Archivo

Archivo para Sábado, 7 de enero de 2023

Ahora

Sábado, 7 de enero de 2023

Del blog Nova Bella:

15C439D2-F86C-402D-AE48-51C6BF31E403

“Aquí es donde empieza todo.

Todo comienza aquí”

*

David Nicholls

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Una mujer migrante

Sábado, 7 de enero de 2023

DtXhruWXgAI4JQd«La Sagrada Familia Inmigrante» Kelly Latimore

Acompañemos a María
Carmiña Navia velasco
Cali (Colombia).

ECLESALIA, 16/12/22.- Estamos en unas sociedades en las que la migración se ha vuelto uno de los mayores problemas y una de las realidades más acuciantes. Cada mes, cada semana, cada día… miles y miles de personas intentan pasar los ríos, selvas, muros o alambradas que separan sus entornos, de los sueños y posibilidades de un mañana mejor, un mañana en el que simplemente la vida sea posible. Tanto en África, como en América Latina, mujeres, hombres, jóvenes y niños se desplazan y caminan kilómetros y kilómetros porque los expulsa el hambre, el no-futuro, los regímenes políticos dictatoriales… En Colombia cientos de miles de desplazados y desplazadas venezolanos buscan un rincón para vivir. ¿Cómo pueden estas miles y miles de personas esperar una Navidad, semilla de futuro?

La familia de Belén también sufrió el desplazamiento: Estando María en embarazo, recibió del imperio una orden: empadronarse en el lugar de origen. Nos cuenta Lucas que, entonces, José y María emprendieron camino hacia Belén: Jornadas de camino por senderos inhóspitos; nos dice también que al llegar a su destino no encontraron ningún lugar para albergarlos y tuvieron que refugiarse en un establo, donde nació Jesús, según el relato que rememoramos. Por el otro lado Mateo nos cuenta que una vez nacido el niño, Herodes lanza contra él una persecución y María y José deben desplazarse hasta Egipto buscando refugio para salvar la vida. Encontramos en estos evangelio de la infancia  una doble migración y desplazamiento. El camino de Palestina a Egipto supone atravesar un extenso desierto, que puede esconder, en sus entrañas, la muerte.

A María la hemos imaginado, representado, soñado, de múltiples maneras… sus imágenes se cuentan por miles: Como mujer sencilla del pueblo palestino, como la madre del crucificado, como madre doliente, como madre amorosa del pueblo creyente, como reina del cielo, con fulgores de diosa… Sin embargo, no la hemos percibido como una mujer que en situaciones complicadas tuvo que desplazarse y fue obligada a migrar. Una mujer que con su niño en brazos tuvo que irse de su tierra hasta otra en busca de refugio. Por eso invito a que la descubramos, vivenciemos, contemplemos así.

5d0b93014

Miremos a esa María Migrante, sus incomodidades, sus incertidumbres, sus dolores… sus viajes, no precisamente de placer. Contemplemos en ella a tantas mujeres desplazadas de hoy. Mujeres y familias enteras a las que se les niega un pedazo de tierra y un cielo de cobijo. Mujeres y familias que no son recibidas con gusto en la tierra a que llegan y son sometidas a exclusiones y desprecios de todo tipo. Caminantes a los que se les exige papeleos kafkianos que los deshumanizan y desesperan. ¿Cuál es nuestra sintonía con estas realidades? Nuestra sintonía con la familia de Belén debe pasar por la acogida a migrantes y desplazados en el hoy, de lo contrario se queda en fantasía romántica que arruina la potencia de los relatos mateano y lucano.

Ganemos nuestros corazones para la solidaridad. Celebremos así una Navidad como la primera de ellas.

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedenciaPuedes aportar tu escrito enviándolo a eclesalia@gmail.com).

Biblia, Espiritualidad ,

Grupo ecuménico presenta un informe amicus en apoyo a la demanda de un trabajador gay de la iglesia católica despedido

Sábado, 7 de enero de 2023

6a00d8341c730253ef01b7c737ab75970b-800wiLonnie Billard y su esposo Richard Donham

Un grupo de iglesias protestantes en Carolina del Norte presentó un escrito de amicus curiae apoyando el reclamo del Título VII de un demandante gay contra la escuela católica que lo despidió en 2014, según Law360.

