Archivo

Archivo para Martes, 15 de diciembre de 2020

Fragilidad

Martes, 15 de diciembre de 2020

Del blog Nova Bella:

man-male-model-person-young-people-adult-handsome-portrait

“Yo vivo con mi fragilidad:

la abrazo,

le río,

le lloro

e intento hacerla bella”

*

Silvia Perez Cruz

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad

2020, Adviento solidario

Martes, 15 de diciembre de 2020

jose-y-maria-sobre-un-burro_12_09Carmen Herrero Martínez, Fraternidad Monástica de Jerusalén
Estrasburgo (Francia).

ECLESALIA, 14/12/20.- En primer lugar, recordar lo que significa Adviento. Adviento es una palabra que viene del latín, adventus, que quiere decir “llegada solemne”. Adviento, un tiempo para vivirlo bajo el signo de encuentroentre un Dios que viene al encuentrodel hombre y el hombre que va al encuentro de Dios. Un Dios que se hace solidario con la humanidad caída y viene a levantarla, a sacarla del estado de esclavitud en el que vive, para darle la libertad, la salvación.“Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo unigénito” (Jn 3, 16). “Dios hecho materia, para que la materia sea divinizada” [1]. Y santo Tomás de Aquino dice: “Es evidente que el Hijo de Dios tomó nuestra condición y vino a nosotros no por un motivo insignificante, sino por nuestro bien. Él se vinculó a nosotros, por decirlo de esta manera, tomando un cuerpo y un alma humana y naciendo de una Virgen, para poder darnos su Divinidad. De esta manera, él se hizo hombre para que el hombre se haga Dios”.

El Adviento está marcado por la espera y esperanza que culmina en el nacimiento de Jesús. Y en este momento histórico que estamos viviendo -tan incierto y alarmante- la esperanza es una necesidad vital sino queremos perecer. Con fuerza y mucha fe hemos de gritar: ¡Maranatha, ven, Señor Jesús! Ven a salvar a tu pueblo de esta pandemia que supera su capacidad y le conduce a la desesperanza y a la pobreza extrema.

Pese a este sufrimiento real, vivamos el Adviento como un camino que vamos recorriendo, a través de las cuatro semanas litúrgicas, acompañados por la Palabra de Dios que la Iglesia nos propone. Este camino nos lleva a Belén, donde se realiza el acontecimiento central de la historia salvífica: el nacimiento del Hijo de Dios. “Cuando llegó la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley” (Gal 4,4). Benedicto XVI dice: “El acontecimiento central de nuestra fe es que Dios-Amor, ama tanto al mundo -a nuestro mundo- que le ha enviado a su Hijo, Jesucristo, este Niño, Jesús que nos nace, es el Amor de Dios encarnado [2].

A la espera y esperanza hemos de añadir la solidaridad, porque desde el momento que Dios se hace Hombre, solidario con la humanidad, todo cuanto concierne al ser humano, conciernea la Iglesia ya los cristianos. De ahí que la solidaridad sea esencial para el cristiano. Vivir un Adviento solidario quiere decir: comprometerse con los más pobres y necesitados. Entendiendo por pobres no solamente a aquellas personas que carecen de lo económico, sino a tantas personas que están sumergidas en la pobreza humana, moral y espiritual. Esta pobreza que,a numerosos hombres y mujeres, en nuestros días, les esclaviza y les impide vivir en libertad y plenitud de vida, bajo la apariencia de riqueza y poder. ¡Fuerte pobreza escondida en la opulencia!

Este año, 2020, el tema de la solidaridad tiene un coloridomuy especial y grita con urgencia un compromiso real. Un compartir con los más pobres y necesitados de la sociedad. Este año está marcado por el covid 19 que tanto sufrimiento y pérdidas humanas y económicas está causando a nivel mundial. ¿Cómo no sentirse solidarios con las familias que han perdido un ser querido en tales condiciones? ¿Y con quienes han perdido su trabajo, con aquellas personas y hogares que se ven en la pobreza absoluta?

