Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Isabel Bonig’

El PP no quiso sumarse al resto de grupos del Parlamento catalán en su rechazo a la campaña de HazteOír contra los niños y niñas trans

Jueves, 16 de marzo de 2017

1335984403181pp-catala-senyeradnLa sensibilidad del Partido Popular frente a la transfobia va por barrios, o mejor dicho por comunidades autónomas… Mientras en Madrid el grupo parlamentario popular en la Asamblea de Madrid se sumaba al resto de grupos para condenar la campaña contra los niños y niñas transexuales del colectivo HazteOír, sus compañeros catalanes han rechazado hacer lo mismo en el Parlament de Catalunya.

El pasado jueves, antes incluso de que cundiera la alarma social tras las últimas agresiones homófobas ocurridas en Cataluña estos últimos días, el Parlamento catalán votaba una moción del Partit del Socialistes de Catalunya (PSC) que exigía el despliegue efectivo de la ley catalana contra la LGTBfobia. Ante la campaña del colectivo ultraconservador HazteOír negando la existencia de la realidad transexual infantil, que había sido noticia los días anteriores, la moción incluyó un último punto. “El Parlamento condena la campaña de la entidad ultracatólica HazteOír con mensajes transfóbicos y se compromete a condenar explícitamente los actos contra las personas LGTBI que puedan tener lugar en el futuro”, rezaba literalmente el punto 13º de la moción.

La condena fue aprobada por 122 votos a favor (de Junts Pel Sí, Ciutadans, PSC, Catalunya Sí que es Pot y la Candidatura d’Unitat Popular) y 9 abstenciones (de 9 de los 11 diputados con los que cuenta el Partido Popular en el Parlamento catalán).

Una posición, la de los populares catalanes, que contrasta con la que ese mismo día mantenían sus compañeros madrileños, que sí se sumaban al resto de grupos de la Asamblea de Madrid para condenar la campaña de HazteOír y pedir que se le retire la condición de entidad de utilidad pública que le concedió en 2013 el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y que ha permitido al grupo ultraconservador aprovecharse de las considerables ventajas fiscales para sus donantes y así financiar sus actividades. Parece que los populares catalanes, en este sentido, han preferido alinearse con las voces que desde ese partido han surgido a favor de “respetar todas las posiciones”, como la de la presidenta del partido en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig.

El PP catalán, poco amigo de las medidas contra la LGTBfobia

Lo cierto es que pese a lo decepcionante de la postura popular, esta no nos parece especialmente sorprendente. Los populares catalanes nunca han destacado precisamente por su entusiasmo en favor de las medidas contra la LGTBfobia. Hace solo unas semanas los populares catalanes eran también los únicos que no quisieron estampar su firma en un escrito de los portavoces de todos los grupos políticos en la Comisión de Igualdad de la cámara catalana que mostraba el rechazo a la organización de una charla homófoba por parte del arzobispado de Barcelona.

El PP catalán también rechazó en 2014 la ley contra la LGTBfobia, a cuyo proceso de aprobación se opuso con uñas y dientes (llegando a retrasarla más de dos meses al recurrirla ante el Consejo de Garantías Estatutarias, que finalmente le dio su visto bueno).

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

La presidenta del PP valenciano, partidaria de dejar circular al autobús de HazteOír cubierto de mensajes tránsfobos… y los obispos evitan contestar sobre el polémico bus tránsfobo de Hazte Oir

Viernes, 3 de marzo de 2017

isabel-bonigLa Presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, pide “respeto y libertad” para que el bus tránsfobo de HazteOir pueda circular por España y “expresar su opinión”.

Empiezan a hacerse notar los primeros apoyos políticos a HazteOír, la organización ultraconservadora que ha promovido una campaña de promoción del odio tránsfobo. La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, se ha desmarcado de la que parecía posición unánime de su partido contra la campaña, simbolizada de forma muy particular en la figura de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Bonig ha reclamado “libertad” para que el autobús de HazteOír, cubierto de mensajes que niegan el derecho de los menores trans a la libre expresión de su identidad de género, pueda circular libremente.

