Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Canberra’

“El secreto de confesión: ¿tapadera de abusos o garantía de gracia?”, por Gabriel Mª Otalora

Sábado, 14 de julio de 2018

con-que-frecuencia-me-debo-confesar-padre-fortea-responde(Gabriel Mª Otalora).- Algo de lo que era noticia, de repente se ha convertido en polémica, y todo por las derivadas de la pederastia y sus casos concretos generalizados que han salido a la luz en el seno del clero católico. El cardenal George Pell que estaba muy cerca del Papa Francisco como consejero suyo y responsable de las finanzas vaticanas, está pasando su trago amargo ante la justicia australiana, defendiéndose del delito de varios casos de abusos a menores. Y, casualidad o no, la región australiana de Canberra acaba de aprobar la ley llamada Enmienda Ombudsman 2018 que obliga a los sacerdotes a romper el secreto de confesión cuando conozcan casos de abuso sexual.

Un buen amigo mío sacerdote apoya esta medida en su amor por los más débiles y pensando en el derecho a una reparación de la justicia humana en este mundo, si se puede. Él entiende que el secreto de confesión no puede servir de tapadera para aligerar las responsabilidades legales y la reparación del daño causado, ya aquí, en este mundo. Sin perjuicio, claro, de la justicia divina, que es cosa de Dios mismo en la otra vida. Y piensa, además, que el rango de personas consagradas les confiere mayores exigencias ejemplares en sus actitudes por el nivel de escándalo que pueden ocasionar sus conductas.

Yo, en cambio, defiendo el derecho al secreto de confesión porque quien se confiesa de cualquier pecado, terribles muchos de ellos, como la pederastia, se le supone el dolor de contrición, el arrepentimiento: y Dios perdona y olvida otorgando la paz a un alma atribulada por el daño ocasionado. El caso de la adúltera o el hijo pródigo son paradigmáticos. En segundo lugar, esta norma amenaza la libertad religiosa, a la que convierte en selectiva al imponerse en Canberra y no en el resto del territorio australiano. Por último, no habría razón para mantener el derecho a la protección de datos para los médicos y periodistas, una vez obligados los religiosos y presbíteros a perder dicho derecho.

La justicia legal humana no puede actuar así, tiene sus normas y castigos, pero lo normal en una democracia es que el reo no tiene la exigencia de declararse culpable ni tampoco está en la obligación de demostrar su inocencia. Uno de los grandes bienes del Estado de Derecho es que resulta legalmente más justo un culpable en libertad porque la justicia no ha podido demostrar el delito, que un inocente condenado sin la certeza de las pruebas.

Otra cosa es la prevención y denuncia de los casos de abusos sexuales, excepto cuando implique romper el secreto de confesión. De hecho el arzobispo de Canberra, Chistopher Prowse, ha asegurado que no apoya las medidas gubernamentales porque, entre otras cosas, la nueva legislación amenazaría la libertad religiosa. Y esgrime otros argumentos: “¿Qué agresor sexual confesaría a un sacerdote sabiendo que sería denunciado?” “Sin ese voto del secreto, ¿quién estaría dispuesto a desahogarse de sus pecados, buscar el sabio consejo de un sacerdote y recibir el perdón misericordioso de Dios?”. Tampoco hay “garantía de que un sacerdote conozca la identidad del penitente”, si hay una rejilla en el confesionario.

Es conocida la respuesta que dio el jesuita Pedro Cotton a Enrique IV cuando era su confesor, ante la pregunta directa del monarca: “¿Revelaríais la confesión que os hiciera el hombre que estuviera resuelto a matarme?”. El padre Cotton le respondió: “No; pero me interpondría entre vos y él para impedirlo”. Entre nosotros (Unión Europea), el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, afortunadamente mantiene el derecho ministerial al secreto de confesión al igual que sigue vigente el secreto profesional de los médicos, por ejemplo. Porque a quien le decimos nuestro secreto, le vendemos nuestra libertad.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , , , , , ,

El acoso homófobo al niño que se suicidó en Australia no se detiene

Sábado, 3 de diciembre de 2016

3ab7cd4600000578-0-image-a-67_1480001404779El otro día te hablábamos del caso de Tyrone Unsworth, un chico de 13 aoñs de Brisbane (Australia), que se suicidó al no poder aguantar más el acoso homófobo que sufría en la escuela. La familia definía a Tyrone como un chico muy femenino, al que “le encantaba la moda, adoraba el maquillaje, y los chicos siempre se metían con él llamándole gay, mariquita, maricón“. Estos insultos fueron constantes desde que Tyrone tenía 5 años.

