Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Jules Eloundou’

Crece la preocupación entre activistas del colectivo LGBT en África por la influencia de Donald Trump

Martes, 24 de octubre de 2017

Watch-Nigerias-Cure-For-Gays-by-Ikenna-on-Whats-Up-Africa.JPG5_Activistas por los derechos del colectivo LGBT en África manifiestan su creciente preocupación por la influencia negativa de Donald Trump que podría traducirse en el retroceso de los pocos logros alcanzados en un continente mayoritariamente homofóbico. 

Que defender los derechos del colectivo LGBT en África, donde muchos países tienen leyes contra la homosexualidad, puede ser muy peligroso lo sabe bien Joseph Achille Tiedjou, de 32 años de edad, quien vive en Camerún con la amenaza diaria de ser acosado, como lo fuera hace meses su colega Jules Eloundou, o arrestado con el mínimo pretexto. Si bien en la última década se sentían amparados de alguna manera por el apoyo de la Administración de Barack Obama y la solidaridad internacional, los activistas temen ahora que este escenario se revierta a la vista del retroceso favorecido por el efecto Donald Trump, así como que se traduzca en la revocación del apoyo proporcionado por los Estados Unidos para la lucha contra el VIH, el sida y otros programas que indirectamente han contribuido a la formación de grupos que defienden los derechos humanos.

«Tengo tantas preocupaciones con la nueva administración (…). Se sabía que Obama estaba muy comprometido. Hillary Clinton fue una campeona de los derechos LGBT y obtuvo muchas garantías al abordar específicamente estos problemas», declara el activista preocupado por medidas como la prohibición de que las personas transexuales formen parte del ejército estadounidense y otras medidas tomadas por su administración en lo que prevé será un progresivo retroceso de los derechos en los Estados Unidos, que podría influir en el continente africano donde ya es uno de los colectivos más vulnerables.

El gobierno de Obama llegó a hacer de los derechos del colectivo LGBT un pilar de su política interior, influyendo muy positivamente también en su mensaje al exterior, en lo que en África algunos interpretaron como un empuje de las «ideas occidentales», al crear la figura del enviado especial sobre los derechos LGBT, como también constituía posteriormente la ONU, figura que una coalición de 54 países africanos reclamaba desapareciera. El hecho de que Donald Trump haya mantenido en este puesto a Randy Berry no ha servido para tranquilizar a aquellos que viven en países donde la homosexualidad es perseguida o incluso castigada con penas de muerte, incrementándose su alarma ante el constate retroceso de los derechos de la comunidad, una agenda confirmada definitivamente el pasado viernes por el propio presidente estadounidense.

«La diferencia con la administración anterior fue que los derechos de las personas LGBT eran explícitamente parte de la política exterior. Por lo tanto, los grupos LGBT de todo el mundo podían confiar absolutamente en el apoyo moral y, de hecho, material que provenía del gobierno de los Estados Unidos, que marcaba una enorme diferencia (…). Bajo esta administración, ya no vamos a ver ese compromiso proactivo en torno a los derechos LGBT», asegura Graeme Reid, director del Programa de Derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales de Human Rights Watch, aludiendo al reiterado nombramiento de «funcionarios abiertamente homofóbicos» para altos cargos de su gobierno, así como la retirada de protección laboral al colectivo a nivel estatal.

La penúltima muestra de la ausencia de compromiso de la Administración Trump con la comunidad LGBT internacional se produce hace menos de dos semanas, cuando Nikki Haley vota en contra de una resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para prohibir la aplicación de la pena de muerte por el delito de homosexualidad cuando se trata de relaciones sexuales consensuadas. La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, ha pretendido salir del paso aludiendo a «preocupaciones más amplias con el enfoque de la resolución para condenar la pena de muerte en otras circunstancias», asegurando que los Estados Unidos «condena inequívocamente la aplicación de la pena de muerte por conductas como la homosexualidad».