El autobús de HazteOír permanece por el momento retenido en Madrid por orden de la Fiscalía. Una orden emitida después de que en la tarde del martes el Ayuntamiento de la capital lo inmovilizase por incumplimiento de la normativa municipal. En concreto, el Fiscal Superior de la Comunidad de Madrid, Jesús Caballero, ordenaba la apertura de diligencias para investigar si la campaña puede incurrir en un posible delito de odio y remitía un escrito a la Sección de Delitos de Odio de la Fiscalía Provincial, que ha pedido al juez inmovilizar el vehículo en tanto “no se retiren los mensajes discriminatorios que exhibe”.

No está de más recordar en este punto que el artículo 510 del Código Penal español considera delito lesonar la dignidad de las personas “mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito de alguno de los grupos a que se refiere el apartado anterior, o de una parte de los mismos, o de cualquier persona determinada por razón de su pertenencia a ellos por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad”.

No todos parecen estar de acuerdo, sin embargo, con el hecho de que se inmovilice un autobús con mensajes ofensivos hacia los menores transexuales. Es el caso de la presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, que considera que hay que respetar “todas las posiciones”. “Hay que dejar libertad. En este país estamos muy acostumbrados a atacarnos unos a otros”, ha declarado la dirigente popular, partidaria de dejar circular al autobús de HazteOír en base, a su juicio, a la libertad religiosa, de expresión y de pensamiento que reconoce la Constitución. “Igual que unos defienden una postura, hay que respetar también el derecho de los demás a ser escuchados en libertad”, ha insistido Bonig, colocando con sus palabras en el mismo plano a los menores transexuales y a sus familias y a quienes les niegan su misma existencia: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vagina. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer seguirás siéndolo”, luce el autobús fletado por HazteOír.

“Que decidan los tribunales, pero hay que respetar todas las opiniones y ocuparse también de lo que le preocupa a la gente”, ha añadido Bonig. Parece, a tenor de sus declaraciones, que la líder de los populares valencianos no considera que la realidad de los menores trans, a los que la actual legislación estatal no reconoce expresamente derecho alguno, sea un asunto del que merezca la pena preocuparse.

Se da la circunstancia de que si el autobús de HazteOír no permaneciese inmovilizado en Madrid hubiese llegado ya a Valencia, ciudad que tenía previsto recorrer los días 1 y 2 de marzo.

Hay que tener narices para venir a hablar de respeto a las ideas y principios de otras personas cuando esas ideas y esos principios son pura apología de la transfobia. Evidentemente puede uno imaginar cuál sería el argumento a utilizar contra esta tontería, el mismo que la concejala de Protección Ciudadana de Valencia, Anaïs Menguzzato, le ha hecho llegar vía tweet:

Isabel Bonig, particularmente activa en la defensa de los promotores de la LGTBfobia

No es, lamentablemente, la primera vez que nos hacemos eco de las posiciones de la presidenta de los populares valencianos en favor de las posiciones contrarias a la igualdad de las personas LGTB. En mayo de 2016 recogíamos como Bonig se solidarizaba con el cardenal y arzobispo de Valencia Antonio Cañizares después de que este hiciera un llamamiento expreso a la desobediencia civil de las leyes inclusivas y asegurase que la “ideología de género” (el término que la jerarquía católica más conservadora utiliza para referirse, entre otras cosas, a la reivindicación de los derechos LGTB) es “la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia”.

La reacción por parte de colectivos sociales y defensores de los derechos LGTB llevó a Bonig a salir en defensa del cardenal y pedir que se firmase una petición  en change.org para que cesase “la campaña en contra del cardenal Cañizares”.

Por otra parte, la Conferencia Episcopal había convocado a primera hora de la mañana a los medios para un “canutazo” acerca de la primera reunión de la “Mesa Eclesial para el Diálogo Educativo, en la que participarán los representantes de instituciones de la Iglesia católica implicadas en el campo de la educación, y que esta mañana debaten una posición común.

