Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Maxim Kornilov’

La Unión Europea alerta del preocupante aumento de la represión y la violencia contra el colectivo LGBTI en Crimea

Viernes, 12 de febrero de 2016

noticias_file_foto_1027094_1455111274El Parlamento Europeo ha emitido una resolución en la que expresa su preocupación por la situación de los derechos humanos en la península de Crimea desde la ocupación rusa, cuya anexión sigue considerando ilegal. Aunque el texto aprobado abunda especialmente en la opresión que sufre la minoría tártara y quienes no aceptan la ciudadanía rusa, también incluye un apartado en el que “expresa su profunda preocupación por la situación de las personas LGBT en Crimea”.

El presidente de Uzbekistán, Islam Karimov, decía esta semana que la homosexualidad es una manifestación “vulgar” de la cultura occidental en un nuevo ataque contra las personas LGBTI en este país de Asia Central en el que la relación sexual voluntaria de dos individuos de sexo masculino es castigada con hasta tres años de prisión. Una situación similar se vive en Crimen, sobre todo, desde que Rusia se anexionó la península en marzo de 2014 hasta el punto de que la Unión Europea ha expresado su ‘profunda preocupación’ por el deterioro de la situación de los derechos LGBTI en la región. El primer ministro, Sergei Aksyonov (en la fotografía), sobre el que pesa la acusación de presuntos vínculos con el crimen organizado, ha prohibido todas las manifestaciones públicas del colectivo LGBTI intensificando la ‘caza de brujas’ contra la diversidad.

El Parlamento Europeo ha adoptado una resolución en relación a la situación de los Derechos Humanos en la Península de Crimea, condenando las restricciones a la libertad de expresión, de asociación y reunión pacífica, así como los reiterados discursos de odio homofóbico. El Parlamento Europeo adoptó una resolución este pasado 3 de febrero en el que condena la “acción represiva y amenazas por parte de las autoridades de facto y grupos paramilitares contra las personas LGBTI. La eslovena, Tanja Fajon, vice-presidente del Intergrupo del Parlamento Europeo sobre los derechos LGBTI, dijo que estaba “profundamente preocupada” por la situación: “Con la retórica homofóbica procedentes de los niveles más altos y la violencia que impera con total impunidad, no es de extrañar que muchos no ven otra opción que abandonar la península”, dijo la política de la UE.

La resolución, fechada el pasado 4 de febrero, hace un detallado análisis de la situación de los derechos humanos en la península de Crimea desde la ocupación rusa. Según la resolución, tanto las fuerzas rusas ocupantes como los grupos paramilitares son responsables de la discriminación y violencia a que son sometidas las minorías que no aceptan la anexión a Rusia. Despierta gran preocupación en el Parlamento Europeo la situación de quienes se han negado a adoptar la ciudadanía rusa y, en especial, la minoría tártara, que se situó en el bando ucraniano durante el conflicto.

En el apartado 17, además, el Parlamento Europeo “expresa su profunda preocupación por la situación de las personas LGBT en Crimea, que se ha agravado sustancialmente tras la anexión a Rusia, y respecto a los actos de represión y amenazas por parte de las autoridades de facto y los grupos paramilitares”.

El Parlamento Europeo recuerda a Rusia que “como potencia ocupante tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad de toda la población, y el respeto de los derechos humanos, culturales y religiosos de los tártaros indígenas y de todas las demás minorías de Crimea, así como la defensa del orden jurídico en Crimea”.

La independencia de la Península de Crimea de Ucrania y su posterior anexión a la Federación Rusa en 2014 ha traído severos ajustes para la población que van mucho más allá de la asunción de a un nuevo huso horario.

Se trata de la ”importación” de los preceptos más reaccionarios impulsados por el gobierno de Vladimir Putin, que han agudizado la merma de los derechos humanos en un territorio que históricamente tampoco se había abierto de manera adecuada a su reconocimiento.

Por esta razón, y ante el conflicto de intereses que enfrenta a la Federación Rusa con la Unión Europea desde entonces, el Parlamento Europeo ha vuelto a poner el foco en la inseguridad y riesgo que atraviesa la comunidad LGTB en el territorio emancipado.

A través de la resolución adoptada ayer, la cámara comunitaria mostró su preocupación ante la situación de los derechos humanos en Crimea y las graves restricciones a las libertades de expresión, de asociación y de reunión pacífica.