Ser solidarios es estar al lado del necesitado, sea cual sea su situación. Sentir cierta compasión y hacer humanamente lo que podamos, cada uno desde su propia realidad. Recordemos las palabras de Jesús: “Cada vez que lo hicisteis a uno de estos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis” (Mt 25,34). El criterio del juicio final es: “Tuve hambre y me disteis de comer” (Mt 25,39s). Siendo Dios el centro de nuestra vida, el prójimo, el hermano, tiene que estar junto a Dios, no podemos separarlo. “Si alguno dice: ‘Amo a Dios’, y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve” (1 Jn 4,20). ¡No cabe separación entre Dios y el hermano! La exigencia cristiana es diáfana porque Dios se ha hecho solidario con toda la humanidad. Él nos entrega a su Hijo, a su Unigénito, asumiendo nuestra propia naturaleza para liberarnos del pecado y salvarnos. Cristo, el Hijo de Dios, ciudadano del cielo, por derecho natural, se ha hecho Hijo del Hombre en el tiempo, ciudadano de la tierra. “El cuál siendo de condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios, sino que se despojó de sí mismo tomando condición de esclavo, hecho semejante a los hombres” (Flp 2,2-27). Jesús se hace solidario con la Humanidad caída, en la mayor de las pobrezas: el pecado, la ruptura con su Creador.

¡Qué maravilla si realmente viviésemos así el Adviento, animados, de este espíritu solidario y fraterno! Sabemos que vivir como hermanos ycompartir los bienes humanos y espiritualesno es fácil, pero al menos, intentemos hacer lo “poco” que está a nuestro alcance y pidamos a Dios, nuestro Padre, que nos conceda la gracia y la audacia de amar como él nos ama,aprendiendo de él a ser solidarios con nuestros hermanos y hermanas en humanidad como Dios lo ha sido y lo sigue siendo con cada uno de sus hijose hijas.

A nosotros, los cristianos, y a todo ser humano, nos toca esforzarnos y poner ese grano de arena que ayude a formar una sociedad donde el amor de unos con otros sea posible y más en las circunstancias históricas que estamos viviendo en este Adviento 2020. Pues como dice el refrán: “Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero”. Los pequeños gestos y pequeños“pasos”, que cada uno vamos dando hacia el hermano construyen grandes caminos que convergen en el encuentro, en la alegría y la amistad fraterna. Desde esta colaboración y deseo de amarnos los unos a los otros como hermanos, hijos de un mismo Padre, y salvados por Jesucristo, estamos construyendo una sociedad más humana, más justa y solidaria; porque un mundo mejor es posible, con la ayuda de Dios y nuestra propia colaboración.

Esta pandemia, ¿nos abrirá los ojos y el corazón para mirar el pasado y evitar los errores personales y socialesdel individualismo, la arrogancia y el sálvese quien pueda?

Según voy escribiendo me viene a la mente y al corazón la imagen de María y José en el momento en el que iban buscando posada y nadie los acogió: “Para ellos no había sitio en la posada”. Nadie fue solidario con ellos.

En nuestros días, en nuestra sociedad, también hay muchas marías y josés que no encuentran sitio en la “posada”, en la sociedad; porque molestan y cambian nuestros planes… como una mujer encinta molestaba y cambiaba la organización del posadero… Lo desconocido siempre nos da miedo. María no era una mujer ordinaria pues en su seno se había encarnado el Hijo de Dios, pero el Salvador del mundo no encontró un sitio digno para nacer. Mensaje para reflexionar y llevar a la vida desde la acogida sencilla y fraterna de unos con otros y de tantos emigrantes que llaman a nuestras puertas europeas.

Si vivimos el ADVIENTO abiertos a la esperanza desde una real solidaridad la NAVIDAD será muy distinta, tanto en las familias, como en las comunidades y en la sociedad; porque donde reina la solidaridad y el amor, allí está Dios, el Emmanuel encarnado, y allí es NAVIDAD

¡FELIZ   NAVIDAD!


[1]. San Máximo el Confesor.

[2].Benedicto XVI, su primeraen la encíclica,Dios es amor”, nº 1.

