Archivo

Archivo para Viernes, 3 de abril de 2020

Espiritualidad franciscana

Viernes, 3 de abril de 2020

Del blog Nova Bella:

1790_190312

“Poco a poco San Francisco fue descubriendo una realidad que aún no se había atrevido a mirar cara a cara: la del hombre naturalmente frágil, limitado y necesitado de solidaridad, especialmente en el sufrimiento, la enfermedad, la marginación y la pobreza. Comenzó de inmediato a prodigar sus cuidados a los leprosos y a convivir con ellos, aun a costa de sufrir la incomprensión y persecución familiar y el rechazo de sus conciudadanos…

*

Julio Herranz Miguelañez, ofm

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , ,

Personal sanitario. ¡Gracias!

Viernes, 3 de abril de 2020

Hospital.1

Como si de un rito sagrado se tratase, todas las tardes, a las 20:00 hs., me asomo a la ventana de casa para aplaudir a todo el personal sanitario que, una vez más en esta crisis, está mostrando toda su calidad humana y profesional. Y allí escucho aplausos que proceden de todas las direcciones. Aplausos que despiertan y movilizan en mí una corriente emocionada de comunión, solidaridad, confianza en el ser humano, gozo y gratitud.

          Se comprueba en toda crisis: junto con el dolor y el miedo, la frustración y la rabia, el enfado y la impotencia, en las crisis afloran oleadas de solidaridad en favor de las personas más vulnerables. Emerge lo mejor de la condición humana: la capacidad de empatía y la práctica de la compasión.

       Tal capacidad está siempre ahí, pero con frecuencia adormecida porque nuestros intereses giran todavía demasiado en torno a nuestro pequeño mundo. En una crisis, al sentirnos removidos, parecen activarse dos detonadores que, al converger, nos mueven hacia los demás: por un lado, la experiencia de vulnerabilidad y, por otro, la capacidad de amar.

          La consciencia de la propia vulnerabilidad, sacándonos con fuerza de nuestra zona de confort y de las defensas tras las que nos habíamos acorazado, nos acerca a nuestra propia verdad de seres sumamente frágiles y necesitados. Y al caer el pedestal al que nos habíamos encaramado para, precisamente, huir de la propia vulnerabilidad, nos humaniza.

          De ese modo, el encuentro experiencial con la propia vulnerabilidad juega en una doble dirección: por una parte, nos hace encontrarnos con la vulnerabilidad ajena y vibrar ante ella –hemos entrado en el territorio común de la “vulnerabilidad compartida”–; por otra, al acercarnos a nuestra verdad, descubrimos que, además de muy vulnerables, somos amor que busca expresarse.

        Y aquí se nos regala un descubrimiento que parece desconcertante: el reconocimiento y la aceptación de la propia vulnerabilidad constituye, no solo la puerta de la auténtica compasión y solidaridad, sino también nuestra mayor fortaleza. Hemos abandonado nuestras “fortalezas fabricadas” –todas ellas ilusorias, tal como se pone de manifiesto en tiempos de crisis e incertidumbres– y hemos aprendido que nuestra única fortaleza solo puede ser aquella que se apoya en el reconocimiento y la aceptación de toda nuestra verdad, sin ocultarnos nuestros miedos y sin maquillar nuestras carencias. Entonces brilla aquella sorprendente paradoja paulina: “Cuando me siento débil [cuando reconozco y acepto mi vulnerabilidad], entonces es cuando soy fuerte” (2 Cor 12,10).

          No es extraño, por ello, que la compasión, la cercanía cálida, la ayuda servicial, el amor alegre, la servicialidad desinteresada, se den con tanta frecuencia como intensidad entre las personas –médicos/as, enfermeros/as, auxiliares, celadores/as, limpiadores/as– que conviven tan de cerca con la vulnerabilidad y la palpan a cada paso de su tarea.

        De esa constatación me brotan cuatro palabras que resumen mi vivencia hacia todas y cada una de esas personas: gratitud, aprendizaje, cuidado e invitación.

