Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Ione Belarra’

El Orgullo de Madrid recupera el tono prepandemia pese a los desplantes del Ayuntamiento y a un ambiente sociopolítico cada vez más intoxicado por la agenda ultra

Viernes, 15 de julio de 2022
Comentarios desactivados en El Orgullo de Madrid recupera el tono prepandemia pese a los desplantes del Ayuntamiento y a un ambiente sociopolítico cada vez más intoxicado por la agenda ultra

20220709_185608-300x177La comisaria europea de Igualdad, Helena Dali, tras la pancarta de cabecera

Este sábado, 9 de julio, se celebró en Madrid la Manifestación Estatal del Orgullo LGTBI. Una impresionante movilización que recupera el tono perdido por la pandemia del coronavirus y que contó con la presencia, entre otras personalidades, de la comisaría europea de Igualdad. La petición de que se apruebe de una vez por todas la ley LGTBI y trans fue un clamor a lo largo de la marcha.

Una larga pancarta con el lema «Frente al odio: Visibilidad, Orgullo y Resiliencia», abría la manifestación. Tras ella, de forma muy destacada, la comisaria europea de Igualdad, Helena Dalli, que con su presencia estos días en Madrid ha querido visibilizar el apoyo de su departamento al avance de los derechos LGTBI en nuestro país, que aún debe materializarse en la prometida ley LGTBI y trans. Dalli era, por otra parte, el único cargo político destacado en la pancarta de cabecera, ocupada mayoritariamente por activistas LGTBI que trabajan en diversos ámbitos, como la discapacidad, la realidad gitana, la migrante y el feminismo. Los organizadores de la manifestación (el colectivo madrileño COGAM y la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Intersexuales y más, FELGTBI+) quisieron además que este año formaran parte de la cabecera representantes de Chrysallis y de Fundación Triángulo, «dos entidades que, junto a FELGTBI+, han impulsado el Proyecto de Ley Trans y LGTBI durante toda su tramitación».

Tras la pancarta de cabecera una segunda pancarta reclamaba un Pacto Social y de Estado frente a los discursos de odio. Detras de esta se manifestaron decenas de organizaciones LGTBI. Primero, entidades que forman parte de la FELGTBI+. Después, otras entidades LGTBI, ONG, sindicatos, partidos políticos, representantes y personal de algunas embajadas y empresas que en su compromiso con la diversidad quisieron estar presentes. A lo largo de este primer tramo de manifestación pudimos advertir la presencia de destacadas personalidades políticas, como los ministros de Interior (Fernando Grande-Marlaska) y Educación (Pilar Alegría), tras la pancarta del PSOE, o la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, tras la pancarta de Ciudadanos. Lejos queda, en este sentido, la polémica de 2019, cuando la presencia en el Orgullo de la formación entonces presidida por Albert Rivera tras sus alianzas autonómicas y municipales con la extrema derecha generó un importante rechazo. El hecho de que ahora el foco del activismo esté centrado en la aprobación de la ley trans por las Cortes y, por qué no decirlo, la cada vez menor relevancia política del partido naranja hicieron que su presencia este año no generase problemas.

Finalmente, una vez que la parte más claramente reinvindicativa de la manifestación a pie había circulado, las casi cuarenta carrozas participantes en la «manifestación rodada», llenas de fiesta y diversión. De hecho, otros políticos eligieron las carrozas para disfrutar del Orgullo. Es el caso de la ministra de Igualdad, Irene Montero, y de la ministra de Derecho Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, que estuvieron en la carroza de la formación morada. Y en la carroza de Más Madrid estuvieron Rita Maestre (su portavoz municipal), Mónica García (líder de la oposición en la Asamblea de Madrid), Eduardo Fernández Rubiño (diputado en la Asamblea de Madrid y senador abiertamente gay) e Iñigo Errejón, su líder nacional. Por lo que se refiere a las carrozas más comerciales, este año destacaron, entre otras muchas, las de Televisión Española, promocionando el Benidorm Fest (de hecho este año la cadena pública retransmitía por primera vez la manifestación); la del museo Thyssen-Bornemisza o la de la cantante colombiana Karol G, todo un fenómeno que atrajo a miles de personas a su alrededor.

Cuando la cabecera llegó a la Plaza de Colón se procedió a la lectura del manifiesto 2022, en el que como no podía ser de otra manera tuvo un especial protagonismo la ley LGTBI y trans: «De su aprobación dependen los derechos de las lesbianas, los derechos de las personas bisexuales, los derechos de los gais, de las personas intersexuales y, sobre todo, los derechos de las personas trans, que han aguantado y sufrido enormemente durante la tramitación de esta ley, que han vivido insultos, acoso, mentiras, bulos y campañas de odio. Y que, pese a ese odio, han devuelto valentía, alegría y dignidad, exigiendo sus derechos cargadas de razones, con el grito que se ha escuchado por toda España: EXIGIMOS LA IGUALDAD DE DERECHOS TRANS». Puedes descargar íntegramente el manifiesto aquí.