En su inicio, la resolución condena “los niveles sin precedentes de violaciones de los derechos humanos perpetrados contra residentes de Crimea” después de la anexión rusa.

Y en lo que respecta específicamente a la ciudadanía LGBTI, la resolución “expresa su grave preocupación por la seguridad del colectivo, añadiendo que su situación de vulnerabilidad ha “empeorado sustancialmente” a raíz de la ocupación. A su vez, el Parlamento destaca que se encuentra alarmado por los  “actos y amenazas que llevan a cabo las autoridades de facto represivo y grupos paramilitares” en el territorio.

Prueba de ello es que todas las organizaciones LGBTI con presencia en Crimea han tenido que cesar sus actividades, debido a la ley federal de Rusia que prohíbe la expresión pública de la homosexualidad, así como la represión y amenazas por parte de las autoridades de ocupación y los grupos paramilitares.

En este sentido, la vicepresidente del Intergrupo del Parlamento Europeo sobre los derechos LGBTI Tanja Fajon ha expresado:

Estoy profundamente preocupado por la situación de las personas LGBTI en Crimea. Con la retórica homofóbica procedentes de los niveles más altos, y la violencia va en total impunidad, no es de extrañar que muchos ven otra opción que abandonar la península “. […] Como potencia ocupante, Rusia tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad de toda la población, incluidas las personas LGBTI. Hago un llamamiento a los Estados miembros de la UE, la Comisión Europea y el Consejo de Europa para mantener la presión sobre las autoridades rusas “.

El problema es que la UE sólo puede aconsejar y denunciar cuando considera que los derechos sociales son mancillados, como está sucediendo en Crimea y, en este caso, hacer un llamamiento a Rusia: “Como potencia ocupante, Rusia tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad de toda la población, incluidas las personas LGBTI. Hago un llamado a los estados miembros de la UE, la Comisión Europea y el Consejo de Europa para mantener la presión sobre las autoridades rusas”, añadió Fajon.

Todos los grupos LGBTI en Crimea se vieron forzados a cesar sus actividades y el desfile anual del Orgullo fue cancelado después de la ley federal rusa contra la propaganda gay se impuso en el antiguo territorio de Ucrania. El primer ministro Sergei Aksyonov lo ha dejado claro públicamente: ‘No necesitamos este tipo de personas y nunca se llevará a cabo sus eventos públicamente en Crimea’. Tampoco faltaron las amenazas por parte de Aksyonov: “Nuestra policía y las fuerzas de autodefensa van a reaccionar de inmediato y en tres minutos les explicarán (a las personas LGBTI) qué tipo de orientación sexual deben cumplir”.

Pero, ¿quién es el primer ministro, Sergei Aksyonov?. Sirvió a mediados de la década de 1990 como teniente, o supervisor, con el apodo de “Goblin” en la banda criminal organizada “Salem”. En 1995, algunos miembros de Salem habían asumido sus funciones como diputados locales con inmunidad legislativa. Aksyonov colocó a su lado a otro miembro de la banda, Serhiy Voronkov, a principios del 1990. Voronkov es un conocido jefe de la mafia que fue liberado de la cárcel en 2008 y todavía está haciendo negocios en Crimea, según Andrei Yanitskiy, un periodista del diario Livio Bereh que investigó Aksyonov.

De acuerdo con Mikhelson, Aksyonov comenzó su carrera criminal en la banda “Greki” (griegos), creada en Crimea por los hermanos Savopulo.

También se dice que tiene vínculos con la organización separatista de Azerbaiyán, República de Nagorno Karabaj. Existe la sospecha de que la oficina regional de la Fiscalía General de Ucrania recibió 60.000 dólares por suspender la investigación sobre el asesinato de Volodymyr Tykhonchuk, que se atribuye a Aksyonov. Y esto no es más que la punta del iceberg de un personaje con un pasado más que turbio.

La pertinaz discriminación de la población LGTB en Crimea

Tras la aprobación de la independencia de Crimea por su Parlamento en 2014 y la posterior anexión a Rusia, no reconocida por la mayoría de los países y organismos internacionales, la población LGTB de la península empezó a estar sometida a las leyes homófobas rusas en vigor. Una legislación que impide de hecho la propia visibilidad de las personas LGTB. Por ejemplo, cualquier celebración de las festividades del Orgullo, por ejemplo, es prohibida por ser considerada “propaganda de relaciones no tradicionales a menores”, como quedó probado con la inmediata prohibición de las Marchas del Orgullo de Sebastopol en ese mismo año 2014.

