Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Dom Helder Cámara’

Veinte años sin Hélder Cámara, el ‘Francisco de Asís’ del siglo XX

Sábado, 31 de agosto de 2019

helder-camara

Conocí y abracé a Dom Hélder Cámara cuando vino a España a presentar su obra “Sinfonía de los dos mundos“… Toda una experiencia que aún conservo, como su autógrafo en un pequeño libro… desprendía la ternura de Dios.

Su causa de beatificación está en Roma desde diciembre

Ya se ha encontrado un milagro que podría atribuirse a la intercesión del obispo brasileño

La causa de la beatificación de Dom Hélder Pessoa Câmara, obispo brasileño de Olinda Recife, quien murió hace 20 años, el 27 de agosto de 1999, desde el pasado 16 de diciembre está en Vaticano, donde continúa según los tiempos habituales pero también técnicos.

La Congregación para las Causas de los Santos ha recibido todos los documentos necesarios, en particular los del proceso diocesano. Dom José Alberico, sacerdote de la diócesis de Olinda Recife y nombrado secretario general del organismo que debe prepararse para el 18º Congreso Eucarístico Nacional en 2020 (12-15 de noviembre), dijo hace algún tiempo: Ya sabemos que hay un milagro que podría atribuirse a la intercesión de dom Helder, pero ahora en este asunto se necesita confidencialidad.

helder-camara-el-obispo-rojoEl profesor de teología de la Universidad Católica de Pernambuco (Unicap), Degislando Nobrega, habló sobre la importancia de este proceso y lo que representa la beatificación de Dom Helder. “Será el reconocimiento de la Iglesia Católica a alguien que ha vivido y encarnado las grandes virtudes cristianas de la caridad y el amor. La santidad tiene que ver con esta profunda intimidad con Dios, que se desborda en su vida. Entonces, quién conoció a Dom Helder percibió estas características más de cerca en él “, agregó el académico:

“Un hombre que nunca actuó por odio, sino a través del diálogo. Un hombre, un sacerdote que, como en el período de la dictadura militar brasileña, tiene actuó en defensa de los más necesitados y también en defensa de la libertad de expresión “

La apertura del Congreso en 2020 será en la arena de Pernambuco, en São Lourenço da Mata. El segundo día, unos seis mil niños y adolescentes harán su primera comunión. El tercer día se caracterizará por la celebración simultánea de una misa por parte de los obispos de Brasil a todas las iglesias. El cuarto día estará marcado por el cierre del Congreso, en el distrito Marco Zero, en Recife.

1970-Dom-Helder-CAMARA-archeveque-Recife-avec-enfants-bidonville-diocese-Bresil-Amerique-Latine_0_730_406Paralelamente, el Centro de Convenciones (Cecon) de Olinda organizará un programa de conferencias, simposios y seminarios. Hoy, en Brasil, muchas personas quieren que Dom Helder sea beatificado durante los días del Congreso Eucarístico. Mientras tanto, durante meses la colección digital del Instituto Dom Helder Camara ha sido accesible en línea con su gran patrimonio de 132 mil documentos digitalizados. (www.acervocepe.com.br).

La compañía editorial de Pernambuco (Cepe) escaneó toda la colección del Instituto, incluidas fotos, cartas y documentos conciliares y postconciliares, programas de radio, artículos y correspondencia. La digitalización de tantos y tan importantes documentos por Dom Helder no solo representó una forma de guardarlos y preservarlos, sino que también permitió que la documentación para el proceso de beatificación se transmitiera de manera rápida, segura e inmediata al Vaticano.

