Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Vigo’

Más del 30 % de los pacientes con VIH está polimedicado

Lunes, 22 de enero de 2018

pastillas_vihY un 5 por ciento sigue tratamientos con polifarmacia extrema, es decir, con más de 11 fármacos concomitantes.

Las mujeres tienen más riesgo de polimedicarse que los hombres

En el estudio, presentado en el Congreso Europeo de Sida de Milán y en el de GESIDA de Vigo, han participado más de 100 farmacéuticos especialistas de 82 hospitales de toda España y se han incluido a más de 1.200 pacientes.

“Estos resultados nos demuestran que el paciente VIH está envejeciendo y, en consecuencia, aparecen otras comorbilidades que requieren de una alta complejidad farmacoterapéutica. Los resultados del estudio nos van a permitir optimizar el seguimiento farmacoterapéutico a este tipo de pacientes, incluyendo un abordaje más integral de la patología y las comorbilidades”, ha dicho el coordinador del proyecto, Ramón Morillo.

Además, los doctores Javier Sánchez-Rubio y Mercedes Gimeno, participantes en el Proyecto, han comentado que los resultados de la adherencia a la medicación concomitante van en la línea con lo publicado por otros estudios específicos para cada una de las comorbilidades analizadas. “Adicionalmente, se refuerza el necesario enfoque integral que pretendemos plantear en este nuevo marco de abordaje del paciente VIH, más polimedicado y complejo”, han apostillado.

 Por otra parte, por edades y sexos el estudio ha demostrado que a partir de los 50 años existe tres veces más riesgo de tener polifarmacia (que puede llegar a ser 4) y en mujeres existe el doble de riesgo de tener polifarmacia. Además, tener hepatopatía crónica, enfermedad cardiovascular, enfermedad del SNC, se asocia a tener polifarmacia.

Del mismo modo, en pacientes con polifarmacia el riesgo de aparición de interacciones potenciales se triplica. En cuanto a los pacientes de edad avanzada (más de 65 años) los datos se incrementan significativamente, con mayor porcentaje de polifarmacia, de polifarmacia extrema y de complejidad, si bien los resultados de adherencia a la medicación son mejores.

Finalmente, el proyecto ha evidenciado que más del 92 por ciento de los pacientes están con control viral y buen estado inmunológico, lo cual, a juicio de los expertos, da una idea del “buen control” de la enfermedad que actualmente se consigue gracias al seguimiento llevado a cabo.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga

General , , , , , ,

Aparecen pintadas y pegatinas LGTBfóbicas en las calles de Vigo

Miércoles, 26 de julio de 2017

header-2-696x329Publicamos integramente este artículo que pone los puntos sobre las íes acerca de la inexistente “Ideología de género”, fruto de las mentes perversas de los homófobos recalcitrantes…

Varios mensajes en forma de pintadas y pegatinas exigiendo “el fin de la ideología de género” han aparecido en el centro de la ciudad en las últimas semanas.

Se desconoce la identidad del autor o del colectivo que está detrás de estos mensajes de odio.

En las últimas semanas varias calles del centro de Vigo han aparecido “decoradas” con una serie de pintadas, que suponemos todas ellas realizadas por la misma persona, con mensajes LGTBfóbicos. Estos escritos no llevan ningún tipo de firma o de logotipo que las pueda identificar con ningún colectivo y sospechamos que si no han sido realizadas por una única persona se trata de un grupo reducido. Como podéis ver, el autor parece estar
obsesionado con la ideología de género y por eso exige que desaparezca de su vida presentándola como algo que hay que parar. Es decir, un mensaje de odio con el que intenta contra todo lo que esa persona considera “ideología de género” (personas de sexualidad diversa) y que no debería existir.

pintada1

pintada2

pintada3

Algo que caracteriza a estos graffiti es que van acompañadas de unos dibujos muy simples que no tenemos muy claro qué quieren representar, imaginamos que es una representación muy tosca de una persona con un lazo en el cuello y otra con un lazo en la cabeza como queriendo incidir en su visión estrictamente binarista y totalmente contraria a la diversidad. ¡Quién sabe lo que puede pasar por la cabeza del que dedica su tiempo a pasear a escondidas ensuciando los muros con su mensaje de odio!

