Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Jonina Leosdottir’

Encendido alegato en Naciones Unidas del primer ministro de Luxemburgo, el abiertamente gay Xavier Bettel, contra el discurso de odio

Lunes, 7 de octubre de 2019

220px-Tallinn_Digital_Summit._Handshake_Xavier_Bettel_and_Jüri_Ratas_(36718144533)_CROP_BETTELEl primer ministro de Luxemburgo ha vuelto a dar una lección de visibilidad y compromiso con la igualdad en el ámbito internacional. En un discurso ante el grupo informal LGTB de las Naciones Unidas, Xavier Bettel ha hecho un llamamiento a combatir las expresiones de odio que están en la raíz de la estigmatización y la violencia contra la comunidad. Se trata de la primera vez que un líder abiertamente homosexual aborda los derechos LGTB en Naciones Unidas. Bettel denunció hace unos meses, ante mandatarios de la Liga de Estados Árabes, las leyes que penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo en sus países.

La última semana de septiembre tuvo lugar el debate general de la 74ª Asamblea General de las Naciones Unidas. Al margen de los discursos en el plenario, que reciben la mayor parte de la atención mediática, tuvieron lugar numerosos encuentros temáticos y sectoriales sobre diferentes asuntos. Entre ellos está el Grupo Central LGTBI, una reunión informal de representantes de 29 Estados miembros junto al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (presidido por la expresidenta chilena Michelle Bachelet) y las ONGs Human Rights Watch y OutRight Action International.

En este marco es donde el primer ministro de Luxemburgo intervino. En su alegato, Xavier Bettel apeló a su responsabilidad, como líder político abiertamente gay, de alertar sobre el auge de los discursos de odio. Bettel se dirigió a los mandatarios mundiales pero también a cada uno de los ciudadanos que es testigo de expresiones LGTBfobas. «Esto empieza con vuestros políticos, pero alcanza también a una velada familiar, a una cena con amigos, con familia. Si tienen un discurso de odio, nunca lo debéis aceptar», reclamó. El jefe del Gobierno luxemburgués recalcó que la homofobia, a diferencia del hecho de ser homosexual, sí es «una elección personal».

xavier-bettel-marido-vaticano-696x522No es la primera vez que Xavier Bettel se destaca en la esfera internacional por su reivindicación de la igualdad LGTB. En febrero de este año, el mandatario participó en la cumbre entre la Unión Europea y la Liga de Estados Árabes, donde hizo referencia a su condición de hombre homosexual casado con otro hombre, un hecho que podría ser castigado con la pena de muerte en muchos de los países representados en la reunión. «Si yo, como persona gay, no hablara de eso, tendría un problema», aclaró posteriormente el primer ministro.

Xavier Bettel nunca ha ocultado durante su carrera política su orientación sexual. Tampoco ha dudado en aparecer acompañado de su pareja con total naturalidad en actos oficiales incluso en El Vaticano, desde que en octubre de 2011, a los 38 años, fuera elegido alcalde de Luxemburgo y se convirtiera en el tercer alcalde abiertamente gay de una capital europea tras París (Bertrand Delanoë) y Berlín (Klaus Wowereit), lo que le convirtió en su día en una de las figuras políticas más importantes del Gran Ducado.

Visibilidad LGTBI al frente de los Gobiernos

ONU-GAYTras su proclamación como primer ministro, Bettel fue también la tercera persona abiertamente homosexual en ocupar la jefatura de Gobierno de un estado soberano, tras la islandesa Jóhanna Sigurðardóttir y el belga Elio Di Rupo. Una vez en el Gobierno, no tardó en promover una ley de matrimonio igualitario, que tomó efectos el 1 de enero de 2015. Tras su boda con el arquitecto Gauthier Destenay, celebrada en mayo del mismo año, se convirtió en el segundo mandatario en contraer matrimonio con una persona de su mismo sexo mientras ostentaba su cargo, pues Jóhanna Sigurðardóttir se casó con Jonina Leosdottir durante su mandato, y el primero de la Unión Europea.