Después de sufrir una agresión que le llevó al hospital para operarle la mandíbula, la abuela de Tyrone aseguraba que su nieto ya no era el mismo y no paraba de decir que no quería ir al colegio, en el que por cierto dijeron no tener ni idea de lo que le estaba pasando a Tyrone. Qué sorpresa.

Finalmente la presión sobre el chaval fue demasiado y acabó quitándose la vida, lo que llevó a los padres de Tyrone a coneceder varias entrevistas para dar visibilidad a su caso y comenzar una lucha para evitar que estas cosas vuelvan a ocurrir.

Con lo que no esperaban encontrarse (ni ellos ni nade con un poco de humanidad) era con unos cuantos perfiles falsos de Facebook en los que alguien se hace pasar por Tyrone para continuar con el acoso homófobo. Amanda, la madre de Tyrone, ha denunciado en su perfil de Facebook la aparición de esos perfiles, que ya están en mano de la policía, y ha compartido capturas de las conversaciones que ha tenido con algunos de esos perfiles. “No tenéis ningún derecho a hacer esto. Nuestro hijo está muerto y vosotros aún queréis seguir acosándole. Creced de una vez, patéticos bastardos“, publicó Amanda en sus redes sociales.

 tyrone1-520x205

tyrone2-1 tyrone3tyrone4-520x549

Amanda asegura haber puesto el caso en manos de la policía y el perfil de las capturas no aparece en Facebook. No se sabe quién está detrás de los mismos, pero sospechan que se trate de los mismos chavales que acosaban y agredían a Tyrone en la escuela.

Rodney Croome, uno de los activistas LGTB más reconocidos en Australia, ha declarado al Daily Mail que comparte el dolor de la familia y su rabia al comprobar cómo el bullying continúa tras la muerte del chico: “Este acoso continuo deja claro lo profundamente presente que el odio hacia las personas LGTBI está en algunas partes de la sociedad australiana.

Fuente: Pink News, Vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Australia: un chico de 13 años se quita la vida en plena campaña ultraconservadora contra un plan de prevención del acoso homófobo

Lunes, 28 de noviembre de 2016

3ab7cd4600000578-0-image-a-67_1480001404779El odio homófobo se ha cobrado una nueva víctima. Tyrone Unsworth, un chico de 13 años, se ha quitado la vida después de sufrir acoso homófobo durante años por parte de otros chicos de su edad en Brisbane (Australia). La noticia resulta aún más terrible si se tiene en cuenta que sucede después de que grupos ultraconservadores hayan lanzado (y con bastante éxito) su propia campaña de acoso contra el programa Safe Schools, cuyo objetivo es combatir el bullying LGTBfóbico en las escuelas.

Con sólo 13 años de edad, Tyrone Unsworth, se quitaba la vida el lunes, 21 de noviembre, después de ser víctima del acoso y la intimidación desde que tenía 5 años de edad debido a su orientación sexual, según asegura su madre, Amanda Unsworth, afirmando que en los últimos años las presiones se habían vuelto más maliciosas.  La policía de Brisbane, en el estado australiano de Queensland, está investigando el incidente.

