Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Aconfesionalidad’

El Gobierno de España vuelve a abrir la puerta a la reforma de la Ley de Libertad Religiosa

Sábado, 16 de septiembre de 2017

funeral-catolico-por-las-victimas-del-17a(Jesús Bastante/Agencias).- El Gobierno está dispuesto a trabajar sobre “cualquier reforma” de la Ley de Libertad Religiosa, vigente en España desde 1980. En su respuesta a una pregunta de Unidos Podemos en el Senado, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, calificó la norma de “modelo” para muchos países de Europa y Latinoamérica.

En el trasfondo del debate, la necesidad de acabar con la “confesionalidad encubierta” del Estado, tal y como han denunciado en infinidad de ocasiones parlamentarios de todos signo. Sin embargo, dicha reforma, que en varias ocasiones estuvo a punto de consensuarse, sigue encerrada en un cajón. Y es que el fenómeno religioso en España continúa siendo centro de conflicto.

Funerales de Estado, presencia de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o corporaciones municipales en procesiones, condecoraciones a Vírgenes o patronos… son algunos de los temas a tratar, aunque el fondo de la cuestión estaría en la progresiva laicización del Estado, y en la igualdad de trato entre la confesión principal (la católica) y las minoritarias.

Así, Catalá resaltó que “cualquier reforma que ustedes consideren que es necesario llevar a cabo en nuestra Ley de Libertad Religiosa, que insisto es modelo para muchos países de nuestro entorno, nosotros estaremos encantados de trabajarla siempre desde esos principios: el articulo 16.3 y 9.2 de la Constitución, y del desarrollo de una Ley que ha dado un extraordinario aval a la puesta en marcha de una realidad sociológica de enorme riqueza cultural y religiosa en España como es la que tenemos en este momento”.

Catalá respondía de este modo al senador de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea Joan Comorera, quien preguntó si el Gobierno garantiza adecuadamente la aconfesionalidad del Estado prevista en el artículo 16.3 de la Constitución, que establece que ninguna confesión tendrá carácter estatal.

El parlamentario morado ha denunciado casos como el hecho de que en la sede central del Ministerio de Defensa la bandera ondeara a media asta durante la Semana Santa, o que se haya condecorado a una cofradía “que poco aporta a la seguridad del Estado”.

Del mismo modo Comorera ha indicado que el presidente del Gobierno y varios de los ministros juraron el cargo “ante un crucifijo”, o que “en las prisiones también priman las religiones” cuando a la sociedad civil y a las ONG se les están “cerrando las puertas”. “Es llamativo que el número de programas religiosos sea mucho más elevado que el resto de programas”, apuntó.

El senador de Unidos Podemos, además, considera que los funerales de Estado “católicos” son otra de las “asignaturas pendientes”. En su opinión, estos hechos “ponen en entre dicho la aconfesionalidad del Estado”, que “a muchos les retrotrae a la etapa franquista”.

Por su parte, el ministro de Justicia considera que el Gobierno garantiza “adecuada y plenamente” la aconfesionalidad del Estado prevista en la Constitución, y ha señalado que, desde la llegada de la democracia, España ha ratificado “todos los convenios internacionales” que garantizan el derecho fundamental de conciencia, pensamiento y religión.

En este sentido, Catalá ha defendido que “nada” dice el ordenamiento jurídico respecto a qué elementos religiosos deben estar presentes en la toma de posesión de un alto cargo. “Es la decisión individual de la persona la que hace que pueda haber un crucifijo o no”, ha explicado, para agregar que se está ejerciendo el derecho de libertad religiosa. De esta forma, el ministro ha apuntado que prohibirlo sería violentando la neutralidad. “Hay que respetar la opción individual y personal de cada ciudadano”, ha enfatizado.

Además, ha puesto de relieve que otras confesiones religiosas han firmado acuerdos y convenios con el Estado y se benefician “por tanto de algún tipo de reconocimiento”. También ha destacado que existe una Comisión asesora de libertad religiosa que permite un “sincero” diálogo interconfesional que sirve para mantener la estabilidad y resolver controversias.

En concreto, Catalá se ha referido al caso de las cofradías y ha dicho que tienen una “labor social, de beneficencia y de atención a los más necesitados” por lo que, desde su punto de vista, merecen el reconocimiento público.

Del mismo modo, el ministro señaló que la libertad religiosa está “íntimamente” relacionada con los principios de la aconfesionalidad del Estado y ha asegurado que “ninguna confesión tiene carácter Estatal”, y que la aconfesionalidad está garantizada “al máximo nivel” por el ordenamiento jurídico.

