Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Maspalomas’

La aceptación familiar y el trato recibido del entorno marcan la vida de los menores transexuales

Jueves, 21 de julio de 2016

curso_transexualInauguración en Maspalomas del curso ‘Transexualidad, un enfoque multidisciplinar’

Tener una educación sexual, desde la infancia, es básica para la prevención de conductas inadecuadas en el ámbito de las relaciones interpersonales y sexuales de todas las personas.

“La salud sexual no puede desarrollarse si no está libre de estigmas sociales”.

La presidenta de Chrysallis, la asociación de familias de menores transexuales, Natalia Aventín fue la encargada de iniciar las intervenciones del curso sobre Transexualidad, un enfoque multidisciplinar, que se está desarrollando dentro de la XXV Universidad de Verano de Maspalomas, y que se puede seguir en directo, por streaming gratuito.

Natalia Aventín relató su experiencia, como madre y como presidenta de la asociación, relató ejemplos de situaciones en las que los menores trans se tienen que enfrentar cada día, especialmente por el trato que a veces reciben de sus profesores, personal médico y sanitario o por el personal de organismos públicos.

Aventín dijo que la infancia y la juventud son una etapa clave para que el menor asuma su sexualidad y que, por lo tanto puede influir enormemente en su estado, dependiendo del trato que reciba de todas las personas con las que tiene que convivir o relacionarse. “Es muy cruel que un acto ajeno e impuesto por Ley, pueda influir de forma determinante en el bienestar de una persona y es menos comprensible si se trata de menores, ya que la Administración tiene la obligación de velar por su interés superior”.

La presidenta de Chrysallis puso ejemplos de esta discriminación, desde la inscripción registral de sexo y nombre de un menor transexual, “que a veces se puede convertir en una condena. La identidad sexual es de importancia vital para ellos, ya que está ligado a su sentimiento íntimo de pertenencia a un sexo del que no se puede desprender y que no afecta a terceros. Su patologización es una cuestión ideológica y cultural y, por lo tanto, la aceptación de las familias y su capacidad de acompañamiento serán las claves que marcarán la diferencia en la vida de niños y niñas transexuales. No podemos olvidar que el papel del entorno cercano y de la sociedad van a contribuir a que sus vivencias se puedan desarrollar en espacios de seguridad y entornos amables, o se puedan convertirse en auténticas condenas para ellos”, dijo Aventín.

Vicent Bataller, profesor Máster de Sexología en la Universidad de Almería, Mérida y Sevilla, se refirió a las “Las identidades transexuales en la infancia y la adolescencia”, afirmando que tener una educación sexual, desde la infancia, es básica para la prevención de conductas inadecuadas en el ámbito de las relaciones interpersonales y sexuales de todas las personas. El desarrollo de la sexualidad desde la infancia, favorece la calidad de vida, el bienestar y la salud integral de las personas. Por eso, las identidades transexuales en la infancia y adolescencia siguen siendo un espacio de desconocimiento, de prejuicios y de falta de formación de muchos profesionales de la Educación y de la Salud”, explicó Bataller.

Los llamados Derechos Sexuales o la Declaración de Valencia se redactaron y aprobaron 1997, en el XIII Congreso Mundial de Sexología, y fueron ratificados en Hong Kong, en 1999. “Son derechos humanos fundamentales que las políticas institucionales, de gobiernos, cabildos y municipios, como San Bartolomé de Tirajana, tienen que contemplar y favorecer para su desarrollo, como ha sido la organización de estas jornadas sobre transexualidad”.

El experto en sexología destacó que es necesaria una defensa firme de la salud sexual, como parte integrante de los derechos humanos fundamentales y universales para que se pueda disfrutar de ellos con plenas garantías.