Lonnie Billard, quien enseñó teatro e inglés en la Escuela Secundaria Católica de Charlotte durante más de quince años, y recibió el premio al maestro del año en la escuela en 2012, fue despedido de su trabajo como sustituto a largo plazo en 2014, después de anunciando su matrimonio con su pareja, Richard, en Facebook.

Después del despido, Billard demandó a su empleador en la demanda Billard v. Charlotte Catholic High School, las escuelas católicas del área de Mecklenburg y la diócesis católica romana de Charlotte. Un tribunal de distrito inicialmente falló a favor de Billard bajo un reclamo del Título VII, que protege a las personas de la discriminación por motivos de género. Los acusados argumentaron que estaban exentos de la ley de no discriminación debido a su condición de entidades religiosas.

SegúnCrux, el tribunal de distrito razonó que la decisión de despedir a Billiard no estaba protegida por una exención religiosa. La base de este fallo fue el fallo de la Corte Suprema de EE. UU. en Bostock v. Clayton County, que extendió las protecciones del Título VII a las personas LGBTQ+.

El caso de discriminación de Billard se encuentra ahora ante el Tribunal de Apelaciones del Cuarto Circuito. En el desarrollo más reciente, una coalición ecuménica encabezada por el Consejo de Iglesias de Carolina del Norte presentó un informe amicus curiae en diciembre que argumentaba a favor de Billard. El escrito de cuarenta y dos páginas cuestiona la lógica ofrecida por los acusados de que las organizaciones religiosas tienen el derecho constitucional de discriminar a los empleados LGBTQ+ en funciones no ministeriales:

“Rechazamos específicamente el argumento de la diócesis y sus amici de que prohibir a las instituciones religiosas discriminar en el empleo de personas que no son ministros supone una carga para su libre ejercicio de la religión”.

El escrito argumentó que las exenciones de no discriminación para grupos religiosos solo deberían funcionar como una forma de garantizar que las iglesias y las escuelas religiosas puedan contratar a personas clasificadas como ministros que profesan la fe de la organización. Los contratados para enseñar materias no religiosas, como lo hizo Billard, no son ministros y, por lo tanto, no se debe permitir que se les discrimine por su raza, género u orientación sexual. El escrito decía:

“‘Los no ministros descarriados no pueden desviar a la congregación de la fe. ‘No necesitamos total libertad para contratar y despedir a nuestros no ministros’”.

Además del Consejo de Iglesias de Carolina del Norte, diecisiete estados también publicaron un escrito amicus curiae por separado a favor de Billard, citando su interés en prevenir la discriminación laboral a nivel federal. Si Billard gana nuevamente en la corte de apelaciones, el caso podría ser apelado nuevamente ante la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Robert Shine, director asociado del New Ways Ministry, comentó:

“Es completamente posible un camino a seguir que garantice que los derechos de las personas LGBTQ+ estén protegidos al mismo tiempo que brinda a las organizaciones religiosas la libertad de vivir su misión. Los líderes de la iglesia católica en este caso podrían aprender de la coalición de iglesias protestantes sobre una mejor comprensión de cómo se interrelacionan estos temas cuando se trata de la ley laboral. Desafortunadamente, los funcionarios católicos en el caso de Lonnie Billard y los de otros trabajadores de la iglesia LGBTQ+ parecen no estar dispuestos a llegar a un compromiso”.

Para leer la historia del despido de Lonnie Billard, haga clic aquí.

—Andru Zodrow (él/él), New Ways Ministry, 6 de enero de 2022

Fuente New Ways Ministry

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Gabriel Sepúlveda: cómo transicionar en tiempos de redes sociales

Sábado, 7 de enero de 2023

5C581CC5-806F-47D5-8D65-1FE84ED1772F


Después de documentar su transición en las redes, Gabriel Sepúlveda –Youtuber, tiktoker y streamer–, publica su primer libro y desafía algunas ideas sobre el dead name: “De Gabriela a Gabriel”.