      ¡Gracias! Por todo el bien que estáis haciendo en los momentos más difíciles de la vida de una persona. Gracias porque vivís el mayor regalo que se puede hacer a un ser humano: ser presencia de calidad para él. Cuando aparentemente no podemos, por diferentes motivos, hacer nada por alguien, hay algo siempre a nuestro alcance y, curiosamente, es lo más importante: estar ahí para él.

          ¡Gracias! también porque estáis mostrando lo mejor del ser humano –ese es mi aprendizaje–, lo que en realidad somos todos y todas, aunque a veces lo mantengamos oculto o incluso lo ignoremos: somos, en otra bella paradoja –todo lo profundo es paradójico– vulnerabilidad y amor a la vez. Vulnerabilidad y amor que, cuando se encuentran, cuando se viven juntos, constituyen nuestra mayor fortaleza y se convierten en manantial vibrante de compasión y solidaridad.

          ¡Gracias! también porque sois vulnerables y no escondéis vuestra vulnerabilidad. Pero eso requiere que viváis un cuidado exquisito hacia vosotros y vosotras mismas. Somos siempre vulnerables pero, en momentos de riesgo –esfuerzo prolongado, cansancio, agotamiento, amenazas para la salud, estrés psicológico, saturación, impotencia…–, se acentúa extremadamente la consciencia de nuestra fragilidad y aparece el temor a rompernos. Por eso es imprescindible vivir el cuidado hacia sí mismo/a. Un cuidado hecho de amor incondicional hacia sí, de autoacogida, de autocomprensión, del descanso reparador que sea posible, de relaciones vitalizantes, de oxigenar nuestra sensibilidad, de humor, de tiempos de silencio y meditación…

          Y la invitación humilde: no dejéis que pase desapercibida a vuestros ojos toda la riqueza humana que estáis derrochando. Apreciad el caudal de humanidad que fluye y se moviliza a través vuestro en beneficio de las personas más vulnerables: reconocedlo, saboreadlo, integradlo… Ser conscientes de lo que somos y de lo mejor que brota en nosotros constituye un potente factor de transformación personal y social.

          Por todo ello, por vuestro servicio, vuestra sonrisa, vuestro gesto, vuestra presencia…, ¡gracias! Y gracias también por vuestro cansancio, vuestra pena, vuestra frustración, vuestro enfado, vuestro miedo, vuestros “bajones”… Todo ello forma parte de nuestra condición, con todo ello aprendemos a acogernos. Por eso, nos resulta fácil ver en vosotros y en vosotras –todo el “personal sanitario”, en el sentido más extenso de la palabra– como un “espejo” que estáis reflejando lo que somos todos y todas.

¡¡¡Gracias por tanto!!!

Y recibid nuestro aplauso diario: quiere ser expresión de la gratitud y mensaje de ánimo para vuestra tarea.

Postdata 1.

Más allá de la gratitud, no puedo ofreceros mucho. Pero si deseáis escribir por correo electrónico en algún momento –me dirijo a las personas que trabajáis en la sanidad–, no dudéis en hacerlo. En todo lo que me sea posible, ahí estaré.

Postdata 2.

La gratitud es inclusiva. Y alcanza especialmente a profesionales y trabajadores de todos los ámbitos que siguen desarrollando su actividad, ahora con mayores dificultades y más esfuerzo. Gracias por vuestra entrega.

Enrique Martínez Lozano

Fuente Boletín Semanal

Espiritualidad , ,

Hna. María Azucena: “Pudiera parecer que un alma contemplativa tuviera solo alas…Pero, ¡qué va!, también tiene pies”

Viernes, 3 de abril de 2020

Hna-Azucena_2217688241_14457415_667x629“Las alas del alma orante pueden visitar el Infinito, regiones de paz serena y sin nombre”

“Encuentra un ratillo y un motivo para la carcajada. La contagiarás con beneficios fisiológicos comprobados indiscutibles”

“Alimentar sentimientos de esperanza y confianza reificará -con San Juan de la Cruz- que el alma tanto alcanza cuanto espera”

“El esfuerzo amable y consciente de sacar lo mejor de nosotros mismos será siempre la mejor vacuna contra el menor atisbo de ansiedad y depresión personal o grupal”

“Era el mejor de los tiempos y era el peor de los tiempos;  la edad de la sabiduría y también de la locura;  la época de las creencias y de la incredulidad;  la era de la luz y de las tinieblas;  la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación”. Esto lo escribiría Carlos Dickens en pleno siglo  XIX, en su “Historia de dos ciudades”  y resultan admirables las profundas analogías  en tiempos distópicos.

