Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Jorge Fernández’

“No me pueden despedir así. Mi hoja de servicios a la Iglesia merece otra cosa”

Martes, 5 de agosto de 2014

1352461232696Rouco Varela detallednLa última jugada de Rouco

(José Manuel Vidal,  Religión Digital).-

Indignado e incómodo, el cardenal Rouco Varela no daba crédito a lo que estaba pasando. En su fuero interno pensaba: “No me pueden despedir así. Mi hoja de servicios a la Iglesia merece otra cosa. Tuvo que hacer gala de todo su autocontrol ante el Nuncio, aunque en su mente martilleaba sin cesar una idea: Roma estaba cometiendo una gran injusticia con él. En el fondo y en la forma.

Un sudor frío comenzó a recorrer su frente. Y eso que la tarde del 26 de julio hacía un calor de muerte en la calle Pío XII de Madrid, sede de la Nunciatura de la Santa Sede. En el interior del despacho del Nuncio Fratini, sin embargo, el ambiente era apacible. Los gruesos muros del palacete no dejan pasar el calor y el jardín que lo rodea lo mantiene fresco incluso en el fragor del verano madrileño.

Rouco no acababa de creérselo. Y, además, se sentía humillado. El día 25 había estado en Compostela, presenciando en primera fila, como eclesiástico de mayor rango, la primera ofrenda del nuevo Rey, Felipe VI, al Apóstol. Allí, todo el mundo sabía que estaba de salida, pero seguía conservando su aura de poder. En todos los corrillos clericales compostelanos se hablaba de él y de su “secreto” para permanecer en el puesto de arzobispo de Madrid tres años después de haber cumplido los 75 y con un Papa que no es de su cuerda.

Agasajado cordialmente por unos, temido por otros, el cardenal se fue esa misma noche con su sobrino, monseñor Carrasco Rouco, a pernoctar al obispado de Lugo. Y allí recibió, al día siguiente, la llamada del Nuncio de Su Santidad:Eminencia, tengo que verlo mañana sin falta en la sede de Nunciatura. Tengo que darle una noticia en persona”. Ni Rouco preguntó de qué se trataba ni el Nuncio se lo adelantó.

Durante el viaje de Lugo a Madrid no paró de darle vueltas a la llamada del Nuncio. ¿Qué cosa tan importante tendría que comunicarle monseñor Fratini, para hacerle regresar a Madrid a toda prisa? Y repasó asuntos eclesiásticos graves. Podía ser algún caso de pederastia apunto de estallar. O el traslado urgente de algún obispo. O que el representante papal quisiese saber su opinión sobre el caso Pujol. O que Roma quisiese conocer su parecer sobre el sucesor del cardenal Sistach en Barcelona. O que hubiesen llegado al Vaticano rumores sobre el calamitoso estado de las cuentas del arzobispado de Madrid…

Ni por asomo se puso en la tesitura de que el Nuncio le fuese a comunicar que el Papa aceptaba su renuncia. Primero, porque no suele ser el procedimiento habitual. Normalmente, cuando un cardenalazo pasa a la reserva, Roma le comunica con mucha antelación el día en que se va a hacer pública la aceptación de su renuncia, así como el nombre de su sucesor. Esa era la praxis, al menos hasta ahora. Pero ya se sabe que, con Francisco, las cosas han cambiado tanto en tan poco tiempo…

cardenal-Rouco-Varela-manifestacion-matrimonio_EDIIMA20130311_0230_4Y como no se lo esperaba, salió de Nunciatura todavía más dolido. Como un basilisco. Y así sigue: tremendamente herido y enfadado con el mundo. Los que le han visto estos días aseguran que “casi llora por las esquinas” y que, en privado, no hace más que lamentarse. Repite al que quiere oírle casi lo mismo que le dijo al Nuncio: Con lo bien que estoy de salud, puedo seguir. Hace una semana que estuve en Roma y nadie me dijo nada. Y, ahora, me lo sueltan a través del Nuncio. Con Benedicto XVI no habría pasado”.