Además de Bettel, actualmente lideran el Gobierno de sus respectivos países el abiertamente gay Leo Varadkar (Irlanda) y la abiertamente lesbiana Ana Brnabić (Serbia).

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Diversos colectivos LGTBI reclama la dimisión Mónica Liliana María Victoria Dinucci embajadora de Argentina de Islandia y el Reino de Noruega por homofobia

Viernes, 10 de marzo de 2017

0000305370Tras conocerse el hecho, a través e su Consejería Legal, la Cancillería emitió una circular a todas las representaciones argentinas en el exterior solicitando a los funcionarios que sean moderados en las redes sociales. 

Desde la Federación Argentina LGBT exigimos la inmediata renuncia de la Sra. Mónica Liliana María Victoria Dinucci jefa de misión y embajadora Argentina ante la república de Islandia y el Reino de  Noruega y quien sigue figurando como directora de la dirección de límites y fronteras del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación.

La Sra. Mónica L. Dinucci tiene en su perfil de la red social Facebook expresiones discriminatorias hacia nuestra comunidad, e injurias y declaraciones que lesionan la reconstrucción histórica de nuestro país en el marco de la última dictadura militar.

dinuci2-jpg_1358841409En diversas publicaciones compartidas en su perfil declara: “No apoyo la adopción gay. Nuestros niñas y niños necesitan crecer… con principios y valores suficientes que les ayude a tener un desarrollo integral en la sociedad” y “24/3 día nacional de la falta de memoria… los montoneros quieren seguir tapando la verdad…” y continua con todo tipo de agravios a personas respetadas en nuestra sociedad como el ex canciller Jorge Taiana o Estela Carlotto.

Nos hemos comunicado con la embajada Noruega en Argentina para ponerla al tanto de la expresiones de la representante Argentina en ese país. País que fue uno de los primeros en reconocer los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y personas trans. Un país con tradición en el reconocimiento de los derechos LGBT, en promulgar leyes por la prevención de la discriminación hacia nuestra comunidad (1981), unión civil (1993) y matrimonio entre personas del mismo sexo, incluyendo así la adopción que tanto repudia la embajadora.

unnamed-1La cooperación entre Argentina y el Reino de Noruega, ambos países pioneros en materia de derechos humanos LGBT y el trabajo que venimos impulsando en conjunto a nivel internacional no puede ser puesto en riesgo por tener una embajadora que se manifiesta expresamente en contra de los derechos de nuestra comunidad.

También hemos hecho lo propio con la República de Islandia. En Islandia existe el matrimonio de parejas del mismo sexo y la posibilidad de adopción. El casamiento fue aprobado en Islandia en 2010, al modificar la figura del “registro de parejas” para parejas del mismo sexo, siendo la primera persona en casarse, la ex Primera Ministra del país, Jóhanna Sigurðardóttir, con su compañera Jónína Leósdóttir. Islandia, Noruega y Argentina no merecen que esta persona maneje sus relaciones agrediendo los valores de la diversidad y los derechos humanos por los que tanto han luchado sus sociedades.

dinuci3-jpg_1332982821Por lo expuesto en los párrafos anteriores es que desde la Federación Argentina LGBT repudiamos las expresiones discriminatorias e injuriantes de la Sra. Mónica Liliana María Victoria Dinucci y reclamamos su renuncia o retiro como embajadora argentina en Noruega.

Adhieren:

Observatorio de Políticas Públicas, Legislativas y Comunicacionales, Mesa Nacional por la Igualdad La Pampa. ATTTA  , Agrupación Chubut-Diversx, Frente Nacional por la Igualdad Movimiento Evita, Tucuman diverso, Osos de Buenos Aires, La Fulana, Libre Diversidad – MST, AFDA, DiverNOBA, Baradero Diversidad, RITTA, Estilo Diversa LGBT, Concavos y Convexos, Convivencia en Diversidad Tandil… Entre otrxs.