El ser contemplativo establece y compromete  su ideal de vida en la corrección utópica,  integrando la factorialidad dimensional humana en una plenitud que incluye, necesariamente  la  gran olvidada de nuestro tiempo tecnológico: la Espiritualidad.

Y pudiera parecer que un alma contemplativa tuviera solo alas…  Pero, ¡qué va!,  también tiene pies,  ya lo creo.

Y en tiempos de reclusión forzosa,  todo hace falta para seguir y motivar la vida.

Los pies de toda alma necesitan caminar,  acercarse a otros,  de cerca o lejos, sentirse unidos,  sentirse grupo,  compartir una realidad  dramática en lucha contra el enemigo común.

Y nos apoyamos sistemáticamente en redes, mensajes o  quedadas telemáticas para aplaudir a los generosos que se arriesgan o  rezar virtualemente  “juntos“, a horas determinadas, por lo que nos hiere o nos asusta.

Los pies del mundo pueden fatigarse extremadamente en tiempos de tan peculiar y dura crisis.

La ansiedad puede hacerse fuerte por  miedo ante el adversario incierto.  Sin embargo,  un trabajo consciente invita a analizar si los miedos son racionales o irracionales,  desterrando estos últimos  desprendiéndose de bulos e información no contrastada.

Ansiedad que puede acrecentarse en muchos  por  sentimientos de pérdida:  temor a perder el empleo o  a la precariedad si ya llegó el ERTE;  preocupación de estudiantes por perder curso o interferir una carrera esforzada.

Sentimientos y emociones desadaptados, nocivos para uno mismo, afectarán a aquellos que estrechamente  conviven.  El primer  grado de gestión comenzará siempre por reconocerlos  conscientemente,  y continuará con su aceptación.

Teniendo siempre presente que toda situación de emergencia es temporal,  que la vida retomará fuelle detrás y recobrará su pálpito, alimentar sentimientos de esperanza y confianza  reificará -con San Juan de la Cruz- que el alma tanto alcanza cuanto espera.

 Cuando resulta imposible hacer más de lo que toca en el presente,  aparcar la preocupación para el momento de las soluciones será siempre lo más inteligente y saludable.

Pero luego están los concretos de una vida confinada en la que hay que reinventarse de la manera más creativa y gratificante posible:  la organización de rutinas personales y familiares que eviten el desconcierto,  el hacer cosas distintas para las que nunca se tiene tiempo ni ocasión,  el comunicar más y mejor, tanto con los de fuera (en plena era tecnológica de comunicación social) como con los que están al lado mismo.  Conversar.

 Reír… Encuentra un ratillo y un motivo para la carcajada.   La contagiarás  con beneficios fisiológicos comprobados indiscutibles.

risa

Y algún pequeño ejercicio regulado en tu rincón (las ofertas se multiplican on line:  yoga, pilates, o gimnasia elemental).  O bailar al compás de cualquier música, venciendo al virus que no traspasa una reclusión con alegría.  Muy importante será vigilar tu estado de ánimo, por ti y por aquellos con quien convives… porque todo influye y todo suma.  El esfuerzo amable y consciente de sacar lo mejor de nosotros mismos será siempre la mejor vacuna contra el menor atisbo de ansiedad y depresión personal o grupal.

Este tiempo puede llegar a ser una misteriosa escuela de felicidad, disfrutando de las cosas más simples y pequeñas. Como simplificaría  Elizabeth Gilbert en su valiente novela autobiográfica:  “Reza, come, ama”

Y como los pies del alma asimismo vuelan, como  bien sabemos los Contemplativos,  en momentos relajados y silenciosos de la jornada en reclusión, recorramos lugares del mundo, tan diversos,  de casuística multiplicada.