No obstante, el ministro ha defendido que el hecho religioso está presente en la sociedad española.Hay un porcentaje muy alto de ciudadanos que sí quieren ese sentimiento y es una obligación, un mandato a los poderes públicos crear y desarrollar políticas que permitan reconocer esas creencias y esos sentimientos en un contexto de aconfesionalidad, por su puesto”, ha zanjado.

Finalmente, Rafael Catalá ha abogado por “mejorar en la medida de lo posible” el marco jurídico, seguir trabajando con todas las confesiones religiosas y “hacer efectivo el respeto a la libertad religiosa que la Constitución consagra“.

Fuente Religión Digital

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Hinduísmo, Islam, Judaísmo , , , , , , ,

Felipe VI decreta que el crucifijo y la Biblia sean opcionales en la jura de cargos ante el Rey

Domingo, 13 de julio de 2014

jura-felipe-vi--644x362_560x280El nuevo magistrado del Tribunal Constitucional, Antonio Narváez Rodríguez, jura su cargo

Casa Real cambia el protocolo y ya no será obligatoria su presencia en Zarzuela

La institución argumenta que esta modificación quiere cumplir con la libertad religiosa según la Constitución

Los tiempos han cambiado, y la Corona se adapta a ellos. La Casa Real ha cambiado el protocolo y permite, a partir de ahora, que los nuevos miembros de las instituciones que juran o prometen el cargo en La Zarzuela puedan hacerlo sin una Biblia y un crucifijo delante.

Hasta ahora, los nuevos cargos tenían la opción de jurar o prometer cumplir sus obligaciones, pero no podían intervenir en la disposición de los elementos simbólicos exhibidos en el acto. Fuentes de la Casa Real arguyen que el cambio trata de cumplir con la libertad religiosa que decreta la Constitución.

El fiscal Antonio Narváez Rodríguez ha jurado hoy ante el rey Felipe VI el cargo de magistrado del Tribunal Constitucional en sustitución de Enrique López, quien volvió a su antigua plaza de magistrado tras aceptar una pena de multa de 1.440 euros y la retirada del carné de conducir por un delito contra la seguridad vial cometido por saltarse un semáforo cuando conducía su moto sin casco y bebido.

En la ceremonia, celebrada en el Salón de Audiencias del Palacio de La Zarzuela, Narváez Rodríguez ha jurado su cargo delante de un ejemplar de la Biblia, otro de la Constitución y un crucifijo, pero por vez primera la disposición de la Biblia y del crucifijo obedecía a la voluntad del nuevo alto cargo, porque se le ha ofrecido la posibilidad de elegir si quería o no que estuvieran allí mientras pronunciaba la fórmula del juramento.

 Por lo demás, la fórmula seguirá siendo la misma: “Juro (o prometo) cumplir fielmente las obligaciones del cargo de (el que corresponda en cada ocasión) con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado“.

Antonio Narváez ha jurado ante una Biblia colocada a su izquierda, abierta por el Libro de los Jueces, y ante otro de la Constitución que mostraba el artículo 159 del Título IX, referido al Tribunal Constitucional. Frente a él, en la mesa, el crucifijo que siempre se ha visto en estas ceremonias protocolarias y que en el futuro podrá desaparecer si así lo considera oportuno quien presta juramento o promesa.

 En su ceremonia de proclamación, Felipe VI prescindió de la misa posterior, como sí tuvo su padre don Juan Carlos cuando ascendió al trono. felipe VI tomó esa decisión para respetar, como jefe del Estado, la aconfesionalidad de este, según explicaron entonces fuentes de La Zarzuela. Eso sí, el Rey, que es católico, juró, y no prometió, cumplir la Constitución.

Fuente Religión Digital.

General , , , , , , , ,

Felipe VI, ¿Su Majestad Católica?

Sábado, 21 de junio de 2014

peq_coronaLos Reyes de España han estado muy vinculados a la Iglesia, sin embargo la única referencia que apareció en la proclamación del nuevo monarca fue una pequeña cruz

JUAN RUBIO | Pese a ostentar en el largo listado de títulos, y además en primer lugar, el de Su Majestad Católica, Felipe VI no tuvo en su coronación ni simbología ni ceremonia religiosas. Solo una cruz se coló en el acto.

La corona, que junto al cetro, lució en el estrado del Congreso de los Diputados, está rematada por una pequeña cruz, que aparece desde que en 1983 se adoptó oficialmente tanto el diseño de la corona como el del escudo,como símbolos del Estado.

No podía ser de otra manera. En la Constitución de 1978 se dice de forma explícita:

Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones. (Artículo 16, apartado 3)

En virtud de este artículo, la cruz fue desapareciendo de los lugares oficiales, aunque, de vez en cuando, se remuevan las cosas y salten las anécdotas. En el despacho de quien fuera presidente del Congreso, el socialista José Bono, destacaba un gran crucifijo que no parecía gustar a muchos diputados.