En su entorno, que cada vez presenta más grietas, aseguran que “cuando se lo dijo el Nuncio, se pilló un rebote monumental y, ahora, está afectadísimo. No quiere irse. No acepta la idea de tener que dejar el cargo y pasar a ser emérito“. Su enfado es tal que, a algunos llegó a decirles que, venga quien venga, él se va a quedar en Madrid. Más aún, amenaza con permanecer en el propio palacio de San Justo, residencia de los arzobispos madrileños: “Haremos un piso abajo para el que venga y yo me quedaré arriba, en mi casa de siempre”.

Para demostrar que está en buena forma y que la archidiócesis sigue funcionando a pleno rendimiento, el cardenal ha llenado de grandes actos su agenda hasta octubre: el 6 de agosto preside, en Compostela, la conmemoración del 25 aniversario de la JMJ de 1989; del 18 al 21 de septiembre Madrid acoge las II Jornadas Sociales Católicas Europeas; el 27 de septiembre la beatificación de monseñor Álvaro del Portillo, sucesor de Escrivá de Balaguer al frente del Opus Dei; y hasta tiene programado ya para el día 7 de octubre el comienzo de la visita pastoral a la vicaría V de la diócesis madrileña.

Pero no por ésas. De ahí que su indignación se acreciente, cuando se para a pensar en la forma en que le comunicaron la aceptación de la renuncia: haciéndolo regresar a toda prisa de su tierra y por boca de un hombre que, hasta ahora, había sido una especie de subalterno para él. El emperador humillado. El vicepapa español despedido por un simple nuncio, al que siempre tuvo controlado y mantuvo sin mando real en el episcopado.

Hombre de poder, acostumbrado a dirigir los hilos de la política eclesiástica española durante más de dos décadas, Rouco se siente, por vez primera, impotente y sin apenas capacidad de maniobra. Pero fiel a sí mismo, no ha parado de buscar explicaciones a la llamada del Nuncio. De entrada, está tan enfadado con monseñor Fratini que hasta le echa la culpa de que el Papa le haya aceptado la renuncia así, de repente y sin previo aviso.

Por otra parte, su indignación subió de tono, cuando la noticia se filtró a los medios y el miércoles 30 de julio, tan sólo tres días después de que se lo comunicase el Nuncio, el diario La Razón publicaba el siguiente titular: El Papa acepta la renuncia de Rouco Varela al frente de Madrid.

Le dolía especialmente que fuese ese diario, por ser el periódico “de cabecera” del cardenal Cañizares, su eventual sucesor. En su entorno más próximo se apresuraron a atribuir al prefecto del Culto la maniobra de la filtración de la noticia. Para quemarlo como eventual sucesor. Pero Rouco no terminó de creérselo. Conoce muy bien al ministro de la liturgia del Papa (desde los tiempos en que eran íntimos amigos) y sabe que no maneja los tiempos ni los medios ni quiere echar más leña al fuego de la sucesión. Le basta con esperar desde la distancia romana. Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Archivan sin diligencia probatoria alguna el suicidio de una adolescente bisexual que sufrió acoso escolar.

Viernes, 28 de marzo de 2014

A2-61114028.jpgMontserrat Magnien, madre de Carla, con un retrato de su hija. El Mundo, Carlos García Pozo

La Fiscalía de menores de Oviedo ha sobreseído el caso del suicidio de Carla Díaz, una adolescente de 14 años que en abril de 2013 se quitó la vida tras ser víctima de acoso, entre otros motivos, por su orientación bisexual. Carla estudiaba en el colegio Santo Ángel de la Guarda, un centro católico concertado. El colectivo LGTB asturiano XEGA ha considerado “inaudito” que se archive el caso sin diligencia probatoria alguna, lo que impide a la madre de Carla, Montserrat Magnien, ejercer la acusación particular y la priva de su derecho a que se investigue lo sucedido en profundidad.

