Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Ressurección’

El vigilante.

Lunes, 12 de mayo de 2014

Del blog À Corps… À Coeur:

image
Si te alcanza la tenebrosa nueva

– El mundo ha vendido su alma a la tiranía de lo útil –

Ten compasión de él.

Concéntrate.

Escoge lo esencial

– La Vida –

Cumplir tu destino,

Consiente en dulce silencio

A la necesidad interior.

Sé este corazón que canta

Donde la infancia y las flores encuentren refugio

Y la belleza su tierra del exilio.

No sirve nada más

Que este Rostro Humano

– Intacto –

sepultado.

Bajo la mirada del Rostro eterno

Todo es restaurado

En su rostro de eternidad.

*
Eric de Rus, Vivir en incandescencia, Ad Solem, 2013 (Extracto)

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , ,

En la luz de una mañana de primavera.

Lunes, 21 de abril de 2014

Del blog À Corps… À Coeur:

dans-la-lumic3a8re-dun

La liturgia cristiana nos invita a vivir las semanas próximas como un ” tiempo pascual “. En un mundo donde el reinado de la mercancía reduce nuestros años y nuestros días a una alternancia de producción y de consumo de las cosas, nos ayuda a encontrar los ritmos más fundamentales de nuestras vidas.

Ser testigo de la resurrección de Cristo devuelve todas las resurrecciones posibles: he aquí el mensaje fundamental de este tiempo pascual.

Una resurrección no es una conquista o la adición de las realizaciones de tal o tal institución religiosa. No es el desquite del que ha sido condenado injusta e ignominiosamente. Es la experiencia de que en el seno de los peores desastres permanece intacta la capacidad de renacer. Y así se vuelven caducas las religiones del destino que querrían ver a nuestras vidas obedecer a las solas lógicas económicas, financieras, militares o identitarias. La resurrección no se vive en el triunfo sobre los demás, sino en la luz de una mañana de primavera cuando unas pocas mujeres descubren una tumba vacía.

Todos nosotros llevamos dentro, este duelo de la vida y de la muerte evocado en la liturgia de día de Pascua. El Cristo fue víctima de una locura identitaria y dominante religiosa. No se le perdonó por haber abierto vía las vías de la salvación – y por lo tanto de la paz – a la totalidad de los hombres. Si la luz de Pascua no nos da una solución totalmente hecha, nos habita como una fuente de vida más radical que todos los muertos. Es porque, muy lejos de invitar a sus discípulos a replegarse sobre ellos sí  los invita a dejarse impulsar por el Espíritu que los enviará a las cuatro esquinas del mundo.

 ¡ La tumba vacía relativiza todos los mausoleos que la humanidad no deja de inventar para sus ” grandes hombres “! Es la invitación enviada a cada ser humano de hacerse a la mar al viento del Espíritu.

El poeta y traductor de la Biblia que fue Jean Grosjean comentaba así el mensaje pascual: ” el Maestro no había instituido ni una oficina de redacción para palabras exactas ni un ministerio de la meticulosidad de los hechos. No es su género de instituir. Su género, es enviarnos a vivir y a hacer vivir su vida de Hijo, pero parece pensar que apenas se será penetrado por su Espíritu filial sin haber sido labrado por este lenguaje que son sus palabras y su vida1.

Entonces posiblemente las Iglesias podrán escapar de estos dos escollos que denuncia el Papa Francisco: ” un universalismo abstracto y globalizante, pareciéndose a los pasajeros del vagón de cola, que admiran los fuegos de artificio del mundo, y el de los otros, con la boca abierta y con aplausos programados. (…) O un museo folklórico de ermitaños encerrados, condenados a repetir siempre las mismas cosas, incapaces de dejarse interpelar por lo que es diferente, de apreciar la belleza que Dios difunde fuera de sus fronteras2.

Bernard Ginisty

 

1 – Jean Grosjean: Araméennes. Conversaciones con Roland Bouheret Dominique Bourg y Olivo Mongin, Éditions du Cerf, 1988, página 107. El autor prosigue así: ” si hubiera una Iglesia visible única en el tiempo y en el espacio, sería el ídolo seductor. La misericordia del Padre a la vez tan íntima y tan intimidante sería eclipsada por una sociedad maternal. El acceso al Hijo no sería más que gregario o congresista. Una comodidad dogmática y un egoísmo colectivo reemplazarían nuestra implicación con el Paráclito.” (página 108).

2 – Papa Francisco : La alegría del Evangelio, § 234, Éditions Bayard, Cerf, Fleurus-Mame, 2013, page 201.

 *

(Publié le 17 avril 2014 par Garrigues et Sentiers)

cropped-lumic3a8rdepaq

***

 

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.