Archivo

Entradas Etiquetadas ‘José María Álvarez’

La Manifestación Estatal del Orgullo LGTBI 2018, con dos ministros en su cabecera y sin el PP, alza su voz por los derechos trans

Lunes, 9 de julio de 2018

derechos-trans-300x200Un año más hemos vivido la Manifestación Estatal del Orgullo LGTBI, culminación reivindicativa de la fiesta popular más multitudinaria de Madrid. Tras la inmensidad y el desbordamiento que supuso en 2017 el World Pride, este año la celebración ha recuperado un cierto sosiego, aunque la asistencia de gente fue otra vez impresionante. Este 2018 también nos ha traído un acento más activista, que este año ha tenido como protagonista a la comunidad trans, cuyos derechos han ocupado el centro del discurso, tanto entre los colectivos participantes como en el manifiesto que fue leído en la Plaza de Colón. 

Esperábamos con curiosidad ver cómo se desarrollaba este Orgullo LGTBI, el primero que se celebraba después de que en 2017 la Manifestación Estatal culminase un ciclo histórico, durante el cual una pequeña movilización reivindicativa de unos pocos miles de activistas se ha transmutado en el eje central de la principal fiesta de Madrid, con una capacidad de atracción nacional e internacional similar a la de otras grandes fiestas de España. La celebración del World Pride coincidía, en este sentido, con la conmemoración del 40 aniversario de la primera manifestación LGTBI en el Estado español, que tuvo lugar en Barcelona en 1977. Madrid superó con nota la papeleta, pero al mismo tiempo alcanzó una cota imposible de superar.

Visto lo visto ayer (es una valoración subjetiva, por supuesto) creemos que se está en el buen camino, despejados algunos de los excesos del World Pride. La fiesta está consolidada (es imposible saberlo con certeza, pero una vez más cientos de miles de personas ocuparon el centro de Madrid para participar de una forma u otra en alguna de las celebraciones), y es además una fiesta que podemos sentir 100 % nuestra. Pero también advertimos los esfuerzos por recuperar la centralidad de la reivindicación, algo por lo que se debería seguir trabajando en próximas ediciones.

La cabecera, con dos ministros del Gobierno socialista y sin el PP

La manifestación la abrían los presidentes de sus dos entidades convocantes (Uge Sangil, de  FELGTB, y Jesús Grande, de COGAM). Junto a ellos, el activista trans y vicepresidente de la FELGTB Mané Fernández. La cabecera estuvo repartida entre dos pancartas: la primera, con el lema «Conquistando la igualdad, TRANSformando la sociedad», mientras que la segunda rezaba «Ley Igualdad LGTBI y Pacto de Estado frente al VIH ¡Ya!».

ministros-en-orgullo-lgtb-2018-300x169Purificación Causapié, Fernando Grande-Marlaska, Carmen Montón y Adriana Lastra

Lo que no es subjetivo es el éxito de convocatoria del que la manifestación goza entre la clase política, que esperemos se materialice pronto en avances legislativos. Este año, tras el reciente cambio de Gobierno, dos ministros ocupaban los puestos de honor: el ministro del Interior, el abiertamente gay Fernando Grande-Marlaska, y la ministra de Sanidad, Carmen Montón (ambos, por cierto, posaron muy amablemente para dosmanzanas mientras esperaban ocupar su puesto tras la pancarta). El Ayuntamiento estaba representado por Celia Mayer, la delegada de Políticas de Género y Diversidad.

Junto a ellos, numerosos representantes de partidos políticos y organizaciones sociales. No los mencionaremos a todos, pero no podemos dejar de destacar, por parte del PSOE, a su vicesecretaria general, Adriana Lastra; Carla Antonelli (activista y diputada en la Asamblea de Madrid); Ángel Gabilondo (portavoz en la Asamblea) y Purificación Causapié (portavoz en el Ayuntamiento). Podemos estuvo representado por Lorena Ruíz-Huerta (portavoz en la Asamblea) y Sofía Castañón (diputada), aunque también se encontraba presente, en una segunda línea, el casi seguro candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid en las próximas elecciones, el también diputado Iñigo Errejón. Ciudadanos, por su parte, estuvo representado por su presidente, Albert Rivera, Begoña Villacís (portavoz en el Ayutamiento), Ignacio Aguado (portavoz en la Asamblea) y Bosco Labrado (concejal).

Dosmanzanas pudo charlar con dos de las representantes de las fuerzas políticas que han propiciado el cambio de Gobierno en España. La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, nos transmitió su esperanza de que tanto la ley de igualdad LGTBI como la reforma de la ley de identidad de género culminen pronto su tramitación parlamentaria y que coloquen de nuevo a nuestro país en vanguardia de los derechos LGTB. La portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, se mostró por su parte confiada en que la ley de igualdad LGTBI se apruebe sin cambios que desnaturalicen el trabajo que su formación llevó a cabo con los colectivos. Ruiz-Huerta también consideró «nefasta» la situación que se vive en la Comunidad de Madrid, donde la ley integral de transexualidad aprobada por la Asamblea permanece de facto bloqueada por su falta de desarrollo. «Aquí están las consecuencias: este año el Partido Popular ha sido vetado para estar en la cabecera de la manifestación por sus actitudes tránsfobas y absolutamente intolerables, al negarse a desarrollar una ley que ha sido aprobada por la voluntad popular. Pero no solamente eso: el Partido Popular ha permitido que organización tránsfobas como HazteOír hagan apología de la transfobia», nos comentó la portavoz de Podemos en la Asamblea.