Hay que decir también que este es un proceso bastante dinámico, y que mientras algunas de las pintadas ya han sido borradas o tachadas van apareciendo otras nuevas en otros puntos de la ciudad.

Al mismo tiempo, hemos empezado a ver, en muchos puntos de la ciudad, varias pegatinas con distintos diseños hechas en alguna copistería en la que se insiste machaconamente en el mismo mensaje y se añade un poco más de tontuna e ignorancia con la coletilla “Dos sexos, un género humano”. Estas pegatinas son pequeñas y pasan desapercibidas, pero realmente basta prestar un poco de atención para encontrarse con unas cuantas dando un paseo por el centro. Podéis ver como una de ellas fue colocada justo encima de un cartel que anunciaba un encuentro para personas LGTB, sin duda con la mayor intención de hacer daño con su mensaje a los que pudieran ver el anuncio.

ideologia-genero-600x423

pegatina-1-600x442

pegatina-3

No nos cansaremos de repetir que la LGTBfobia no es una opinión. Aunque la Audiencia Provincial de Madrid haya copiado los argumentos que utiliza Hazte Oír para sacar a pasear sus autobuses con sus mensajes tránsfobos, no se trata de algo tan simple como un mensaje incómodo para unos cuantos.

Ya sabéis que la ideología de género es ese término fantasmagórico que usan los ultraconservadores para mezclar alegremente todo lo que no les gusta y lo que no entienden: que hay personas que tienen distintas orientaciones sexuales y distintas identidas de género. No es algo que se pueda eliminar de sus vidas, por mucho que les gustaría, no es algo que haya que combatir y por supuesto que podamos vivir siendo lo que somos no es una ideología.

¿Alguna vez habéis pensado para qué sirve realmente la campaña que Hazte Oír inició hace unos meses con sus autobuses y sus dirigentes queriendo dar penita en medios de comunicación haciendo creer que los heterosexuales están siendo discriminados en la sociedad española y que (Spoiler : ya hemos visto recientemente que no) se les imponen unas mordazas terribles que les impiden difundir su mensaje en contra de todo lo que no sea cisgénero y heterosexual? Aparte de que para la organización de Arsuaga supone el equivalente a una costosísima campaña de publicidad, con presencia en todo tipo de medios prácticamente a diario, ha servido para dar ánimos a personas como las que se dedican a ensuciar nuestra ciudad con sus graffitis y con sus pegatinas. Es gente que hasta ahora estaba metida en sus cuevas envenándose con su propia mala leche y que ahora tiene la sensación de que son muchos más los que ahí fuera piensan lo mismo. Eso es  precisamente lo que les anima a gastar su dinero y su tiempo en difundir su mensaje de odio, como si el autobús no hiciera por si solo bastante daño.

Fuente EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

A Coruña dedicará una calle a las primeras lesbianas casadas en España

Sábado, 5 de noviembre de 2016

El 8 de julio de 1901 tuvo lugar el primer matrimonio homosexual en España.

Marcela y Elisa se casaron por la Iglesia gracias a que la segunda se hizo pasar por un hombre.

A Coruña fue la primera ciudad en reconocer un matrimonio homosexual, aunque las autoridades no se dieron cuenta de que lo hacían. Marcela y Elisa unieron sus vidas ante la Iglesia en 1901, gracias a que la segunda se hizo pasar por un hombre, Mario.

El Ayuntamiento de la ciudad quiere homenajear a estas dos pioneras y dedicarles una calle como “reconocimiento a sus identidades sexuales”. La propuesta llega desde el partido gobernante, Marea Atlántica, y será aprobada en pleno gracias al apoyo del resto de partidos de izquierda.

Marcela y Elisa se enamoraron en la aldea de Dumbría e incluso convivieron juntas antes de casarse sin llamar la atención. Eran profesoras, los sueldos eran muy bajos y en aquella época era normal que las maestras se juntaran para poder salir adelante.

483-homenajean-a-las-protagonistas-de-un-boda-homosexual-en-1901Marcela se quedó embarazada y Elisa decidió llevarla al altar. Para eso se inventó una identidad. Pasó a llamarse Mario Sánchez, católico convertido, recién llegado del Reino Unido. El cura, encantado de ganar un adepto a la causa, no tuvo problemas en bautizarlo primero y casarlos después.