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Espiritualidad ,

Alaska, más tangible y cercano

Martes, 15 de diciembre de 2020

41pUc6J4jeL._SX309_BO1,204,203,200_Un precioso libro que recomiendo vivamente.

El jesuita Bert Daelemans narra sus cuatro meses en Alaska en ‘A orillas del Yukón

Daelemans vuelca en el libro su rica experiencia personal, llena de ternura y sensibilidad, y de un profundo espíritu «santo» que lo llena todo y vemos aletear como en el evangelio

En medio del gélido paisaje de Alaska, para nosotros remoto y desconocido, aparecen personajes inolvidables, situaciones insólitas y el Amor, que se hace presente como un don que cambia la persona y las circunstancias

A orillas del Yukón. Encuentros en Alaska (Fragmenta, 2020) es una verdadera joya que te deja con ganas de más. El relato va y vuelve, como las Variaciones Goldberg que Bert Daelemans —pianista también— evoca cuando se encuentra ante su instrumento en un momento importante de su vida. Los dedos recorren las teclas en una variación cada vez más dispar, para acabar encontrando el punto de inicio, el aria primera. Daelemans ha imaginado su libro en treinta variaciones. Cada una de ellas te acerca a la verdad de una rica experiencia personal, llena de ternura y sensibilidad, y de un profundo espíritu «santo», que lo llena todo y vemos aletear como en el evangelio. El mundo de Alaska, para nosotros remoto y desconocido, se hace por momentos tangible y cercano, con personajes inolvidables y situaciones insólitas. En medio del gélido paisaje, el Amor se hace presente como un don que cambia la persona y las circunstancias.

Precediendo la narración y como perlas de verdad, las frases que figuran como exergo en cada capítulo, ayudan a una mejor comprensión de cada dosis perfecta. Al principio del libro, otro exergo, de Jorge Guillén: “Feliz el río que pasando queda”, describe el río Yukon, pero sobre todo el río de la vida, que pasa sin detenerse, pero puede dejar grandes riquezas a quien sabe atesorarlas. Como no podía ser de otra manera, al final del libro, una nueva citación, en este caso de Robert Hayden cierra magníficamente: el austero amor ha sido el maestro de quien aprendemos.

Cada capítulo, una sorpresa

Alaska-tangible-cercano_2294480567_15148116_667x375El relato es imposible de resumir. Cada uno de los treinta breves capítulos narra un episodio de la aproximación a un mundo desconocido y, al mismo tiempo, la clave para aproximarse a ella. Cada capítulo es tan diferente, dentro de la unidad de estilo y de tema, que resultan verdaderas sorpresas. Finalmente, se hace presente de diversas maneras el descubrimiento humano y cristiano fundamental: cuando te parece que quieres acoger, ves bien claro que eres acogido; cuando quieres consolar, eres consulado; cuando buscas paz y encuentras dolor, en el dolor compartido crece la paz y da fruto. Cuatro meses muy productivos, tanto para el autor como para quien lo lee ahora. Ante el féretro de Moses, en la pequeña iglesia de madera, el autor solo toda la noche con el fallecido, toca durante una hora las Variaciones Goldberg, para encontrar la paz y el silencio, un silencio del que huimos tanto como podemos y que cuesta encontrar.

No se trata exactamente de un libro de aventuras o de viajes, aunque se dibuja una aventura interior, que naturalmente no hay que hacer a la orilla del Yukón, y un viaje ofrecido a la persona que lee porque la adapte a su situación personal. No se lo pierdan!

Bert Daelemans

9349a56cd4f06c823ad7169a273980a3Nacido en Bélgica en 1976, es un personaje polifacético, formado en París, Madrid, Berkeley y Lovaina. Es doctor en Teología, pianista, ingeniero, filósofo y arquitecto. Las peripecias de una infancia en Camerún le condujeron a la Compañía de Jesús. Previamente al compromiso definitivo con la Compañía, hay dos requisitos: los Ejercicios de un mes y una experiencia pastoral, que en su caso fue de cuatro meses entre los esquimales Yup’ik, en Alaska, de que trata el libro que comentamos. Actualmente es profesor en la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Precisamente allí pronunció sus votos definitivos el pasado 8 de septiembre, después de casi veinte años de haber ingresado como jesuita. Tiene publicados seis libros, el último de los cuales es A orillas del Yukón, presentado simultáneamente, vía streaming, desde la Universidad de Comillas, desde el Instituto Cervantes de Moscú y desde la Cueva de San Ignacio en Manresa, en julio pasado.