También estuvieron en la cabecera Juantxo López de Uralde (Equo), Vanesa Angustias (IU) y los secretarios generales de UGT (José María Álvarez) y Comisiones Obreras (Unai Sordo). Otra persona que estuvo en la cabecera es Beatriz Becerra, elegida en las listas de UPyD y hoy eurodiputada independiente adscrita al grupo liberal europeo, que realiza, por cierto, un gran trabajo en favor de los derechos LGTBI en el Parlamento Europeo.

Este año, sin embargo, no hubo representación de la Comunidad de Madrid, como sí había ocurrido en los dos años anteriores. Los colectivos convocantes no le cursaron invitación como protesta por la falta de desarrollo de las leyes aprobadas por la Asamblea de Madrid en materia LGTB (muy especialmente la ya mencionada ley integral de transexualidad), que corren el riesgo de convertirse en papel mojado ante la falta de voluntad política de implementarlas. Tampoco se invitó a ningún representante del PP, un partido que por primera vez estuvo presente en 2017, después de comprometerse por escrito a apoyar el avance de las leyes que en materia LGTBI se encuentran pendientes de aprobación en las Cortes, un compromiso incumplido pocas semanas después.

En cualquier caso, hubo más nombres propios: todos los partidos mencionados (salvo el PP) llevaron sus propias delegaciones a la manifestación, que marcharon detras de los colectivos LGTBI. También lo hicieron partidos sin representación parlamentaria como UPyD o el PACMA.

El final en Colón, con la alcaldesa Manuela Carmena 

carmena-y-monton-en-el-orgullo-300x176Tras la cabecera, entidades LGTBI de distintas comunidades autónomas marcharon con sus propias pancartas desde Atocha hasta la Plaza de Colón. Cabe destacar, en este sentido, las numerosas referencias a los derechos trans que podían observarse entre las diferentes delegaciones, fueran o no específicamente trans. En la Plaza de Colón, por fin, tuvo lugar la lectura del manifiesto (cuyo texto completo puedes ver aquí), y que exigió, entre otros puntos, el reconocimiento y la protección de la autodeterminación del género; la modificación de ley de identidad de género para que incluya a menores de edad, a personas migrantes y para que se elimine el requisito del «diagnóstico» médico o psicológico; la urgente aprobación de la ley de igualdad LGTBI «sin más demoras, sin más excusas y respetando el espíritu que le ha imprimido el movimiento LGTBI» y la aprobación en esta legislatura de un pacto de Estado frente al VIH.

Antes de la lectura del manifiesto, tuvieron lugar dos intervenciones destacadas: la de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Ahora Madrid), y la de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, en nombre del Gobierno de Pedro Sánchez. Carmena, recibida con una estruendosa ovación, tuvo palabras de reconocimiento al colectivo LGTBI, del que reconoció que siempre está aprendiendo (su «queridísimos, queridísimas, queridísimes» quedará ya como una imagen clásica del Orgullo madrileño) y se comprometió a hacer todo lo que desde el Ayuntamiento esté en su mano para avanzar en sus derechos. También tuvo palabras de reconocimiento al sistema demócratico español, que en su opinión ha costado mucho conseguir y que animó a los asistentes a defender. Carmen Montón, por su parte, recordó al que fue su compañero de lucha en la consecución del matrimonio igualitario, Pedro Zerolo.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, que en el año 2015 acudió a la cabecera de la manifestación como secretario general del PSOE y en 2016 a la de Valencia, no estuvo presente este año, pero sí quiso dejar constancia de su apoyo mediante un tuit publicado unas horas antes:

Finalmente, las carrozas y la fiesta

Tras manifestarse a pie colectivos y entidades, llegó el turno de las carrozas, un total de 47, empezando por las fletadas por colectivos y partidos políticos y siguiendo por las comerciales, de negocios locales y de grandes compañías. Como sucediera por primera vez el año pasado, un vallado de seguridad que se fue colocando a lo largo del recorrido permitió que circularan con relativa fluidez. La fiesta se diseminaba simultáneamente a la circulación de las carrozas no solo al escenario de  Colón: también a los de Plaza del Rey, de Pedro Zerolo, de la Puerta del Sol o de Plaza de España.

Como ya hicimos el año pasado, cabe felicitar a las instituciones públicas, y muy singularmente al Ayuntamiento, por su implicación en el evento. A nivel simbólico (un año más la iluminación arcoíris del Palacio de Cibeles, Puerta de Alcalá, de la propia fuente de Cibeles o del Congreso de los Diputados generó imágenes de gran belleza) pero sobre todo organizativo. Felicitación que hacemos extensiva a todos los trabajadores que con su esfuerzo lo hacen posible: Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, servicios de limpieza municipales o trabajadores del Metro de Madrid, que prolongaron una hora su jornada de trabajo (en esta ocasión el metro permaneció abierto hasta las 02:30 de la madrugada) y que pocas horas antes habían desconvocado la huelga que legítimamente habían convocado para exigir una justa compensación.