Se acercarán a  ancianos solitarios o a discapacitados que necesitarán una mano generosa y  voluntaria para subsistir y llevar adelante su vida.  Visitarán a familias confinadas con agobio recurrente en el bullir incesante de chiquillos inquietos, de energía inagotable,  difíciles de calmar y controlar.

Los pies contemplativos, en silencio, sin moverse un milímetro y por llamada,  recorren diariamente las nuevas situaciones y  otras de similar dramatismo,  viejas  conocidas de este mundo (guerra, persecución, abusos,  toda clase de injusticias).

De repente,  ya no soy -yo,  sino que soy-con,  y cargo, junto al mío, con el polvo de muchos caminos, el peso de muchos corazones,  la fatiga de muchos otros pies… que parecen aligerar lo mío.

Y volaremos de nuevo,  pero no a ras de tierra ahora,  sino más alto,  mucho más alto.   Las alas del alma orante pueden visitar el Infinito,  regiones de paz serena y sin nombre,  donde manan sin cesar  las fuentes de agua viva…  Allí pueden descansar la pesada carga,  propia y ajena,   saciar la sed  y refrescar silenciosamente multitud de corazones agobiados. Porque todo llega a su destino, con  billete gratuito,  en el amor de Dios.

El alma contemplativa,  en su celda monástica o confinada en este mundo, como todos, lleva consigo el secreto de toda frescura, de la mejor paz, de la co-redención fraterna más sufrida,  fascinante y restauradora.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , , , , ,

Resistiré, el himno contra el coronavirus.

Viernes, 3 de abril de 2020

Diego11qu103825aLa canción popularizada por El Dúo Dinámico en 1988 vuelve con fuerza para unir más que nunca a los españoles

La emisora musical Cadena 100 ha lanzado este miércoles un estreno que se ha convertido ya en viral en todos los hogares de España: Resistiré. Se trata de una nueva versión de tema popularizado por el conjunto Dúo Dinámico en 1988, que es desde hoy el himno del país para hacer frente a la pandemia del coronavirus y recaudar fondos a beneficio de Cáritas..

El proyecto, liderado por la emisora y el productor Pablo Cebrián, ha sido el resultado de una iniciativa solidaria con el fin de “inyectar altas dosis de esperanza, optimismo y energía a la sociedad española frente al coronavirus”. Cantantes y músicos no han dudado en poner su granito de arena en la causa, donde han participado también las discográficas más importantes de la industria como Universal Music, Sony, Warner y Altafonte. También ha participado en este proyecto DADA film & entertainment.

La lista completa de artistas participantes es la formada por Alex Ubago, Andrés Suárez, Álvaro Soler, Blas Cantó, Carlos Baute, Conchita, David Bisbal, David Otero, David Summers, Despistaos, Diana Navarro, Dvicio, Efecto Mariposa, Efecto Pasillo, Ele, Georgina, India, Jose Mercé, Josemi Carmona, Manuel Carrasco, Melendi, Mikel Erentxun, Nil Moliner, Pastora Soler, Pedro Guerra, Pitingo, Rosana, Rozalén, Rulo, Sofía Ellar y Vanesa Martín.

El tema musical acompañará además desde hoy a los aplausos que cada atardecer se escuchan alrededor de la geografía de España, a las 20:00, para agradecer los servicios de los profesionales que batallan sin descanso para diezmar y poner fin al COVID-19.

Resistiré es sin duda una de las canciones más conocidas del Dúo Dinámico, si bien fue escrita por Carlos Toro, escritor y periodista deportivo. A pesar del éxito de la iniciativa, a pareja musical no ha querido aprovecharse de la situación y ha cedido íntegramente los derechos musicales a la Comunidad de Madrid.