SANTIAGO DE CHILE, Chile. Gabriel Sepúlveda Arcay lo dice sin dudar: “Nada más poderoso que las historias”. Sumergirse en ellas, aprender, contarlas e inspirar a otres es algo que ha hecho una y otra vez. Conocer historias de personas trans, en particular de Skylar (un activista trans estadounidense) y de miembros de la Asociación Organizando Trans Diversidades (OTD) de Chile, le hicieron darse cuenta de que no estaba solo. Y lo inspiraron a contar su propia trayectoria.

Eso ha hecho desde 2015. Como Youtuber, tiktoker y streamer, ha utilizado sus distintas redes sociales (@planettas) para registrar su proceso de transición en Chile. Con el correr del tiempo, sus cientos de videos y publicaciones han adoptado la forma de un diario de vida y una bitácora de cada uno de los cambios que ha experimentado su cuerpo, su voz y su relación consigo mismo y el mundo. Así, sin quererlo, se convirtió en activista por los derechos y la visibilización de las comunidades y personas trans.

La aventura más desafiante de mi vida

Hace poco fue un paso más allá y decidió publicar su primer libro, “De Gabriela a Gabriel (Alfaguara, 2022). Reconocerme y que otros me reconozcan como Gabriel ha sido la aventura más desafiante de mi vida”, dice en las primeras páginas. En conversación con Presentes, sentado al otro lado de la pantalla, desde Los Angeles (sur de Chile), afirma que su historia le ha demostrado que es luchador, resiliente y, sobre todo, valiente.

Ser extranjero en un cuerpo trans

Nacido en Ponce, Puerto Rico, Gabriel llegó a Chile a los siete años. Desde entonces, ha tenido que vivir con su propia interseccionalidad: ser extranjero y ser trans. “Sentirse extranjero es sentirse cuestionado todo el tiempo por tu diferencia y por ser quien eres desde el origen. Ser trans es sentirse extranjero en su propio cuerpo, dice en uno de los capítulos del libro.

– ¿Qué reflexiones haces de tus interseccionalidades?

– Veo muchas similitudes. Por ejemplo: en mi caso, el cis passing, o el “pasar piola” como un hombre cis, socialmente hace con que a veces se te olvide que eres parte de las disidencia. Lo mismo me pasa con el ser extranjero. El haber estado desde tan chiquitito en Chile hace que se te olviden un poco tus raíces, porque uno intenta mimetizarse con la gente, con la cultura. Pero a la larga, soy una persona trans y, aunque me encanta Chile, tengo la residencia chilena, etc., y también recojo muchas cosas de Puerto Rico.

Gabriel también menciona varias dificultades que convergen en los dos grupos: la burocracia, las trabas, la segregación, el trato discriminatorio, los estereotipos. “Ser trans y migrante en Chile es complicado. Tienes que hacer muchas cosas para que el Estado, los gobiernos, la gente, la sociedad te acepte como quien eres”, dice.

Ser quien soy y quien fui

– En el libro comentas que no te gusta usar el término “persona muerta” para referirte a tu identidad de género anterior. Tampoco usas la expresión dead name para hablar del nombre que te pusieron al nacer…

– Sí, me gusta hablar de “identidad anterior”. No hablo de persona muerta, ni de dead name porque también fui yo. Durante mucho tiempo intenté reprimir esa parte y odiarme, pero no me hace sentido doblarme en dos y ser dos personas distintas. No me gusta, porque las cosas por las que pasó Gabriela también fueron cosas por las que tuve que pasar yo para ser quien soy. Gabriela me sostuvo e hizo con que yo, Gabriel, creciera. No existo sin ella y su recuerdo siempre vivirá en mí.

– Además, eso te permitió hacer a tu mamá partícipe de tu proceso de transición…

– Sí, yo quería que ella fuera parte desde la base. Nunca dudé que mi nombre fuera Gabriel. Jamás fantaseé con otro.

– Pese a eso y a todos los registros que hay en línea sobre tu transición, en el libro cuentas que no sueles revisar fotos, videos, ni nada del pasado. ¿Cómo fue reencontrarte con eso en el proceso de escritura?

– Fue un proceso bien bonito y duro. De alguna forma estaba empezando a borrar esos recuerdos, como en la película “Intensamente”, cuando Raily empieza a botar las islas. Yo me sentí un poco así botando mis recuerdos de Gabriela. En el proceso del libro verme a mí mismo con el pelo largo o vestido de otra forma, acompañado por gente que no veo hoy día, ir hacia atrás fue un proceso bien sanador. Me hubiese gustado incluso no haber borrado la cantidad de fotos que borré siendo Gabriela. Me arrepiento un poquito, pero no tanto, porque en ese momento estaba viviendo al 100% mi transición.