Os dejamos con alguna de las imágenes que pudimos captar a lo largo de la manifestación. Una galería que venimos recopilando desde hace años (200720082009201020112012201320142015, 2016, 2017) y que, como siempre en el caso de dosmanzanas, se centra en la parte más reivindicativa de la manifestación. En ella podréis ver, por ejemplo, las pancartas principales de los colectivos participantes:

43273607991_569bf922d3_z

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Obervatori contra l’Homofòbia y Boti García Rodrigo, entre los galardonados con los premios Angie Simonis 2018

Lunes, 21 de mayo de 2018

premios-angie-simonis-2018Este sábado, 19 de mayo tuvo lugar en Alicante la entrega de los premios Angie Simonis, que se otorgan desde 2014 en memoria de la escritora, investigadora, activista LGTBI y feminista y presidenta del colectivo Diversitat entre 2005 y 2007, fallecida en 2013. Un galardón que se consolida como un importante reconocimiento a instituciones, entidades y personas que trabajan por la igualdad y en contra de la discriminación de las personas LGTBI de toda España. Entre los premiados este año se encuentra el Observatori contra l’Homofòbia y la activista Boti García Rodrigo.

Hay vida fuera de Madrid, también en el campo de los galardones que reconocen a personas e instituciones que en diferentes ámbitos han contribuido de forma decisiva a mejorar la situación de las personas LGTBI y a profundizar en las políticas de igualdad y lucha contra la discriminación. Buen ejemplo de ellos son los premios Angie Simonis, que entrega el colectivo Diversitat y que en ediciones anteriores han recibido, por ejemplo, Jose Luis Rodríguez Zapatero Amnistía Internacional, Gaylespol (Asociación de Policías Gais y Lesbianas) Mónica Oltra o Ulrike Lunacek.

Este año 2018 los premiados han sido:

  • El Observatori contra l’Homofòbia de Catalunya (OCH), que «ha constituido desde su creación una herramienta fundamental en la lucha contra la LGTBIfobia y la discriminación, registrando las agresiones producidas en Cataluña, prestando atención jurídica y psicológica a las personas que han sufrido algún tipo de incidente y/o delito de odio por motivos de orientación sexual y/o identidad de género. El Observatori realiza informes que exponen la situación de la LGTBIfobia y visibilizan la situación de la discriminación en Cataluña. El Observatori, además, ha sido un agente fundamental en la elaboración de la Ley 11/2004 del Parlamento de Cataluña, ley pionera en el reconocimiento de los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y personas trans. El Observatori constituye un referente para muchas entidades que, como Diversitat, trabajan los delitos de odio».
  • Jose María Álvarez (Pepe Álvarez), secretario general confederal de UGT desde 2016, que «ha dado un vuelco a la política sindical de la Unión General de Trabajadores, incorporando la igualdad entre hombres y mujeres, los principios de la lucha feminista y la dignidad de las personas LGTBI en la agenda sindical, poniendo en marcha políticas concretas de igualdad en la diversidad para la defensa de los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y trans en la propia organización e impulsando medidas para hacer visible a los y las trabajadoras LGTBI».
  • Guillermo Rodríguez, cantante de rap alicantino conocido artísticamente como Arkano, que «ha puesto la justicia social, la defensa de los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y trans, y la lucha feminista en en el centro del rap. Su música, reivindicativa y combativa, y dirigida principalmente a jóvenes, es ante todo igualitaria, y promueve valores en defensa de los derechos humanos, del feminismo y de la lucha LGTBI».
  • Daniel Moltó, periodista y coordinador de la web de El Mundo en Alicante: «Sus crónicas y artículos de corte social muestran una enorme sensibilidad con las realidades discriminadas y las minorías, tanto si se tratan de diversidad cultural, étnica, funcional como en el caso de la diversidad sexual, familiar y de género». El jurado de los premios Angie Simonis ha querido destacar «su labor profesional poniendo voz a quienes, históricamente, han sido invisibilizados en la prensa».
  • La Asociación de Familias contra la Intolerancia por Género, antes conocida como AMPGYL (Asociación de Madres y Padres de Gais, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales), «una entidad que reúne a familiares de personas LGTBI y que reivindican, desde la perspectiva de nuestras familias, derechos para las personas LGTBI». Diversitat ha querido premiar «la trayectoria de una entidad muy cercana a la nuestra y que siempre ha demostrado un enorme cariño, respeto, apoyo y solidaridad acogiendo, escuchando, apoyando y ayudando a no silenciar nuestros sentimientos».
  • Boti García Rodrigo. «Sus amplios conocimientos, experiencia y capacidad de comunicación la han convertido en un verdadero referente estatal en el que se fijan muchas y muchos activistas de todo el Estado. Su claridad en los planteamientos, su empeño, lucha, cariño y tesón conforman una personalidad que ha dejado una gran huella en la lucha por los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y personas trans en España, en momentos claves como la aprobación del matrimonio igualitario».