Para ello, Bataller propuso promover una relación fluida entre la Atención Primaria y la Atención Especializada, con los Servicios Sociales, educativos y sanitarios, especialmente en los asuntos de identidades transexuales. “En el mundo privado de una persona transexual conviven las mismas ilusiones, deseos y necesidades que en cualquier otra persona. La sexualidad es un potente catalizador de emociones que afecta a la pareja, que es el vínculo mayoritario y en el que la expresión de la sexualidad es fundamental. La identidad masculina/femenina/trans no la define la anatomía, sino cómo cada persona construye su mundo propio, sus deseos y motivaciones en relación a la vida social, amorosa y, por supuesto, sexual. El género, como construcción de identidad, es tan singular como individuos existen en la tierra. Cada uno es un ser único, individual y personal y el género debe estar incluido dentro de esta premisa fundamental. La salud sexual no puede desarrollarse si no está libre de estigmas sociales”.

Fuente Agencias/Cáscara Amarga

General, Sexualidad , , , , , , , ,

Una mezquita en territorio gay

Domingo, 19 de junio de 2016

thumbEl Yumbo de Maspalomas es un ejemplo de convivencia entre la comunidad musulmana y los homosexuales

La bandera arco iris y el minarete de la mezquita están a la misma altura en el Yumbo de Maspalomas, el centro comercial del sur de Gran Canaria que se ha convertido en emblema de la comunidad homosexual.

En pocos lugares conviven tan estrechamente los cultos religiosos de los musulmanes y las desinhibidas fiestas del colectivo LGTB. La masacre de Orlando ha creado inquietud en unos y otros, reconocen el imán Habib Aoukan o los propietarios del Edén, Gilles y Younick. Aunque el Yumbo es ejemplo de tolerancia, creen que nadie está ya a salvo del fanatismo islámico o el terrorismo homófobo.

“Tener una mezquita junto a los locales de diversión de la comunidad gay es lo que nos quita el miedo, aquí convivimos a diario y nunca hemos tenido problemas porque los musulmanes son muy respetuosos, tal vez más tolerantes que muchos europeos”, asegura Eva López, relaciones públicas de varios bares y restaurantes del Yumbo. Cierto. A escasos metros de la puerta de la mezquita se encuentran clubes de nombres tan sugerentes como Macho Macho, Chez Fanny Boy’s, Ricky’s Cabaret, Zaza o Spartacus.

Una veintena de hombres oraban a mediodía de ayer lunes en el haram de la mezquita de Maspalomas, mientras en los alrededores se iniciaba la preparación de los locales para celebrar otra noche de fiesta. “Solo cerramos la mezquita un par de veces al año, en la cabalgata del carnaval y en el desfile de la Gay Pride, pero no porque estemos en contra de esos actos, sino porque hay tanta gente y música tan alta que no podríamos concentrarnos en nuestras oraciones”, comenta Abdelkader Mohamed, presidente de la Asociación Islámica de Maspalomas, quien rechaza de forma tajante la matanza perpetrada en la madrugada del domingo en Orlando.

“Nadie puede justificar una muerte en nombre del Islam, las personas que cometen esos atentados, ya sea en Estados Unidos, en Bruselas o en París hacen daño a nuestra comunidad y a nuestra religión, pues nos expone a los prejuicios de los ciudadanos que no conocen bien nuestras creencias“, añade Mohamed, quien descarta que un atentado como el que Florida pueda repetirse en Canarias. “Eso es obra de un loco o de un extremista contra los homosexuales, nunca de un musulmán”, apunta.

Habib Aoukan es el actual imán de la mezquita de Maspalomas y suscribe esas afirmaciones: “Esos atentados no solo nos hacen daño a nosotros, sino a toda la humanidad, porque ninguna religión permite matar a un semejante”.

El imán explica que el Corán prohibe la homosexualidad a las personas que profesan el islamismo, como también lo hace el cristianismo, pero puntualiza que “fuera de la religión, cada uno puede hacer lo que quiera con su sexualidad”. Aoukan resalta que las puertas de la mezquita también están abiertas a los turistas gais y muchos la han visitado a lo largo de sus treinta años de existencia.