 

El matrimonio decidió permanecer en Dumbría y esa fue su perdición. La farsa se descubrió un mes después de la boda y empezó el calvario de las dos amantes. Elisa escapó de un linchamiento público y tuvo que someterse a un examen médico.

Las dos huyeron con el niño, primero a Portugal y después a Argentina. Allí se pierde su historia, una historia que el ensayista Narciso de Gabriel, decano de la Facultad de Ciencias de la Educación, ha trasladado al libro Elisa y Marcela: Más allá de los hombres, publicado en 2010. Antón Reixa se hizo con los derechos de la novela para que Isabel Coixet la lleve al cine.

Fuente Cáscara Amarga

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , ,

Dos policías antidisturbios de Vigo, en tratamiento por hacer el boca a boca a un enfermo de SIDA

Miércoles, 11 de febrero de 2015

antidisturbiosNos preguntamos si no son excesivas  algunas medidas de precaución con respecto al contagio del VIH , ya que se conoce que con el contacto boca a boca es prácticamente imposible dicho contagio.

Sin embargo, dos policías antidisturbios de Vigo reciben tratamiento tras hacerle el boca a boca a un portador de SIDA que estaba al borde de la muerte. El hombre se cayó de un edificio a mediados de enero en el centro de Vigo y los dos agentes fueron los primeros en llegar en su furgoneta. Reanimaron al herido y una ambulancia lo evacuó pero en “muy mal” estado de salud. Ahora, los funcionarios siguen medidas de “cuarentena” para descartar el contagio.

Así lo ha publicado el La Voz de Galicia, que indica que “la sorpresa vino cuando los agentes supieron que la víctima que acababan de auxiliar era un portador del virus VIH”. Aunque el virus no se transmite a través de la saliva si lo hace por la sangre, y había mucha en el suelo donde se precipitó la víctima.

Los policías fueron sometidos a pruebas médicas y ahora, mientras trabajan, tienen que seguir un fuerte tratamiento retroviral durante 3 meses como medida de precaución para evitar contraer la enfermedad. Ni pueden dar besos a sus hijos por temor a un contagio a través de sus fluidos vitales. «El médico dice que hay que esperar 90 días con medicación para descartar el contagio, el riesgo es bajo pero no hay una garantía del 100 %», dijo ayer el portavoz de la Unión Federal de Policía, Agustín Vigo.
La UFP también advirtió que el año pasado hubo otros 2 casos de riesgo de contagio en intervenciones humanitarias en Vigo, uno al socorrer a un paciente con tuberculosis. En ambos casos, los agentes se sometieron a análisis.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Homenajean a las protagonistas de un boda homosexual en 1901

Martes, 15 de julio de 2014

483-homenajean-a-las-protagonistas-de-un-boda-homosexual-en-1901El Bosque de las Mujeres del Parque de San Diego ha recordado la historia de ambas, Marcela Gracias Ibea, hija de un capitán del Ejército, y Elisa Sánchez Loriga, que tuvo que adoptar el nombre de Mario e inventarse una biografía como hombre para ser bautizada y posteriormente poder casarse

Diversos colectivos se han reunido hoy (27/06/2014) en A Coruña para homenajear a las protagonistas de una boda homosexual en 1901 que son ‘referentes’ en la lucha y un ‘ejemplo de convicción, compromiso, valentía y amor’.

2010-05-27_IMG_2010-05-20_01.58.58__4301313El Bosque de las Mujeres del Parque de San Diego, donde está el árbol dedicado a Elisa y Marcela, ha visto hoy un curioso homenaje con el secretario de Xuventudes Socialistas de Galicia, Aitor Bouza, el coordinador LGTB de Sete Cores, Fito Ferreiro, y una representante de la Federación Española LGTB.

Junto al árbol se ha puesto la bandera LGTB y se ha leído un manifiesto de dos personas que son ‘un referente’ por todo lo que lucharon en su momento.

Allí se ha recordado la historia de ambas, Marcela Gracias Ibea, hija de un capitán del Ejército, y Elisa Sánchez Loriga, que tuvo que adoptar el nombre de Mario e inventarse una biografía como hombre para ser bautizada y posteriormente poder casarse.

Ambas se conocieron mientras estudiaban para ser maestras, con una ‘amistad que pronto dio un paso hacia una relación más intensa e íntima‘, algo que los padres de Marcela intentaron evitar mandándola a Madrid.