El premio a Boti García Rodrigo se produce en un año en el que la activista madrileña está recibiendo por fin el reconocimiento que merece, después de tanto años de lucha. Boti fue presidenta de COGAM, formó parte de la ejecutiva de la “FELG” tras su refundación en el año 2000 (cuando aún no había incorporado a su nombre ni la “B” ni la “T”), acompañando a Pedro Zerolo, y posteriormente asumió su presidencia, ya como FELGTB, entre 2012 y 2015. Tras dejar la presidencia ha sido vocal y responsable de Relaciones Institucionales hasta su reciente congreso. Este próximo lunes, por cierto, Boti García Rodrigo recibirá también de una de las Plumas 2018, el mayor galardón que otorga la FELGTB. Un homenaje que se suma, por cierto, a la reciente concesión por parte de Ayuntamiento de la Medalla de Oro de la ciudad.

El Observatori contra l’Homofòbia entregó el miércoles sus propios premios

Una de las entidades premiadas, el Observatori contra l’Homofòbia de Catalunya, había hecho entrega precisamente tres días antes, en el Ayuntamiento de Ripollet, de sus propios premios «17 de mayo», con los que reconoce la tarea, la trayectoria y las acciones encaminadas a combatir la LGTBIfobia en Cataluña. Las personas y entidades premiadas por el Observatori fueron:

  • Armand de Fluvià: «Pionero del movimiento de emancipación gay desde la última etapa de la dictadura franquista, fundó el Movimiento Español de Liberación Homosexual (MELH) en 1974. También, ha sido fundador y primer secretario del Front d’Alliberament Gai de Catalunya (FAGC) y presidente del instituto Lamba. El año 2000 recibió la Cruz de Sant Jordi y en 2008 la Medalla de Honor de Barcelona».
    Chrysallis: «La importante tarea de la asociación de familias de menores transexuales lo ha convertido actualmente en el máximo referente del movimiento transexual de los menores y sus familiares».
    Antoni García, diputado de Igualdad y Ciudadanía de la Diputación de Barcelona, que recibió el galardón en representación de toda la Diputación como «reconocimiento a la voluntad política en el apoyo a las entidades y el desarrollo de políticas LGTBI. También se quiere premiar el plan de políticas LGTBI locales que se está implementando en todos los ayuntamientos».
    Ayuntamiento de Ripollet: «Por su proactividad en las políticas LGTBI y haber instaurado el primer monumento en reconocimiento a los activistas el verano de 2017».
    Oh My Goig: «programa educativo de betevé [canal de televisión del Ayuntamiento de Barcelona] pensado para informar, sensibilizar y empoderar adolescentes (y no tan adolescentes) sobre la sexualidad».

Armand de Fluvià, recordemos, ya fue especialmente homenajeado en la edición 2017 de los Plumas y Látigos de la FELGTB, un acto en el que advirtió que «queda lo más difícil». Fluvià se mostró entonces especialmente preocupado por el hecho de los más jóvenes parezcan ignorar nuestra historia y antecedentes y no ser conscientes de todo el sufrimiento acumulado por el colectivo LGTB en décadas pasadas.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Orgullo LGTB 2016: reivindicación activista y celebración se dan la mano en la que ya es la “fiesta mayor” de la ciudad de Madrid

Martes, 5 de julio de 2016

bandera-arcoiris-cibelesMás de un millón de personas en la marcha del Orgullo en Madrid

La manifestación pidió una ley de Igualdad LGTB, ley Integral de Transexualidad, pacto por la Educación y pacto frente al VIH, el estigma y la discriminación.

La alcaldesa, Manuela Carmena, puso el colofón a la cita: “Que acaben los brotes de homofobia y la intolerancia”, manifestó.

Un año más hemos vivido un maravilloso Orgullo. La confirmación definitiva, además, de que la reivindicación de los derechos LGTB ha acabado por dar lugar a la más importante festividad de Madrid. Con todas las incomodidades que ello conlleva, sin duda, pero que quedan compensadas por la alegría que rebosa la ciudad y por el caudal de visibilidad que nos aporta. En un año, además, en el que la implicación institucional, muy singularmente del Ayuntamiento de Madrid, ha sido por fin la que merece, aunque haya todavía mucho recorrido para mejorar. Es hora de disfrutar de lo conseguido, hacer balance de aciertos y errores y planificar con tiempo el que en 2017 puede ser el mejor World Pride de los habidos hasta la fecha.

Cientos de miles de personas, más de un millón según los organizadores, se han manifestado este sábado en Madrid reclamando una igualdad real de derechos entre las personas sin importar su identidad de género y, especialmente, han pedido que la bisexualidad se haga visible.

La manifestación en favor del Orgullo LGTB 2016 dio comienzo  en la Glorieta de Atocha con numerosos políticos sujetando la pancarta que encabezó la protesta y con alrededor de un millón de asistentes que se repartieron a lo largo del Paseo del Prado.