¿Y a quién se le ocurrió instalar una mezquita en el epicentro de una de las comunidades gais más famosas del planeta? “Fue por casualidad”, señala Abdelkader Mohamed. En 1985, ante el aumento de la comunidad musulmana en el sur de Gran Canaria y las estrecheces de su anterior centro de oraciones, un miembro de la asociación compró uno de los terrenos del centro comercial.

“El Yumbo se construyó a principios de la década de 1980, pero al principio era una ruina porque nadie quería instalarse aquí; había una parcela a precio de ganga y construimos la mezquita, que con el tiempo se ha convertido en la puerta de entrada a los locales de ocio para los homosexuales“, rememora el presidente de la asociación musulmana.

Marco Aurelio Pérez, alcalde de San Bartolomé de Tirajana, sostiene que la matanza de Orlando “es una lección de lo que la humanidad no puede permitir” y frente a ello pone el ejemplo del Yumbo y de su municipio, donde conviven personas de 117 nacionalidades. “Aquí hemos conseguido que las razas, las religiones y las distintas tendencias sexuales vivan en armonía, solo nos queda confiar en que estas cosas no vuelvan a ocurrir nunca más”, subraya.

Religión y negocios

Cuando se abrió la mezquita de Tawban, que en el Corán significa “dejad el pecado y volved al camino correcto”, solo había unas pocas tiendas alrededor. Según Mohamed, “realmente fueron los bares gais los que dieron vida al Yumbo y levantaron los demás negocios”.

Los franceses Gilles y Younick regentan El Edén desde hace 14 años y confirman que tener una mezquita junto a su local “no supone ningún problema”. Ambos reconocen que la matanza de Orlando les genera “miedo” porque aún tienen en la memoria los atentados de París. “Aquí nunca ha pasado nada, pero siempre puede venir algún loco a hacernos daño; ningún lugar del mundo está seguro del terrorismo y del fanatismo“, declara Gilles.

El Famous es uno de los pocos locales gais que tiene actividad durante todo el día y sus mesas disponen de narguiles para fumar al estilo oriental. “Miedo no tenemos, pero está comprobado que el fanatismo religioso puede golpear en cualquier lugar, a los gais y a los heterosexuales ; al menos aquí sabemos que ningún loco tiene la posibilidad de comprar una metralleta capaz de matar a cincuenta personas en unos pocos minutos“, señala Federico Tiati, un italiano de Cerdeña que trabaja en el Famous desde hace unos meses. “Todos podemos ser víctimas de las personas que llevan la religión o la homofobia a esos extremos, pero no creo que aquí pueda ocurrir algo similar a lo de Orlando, agrega.

Tal es el grado de convivencia que varios musulmanes trabajan en los locales gais, sin que ello suponga una afrenta o un incumplimiento del Islam, por mucho que esa religión condene la homosexualidad. De hecho, algunos bares y restaurantes que lucen con orgullo la bandera arco iris son propiedad de musulmanes, apunta Eva López, una portuguesa criada en Alemania que no se siente atemorizada por lo ocurrido en Estados Unidos: “Estamos impactados, pero también tranquilos porque nadie va a atacar en un sitio donde hay una mezquita“.

Fuente La Provincia

General, Islam , , , , , , , , , , , , , ,

La muerte de Alan, duro golpe que pone sobre la mesa la necesidad de actualizar las leyes en materia de transexualidad

Miércoles, 30 de diciembre de 2015

32980_acto-memorial-alan-transfobiaEl activismo reclama medidas urgentes contra la transfobia después del suicidio de un menor

El suicidio de un menor trans barcelonés a causa del acoso y abuso de origen transfóbico experimentado en su centro de estudio ha motivado numerosos actos de repulsa en toda España que reclaman la investigación del suceso para poder establecer medidas urgentes contra otros casos similares. Las asociaciones de familias de menores trans han mostrado su consternación en 9 actos de repulsa organizados por toda España. Este caso pone de manifiesto la desprotección de los y las menores del colectivo transexual y transgénero en el entorno educativo, tal y como han destacado varias de las asociaciones organizadoras de los actos.