De hecho, muchos documentos requeridos para el proceso de beatificación ya están en el Vaticano, en la Congregación para la Causa de los Santos.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Pastor José Marcos da Silva: “Para llegar a la unidad falta sacar al cristianismo de los Templos”

Viernes, 9 de junio de 2017

pa98sudp9apsda_560x280“El ecumenismo teórico no junta a las personas, sino a los teóricos”

*

“El gran mal de la Iglesia es que está aprisionada en los ritos, está separada del pueblo”

*

El ecumenismo de pensamiento, de teoría, provoca encuentros, libros, textos, pero no provoca acción”

(Luis Miguel Modino, corresponsal en Brasil).- El ecumenismo es algo que no puede quedarse en el plano teórico, tiene que ser instrumento que una ante el dolor común. José Marcos da Silva, pastor desde hace 15 años de la Iglesia Bautista de Coqueiral, un barrio en la periferia de Recife, es alguien que muestra elementos prácticos que pueden ayudar en el camino de la unidad, aspecto que está siendo reflexionado y celebrado en Brasil durante estos días, en que se conmemora la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.

Define a su Iglesia como una Iglesia Bautista Helderiana, en referencia a Don Helder Cámara, el gran arzobispo de Recife, que durante más de veinte años se convirtió en el gran acompañante de la vida de los pobres de las periferias de Recife y de Brasil.

De hecho, la influencia de la figura de Don Helder es tan presente en esta Iglesia que un grupo de católicos italianos que querían conocer su legado y preguntaron dónde podrían llevar a cabo su propósito, siendo encaminados, por un obispo católico, a convivir durante diez días con la comunidad bautista del barrio del Coqueiral, lo que resultó una experiencia de gran riqueza para católicos y bautistas.

En sus respuestas se percibe cómo ha conseguido descubrir la esencia del cristianismo en el hecho de encarnarse en la vida real y acompañar el sufrimiento de la gente. Por eso, no duda en afirmar que la unidad se conseguirá más fácilmente en la medida en que saquemos al cristianismo de los templos.

Al mismo tiempo reconoce la importancia del Papa Francisco como un gran regalo de Dios para la historia, mostrando una actitud de agradecimiento para con alguien que, sin embargo, no siempre es respetado dentro de la propia Iglesia Católica.

¿Qué significa hoy evangelizar las periferias?

Evangelizar las periferias significa sobre todo vivir una fe encarnada. Las periferias, especialmente en una ciudad como Recife, traen consigo desafíos demasiado complejos. Existe una pobreza generalizada, financiera, estructural, lo que es válido para cualquier periferia de cualquier gran ciudad, donde se produce un desmonte de cualquier estructura en los barrios, calles, familia y de la propia persona.

Pero también, por otro lado, es una riqueza muy bonita, pues en las periferias todavía se encuentra unidad en torno al sufrimiento. Por tanto, evangelizar la periferia es algo que va mucho más allá del culto o de la misa y del espacio del templo, yendo para la misma vida real.

O te encarnas en la vida real de las personas, y la Iglesia necesita hacer realidad esa gran Eucaristía del Cuerpo de Cristo fraccionado para la gente, o pasas a ser un ente a más, presente en la periferia, como tantos otros, como puede ser un bar o un local de diversión, pero sin marcar ninguna diferencia. Leer más…

Cristianismo (Iglesias), General , , ,

Clelia Luro, viuda del obispo Jerónimo Podestá

Domingo, 21 de agosto de 2016

cleliajeronimopodesta“Memoria viva de una Iglesia sufriente”

Podestá: “Deseo que mi vida con Clelia sea leída con ojos limpios, como haría Cristo”

(Josemari Lorenzo).- Pese a que el Vaticano siempre se refirió a ella, con gran ridículo, como “esa mujer” o “la consabida persona”, el nombre de la argentina Clelia Luro ocupó grandes espacios en los medios de comunicación en la última parte del siglo pasado y primeros años del actual.

Nacida rica en el barrio porteño de La Recoleta y muy activa en el periodismo o como escritora de libros, su combate por un cristianismo liberador y los derechos de los curas casados le permitió relacionarse con grandes prelados -Hélder Cámara, Pere Casaldáliga, el británico cardenal Hume…-, con lo más granado de la teología de la liberación -Leonardo Boff y Gustavo Gutiérrez- y con intelectuales de todos los continentes, entre otros los cineastas Fellini y Pasolini.