Además, la población LGTB se enfrenta a una LGTBfobia social de igual, o incluso mayor, intensidad que la que sufrían bajo la dominación ucraniana. Si en Ucrania sufrían los ataques de miembros de partidos de extrema derecha como Svoboda (“Libertad”), en Rusia debían padecer la práctica impunidad con que actúan grupos como Occupy Pedofilyaj y similares, dedicados al acoso, tortura e incluso asesinato de personas LGTB ante la pasividad muda de autoridades y población.

En un correo electrónico dirigido a la cadena de noticias estadounidense NBC News, uno de los miembros de la comunidad LGTB de Crimea, Maxim Kornilov, resumía la situación tras la anexión a Rusia de la siguiente manera: “antes de la ocupación rusa era muy complicado ser gay en Ucrania, por eso seguía en el armario y me sentía atrapado. Ahora es absolutamente insoportable”.

Por www.lgbt-ep.eu / Redacción chueca/Ragap/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Tras su anexión a Rusia, quedan prohibidas las Marchas del Orgullo de Sebastopol en aplicación de sus leyes homófobas.

Jueves, 17 de abril de 2014

Kiev_Gay_PriddeLas autoridades de Sebastopol, en la península de Crimea, han prohibido la celebración de las Marchas del Orgullo programadas para los días 22 y 23 del presente mes de abril. La prohibición se ha dictaminado en base a las leyes homófobas vigentes en Rusia sobre la llamada “propaganda homosexual”. Se trata de la primera vez que se aplica esa normativa en la ciudad tras su anexión a Rusia en marzo bajo el estatus de ciudad federal.

El referéndum mediante el cual Sebastopol se separaba de Ucrania para anexionarse a Rusia como “sujeto federal” dividió a la comunidad LGTB de la ciudad. Si bien muchos se consideraban culturalmente rusos, también temían verse sometidos a las leyes vigentes en ese país, que coartan la visibilidad de las personas LGTB, impidiendo, entre otras cosas, la celebración de las Marchas del Orgullo.

Sin embargo, la secesión de Ucrania triunfó en el referéndum, con un apoyo del 97 % de los participantes, aunque los países occidentales no han reconocido el resultado por considerarlo ilegal. Tras la aprobación de la independencia de Crimea por su Parlamento, el Ayuntamiento de Sebastopol aplicó el resultado del referéndum, votando a favor de la integración de la ciudad en la Federación de Rusia como territorio federal, es decir, como una entidad diferenciada del resto de Crimea, con el mismo estatus de las ciudades de Moscú y San Petersburgo.

De la homofobia social de Ucrania…

Ciertamente, la situación de la población LGTB en Ucrania es complicada. La homosexualidad fue legalizada en 1991, pero más allá de eso no se reconoce ningún derecho. La homofobia, amparada desde ámbitos como el religioso o el policial, es generalizada. Un sondeo hecho público en noviembre de 2011 mostraba que el 78,1 % de los ucranianos condena las relaciones entre personas del mismo sexo.

Es imposible no recordar, por ejemplo, la brutal agresión que sufría en mayo de 2012 el activista LGTB Svyatoslav Sheremet con ocasión de la que iba a ser primera marcha del Orgullo en Kiev, la capital ucraniana, suspendida en el último momento ante la presión de cientos de contramanifestantes. Cuando Sheremet explicaba a un grupo de periodistas el porqué de la anulación, fue brutalmente atacado por una decena de jóvenes que se ensañaron con él, pateándole con fuerza incluso cuando ya estaba en el suelo. Un año después, en mayo de 2013, el Orgullo era prohibido por los tribunales a petición de un grupo de parlamentarios ucranianos, argumentando posibles disturbios. Aún así, la marcha se acabó celebrando, y 50 activistas se manifestaron durante algo menos de una hora.