 RESISITIRÉ

Cuando pierda todas las partidas
Cuando duerma con la soledad
Cuando se me cierren las salidas
Y la noche no me deje en paz
Cuando sienta miedo del silencio
Cuando cueste mantenerme en pie
Cuando se rebelen los recuerdos
Y me pongan contra la pared
Resistiré, erguido frente a todo
Me volveré de hierro para endurecer la piel
Y aunque los vientos de la vida soplen fuerte
Soy como el junco que se dobla
Pero siempre sigue en pie
Resistiré, para seguir viviendo
Soportaré los golpes y jamás me rendiré
Y aunque los sueños se me rompan en pedazos
Resistiré, resistiré
Cuando el mundo pierda toda magia
Cuando mi enemigo sea yo
Cuando me apuñale la nostalgia
Y no reconozca ni mi voz
Cuando me amenace la locura
Cuando en mi moneda salga cruz
Cuando el diablo pase la factura
O si alguna vez me faltas tú
Resistiré, erguido frente a todo
Me volveré de hierro para endurecer la piel
Y aunque los vientos de la vida soplen fuerte
Soy como el junco que se dobla
Pero siempre sigue en pie
Resistiré, para seguir viviendo
Soportaré los golpes y jamás me rendiré
Y aunque los sueños se me rompan en pedazos
Resistiré, resistiré

***

Y hay quienes se adelantaron

 

Fuente Agencias

General, Música , , , , ,

Activista trans egipcia dice que es tratada como “el enemigo” y que está “lista para la guerra” con su propio país

Viernes, 3 de abril de 2020

D0-1tLJVYAEnviwLa activista LGBT + y mujer transgénero Malak Al-Kashef ahora ha sido liberada de prisión. (Twitter)

Una activista trans de Egipto dijo que es tratada como “el enemigo” en su propio país, donde las identidades de las personas LGBT + generalmente no son aceptadas.

Malak El-Kashif dijo que las personas en Egipto que se declaran “diferentes” deberían estar “listas para la guerra”, según ABC News. “La sociedad te pisoteará y te tratará como si fueras el enemigo”, dijo.

La activista trans Malak El-Kashif dijo que no quiere “ocultar” su identidad en Egipto. “Si quisiera esconderme, entonces me hubiera escondido y me hubiera quedado en casa de mis padres y no me hubiera convertido en [transgénero] y me hubiera salvado de todo esto.

Malak es una de las activistas trans más abiertas y visibles del país, un movimiento que no es tarea fácil en un país hostil a las personas LGBT +. Se ha abierto sobre su experiencia de asumir su identidad de género, revelando que le dijo a su madre cuando tenía nueve años que era una niña. Más tarde fue golpeada por su padre por expresar su identidad de género.

La sociedad te pisoteará y te tratará como si fueras el enemigo. Desde que dejó su hogar a los 13 años, ha luchado por los derechos de las personas trans en Egipto. El año pasado, fue arrestada después de abogar por una huelga tras un accidente de tren en su país. Fue encarcelada en un centro para hombres, una medida que puso de relieve la discriminación que sufren las mujeres trans en Egipto. Las personas LGBT+ se enfrentan a arrestos arbitrarios en Egipto, a pesar de que el gobierno insiste en que no existen en absoluto.

En ese momento se informó que fue capturada por la policía en la madrugada del 6 de marzo después de ser atraída a la casa de su madre en una aparente “operación encubierta”. Después de su arresto fue detenida durante tres días en un lugar no revelado sin acceso a un abogado. Fue liberada en julio pasado después de 120 días de confinamiento solitario.

Los comentarios de El-Kashif llegan sólo días después de que el gobierno egipcio fuera criticado por Human Rights Watch por negar la existencia de personas LGBT+ mientras continuaba arrestándolas. Más de 90 personas fueron arrestadas el año pasado en Egipto por presunta conducta sexual entre personas del mismo sexo, de acuerdo con la ley de libertinaje del país. A pesar de esto, los funcionarios han sugerido que “no reconocen” la existencia de personas homosexuales en absoluto.

Más de 90 personas fueron arrestadas el año pasado en Egipto por presuntas conductas entre personas del mismo sexo según la ley de libertinaje del país. A pesar de esto, los funcionarios han sugerido que “no reconocen” la existencia de personas queer en absoluto.