Pero era conocida sobre todo por su relación con el obispo Jerónimo Podestá. Juntos, como “pareja sacerdotal” (así se presentaban) lideraron durante décadas el movimiento de los sacerdotes casados que buscan la aceptación del Vaticano. El Movimiento pro Celibato Opcional (MOCEOP) se dijo “huérfano” nada más conocer la muerte de Clelia, el pasado día 5. Tenía 86 años y acababa de remitir al papa Francisco su último libro, Relatos de viajes. Caminos en la diáspora, sobre la larga lucha por el celibato opcional.

Las federaciones de curas casados (unos cien mil, de los que cinco mil son españoles) tienen en Clelia un símbolo. Pero la escritora argentina era mucho más que una luchadora por esa causa. Lo contó en Mi nombre es Clelia, un libro que vino a presentar en Madrid en 2002. EL PAÍS subrayó entonces que, entre las aristas de extrema humanidad que surgen entre el clero casado, ninguna tan viviente como la protagonizada por el obispo Podestá y su asistente Clelia.

De familia bien, estudiante en las mejores universidades -Pontificia de Comillas y Gregoriana de Roma-, elegido muy joven por Juan XXIII como obispo de Avellaneda y participante activo en el Vaticano II, Podestá había apostado por una pastoral liberadora nada más acabar el concilio, lo que le costó la persecución de los militares de su país y, a la par, una ruptura con Roma, entonces amigada con un poder que empezaba a matar en nombre de “los valores cristianos”.

El famoso obispo murió en 2000 y Clelia Luro volvió el año pasado a Madrid para dar a conocer las pastorales y sermones de su marido, y las entrevistas grabadas, los manifiestos y las execraciones contra los poderosos, y también sus bellas cartas de amor. El archivo Podestá es memoria viva de una Iglesia sufriente que ha sido barrida, al menos ocultada, por la jerarquía y que ahora, reinante un buen papa argentino, quizás retome fuerza. Fue Clelia quien hizo popular la queja del gran Dom Hélder: “Si doy comida a los pobres, ellos me llaman santo. Pero si pregunto por qué los pobres no tienen comida, entonces me llaman comunista”. O este otro mensaje de Casaldáliga: “Somos soldados derrotados de una causa invencible”.

Francisco ha prometido dar voz a las mujeres en su Iglesia. Lástima que Clelia haya callado. Nadie como ella vivió en primera persona el apartamiento de la mujer por Roma, aquel arrojarnos a unas nuevas catacumbas, más dolorosas“. Así dijo. Podestá fue muchas veces al Vaticano a explicar al Papa cómo sus problemas en Argentina lo eran por su predicación en favor de los pobres, no por una supuesta relación amorosa con su secretaria, como decía la maledicencia, todavía sin razón. Roma no le creyó.

Para sacarlo de Argentina y dar gusto a los militares, acabó comunicándole por carta la concesión del título de obispo de Orrea de Anínico, una diócesis imaginaria de África. A cambio, debía “arrancar de su corazón y de su lado a esa señora, la consabida persona”. Así se le dijo. Ese mismo día, Podestá tomó la decisión de dar carnalidad a su amor. Escribió: “Deseo que mi vida con Clelia sea leída con ojos limpios, como haría Cristo”.

Lo que vino inmediatamente fue el exilio, escapando de milagro de los matones, enterados de que la molesta pareja había perdido el respeto de Roma.

Clelia nunca se cansó de lamentar que el Vaticano ignorase las advertencias de su marido sobre lo que se avecinaba en Argentina: años de matanzas y terribles violaciones de los derechos humanos. Hace siete meses, comentando la elección de Francisco, que le había alegrado moderadamente, dijo a EL PAÍS: “Si el Papa y los obispos de entonces hubieran alzado la voz no habría habido tanta muerte y tantos desaparecidos. Pero hubo algunos que incluso apoyaron aquel horror”.