“Tyrone terminó siendo gay y mucha gente empezó a molestarle. Era un chico muy femenino, le encantaba la moda y el maquillaje, y los otros chicos no paraban de meterse con él, le llamaban gay-boy, maricón, mariquita; así ha sido, de forma constante, desde que iba a 5º curso”, declaraba su madre, Amanda Unsworth, a The Courier Mail (Tyrone se encontraba ahora en 7º curso, el último año de la educación primaria en el sistema educativo australiano). “Quería ser veterinario o diseñador cuando fuera mayor, y su frase favorita era ‘Los palos y las piedras romperán mis huesos, pero las palabras nunca podrán hacerme daño’. Pero sí pudieron con él”, añadía. Se trata, para los que no la conozcan, de una frase hecha en inglés (“sticks and stones may break my bones but words will never hurt me”), que se usa precisamente para advertir a los niños de que no hagan caso de los insultos que reciben. A algunos quizá les suene también porque ha sido utilizada en la letra de varias canciones.

La muerte de Tyrone llega apenas un mes después de que su madre denunciara que su hijo había sido agredido físicamente fuera del recinto escolar con la estaca de una valla por otro alumno del mismo centro. Un incidente por el que Tyrone tuvo que ser ingresado en el hospital, necesitando cirugía en el rostro. Después de este incidente, la señora Unsworth se persona en el centro de enseñanza secundario de su hijo, el Instituto Aspley State, para transmitir su preocupación por el acoso al que estaba siendo sometido.

Jacquinta Miller, la directora de la Aspley State High School, la escuela a la que acudía Tyrone, ha negado por su parte tener conocimiento de que el chico estuviera siendo acosado en la escuela, asegurando que si él o su familia se hubiesen quejado se habrían tomado medidas. “No tuvimos informes sobre el acoso, la verdad es que tratamos de trabajar con las familias para resolver estos complejos problemas. Me siento tan triste y lamento que no tuviéramos la oportunidad de ayudar a este joven”, asegura Miller, afirmando que habrían tomado cartas en el asunto si la familia hubiera acudido antes a ellos. “La seguridad y el bienestar de todos los alumnos de nuestra escuela es nuestra principal prioridad y por eso no toleramos el acoso en ninguna de sus formas”, se ha permitido incluso declarar. Palabras que se nos antojan hipócritas si se tiene en cuenta que Tyrone fue salvajemente agredido por un compañero (es cierto que fuera de los límites de la escuela) hace menos de un mes, requiriendo hospitalización y cirugía después de ser golpeado en la mandíbula con el tablón de una cerca.

“Cuando salió del hospital era un chico diferente. Repetía constantemente ‘No quiero ir a la escuela, no quiero terminar de vuelta al hospital'”, declara Twiggy Jones, la abuela de Tyrone, que asegura que su nieto siempre había sido un niño feliz. El funeral de Tyrone será el 1 de diciembre, para el que su madre ha pedido a todos los que tengan la intención de asistir que vayan con ropa de colores brillantes.

La Coalición para la Seguridad en las Escuelas de Australia extendió su pésame por la muerte de Tyrone Unsworth, señalando que su caso es una prueba del impacto de la intimidación y la discriminación a la que se enfrentan todos los jóvenes LGBT en Australia. Según un informe, el 75 % de los jóvenes homosexuales, de edades comprendidas entre los 14 y los 21 años, han experimentado alguna forma de intimidación o abuso homofóbico debido por su orientación sexual, de los que un 80 % asegura haberlos sufrido en el período escolar.

Campaña ultraconservadora contra el programa Safe Schools

No se trata, por desgracia, del primer suicidio de un niño o de un adolescente LGTB que recogemos en Cristianos Gayss. Hay además otros muchos que ni siquiera saltan la barrera de los medios. Pero si en este caso la noticia nos resulta especialmente estremecedora es porque el sucidio de Tyrone coincide con una feroz campaña que los grupos ultraconservadores australianos están llevando a cabo contra Safe Schools, un programa de prevención del acoso escolar por LGTBfobia. Una polémica que por otra parte no es posible desvincular de todo del enrarecido clima de discusión sobre la aprobación del matrimonio igualitario en Australia.