Una acabó en Vimianzo y la otra en Coristanco, pero en 1889 Elisa recorría decenas de kilómetros para dormir con Marcela hasta que en 1901 Elisa decidió, finalmente, cambiar su nombre para casarse, algo que lograron sin que el párroco se diese cuenta.

Elisa-Mario y Marcela en el Aljube de OportoPronto los vecinos condenaron ese ‘matrimonio sin hombre’ y la pareja fue portada de varios periódicos, lo que provocó su excomunión y una orden de busca y captura, cuando ’empezó su calvario’.

No conseguían trabajo y recibían muchas burlas, fueron a Vigo, después a Oporto, donde fueron juzgadas y liberadas, y acabaron en Argentina, donde intentaron empezar de cero haciéndose pasar por familiares.

De nuevo, el caso se destapó en Sudamérica y se ‘perdió la pista de estas tenaces amantes‘ hasta que en 1909 la prensa mexicana anunció que ‘Elisa se había suicidado‘.

El matrimonio continúa en el archivo diocesano, aún válido, en el que es ‘el primer matrimonio homosexual del que se tiene constancia registral en España‘.

‘Esta es la historia de dos mujeres que se atrevieron a desafiar las reglas sociales, morales y religiosas del tiempo que les tocó vivir. Las protagonistas son un ejemplo de convicción, compromiso y valentía pero, sobre todo, de profundo amor’, concluye el manifiesto.

unnamedwww

Fuente El Correo Gallego

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , ,

“Puse en peligro mi vida por intentar curar mi homosexualidad”

Lunes, 7 de julio de 2014

gay_nogaySanidad dice no poder controlar la actividad de varios psicólogos que siguen vendiendo la idea de que pueden ‘sanar’ a gays, lucrándose con terapias que causan ansiedad y depresión, según los expertos y las propias víctimas

No hay nada que curar; no es una enfermedad, desviación ni trastorno. Esta es la respuesta unánime de los colegios de psicólogos españoles y de los colectivos gays, compartida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la comunidad científica internacional, que tacharon la homosexualidad de su lista de enfermedades en 1990 y 1973, respectivamente.

Sin embargo, y en contra del mandato de los colegios oficiales de psicólogos, en nuestro país aún hay quienes se empeñan en seguir vendiendo la idea de que hay remedio para la homosexualidad: que los gays pueden ser curados. Lo llaman terapia de reconversión; hoy han desechado los tratamientos con impulsos eléctricos, pero han desarrollado otras técnicas igual de dañinas, a juzgar por los resultados.

No puedes cambiar la homosexualidad. La puedes reprimir; hay mucha gente que vive reprimida”, asegura una víctima de las terapias

“Modificar una conducta siempre pasa por la premisa de que el individuo quiera cambiar”, asegura a Público Leandro Roldán, secretario del Grupo de Psicólogos Evangélicos (GPE) y miembro de su junta directiva. “Si alguien no está contento con su sexualidad puede pedirnos ayuda, e intervendremos de diferentes formas: escuelas y terapias, psicoanálisis, interpretación de sueños…

En términos similares se expresa un trabajador del centro Enterapia Psicología, de Vigo, que también dispensa este tipo de tratamientos. “Un paciente vino con un sufrimiento muy grande. No puedes imponer nada a nadie, pero si acuden a nosotros lo hacemos”, defiende.

Sin embargo, ninguno de los dos es capaz de aportar pruebas que demuestren que estas terapias sean efectivas, más que “su experiencia”, su palabra de que en que algunos casos han conseguido este objetivo. De hecho, ante la pregunta de si no sería más fácil y positivo fomentar que sus pacientes aprendiesen a aceptar su homosexualidad, el trabajador de Enterapia defiende que “puede que fuera más fácil y puede que no”.

“Es un trastorno desde el momento en que la persona se sienta incómoda. No vamos imponiendo que dejen de comportarse como sea. Si la persona se siente trastornada o incómoda buscará ayuda, por eso hablamos de trastorno“, justifica Roldán. “Si una persona tiene impulsividad a cometer actos violentos, reacciones hacia sus vecinos o su pareja y busca ayuda en ese sentido, si se lo podemos ofrecer lo hacemos. Si una persona cree que su vivencia como homosexual no es correcta, no es feliz y busca ayuda, se la damos, insiste.