La marcha pidió la aprobación de cuatro leyes que el colectivo LGTBI reclama para lograr una igualdad plena en la sociedad. Cerca de 30 carrozas —de partidos políticos, empresas y asociaciones sociales— han recorrido el Paseo del Prado (desde Atocha a Colón) al ritmo de canciones icónicas como A quién le importa lo que yo haga de Alaska y Dinarama.

Dos eran este año los lemas o motivos principales de reivindicación. Al igual que en 2015, “Leyes por la Igualdad Real ¡Ya!” era uno de ellos. Porque ha pasado ya otro año y a nivel legislativo el Parlamento español nada ha hecho por avanzar hacia una ley integral de transexualidad que acabe de una vez por todas con la patologización y que incluya de forma efectiva a los menores, ni por aprobar una ley de igualdad de trato y contra la discriminación, ni por conseguir un pacto de estado frente al VIH, ni por combatir el acoso LGTBfóbico en las aulas o en el mundo virtual… Pero tampoco por mejorar la situación de las personas LGTB migrantes y solicitantes de asilo, ni por recuperar el papel perdido de España como avanzadilla de los derechos LGTB en el mundo.

El otro gran campo de reivindicación era este año la visibilidad del colectivo bisexual, tantas veces despreciado, rechazado o minusvalorado incluso dentro del propio colectivo LGTB. No en vano este 2016 ha sido declarado por la FELGTB “Año de la Visibilidad Bisexual”.

28021923106_0aa0fd2ad1_kEn la pancarta de cabecera, este año repetían muchos de los representantes políticos y sociales que ya estaban el año pasado (aunque sin la presencia esta vez de “números uno” de partidos nacionales). Allí se encontraban Clara Alonso (secretaria de Comunicación de Izquierda Unida), José María Álvarez (secretario general de UGT), Carla Antonelli (activista LGTB y diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid), Javier Blanco (secretario general de USO Madrid), Purificación Causapié (portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid), Jaime Cedrún (secretario general de Comisiones Obreras de Madrid), Iñigo Errejón (secretario de Política y portavoz de Podemos en el Congreso), Ignacio Fernández Toxo (secretario general de Comisiones Obreras), Ángel Gabilondo (portavoz socialista en la Asamblea de Madrid), Ibán García (secretario de Movimientos Sociales del PSOE), Jesús Generelo (presidente de la FELGTB), Jesús Grande (presidente de COGAM), Marta Higueras (primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid), Carlos Izquierdo (consejero de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid), José Manuel López (portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid), Juancho López de Uralde (coportavoz de Equo y diputado en el Congreso), Luis Miguel López (secretario general de UGT Madrid), Rita Maestre (concejala de Ahora Madrid y portavoz del Ayuntamiento de Madrid), Ana Meluska (activista transexual), José Luis Pazos (presidente de CEAPA), Alexandra Pérez (miembro de la Junta Directiva de CESIDA), Shakira Rodrigo (representante de CEAR), Amanda Rodríguez (portavoz bisexual de la FELGTB), Begoña Villacís (portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid) y César Zafra (portavoz adjunto de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid).

27978809171_56a32a98d3_bTras la pancarta de cabecera se manifestaron las delegaciones de los diferentes colectivos y organizaciones sociales y políticas participantes (puedes ver una completa galería fotográfica más abajo) y ya cerrando marcharon las 29 carrozas, entre ellas dos del colectivo COGAM y una de Son Nuestros Hijos y las de los partidos PSOE, Podemos, Ciudadanos y Convergencia de la Izquierda. Cerraban la marcha las carrozas de las diversas empresas y negocios participantes (puedes ver aquí el listado).

Pese a la multitud congregada, la manifestación fue poco a poco avanzando. Las mejoras organizativas respecto a años anteriores eran evidentes (también el mayor número de voluntarios), lo que permitió que la pancarta de cabecera llegase sin problemas a la Plaza de Colón, donde tuvo lugar la lectura del manifiesto, que puedes leer en su integridad aquí. Por segundo año consecutivo, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, quiso estar presente en el escenario, con el consiguiente alborozo de los asistentes. Cómo no felicitarse por el contraste con la anterior alcaldesa… Hubo recuerdo, cómo no, al inolvidable Pedro Zerolo, así como a las víctimas de la masacre homófoba de Orlando y a la celebración en Madrid el año próximo del World Pride (considerado el evento LGTB internacional más importante del mundo). Se echó en falta sin embargo la presencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que excusó su presencia y estuvo representada en el escenario por el consejero de Presidencia, Ángel Garrido

dav

Cristina Cifuentes no acudió

Un año más, la manifestación ha estado marcada por la polémica.En esta ocasión, por que el PP se ha quejado del “veto” que, en su opinión, le impusieron a su partido, al no invitarle a encabezar la manifestación. Según explicó el presidente del Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (COGAM) —uno de los organizadores junto a la FELGBT—, Jesús Grande, los populares no han estado comprometidos con la defensa de sus derechos. “No vale venir, hacerse la foto y olvidarse del tema”, sentenció. Cristina Cifuentes fue invitada en calidad de presidenta de la Comunidad, pero no como presidenta de la Gestora del PP de Madrid, lo que vio “una terrible equivocación y una contradicción”. “Si se quiere dar normalidad, integración, eso no tiene sentido excluyendo a algunos”, apuntó. Por su parte, el consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Carlos Izquierdo (PP), ha explicado que la presencia de su partido en la manifestación evidencia la apuesta importante por “la tolerancia y la igualdad de oportunidades para todos” de la formación.