Ataques a la diversidad en los medios egipcios

En Egipto la homosexualidad no está penada teóricamente, pero lo cierto es que a los homosexuales se les persigue en nombre de la moral. Este caso, además de sus claros tintes de homofobia, es también un atentado a la libertad de expresión, algo habitual en un país que vive actualmente bajo la dictadura del exgeneral Abdelfatah al Sisi.

El daño que ha sufrido la comunidad LGTBI al verse negada del derecho a la libertad de expresión y ser estigmatizada también se extiende hacia mujeres y otros colectivos alejados de la doctrina oficialista. El periodismo egipcio es con este hecho otro de los grandes perjudicados de una legislación que niega el derecho de opinión y de libre información, base de una sociedad libre y democrática.

El caso de este programa guarda cierta similitud con el que se daba a conocer en febrero de 2018 en la cadena privada Alhadath Alyoum. Comenzaba un espacio de actualidad por el debate promovido por los legisladores egipcios de si el ateísmo debía ser prohibido en la sociedad. El programa contó con la presencia del presentador, de un imán y un joven que defendería la postura de no condenar la no creencia religiosa. Tras identificarse el joven como ateo, no se le permitió exponer sus argumentos y fue invitado a abandonar el programa tras ser acusado de hereje y suponer un peligro para la juventud egipcia. Además, cuando el joven citó la teoría del Big Bang en su más que breve discurso, el presentador le espetó que no se dirigiera al público con grandes palabras en inglés, que hablara en árabe de ideas sencillas ya que se estaba dirigiendo «a gente simple». Este insulto a la inteligencia de la audiencia continuó con la despedida del invitado y las disculpas del presentador por «invitar a un egipcio así al programa». Tras ser invitado a recibir ayuda psiquiátrica, el joven fue expulsado del programa y todo el espacio estuvo dedicado a las ideas del imán:

Egipto intensificó la LGTBfobia de Estado en 2017

Si bien la homosexualidad no está explícitamente prohibida por la actual legislación egipcia (aunque podría llegar a cambiar), la policía persigue a la población LGTB con cargos como la “indecencia o libertinaje”, la “conducta inmoral” o la “ofensa a los sentimientos religiosos”. Amnistía Internacional denuncia que algunos de los detenidos han sido sometidos a exámenes anales en contra de su voluntad. La ONU considera que este tipo de exámenes son “una forma de tortura”, así como “malos tratos prohibidos por el derecho internacional”.

El pasado 2017 no fue un buen año para en colectivo LGTB en Egipto. Ese año se produjo una intensificación de la persecución LGTBfoba de Estado: en octubre nos hacíamos eco de que, hasta ese momento 57 personas habían sido detenidas, básicamente, por su orientación sexual o identidad de género, así como por el mero apoyo a los derechos igualitarios (con los cargos oficiales anteriormente referidos).

De esas 57 detenciones, según EIPR (Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales) 54 todavía están en prisión. No obstante, hay que leer las cifras con precaución, pensando que la falta de transparencia de la administración y de la justicia de Egipto puede falsear la realidad y suponer, por lo tanto, un escoyo para esclarecer si hay otros casos ocultos por razones desconocidas e incluso por supuestos intereses de las élites.

En octubre de 2017 también conocíamos la noticia de que el Consejo Supremo para la Regulación de los Medios de Comunicación (SCMR) daba la orden para prohibir todas las formas de apoyo a la comunidad LGBT en los medios de comunicación egipcios.

Un mes antes, siete personas eran detenidas por ondear banderas arcoíris durante el concierto en la capital egipcia de la banda libanesa Mashrou’ Leila, cuyo vocalista Hamed Sinno es abiertamente gay. Además de estos arrestos, el grupo musical se enfrentó a descalificaciones y de momento no volverá a tocar en el país, debido al veto del Sindicato de Profesiones Musicales egipcio (ya fue vetada en Jordania tras una campaña promovida por Dima Tahboub, portavoz de Frente de Acción Islámica). Dos de los siete detenidos quedaron en libertad bajo fianza a comienzos de este año.