Ser homosexual es ilegal en más de 33 países africanos, penándose incluso con pena de muerte en 4 de ellos: Sudán, Mauritania, el norte de Nigeria y el sur de Somalia, según Amnistía Internacional. La situación del colectivo es crítica en países como Kenia, en el que se consideran legales los exámenes anales; Uganda, cuyo presidente sostiene que no habría homosexuales en el continente africano si no hubiera habido colonización; o Tanzania, donde su gobierno ha llegado a impedir a las ONGs que presenten sus servicios a miembros del colectivo LGBT.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Detenidos doce hombres en Camerún sospechosos de ser homosexuales por poseer preservativos y lubricantes

Viernes, 16 de diciembre de 2016

Frame-Cabecera-FacebookDoce hombres han sido detenidos en Camerún bajo la sospecha de ser homosexuales. El indicio que motivó la detención fue la posesión de preservativos y lubricantes, algo que a los agentes de Policía les resultó una clara evidencia de homosexualidad. Aunque ya han sido liberados tras la intervención de los servicios legales del proyecto Global Fund’s HIV/AIDS, el asunto adquiere un cariz de alta gravedad, pues difunde el mensaje de que la mera tenencia de preservativos puede ser motivo de detención. Según los afectados, los profilácticos y lubricantes les fueron facilitados por ONUSIDA, precisamente en el Día Internacional contra el VIH.

Según un comunicado conjunto de Alternatives Cameroon y Humanity First Cameroon, los hechos comenzaron el pasado 29 de noviembre en Yaoundé, la capital de Camerún, cuando dos jóvenes fueron interceptados por agentes de Policía, quienes les solicitaron que se identificasen. Al carecer de documentos de identidad en ese momento, procedieron a registrarles. Entre otras posesiones, les hallaron preservativos y lubricantes, lo cual, al parecer, fue prueba ineludible para los agentes de que eran homosexuales, por lo que les instaron a confesar dónde habían conseguido ese material.

Temerosos de las consecuencias, los jóvenes condujeron a los policías hasta un videoclub, señalando al portero como su suministrador. En ese momento en el local se encontraban 12 personas viendo un vídeo, a quienes a su vez procedieron a registrar. En su poder también encontraron profilácticos y lubricantes. Interrogados por su procedencia, declararon que el material preventivo les había sido facilitado por miembros de ONUSIDA, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida, precisamente en su campaña por el Día Internacional contra el VIH.

Según el portero, los dueños del local fueron presionados por los agentes para declarar que los 12 clientes eran homosexuales y que frecuentaban el videoclub por ese motivo. Todos ellos fueron detenidos y conducidos a la comisaría del distrito de Emombo. Una vez que tuvo conocimiento del asunto, el presidente de Humanity First Cameroon, Jules Eloundou, solicitó la colaboración de Jatan Ndongo, abogado del proyecto Global Fund’s  HIV/AIDS.

El 30 de noviembre, día siguiente a la detención, Ndongo logró entrevistarse con el responsable de la comisaría y negoció la liberación de los 12 detenidos, que fueron puestos en libertad el 1 de diciembre. Todo un logro si se tiene en cuenta que el comisario responsable, Jean Esso, es conocido por ser implacable en la persecución de homosexuales, y su comisaría tiene en su haber continuadas detenciones de hombres que presuntamente han mantenido relaciones con personas de su mismo sexo.

Para las asociaciones que luchan contra el VIH, estas detenciones adquieren especial gravedad, al difundir el mensaje de que la posesión de material preventivo como preservativos o lubricante puede ser motivo de arresto y conllevar cargos por homosexualidad —recordemos que las relaciones homosexuales están castigadas en Camerún con penas de hasta cinco años de cárcel—, lo que dificultaría los esfuerzos realizados para combatir el VIH entre la población homosexual y bisexual masculina camerunesa, cuya tasa de prevalencia alcanza el 35 %.

La dura realidad camerunesa para las personas LGTB

A finales de 2012, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresaba su preocupación por la situación de las personas LGTB en Camerún, realmente complicada. Y es que cada poco tiempo se producen noticias de detenciones, algunas de las cuales hemos recogido a lo largo de los últimos años.