Pero sí, Cifuentes no quiso acudir como protesta por el hecho de que ningún representante del PP fuese invitado a portar la pancarta de la Manifestación Estatal. Una polémica que ya se vivió el año pasado y en la que creemos que la presidenta de la Comunidad de Madrid se equivoca. Su partido, el mismo que hace solo unos pocos días ponía el grito en el cielo por una exposición callejera de fotografías del Orgullo en Sevilla (por mencionar solo la polémica más reciente), debe dar aún muchos pasos para merecer estar en una posición, la de la cabecera de la Manifestación del Orgullo, que significa mucho para el colectivo LGTB. Hora es ya de que se ponga a ello.

Por lo que se refiere a la propia Cristina Cifuentes, justo es reconocerlo, ha mostrado su apoyo al Orgullo 2016 y ha colocado la bandera arcoíris en la sede de la Comunidad de Madrid en la Puerta del Sol. Respecto al papel que su partido está desempeñando en la Comunidad de Madrid en materia LGTB hay sin embargo diversidad de opiniones. Pudo haber apoyado la ley integral de transexualidad que fue aprobada por los tres grupos de la oposición (con mayoría en la Asamblea de Madrid) y que contaba con el apoyo expreso de los colectivos LGTB, pero prefirió abstenerse. Y en estos momentos, una vez aprobado en comisión el dictamen de la futura ley contra la LGTBIfobia tras conseguir los grupos de la oposición introducir todo un repertorio de enmiendas pactadas con los colectivos LGTB, está retrasando su aprobación final por el pleno de la Asamblea (como lleva denunciando estas últimas semanas Carla Antonelli). Bien parece que en esta cuestión el PP de Madrid rechaza lo que simplemente no puede controlar… Pese a todo no dejamos de reconocer la sensibilidad de Cifuentes hacia las reivindicaciones del colectivo LGTB y creemos un error que no acudiese al Orgullo. Ojalá recapacite en años venideros.

Éxito organizativo y mayor implicación institucional

Carmena_OrgulloPor lo que se refiere a la asistencia, resulta imposible hacer cálculos: fue una inmensa marea humana la que este sábado inundó todo el área central de la ciudad. Como en años anteriores se habla de cifras claramente superiores al millón de participantes. Es imposible saberlo en un evento en el que el tipo y grado de participación es múltiple. Sí que nos pareció (repetimos aquí lo que ya dijimos hace un año) que el número de personas en las calles fue superior al de años anteriores, tanto antes como durante y después de la manifestación. El hecho de que las propias fiestas del Orgullo hayan rebasado los límites de Chueca y se hayan extendido a todo el centro de Madrid (con escenarios festivos, además de en Colón, en la Puerta de Alcalá, la Plaza del Rey y la Plaza de España) tiene sin duda mucho que ver: a partir de un cierto momento de la tarde-noche manifestación reivindicativa y celebración festiva se fusionan en un magma indistinguible.

La portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha asegurado que hay que “trabajar mucho para que la ciudad de Madrid sea la ciudad de la libertad y la igualdad los 365 días del año”.

El portavoz del grupo Podemos en el Congreso de los Diputados, Iñigo Errejón, ha querido recordar la importancia de “convencer a la gente y resistir” ante la opresión que sufren estos colectivos. Por eso, ha señalado que la intención de la formación morada es desarrollar una ley contra la LGTBFobia y centrarse en espacios más opacos como “el ámbito laboral o el mundo del deporte”. Ha insistido en que siente “orgulloso” por el recorrido hecho y con ganas de seguir “construyendo” el futuro.

También estuvo presente, acompañado de un nutrido grupo de militantes, Juantxo López de Uralde, portavoz de Equo, que ha comentado en declaraciones a Cáscara amarga que “no vamos a dejar de reivindicar y celebrar la diversidad. Es importante mantener la presencia en la calle porque vivimos un año de agresiones homófobas graves en la ciudad de Madrid, a pesar de ser una ciudad con mucha libertad”.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, que sujetaba la pancarta por segunda vez, ha querido remarcar el “apoyo a la libertad de la ciudad de Madrid”. “Toca celebrar y divertirse”, ha manifestado ante los medios, recordando también los ataques homófobos que han ocurrido a lo largo del año en la capital, exigiendo “no olvidarlos”.

El presidente de la asociación COGAM, Luis M. Grande, ha declarado en favor de las víctimas de agresiones y asesinatos homófobos, denunciando los países en los que ser “gay” se castiga con la pena de muerte.

El Orgullo LGTB de Madrid es reivindicación, pero también es ya la “fiesta mayor” de la ciudad. No hay otra que la iguale. Lo decíamos ya el año pasado: a este respecto, el Ayuntamiento debe asumir la parte que le corresponde en un fenómeno que aporta millones de euros a la ciudad y le da una visibilidad internacional impresionante. Y nos alegra decir que por fin parece estar haciéndolo. A este respecto, la declaración la pasada semana del Orgullo como “bien de interés general”, a propuesta de Ahora Madrid y del PSOE y apoyada por Ciudadanos (el PP se abstuvo…) es un buen comienzo.

