Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Salem’

Las brujas de Salem, un alegato intemporal contra el fanatismo

Miércoles, 8 de mayo de 2019

brujas-Salem-victimas-fanatismo_2118998110_13573537_660x371Recomendamos vivamente leer el libro de Arthur Miller Las Brujas de Salem, o el Crisol, en inglés: The Crucible) es una obra de teatro  escrita en 1952 y estrenada en 1953 ganadora del Premio Tony. Está basada en los hechos que rodearon a los juicios de brujas de Salem, Massachusetts en 1692. Miller escribió sobre el evento como una alegoría de la fiebre persecutoria y represión macarthista de los años 1950

Muestra qué tipo de mentalidad tenían aquellos hijos de la Reforma

A finales del siglo XV se inició una caza a lo largo y ancho de Europa de todo lo que se consideraba pagano. En los siguientes ciento cincuenta años morirían unas 50.000 personas ya fueran en la hoguera o colgados

La brujería para los puritanos era algo tan real como todo lo físico que los rodeaba. Las brujas eran seres que iban de aquí para allá echando maldiciones y realizando toda clase de impiedade

El caso de las brujas de Salem supone una estremecedora radiografía de aquel protestantismo calvinista que había pasado a Inglaterra y de allí a las colonias inglesas del nuevo mundo

Este puritanismo estará en la base de los grandes movimientos y avivamientos que vendrían en siglos posteriores, incluido el evangélico que surgiría en el siglo XIX y que llega hasta nuestros días

Con frecuencia se ha sostenido que la Reforma Protestante supuso la liberación de una enorme carga que provenía de la superstición y el oscurantismo en el que estaba sumido el catolicismo. Como consecuencia, se rompía con esta mentalidad anclada a fuego en las masas para que ahora los verdaderos creyentes pudieran vivir su fe en libertad. Pero conclusiones como la presente distan mucho de la realidad. Uno de los casos mejor documentados que nos han llegado (los archivos originales se han conservado) es el que se conoce popularmente como “Las brujas de Salem”.

Los hechos son verdaderamente reveladores y es uno de esos episodios en los que se nos muestra de manera privilegiada qué tipo de mentalidad tenían aquellos hijos de la Reforma.

A continuación, vamos a realizar un relato casi periodístico colocando los hechos más sobresalientes para que así el lector pueda sacar sus propias conclusiones.

Debemos situarnos en el año 1692, en una aldea llamada Salem ubicada en la bahía de Massachusetts, Nueva Inglaterra. En esta pequeña aldea serán encarceladas un centenar de personas (ejecutadas veinte), todas ellas acusadas de brujería.

Antecedentes

A finales del siglo XV se inició una caza a lo largo y ancho de Europa de todo lo que se consideraba pagano. En los siguientes ciento cincuenta años morirían unas 50.000 personas ya fueran en la hoguera o colgados.

En 1610 lo peor ya había pasado y la Reforma Protestante había acontecido calando en una serie de países, territorios y ciudades libres.

El puritanismo se había formado en Inglaterra en el siglo XVI y tenía el objetivo de purificar la Iglesia Anglicana a la que consideraba que se había quedado a mitad de camino de lo que era una reforma aceptable. Estos puritanos, calvinistas ingleses, en sus inicios mantendrán tanto ideas religiosas como políticas y así chocarán con la iglesia estatal y con la monarquía inglesa que llegará a perseguirlos.

Los puritanos realizaban una interpretación tremendamente celosa y literal de la Biblia además de vivir en un legalismo que ellos entendían como norma de su día a día.

Debido a la inestabilidad política surgida de la anterior confrontación, no pocos marcharon hacia la nueva tierra, el nuevo mundo, y allí fundaron una colonia en la bahía de Massachusetts en 1628.

Levantaron un asentamiento regido por estrictas normas religiosas en lo que consideraban una especie de “tierra prometida”. Pero dicho lo cual, este territorio también era considerado hostil, una tierra de demonios habitado por salvajes indios.

Los puritanos no tenían dudas acerca de la existencia de demonios o espíritus de maldad y, además, de que estos se podían manifestar en diferentes grados llegando incluso a poseer a alguien.

Junto a lo anterior pensaban que determinadas personas se dedicaban a la brujería y es por ello que si identificaban a alguien como tal, se le aplicaba la pena capital tal y como se establecía en el libro de Levítico.
Dentro de la misma aldea de Salem las tensiones entre los habitantes eran muy fuertes. Diversas facciones se enfrentaban por el control de las tierras a lo que se añadió un nuevo conflicto provocado por la construcción de una iglesia y, por si fuera poco, también estaba el asunto del salario del pastor.