Fuente FALGTB

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

La esposa de la presidenta.

Miércoles, 16 de abril de 2014

1397228247_965193_1397228414_noticia_normalLa ex primera ministra islandesa Jóhanna Sigurdardóttir (de rojo) y su esposa, Jónína Leósdóttir, en su visita ofical a China en 2013. / Xinhua Pei Xin

Dos mujeres solas, de pie, junto al fax. Una es la primera ministra de Islandia; la otra, escritora. Se disponen a pulsar el botón de enviar de la máquina para sellar su matrimonio. Es el 27 de junio de 2010, y el país nórdico acaba de legalizar las uniones entre personas del mismo sexo. Unas horas después, sentadas en el discreto restaurante de un hotel de Akureyri, en el norte de la isla, Jóhanna Sigurdardóttir (Reikiavik, 1954), la primera jefa de Gobierno abiertamente homosexual, propone a su esposa, Jónína Leósdóttir (Reikiavik, 1942), contar la historia de su relación, un largo camino de más de tres décadas, no exento de dificultades y renuncias, marcado por la clandestinidad de los primeros años.

El libro que sugirió Sigurdardóttir, que dejó el cargo en mayo del pasado año, se llama Jóhanna y yo. Está publicado solo en islandés, aunque Leósdóttir lo acaba de presentar en Londres. Recorre una relación de 31 años. Se conocieron en 1983, cuando Leósdóttir, que entonces tenía 29 años, aceptó formar parte de la lista de la Alianza de Socialdemócratas, que concurría a las elecciones. Por entonces estaba casada desde hacía 11 años con el político Jón Ormur Halldórsson, con quien tenía un hijo. No salió elegida, y en otoño de ese año empezó a formar parte de un comité de mujeres presidido por Jóhanna Sigurdardóttir. La que se convertiría en primera ministra de Islandia 26 años más tarde era, a sus 41 años, diputada por Reikiavik desde hacía cinco y estaba también casada —con el empresario Torvaldur Johannesson, con quien tenía dos hijos—.

Leósdóttir y Sigurdardóttir empezaron a compartir sus sentimientos a contracorriente. A los prejuicios internos sobre la propia sexualidad recién descubierta, se unían los externos de la sociedad islandesa de la época, y más en el expuesto mundo de la política. “En 1985, los homosexuales en Islandia no tenían derechos legales y había ignorancia e ideas preconcebidas sobre el tema”, relata Leósdóttir. Aún faltaban 11 años para que se aprobara en 1996 —con el voto favorable de todos los partidos— el registro de uniones civiles, que reconocía a las parejas del mismo sexo en Islandia idénticas protecciones, responsabilidades y derechos que el matrimonio. Un viaje del comité de mujeres, al que asistieron juntas en abril de 1985, les ofreció la oportunidad de aclarar sus sensaciones. “No solo nunca había asociado la homosexualidad conmigo, en general tenía poco interés y un conocimiento limitado de las relaciones entre personas del mismo sexo”.

Coherentes con sus respectivos sentimientos, se divorcian para iniciar una relación que mantendrán en privado por temor a que afectara a la meteórica ascensión de Sigurdardóttir, vicepresidenta de su partido desde 1984 y ministra de Asuntos Sociales desde julio de 1987. “Podría haber arruinado la carrera de Jóhanna y no hubiera sido bueno para nuestra relación”, reconoce. Y acuerdan cuidar el secreto hasta que “la actitud de la sociedad se volviera más favorable”. En aquel momento, “la idea de que algún día pudiéramos casarnos sonaba a ciencia ficción”.