Un emocionante minuto de silencio frente a la sede del Ayuntamiento de Rubí, seguido de una larga serie de aplausos, han servido este lunes de recuerdo a Alan, el adolescente transexual que se quitó la vida el pasado día 24. Los convecinos del chico se sumaban así a los múltiples homenajes que han tenido lugar en otros rincones de España. Pero la muerte de Alan pone además sobre la mesa la necesidad de actualizar el marco legislativo español en materia de transexualidad.

concentracion-Ayuntamiento-de-Rubi-Alan-300x225Concentración ante al Ayuntamiento de Rubí

El acto de Rubí tenía lugar pocas horas después de que a lo largo y ancho de la geografía española se desarrollaran numerosas concentraciones. Las más numerosas, las de Barcelona y Madrid, en la Plaça de Sant Jaume y en la Plaza Pedro Zerolo, respectivamente. Pero no fueron las únicas. También hubo muestras de dolor en Benalmádena, en Binéfar (Huesca), en Burgos, en Cartagena, en Coruña, en Gijón, en Maspalomas, en San Sebastián, en Sevilla, en Valencia, en Zaragoza… Otras localidades, como Logroño, celebrarán concentraciones en próximos días.

Unas concentraciones en las que ha actuado como catalizador Chrysallis, la Asociación de Familias de Menores Transexuales, a la que la madre de Alan comunicaba la terrible noticia el mismo día de Navidad. “Siento en el alma tener que dar esta terrible y triste noticia. Nuestro hijo Alan se quitó ayer su corta vida de 17 años. No pudo con la presión de la sociedad y nos ha dejado para siempre. Muchas gracias por todo vuestro apoyo recibido”, era el estremecedor mensaje con el que Chrysallis daba a conocer la muerte de Alan. Una muerte que desde Chrysallis no dudan en calificar de auténtico “asesinato social”, como bien dejan claro en el manifiesto hecho público para su lectura en las diferentes concentraciones:

Esta era la primera Navidad que Alan, un chico transexual de diecisiete años de Barcelona, vivía de acuerdo a su identidad. Era también la primera en la que celebrar un DNI recién estrenado. Pero trágicamente ha resultado ser la última. La transfobia en el ámbito escolar ha podido con Alan. Sufrió mucha transfobia a lo largo de su vida; como su madre dice, lo ocurrido no es responsabilidad de una sola persona, sino que cada día durante años alguien se ocupó de que supiera que su diversidad no era aceptada. Entre todos le mataron. No ha sido un suicidio, sino un asesinato social. Las personas transexuales y sus familias sufrimos cotidianamente actos de microviolencia tanto social como institucional, que se acumulan, sumándose a los obstáculos que supone vivir esta situación y que, como le pasó a Alan, se convierten en una carga insoportable.

Desde Chrysallis exigimos a los poderes públicos, a las administraciones educativas y sanitarias, a los encargados de los registros civiles, a los grupos parlamentarios y partidos políticos, y en general a toda la sociedad, que se proteja a los menores transexuales, haciendo que se reconozca y respete su identidad sexual, y que se ataje la transfobia en todos los ámbitos.

La transfobia NOS mata a todos. Todos somos Alan.

Chrysallis no es la única entidad que se han manifestado en estos términos. También desde el Observatori Contra l’Homofòbia han querido expresar su “total repulsa por el asesinato social de Alan”. “Es inadmisible que la transfobia y la violencia que herían cada día la vida y la dignidad de Alan puedan producirse en nuestras escuelas. No podemos permitirnos la falta de políticas contundentes y rigurosas contra el bullying a los menores transexuales. Es imprescindible implementar medidas urgentes que erradiquen las violencias LGTBfóbicas”, continúa el comunicado, que exige a las administraciones públicas “que activen todas las herramientas necesarias para combatir esta lacra social, no podemos esperar más. Hace falta priorizar la lucha contra la transfobia como una emergencia social”. En concreto, la entidad catalana pide desarrollar en su integridad la ley contra la LGTBfobia que el Parlamento catalán aprobó en 2014 y suprimir a todos los efectos cualquier referencia a la “disforia de género”.