El nombre de este ministro era Samuel Parris de treinta y nueve años, un empresario venido a menos que ahora había pasado a ser ministro. Samuel predicaba de forma dura, acusadora, para ver si de esta forma los feligreses sentían vergüenza y remordimiento y le pagaban el salario que él consideraba justo.

Sería precisamente en el hogar de este pastor en donde todo comienza en enero de 1692. Tanto en su hija Betty de nueve años como en su sobrina de once se manifiesta un mal de origen desconocido. Son como ataques en los cuales ambas niñas dicen recibir pellizcos y mordiscos invisibles mientras se retuercen por el suelo. En ocasiones no pueden comer, dormir o hablar.

Lo primero que se hace es recurrir al doctor. Debemos tener presente que era frecuente en esta época que si el médico no conocía el mal que aquejaba al paciente, el diagnóstico podía ser que se trataba de un caso de brujería o ataque demoníaco.

La brujería para los puritanos era algo tan real como todo lo físico que los rodeaba. Las brujas eran seres que iban de aquí para allá echando maldiciones y realizando toda clase de impiedades. Según la mentalidad de entonces, Satanás necesitaba ayudantes para poder realizar su labor y de esta forma había reclutado principalmente a brujas y, en menor número, también a brujos. Todos ellos habían vendido su alma a cambio de favores sexuales o dones pecaminosos de cualquier tipo.

En la misma línea, se creía que las brujas podían mandar una especie de espectro para atormentar a sus víctimas. Los síntomas de Betty y su prima parecen encajar con algunas de las anteriores descripciones por lo que la situación pasa a plantearse con una pregunta muy concreta: ¿quién o quiénes las estaba atormentando? La caza de brujas comienza a tomar forma.

El pastor estaba bastante enojado por lo que estaba sucediendo en su hogar, algo que venía a sumarse a sus anteriores problemas. Como consecuencia vuelca sus sospechas en su propia congregación, alguien de entre todos ellos es el culpable, busca perjudicarlo y dañarlo. El halo de la desconfianza cae sobre la membresía.

Las siguientes semanas van transcurriendo y el comportamiento de las niñas continúa de forma similar, estos supuestos ataques, inexplicables desde el punto de médico del momento, no cesan.

Diversas teorías

Al presente se han presentado varias teorías para dar razón de qué era exactamente lo que les estaba pasando a aquellas niñas. En el pasado ya se habían repetido casos parecidos en niños que habían crecido en hogares católicos.

En el siglo XVII, en general, los pequeños no eran receptores, en el seno de la familia, del afecto necesario, sino que eran considerados como mano de obra y, desde el punto de vista religioso que lo impregnaba todo, pecadores a los que había que orientar en el camino a Dios por medio de la disciplina.

Las predicaciones iban en esta dirección y así en las mismas se expresaba con toda claridad que los niños desde el mismo momento en el que nacían eran pecadores, es más, eran hijos de Satanás y si no se arrepentían, estaban destinados al infierno eterno junto a los demonios. El reverendo Samuel remarcaba este hecho en algunas de sus predicaciones.

Como es lógico suponer, los niños así criados tenían una gran preocupación por su destino final. Vivían aterrados con la idea de perecer en el infierno y su concepto de Dios era el de un Ser duro, preocupado por las faltas cometidas y que no dejaba pasar una.

Una posible explicación va en esta línea y así debido a la falta de atención y ternura en el hogar, sumado al temor inculcado y a la autosugestión, es que en estos niños podía aparecer todo tipo de “extrañas” manifestaciones.

Otra posible explicación es que fuera el resultado de la ingestión de un veneno. De ser así, en Salem se habría producido un envenenamiento por centeno contaminado el cual produce alucinaciones y otros síntomas físicos muy similares a los de estas niñas.

Se trata de una clase de hongo que aparece en el centeno y que produce disfunciones nerviosas. Aquellos que padecen este tipo de envenenamiento se retuercen de dolor. El conocido LSD, la droga por excelencia de los hippies, es un derivado de este hongo llamado cornezuelo.

Leer más…

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Luterana, Iglesia Metodista, Iglesia Presbiteriana, Iglesias Evangélicas, Iglesias Pentecostales, Iglesias Reformadas (Calvinistas) , , , , , ,

La Unión Europea alerta del preocupante aumento de la represión y la violencia contra el colectivo LGBTI en Crimea

Viernes, 12 de febrero de 2016

noticias_file_foto_1027094_1455111274El Parlamento Europeo ha emitido una resolución en la que expresa su preocupación por la situación de los derechos humanos en la península de Crimea desde la ocupación rusa, cuya anexión sigue considerando ilegal. Aunque el texto aprobado abunda especialmente en la opresión que sufre la minoría tártara y quienes no aceptan la ciudadanía rusa, también incluye un apartado en el que “expresa su profunda preocupación por la situación de las personas LGBT en Crimea”.