Fuente Religión Digital

Biblioteca, Espiritualidad, General , , , ,

Bolivia reconoce por primera vez la unión de una pareja del mismo sexo

Martes, 15 de diciembre de 2020

1BEC4BF9-9F81-4004-A0F3-B188FFC452FFDavid Aruquipa y Guido Montaño, en sus perfiles de Facebook, utilizan la misma palabra para definir su situación sentimental: “casado”. Los dos son, desde este jueves, la primera unión civil de personas del mismo sexo reconocida por el Estado de Bolivia.

Bolivia ha reconocido una unión civil entre personas del mismo sexo por primera vez después de que una pareja gay llevara su batalla por el reconocimiento a los tribunales. David Aruquipa, 48, y Guido Montaño, 45, tuvieron su relación reconocida por el registro civil de Bolivia luego de una batalla legal de dos años el viernes (11 de diciembre), informa Reuters.

El matrimonio entre personas del mismo sexo aún no es legal en Bolivia y la constitución del país define el matrimonio como entre un hombre y una mujer. Mientras tanto, los esfuerzos para legalizar las asociaciones civiles se han estancado repetidamente.

La batalla legal de Aruquipa y Montaño comenzó en 2018 cuando el registro civil boliviano se negó a reconocer su unión, argumentando que el país no permitía los matrimonios entre personas del mismo sexo.

El tribunal constitucional de Bolivia dictaminó en julio que el registro civil debe reconocer su relación como unión libre. El tribunal también dictaminó que la constitución del país debe interpretarse de manera que se ajuste a las normas de derechos humanos e igualdad.

Cinco meses después de la sentencia judicial, Aruquipa y Montaño finalmente reconocieron legalmente su relación el viernes. El Servicio de Registro Cívico de Bolivia (Sereci) reconoció por primera vez la “unión libre” entre dos personas del mismo sexo en el país, tras una larga batalla legal emprendida por la pareja, según una resolución hecha pública este viernes.

El Sereci decidió “disponer el registro de la unión libre entre David Víctor Aruquipa Pérez y Guido Alvaro Montaño Durán”, de acuerdo a este documento que anula otra resolución adoptada por la misma institución en 2018. En aquel momento, el Servicio se había negado al pedido de la pareja para inscribir su unión de hecho, que suma ahora más de 11 años, según contaron ellos recientemente a la AFP.

Aruquipa, administrador de empresas de 48 años, y Montaño, un abogado de 45, emprendieron entonces una batalla legal para lograr el reconocimiento.

En su objeción, el Sereci había argumentado que las leyes bolivianas no contemplaban la unión entre personas del mismo sexo. El Servicio invocó, para ello, el artículo 63 de la Constitución de Bolivia, que señala que el matrimonio es entre una mujer y un hombre y que “las uniones libres o de hecho (…) sean mantenidas entre una mujer y un hombre sin impedimento legal, y producirán los mismos efectos que el matrimonio civil”.

La pareja acudió entonces al Tribunal Constitucional, que recordó que la Corte Interamericana de Derechos Humanos señaló en 2017 que “es obligación de estados reconocer los vínculos familiares de las personas del mismo sexo y protegerlos”.

Tras el cambio de parecer, la defensora del Pueblo (ombudsman), Nadia Cruz, celebró este viernes que el Sereci “haya determinado registrar la unión libre de los ciudadanos David Aruquipa y Guido Montaño. Este precedente fortalece el principio de igualdad ante la ley y permitirá a ésta y otras parejas del mismo sexo ejercer sus derechos sin discriminación”, añadió Cruz en un comunicado.