Escuchar a otres

878B4577-4869-4821-A638-0D3217472742En su repaso personal, Gabriel recuerda -aunque opta por no centrar el libro en eso- el bullying y el abuso que sufrió. En ese proceso, comenta sobre las similitudes con otras personas trans.

De acuerdo con la Encuesta T, el primer estudio que se hizo en Chile sobre la población trans, publicado en 2017 por OTD, el 41% de las personas trans en el país dijo que se identificó y comenzó a manifestar su condición antes de los cinco años. Asimismo,76% dijo haber sufrido discriminación. Al interior de las familias, 97% sufrió cuestionamientos a su identidad, 42% fueron ignoradas y 36% sufrieron agresión verbal.

– Cuando iniciaste tu transición, en 2015, todavía no se había realizado esa encuesta. ¿Cómo fue para ti ver esos resultados?

– Fue como hacer check, check, check mental con los resultados. Es triste, por un lado, pero por el otro es muy bueno saber que hoy están esos y otros datos disponibles.

– Algo similar, entonces, a lo que te pasó cuando llegaste a OTD…

-Saber que había personas que estaban en una organización, que había fundaciones, que había más gente trans en Chile en ese momento cuando estaba recién llegando a Santiago a estudiar, fue una luz. Se me abrió el mundo ahí y creo que lo más bonito es hacer comunidad, porque las historias ayudan a otras historias, ayudan a otras personas.

– En tus redes sociales y tras la publicación de tu libro han hecho comentarios sobre eso.

– Con el libro me han escrito muchas personas buscando datos, pidiendo consejos, diciendo que les ha gustado la historia. Pero hay algo que me ha sorprendido y es que me han escrito muchas madres, tíos, papás, abuelos y muchos otros familiares de personas que tienen trans cercanes y ha sido muy lindo verlos buscando ayuda, tratando de informarse. Eso es muy valorable.

– En el libro ahondas en la importancia de construir el cambio en comunidad, enseñando a las personas sobre cuáles son los pronombres correctos, y facilitas una guía con términos y explicaciones, como “identidad de género”, “intersexual”, “no binarie”.

– Mira, durante la pandemia, hicimos con mi polola (Daniela Ortiz, psicóloga), un cuadernillo que se llamaba “Mi trans-vida”, porque sabíamos que en cuarentena había mucha gente ansiosa, mucho niñe trans y quizás su casa no era un lugar seguro. Creo que es importante ser didáctico y por eso hice esa guía en mi libro. Cada uno puede aportar. Tenemos la obligación moral, ética y como persona humana de entender e informarnos para no dañar al otro, siento y quiero creer que hay bondad en todos. Cuando las personas me gritan cosas feas, trato de verlo de esa forma. Esto me ha ayudado a entender que tenemos un rol como personas trans de ayudar al resto a informarse.

Que no nos conformemos

– En un momento del libro, comentas que cuando eras niño te quedabas hasta tarde con tu hermano y, cuando te preguntaban “¿Qué te gustaría ser cuando grande?”, tu respuesta era “ser un hombre”. Ahora que realizaste ese sueño al menos socialmente, ¿qué queda pendiente?

– Jamás pensé que podría ser lo que estaba soñando, tener esta barba, esta voz, el pelo. A veces aún me siento con disforia. Me falta un poquito, pero estoy muy contento de todo lo que he logrado y también de lo que aún quiero lograr.

– ¿Qué sería eso?

-Más allá de mí, quiero que en Los Angeles se abra un policlínico trans. Quiero que en Chile no nos conformemos solamente con el cambio de nombre en el carnet (permitido gracias a la Ley de Identidad de Género). Quiero mejor acceso a la salud física y mental, a la educación por sobre todas las cosas. Quiero que nos dejen de matar, que haya seguridad para ser trans aquí. Yo no me conformo. Me siento feliz y orgullosísimo de ser una persona trans, por supuesto, pero también sé que falta demasiado todavía. No pierdo la esperanza. Recién estamos saliendo del capullo, socialmente hablando. Recién se está hablando de nosotros… Falta, pero ya estamos saliendo a volar.