Superada la dictadura, la Iglesia argentina pidió perdón por sus silencios o complicidades. Clelia pensaba que “ese ejemplo, tardío pero cierto, no le vendría mal a la jerarquía española, implicada a su vez con una dictadura militar que también mataba en nombre de principios occidentales y cristianos”.

Funte Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , ,

Brasil: Inicia el proceso de beatificación y canonización de Helder Cámara en la arquidiócesis de Olinda y Recife

Domingo, 12 de abril de 2015

helder-camara-el-obispo-rojoConocí y abracé a Dom Hélder Cámara cuando vino a España a presentar su obra “Sinfonía de los dos mundos“… Toda una experiencia que aún conservo, como su autógrafo en un pequeño libro…

“La Congregación para la Causa de los Santos emitió su parecer favorable autorizando el inicio del proceso de beatificación y canonización de Dom Hélder Câmara.” El anuncio, lo hizo la arquidiócesis de Olinda y Recife, asegurando que el aval de la Santa Sede fue ratificado por medio de una carta enviada por el Prefecto de este dicasterio, el cardenal Angelo Amato, SDB, al arzobispo de esta arquidiócesis, monseñor Fernando Saburido, a menos de diez días desde que se anunció la confirmación del recibimiento del pedido de apertura del proceso de dom Hélder, con fecha del 16 de febrero.

Con este aval, será posible iniciar el proceso para reconocer las “virtudes heroicas” del obispo brasilero, para lo cual una comisión jurídica deberá estudiar los textos publicados en vida y analizar los testimonios de las personas que conocieron al “obispo de los favelados”, como se le recuerda por su acción precursora en la pastoral de las favelas, aunque en su antigua arquidiócesis de Olinda y Recife también es evocado como el “obispo de la Paz” (fue cuatro veces nominado para recibir el Premio Nobel de la Paz).

Posteriormente, el relator del proceso, nombrado por la Congregación para la Causa de los Santos, elaborará un documento denominado Positio. “Se trata de un compendio de relatos y estudios realizados por la comisión”. Una vez aprobado, el Papa podrá concederle el título de Venerable Siervo de Dios.

El paso siguiente es la beatificación. “Ser beato o bienaventurado significa ser un modelo de vida para la comunidad y, además, tener la capacidad de actuar como intermediario entre los cristianos y Dios”. Después de esto vendrá la canonización, para lo cual es imprescindible la comprobación de un milagro que deberá ocurrir después de su nominación como beato.

Monseñor Saburido ha comentado que la fama de santidad de Dom Hélder fue el factor que motivó a la arquidiócesis a hacer el pedido de apertura del proceso de beatificación ante el Vaticano, en junio de 2014. También destacó que “fue una persona de gran influencia en la vida del Brasil y en el ámbito internacional”, un ejemplo de ello fue su decisiva contribución en la creación de la CNBB y del CELAM.

Óscar Elizalde Prada
Fuentes: Arquidiócesis de Olinda y Recife, CNBB, Agencias

*

*

***

General, Iglesia Católica , , , , , ,

“Carisma y carismáticos: ¿qué energía es esa?”, por Leonardo Boff, teólogo

Martes, 3 de febrero de 2015

mg_2992Leído en la página web de Redes Cristianas

Carisma, carma, Crishna, Cristo, crisma y caritas poseen la misma raíz sánscrita kri o kir. Significa la energía cósmica que acrisola y vitaliza, penetra y rejuvenece todo, fuerza que atrae y fascina los espíritus. La persona no posee un carisma, es poseída por él. La persona, sin ningún mérito personal, se ve tomada por una fuerza que irradia sobre otras, haciendo que queden estupefactas: si están hablando, se callan; si están entretenidas en alguna cosa, pasan a prestar atención a la persona carismática. El carisma es algo sorprendente. Está en los seres humanos, pero no viene de ellos. Viene de algo más alto y superior. Nietzsche cuenta que cuando paseaba por los Alpes se sentía poseído por una fuerza que le hacía escribir. Era otro que se servía de él. Tomaba su cuaderno y en él escribía lo mejor de sus intuiciones.