El presidente de Uzbekistán, Islam Karimov, decía esta semana que la homosexualidad es una manifestación “vulgar” de la cultura occidental en un nuevo ataque contra las personas LGBTI en este país de Asia Central en el que la relación sexual voluntaria de dos individuos de sexo masculino es castigada con hasta tres años de prisión. Una situación similar se vive en Crimen, sobre todo, desde que Rusia se anexionó la península en marzo de 2014 hasta el punto de que la Unión Europea ha expresado su ‘profunda preocupación’ por el deterioro de la situación de los derechos LGBTI en la región. El primer ministro, Sergei Aksyonov (en la fotografía), sobre el que pesa la acusación de presuntos vínculos con el crimen organizado, ha prohibido todas las manifestaciones públicas del colectivo LGBTI intensificando la ‘caza de brujas’ contra la diversidad.

El Parlamento Europeo ha adoptado una resolución en relación a la situación de los Derechos Humanos en la Península de Crimea, condenando las restricciones a la libertad de expresión, de asociación y reunión pacífica, así como los reiterados discursos de odio homofóbico. El Parlamento Europeo adoptó una resolución este pasado 3 de febrero en el que condena la “acción represiva y amenazas por parte de las autoridades de facto y grupos paramilitares contra las personas LGBTI. La eslovena, Tanja Fajon, vice-presidente del Intergrupo del Parlamento Europeo sobre los derechos LGBTI, dijo que estaba “profundamente preocupada” por la situación: “Con la retórica homofóbica procedentes de los niveles más altos y la violencia que impera con total impunidad, no es de extrañar que muchos no ven otra opción que abandonar la península”, dijo la política de la UE.

La resolución, fechada el pasado 4 de febrero, hace un detallado análisis de la situación de los derechos humanos en la península de Crimea desde la ocupación rusa. Según la resolución, tanto las fuerzas rusas ocupantes como los grupos paramilitares son responsables de la discriminación y violencia a que son sometidas las minorías que no aceptan la anexión a Rusia. Despierta gran preocupación en el Parlamento Europeo la situación de quienes se han negado a adoptar la ciudadanía rusa y, en especial, la minoría tártara, que se situó en el bando ucraniano durante el conflicto.

En el apartado 17, además, el Parlamento Europeo “expresa su profunda preocupación por la situación de las personas LGBT en Crimea, que se ha agravado sustancialmente tras la anexión a Rusia, y respecto a los actos de represión y amenazas por parte de las autoridades de facto y los grupos paramilitares”.

El Parlamento Europeo recuerda a Rusia que “como potencia ocupante tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad de toda la población, y el respeto de los derechos humanos, culturales y religiosos de los tártaros indígenas y de todas las demás minorías de Crimea, así como la defensa del orden jurídico en Crimea”.

La independencia de la Península de Crimea de Ucrania y su posterior anexión a la Federación Rusa en 2014 ha traído severos ajustes para la población que van mucho más allá de la asunción de a un nuevo huso horario.

Se trata de la ”importación” de los preceptos más reaccionarios impulsados por el gobierno de Vladimir Putin, que han agudizado la merma de los derechos humanos en un territorio que históricamente tampoco se había abierto de manera adecuada a su reconocimiento.

Por esta razón, y ante el conflicto de intereses que enfrenta a la Federación Rusa con la Unión Europea desde entonces, el Parlamento Europeo ha vuelto a poner el foco en la inseguridad y riesgo que atraviesa la comunidad LGTB en el territorio emancipado.

A través de la resolución adoptada ayer, la cámara comunitaria mostró su preocupación ante la situación de los derechos humanos en Crimea y las graves restricciones a las libertades de expresión, de asociación y de reunión pacífica.

En su inicio, la resolución condena “los niveles sin precedentes de violaciones de los derechos humanos perpetrados contra residentes de Crimea” después de la anexión rusa.

Y en lo que respecta específicamente a la ciudadanía LGBTI, la resolución “expresa su grave preocupación por la seguridad del colectivo, añadiendo que su situación de vulnerabilidad ha “empeorado sustancialmente” a raíz de la ocupación. A su vez, el Parlamento destaca que se encuentra alarmado por los  “actos y amenazas que llevan a cabo las autoridades de facto represivo y grupos paramilitares” en el territorio.

Prueba de ello es que todas las organizaciones LGBTI con presencia en Crimea han tenido que cesar sus actividades, debido a la ley federal de Rusia que prohíbe la expresión pública de la homosexualidad, así como la represión y amenazas por parte de las autoridades de ocupación y los grupos paramilitares.

