Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Jacobo Piñeiro’

El estado de Washington aprueba prohibir la defensa por «pánico insuperable» en los delitos contra las personas LGTBI

Martes, 17 de marzo de 2020

BD297F9C-8AF2-4F16-8CCE-CD2FD763E7B3El Senado del estado de Washington, en el noroeste de Estados Unidos, ha aprobado un proyecto de ley, procedente de la Cámara de Representantes, para prohibir la alegación de «pánico gay» o trans como atenuante de un delito. Se trata de una de las estrategias de defensa legal más utilizadas por los asesinos de personas LGTBI, que argumentan haber cometido el crimen cegados por un miedo insuperable tras el acercamiento de una persona de la que supuestamente descubren en ese momento que es homosexual o trans. La iniciativa lleva el nombre de Nikki Kuhnhausen (en la foto), una adolescente trans asesinada con 17 años en 2019. Nueve estados de Estados Unidos ya han introducido leyes para acabar con estos casos.

El caso de Nikki Kuhnhausen conmocionó a la sociedad del estado de Washington. La joven de 17 años desapareció en junio del año pasado, pero sus restos mortales no se localizaron hasta diciembre, en un bosque cercano a la localidad de Vancouver junto a Portland. La investigación reveló que Kuhnhausen fue estrangulada por un hombre de 25 años que presuntamente pretendía mantener relaciones sexuales con ella. El acusado declaró a la policía que al saber que la adolescente era una mujer trans, se sintió «realmente incómodo» y que la revelación lo «trastornó».

Un ejemplo más de la estrategia de defensa legal de «pánico trans» o gay, según el caso, que los asesinos de personas LGTBI utilizan con frecuencia. Aunque en esta ocasión, gracias a la iniciativa de la madre de la víctima, el terrible suceso tendrá consecuencias. Al conocer la declaración del presunto homicida, Lisa Kuhnhausen-Woods comenzó a hacer campaña por la prohibición de los atenuantes por miedo insuperable, y sus esfuerzos han cristalizado en un proyecto de ley aprobado por ambas cámaras del legislativo estatal y que ya solo aguarda la firma del gobernador.

La norma, que lleva el nombre de Nikki, fue discutida y aprobada en la Cámara de Representantes el pasado 12 de febrero por 90 votos a favor y solo cinco en contra. En el Senado, el apoyo ha sido igual de abrumador y bipartito. El pasado miércoles, 46 senadores respaldaron la medida frente a tres que se opusieron. El proyecto solo aguarda ya la firma en las próximas semanas del gobernador demócrata Jay Inslee.

Washington se convertirá, previsiblemente, en el décimo estado en aprobar una ley de este tipo. El primero fue California, en 2014, seguido por Illinois, Rhode Island, Connecticut, Hawái, Maine, Nevada, Nueva York y Nueva Jersey. Además, otros cinco estados debaten actualmente normas similares. Fuera de Estados Unidos, Nueva Zelanda adoptó la prohibición de la defensa por «provocación» en 2009 y en Australia, todos los territorios ya han aprobado leyes contra las defensas por «insinuación homosexual» salvo Australia Meridional, donde actualmente se discute el asunto.

«Pánico gay»: un largo historial de uso

La defensa por «pánico gay», en sus diferentes variantes, ha sido y sigue siendo muy utilizada. En España, sin ir más lejos, permitió que Jacobo Piñeiro, asesino de dos chicos gais en Vigo en 2006 (a los que asestó 57 puñaladas, para luego prender fuego a su casa) fuera absuelto por un jurado popular en 2009. Por fortuna la justicia obligó a repetir el juicio con un nuevo jurado, y Piñeiro fue finalmente declarado culpable de doble asesinato y condenado a una pena de 58 años de cárcel, una sentencia que fue luego confirmada por el Tribunal Supremo. El alto tribunal estimó, tal y como ya había resuelto antes el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, que el recurso de Piñeiro se hallaba «completamente huérfano de fundamentación», tanto por las atenuantes invocadas de «miedo insuperable, trastorno mental transitorio y superación de una situación límite que le hacía temer por su vida» como porque los motivos formulados carecían «de amparo procesal».