Fue una experiencia tortuosa, pero decidimos no rendirnos”, afirma a BBC Mundo Aruquipa, de 48 años. Y recuerda que su pareja, Guido Montaño, de 46, en los peores momentos, pensaba que se simplemente no los tomaban en serio y se burlaban de ellos al hacerlos ir y volver, una y otra vez, con un nuevo memorial o una nueva nota legal durante años. “Es un paso inicial, pero lo que nos inspira es [la meta] de transformar la ley”, dijo Aruquipa en conferencia de prensa.

Aruquipa se encontraba en una conferencia virtual en el momento que se emitió aquella resolución que entidades como Naciones Unidas calificaron como “histórica en Bolivia”. “Yo estaba moderando cuando recibí el aviso. Empecé a lagrimear y ya quedé un poco perdido en la conferencia virtual por la noticia“, cuenta.

Poco después apareció Guido, quien no lo podía creer. Y fue cuando recordaron los momentos duros que pasaron porque el Estado boliviano no les reconocía su unión civil. Aruquipa rememora, por ejemplo, cuando necesitaba una operación de emergencia y no le permitieron a su pareja autorizarla. Tuvo que aguantar un día más hasta que un familiar llegó al centro de salud a firmar. A Montaño casi le impiden un viaje a México porque en la solicitud de visa no le aceptaban la cuenta de ahorros conjunta abierta con David. “Son solo algunas historias. La discriminación la vivimos durante toda nuestra vida y como pareja también nos tocó vivir esos momentos”, concluye Aruquipa.

Organizaciones de la comunidad LGTBI destacaron también que el fallo constitucional y la nueva resolución “ponen a Bolivia en un escenario de mayor respeto a los derechos de las diversidades, de freno a la discriminación y de igualdad entre todos los habitantes de nuestro país”.

Tras el fallo de la corte en julio, José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, dijo: “Las parejas de gays y lesbianas son una parte integral del tejido social de Bolivia y merecen ser reconocidas por el Estado y sus instituciones. “Todos los registros civiles en Bolivia deberían dejar de tratarlos como ciudadanos de segunda clase y comenzar a reconocer sus sindicatos”.

Maribel Colque se reconoce como mujer, lesbiana, feminista e indígena quechua y celebra el logro de David y Guido. La activista también califica como “histórico” el reconocimiento formal de la unión de ambos, pero señala que es una de muchas batallas que quedan por ganar. “Para las poblaciones LGBTI es un gran avance. Para nosotras y nosotros, casarnos no se trata de mostrarnos socialmente, hacer una fiesta o llevar un anillo. Mucho más allá de eso, se trata de derechos básicos que siempre nos han negado, como tener con nuestras parejas un seguro social (de salud) familiar”, indica a BBC Mundo.

Colque apunta que, entre otras reivindicaciones, queda en Bolivia en disputa la aceptación legal de las familias diversas. “Es un pendiente que tenemos y estamos trabajando, pero hay muchos más”, indica. Y señala que todavía falta que se cambien las normativas para que las instituciones públicas y empresas privadas den igualdad de oportunidades a los colectivos LGBTI.

También que en el sistema educativo boliviano se elimine por completo la discriminación en el acceso para estas poblaciones. “Desde hace 20 años, por lo menos, que hemos salido a la luz para lograr estos avances. Vamos dando pasos, pero falta mucho, asegura.

La misión en Bolivia de Naciones Unidas aplaudió lo sucedido y señaló que “la agenda LGBTI+ avanza en Bolivia y con ella la inclusión, el respeto y la diversidad progresan”“Es muy importante no solamente para Guido y David ni para las parejas del mismo sexo. Es un día muy importante para la sociedad. Vamos a ser todas y todos mejores“, indicó Celia Taborga, representante del organismo internacional, en una conferencia de prensa que se dio este viernes.

Al respecto, Aruquipa señala que lo logrado puede abrir muchas puertas por la jurisprudencia que establece para futuras parejas del mismo sexo. “Por ello, además de la alegría de abrir este sendero, es una gran responsabilidad”, afirma.

Fuente Agencias

General, Historia LGTBI , , , , , , , ,

Católicos de Toledo cargan contra la nueva ley LGTBI de Castilla-La Mancha porque impide un “tratamiento médico” de la homosexualidad

Martes, 15 de diciembre de 2020

Homofobia religiosaUna vez más se constata que ser católico no significa, necesariamente, ser cristiano. Si la libertad de pensamiento, conciencia y religión atenta contra los derechos humanos, será delito de odio y, por lo tanto, punible. 