En febrero de 2012 informamos de la detención de al menos tres mujeres lesbianas. Poco antes, en enero de 2012, eran cuatro hombres los detenidos. En noviembre de 2011 tres hombres fueron condenados a cinco años de cárcel acusados de mantener relaciones homosexuales en un coche (una de las pruebas que el juez tuvo en cuenta fue que los acusados hubieran estado bebiendo Baileys, un licor considerado típicamente femenino. Por fortuna este caso fue luego reconsiderado). En octubre de 2011 se condenó a tres años de cárcel a Jean-Claude Roger Mbédé por declararse a otro hombre por SMS, pena que fue confirmada en diciembre de 2012. Lamentablemente, en enero de 2014 Jean-Claude fallecía, abandonado por su familia, por las complicaciones derivadas del maltrato sufrido.

En abril de 2011 se detuvo a otros tres jóvenes acusados de homosexualidad. En marzo de 2011 un nuevo detenido fue condenado a 36 meses de cárcel, motivo por el cual Amnistía Internacional llevó a cabo una acción. En octubre de 2010 dos jóvenes sufrían una detención y un trato degradante por parte de la Policía. En mayo de 2010 dos detenidos fueron luego condenados a cinco meses de cárcel. En marzo de 2010 otra detención se mezcló con un intento de extorsión por parte de la Policía a un ciudadano australiano. En diciembre de 2009 un joven fue finalmente liberado tras permanecer varios días en prisión en condiciones miserables.

En julio de 2013, se conoció la sentencia a prisión de dos hombres detenidos dos años antes por mantener relaciones homosexuales. También en 2013, fue sentenciado a nueve años de cárcel Cornelius Fonya, acusado de mantener relaciones con un joven de 19 años, en un juicio plagado de irregularidades. Su abogado, Walter Atoh, ha debido huir del país tras ser amenazado de muerte, mientras se dilucida la apelación. Más recientemente, en junio de 2014, se dio a conocer la historia de una pareja homosexual que se vio obligada a huir de su localidad tras ser ataca por sus vecinos y detenida por la policía.

A finales de 2015, Joshua Mbarga, un activista LGTB, sufrió la invasión de su hogar por unos delincuentes que intentaron matarle tras robarle con total impunidad. Alertada por los vecinos, la Policía intervino hasta que los asaltantes decidieron acusar a Mbarga de pretender mantener relaciones sexuales con uno de ellos. En ese momento la víctima se convirtió en objeto de investigación.

Uno de los sucesos más terribles tuvo lugar en julio de 2013, cuando fue brutalmente torturado y asesinado en su domicilio el activista LGTB Eric Ohena Lembembe, conocido por su labor en apoyo a los enfermos de sida y por sus continuas denuncias de las leyes homófobas del gobierno de Camerún y su pasividad ante la violencia desatada contra la población LGTB.

Y estos son solo los casos que trascienden a los medios internacionales. Según Human Rights Watch, al menos 28 personas han sido detenidas por delitos relacionados con la homosexualidad en los últimos tres años.

Además de todos estos episodios de LGTbfobia,  también nos hemos hecho eco de la serie de vídeos “Homosexuales en Camerún: gentes como tú y yo”, breves reportajes que recogen testimonios de personas LGTB perseguidas por su orientación sexual en el país africano.

En Camerún, como citábamos anteriormente, las relaciones homosexuales están penadas con hasta cinco años de cárcel, pero según la activista LGTB Alice Nkom solo se puede detener a una persona si se la encuentra en situación de “flagrante delito”. Desgraciadamente, tal y como corrobora Human Rights Watch, son cada vez más los casos en los que la Policía ignora este requerimiento. Hace ahora dos años las autoridades políticas de Camerún rehusaron de hecho seguir las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas de despenalizar la homosexualidad y actuar contra la violencia homofóbica.