En la misma línea, sostienen que no pueden hacer una estimación de los costes de estas terapias: “Las tarifas las ajustamos a los honorarios que estipulan los colegios de cada comunidad, y siempre depende del número de sesiones; pueden ser tres, cinco o veinte”. “Depende de si hay una conducta establecida o son sólo tendencias, si hay una relación permanente con una pareja que hay que romper, es algo relativo”, asevera Roldán, que cifra el coste aproximado de una sesión en 60 euros.

Fuertes: “En la mayoría de los casos el problema es que se enfrentan a un entorno hostil, no su orientación”

“Hacemos terapia breve, que suele estar en torno a 10 sesiones, pero lo de breve suele ser sólo una forma de hablar en estos casos“, asegura el trabajador de Enterapia. Ambos esgrimen que si los tratamientos van mal o no funcionan —a su juicio o en opinión del paciente— los detienen, pero no pueden asegurar que estos tratamientos no tengan efectos adversos, como denuncian las asociaciones y colectivos LGTB y varias personas que los han experimentado en carne propia. “Lo que les hacía daño era sentir como estaban sintiendo, el trabajo que se hizo fue favorable”, defiende el empleado de Enterapia.

Al otro lado del ring, los colectivos de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales (LGTB), pero también la mayoría de expertos, alertan del peligro de estas terapias. “No se puede curar ni sanar algo que no se considera trastorno ni enfermedad mental”, afirma Juan Manuel Peris, psicólogo y director del Grupo Les-Hom, especializado en atender a los colectivos LGTB.

“En la mayoría de los casos el problema es que se enfrentan a un entorno hostil que les provoca miedos, temores e incertidumbres: no es el hecho de su orientación”, explica Antonio Fuertes, catedrático de Psicología Evolutiva en la Universidad de Salamanca. Para Fuertes, no hay ningún tipo de evidencia de que estas sesiones tengan algún efecto, no hay nada que curar en lo que a la orientación sexual se refiere, y plantear que lo que les ocurre a estos pacientes es que padecen una enfermedad “no puede hacer otra cosa que no sea provocar más daños”.

La base de esta terapia tienen su origen en el prejuicio hacia la homosexualidad, según Fuertes 

“La base de estos intentos y deseos de hacer terapia de reconversión tiene su origen en el prejuicio hacia la homosexualidad: o silenciamos o intentamos reparar lo que no hay que reparar”, razona.

Peris defiende la misma tesis y va un paso más allá a la hora de criticar estos tratamientos y a quienes los aplican: “Esta gente también tiene un beneficio económico importante, se aprovechan del dolor para hacer dinero. Se consideran procedimientos no éticos, porque no puedes aplicar un tratamiento a alguien si le vas a hacer más daño. Están reafirmando la homofobia interiorizada, no presentan datos de la legitimidad de los tratamientos, que sólo incrementan la frustración [de quienes los reciben]“, asegura el también trabajador del Programa de Información y Atención a Homosexuales y Transexuales (PIAHT) de la Comunidad de Madrid.

A su juicio, el motivo por el que algunas personas se someten a estos tratamientos es que tienen ideas homófobas interiorizadas: “Si se han educado en ambientes homófobos, han interiorizado esas creencias”, razona. “Pero la postura de la psicología es ayudar a las personas a cambiar el sufrimiento. Si tienes problemas con la comida, si eres bulímica, el psicólogo te ayuda a dejar de sufrir para que puedas comer con normalidad, no te quita la comida. Estos dicen que lo que te hace sufrir es la homosexualidad y quieren cambiártelo. ¿Si tuvieran un paciente heterosexual que sufriera por ello, le aplicarían el tratamiento?”, cuestiona.

Quienes dicen poder ‘curar’ la homosexualidad no aclaran cuánto cuesta, ni qué efectos tiene

 La FELGTB, COGAM, la Federación Andaluza Arco Iris, COLEGA, Triángulo y el resto de colectivos consultados por este diario también se han mostrado muy críticos con estos tratamientos, insistiendo en su premisa de partida: no hay nada que curar en la homosexualidad y lo único que estas terapias pueden provocar son daños.