Safe Schools es un programa promovido por Safe Schools Coalition Australia que se puso en marcha en el estado de Victoria en 2010, y que se extendió a toda Australia en 2013. El programa provee de recursos sobre diversidad afectivo-sexual a las escuelas, con el objeto de garantizar un entorno seguro a los estudiantes LGTB. Sin embargo, pronto comenzó a suscitar críticas entre grupos ultraconservadores, como Australian Christian Lobby (una organización similar, por mencionar un ejemplo cercano, a la española HazteOír). Críticas que encontraron eco, por ejemplo, en The Australian, diario conservador propiedad del magnate Rupert Murdoch. Hace unos meses las críticas subieron de tono, e incluso el diputado conservador George Christensen llegó a acusar al programa en el Parlamento de Australia de exponer a los menores a material pornográfico y lo relacionó con la pederastia.

De hecho, el gobierno federal australiano, sometido a las presiones del sector más derechista de la coalición conservadora que lo sustenta, decidió finalmente someter al programa a importantes restricciones, como limitarlo a los cursos de secundaria, prohibir el uso de recursos externos y obligar a que los padres den su consentimiento firmado para que los alumnos participen. Medidas que en la práctica suponen el fin del programa tal y como fue concebido, y que ha hecho que al menos dos gobiernos, los del Territorio de la Capital Australiana (donde se localiza Canberra, la capital federal) y los del estado de Victoria, donde nació precisamente el programa, hayan decidido tomarlo bajo su control y financiarlo para asegurar su mantenimiento. Ambos territorios están gobernados por el Partido Laborista.

Fuente Dosmanzanas/Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Australia volverá a votar el matrimonio igualitario: Tras años de disputas, el horizonte parece por fin despejarse

Miércoles, 6 de agosto de 2014

noticias_file_foto_835839_1407164699Segundo intento. El Parlamento australiano volverá a votar la legalización del matrimonio igualitario. En esta ocasión, es posible que los diputados de la Coalición Liberal Nacional voten individualmente y en consciencia.

El Parlamento de Australia podría por fin poner punto final al sinsentido que supone el que la mayor parte de la población apoye el matrimonio igualitario -así lo revelan las encuestas– pero su clase política se haya negado a aprobarlo hasta ahora. El gobernante Partido Liberal estaría dispuesto a que el asunto se vote de nuevo, tras el rechazo de septiembre de 2012, pero con una diferencia fundamental: los liberales concederían en esta ocasión libertad de voto a sus representantes.

El debate sobre la aprobación del matrimonio igualitario en Australia viene de lejos. Antes de las elecciones de septiembre de 2013 fueron los laboristas, entonces al frente del Gobierno, los que actuaron como freno. La que hasta junio de ese año había sido primera ministra, Julia Gillard, se oponía, y  durante sus años de gobierno no dudó en maniobrar para impedir que los partidarios de la igualdad dentro del Partido Laborista -en teoría mayoritarios- trasladaran su criterio al Parlamento. Y ello pese a que en su congreso nacional de 2011 el partido lo incorporaba a su ideario. Ideario que Gillard se encargó de convertir en papel mojado al imponer que los legisladores laboristas tuvieran libertad de voto, política que hasta ahora el partido no ha modificado. Una libertad que el liberal Tony Abbott negó entonces a los suyos y que desembocó en el fracaso de la iniciativa.

La impopularidad de Gillard llevó a Kevin Rudd a arrebatarle el liderazgo del partido y el puesto de primer ministro. Ya por entonces Rudd se había convertido en defensor del matrimonio igualitario, pese a que su anterior etapa como primer ministro se caracterizó también por un rechazo frontal al mismo. Pero la sustitución de Gillard no fue suficiente para evitar la derrota laborista, y tras las elecciones Tony Abbott se convertía en primer ministro. Abbott es un católico conservador opuesto al matrimonio igualitario, pese a tener una hermana abiertamente lesbiana. Su victoria alejó las expectativas de aprobación a corto plazo, pese a que un número no determinado de diputados de su partido son partidarios del matrimonio igualitario, y de hecho el propio Abbott reconoció que en el futuro le resultaría complicado mantener la disciplina de voto en esta materia.