Más de 600.000 asistentes, según la Delegación del Gobierno

20220709_204730-300x225Por lo que se refiere a la asistencia, el Orgullo madrileño recuperó este 2022 el tono perdido tras la cancelación de su celebración física en 2020, debido a la pandemia del coronavirus. En 2021 volvió a celebrarse físicamente, con músculo activista pero sin carrozas y con una asistencia más reducida que en años anteriores. Este 2022, ya sin restricciones, la marea humana volvió a inundar Madrid. Los organizadores aseguran haber llegado al millón de participantes, frente a los más de 600.000 estimados por la Delegación del Gobierno. Es imposible saberlo en un evento en el que el grado de participación es múltiple.

El hecho de que la manifestación del Orgullo se solape con las propias celebraciones del Orgullo, «fiesta mayor» de la ciudad de Madrid, extendida a lo largo de varios días y con escenarios distribuidos por todo el centro, complica los cálculos. Manifestación reinvindicativa y MADO (cuyo organizador principal es la asociación empresarial AEGAL y que cuenta con el propio Ayuntamiento de Madrid como patrocinador) son dos cosas bien distintas, pero acaban confluyendo a partir de un cierto momento de la noche en un magma indistinguible.

Por lo que se refiere específicamente a las fiestas del Orgullo (cuyo pregón pronunció este año la eurovisiva Chanel), tras el paréntesis que supuso la «era Carmena», este año 2022 ha visto de nuevo como el Ayuntamiento presidido por un alcalde popular ha puesto trabas a una celebración declarada en 2016 bien de interés general por el consistorio. Episodios como la precipitada suspensión de los conciertos en la Plaza del Rey o la negativa municipal a conceder la exención de los límites de ruido que se habían concedido en ediciones anteriores son solo dos ejemplos. Otro, de especial importancia simbólica, fue la negativa del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, a colocar estos días la bandera arcoíris en la fachada del Ayuntamiento, ni siquiera en formato pancarta como sí se hizo las juntas municipales de distrito presididas por Ciudadanos.

Os dejamos, para finalizar, con alguna de las imágenes que pudimos captar a lo largo de la manifestación. Una galería que venimos recopilando desde hace años (20072008200920102011201220132014, 2015, 2016, 20172018 y 2019) y que, como siempre en el caso de dosmanzanas, se centra en la parte más reivindicativa de la manifestación. En ella podréis ver, por ejemplo, las pancartas principales de los colectivos participantes (pincha sobre la foto para acceder al album):

Orgullo LGTBI Madrid 2022

Fuente Dosmanzanas

Casa Árabe iluminó la fachada de su sede con la bandera arcoíris

FWsO4-UXgAI3ma3Imagen facilitada por Casa Árabe

Del 1 al 10 de julio, por primera vez desde su fundación en 2006, Casa Árabe ilumina la fachada del edificio de las Escuelas Aguirre, su sede central en Madrid, con los colores de la bandera del arco iris para conmemorar la Semana del Orgullo en la capital española.

Desde su fundación, Casa Árabe trabaja cada día con el objetivo de tender puentes, fortalecer las relaciones políticas bilaterales y multilaterales, promover y acompañar las relaciones económicas, culturales y educativas, así como la formación y el conocimiento del mundo árabe y musulmán.

La entidad lleva años organizando actividades relacionadas con el colectivo LGTBI, muchas de ellas en colaboración con Kifkif. Por ello, para Kifkif, este gesto es una muestra de admiración y de agradecimiento a Casa Árabe.

Sobre Casa Árabe:

Casa Árabe es una entidad de derecho público de carácter interadministrativo, adscrita a la Administración General del Estado, con personalidad jurídica propia, plena capacidad de obrar y dotada de patrimonio propio. El consorcio está formado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación (MAEUEC), la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la Junta de Andalucía, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y el Ayuntamiento de Córdoba.

Más información: https://www.casaarabe.es/p/quienes-somos

Fuente KifKif

General, Historia LGTBI, Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El brutal asesinato de un joven gay en A Coruña sacude al colectivo LGTBI español

Martes, 6 de julio de 2021
Comentarios desactivados en El brutal asesinato de un joven gay en A Coruña sacude al colectivo LGTBI español

samuelMás de una decena de personas (trece, según las últimas informaciones) han sido ya detenidas en relación con el asesinato de Samuel Luiz, un joven auxiliar de enfermería de 24 años que en la madrugada del sábado al domingo era víctima de una brutal paliza en A Coruña. El probable componente homófobo de la agresión, con independencia de cual fuera su desencadenante inicial, ha provocado en pocas horas una ola de indignación con escasos precedentes. Colectivos LGTBI de toda España han convocado numerosos actos de protesta para este lunes, mientras que líderes políticos y sociales han condenado lo sucedido, aunque no todos ellos han sido igual de claros a la hora de considerar lo sucedido un delito de odio homófobo.