“Afronté la terapia de shock con electrodos”

Alberto Rodrigo sufrió en carne propia las consecuencias de estas terapias en 2004, cuando se puso en manos de Exodus International  hasta 2013, la mayor organización dedicada a estos menesteres— para curarse. Hoy, Exodus lleva un año cerrada, sus impulsores han reconocido el error y han pedido perdón por el sufrimiento causado, pero en muchos casos los daños en sus víctimas persisten.

De familia cristiana, Rodrigo se sometió a terapia por presiones de su entorno, pero también por sus propias convicciones. “Porque estaba adoctrinado. Me estaba afectando a mi salud el no ser natural”, recuerda. Sin embargo, los efectos no tardaron en notarse y no fueron los esperados: “Me creó una gran angustia y ansiedad, no podía dormir, tenía síntomas como que se me hinchara la cara, no tenía infección ni nada, pero somatizaba”, asegura.

El tratamiento fue largo. Afronté sesiones terapéuticas en las que reforzaban la idea de que la homosexualidad era una enfermedad, de que podía reconducirlo. Me sugirieron cosas tan absurdas como comprar revistas deportivas para que me aficionara a estas actividades, o tirar mi ropa interior de slips para que me comprara calzoncillos largos, de los de toda la vida. Como esto no funcionó, me propusieron la terapia de shock con electrodos: cada vez que tu cuerpo se estimula viendo imágenes eróticas gays recibes una descarga”, explica.

Peris:  “Esta gente tiene un beneficio económico importante, se aprovechan del dolor para hacer dinero”

Años después, Rodrigo reconoce que recurrir a estos tratamientos fue un error, que no tuvo más remedio que aceptarse. “Tuve que hacer trabajo de aceptación y resolverlo porque estaba en peligro mi vida. De todas las personas con la que he conseguido hablar, no he oído a ninguna que se haya podido curar. Hay gente que se ha mantenido con una represión total. En España no conozco gente que haya pasado por la terapia con electrodos, pero en EEUU conocí a varios y estaban destrozados psicológicamente; habían desarrollado enfermedades como la fatiga crónica o la fibromialgia“, defiende Rodrigo, que hoy dice haber aceptado su orientación sexual.

El caso de Ángel Llorent es similar, en ciertos aspectos. A los 17 años tuvo un intento de suicido y su vinculación con la Iglesia Católica y posteriormente con la Evangélica le hicieron identificar la homosexualidad como un problema.

“Estuve 20 años en una iglesia conservadora fundamentalista y las cosas no fueron bien. A lo largo de los años vi que la cuestión de la homosexualidad no se curaba, no se iba. Consulté a un psiquiatra de la comunidad, uno reconocido, no un curandero, y empecé las terapias. Él me confirmaba que no era gay, sino que había tenido un problema relacionado con mis padres, en una infancia donde mi padre no estaba y mi madre estaba demasiado. Adopté esa idea y empezamos a trabajar con esta premisa; que la culpa no era mía, que no era gay, que lo que tenía se podía curar, que podría ser un heterosexual normal, casarme, tener hijos”, recuerda.

“Cada vez que tu cuerpo se estimula viendo imágenes eróticas gays recibes una descarga”, explican una víctima de estas terapias

Hace apenas 11 años (tiene 47), Llorent se puso en manos de otro psicólogo —“uno bueno”— para que reparara los daños infligidos por estas terapias, pero la mente es difícil de curar , y reconoce que algunos de estos daños todavía persisten. Nunca cumplió su objetivo de convertirse en heterosexual, pero esto dejó de ser un problema.

“Después de pasar por medicaciones y terapias reconductivas vi que seguía teniendo los mismos pensamientos y sensaciones, y al final la cosa fue tan rápida como decir ‘basta, no van a avanzar en el tema de mi sexualidad’. Dejé esta confesión y una persona me explicó que la fe y la homosexualidad no eran incompatibles“, rememora.

Hoy sigue manteniendo su fe, pero pertenece a otra confesión que acepta su orientación sexual y ha comenzado un proyecto para levantar una iglesia “muy inclusiva”. “Salí del armario y no me he arrepentido de nada, ha sido una liberación y una reafirmación de lo que soy y de lo que tengo que hacer”, sostiene.