Sin embargo, a pesar de lo que afirmó su presidente Ricardo Blázquez,  el jefe de prensa de la CEE, Josetxo Vera, interrumpió una pregunta sobre si en dicha reunión se abordaría la enseñanza de la ideología de género y, en ese sentido, las protestas del autobús tránsfobo de HazteOír, retirado de la circulación por el Ayuntamiento de Madrid.

No hubo tiempo siquiera de terminar la pregunta, pues Vera reclamó al portavoz, José María Gil Tamayo, que dejó a los periodistas con la palabra en la boca. Tan sólo atinó a esbozar un todas esas cosas me imagino que saldrán, antes de salir de la sala de prensa.

Fuente Dosmanzanas/Religión Digital

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Universidad Católica de Valencia equipara la homosexualidad con una enfermedad y afirma que tiene cura

Lunes, 6 de junio de 2016

logotipo_UniversidadCatolicaDeValencia¿Pero qué está pasando con la Iglesia Católica valenciana?…

Hay noticias que uno lee y no puede creer que sean verdad. El síndic de Compromís en las Corts Valencianes, Fran Ferri, ha denunciado que la Universidad Católica de Valencia utiliza en su máster de Bioética un informe, firmado por José Luis Pérez Requejo, miembro del Observatorio de Bioética de la citada universidad, que es “absolutamente ofensivo hacia las personas homosexuales”.

El informe comienza avisando de que “el enfoque será hecho desde el punto de vista de la ética personalista, de clara inspiración moral, principalmente cristiana, y en la que el respeto absoluto a la dignidad intrínseca de la persona humana” vamos, que el autor nos avisa de que no es homófobo, y afirma que le parece fatal que se tache de homófobos a aquellos que no comulguen con el “homosexualismo extremo”, sea lo que sea eso.

Según explica Ferri, el autor empieza su informe manifestando que ha querido ser “respetuoso” con las personas homosexuales, pero de su lectura “se desprende que esta afirmación se realiza desde el cinismo, porque el documento es un constante ataque homófobo”. En opinión del portavoz valencianista, las instituciones universitarias deben ser lugares para el conocimiento, “y no instrumentos para difundir mentiras sobre colectivos minoritarios en base a teorías sin ningún fundamento científico”.

 El autor, miembro del Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia, reconoce que la ciencia ha descartado que la homosexualidad sea una enfermedad, pero “parece que él no está del todo de acuerdo porque se dedica a cuestionarlo continuamente y llega a equiparar la homosexualidad con un problema de salud tan grave como el tabaquismo, por el cual cada año mueren millones de personas y que es combatido por todos los organismos sanitarios internacionales”.
El primer apartado del informe titulado “¿Es la homosexualidad, realmente, una enfermedad?” afirma que no hay ninguna evidencia científica que avale que la homosexualidad es una enfermedad PERO asegura que esto se debe a que

En 1973 grupos de violentos activistas por los derechos de gays y lesbianas, ejercieron una gran presión mediática y directa sobre los especialistas que asistieron al Congreso de la American Psychiatric Association (APA) celebrado en San Francisco para forzar la eliminación de la homosexualidad de la lista de “desórdenes mentales”. 

El citado documento relata:

“Es difícil entender por qué, por ejemplo, una persona adicta al tabaco, no siendo el tabaquismo una enfermedad ni una actividad ilegal, pueda consultar con un médico o un psicólogo para vencer su adicción, y un adulto que quiera potenciar su heterosexualidad, no pueda hacerlo. En aras de la coherencia, deberíamos también respetar a los científicos que valoran y tratan la homosexualidad como una alteración de la identidad sexual” . Difícilmente un fumador aceptaría ser considerado un enfermo por la única razón de su adicción al tabaquismo y por lo mismo, un homosexual no se considerará nunca un enfermo por esa única razón. Sin embargo, así como algunos fumadores se someten a tratamientos psicoterápicos para eliminar su adicción, también hay homosexuales que por diversas razones buscan ayuda psicológica para cambiar su tendencia homosexual o potenciar su instinto heterosexual aunque esto, incomprensiblemente, no se podría hacer en algunos lugares.”