Por lo que se refiere a lo que pudimos constatar con nuestros propios ojos, ya en 2015 vimos avances organizativos por lo que se refiere a infraestructuras de soporte, pero este año han sido aún mayores: más amplia (o desde luego más visible) red de asistencia sanitaria, mayor número de urinarios portátiles (aunque insuficientes), una mejora importante de la movilidad (por segundo año consecutivo se habilitó una vía lateral rápida por la que ambulancias y coches de policía podían circular sin alterar la dinámica de la manifestación, y por primera vez se estableció un carril de seguridad a lo largo de la Gran Vía durante la noche)… Mejoras que no evitan ciertas inconveniencias, comunes a otras fiestas multitudinarias de España, como el gran botellón en que numerosas calles del centro se convierten ya entrada la madrugada o la gran cantidad de residuos que se generan. Se impone, y también nos repetimos en esto, una reflexión calmada sobre el giro que debería ir adoptando la programación de ocio vinculada al Orgullo para intentar reconducir esta situación. Seamos en cualquier caso realistas, y no olvidemos que el hecho de que la mayor fiesta de la ciudad provenga de una reivindicación de derechos y no de una conmemoración religiosa (por muy respetables que sean estas para muchos ciudadanos) es digno de orgullo. Nunca mejor dicho…

78527749001_5019473835001_5019476894001-vsPor lo que se refiere a lo gestual, resulta imposible recoger todo lo que se ha podido ver estos días en Madrid. Banderas arcoíris en Ayuntamiento, Juntas de Distrito, Comunidad de Madrid, monumentos de la ciudad (nos imaginamos la rabia que debieron sentir muchos enemigos de la libertad al ver iluminado de arcoíris el franquista “arco de la victoria” por decisión de la Junta Municipal de Moncloa-Aravaca), pasos de peatones… Pero sin duda la imagen de la semana ha sido la de la fachada del Congreso de los Diputados iluminada con los colores del arcoíris. Ojalá que esa imagen sea premonitoria de los avances que en materia LGTB se aprueben en su interior en esta próxima legislatura (numéricamente, ya lo decíamos esta semana pasada, es posible, si hay voluntad…)

Reportaje audiovisual…

Por segundo año consecutivo hemos elaborado nuestro propio reportaje audiovisual sobre la Manifestación Estatal del Orgullo 2016. Este año contamos con declaraciones de Carla Antonelli, Iñigo Errejón (sin duda la estrella de la pancarta por lo que a atención mediática se refiere), Ángel Gabilondo, Begoña Villacís, Juancho López de Uralde y nuestra Boti García Rodrigo. Damos gracias a todos ellos por su amabilidad y disposición a atender a nuestro micrófono bajo el sofocante calor. También hay un resumen de lo sucedido en el escenario, lectura de manifiesto e intervención de Manuela Carmena incluida. ¡Esperamos que os guste!

Galería de fotos

Finalmente, como en años anteriores (20072008200920102011201220132014 y 2015) insertamos una galería fotográfica de lo acontecido este sábado en Madrid, como siempre en el caso de dosmanzans con especial atención a la parte más reivindicativa de la manifestación. Intentamos recoger en ella instantáneas de todos los colectivos participantes, aunque pedimos disculpas si se nos escapó alguno. Puedes acceder a ella pinchando aquí.

Fuente Dosmanzanas/Cáscara Amarga

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Muere la escritora catalana Ana Maria Moix

Lunes, 3 de marzo de 2014

b715b941232b5c6f1e3ffa1079b1d8d8La escritora barcelonesa Ana María Moix (Efe)

Además de hermana del inmenso y contradictorio Terence Moix, Ana Maria Moix fue un nombre propio en las letras catalanas y en las letras en femenino. Su primera novela, Julia, aparece llena de claves lésbicas. Moix fue además poeta y traductora.

De vasta cultura y compromiso político en los años de la transición, Ana María Moix ha muerto víctima de un cáncer a los 66 años. Con ella se va una de las voces más cultas e interesantes del siglo pasado. Muchos la recuerdan por ser la hermana de Terenci Moix, otros por ser la poeta más joven de la ‘Gauche Divine’, nosotros la recordaremos por su aportación a la literatura lésbica.

 Ana María Moix no fue una autora abiertamente lesbiana como Esther Tusquets, pero muchas de sus novelas y poesías abordan el tema de la diversidad sexual o la amistad íntima entre mujeres.Ana María Moix publicó en 1970 ‘Julia’ una novela en la que la protagonista, Julia, tiene una relación muy estrecha con Eva, su profesora de literatura en la universidad. El lesbianismo en la novela se narra en los silencios y las ausencias. Eva representa para Julia un modelo intelectual, una madre, una amiga y la amante que Julia desea.