Los antecedentes LGTBfóbicos ya eran preocupantes

En abril de 2016 fueron condenados once hombres egipcios a penas que oscilaban entre los 3 y los 12 años de cárcel, acusados del delito de “libertinaje e incitación al libertinaje”, que es el cargo que se utiliza habitualmente en Egipto para detener y condenar a homosexuales. Las detenciones se llevaron a cabo en septiembre de 2015, fruto de unas redadas que formaban parte de una “campaña de moralidad” con motivo de la festividad que marca el fin del Ramadán.

Un año antes (abril de 2015) nos hacíamos eco de la nueva potestad que se arroga el Estado para deportar a extranjeros LGTB. Esta medida era ratificada por un tribunal que falló en favor de la decisión tomada por el Ministerio del Interior egipcio de extraditar y prohibirle la entrada al país a un ciudadano libio, por ser gay.

En junio de 2015, dábamos cuenta de la utilización que la “Policía de la Moralidad” hacía de apps de contacto para gais y redes sociales para engañar y detener a hombres homosexuales inocentesLa última víctima: un refugiado sirio que llegó a Egipto huyendo de las miserias y de la violencia de su país, para empezar una nueva vida, y que fue humillado, detenido y condenado a un año de prisión tras caer en una trampa policial.

Incluso algunos medios de comunicación se dedican a realizar “cacerías” contra homosexuales. Al Kahera Wal Nas emitía en diciembre de 2014 un reportaje de la denostada presentadora amarillista Mona Iraqi, que servía como excusa para detener a decenas de personas, vanagloriándose de la redada a una sauna gay de El Cairo (capital de Egipto). Un tribunal los absolvería a todos posteriormente. No obstante, siguió pesando sobre ellos otra condena que no se revoca: la estigmatización social. Un problema que a menudo deriva en violencia por parte de terceros o en intentos de suicidio. Uno de los detenidos en la sauna gay de El Cairo, por ejemplo, trató de quemarse vivo, tras difundirse las imágenes en televisión en las que se le reconocía.

En noviembre de 2014 nos hacíamos eco de la condena de un tribunal de Egipto a tres años de prisión para ocho hombres por aparecer en un vídeo en el que presuntamente se representaba la celebración de “la primera boda gay” de este país. Sin embargo, los ocho acusados habían negado los cargos que se les atribuían, así como que la controvertida boda fuese una ceremonia real, ya que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es posible en Egipto.

Ese mismo año, también informábamos de la sentencia de un tribunal egipcio que condenaba a cuatro hombres a varios años de prisión, por crear una supuesta red de prostitución homosexual, después de que la policía encontrase ropa de mujer y maquillaje en la casa de uno de ellos.

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , ,

“Covid-19 deja en evidencia la precariedad de las travestis y trans en las cárceles”

Viernes, 3 de abril de 2020

unidad-penal-1122x561Por Verónica Stewart

En la Unidad Penitenciaria N°2 de Sierra Chica, en la provincia de Buenos Aires, las trans y travestis privadas de su libertad tienen seis máquinas de coser. En estos días se dedican a fabricar barbijos para el personal de la penitenciaria a cambio de unas horas de sol en el patio.

Esta es una de las tantas vulnerabilidades a las que la población trans en situación de encierro se ve expuesta ante la crisis del Covid-19. De por sí, y según datos arrojados por un informe realizado por Otrans en 2019, el 82% de las personas travestis y trans entrevistadas no tenía antecedentes previo a su condena. La mayoría de las mujeres trans privadas de su libertad son migrantes (principalmente de Perú y Ecuador), con un porcentaje cada vez mayor sostenido, en gran parte, por detenciones arbitrarias. En este contexto, el 73% de las travestis y trans en cárceles bonaerenses padece algún tipo de enfermedad.

“Desde antes de esta pandemia, nosotras venimos denunciando la falta de acceso a la salud y a la alimentación, y cómo se complejiza con gente con enfermedades crónicas,” explicó Claudia Vásquez Haro, presidenta de Otrans, a Presentes. “El miedo de ellas es qué pasaba con los alimentos con la visita restringida. Ahí lo que hicieron fue generar un mecanismo de cuidado: no recibimos visitas, priorizamos la salud.” Sin embargo, continúa Vásquez Haro, tanto la comida como el acceso a la salud siguen siendo un problema, que se ve agravado por la imposibilidad de las visitas que suelen contrarrestarlos.