En este sentido, la vicepresidente del Intergrupo del Parlamento Europeo sobre los derechos LGBTI Tanja Fajon ha expresado:

Estoy profundamente preocupado por la situación de las personas LGBTI en Crimea. Con la retórica homofóbica procedentes de los niveles más altos, y la violencia va en total impunidad, no es de extrañar que muchos ven otra opción que abandonar la península “. […] Como potencia ocupante, Rusia tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad de toda la población, incluidas las personas LGBTI. Hago un llamamiento a los Estados miembros de la UE, la Comisión Europea y el Consejo de Europa para mantener la presión sobre las autoridades rusas “.

El problema es que la UE sólo puede aconsejar y denunciar cuando considera que los derechos sociales son mancillados, como está sucediendo en Crimea y, en este caso, hacer un llamamiento a Rusia: “Como potencia ocupante, Rusia tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad de toda la población, incluidas las personas LGBTI. Hago un llamado a los estados miembros de la UE, la Comisión Europea y el Consejo de Europa para mantener la presión sobre las autoridades rusas”, añadió Fajon.

Todos los grupos LGBTI en Crimea se vieron forzados a cesar sus actividades y el desfile anual del Orgullo fue cancelado después de la ley federal rusa contra la propaganda gay se impuso en el antiguo territorio de Ucrania. El primer ministro Sergei Aksyonov lo ha dejado claro públicamente: ‘No necesitamos este tipo de personas y nunca se llevará a cabo sus eventos públicamente en Crimea’. Tampoco faltaron las amenazas por parte de Aksyonov: “Nuestra policía y las fuerzas de autodefensa van a reaccionar de inmediato y en tres minutos les explicarán (a las personas LGBTI) qué tipo de orientación sexual deben cumplir”.

Pero, ¿quién es el primer ministro, Sergei Aksyonov?. Sirvió a mediados de la década de 1990 como teniente, o supervisor, con el apodo de “Goblin” en la banda criminal organizada “Salem”. En 1995, algunos miembros de Salem habían asumido sus funciones como diputados locales con inmunidad legislativa. Aksyonov colocó a su lado a otro miembro de la banda, Serhiy Voronkov, a principios del 1990. Voronkov es un conocido jefe de la mafia que fue liberado de la cárcel en 2008 y todavía está haciendo negocios en Crimea, según Andrei Yanitskiy, un periodista del diario Livio Bereh que investigó Aksyonov.

De acuerdo con Mikhelson, Aksyonov comenzó su carrera criminal en la banda “Greki” (griegos), creada en Crimea por los hermanos Savopulo.

También se dice que tiene vínculos con la organización separatista de Azerbaiyán, República de Nagorno Karabaj. Existe la sospecha de que la oficina regional de la Fiscalía General de Ucrania recibió 60.000 dólares por suspender la investigación sobre el asesinato de Volodymyr Tykhonchuk, que se atribuye a Aksyonov. Y esto no es más que la punta del iceberg de un personaje con un pasado más que turbio.

La pertinaz discriminación de la población LGTB en Crimea

Tras la aprobación de la independencia de Crimea por su Parlamento en 2014 y la posterior anexión a Rusia, no reconocida por la mayoría de los países y organismos internacionales, la población LGTB de la península empezó a estar sometida a las leyes homófobas rusas en vigor. Una legislación que impide de hecho la propia visibilidad de las personas LGTB. Por ejemplo, cualquier celebración de las festividades del Orgullo, por ejemplo, es prohibida por ser considerada “propaganda de relaciones no tradicionales a menores”, como quedó probado con la inmediata prohibición de las Marchas del Orgullo de Sebastopol en ese mismo año 2014.

Además, la población LGTB se enfrenta a una LGTBfobia social de igual, o incluso mayor, intensidad que la que sufrían bajo la dominación ucraniana. Si en Ucrania sufrían los ataques de miembros de partidos de extrema derecha como Svoboda (“Libertad”), en Rusia debían padecer la práctica impunidad con que actúan grupos como Occupy Pedofilyaj y similares, dedicados al acoso, tortura e incluso asesinato de personas LGTB ante la pasividad muda de autoridades y población.

En un correo electrónico dirigido a la cadena de noticias estadounidense NBC News, uno de los miembros de la comunidad LGTB de Crimea, Maxim Kornilov, resumía la situación tras la anexión a Rusia de la siguiente manera: “antes de la ocupación rusa era muy complicado ser gay en Ucrania, por eso seguía en el armario y me sentía atrapado. Ahora es absolutamente insoportable”.

Por www.lgbt-ep.eu / Redacción chueca/Ragap/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.