 Eran otros tiempos en los que el todo quedaba implícito y no se hablaba de temas como la homosexualidad, pero ciertamente ‘Julia’ sentó las bases para que años después pudieran aparecer otras novelas claramente lésbicas, como fue ‘El mismo mar de todos los veranos’ de Esther Tusquets en 1978. En su faceta de editora, Ana María Moix también colaboró a que se publicaran algunos libros lésbicos como fue ‘Miamor.doc’ de Concha García.

Y cuenta El Confidencial:

“Mi familia pertenece al repelente rango de la pequeña burguesía catalana”. Palabra de Ana María Moix que escribía a Rosa Chacel (1898-1994) en el exilio, en noviembre de 1965. La escritora barcelonesa, de descendencia burguesa, ha fallecido la noche del viernes 28 de febrero, a los 66 años de edad. Hizo de la literatura un viaje en busca de sí misma, en un mundo de héroes masculinos, con un trayecto en el que peleó contra unas relaciones familiares nada fáciles.

La hermana de Terenci Moix (1942-2003) era aquella Julia (1970), una novela en la que narró una noche de insomnio en que revela la vida oprimida de una mujer que abandona la adolescencia, pero que no es capaz de contener el tormento de su infancia. Su narrativa, su poesía, su ensayo y sus artículos eran auténticos, tiernos, desoladores y crueles.

El destierro familiar de Julia, abocada a la soledad, dibuja al personaje como una mujer triste, solitaria, generosa y rebelde, es el perfecto retrato de Ana María, cuya vida cosió a miles de nombres. Porque ella siempre estaba allí, era una incorregible tímida que no se perdía ni una. Pero dos por encima del resto: Ana María Matute, con quien comparte tantas cosas que se prestaban hasta las iniciales de sus nombres y primer apellido, y Pere Gimferrer, su otro mentor, de quien aprendió que para escribir bien debía leer literatura extranjera y clásica. “Español, sólo a Matute”, recordaba la autora que le decía el poeta y editor.

recuperadas-en-un-solo-volumen-dos-novelas-negras-de-juventud-de-terenci-moixCon Boris Izaguirre presentando las novelas reunidas de Terenci Moix.

Después también están los Bécquer y Azorín, los Barral y Gil de Biedma, y desde luego Esther Tusquets, con quien publicó en Lumen Julia. Moix era autora catalana que escribía en castellano y catalán, y con su muerte muere una parte de Barcelona. Aquella ciudad de madres de familia de la alta burguesía y padres de familia intelectual con pasado anarquista.

Narrativa sentimental y autobiográfica

Fue gracias a la selección, en 1970, de Josep María Castellet (1926-2014), fallecido hace dos meses, responsable de la antología Nueve Novísimos poetas españoles, que se dio a conocer la labor para la que estaba llamada. En aquella colección aparecían tres sénior, Manuel Vázquez Montalbán, Antonio Martínez Sarrión y José María Álvarez; y los seis jóvenes –nacidos entre 1944 y 1948- Félix de Azúa, Pere Gimferrer, Vicente Molina Foix, Guillermo Carnero, Leopoldo María Panero y la única mujer de todos, Ana María Moix. Ellos eran los llamados a renovar el panorama poético y a acabar con la lírica social, realista y comprometida que se había impuesto con trabajo durante la primera posguerra española.

Sin embargo, a pesar de su éxito como poeta, en sus inicios Moix trabajó la narrativa, con libros como El gran King, Walter, ¿por qué te fuiste? y el citado Julia. Había publicado ya los poemarios Baladas del dulce Jim y Call me Stone. Pronto llegaría también No time for flowers. Y un volumen de cuentos, Ese chico pelirrojo a quien veo cada día.

Los setenta fueron sus años, era la esperanza blanca, de quien se decía que su poesía era “irónica y melancólica, tierna y sarcástica, maravillosa y revulsiva, que irritará sin duda a muchos y desconcertará a otros”. Entre aquellas intensas y traumáticas primeras novelas, sutiles y acertadas, y la desmitificadora biografía novelada sobre la emperatriz Sissi, Vals Negro (1994), un incomprensible silencio roto esporádicamente.

Atípica y combativa

Muchos años más tarde, podemos atrevernos a incluirla en el Olimpo de las narradoras españolas del siglo XX, en el que están Rosa Chacel, Carmen Laforet, Carmen Martín Gaite, Ana María Matute, Josefina Aldecoa, Clara Janés, Soledad Puértolas, Almudena Grandes.

Ana María se desangraba, como cualquier vecino y escritor, por las heridas de la nación, la política interior y exterior, la distancia entre generaciones, el género y la sexualidad. Era una mujer entre dos generaciones, que vivió la dictadura franquista tardío, pero experimentó la rebeldía y el cambio que llegaba desde el extranjero.

También será recordada como mujer militante del movimiento feminista. Muy combativa en todos los sentidos. Por ejemplo, Manifiesto personal (2011) es una visión muy personal de la crisis actual, en el que ella prefería no ceñirse ni al ensayo, ni al reportaje, ni al estudio sociológico. Menos reivindicativa, pero de tiento melancólico, el ensayo 24 horas con la Gauche Divine (2002), en el que desvela con sarcasmo sus vivencias personales. Fue una escritora atípica, también como editora al frente de Bruguera hasta su cierre.

 

 

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.