“La homosexualidad no se puede cambiar. La puedes reprimir, hay mucha gente que vive reprimida, y yo la reprimí. Es una condición natural tuya, biológica, y no hay forma de luchar contra ella aunque tu ambiente te empuje a ello. No hay cura porque no hay enfermedad, y si mucha gente supiese que hay otra alternativa a pasar por estas terapias no las afrontaría”, zanja.

Sanidad dice “no poder hacer nada”

“Me creó una gran angustia y ansiedad, no podía dormir“, denuncia una víctima

El Ministerio de Sanidad asegura que la existencia de estas terapias no entra en su ámbito de actuación, sino en el de los colegios de psicólogos de cada comunidad autónoma. Nos parece mal, pero no podemos hacer nada”, defiende el gabinete de comunicación del ministerio que dirige Ana Mato.

Las declaraciones de Sanidad refuerzan la idea sostenida por los expertos y las víctimas con los que ha conversado este diario: es necesario crear un marco legal para evitar que se sigan impartiendo estas terapias, como lo hay en varios estados de EEUU —de donde provienen las ideas de estos sanadores—. “Van a continuar haciéndolo hasta que no haya una ley punible”, denuncia Llorent.

“Si el paciente no denuncia, al ser ámbito privado es difícil actuar”, sostiene Peris, que recuerda que estas terapias apenas se publicitan —aunque sea posible encontrarlas desde cualquier buscador— y que las vinculadas a las distintas iglesias se articulan en una “red oculta”.”El colegio de psicólogos no puede actuar sin denuncia. Ha venido gente rebotada, con daños por haber recibido esos tratamientos. Si denuncian a un paciente por mala praxis el colegio puede actuar, incluso puede inhabilitar a estos profesionales”, añade.

El Vaticano se niega a aclarar si considera la homosexualidad una enfermedad

“De todas las personas con la que he conseguido hablar, no he oído a ninguna que se haya podido curar”, afirma Rodrigo

 En palabras del catedrático Fuertes, la religión juega un papel especialmente relevante e importante, pero no es el único elemento a tener en cuenta. “Hay otras posiciones conservadoras extremistas que no están vinculadas a la religión, pero la religión católica y protestante siguen diciendo que la homosexualidad es anormal“, recuerda.

“Ahí está la carga ideológica: consideran mala la homosexualidad, denuncia Peris. “La mayoría de las religiones estiman denigrante la homosexualidad: sólo conocen una forma positiva para el ser humano de relacionarse, en base a sus esquemas“, lamenta.

Fuentes de comunicación de la Santa Sede insisten en que no tienen una respuesta a la pregunta de si el Vaticano considera que la homosexualidad es una enfermedad. Se niegan también a dar indicaciones sobre quién puede dejar clara la postura de la Iglesia Católica al respecto. “Sobre este tema, no comments”, responden de manera airada.

En la misma línea, la Conferencia Episcopal se remite a la documentación publicada en su web, e insiste en que no puede dar otra respuesta a la pregunta.

“Piensan que cuatro versículos de la Biblia se pueden interpretar como que la homosexualidad es un pecado” critica Llorent. “En esta sociedad machista y heterosexista se crea una imagen equivocada. Ante eso, el individuo siempre quiere cambiar y siempre hay quienes quieren ser los salvadores de estas almas”.

Fuente Público

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , , ,

Las celebraciones del Orgullo LGTB se extienden por la geografía española, latinoamericana y mundial

Martes, 1 de julio de 2014

Valencia-reivindicar-derechos-colectivo-LGTB_EDIIMA20140629_0197_13El Ayuntamiento de Madrid prohíbe la megafonía en el pregón del Orgullo

Revuelo por el diseño de la bandera arcoíris del balcón del Gobierno de Extremadura

Al-Andalus PRIDE vuelve a vestir de color las calles de Andalucía

Zerolo recuerda que hay países en los que ser LGTB “puede costar la vida”

Organizaciones LGTB marcharon en todo el mundo

Fin de semana del orgullo gay en NYC (lista de actividades)

América Latina celebra el Orgullo denunciando la discriminación y pidiendo más protección de derechos

La marcha gay de Turquía, con 10.000 participantes y mucha reivindicación política

Los jóvenes, principales nuevos infectados de VIH: recordatorio de Apoyo Positivo para el Orgullo

Cientos de activistas desfilan por el Día del Orgullo Gay en Ecuador

Comunidad gay pide reconocimiento legal en El Salvador

Mexicanos al grito de ¡Puto!: consigna de la Marcha LGBTTTI de la Ciudad de México