En la visita oficial a China en abril de 2013 Sigurdardóttir decidió ir con su mujer. Era la primera vez que el país acogía a una pareja del mismo sexo como invitados oficiales

Fueron años marcados por el aislamiento en los que hacían vida separada de lunes a viernes, concentradas en sus respectivos trabajos. Solo coincidían los fines de semana. Leósdóttir se dedicó a trabajar en varias revistas, y empezó su carrera de escritora. Su primera novela, Juntos y separados (1993), trataba sobre la experiencia de un niño que sufrió el divorcio de sus padres. Fue inevitable que comenzaran a circular rumores sobre la posible relación de ambas mujeres —Islandia es un país pequeño de algo más de 330.000 habitantes—. Leósdóttir habla abiertamente con sus padres sobre la relación y estos le confiesan que esperaban que “solo fueran un par de amigas que se juntaban para tomar una copa”, comenta. Aunque la ley de uniones civiles se aprueba en 1996 aún tardan cuatro años en irse a vivir juntas —“admito que esperamos mucho, demasiado”, dice— y dos más para inscribirse —“aunque no me gustaba que nuestra relación se clasificara en una categoría especial”—.

Con Sigurdardóttir en el Gobierno y ya casadas —“había una gran atención en los medios internacionales”—, la pareja emprende una visita oficial a las Islas Feroe, un archipiélago autónomo de Dinamarca. Fue uno de los momentos más complicados. En aquella ocasión, Jenis av Rana, líder del Partido Cristiano de Centro, rechazó la invitación a la cena ofrecida por el primer ministro feroés, Kaj Leo Johannesen, al matrimonio islandés porque no quería compartir mesa con una pareja cuyo estilo de vida estaba en contra de las enseñanzas de la Biblia. “El episodio fue más difícil para el pueblo de las Islas Feroe que para nosotras. La población sintió que ese hombre nos había insultado”, recuerda. Un año después, en junio de 2011, se fundó en las Islas Feroe la asociación LGBT.

Durante los cuatro años en los que fue primera dama de Islandia, Leósdóttir volvió a la soledad. “Eran tiempos terribles en Islandia, de vida o muerte”. Sin apenas vida social y permanentemente sola en casa —en Islandia no hay residencia oficial del primer ministro—, se dedicó a escribir. “Durante unos años nuestras vidas giraban en torno al trabajo. Pero en dos mundos muy diferentes, la política y la literatura”.

En 2012, Sigurdardóttir anuncia que no concurrirá a las elecciones y que se retirará de la política cuando acabe su mandato en 2013. Quizás por eso, a la visita oficial a China en abril de 2013 —un país en el que la homosexualidad estaba considerada una enfermedad mental hasta el año 2001 y un crimen hasta 1997—, Sigurdardóttir decidió ir con su mujer, reivindicando que eran una pareja casada legalmente. “Era difícil decir lo que la gente estaba realmente pensando. Era la primera vez que China acogía a una pareja del mismo sexo como invitados oficiales, por lo que fue una experiencia nueva para ellos y supongo que no les resultó fácil”. De aquel viaje, la televisión Phoenix Hong Kong mostró a la primera ministra islandesa agradeciendo al primer ministro chino, Li Keqiang, su hospitalidad hacia ella y su esposa. Un momento que la CCTV, el grupo público de televisión de China, no recogió. “Pero todos fueron extremadamente corteses y respetuosos conmigo”.

Ya retirada de la primera línea de la política, a la pareja se la puede ver juntas “apoyando las manifestaciones frente al Parlamento islandés” contra el actual Gobierno de centroderecha que ha decidido retirar la solicitud de ingreso de Islandia en la Unión Europea.

También se muestran activas en la defensa de los derechos de los homosexuales. “El año pasado participé en dos ocasiones en una protesta frente a la Embajada de Rusia por sus leyes homófobas”. No obstante, aunque lejos de la situación rusa —“en Islandia las leyes prohíben toda discriminación“—, piensa que aún queda camino por recorrer. “Recientemente la asociación LGBT en Islandia hizo una encuesta entre sus miembros, y más del 70% dijo que había sufrido algún tipo de burla, acoso o discriminación”, relata. “Por eso, aunque nos sentimos un poco expuestas después de revelar nuestra vida privada tan abiertamente, estamos contentas de haber dado este paso”.

Fuente El País

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.