Por su parte, César Bisutti, integrante del programa “Género, sociedad y universidad” de la Universidad Nacional del Litoral y trabajador del Comité Contra la Tortura de la Comisión Provincial por la Memoria, hace hincapié en la complejidad de cumplir con las indicaciones de salubridad durante el período de cuarentena viviendo en una penitenciaria de la provincia de Buenos Aires, donde el hacinamiento es un problema hace años. “En una celda pensada para 2 personas donde hay 16 y para dormir hay que hacer tetris, imaginate pensar distancias,” dijo Bisutti a Presentes. “El aislamiento social es una utopía, y la posibilidad de discutir sobre salud integral en estos espacios es un oxímoron, una contradicción en sí misma.

Lo que deja en evidencia el virus

Bisutti explica que esta situación nos permite “recuperar cómo es el encierro de mujeres y de compañeras travestis y trans, y cómo el aislamiento y la precariedad pueden repercutir en eso.” Las condiciones en las que se encuentran no solo son precarias en términos de salud y alimentación, sino que el trato que reciben también se ve fuertemente atravesado por la discriminación por su identidad de género. Tanto es así que en mayo de 2019, la Comisión  Provincial por la Memoria (CPM) presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una cautelar denunciando las pésimas condiciones sanitarias a las que era expuesto el colectivo trans en las cárceles de la provincia de Buenos Aires. El ejemplo más claro de las consecuencias de este maltrato es el de Mónica Mego, quien quedó parapléjica luego de que se le negara acceso a la salud durante seis meses.

“El Covid-19 vino a interpelar toda la estructura sanitaria y a dar cuenta de la importancia del rol del Estado gestando y coordinando la política pública en materia de asistencia, prevención y abordaje de la pandemia,” explicó Bisutti a Presentes.

Reclamos a provincia de Buenos Aires

Vásquez Haro, por su parte, expresó una preocupación similar por la necesidad de un Estado presente no solo dentro del sistema penitenciario, sino también por fuera. “El 95% de las travestis y trans en La Plata se encuentran en situación de prostitución, y si no pueden salir a la calle, no comen,” comentó. “El Estado tiene que aparecer.” El aumento en el encarcelamiento de mujeres trans y travestis se debe, en palabras de Bisutti, debido a “procesos como la criminalización del trabajo sexual y de la economía informal, la falta de perspectiva de género en las decisiones judiciales y la feminización de la pobreza.” Así, situaciones críticas como la pandemia que hoy afecta al mundo entero no hacen más que poner en evidencia las carencias y violencias que diariamente ejerce el servicio penitenciario sobre su población más vulnerable.

Por ahora, un comunicado publicado el 25 de marzo por la Procuración Penitenciaria de la Nación aseguró que se establecieron guardias domiciliarias con el fin de atender a “pedidos de arrestos domiciliarios y libertades, con prioridad a las personas que se encuentren en los grupos de riesgo. Ello a los fines de garantizar el cuidado de la salud, promoviendo además la descongestión de los espacios carcelarios y el seguimiento de aquellos casos más urgentes.” Allí se listan números de contacto para realizar dichas demandas.

Campaña solidaria

En vistas del cuidado no solo a las compañeras en la población carcelaria sino también a la sociedad en su conjunto, desde Otrans lanzaron una campaña solidaria titulada “Nos cuidamos entre todes”, en las que piden donaciones de alimentos no perecederos, para compensar por aquellos que suelen recibir de sus visitas, y tela de tipo friselina hidrófuga o quirúrgica, para que puedan confeccionar barbijos para ellas y para sus compañeras. Como explicó Vázquez Haro a Presentes, se trata de “poner en valor nuestras redes de contención y políticas del cuidado”. Todxs aquellxs interesadxs en donar, pueden comunicarse con contactootrans@gmail.com

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.