En Camerún, las relaciones homosexuales están penadas con hasta cinco años de cárcel, pero según la activista LGTB Alice Nkom solo se puede detener a una persona si se la encuentra en situación de “flagrante delito”. Desgraciadamente, tal y como corrobora Human Rights Watch, son cada vez más los casos en los que la Policía ignora este requerimiento. Hace ahora tres años las autoridades políticas de Camerún rehusaron de hecho seguir las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas de despenalizar la homosexualidad y actuar contra la violencia homofóbica.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

El activista LGTB Jules Eloundou sigue recibiendo amenazas de muerte en Camerún

Lunes, 24 de octubre de 2016

780x580-noticias-jules-eloundouEl presidente de Humanity First Cameroon ha recibido nuevas amenazas de muerte por parte de los detractores de la Comunidad LGTB en un país en el que el odio y desprecio hacia los homosexuales no cesa.

No es la primera vez que tratamos la tremenda homofobia que hay en un país como Camerún. La realidad de las personas LGTB en este país es bastante triste puesto que pueden ser castigados con hasta cinco años de cárcel por mantener relaciones sexuales con personas de su mismo sexo así como también, venimos viendo otros desastres tales como vejaciones públicas y similares.

En esta nueva nota nuestro protagonista es Jules Eloundou, un activista LGTB reconocido en Camerún gracias a que es el presidente de Humanity First Cameroon, una asociación de defensa de los derechos humanos que apoya a las minorías y tiene un cometido más que importante con las personas gay.

A pesar de que las amenazas de muerte últimas fueron del pasado mes de agosto, lo cierto es que ha sido ahora cuando se ha hecho pública la nota de prensa en la que afortunadamente, se denuncian los hechos con la esperanza de que, bajo las limitaciones que tienen los homosexuales en este país africano, haya una pequeña posibilidad de hacer justicia para un hombre que solo estaba luchando por sus derechos. El archivo dice así:

En la noche del 5 al 6 de agosto, el presidente de Humanity First Cameroon, Jules Eloundou, informó en su página de Facebook que había tenido lugar un robo en su casa mientras estaba ausente. Fueron sustraídos una gran suma de dinero y otros bienes valiosos. Los ladrones también dejaron una carta amenazante, en la que le llamaban “sucio maricón” y le recomendaban que tuviera cuidado, diciéndole: “sucio maricón, sé prudente

Esta fue la amenaza que el joven tuvo en el mes de agosto. Sin embargo, el terror no quedó ahí y para el mes de septiembre también recibió otra visita de quiénes actualmente le están haciendo la vida imposible:

En la noche del 8 al 9 de septiembre regresaron, golpearon brutalmente la puerta principal de la casa, que dañaron seriamente. Como el anterior robo le había infundido cierto temor, el presidente de la Humanity First había pedido a uno de sus amigos que le acompañara mientras conseguía reunir dinero suficiente para poder abandonar ese barrio. La presencia de este amigo, que dormía en el sofá de la sala de estar, impidió que los agresores entraran en la casa. Después de oír el brutal golpe que casi forzó la puerta, el amigo se asustó. Comenzó a gritar para despertar a los vecinos. Los ladrones tuvieron que huir

Sin duda estamos ante una situación de gran homofobia pero por desgracia, tal y como pasó con la redada de la que ya hablamos la semana anterior, no hay forma posible de que se haga una justicia real puesto que los homosexuales están muy mal vistos y, en el tema de las amenazas casi podríamos decir que no hay nada que hacer.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

En una redada, la Policía de Camerún detiene a todos los clientes de un bar de ambiente LGTB de Yaoundé

Jueves, 13 de octubre de 2016
barrio-de-essos-yaounde-camerun-300x300

Barrio de Essos, Yaoundé

En la madrugada del pasado 9 de octubre tuvo lugar una redada masiva en un local de ambiente LGTB de la capital de Camerún, Yaoundé. Tras rodear el establecimiento y obligar a permanecer retenidos en el interior a todos los clientes y empleados, la Policía procedió a solicitar los documentos de identidad y a trasladar a los detenidos a diversas comisarías de la ciudad. Desde los colectivos de defensa de los derechos LGTB se dio la voz de alarma, mientras se denunciaba que las detenciones se han producido por “el único motivo de ser homosexuales”. Por otra parte, la asociación Humanity First Cameroon ha denunciado los robos, insultos y amenazas de que ha sido objeto su presidente, Jules Eloundou.

