Inicio > General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas > Acusan a un pastor homofóbico de Georgia con cargos de abusos a menores

Acusan a un pastor homofóbico de Georgia con cargos de abusos a menores

Martes, 30 de agosto de 2016

PastorBookingPhoto640x480Acusan de abuso infantil y abuso de menores al pastor de Georgia que dijo que las víctimas de Orlando habían recibido «lo que se merecen».

Su nombre es Kenneth Adkins, y es un pastor evangélico firmemente opuesto al avance de los derechos LGTB en los Estados Unidos. El último de sus exabruptos, un mensaje en Twitter en el que afirmaba que las víctimas de la matanza de Orlando se merecían lo que les había pasado. Ahora Adkins ha sido detenido por un presunto delito de abuso a menores.

Kenneth Adkins, el controvertido pastor de la zona del sur de Georgia, tanto por su activismo contra el colectivo LGTB como por ser asesor político en Jacksonville (Florida), se entregaba a las autoridades en la mañana del viernes, 26 de agosto, tras ser imputado con cargos de abuso infantil con agravantes y un cargo de abuso a un menor de 16 años de edad, quien habría formado parte de su congregación y del que habría sido su mentor.

Adkins ejerce como pastor de una iglesia con ramificaciones en Atlanta, Brunswick y Jacksonville (las dos primeras ciudades en Georgia, la tercera en Florida) y su actividad político-religiosa se mueve a caballo entre ambos estados. Él fue, por ejemplo, una de las personas que en su momento más virulentamente se opuso a que Jacksonville ampliase su normativa antidiscriminatoria a las personas LGTB. Intervino como panelista en uno de los foros comunitarios que tuvieron lugar en diciembre pasado, y uno de los argumentos a los que recurrió fue, cómo no, al “pánico transexual en los baños”, tan de moda entre los opuestos a los derechos LGTB En Estados Unidos: según Adkins, la extensión de la norma antidiscriminatoria facilitaría a los “predadores sexuales” acceder a víctimas en los baños públicos.

Adkins, de hecho, no dudó en promover una activa campaña en redes sociales contra el concejal Tommy Hazouri, promotor de la iniciativa, del que llegó a publicar un montaje fotográfico presentándolo como un actor porno gay. También llegó a amenazar con disfrazarse de mujer y hacer uso de baños públicos femeninos como un acto de “protesta”. Las estratagemas de Adkins y otros contrarios a la igualdad tuvieron éxito, por cierto: la propuesta de ampliar a las personas LGTB la normativa antidiscriminatoria de Jacksonville fue retirada en febrero.

Pero quizá lo más desagradable de su trayectoria LGTBfoba fue el mensaje que publico en Twitter tras la matanza homófoba de Orlando, en el que aseguraba que después de tratar a los homosexuales de Jacksonville no veía a estos como víctimas, sino como personas que “tienen lo que se merecen”. Esclavo de sus acciones y sus palabras, a sus 56 años de edad y pastor de tres congregaciones, una de ellas en Atlanta (Georgia), Atkins ha levantado ampollas en la comunidad LGTB tanto por ser un fervoroso partidario de la ley HB2, sobre la restricción del uso de los cuartos de baños a personas transexuales de Carolina del Norte, como por sus declaraciones al respecto de la matanza del club Pulse, en Orlando, de las que dijo en Twitter que «hemos pasado por tanto con esos homosexuales de Jacksonvillle que no veo a ninguno de ellos como víctimas. Los veo recibiendo lo que se merecen».

630x800-noticias-kenneth-atkins-twitterKenneth Atkins Twitter – Foto: Uso permitido

Posteriormente, tras el revuelo organizado y después de ser acusado de incitar al odio, aseguró que al escribir su texto estaba pensando en el “grupo de Jacksonville que ha convertido mi vida en un infierno, en referencia al supuesto acoso al que le habría sometido los activistas LGTB por su actuación en Jacksonville… Explicaría que su tuit no iba dirigido a las víctimas de Orlando, sino al colectivo LGTB de Jacksonville en cuanto estaban tratando de conseguir la aprobación de una ordenanza en favor de los derechos humanos en su ayuntamiento. En cualquier caso, en otras ocasiones sí se habría referido despectivamente a las víctimas de Omar Mateen cuando publicaba «Queridos gays, id a sentaros en alguna parte. Sé que todos queréis una atención especial; todos sois unos pecadores que necesitáis a Jesús. Este fue un ataque contra América». Actualmente su cuenta de Twitter es restringida.

La investigación que involucra al polémico pastor con el abuso de menores comienza el 12 de agosto, cuando Jackie Johnson, fiscal del distrito de Brunswick, solicita ayuda a la Oficina de Investigación de Georgia, cuyas indagaciones continúan centrándose en varios escenarios, incluyendo una de las iglesias de Adkins, un vehículo y el domicilio de una de las víctimas. Los hechos se remontan al año 2010, según confirma Kevin Gough, abogado de Adkins, quien contactó con la oficina del sheriff del condado de Glynn para informar de que su defendido había decidido responder voluntariamente a la orden de detención.

No es la primera vez que Adkins tiene problemas con la ley, en 2010 fue arrestado en el condado de Duvall en relación a un cheque sin fondos o falsificado, como lo había sido anteriormente por delitos similares algunos años antes. Se convertiría en ferviente defensor de la rehabilitación de exconvictos, a los que ayudaría a reconstruir sus vidas, tras pasar él mismo 10 meses en la cárcel por cargos relacionados con las drogas, como consecuencia de una seria adicción a la cocaína.

«No sé nada más sobre las acusaciones que lo que se ha informado en las noticias, pero me pone enfermo. Si se descubre que ha hecho aquello por lo que se le acusa, merece el castigo máximo que la ley permita», declaraba indignado Lenny curry, alcalde de Jacksonville. En su excéntrico periplo, Adkins ha tenido tiempo de hacerse con los mismo aliados que enemigos, caracterizándose por sus airadas respuestas, como cuando llamó «idiota» y «esclavo fugitivo» a un miembro de la Junta Escolar del condado de Glynn, además de haber llamado «acosador de niños» a un rival de campaña en reiteradas ocasiones.

Ahora Adkins ha sido detenido por un presunto delito de abuso a un menor que habría ocurrido en 2010. La esposa del pastor niega las acusaciones y está convencida de que su marido será declarado inocente. Su abogado ha llegado a insinuar incluso que Adkins es víctima de una persecución de carácter político. Se trata de un joven que según Charlotte Adkins, la esposa del pastor, “formó parte de nuestro ministerio con adolescentes”. “Ken y yo lo tratamos como familia, al igual que nuestra iglesia.  «Estamos decepcionados con lo que parece un juicio apresurado por las autoridades policiales en este caso (…). Estamos seguros de que Kenneth Adkins será declarado inocente», declara Charlotee Stormy Adkins, esposa del acusado, quien espera que tanto la fiscal del distrito como la Oficina de Investigación de Georgia se encarguen de «limpiar su buen nombre» después de haberlo mancillado en los medios de comunicación. Asimismo asegura que habían tratado al testigo que les acusa como si fuera de su familia, definiéndolo como «un joven profundamente perturbado… nuestros pensamientos y oraciones están con él, incluso ahora» ha declarado.

https://www.youtube.com/watch?v=8Jo7ldq688Y

Fuente Universogay/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.