Volar, como la mariposa que Gabriel lleva tatuada en el cuello.

29 de diciembre de 2022
Amanda Marton
Edición:
María Eugenia Ludueña

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , , , , , ,

Alcalde declara ciudad ‘anti-LGBTQ+’ porque vio parejas homosexuales en Nochevieja

Sábado, 7 de enero de 2023

Bobby_Nasution,_Wali_Kota_MedanAlcalde de Medan Bobby Nasution (Wikipedia)

La ciudad de Medan, en la capital de la provincia de Sumatra del Norte de Indonesia, ha sido declarada “anti-LGBT” por su alcalde, Muhammad Bobby Afif Nasution.

Nasution arremetió contra las parejas homosexuales que celebraban juntos la víspera de Año Nuevo en la ciudad en una diatriba homofóbica.

Marcando el comienzo de 2023 el 1 de enero, dijo: “A lo largo de la calle frente al Ayuntamiento me preguntaba por qué veía hombres [juntos] con otros hombres. “Eso es inaceptable. No hay LGBT en la ciudad de Medan. Somos anti-LGBT”, informó la publicación Coconuts de Yakarta.

Nasution continuó afirmando: “No hay un solo grupo étnico en Medan que apoye las relaciones entre personas del mismo sexo. Así que adherirnos a nuestros propios valores culturales, ya sea en términos de tradición y vida cotidiana, y también en las relaciones”.

Nasution dijo que espera que las personas solteras de la ciudad encuentren parejas heterosexuales, se casen y tengan hijos. Medan tiene una población de más de cinco millones de personas en los límites de su ciudad y áreas urbanas.

La actividad sexual entre personas del mismo sexo está criminalizada en dos provincias de Indonesia: Aceh, una provincia musulmana conservadora que practica la ley Shariah, y Sumatra del Sur, una provincia de mayoría musulmana, según Human Dignity Trust.

En 2022, el parlamento de Indonesia aprobó un nuevo Código Penal que penaliza el sexo fuera del matrimonio; la ley entrará en vigencia en 2025 y probablemente se utilizará para atacar a la comunidad LGTBIQ+.

Nasution, yerno del presidente de Indonesia, Joko Widodo, ha sido advertido por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (Komnas HAM) de que tal discriminación va en contra de la constitución del país. “Todos los ciudadanos de esta nación deben estar protegidos contra la discriminación por motivos de raza, religión, orientación sexual y más”, dijo en respuesta el comisionado de Komnas HAM, Anis Hidayah.

Varios grupos de derechos humanos han calificado a Indonesia como uno de los lugares más hostiles para las personas LGBTQ+ y, según un informe de Pew Research de 2019, solo el 9 % de los indonesios dice que la homosexualidad es aceptable.

Indonesia, un infierno para la diversidad LGTB

indonesiaEn agosto de 2021 conocíamos que  condenaban a  siete  meses de prisión a soldado en Indonesia por homosexualidad.

En 2018, informábamos de la detención de  diez mujeres, acusadas de «conducta lésbica».Antes, recogíamos, precisamente, la detención de cuatro personas en Banda Aceh, a manos de patrullas ciudadadanas, acusadas de «practicar la homosexualidad»: tres varones y una mujer transexual, que se enfrentan a penas que incluyen los mencionados castigos físicos. A principios del 2018 recogíamos el descarnado caso de LGTBfobia de Estado en Indonesia. La policía de Aceh detuvo a doce mujeres trans, les afeitó el cabello y las obligó a vestirse como«hombres normales». En Aceh, desde 2005 rige la sharia o ley islámica gracias a la autonomía que le fue concedida al firmar la paz con los separatistas, poco después del tsunami que asoló la región. En septiembre de 2014, además se aprobó una terrible ley que castiga las relaciones homosexuales con la pena de recibir cien azotes en público con una vara de ratán. La legislación entraba en vigor en octubre de 2015 y fue aplicada, entre otras ocasiones, en mayo de 2017 a dos jóvenes de 20 y 23 años. En el mismo mes de octubre de 2015 nos hacíamos eco de la detención de dos jóvenes lesbianas (de 18 y 19 años) por abrazarse públicamente y confesar que eran pareja. Según el jefe de la policía islámica las chicas serían “sometidas a rehabilitación con la participación de psicólogos en dependencias sociales”.