Comunidad LGBT de Guatemala marcha para pedir respeto a sus derechos

Marchan en Asunción contra homofobia en Paraguay en Día del Orgullo Gay

En La Habana, celebran el orgullo gay con una ‘besada

Numerosas marchas con motivo del Día del Orgullo LGTB han tenido lugar este 28 de junio en España. Año tras año la onda expansiva es mayor y nuevos lugares se suman a aquellos en los que, como Barcelona o Valencia, las celebraciones están ya consolidadas. Este año, por ejemplo, activistas LGTB de Castilla y León convocaban por primera vez su Orgullo regional en Valladolid.

En Barcelona coincidieron el mismo día las dos marchas que tradicionalmente celebra la capital catalana. La más numerosa, la “Pride Parade”, de contenido fundamentalmente lúdico, que por segundo año consecutivo discurría entre el Parc de les Tres Xemeneies a lo largo del Paral·lel en dirección a Plaza Espanya, para celebrar el fin de fiesta en la Avenida Mª Cristina, a los pies de Montjuïc. La marcha, que reunía a unas 25.000 personas, era el punto culminante de los actos del Pride Barcelona 2014.

También el sábado tuvo lugar la convocatoria de la Comissió Unitària 28 de Juny, de carácter mucho más reivindicativo (este año centraba su protesta en los recortes en la lucha contra el VIH: puedes leer aquí su manifiesto) desde Plaza Universitat hasta la Plaza de Sant Jaume. Se trata del segundo año (ya ocurrió en 2013) que ambos eventos coinciden el mismo día, a diferencia de lo que ocurría en años anteriores.

En Valencia, miles de personas recorrieron también el sábado, convocadas por Lambda, las calles del centro, desde la Plaza del Parterre hasta la Plaza del Ayuntamiento, bajo el lema “Derechos Humanos Internacionales: LGTB libres e iguales”. Los participantes en la marcha valenciana también mostraron su rechazo a los “recortes ideológicos” de las administraciones valenciana y estatal. “Recortes en sanidad que son directamente discriminatorias para mujeres, lesbianas y bisexuales, personas con VIH y hombres y mujeres transexuales, y recortes en educación que ponen freno a la lucha contra el acoso escolar y a la educación en el respeto”, explicó la coordinadora de Lambda, Mar Ortega.

En Madrid, aunque la gran manifestación estatal se celebrará el próximo sábado 5 julio, también este año tuvo lugar una marcha alternativa que partió desde Antón Martín hasta Alonso Martínez. Alrededor de un millar de personas recorrieron el centro de la capital al son de los tambores de una batucada. Se leyeron dos manifiestos, uno en la Puerta del Sol y otro, al final del recorrido, en Alonso Martínez. Según los organizadores, “salimos a la calle porque el propio paraguas LGTTBIQ se nos queda corto para la diversidad de identidades disidentes y expresiones de género mutables, elegidas y cambiantes que no caben en unas siglas que buscan control y conformidad”.  En este sentido, los organizadores consideran el Orgullo del próximo sábado “mercantilista” y “consumista”.

A9-876493201--575x323Primer Orgullo regional en Castilla y León

Pero como hemos explicado al principio, no han sido estos los únicos Orgullos. Los ha habido en Bilbao, en Las Palmas (que dedicaba este año su lema, “Con la T por bandera”, al colectivo transexual), en Sevilla, en Vigo

En otras muchas localidades, aunque no ha habido manifestaciones como tal, sí que han tenido lugar actos y celebraciones. Es el caso, por ejemplo, de la localidad madrileña de Villaviciosa de Odón, donde el viernes se daban cita activistas tan diversos como Carla Antonelli, Shangay Lily o Boti García Rodrigo (presidenta de la FELGTB) para celebrar por primera vez su Orgullo.

Pero si este año queremos destacar un lugar, ese es Valladolid, donde una plataforma de diversos colectivos LGTB de Castilla y León celebraron -también el viernes- su primera manifestación regional del Orgullo tras una primera pancarta que decía Primer día del orgullo LGTB+, de Castilla y León ¡Queremos quedarnos! Toda una proclamación de intenciones en una región tradicionalmente conservadora en la que poco a poco el activismo echa raíces y crece.

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.