El Mistral es un local de ambiente LGTB del barrio de Essos, en Yaoundé, bastante frecuentado, donde muchos homosexuales pueden relajarse y disfrutar de momentos de esparcimiento. Pero a las dos y media de la madrugada del pasado domingo 9 de octubre, el establecimiento empezó a ser rodeado por numerosos vehículos policiales, que bloquearon todas las posibles salidas.

Durante treinta minutos se impidió que los clientes y empleados pudieran abandonar el local, hasta que dos policías entraron en el local y solicitaron a todos los presentes sus documentos de identidad. Tras la identificación, fueron obligados a subir a los vehículos policiales, tanto aquellos que se habían identificado como los que no tenían documentación. Una vez desalojados, un comando de policías fuertemente armados registraron el establecimiento y capturaron a algunos que se habían podido esconder y trataban de huir. Todos ellos fueron conducidos a distintas comisarías de la ciudad, sin que por el momento se conozcan los cargos presentados.

Desde la cuenta de Facebook de CAMFAIDS, una asociación de defensa de los derechos LGTB y lucha contra el VIH, se daba la voz alarma con el siguiente texto:

ALERTA
Detenciones masivas en marcha en la ciudad de Yaoundé.

Varias personas que frecuentaban el local de copas MISTRAL, donde las personas LGBT acostumbran a reunirse los sábados para compartir momentos de convivencia, están siendo actualmente vejadas e investigadas por el único motivo de ser homosexuales, por ello damos este aviso para una mayor difusión; han sido conducidos a las comisarías del distrito 4, del distrito 16 y del distrito 14, sin razón aparente, incluso fueron arrestados aquellos que tenían documentos de identidad. Por ello CAMFAIDS difunde este aviso, para poner fin a todas estas intimidaciones y procedimientos que ya han durado bastante.

No hay que olvidar que, en Camerún, las prácticas homosexuales se castigan con penas de hasta cinco años de cárcel.

Robo y amenazas a un activista

jules-eloundou-presidente-de-humanity-first-cameroonTambién en Yaoundé vive y desarrolla su actividad Jules Eloundou, que es presidente de Humanity First Cameroon, una asociación de defensa de los derechos de las minorías. Recientemente han difundido la siguiente nota de prensa, en la que denuncian unos hechos producidos el pasado mes de agosto:

En la noche del 5 al 6 de agosto, el presidente de Humanity First Cameroon, Jules Eloundou, informó en su página de Facebook que había tenido lugar un robo en su casa mientras estaba ausente. Fueron sustraídos una gran suma de dinero y otros bienes valiosos. Los ladrones también dejaron una carta amenazante, en la que le llamaban”sucio maricón” y le recomendaban que tuviera cuidado, diciéndole: “sucio maricón, sé prudente…”.

En la noche del 8 al 9 de septiembre regresaron, golpearon brutalmente la puerta principal de la casa, que dañaron seriamente. Como el anterior robo le había infundido cierto temor, el presidente de la Humanity First había pedido a uno de sus amigos que le acompañara mientras conseguía dinero suficiente para poder abandonar ese barrio. La presencia de este amigo, que dormía en el sofá en la sala de estar, impidió que los agresores entraran en la casa. Después oír el brutal golpe que casi forzó la puerta, el amigo se asustó. Empezó a gritar para despertar a los vecinos. Los ladrones tuvieron que huir.

Para los miembros de Humanity First Cameroon la naturaleza homófoba del ataque es evidente, y se toman el asalto con gran preocupación. Todo esto es obviamente el resultado de un ataque dirigido y preparado, con la intención de causar daño a la víctima”, afirman en su comunicado. Ninguno de ellos olvida lo que le ocurrió a Eric Ohena Lembembe, director ejecutivo de CAMFAIDS, que fue brutalmente torturado y asesinado en su propio domicilio en 2013.