Indonesia también votó en 2014 en contra de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas contra la homofobia y la transfobia y ha sido calificado, por su propia población, como un mal lugar para vivir si eres gay o lesbiana (solo un 2% opina lo contrario) en una encuesta de Gallup.

En el mes de octubre de 2016, informábamos de la detención de una pareja gay por subir a su cuenta de Facebook unas fotos besándose, junto con un mensaje de amor, que fue considerada por las autoridades como “pornografía”. A estos hechos se suman un deterioro homófobo que reconocía el presidente Joko Widodo, quien lejos de atajarla ha llegado a aprobar medidas discriminatorias, como confiscar preservativos, o la persecución de webs LGTB, bloqueando aplicaciones de citas entre personas del mismo sexo o autorizar formas de discriminación laboralcon el veto de aspirantes LGTB a plazas públicas, el cierre de la única escuela y mezquita para personas trans de Indonesia, aparte de permitir las irresponsables declaraciones homofóbicas de políticos y alcaldes demonizando al colectivo LGBTy la radicalización de líderes religiosos que han llegado a fomentar el boicot a empresas internacionales que apoyan al colectivo LGBT.

En diciembre de 2017 nos hacíamos eco la condena de diez hombres a dos años de cárcel en Indonesia por participar en una supuesta «fiesta gay» en Yakarta, la capital de este país asiático. A diferencia de Aceh, en Yakarta las relaciones homosexuales no son ilegales, por lo que los detenidos fueron condenados por violar la ley contra la pornografía.

indonesia-latizagos-homofobia-696x522El hecho de que se utilice esta ley para perseguir penalmente la homosexualidad en un territorio en el que supuestamente esta no está criminalizada pone de manifiesto la gravedad de la situación que se vive hoy día en Indonesia. De hecho, solo en las provincias autónomas de Aceh y Sumatra Meridional, en las cuales se aplica la sharía o ley islámica (en Aceh a todos los ciudadanos, en Sumatra Meridional solo a los musulmanes, que en cualquier caso son mayoría), las relaciones homosexuales son formalmente ilegales, castigándose incluso con castigos físicos.

Pero también en el resto del país la situación se está deteriorando. Ya lo recogíamos en febrero de 2016, cuando hacíamos alusión a la ola de LGTBfobia protagonizada por políticos y líderes religiosos. Desde entonces, por desgracia, no hemos dejado de conocer casos de detenciones y abusos. Un ejemplo es la redada de mayo de 2017 en el que la policía indonesia detenía en Yakarta a 141 hombres por asistir a lo que las autoridades han calificado como una supuesta “fiesta de sexo gay”, pese a que la homosexualidad no es ilegal en la capital y que desembocó en la citada condena de diez hombres, pero ha habido muchos otros. Días antes de aquella redada, otros ocho hombres eran detenidos, igualmente acusados de celebrar una «fiesta gay» en Surabaya, la segunda ciudad del país. En Java Occidental, la provincia más poblada de Indonesia, el jefe de policía hizo pública por su parte su intención de constituir un grupo de trabajo policial para investigar la actividad de personas LGTB. Y en octubre de 2017 tuvo lugar otra redada en un local de ambiente gay de Yakarta, en la que fueron detenidos 51 hombres. Una estigmatización a la que también ha contribuido la decisión de la Asociación Psiquiátrica Indonesia de clasificar la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad como trastornos mentales.

Esta espantosa situación podría agravarse de prosperar la iniciativa legislativa que pretende castigar en todo el país las relaciones homosexuales con penas de hasta cinco años de prisión. Sin embargo, en diciembre también aludíamos al “respiro provisional” que había supuesto la decisión del Tribunal Constitucional de Indonesia de rechazar una propuesta de criminalización de las relaciones sexuales entre personas no casadas, cuyo objetivo principal no era otro que el de castigar por vía indirecta las relaciones homosexuales. Poco duraba el respiro, por desgracia.

En julio de 2020 conocíamos que Indonesia podría aprobar en 2021 los “exorcismos” a personas LGTB+. Y en febrero de ese mismo año, una pareja gay era condenada a 154 latigazos por tener relaciones sexuales.