La situación actual en Ucrania tras el conflicto con Rusia es aún menos halagüeña para el colectivo LGTB, si se tiene en cuenta que el partido de extrema derecha Svoboda (“Libertad”), algunos de cuyos miembros han atacado en el pasado a activistas LGTB, es uno de los grandes triunfadores de la “revolución ucraniana”, hasta el punto de que ha colocado en el nuevo gobierno al vice primer ministro, a tres ministros y al fiscal general, además de a varios gobernadores de provincias. Otra de las formaciones que ha crecido al calor de las revueltas es el denominado Pravy Sektor (“Sector de Derechas”), una organización neonazi de carácter paramilitar cuyo líder es Dmitri Yarosh, que en una entrevista al diario El País expresaba su actitud negativa hacia los homosexuales, indicando que no aceptaba la “propaganda homosexual” ni el matrimonio igualitario.

…a la homofobia de estado rusa

Pero, con la anexión a Rusia, esa misma población se enfrenta a una homofobia social de igual o mayor intensidad y a una legislación que impide de hecho la propia visibilidad de las personas LGTB. Cualquier celebración de las festividades del Orgullo, por ejemplo, es prohibida por ser considerada “propaganda de relaciones no tradicionales a menores”.

Quienes simplemente enarbolan una bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo son detenidos y sancionados. Aun más temible es la práctica impunidad con que actúan grupos como Occupy Pedofilyaj y similares, dedicados al acoso, tortura e incluso asesinato de personas LGTB ante la pasividad muda de autoridades y población.

En un correo electrónico dirigido a la cadena de noticias estadounidense NBC News, uno de los miembros de la comunidad LGTB de Crimea, Maxim Kornilov, resumía la situación actual de la siguiente manera: “antes de la ocupación rusa era muy complicado ser gay en Ucrania, por eso seguía en el armario y me sentía atrapado. Ahora es absolutamente insoportable”.

Fuente Dosmananas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Crimea prohíbe la marcha del orgullo gay en aplicación de las leyes rusas.

Martes, 15 de abril de 2014

noticias_file_foto_767987_1397493394Crimea ha prohibido hoy la marcha del Orgullo LGBT que estaba prevista para los próximos días 22 y 23 de abril en la ciudad de Sebastopol, en cumplimiento de la ley que prohíbe la propaganda gay y que rige desde el pasado mes de junio en Rusia.

Esta es la primera vez que las personas LGBT en la península se han visto obligadas a cumplir una norma rusa referida a la orientación sexual o identidad de género, desde que comenzó la crisis de Crimea. La información ha sido confirmada por el portal GSN.

El 97% de la población de este territorio votó a favor de anexionarse a Rusia en referéndum celebrado el pasado 16 de marzo. La opinión de población LGBT está dividida. Aunque les resulta cercana la cultura rusa, saben que las leyes hómofobas serán mucho más duras de lo que son en Ucrania si la península entra a formar parte de la soberanía de Rusia.

Es el caso de Maxim Kornilov, que envió una carta a la cadena de televisión NBC News en la que le expresaba sus temores. “Antes de la ocupación rusa era difícil ser gay en Ucrania, por eso todavía estoy en el armario y me siento atrapado. Ahora es absolutamente insoportable”, dice el joven de 29 años que trabaja en un programa de intercambio cultural financiado por la Embajada de Estados Unidos en Kiev. Vive con su madre, que no sabe que es gay. Ella votó a favor de Rusia en el referéndum, y él no votó. “Esto demuestra que no hay esperanza para una vida honesta, para tener una vida transparente”.

El Consejo de Estado República de Crimea aprobó una nueva Constitución el pasado viernes 11 de abril. Muchos activistas temían que se incluyera una cláusula que definiera el matrimonio como la exclusiva unión de un hombre y una mujer.

Finalmente, la versión final no la incluyó. La Parte 2 del artículo 13 dice que el Estado garantiza la igualdad de los derechos y libertades del ser humano y del ciudadano. Pero no establece explícitamente protecciones para las personas LGBT.

Pero la homofobia llega a las más altas esferas en Ucrania. El año pasado, uno de los Miembros del Parlamento ucraniano Yuriy Syrotyuk dijo que temía que respetar a las personas LGBT llevaría a la secesión de Crimea. Definió la primera marcha del orgullo gay en Kiev en 2012 un “acto de agresión”. “La legalización de las personas LGBT va a reventar el país”, dijo. “Si el Parlamento acepta una ley que proteja a las personas LGBT de la discriminación, no sólo Crimea se separará, sino que también el resto de provincias de Ucrania querrán abandonar el país”, añadió.

Fuenta Ragap

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.