En las aportaciones al proceso público de participación del anteproyecto, un grupo de trabajo del Arzobispado de Toledo niega que la discriminación sea “generalizada” y afirma que el texto “impone ideología” y afecta “a la libertad personal”

Será falta muy grave el uso o emisión de expresiones que inciten a la violencia contra las personas trans o sus familias

Por Alicia Avilés Pozo

Consideraciones de urgencia” es el título con el que un grupo de seglares de la Diócesis de Toledo realiza sus aportaciones al anteproyecto de Ley de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI de Castilla-La Mancha, que actualmente se encuentra en proceso de participación pública. El grupo de trabajo POLIS, formado por seglares del Arzobispado para dar a conocer la doctrina social de la Iglesia, realiza en este documento una serie de reflexiones en las que critica la futura norma al considerar que su objetivo es “imponer ideología” sobre la base de cuestiones científicas “en las que no hay consenso”. De hecho, llegan a negar que la discriminación de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales sea “generalizada” y que tampoco hay “graves prejuicios” contra el colectivo. Pero sin embargo, en varias ocasiones critican que las medidas no sean concretas y al principio se manifiestan “radicalmente en contra de toda forma de discriminación y violencia”.

Su argumentación inicial se basa en que el objetivo debe ser la “protección de las personas” y no, como en su opinión intenta el anteproyecto, “inocular a nivel social una determinada visión del ser humano y controlar su paulatina imposición, afectando gravemente a la libertad personal y colectiva de quienes piensan diferente”. En varias ocasiones, repite que esta visión no se sustenta en estudios científicos “sólidos y consistentes” acerca de la naturaleza del ser humano y esgrime informes sobre acoso escolar (no detallados ni aportados) que demuestran “el bajo porcentaje de las causas relacionadas con la orientación sexual como motivo de discriminación o abuso, muy por debajo de otras como la obesidad o la inmigración”.

“No es lo mismo tratar de mitigar o prevenir el sufrimiento de personas con una identidad sentida diferente a su corporalidad, que dar por válidos y promover desde las instituciones públicas principios ideológicos que carecen de consenso en la sociedad y de respaldo científico”, alegan. Y por eso opinan que el texto no expresa las necesidades concretas de las personas que puedan estar en situación de vulnerabilidad ni ofrece medidas eficaces para prevenir tal situación. “Se limita a exponer proclamas genéricas carentes de mandatos normativos concretos, impropios de una ley”, añade.

El grupo de trabajo POLIS también critica que la futura ley se presente “como si estuviéramos ante un problema sistémico en Castilla-La Mancha” y niega que en esta región haya “graves prejuicios” hacia las personas que integran este colectivo, sino “casos concretos de discriminación por esta causa”. Es más, asegura que una ley centrada únicamente en esta materia, al fijar el foco de atención en la misma “de forma exclusiva (y excluyente)”, generará el efecto contrario al pretendido “por su exceso” y “devaluará la influencia de las acciones públicas que se están llevando a cabo con éxito para luchar contra todo tipo de discriminación y violencia”.

Conforme avanza la aportación de este colectivo de seglares cristianos, las críticas se vuelven más duras. Llegan a afirmar que algunas partes del texto son contradictorias con la propia Constitución española, con “una visión muy concreta e ideológicamente sesgada de la persona y su sexo, no basada en evidencias científicas, sino en pura ideología, que pretende imponerse a toda la sociedad”.

Posteriormente, entra en otras cuestiones de fondo. Arremete así contra el artículo del anteproyecto que regula el acogimiento temporal de personas LGTBI en situación de vulnerabilidad, pero con el mismo argumento: dice que son “generalidades, proclamaciones vagas y medidas inconcretas e inconexas, poniendo de manifiesto que la auténtica finalidad de la norma no es proteger a las personas, sino difundir una concreta ideología”.