La prensa del distrito de Fairfax (Queensland) ha publicado este fin de semana artículos en los que se aseguran que algunos diputados liberales creen que el partido permitirá el voto de consciencia en la Cámara, aunque sin citar los nombres. Parece pues que ese futuro ya ha llegado. Medios australianos dan ya como prácticamente seguro que este otoño (primavera en Australia) el senador liberal David Leyonhjelm presentará un proyecto de matrimonio igualitario que sus compañeros podrán votar en conciencia. Leyonhjelm ya anunció hace menos de un mes sus intenciones, al considerar que “no hay lugar en Australia para ciudadanos de segunda clase” e hizo un llamamiento a los que llamó “verdaderos liberales” a dar su apoyo al proyecto. Eso sí, el senador insistió en que solo lo presentará cuando tenga la seguridad de que el Partido Liberal permitirá votar en conciencia.

“No creo que Tony Abbott (Primer Ministro Australiano) se levante en el congreso de su partido y se posiciones contra el voto en consciencia”, asegura el diputado anónimo citado por el periódico. “Eso aparecería como ir en contra de los propios principios liberales. No creo que puedas encontrar a un solo compañero mío que opine que el voto en consciencia sea una mala idea”.

australia-canberra-matrimonio-gayDavid Leyonhjelm, senador del Partido Liberal Democrático recientemente elegido, asegura que los liberales veteranos le han pedido que presente su proyecto de legalización del matrimonio igualitario para que sea examinado durante las sesiones de agosto y septiembre en el parlamento. Leyonhjelm había dicho previamente que no iba a introducir el proyecto de ley hasta que estuviera seguro de que todos los diputados del gobierno tuvieran la posibilidad de votar en consciencia sobre este asunto. Queda saber si el Partido Laborista también dará posibilidad de voto en consciencia a sus diputados, aunque la postura del partido es a favor de la legalización.

Rodney Croome, director de la plataforma australiana Marriage Equality (Igualdad en el matrimonio), considera que el voto en consciencia mostrará quiénes están a favor y quiénes están en contra, ya que muchos diputados aún no se han posicionado públicamente. “Resulta imposible predecir si así el matrimonio igualitario se aprobaría en el Parlamento, porque aún hay demasiados diputados que no se han pronunciado”, señala. Marriage Equality Australia ha lanzado una campaña en Change para pedir al Primer Ministro libertad de voto para el proyecto de ley de matrimonio igualitario, con la imagen de Kylie Minogue.

En este momento no es posible asegurar un resultado, pero todo apunta a que si a los liberales se les permite votar en conciencia una parte significativa de ellos apoyará el matrimonio igualitario, más aún si la iniciativa proviene de un compañero de partido. Junto al voto de la que en buena lógica debería ser la mayoría de los laboristas (y de los Verdes, que tienen solo un voto en la Cámara de Representantes pero disponen de 10 escaños en un Senado de 76 miembros) debería bastar para inclinar la balanza.

Hay que tener además en cuenta que desde septiembre de 2012, última vez que se votó el tema, la coyuntura internacional ha cambiado mucho en países con los que Australia mantiene estrechos vínculos. Además de los avances experimentados en Estados Unidos, el matrimonio igualitario ha sido aprobado con un grandísimo consenso en la vecina Nueva Zelanda (que de hecho se ha convertido en destino preferente de las parejas australianas del mismo sexo) así como en Inglaterra y Gales y Escocia.

 También hay que considerar que en Australia la vía de los estados, que los partidarios del matrimonio igualitario también han intentado, está definitivamente cerrada. El Territorio de la Capital Australiana (ACT), donde se ubica Canberra, la capital federal, aprobó de hecho en octubre una ley de matrimonio igualitario, pero solo estuvo vigente durante unos días, ya que fue inmediatamente recurrida ante el Tribunal Supremo, que le dio la razón al Gobierno federal en diciembre que  invalidó los más de 50 enlaces ya celebradosEl alto tribunal dejaba abierta eso sí la puerta a un posible cambio en la legislación matrimonial siempre que fuera a nivel federal. .

Encuestas recientes apuntan que el 72% de los australianos apoya el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Fuente Ragap y Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.