Este texto,  alojado en la página web de la Universidad Católica, dice respetar el criterio científico que niega que la homosexualidad sea una enfermedad pero a la vez “lo cuestiona desacreditando la manera con la cual la comunidad científica llegó a este consenso” afirma Ferri. Así, asegura que la homosexualidad dejó de ser considerada una enfermedad por una cuestión “circunstancial y discretamente mayoritaria. Aunque la APA haya eliminado la homosexualidad de su lista de enfermedades, si ello crea un problema emocional a la persona (homosexualidad egodistónica), debe ser tratado como tal” y se pregunta: “¿Y si un día una reunión de endocrinólogos, basándose en que muchos de sus pacientes fueran diabéticos, decidieran que la diabetes no es una enfermedad?”.

El autor estigmatiza la homosexualidad desde una perspectiva acientífica enumerando unas posibles causas de su aparición en las personas como consecuencia de experiencias traumáticas en la niñez en lo que, asegura, “supone un insulto inaceptable hacia las personas homosexuales y sus familias”, afirma Ferri. En este sentido, explica Pérez Requejo que “parece haber cierto consenso en que la figura paterna o materna en la infancia (cuando se desarrolla la identidad de género), trastornos emotivos durante el desarrollo, violencia, soledad, tristeza o abusos en la infancia (lo que Juan Pablo II denominó “huérfanos con padres vivos”), primeras experiencias sexuales decepcionantes, inseguridad y falta de autoestima y déficit de refuerzos adecuados en la orientación sexual durante la adolescencia, pudieran aportar datos sobre el desarrollo de la homosexualidad en un individuo dado, ya que no hay datos suficientemente probados o relevantes, físicos, genéticos, endocrinológicos, hormonales, psicogenéticos o psicoanalíticos, que expliquen y justifiquen los cambios de la orientación sexual”.

Encontramos también en este informe del Máster de Bioética de la Universidad Católica, insiste Ferri, “un clásico de los textos homófobos”, la referencia a que la homosexualidad tiene cura, “en este caso nombrando a un pretendido especialista que ha conseguido prevenirla y curarla”. Se refiere el parlamentario a este párrafo: “El psicólogo holandés Gerad van den Aardweg, gran experto en la materia, niega todo condicionamiento biologista o innato de la homosexualidad y acepta y lo ha demostrado en numerosas personas, que las influencias emotivas que la generaron durante la infancia y adolescencia, pueden ser prevenidas y tratadas con éxito”.

En una situación de aumento de ataques de odio por la orientación sexual, para Ferri resulta de especial repugnancia el posicionamiento pretendidamente equidistante del autor entre los que atacan a los homosexuales y quienes los defienden, en una argumentación que acaba siendo “un ataque frontal al movimiento de defensa de los derechos de los homosexuales”. El documento dice textualmente: “Algunos colectivos, tan equivocados como los homófobos, usan esa palabra [homófobo] para etiquetar peyorativamente a cualquier persona que no opine según la línea del homosexualismo extremo, político y militante o se atreva a disentir públicamente de sus objetivos” .

A juicio de Ferri, el autor “demuestra una obsesión tan grande contra el mundo LGTB que llega a desacreditar como violentos los actos de los activistas históricos de este movimiento”. En esta línea, José Luis Pérez Requejo aprovecha para dejar “muy clara” su ideología “reaccionaria” posicionándose en contra de que los homosexuales tengan algún tipo de protección como minoría desde los poderes públicos: “Si, por el contrario, no es una enfermedad, sino la libre y no coactiva escogencia de una forma distinta de elección sexual, no tendría que gozar de protección estatal, especial o diferente a cualquier otra persona que en aras de su libertad escogiera cualquier opción vital, en preferencias sexuales o en cualquier otra faceta de su vida”.

Este informe destaca como una de sus conclusiones que “la homosexualidad es no sólo contraria a la naturaleza racional del hombre, sino también a la naturaleza instintiva del animal”. Según Ferri, “estamos ante un texto que es paradigma de la homofobia de nuestro tiempo, aquella que ataca frontalmente los derechos de las personas LGTB advirtiendo previamente que no quieren ser homófobos”.