Y de la misma manera interpreta que “materialmente se impide” ejercer el derecho al libre desarrollo de las personas respecto a su sexualidad. En este punto, los seglares consideran que la futura ley parte de que cuando una persona decida su opción sexual, “esta es inmodificable si no es para cambiar por otra opción diferente de aquella de la que realmente se corresponde con su sexo biológico”. Lo llevan más allá: afirman que “se le priva de la opción de recibir, voluntariamente, eventuales tratamientos médicos (no concreta cuáles ni para qué) o simplemente asesoramiento en este sentido”. En ello incluye a los “profesionales” (no menciona cuáles) y al “legítimo ejercicio de su profesión con esta finalidad, aunque el interesado así lo desee y la opción cuente con respaldo en estudios científicos”.

Finalmente, tampoco le parece bien a este colectivo que haya un régimen de infracciones y sanciones en la futura Ley LGTBI. Agregan así que muchas de las medidas, “leídas a la luz” de las sanciones, implican “una prohibición general de pensar de forma diferente” y que es “contraria a la libertad de pensamiento, conciencia y religión”. “Estamos ante una nueva iniciativa constructivista de la conciencia individual y de la colectividad que en muy poco ayudará a las personas que sufren violencia o discriminación por razón de su orientación sexual y únicamente generará más confusión y, por ello, sufrimiento, además de múltiples conflictos jurídicos”, vaticina y concluye.

Fuente El Diario

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Carrefour retira anuncios de la emisora estatal polaca por su espantosa homofobia

Martes, 15 de diciembre de 2020

GettyImages-1206988171-1024x683Un supermercado Carrefour en Polonia (Karol Serewis / SOPA Images / LightRocket / Getty)

El gigante minorista francés Carrefour ha retirado su nueva campaña publicitaria del sitio web del canal de televisión estatal polaco tras difundir mensajes de odio homofóbico.

Según los informes, Telewizja Polska (TVP) otorga un tiempo de transmisión desproporcionado al partido gobernante de Polonia PiS, que utiliza el canal para respaldar la narrativa anti-LGBT + del gobierno.

La emisora es conocida por su sesgo de extrema derecha y recientemente produjo un documental anti-LGBT + particularmente espantoso, Invasion, que era tan homofóbico que fue prohibido por los tribunales polacos.

Todo esto fue destacado por una usuaria francesa de Twitter, que llamó la atención de Carrefour sobre uno de sus anuncios que se mostraba junto a noticias ofensivas. Uno estaba encabezado por una cita de un arzobispo polaco que advirtió sobre una “plaga del arco iris”.

El usuario preguntó deliberadamente a la empresa si sabía que la estación de televisión estaba usando sus ingresos publicitarios para “financiar el odio anti-LGBT más repugnante”.

Carrefour actuó rápidamente y envió la respuesta: “Este contenido no refleja nuestros valores. Tras su informe, hemos detenido la campaña actual “.

La sucursal polaca de Carrefour también emitió un comunicado. “Tanto la posición de Carrefour Polska como del Grupo Carrefour en Francia son convergentes”, confirmó. “Tomamos la decisión de no publicar nuestros anuncios en contenido que no refleje los valores de tolerancia, respeto por otras personas o respeto por la diversidad. Carrefour Polska es una empresa que se adhiere a los más altos estándares con respecto a la diversidad de sus clientes, empleados y socios comerciales ”.

Si bien es poco probable que la medida afecte la ola de odio homofóbico que se extiende por Polonia, es una señal de que el creciente sentimiento anti-LGBT + del país está comenzando a encontrar resistencia internacional.

A varias regiones polacas “libres de LGBT” ya se les ha negado la financiación de la UE, y es posible que su existencia continuada amenace el estatus de Polonia en la UE después de que la Comisión Europea reveló su primera estrategia LGBT +.

Incluye planes para ampliar la lista de delitos de la UE para cubrir el discurso de odio homofóbico, garantizar que las preocupaciones LGBT + se reflejen mejor en la formulación de políticas y proponer nuevas leyes para garantizar que la paternidad entre personas del mismo sexo sea reconocida en los 27 países miembros.

Polonia, homofobia de Estado y social:

Todo esto responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.