Inicio > General, Historia LGTBI > Bolivia reconoce por primera vez la unión de una pareja del mismo sexo

Bolivia reconoce por primera vez la unión de una pareja del mismo sexo

Martes, 15 de diciembre de 2020

1BEC4BF9-9F81-4004-A0F3-B188FFC452FFDavid Aruquipa y Guido Montaño, en sus perfiles de Facebook, utilizan la misma palabra para definir su situación sentimental: “casado”. Los dos son, desde este jueves, la primera unión civil de personas del mismo sexo reconocida por el Estado de Bolivia.

Bolivia ha reconocido una unión civil entre personas del mismo sexo por primera vez después de que una pareja gay llevara su batalla por el reconocimiento a los tribunales. David Aruquipa, 48, y Guido Montaño, 45, tuvieron su relación reconocida por el registro civil de Bolivia luego de una batalla legal de dos años el viernes (11 de diciembre), informa Reuters.

El matrimonio entre personas del mismo sexo aún no es legal en Bolivia y la constitución del país define el matrimonio como entre un hombre y una mujer. Mientras tanto, los esfuerzos para legalizar las asociaciones civiles se han estancado repetidamente.

La batalla legal de Aruquipa y Montaño comenzó en 2018 cuando el registro civil boliviano se negó a reconocer su unión, argumentando que el país no permitía los matrimonios entre personas del mismo sexo.

El tribunal constitucional de Bolivia dictaminó en julio que el registro civil debe reconocer su relación como unión libre. El tribunal también dictaminó que la constitución del país debe interpretarse de manera que se ajuste a las normas de derechos humanos e igualdad.

Cinco meses después de la sentencia judicial, Aruquipa y Montaño finalmente reconocieron legalmente su relación el viernes. El Servicio de Registro Cívico de Bolivia (Sereci) reconoció por primera vez la “unión libre” entre dos personas del mismo sexo en el país, tras una larga batalla legal emprendida por la pareja, según una resolución hecha pública este viernes.

El Sereci decidió “disponer el registro de la unión libre entre David Víctor Aruquipa Pérez y Guido Alvaro Montaño Durán”, de acuerdo a este documento que anula otra resolución adoptada por la misma institución en 2018. En aquel momento, el Servicio se había negado al pedido de la pareja para inscribir su unión de hecho, que suma ahora más de 11 años, según contaron ellos recientemente a la AFP.

Aruquipa, administrador de empresas de 48 años, y Montaño, un abogado de 45, emprendieron entonces una batalla legal para lograr el reconocimiento.

En su objeción, el Sereci había argumentado que las leyes bolivianas no contemplaban la unión entre personas del mismo sexo. El Servicio invocó, para ello, el artículo 63 de la Constitución de Bolivia, que señala que el matrimonio es entre una mujer y un hombre y que “las uniones libres o de hecho (…) sean mantenidas entre una mujer y un hombre sin impedimento legal, y producirán los mismos efectos que el matrimonio civil”.

La pareja acudió entonces al Tribunal Constitucional, que recordó que la Corte Interamericana de Derechos Humanos señaló en 2017 que “es obligación de estados reconocer los vínculos familiares de las personas del mismo sexo y protegerlos”.

Tras el cambio de parecer, la defensora del Pueblo (ombudsman), Nadia Cruz, celebró este viernes que el Sereci “haya determinado registrar la unión libre de los ciudadanos David Aruquipa y Guido Montaño. Este precedente fortalece el principio de igualdad ante la ley y permitirá a ésta y otras parejas del mismo sexo ejercer sus derechos sin discriminación”, añadió Cruz en un comunicado.

Fue una experiencia tortuosa, pero decidimos no rendirnos”, afirma a BBC Mundo Aruquipa, de 48 años. Y recuerda que su pareja, Guido Montaño, de 46, en los peores momentos, pensaba que se simplemente no los tomaban en serio y se burlaban de ellos al hacerlos ir y volver, una y otra vez, con un nuevo memorial o una nueva nota legal durante años. “Es un paso inicial, pero lo que nos inspira es [la meta] de transformar la ley”, dijo Aruquipa en conferencia de prensa.

Aruquipa se encontraba en una conferencia virtual en el momento que se emitió aquella resolución que entidades como Naciones Unidas calificaron como “histórica en Bolivia”. “Yo estaba moderando cuando recibí el aviso. Empecé a lagrimear y ya quedé un poco perdido en la conferencia virtual por la noticia“, cuenta.

Poco después apareció Guido, quien no lo podía creer. Y fue cuando recordaron los momentos duros que pasaron porque el Estado boliviano no les reconocía su unión civil. Aruquipa rememora, por ejemplo, cuando necesitaba una operación de emergencia y no le permitieron a su pareja autorizarla. Tuvo que aguantar un día más hasta que un familiar llegó al centro de salud a firmar. A Montaño casi le impiden un viaje a México porque en la solicitud de visa no le aceptaban la cuenta de ahorros conjunta abierta con David. “Son solo algunas historias. La discriminación la vivimos durante toda nuestra vida y como pareja también nos tocó vivir esos momentos”, concluye Aruquipa.

Organizaciones de la comunidad LGTBI destacaron también que el fallo constitucional y la nueva resolución “ponen a Bolivia en un escenario de mayor respeto a los derechos de las diversidades, de freno a la discriminación y de igualdad entre todos los habitantes de nuestro país”.

Tras el fallo de la corte en julio, José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, dijo: “Las parejas de gays y lesbianas son una parte integral del tejido social de Bolivia y merecen ser reconocidas por el Estado y sus instituciones. “Todos los registros civiles en Bolivia deberían dejar de tratarlos como ciudadanos de segunda clase y comenzar a reconocer sus sindicatos”.

Maribel Colque se reconoce como mujer, lesbiana, feminista e indígena quechua y celebra el logro de David y Guido. La activista también califica como “histórico” el reconocimiento formal de la unión de ambos, pero señala que es una de muchas batallas que quedan por ganar. “Para las poblaciones LGBTI es un gran avance. Para nosotras y nosotros, casarnos no se trata de mostrarnos socialmente, hacer una fiesta o llevar un anillo. Mucho más allá de eso, se trata de derechos básicos que siempre nos han negado, como tener con nuestras parejas un seguro social (de salud) familiar”, indica a BBC Mundo.

Colque apunta que, entre otras reivindicaciones, queda en Bolivia en disputa la aceptación legal de las familias diversas. “Es un pendiente que tenemos y estamos trabajando, pero hay muchos más”, indica. Y señala que todavía falta que se cambien las normativas para que las instituciones públicas y empresas privadas den igualdad de oportunidades a los colectivos LGBTI.

También que en el sistema educativo boliviano se elimine por completo la discriminación en el acceso para estas poblaciones. “Desde hace 20 años, por lo menos, que hemos salido a la luz para lograr estos avances. Vamos dando pasos, pero falta mucho, asegura.

La misión en Bolivia de Naciones Unidas aplaudió lo sucedido y señaló que “la agenda LGBTI+ avanza en Bolivia y con ella la inclusión, el respeto y la diversidad progresan”“Es muy importante no solamente para Guido y David ni para las parejas del mismo sexo. Es un día muy importante para la sociedad. Vamos a ser todas y todos mejores“, indicó Celia Taborga, representante del organismo internacional, en una conferencia de prensa que se dio este viernes.

Al respecto, Aruquipa señala que lo logrado puede abrir muchas puertas por la jurisprudencia que establece para futuras parejas del mismo sexo. “Por ello, además de la alegría de abrir este sendero, es una gran responsabilidad”, afirma.

Fuente Agencias

General, Historia LGTBI , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.