Inicio > Biblia, Espiritualidad > “Sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor”. Domingo 12 de junio de 2016 11º Ordinario

“Sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor”. Domingo 12 de junio de 2016 11º Ordinario

Domingo, 12 de junio de 2016

32Leído en Koinonia:

2Samuel 12, 7-10. 13:
El Señor ha perdonado ya tu pecado, no morirás.
Salmo responsorial: 31: Perdona, Señor, mi culpa y mi pecado.
Gálatas 2, 16. 19-21: Vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí.
Lucas 7, 36-8, 3: Sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor.

En la primera lectura, David, el rey elegido por Dios, ha pecado gravemente. No sólo ha cometido adulterio con Betsabé, esposa de uno de sus generales más leales, sino que además ha hecho matar al esposo engañado. Se ha mofado así del mismo Dios, al arrogarse un derecho abusivo sobre la vida y la muerte en beneficio de sus deseos depravados. Esto merece un castigo. Pero el rey reconoce su delito y se manifiesta humildemente arrepentido. Muestra así la profundidad de su fe, real a pesar de su pecado. Por eso Dios lo perdona. David quedará para siempre como el ejemplo vivo del hombre que, sobrepasando sus miserias, se ha situado en la dinámica divina que, sin desatender la justicia, aplica la misericordia y el perdón a quien se arrepiente, incluso por delitos enormes.

En la segunda lectura, Pablo no cesa de combatir la mentalidad que empuja al hombre a pensar que gracias a sus buenas acciones tiene derechos ante Dios. La religión fundada sobre la obediencia a la ley y sobre un contrato “te doy para que me des” falsea la verdadera relación con el Señor. Este tipo de religión condujo al judaísmo a rechazar el mensaje de misericordia de Jesús, para cerrarse en su frío esquema de la legalidad vacía. La fe transforma radicalmente esta mentalidad y nos hace abrirnos al amor divino tal como se ha mostrado en Jesús.

En el evangelio, una mujer -¡y qué mujer!- se atreve a estropear una sobremesa cuidadosamente preparada. La arrogante entrometida no sólo quebranta las leyes de la buena educación, sino que, además, comete una infracción de tipo religioso: un ser impuro no debe manchar la casa de un hombre socialmente puro (un fariseo).

Por un momento Cristo pierde su dignidad de profeta a los ojos de su anfitrión: “Si éste fuera profeta, sabría quién es esta mujer que le está tocando, y lo que es: una pecadora”.

Ante la situación que se ha presentado, Jesús utiliza el recurso de los sabios: el método socrático de inducir la conclusión correcta a partir de argumentos correctos. En vez de corregir a su anfitrión, lo invita a salir de su ignorancia y a reconocer que el verdadero pecador es él; el fariseo que se cree puro.

La mujer, a nadie ha engañado: ha repetido los gestos de su oficio; la misma actitud sensual que ha tenido con todos sus amantes. Pero esta tarde sus gestos no tienen el mismo sentido. Ahora expresan su respeto y el cambio de su corazón. El perfume lo ha comprado con sus ahorros, que son el precio de su “pecado”. Y sin dudarlo rompe el vaso (cf Mc 14,3), para que nadie pueda recuperar ni un gramo del precioso perfume. Una vez más, el gesto fino y elegante.

Salen aquí a la luz dos dimensiones de la salvación. Por una parte, estalla la libertad propia del amor. En esta comida el fariseo tenía todo previsto y preparado. Pero basta con que una mujer empujada por su corazón entre sin haber sido invitada, y la sobremesa cambia del todo. Por otra parte, el episodio revela la liberación ofrecida por Jesús. El Mesías proclama con sus actos y palabras que el hombre ya no está condenado a la esclavitud de la ley y de una religión alienante. El cristiano es un ser liberado sobre la base de esa fe hecha amor práctico que predica Jesús: “tu fe te ha salvado”.

En la antigüedad las prostitutas eran consideradas esclavas; socialmente no existían. Sin embargo, esta tarde una prostituta escucha las palabras de absolución y de canonización, porque ha hecho el gesto sacramental, ha expresado su decisión de cambiar de vida. Así se coloca a la cabeza del Evangelio. ¿Qué otra cosa pueden significar las palabras de Cristo “tus pecados están perdonados”? Es lo mismo que decir: “María, eres una santa”.

El evangelio de hoy no está recogido en la serie «Un tal Jesús» de los hermanos López Vigil, pero en su lugar podría escucharse, por ejemplo, el episodio del lavatorio de los pies, que es su contexto histórico; está en el capítulo 041 de la serie, cuyo guión, audio y comentario exegético-bíblico pueden recogerse en: http://www.radialistas.net/category/un-tal-jesus

Para la revisión de vida

¿Qué puesto ocupa el amor en mi vida interior, en mi vida espiritual, en el sentido de mi vida?

Para la reunión de grupo

– ¿Qué significa que «sus muchos pecados están perdonados porque tiene mucho amor»…? Aventurar una explicación teológica… o poética… o mística.. de esa ilación o causalidad.

– ¿Qué pensar de aquella expresión de san Agustín, que dice: «ama y haz lo que quieras»? Si se ama, ¿se puede hacer «lo que te dé la gana»?

– Si el perdón de los pecados lo consigue el amor, ¿cuál es el papel del sacramento de la confesión?

– ¿A qué se debe que el sacramento de la confesión parezca que hoy se encuentra «colapsado» en muchas regiones de la Iglesia universal? ¿Por qué a pesar de los Jubileos y Años de la Misericordia la Iglesia no se decide a actualizar la forma (o formas posibles) de este sacramento? (Sin duda hay explicaciones para esta contradicción, y no podemos pensar que «la culpa es sólo de la gente»…).

– Hacer un ejercicio de «pastoral-ficción». Imaginemos que el papa llama a nuestrac comunidad cristiana para pedir sugerencias concretas para una renovación decidida de la praxis pastoral del sacramento de la reconciliación: ¿qué reformas, qué plan «pastoral para reformar la administración del sacramento de la confesión» propondría nuestra comunidad cristiana de forma que se convirtiera en un gesto creíble, no controlador, amable, comunitario, gozoso?

Para la oración de los fieles

– Para que nos hagas comprender que el ser humano necesita amor para vivir, y un amor profundo, roguemos al Señor…

– Por la Iglesia, para que supere su actual situación interir de crispación que hace que tantos millones de personas se hayan apartado de ella en el primer mundo…

– Para que el amor pastoral sea puesto en la Iglesia por encima de todo…

Oración comunitaria

O Misterio infinito, a quien creemos presente en el proceso de la vida y en la historia del cosmos… Haz que seamos capaces de comprender que la fuerza que todo lo sostiene es el Amor, y que nosotros mismos sólo alcanzaremos la felicidad en el Amor. Nosotros te lo pedimos apoyados en el ejemplo de Jesús, unidos a todos los hombres y mujeres que te buscan por los muchos caminos. Amén.

Biblia, Espiritualidad , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.