En otra ocasión, con motivo de un acto cultural en la catedral-mezquita de Córdoba, el Cabildo, por recomendación de la Casa Real, tuvo que retirar una cruz del lugar en el que se iban a celebrar los actos. Dos caras de una moneda.

En medio, la repetida frase de Tierno Galván al tomar posesión de su despacho en la Alcaldía de Madrid, cuando, invitado a quitar el crucifijo, dijo:

La contemplación de un hombre justo que murió por los demás no molesta a nadie. Déjenlo donde está.

El título de Majestad Católica queda como reliquia histórica. Fue concedido por Alejandro VI, el papa Borgia, en 1496 a los Reyes Católicos por su cruzada contra el islam.

reyes-catolicos-300x220Hoy, la Casa Real, en su protocolo, ofrece esta versión:

 

Hizo referencia en su momento a la concreta adscripción religiosa del monarca y a su defensa de la fe católica, aunque también denotaba, según ciertas interpretaciones, una proyección de carácter ecuménico y universalista en un momento en el que, por primera vez en la historia del mundo, un poder político –en este caso la Monarquía Hispánica– alcanzaba una dimensión global con soberanía y presencia efectiva en todos los continentes –América, Europa, Asia, África y Oceanía– y en los principales mares y océanos –Atlántico, Pacífico, Índico y Mediterráneo–.

José Luis Sampedro, experto en temas nobiliarios, refiriéndose a la jura o promesa, dice:

Ya no hay súbditos, sino ciudadanos, por lo que el rey solo tiene que hacer un juramento que consta de dos partes: respeto a la Constitución y a las leyes, y respeto a los derechos de las comunidades autónomas (…). El juramento se hace ante Dios, la promesa ante la conciencia y el honor. Cualquiera de las dos son válidas.

AF_Infantas2_SILUETA-300x200Lo que sí parece cierto, más allá de la sobria ceremonia y de la lógica ausencia de símbolos en un Estado aconfesional, es que haya algún guiño a ese título. Por lo pronto, entre las primeras visitas de los nuevos reyes, ya se ha incorporado la que realizarán al papa Francisco en los primeros días de julio. No faltarán otros gestos de cara a los católicos.

Quienes consideran una afrenta esta ausencia de ceremonia religiosa, evocando la coronación de Juan Carlos I en 1975, han de saber que, cuando el entonces príncipe, sucesor con título de rey, según las leyes vigentes entonces, juró la Ley de Principios del Movimiento de 1958, que decía:

La Nación española considera como timbre de honor el acatamiento a la Ley de Dios, según la doctrina de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, única verdadera y fe inseparable de la conciencia nacional, que inspirará su legislación.

Luego en 1975 es lo que correspondía hacer.

Eran otros tiempos

La Casa Real sondeó al entonces cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Vicente Enrique y Tarancón, sobre el formato de celebración religiosa que podría llevarse a cabo.

Ya habían hablado antes el príncipe y el cardenal con motivo del entierro de Franco, cuando un grupo de obispos intentó que al sepelio del caudillo acudiera el Episcopado en su totalidad. Se acordó que lo presidiera el cardenal primado de Toledo y unos pocos obispos, mientras que el presidente de la CEE se reservaría el acto de coronación del nuevo rey, también con pocos obispos.

El cardenal madrileño, administrador de sutilezas y equilibrios, no quiso ofrecer una imagen que pareciera la continuidad. Él mismo propuso un sencillo Te Deum, breve ceremonia de acción de gracias. Pero fue el príncipe quien, en una llamada telefónica, le pidió que se celebrara una misa solemne, y en la Iglesia de los Jerónimos.

El cardenal se puso esa misma noche manos a la obra y pidió ayuda al entonces director Vida Nueva, José Luis Martín Descalzo. Ambos sabían que se trataba de un texto histórico. Y lo fue [ver íntegro]

Hubo quienes creyeron advertir en el tono de la homilía del cardenal un aire de admonición que parecía propia de otros tiempos, diciendo que “el altar estaba dictando al trono lo que debía de hacer”. El cardenal tuvo que salir al frente de las acusaciones, no solo con la exquisitez y equilibrio del texto en sí, sino incluso contando cómo “se me olvidaron las gafas para leer de cerca y tuve que hacer un esfuerzo, retirando los folios y alzando la voz”.

Felipe VI, ¿Su Majestad Católica? [íntegro solo suscriptores]

En el nº 2899 de Vida Nueva

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Arzobispo Sistach: ‘Yo no soy un técnico para valorar si los gays son o no enfermos’.