En Estados Unidos, la defensa por «pánico gay» ha sido utilizada en muy diversas ocasiones, empezando por el terrible asesinato de Matthew Shepard en 1998, cuya brutalidad ocasionó un fuerte movimiento de protesta. Este movimiento culminó en 2009 con la ley que lleva su nombre, por la que se incluye la orientación sexual de las víctimas en la lista de delitos de odio. La misma defensa fue utilizada por los abogados de Brandon McInerney, un muchacho de 14 años que asesinó su compañero de instituto Lawrence King, aunque al final, tras un acuerdo, fue condenado a 21 años de cárcel. Y también ha sido usada por la defensa de Lawrence Reed, acusado en marzo de 2013 del asesinato de Marco McMillian, primer candidato abiertamente gay a la alcaldía de Clarksdale, Misisipi.

En junio de 2013, la sección de justicia criminal de la Asociación Americana de la Abogacía (American Bar Association) propuso precisamente a sus miembros una serie de medidas contra el uso de esta estrategia, incluyendo la recomendación de medidas legislativas como la aprobada ahora en Washington. La propuesta fue aprobada de forma unánime en agosto de 2013 por la asamblea de dicha organización, a la que están afiliados más de 400.000 abogados.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un estudio desmonta científicamente el “pánico gay”

Sábado, 10 de junio de 2017

31729_pareja-chicos-beso-mexicoUn estudio descubre que el “pánico gay” no tiene ningún tipo de base biológica y, por lo tanto, la violencia homófoba no puede justificarse como una “pérdida del control”.

El “pánico gay” es una estrategia de defensa que muchos hombres utilizan durante un juicio para justificar un crimen de odio homófobo. No suele ser una defensa habitual y no siempre funciona, pero hemos visto casos muy escandalosos en los que asesinos -a veces confesos- se han librado de prisión argumentando que sintieron “pánico gay” y no eran responsables de sus actos. Fue el caso, por ejemplo, de Jacobo Piñeiro al que un jurado popular absolvió del asesinato a puñaladas (57 para ser exactos) de dos homosexuales “en defensa propia” por un “miedo irracional” a ser violado. Por suerte el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia consideró “completamente huérfano de fundamentación” el argumento del “pánico gay” y en un segundo juicio Piñeiro fue condenado a 58 años de prisión.

Pues ahora la psicóloga Karen Blair, de la Universidad Saint Francis Xavier de Canadá, ha publicado un estudio en la revista Psychology and Sexuality, en el que ha demostrado que el “pánico gay” no tiene ninguna base biológica. Es decir, que no hay ningún “mecanismo de defensa ancestral” que ponga a ningún hombre en una situación que les haga perder el control y no poder evitar “defenderse”.

 Para realizar el estudio el equipo de Blair testó la saliva de 120 hombres en Utah para comprobar sus niveles de estrés mientras les enseñaban diferentes imágenes en las que se veían besos heterosexuales, besos homosexuales, objetos neutrales y cosas asquerosas, como gusanos. En la saliva medían los niveles de la alfa amilasa salival, una enzima que se relaciona con el stress, y descubrieron que los niveles entre aquellos que decían no ser homófobos y los que aseguraban que lo eran eran exactamente los mismos vieran el beso que vieran.
Es decir, como explica Blair, que el estudio “abre un agujero enorme en el argumento de que las personas que reaccionan de forma muy violenta a muestras públicas de afecto homosexuales pierden de alguna forma el control. No hay diferencia en la respuesta de estrés basada en las actitudes. Así que no tiene sentido decir que estas personas reaccionan de forma violenta por algún tipo de respuesta biológica.

Sin embargo sí que detectaron que los niveles de alfa amilasa salival era superior en todos los hombres (homófobos o no) cuando veían una imagen de un beso homosexual que cuando veían una de un objeto neutral, lo que para Blair tiene raíz en la homofobia interiorizada, incluso de los que decían ser más tolerantes: “Tal vez se trate de un signo de algún tipo de condicionamiento social que ha ido teniendo lugar históricamente. Durante generaciones nos han educado para creer que la homosexualidad está mal y es algo asqueroso. Eso está presente incluso en la homofobia interiorizada que tienen las propias personas gais. Así que probablemente esto esté señalando que aún estamos experimentando de forma psicológica una reacción de desagrado, independientemente de nuestras opiniones.