El delegado del Gobierno pide “tiempo” para aclarar el crimen de Samuel y no descarta  la motivación homófoba

La policía toma declaración a más de una decena de personas

Aún se desconocen muchos detalles de lo sucedido la pasada madrugada en el paseo marítimo de A Coruña,  cuando Samuel paseaba en compañía de varias amigas y tuvo la desgracia de toparse con el grupo de personas que lo golpearon hasta matarlo, trece de las cuales han sido ya detenidas. No está claro cuántas de ellas participaron directamente en la paliza (se estima por el momento que siete) y cuántas les dieron cobertura. Los agresores huyeron del lugar cuando vieron que Samuel ya no respiraba. Al lugar acudieron los servicios de emergencias, que al parecer intentaron reanimarlo durante un largo periodo, con resultado infructuoso. Samuel fue declarado muerto en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña dos horas después de la agresión. La presencia de algún testigo clave que al parecer conocía a alguno de los agresores, el hecho de que en este momento las personas que acceden a discotecas de la zona deban dejar sus números de DNI (debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus) y las grabaciones de cámaras de seguridad de la zona habrían sido de vital importancia para detenerlos tan pronto.

Al margen del detalle de los hechos, hay circunstancias que parecen ya claras: Samuel fue víctima de una agresión salvaje pero claramente intencionada, alimentada por un odio extremo y con la intención de causar el mayor daño. La muerte de Samuel no fue un trágico accidente. Fue un asesinato brutal de una persona indefensa a manos de un grupo numeroso que se ensañó con él.  Según la versión que desde el entorno de la investigación se ha trasladado a los medios locales (y que el propio padre de la víctima, Maxsoud Luiz, compartía pocas horas después de la muerte de su hijo) el desencadenante inicial habría sido la «confusión» de los agresores al ver como una de las acompañantes de Samuel entablaba una videollamada. El grupo habría interpretado que los estaban grabando, lo que habría dado pie a encararse con Samuel. En este punto, nos parece que hay un aspecto importante que considerar: Samuel era gay, y según personas de su entorno han insistido en redes sociales, mientras sus agresores se ensañaban a golpes con él le dedicaban insultos homófobos (este aspecto no forma parte de la versión policial).

Somos los primeros que creemos necesario avanzar en la investigación de los hechos, especialmente ahora que los agresores han sido detenidos. Pero son demasiados déjà vu en nuestras vidas: las personas LGTBI, especialmente las que tenemos ya una cierta edad, sabemos por experiencia propia cómo tantas investigaciones policiales y/o procesos judiciales se inclinan por invisibilizar el componente homófobo de muchas agresiones, a no ser que la evidencia sea irrefutable. Pero en la España actual las agresiones por LGTBIfobia pocas veces son la consecuencia de una decisión de agredir a una persona LGTBI planificada en frío y mucho menos plasmada documentalmente. En sociedades como la nuestra las mayoría de las agresiones son el fruto explosivo del odio acumulado. Un odio alimentado por discursos de deshumanización del diferente que tras una época de relativa calma vuelven a escucharse de nuevo de la boca de políticos y líderes de opinión y son amplificados, cada vez con menos reservas, por medios de comunicación y redes sociales. En la mayor parte de las situaciones, ese odio queda contenido por la fuerza de los usos y costumbres, pero estalla en cuanto encuentra la más mínima oportunidad. El desencadenante puede ser cualquiera. Incluso un incidente banal que quizá con otras personas no tendría mayores consecuencias, pero con una persona LGTBI supone un estallido de violencia que revela la LGTBIfobia que lo trasciende. Y por supuesto, los agresores, si son detenidos, siempre la niegan. Damos por descontado que también lo harán en este caso.

Seguiremos con atención las informaciones que se produzcan en próximos días, pero de lo que cabe ya poca duda es de que el asesinato de Samuel supone un aldabonazo que nos recuerda cómo de endebles son los derechos conquistados y cómo de fuerte es el odio que alimenta a las alimañas. A las que golpean hasta la muerte a un joven indefenso, pero también a las que difunden sus discursos de odio desde las tribunas del Congreso o desde las tertulias matinales de radios y televisiones. Por lo pronto, la reacción del colectivo LGTBI bajo los hashtags #JusticiaParaSamuel y #XustizaParaSamuel, tanto de grupos y asociaciones como a título individual, ha sido impresionante. Mañana lunes se han convocado en diferentes puntos de España numerosas concentraciones de repulsa a las que animamos a asistir. Líderes políticos y sociales han condenado también lo sucedido, aunque no todos ellos han sido igual de claros a la hora de considerarlo una agresión homófoba. Entre las personalidades que lo han hecho se encuentran por cierto varios miembros del Gobierno, como la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la ministra de Derechos Sociales Ione Belarra.

No han faltado también, por supuesto, los que critican que «se utilice» el asesinato de Samuel para denunciar tanto la ofensiva de odio de la extrema derecha como su normalización y blanqueamiento por otros políticos y medios de comunicación, ni los que aseguran que la homofobia nada tuvo que ver en el asesinato. Era de esperar.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.