Martes, 4 de febrero de 2014

noticias_file_foto_722275_1391437051Leemos en Ragap:

El cardenal pide “respeto” a los homosexuales

Teníamos al cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, como un hombre abierto y liberal como demostró defendiendo a la monja Teresa Forcades pero ayer nos desencantó después de ver el programa ‘El objetivo’ de la Sexta que dirige Ana Pastor. La alta jerarquía eclesiástica española vuelve a demostrar que nada va a cambiar en su estrategia: Se posicionarán en contra del proyecto de Ley Orgánica de Protección de Vida del Concebido y los Derechos de la Embarazada, en caso de que permita un supuesto de malformación, se niegan a admitir que la iglesia es machista y sólo reconocen que “hay distinciones” y pasan de puntillas por el tema de la postura eclesiástica ante los gays. Sobre la homosexualidad, Sistach midió muy bien sus palabras para no pillarse los dedos con su discurso.

Sistach cree que a que los homosexuales “se les tiene que respetar como a cualquier otra persona, aunque no ha entrado a valorar si son enfermos, como opina parte de la Iglesia. “Yo no soy un técnico”, ha dicho el cardenal arzobispo, que cree que las críticas a las parejas del mismo sexo “vienen porque se da un juicio sobre sus actuaciones concretas. La moral cristiana califica como buenas o malas determinadas cosas, pero no sólo en los homosexuales”, aseguró el arzobispo catalán.

Respecto a su audiencia con el Papa, ha revelado que abordaron distintos temas relacionados con España. “Francisco está trabajando mucho y en su labor hay letra y música. La letra irá llegando, la música es más fácil, pero está haciendo ya gestos importantes y estos gestos llevan una letra”, ha resaltado. Desde luego y, muy a pesar de la imagen aperturista del cardenal Bergoglio y los aires renovadores del Vaticano, la primera medida que tuvo para con España nombrando al homófobo cardenal Fernando Sebastián no se puede decir que haya sido muy acertado.

El único atisbo de entonar un ‘mea culpa’ de la Iglesia fue cuando Sistach aludió a la labor de la Iglesia española, pidiendo coherencia. En opinión del arzobispo: “La gente desearía que fuéramos más coherentes. Los que hablamos tenemos que ser coherentes. Los políticos hablan mucho y ¿qué aplican? Nosotros también predicamos mucho y a veces nos preguntan ¿y qué hacéis?”.

Algunas de las salidas por la tangente de Sistach fue cuando la periodista Ana Pastor le preguntó si la Iglesia Española ha especulado en la bolsa, a lo que el sacerdote dijo no tener conocimientos sobre este asunto cuando hace años se publicó que el cardenal Rouco Varela había invertido acciones en una empresa farmaceútica que fabricaba profilácticos. A eso se le llama predicar con el ejemplo.

En esta misma línea, Sistach ha afirmado que es en la dimensión más social y ética de la economía donde quizás la Iglesia “no ha dado un mensaje claro y radical”. “La economía debe de estar al servicio de las personas y no al revés”, ha añadido, recordando que el estamento eclesiástico “hace lo que puede, ayudando y denunciando las cosas que no funcionan”. Claro está que la Iglesia Católica, hasta ahora, ha dado la callada por respuesta ante los casos de desahucios que han provocado en nuestro país más de 3.500 suicidios, como ha puesto de manifiesto recientemente el Instituto Nacional de Estadística.

Por último, ha recordado que la Iglesia también ha sufrido recortes al entrar menos dinero para “las necesidades pastorales”. Además, ha destacado que su sistema de financiación respeta la libertad religiosa y la voluntad de los ciudadanos. “El 0,7% no nos da ni para pagar los sueldos de los sacerdotes, que no llegan a 1.000 euros mensuales, no les llega para vivir”, ha señalado. Posiblemente habría que preguntarle a Sistach si con un salario de 645,30 euros pueden vivir las familias españolas, sobre todo, cuando ya existe un elevado porcentaje en la que ninguno de sus miembros está empleado y cuando más del 21 % de las familias está en el umbral de la pobreza. Pero claro, estos temas no son prioritarios para la Iglesia española.

Gracias al apartado titulado ‘El Españolisto’ conocimos las siete ventajas capitales de la iglesia con el Estado Español. Las negociaciones de estos convenios se llevaron en secreto, quizá porque seguían otorgando privilegios a la iglesia que chocaban con la confesionalidad del Estado y la libertad de culto, incluidas en la Constitución que se estaba redactando paralelamente, allá por los años 70:

Dentro del programa ‘El Objetivo’ descubrimos cuánto dinero público recibe la Iglesia en España y cómo se distribuye. Hay dos canales, principalmente, de forma directa por los contribuyentes que en su declaración de la renta marcan la ‘X’ de la iglesia, pero también a través de otras vías como son las exenciones fiscales:

Podéis ver los videos, pinchando en el enlace.

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.