A Compromís le preocupa esta “escalada de ataques” contra gays, lesbianas, transexuales y bisexuales por parte de la jerarquía eclesiástica, así como la “equidistancia” del Partido Popular y su líder, Isabel Bonig. Por ello, les instan a que se definan: “O están con la libertad, o están con los que promueven el odio. O están con las víctimas de la homofobia o están con los que la fomentan. Posicionamientos como el del Arzobispo, o el del Máster de Bioética de la Universidad Católica no pueden tener cabida en una sociedad avanzada, diversa y democrática como la nuestra”.

El “informe” prosigue con secciones como “La homosexualidad, ¿es natural?” o “La homosexualidad, ¿es normal?” que por nuestra salud mental hemos decidido no leer y nos hemos ido a las conclusiones donde se queda a gusto. Ahí van:

  • Considerando los enfoques habituales científicos y estadísticos, la homosexualidad no es el patrón normal de la conducta sexual humana.
  • La homosexualidad no es la forma natural ni sigue las pautas generales de expresión de la sexualidad anima l ni de la sexualidad humana.
  • Objetivamente, la homosexualidad no es una conducta racional ni “universalizable” del comportamiento humano, ya que sus consecuencias potenciales no garantizarían la continuidad de la especie.

Por cierto, que nuestro amigo Antonio Cañizares es Gran Canciller de esta “universidad”, es decir, la máxima autoridad en la misma. La pregunta después de esto es: ¿se matriculará alguien ahí el curso que viene?

Fuente | eldiario.es

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

Cañizares sugiere la desobediencia civil de las leyes igualitarias mientras se multiplican las pintadas LGTBfóbicas en Valencia

Miércoles, 1 de junio de 2016

Cjsh032W0AAhrVOAntonio Cañizares, arzobispo de Valencia y cardenal, se mantiene firme en su cruzada contra la diversidad sexual, el feminismo y la identidad de género. Con motivo de la celebración de la fiesta del Corpus en Valencia, el pasado domingo, Cañizares invita a la desobediencia civil de las leyes igualitarias e inclusivas. En sus propias palabras, la que la jerarquía católica acostumbra a llamar “ideología de género” es definida como “la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia”. Por su parte, Isabel Bonig, presidenta del PP valenciano, traslada su apoyo al purpurado, alegando que “no todo puede valer”. Sin embargo, Bonig no ha pronunciado ni una sola palabra de condena sobre la discriminación sexual o los ataques a los carteles contra la LGTBfobia que las instituciones públicas valencianas han colocado en las calles de la ciudad del Turia.

Una semana después de que el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, arremetiera contra lo que denominó el “imperio gay”, ha pedido ahora a los católicos que desobedezcan aquellas leyes que considera injustas basadas en “la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia, que es laideología de género” al término de la procesión del Corpus Christi.

El cardenal urgió a los fieles valencianos a “encarnar el proyecto eucarístico en la vida cotidiana, en la familia, en la escuela, en la fábrica”, lo que implica “testimoniar que la realidad humana no se justifica sin referencia al creador”. Precisamente, según el Arzobispado, “esto es lo que destruye la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia, que es la ideología de género, que tratan de imponernos poderes mundiales más o menos solapadamente con legislaciones inicuas, que no hay que obedecer”.

Al respecto, Cañizares se refirió expresamente a la Comunidad Valenciana y pidió “a quien corresponda” evitar “una próxima legislación inspirada en esa misma ideología para no ir contra el hombre ni contra la humanidad”, y añadió: “Valencia no se merece eso, no puede ser punta de lanza en la aplicación de tal ideología insidiosa”. Asimismo, dijo: “Que nadie tema ni vea en la Iglesia y la fe cristiana (…) ninguna amenaza a la justa autonomía de lo terreno y a la justa y sana laicidad”. “No podemos someternos a una mentalidad inspirada en el laicismo, tampoco en la ideología de género”, declaró también, pues a su juicio “ambas ideologías llevan gradualmente, de forma más o menos consciente pero certera a la restricción de la libertad religiosa hasta promover un desprecio o ignorancia de lo religioso”.

