenzaron a jugar en la categoría sub-20, pero fue un comentario del exentrenador Leonardo Cuéllar en el año 2015 el que detonó su partida del país.

Ahora las mexicanas juegan en el Thor-KA, el equipo femenil que encabeza la liga islandesa y que con su récord invicto, está cerca de lograr la clasificación a la Liga de Campeones de la UEFA en la siguiente temporada.

En un reportaje que realizó el New York Times, las futbolistas contaron que se conocieron e hicieron amigas en la Copa Mundial Sub-20 de Alemania 2010.

 Bianca Sierra es mexicana-estadounidense, el exdirector de la Selección Femenil, Leonardo Cuéllar, la descubrió cuando jugaba en su equipo escolar en California y la reclutó para la sub-20 en el 2010.

Stephany Mayor es originaria de Azcapotzalco en la Ciudad de México y tras participar en una convocatoria abierta, también fue reclutada para las selecciones juveniles.

Las futbolistas volvieron a verse en el 2013 cuando fueron llamadas a un torneo en China y allí iniciaron una relación que mantuvieron a larga distancia, pues después de las convocatorias cada una regresaba a actividades distintas. Contaron al New York Times que no escondieron su relación y que tenían el apoyo de sus compañeras de equipo y sus familias, hasta que llamaron la atención de Cuéllar.

En 2015, durante un torneo en Chipre previo a la Copa Mundial de Canadá, el entrenador convocó a todas las jugadoras para una reunión sobre las reglas del equipo. Allí el técnico dijo: “A mí no me importa si son novias o no, pero no las quiero ver ahí agarradas de la mano o haciendo desfiguros” y aunque no mencionó nombres, sólo podía referirse a la única pareja homosexual del equipo. Las jugadoras se quedaron para el Mundial, pero después les incomodó seguir bajo la dirección de Cuéllar.

Cuando Sierra quedó fuera de la convocatoria para un torneo de calificación para las olimpiadas en febrero de 2016, ella y Mayor, quien rechazó el llamado por sus diferencias con Cuéllar, buscaron nuevas oportunidades profesionales y las encontraron a siete mil kilómetros de México.

Atribuido al mal desempeño de la Selección en la Copa de Canadá, Cuéllar renunció a la dirección en el 2016. La FMF dijo no tener conocimiento del incidente con las jugadoras y sostuvo que la Federación respeta cualquier preferencia sexual. Sin embargo, Bianca y Stephany no lo vivieron así. Cuando el año pasado hicieron pública su relación al publicar una imagen en Twitter, fueron atacadas por muchos usuarios. Recibieron respuestas como: “No quiero que un par de machorras me representen. Dan asco” o “En mi barrio ya las hubiéramos quemado”.

“No pensé que le importara a tanta gente”, contó Stephany. “No estábamos haciendo nada malo y sientes tristeza y enojo que estén diciendo cosas que están fuera de lugar”.

A Bianca le sorprendió que los comentarios negativos eran en español, mientras los de apoyo estaban en inglés y recalcó que en su entorno en Estados Unidos las relaciones homosexuales son más aceptadas.

Ambas futbolistas, posiblemente las primeras atletas mexicanas abiertamente homosexuales, hoy son reconocidas por su trabajo en el campo por su entrenador y compañeras y dijeron disfrutar su vida en Islandia.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.