Los antropólogos introdujeron una palabra sacada de la cultura de Melanesia: mana. La personalidad-mana irradia un poder extraordinario e irresistible que, sin violencia, se impone a los demás. Atrae, entusiasma, fascina, arrastra. Es el equivalente de carisma en nuestra tradición occidental.

¿Quiénes son los carismáticos? En el fondo, todos. A nadie le es negada esa fuerza cósmica de presencia y de atracción. Todos cargamos con algo de las estrellas de donde venimos. La vida de cada persona está llamada a brillar, según dice un cantor, a ser carismática de una u otra forma. Bien decía José Martí, pensador cubano de los más agudos de América Latina: hay seres humanos que son como las estrellas, generan su propia luz, mientras otros reflejan el brillo que reciben de ellas. Algunos son sol, otros, luna. Nadie está fuera de la luz, propia o reflejada. En fin, estamos todos en la luz para brillar.

Pero hay carismáticos y carismáticos. Hay algunos en los cuales esta fuerza de irradiación implosiona y explosiona. Son como una luz que se enciende en la noche. Atraen todas las miradas me valen las dos. Se podía hacer desfilar a todos los obispos y cardenales delante de los fieles reunidos, podía haber figuras impresionantes en inteligencia, capacidad de administración y celo apostólico, pero todas las miradas se fijaban en Dom Hélder Câmara cuando todavía estaba entre nosotros, portador eminente de carisma. Su figura era insignificante. Parecía el siervo sufriente sin belleza ni adorno. Pero de él salía una fuerza de ternura que unida al vigor de su palabra se imponía suavemente a todos.

Muchos pueden hablar, y hay buenos oradores que atraen la atención. Pero dejen hablar al obispo emérito de São Félix do Araguaia. Su voz es ronca y a veces casi desaparece. Pero en ella hay tanta fuerza y tanto convencimiento que la gente queda boquiabierta. Es la irrupción del carisma que hace que un obispo frágil y débil parezca un gigante. Hoy sin casi poder hablar a causa de un fuerte Parkinson, sus escritos y poemas tienen la fuerza del fuego. Es un eximio poeta.

Hay políticos hábiles y grandes administradores. La mayoría maneja el verbo con maestría. Pero hagan subir a Lula en la tribuna delante de las multitudes. Empieza hablando bajo, asume un tono narrativo, va buscando el mejor camino para comunicarse. Y lentamente adquiere fuerza, irrumpen conexiones sorprendentes, la argumentación adquiere su armazón adecuada, el volumen de voz alcanza altura, los ojos se incendian, los gestos modulan el habla, en un momento dado todo el cuerpo es comunicación, argumentación y comunión con la multitud que de bulliciosa pasa a silenciosa y de silenciosa a petrificada, para, en el punto culminante, irrumpir en gritos de aplauso y entusiasmo. Es el carisma haciendo irrupción. Poco importa la opinión que podamos tener de sus ocho años de gobierno. En él no se puede negar la presencia del carisma.

No sin razón Max Weber, estudioso del poder carismático, lo llama «estado naciente». El carisma parece que hace nacer, cada vez que irrumpe, la creación del mundo en la persona carismática o personalidad-mana. La función de los carismáticos es la de ser parteros del carisma latente dentro de las personas. Su misión no es la de dominarlas con su brillo, ni seducirlas para que los sigan ciegamente, sino despertarlas del letargo de lo cotidiano. Y, despiertos, descubrir que lo cotidiano guarda en su interior secretos, novedades, energías ocultas que siempre pueden despertar y dar un nuevo sentido de brillo a la vida, a nuestro corto paso por este universo.

Que cada cual descubra la estrella que dejó su luz y su rastro dentro de él. Y si fuera fiel a la luz, brillará y otros lo percibirán con entusiasmo.

Página de Leonardo Boff en Koinonía

Espiritualidad , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.