Así se ha expresado el arzobispo Cañizares en referencia al desarrollo de leyes favorables a la igualdad del colectivo LGTBI y contrarias a la discriminación. Unas leyes que sugiere evitar y desobedecer al considerarlas “inocuas”. En su alocución en la Catedral de Valencia, al término de la festividad del Corpus, el purpurado parafraseaba al papa Juan Pablo II asegurando que la “ideología de género” y el laicismo “llevan gradualmente, de forma más o menos consciente, pero certera, a la restricción de la libertad religiosa hasta promover un desprecio o ignorancia de los religioso, relegando la fe a la espera de lo privado y oponiéndose a su expresión pública”.

Recogíamos hace solo unos días otro discurso homófobo de Cañizares en el que acusaba al “imperio gay y ciertas ideologías feministas” de una “escalada” contra “el bien precioso de la familia cristiana”. Como era de esperar, la jerarquía católica valenciana respalda al arzobispo. En un comunicado del obispo auxiliar de Valencia, Esteban Escudero, y del Consejo de Gobierno de la archidiócesis de Valencia se traslada la “comunión” con Cañizares y se unen “a su preocupación por las ideologías que destruyen la persona humana”. En este escrito victimizan al cardenal “ante las graves acusaciones contra él”.

También nos hacíamos eco de la valoración del colectivo valenciano Lambda de emprender acciones legales contra Cañizares. Su vocal de delitos de odio, Mar Ortega, consideraba que sus palabras, “muy ofensivas”, fomentan las agresiones hacia el colectivo LGTB. Lejos de suavizar el tono, el arzobispado saca pecho y espeta que “la acusación de ‘homofobia’ de la que el Cardenal ha sido objeto, debe ser probada razonadamente ante un juez. De lo contrario, no pasa de ser una afirmación subjetiva y gratuita”.

Pintadas homófobas en Valencia

El pronóstico que hacía la representante de Lambda Mar Ortega no ha tardado mucho en convertirse en realidad. La intensificación de discursos intolerantes como el de Antonio Cañizares coincide con la aparición de pintadas LGTBfóbicas en la ciudad del Turia. Los carteles que el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat Valenciana han instalado en la vía pública para concienciar concienciar a la ciudadanía contra la LGTBfobia están siendo objeto de ataques por parte de radicales, como denuncian los usuarios de varias redes sociales.

Nos preguntamos si en la conferencia que Antonio Cañizares impartirá este martes en Valencia aprovechará para condenar estos ataques. Isabel Bonig (PP) solo muestra su “apoyo personal” al arzobispo Isabel Bonig, presidenta del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, ha hecho gala a través de su cuenta de Twitter de firmar una petición para que “cese la campaña en contra del cardenal Cañizares”. Los promotores de la recogida de firmas acusan al tripartitito (PSOE, Compromis y Podemos) de orquestar una campaña contra Antonio Cañizares “por su defensa a la familia”. En el momento de publicar esta noticia, la petición apenas superaba las 1.800 firmas. Este es el tuit de la representante del PP valenciano:  

Fran Ferri le saca los colores a Bonig y esta le acusa de “demagogia”

Fran Ferri, diputado de Compromís en las Cortes Valencianas y abiertamente gay, ha publicado en su muro de Facebook un post criticando que “la señora Bonig ha dicho que hago demagogia por preguntar quién forma parte del imperio gay que pregona el arzobispo de Valencia”. Asimismo, Ferri le ha lanzado varias preguntas retóricas a Bonig: “¿Forma parte del imperio gay el chico que terminó con el ojo morado tras una agresión en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, para ir de la mano con su pareja? ¿Forma parte del imperio la mujer transexual que fue arrastrada 20 metros por un coche después del orgullo de Valencia de 2014? ¿Forma parte del imperio Alan, el joven transexual de 17 años que se suicidó tras sufrir acoso en la escuela? Hay que tener claro: O se está con las palabras de Cañizares o se está con las víctimas de las agresiones. Y desgraciadamente, ya hemos visto con quién está la derecha”.

En el siguiente vídeo se registra la intervención de Ferri (en valenciano) y su imposición al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig (PSOE), de una pulsera con los colores del arcoíris (emblema LGTB):

Fuente Agencias/ Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.