32981_concentracion-repulsa-transfobia-barcelonaTambién la Plataforma por los Derechos Trans #NadieSinIdentidad ha querido denunciar las que considera causas estructurales que hay detrás de tragedias como las de Alan, y en concreto lamenta que los menores transexuales permanezcan excluidos de la Ley 3/2007 reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas, “lo que lejos de atender a su interés superior, tal y como impone a los órganos legislativos la Convención sobre los Derechos del Niño, obstaculiza el respeto a sus derechos fundamentales, que son menoscabados al obligarles a exponer públicamente que su nombre y sexo registral no coinciden con el sexo que sienten y muestran”. “Desde la Plataforma por los Derechos Trans exigimos urgentemente un cambio en la Ley 3/2007 que incluya a los menores y que se elimine cualquier procedimiento o requisito médico que coarte la identidad libremente determinada”, continúa el comunicado, que pide también “la inclusión en los currículos académicos y en la educación el respeto a las identidades y cuerpos diversos” y que se logre un consenso político para la tramitación urgente de una ley  estatal de transexualidad y de una ley contra los delitos por LGTBIfobia.

Un consenso político al que aludía también la activista trans y diputada socialista en la Asamblea de Madrid, Carla Antonelli, que en un artículo de opinión titulado Alan: cuando la vida ya no importa nada, publicado por varios medios (también por Cristianos Gays) hace un llamamiento a todos la fuerzas políticas, “sean del color que sean y al conjunto de la sociedad para que realicemos un enorme ejercicio de empatía hacia personas que gritan —aunque no los oigas— que quieren respeto y tener su espacio en esta sociedad, al igual que el resto. Que integremos las diferencias en nuestros círculos de convivencia. A los partidos políticos, para que saquen adelante todas aquellas legislaciones que lo faciliten y a las personas para su plena concienciación, ya que los unos sin los otros seguirían siendo un puzle incompleto”.

Otros países ya han dado pasos adelante

Países como IrlandaArgentinaDinamarca o Malta han modernizado ya sus legislaciones consagrando el principio de autodeterminación de género, de forma que sea cada persona, en uso de su libertad individual y sin necesidad de justificación médica o psicológica alguna, decida cómo quiere ser reconocida legalmente.El modelo de la “muy católica” Malta, de hecho, está considerado por las organizaciones trans como el más aventajado, al ni siquiera establecer límite de edad inferior para proceder a la modificación del sexo registral y por tanto extender ese principio a los menores. Malta, precisamente, dio a conocer hace meses sus nuevas directrices en materia educativa para combatir la discriminación de las personas trans e intersexuales (puedes descargar aquí el documento). También Noruega planea un cambio similar que sería extensivo a menores, con ciertas limitaciones.

Avances que colocan a todos estos países por delante de España, país donde los avances conseguidos en la anterior legislatura quedaron congelados en el tiempo y que mantiene como requisito para que las personas trans puedan acceder a la modificación registral del sexo un diagnóstico de “disforia de género” y exige (con algunas excepciones) dos años de tratamiento hormonal. Y aunque después leyes más recientes, como la ley integral de transexualidad de Andalucía  y la de Canarias, o las leyes contra la LGTBfobia aprobadas en Cataluña y Extremadura sí incorporen ya el principio de la despatologización, no dejan de ser normas de ámbito autonómico que no permiten modificar algunos de los documentos oficiales más importantes. Cada vez resulta más imperiosa la necesidad de actualizar una legislación que en solo unos años ha quedado obsoleta.

No debería ser complicado que España siguiera esta nueva senda. El nuevo Congreso de los Diputados salido de las pasadas elecciones arroja, en teoría, una clara mayoría favorable a la aprobación de estas leyes. A lo largo de estos días numerosos representantes políticos de diversos partidos han mostrado públicamente su dolor por la tragedia de Alan. Esperemos que ese dolor, seguro que sincero, se traduzca en hechos.

Fuente Dosmanzanas y Chueca.com

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.