El colectivo asturiano ha emitido un comunicado en el que muestra su apoyo incondicional a la familia de Carla y a sus abogados, Luis Manuel Fernández y Leticia de la Hoz, que con la colaboración de la Asociación Contra el Acoso Escolar solicitarán la reapertura de la causa. “XEGA exige que las autoridades educativas de Asturias indaguen también este caso, por si el centro educativo ha cometido algún tipo de actuación no conforme a la ley, y en todo caso, espera que este lamentable hecho reafirme a la Consejería de Educación en su compromiso con la erradicación de cualquier forma de acoso escolar y muy en especial el que se basa en la orientación sexual o identidad de género de los menores acosados”, añade la nota.

Carla Díaz, que presentaba estrabismo y que había hecho pública su condición de bisexual, se suicidó el 11 de abril de 2013 saltando desde un acantilado de Gijón después de ser acosada en su colegio. Según explica el diario El Mundo, agentes policiales recogieron en su momento el testimonio de una de sus compañeras según la cual “a raíz de hacerse pública su condición de bisexual (…) comenzaron a meterse con ella, llegando a insultarla con frases tipo: bollera, virola [bizca] y otras frases similares, e incluso en una ocasión le arrojaron agua procedente de los baños. (…) Ella no entendía por qué estas personas se metían con ella si nunca les había hecho nada”.

Los indicios de acoso parecen claros

El Mundo ha tenido acceso al atestado policial, a los testimonios de las menores en comisaría, a documentos internos del colegio Santo Ángel de la Guarda y a algunos de los mensajes que se intercambiaron las compañeras de Carla en las redes sociales tras su muerte. Si algo parece desprenderse de toda esta documentación son los indicios de que Carla Díaz sufrió un brutal acoso. O al menos esa es la percepción que tenían parte de sus compañeras. “Carla se suicidó por tu culpa”, “todo el SAG [el colegio Santo Ángel de la Guarda] se metía con ella” o “Yo sí, me metí con ella, le pegué, nos pegamos, pero, y? fui la única persona acaso? Creo que no, eh, hay mucha gente más que ahora no da la cara, que hizo lo mismo, incluso peor que yo”, son algunos de los comentarios recogidos. Es más, según ha explicado la abogada Leticia de la Hoz a La Nueva España, “en este caso se da una circunstancia que no se suele dar en otros y es que tenemos varias actas de reuniones de la madre con la tutora del centro en las que por escrito se habla de acoso escolar. Le ponen nombre al problema y ese documento nos parece fundamental a la hora de razonar nuestra nueva denuncia”.

Carla, de hecho, ya había comenzado a autolesionarse haciéndose cortes en las muñecas meses antes de quitarse la vida. “A partir de los cortes no la dejábamos un minuto sola, la llevábamos al colegio y la íbamos a buscar. Empezó a saltarse clases, a bajar el rendimiento. Sabía que pasaba algo en clase, pero no sabía el qué. Luego supe lo que fueron esos dos años para ella: la insultaron, le hicieron daño, la persiguieron, vi un vídeo en el que aparecen unas crías riéndose diciendo que le pegaban porque les salía de los cojones. Crearon un muñeco virtual muy feo, bizco, y le pusieron de nombre Carla, el monito Carla… Es muy duro saber que estaba pasando esto y nadie hizo nada”, explica su madre.

“Hicieron con Carla lo mismo que con Jokin. La obligaron a matarse. Es terrible”, ha declarado Encarna García, presidenta de la Asociación Contra el Acoso Escolar, que se plantea la posibilidad de denunciar por prevaricación al fiscal de menores de Oviedo, Jorge Fernández. Encarna García se refiere al antecedente de Jokin Ceberio, el adolescente vasco de 14 años que se suicidó en 2004 tras sufrir acoso y cuyo caso recibió gran atención mediática.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.