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , ,

¿Qué es el cántico del ‘Chelsea rent boy’ y por qué es homofóbico?

Sábado, 7 de enero de 2023

índiceUn abanderado ondea una bandera del Chelsea FC con el diseño de la bandera LGBT+ Progress. (Clive Rose/Getty Images)

El empate del Nottingham Forest contra el Chelsea el domingo (1 de enero) se vio empañado por cánticos homófobos de “Chelsea rent boy que han sido denunciados por grupos de aficionados LGBTQ+ de ambos equipos de fútbol de la Premier League.

El grupo de simpatizantes LGBTQ+ del Chelsea, Chelsea Pride, tuiteó que “condena totalmente” el uso del insulto homófobo después de que fuera dirigido a los jugadores del Chelsea durante el partido en el estadio City Ground del Nottingham Forest.

El grupo de aficionados LGBTQ+ del Nottingham Forest no tardó en tuitear que estaban “avergonzados y abochornados” por las acciones de sus compañeros, añadiendo en otro tuit que el cántico “nos hace cuestionar lo bienvenidos que somos realmente en nuestro propio club”.

En un comunicado emitido tras el partido, el Nottingham Forest FC afirmó que el club “no aprueba ningún tipo de comportamiento discriminatorio u ofensivo” y que el incidente sería “investigado a fondo”.

No es ni mucho menos la primera vez que se oye “Chelsea rent boy” desde las gradas: el cántico se ha utilizado con regularidad en las últimas décadas y la temporada pasada los clubes de fútbol Liverpool y Leeds y Tottenham emitieron declaraciones condenando su uso por parte de algunos de sus seguidores.

En enero de 2022, la Fiscalía de la Corona confirmó que trataría el “vil y repugnante” cántico como un delito de odio.

¿Qué es el cántico “Chelsea rent boy” y por qué es homófobo?

“Chelsea rent boy” es una frase denigrante dirigida a los jugadores y seguidores del Chelsea por parte de los aficionados rivales. Lo sepan o no, el término tiene connotaciones homófobas íntimamente relacionadas con la historia homosexual del Chelsea.

Un “chico de alquiler” es una expresión utilizada para describir a un joven prostituto, en concreto, a un prostituto que vende sexo a otros hombres.

El término se ha dirigido a los jugadores y aficionados del Chelsea, y no a otros equipos de fútbol, debido a que el barrio londinense de Chelsea fue en el pasado un centro de atracción para la comunidad LGBTQ+.

Durante las décadas de 1960 y 1970, Chelsea fue un centro neurálgico para las personas LGBTQ+ en el West End de Londres, con numerosos pubs y bares donde los maricas podían ser libremente ellos mismos en un clima cultural homófobo.

El ambiente LGBTQ+ del barrio hizo que adquiriera fama de ser un lugar donde los “chicos de alquiler” se reunían con hombres para mantener relaciones sexuales, concretamente en los alrededores de Earl’s Court, a pocos minutos del estadio de fútbol Stamford Bridge del Chelsea FC.

Así, el cántico “Chelsea rent boy” es efectivamente un insulto homófobo que implica que los jugadores y aficionados masculinos del Chelsea venden sexo a otros hombres.

Algunas de las motivaciones que subyacen al cántico han evolucionado en los últimos años, lo que significa que algunas personas que utilizan el término en 2023 ni siquiera son conscientes de sus connotaciones históricamente homófobas.

Después de que el multimillonario ruso Roman Abramovich comprara el Chelsea FC en 2003 y transformara la fortuna del club invirtiendo millones en él, muchos aficionados de la oposición empezaron a utilizar el cántico para burlarse de los jugadores del Chelsea por estar “comprados”. Pero independientemente de la motivación, el trasfondo homófobo de utilizar “chico de alquiler” como insulto para dar a entender que alguien ha pagado por mantener relaciones sexuales con otro hombre sigue vigente.