El equipo de Blair ahora repetirá el estudio con una muestra de hombres mucho más grande y, además, con hombres que no sean norteamericanos. Aunque para la doctora la evidencia de que la homofobia no está basada en una respuesta biológica ayudará a detectar la manera de poder tratar el problema (la homofobia) para reducir ese tipo de conductas.

Fuente | International Business Times, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

California aprueba una ley que prohíbe la defensa por “pánico gay” en casos de asesinato de personas LGTB

Lunes, 1 de septiembre de 2014

CaliforniaAssemblySealLa legislatura de California ha aprobado una ley que impedirá que el conocido como “pánico gay” no pueda ser nunca más alegado como atenuante en un juicio por homicidio. Se trata, recordemos, de una de las estrategias de defensa legal más utilizadas por los asesinos de personas LGTB, que argumentan haber cometido el delito cegados por un miedo insuperable tras el acercamiento de una persona de la que supuestamente descubren en ese momento que es homosexual o transexual.

El doble crimen de Vigo, modelo en EEUU contra el “pánico gay”

El proyecto de ley AB-2501 ha sido aprobado por 25 votos contra 9 en el Senado y por 58 votos contra 15 en la Asamblea estatal. Ha recibido votos tanto demócratas como republicanos, aunque estos últimos han votado divididos (los votos contrarios, de hecho, han sido de legisladores republicanos). Se espera que el gobernador de California, el demócrata Jerry Brown, firme sin demora un texto que expresamente convierte en ley la prohibición de que el conocimiento de la orientación sexual, identidad de género o expresión de género de una persona pueda ser argumentado como causa de ”arrebato” homicida (puedes acceder al texto de la ley, si lo deseas, en el buscador web de la legislatura de California, identificándola con el número “2501″). California es el primer estado de Estados Unidos que legisla expresamente contra esta infamia.

straight-panicLa defensa por “pánico gay”, en sus diferentes variantes, ha sido y sigue siendo muy utilizada. En España, sin ir más lejos, permitió que Jacobo Piñeiro, asesino de dos chicos gays en Vigo en 2006 (a los que asestó 57 puñaladas, para luego prender fuego a su casa) fuera absuelto por un jurado popular en 2009. Por fortuna la justicia obligó a repetir el juicio con un nuevo jurado, y Piñeiro fue finalmente declarado culpable de doble asesinato y condenado a una pena de 58 años de cárcel, una sentencia que fue luego confirmada por el Tribunal Supremo. El alto tribunal estimó, tal y como ya había resuelto antes el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el recurso de Piñeiro se hallaba “completamente huérfano de fundamentación”, tanto por las atenuantes invocadas de “miedo insuperable, trastorno mental transitorio y superación de una situación límite que le hacía temer por su vida” como porque los motivos formulados carecían “de amparo procesal”.

En Estados Unidos, la defensa por “pánico gay” ha sido utilizada en muy diversas ocasiones, empezando por el terrible asesinato de Matthew Shepard en 1998, cuya brutalidad ocasionó un fuerte movimiento de protesta. Este movimiento culminó en 2009 con la ley que lleva su nombre, por la que se incluye la orientación sexual de las víctimas en la lista de delitos de odio. La misma defensa fue utilizada por los abogados de Brandon McInerney, un muchacho de catorce años que asesinó su compañero de instituto Lawrence King, aunque al final, tras un acuerdo, fue condenado a 21 años de cárcel. Y también ha sido usada por la defensa de Lawrence Reed, acusado en marzo de 2013 del asesinato de Marco McMillian, primer candidato abiertamente gay a la alcaldía de Clarksdale, Mississippi.

Hace ya más de un año la sección de justicia criminal de la Asociación Americana de la Abogacía (American Bar Association) propuso precisamente a sus miembros una serie de medidas contra el uso de esta estrategia, incluyendo la recomendación de medidas legislativas como la aprobada ahora en California. La propuesta fue aprobada de forma unánime en agosto de 2013 por la asamblea de dicha organización, a la que están afiliados más de 400.000 abogados (puedes descargar aquí el documento completo).

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.