La dura realidad camerunesa para las personas LGTB

camerunA finales de 2012, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresaba su preocupación por la situación de las personas LGTB en Camerún, realmente complicada. Y es que cada poco tiempo se producen noticias de detenciones, algunas de las cuales hemos recogido a lo largo de los últimos años.

En febrero de 2012 informamos de la detención de al menos tres mujeres lesbianas. Poco antes, en enero de 2012, eran cuatro hombres los detenidos. En noviembre de 2011 tres hombres fueron condenados a cinco años de cárcel acusados de mantener relaciones homosexuales en un coche (una de las pruebas que el juez tuvo en cuenta fue que los acusados hubieran estado bebiendo Baileys, un licor considerado típicamente femenino. Por fortuna este caso fue luego reconsiderado). En octubre de 2011 se condenó a tres años de cárcel a Jean-Claude Roger Mbédé por declararse a otro hombre por SMS, pena que fue confirmada en diciembre de 2012. Lamentablemente, en enero de 2014 Jean-Claude fallecía, abandonado por su familia, por las complicaciones derivadas del maltrato sufrido.

En abril de 2011 se detuvo a otros tres jóvenes acusados de homosexualidad. En marzo de 2011 un nuevo detenido fue condenado a 36 meses de cárcel, motivo por el cual Amnistía Internacional llevó a cabo una acción. En octubre de 2010 dos jóvenes sufrían una detención y un trato degradante por parte de la Policía. En mayo de 2010 dos detenidos fueron luego condenados a cinco meses de cárcel. En marzo de 2010 otra detención se mezcló con un intento de extorsión por parte de la Policía a un ciudadano australiano. En diciembre de 2009 un joven fue finalmente liberado tras permanecer varios días en prisión en condiciones miserables.

En julio de 2013, se conoció la sentencia a prisión de dos hombres detenidos dos años antes por mantener relaciones homosexuales. También en 2013, fue sentenciado a nueve años de cárcel Cornelius Fonya, acusado de mantener relaciones con un joven de 19 años, en un juicio plagado de irregularidades. Su abogado, Walter Atoh, ha debido huir del país tras ser amenazado de muerte, mientras se dilucida la apelación. Más recientemente, en junio de 2014, se dio a conocer la historia de una pareja homosexual que se vio obligada a huir de su localidad tras ser ataca por sus vecinos y detenida por la policía.

A finales de 2015, Joshua Mbarga, un activista LGTB, sufrió la invasión de su hogar por unos delincuentes que intentaron matarle tras robarle con total impunidad. Alertada por los vecinos, la Policía intervino hasta que los asaltantes decidieron acusar a Mbarga de pretender mantener relaciones sexuales con uno de ellos. En ese momento la víctima se convirtió en objeto de investigación.

Uno de los sucesos más terribles tuvo lugar en julio de 2013, cuando fue brutalmente torturado y asesinado en su domicilio el activista LGTB Eric Ohena Lembembe, conocido por su labor en apoyo a los enfermos de sida y por sus continuas denuncias de las leyes homófobas del gobierno de Camerún y su pasividad ante la violencia desatada contra la población LGTB.

Y estos son solo los casos que trascienden a los medios internacionales. Según Human Rights Watch, al menos 28 personas han sido detenidas por delitos relacionados con la homosexualidad en los últimos tres años.

Además de todos estos episodios de LGTbfobia,  también nos hemos hecho eco de la serie de vídeos “Homosexuales en Camerún: gentes como tú y yo”, breves reportajes que recogen testimonios de personas LGTB perseguidas por su orientación sexual en el país africano.

En Camerún, como citábamos anteriormente, las relaciones homosexuales están penadas con hasta cinco años de cárcel, pero según la activista LGTB Alice Nkom solo se puede detener a una persona si se la encuentra en situación de “flagrante delito”. Desgraciadamente, tal y como corrobora Human Rights Watch, son cada vez más los casos en los que la Policía ignora este requerimiento. Hace ahora dos años las autoridades políticas de Camerún rehusaron de hecho seguir las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas de despenalizar la homosexualidad y actuar contra la violencia homofóbica.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.