Tras el incidente del domingo en el City Ground, LGBTQ+ Trickies apuntó a las personas “incultas” que siguen utilizando el cántico. “Estamos cansados de intentar explicar a los incultos por qué el cántico es incorrecto a todos los niveles, no estamos cansados de luchar por la igualdad y la inclusión”, escribió el grupo en Twitter. “Tenemos un problema y una cuestión cuando nuestros propios aficionados piensan que este tipo de cánticos son aceptables y nos hace cuestionarnos hasta qué punto somos bienvenidos en nuestro propio club”.

Sí, utilizar el cántico “Chelsea rent boy” es ahora un delito de odio

El año pasado, la Fiscalía de la Corona confirmó que considera que el término “chico de alquiler” es un insulto homófobo, lo que significa que quienes lo utilicen podrían ser procesados en virtud de la legislación sobre delitos de odio.

Un portavoz de la CPS declaró a Sky Sports News: “La CPS sigue tomándose muy en serio los cánticos racistas y homófobos en los partidos de fútbol y está trabajando estrechamente con la FA, los clubes de fútbol y las organizaciones benéficas para erradicar este horrible comportamiento del deporte. El impacto en los grupos atacados por este tipo de comportamiento mafioso puede ser devastador. No dudaremos en procesar a cualquier persona acusada de estas acciones cuando haya pruebas suficientes para ello.”

El Chelsea FC elogió la medida en su momento, escribiendo en su sitio web oficial: “El Chelsea Football Club acoge con satisfacción la noticia de que la Fiscalía de la Corona reconoce que el término ‘chico de alquiler’ es un insulto homófobo, y que quienes lo utilizan pueden ser procesados.

“Seguiremos trabajando con nuestros seguidores y nuestro grupo de aficionados LGBTQ+ Chelsea Pride para garantizar que nuestro club sea acogedor e inclusivo para todos, y no dudaremos en tomar medidas contra cualquiera que persista en el uso de este o cualquier otro lenguaje discriminatorio, incluyendo el trabajo con la policía y el CPS para asegurar los enjuiciamientos.”

¿Qué se está haciendo para poner fin al cántico “Chelsea rent boy”?

En última instancia, es la policía la responsable de hacer cumplir la ley sobre el lenguaje racista y homófobo en el fútbol, y no la Asociación de Fútbol (FA).

Grupos como Kick It Out y campañas como Rainbow Laces trabajan para educar a los aficionados y erradicar la homofobia en el fútbol, pero tras el incidente del domingo, el Chelsea Pride ha pedido a las autoridades futbolísticas que hagan más para atajar los cánticos y los insultos homófobos.

En un comunicado compartido en Twitter, el grupo escribió: “Desafiamos a las autoridades futbolísticas a que cambien ahora su postura y empiecen a responsabilizar a los clubes y a los aficionados al fútbol por el lenguaje discriminatorio que se utiliza en los estadios hacia la comunidad LGBTQ+. Si la CPS se toma ahora esto en serio, entonces la FA necesita cambiar sus propios libros de reglas”.

Las organizaciones añadieron: “La discriminación no tiene cabida en el fútbol [sic]. Tenemos que educar y cambiar este comportamiento. No son bromas inofensivas. El hecho de que no te ofenda a ti no significa que no ofenda a los demás. Nuestros amigos, nuestros aliados quieren ver un cambio. Todos lo queremos”.

Un portavoz de la FA declaró posteriormente a The Mirror  que la organización se había comprometido a poner fin al uso del término “rent boy” en el fútbol.

“Condenamos enérgicamente el uso del término ‘chico de alquiler’ y estamos decididos a erradicarlo de nuestro deporte. Seguimos trabajando estrechamente con la Fiscalía de la Corona, así como con la Unidad de Policía del Fútbol del Reino Unido, en relación con el uso de este término”, afirmaron.

“Parte de nuestro trabajo en este ámbito ha consistido en proporcionar a las autoridades competentes declaraciones de impacto de aficionados LGBTQ+, en las que se detalla cómo los cánticos de esta naturaleza afectan a su experiencia y a su sentimiento de inclusión en los partidos de fútbol, de modo que pueda establecerse una postura y un entendimiento más claros sobre el cántico.

“Nos oponemos firmemente a todas las formas de discriminación y nos esforzamos por garantizar que nuestro juego sea un entorno seguro para todos, que abrace verdaderamente la diversidad y desafíe las conductas de odio tanto dentro como fuera del terreno de juego.”

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.