Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Equality Act’

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprueba la histórica ley de igualdad, que prohíbe discriminar a las personas LGTBI. Es ahora el turno del Senado

Sábado, 27 de febrero de 2021

Manifestacion_gay_proximidades_Capitolio_2009La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado, por 224 votos a favor (tres de ellos de representantes republicanos, el resto demócratas) y 206 en contra (todos republicanos) la Ley de Igualdad («Equality Act»), una ley que consagra el principio de no discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género en ese país, y lo que es más importante, modifica una serie de importantes leyes para garantizar su implementación práctica en materia de empleo, vivienda, crédito, educación o servicios públicos. La ley, cuya aprobación definitiva se consideraría histórica, queda pendiente de lo que suceda ahora en el Senado, donde los demócratas disponen de una mayoría muy justa, lo que les obligará, si realmente quieren aprobar la ley, a activar la denominada «opción nuclear» en materia legislativa para permitir la aprobación por un solo voto de diferencia.

Hacía años que la situación política en Estados Unidos no era tan favorable a la aprobación de leyes en favor de los derechos LGTBI: con un presidente y una vicepresidenta recién elegidos dispuestos a promoverlas (y sobre todo a no vetarlas) y una mayoría demócrata en las dos cámaras del Congreso. Hay que remontarse a los dos primeros años de presidencia de Barack Obama para encontrar un escenario así, con la diferencia que  por aquel entonces Obama no estaba tan comprometido con los derechos LGTBI como sí lo están ahora Joe Biden y Kamala Harris. De hecho, bajo la presidencia de Obama el primer intento de sacar adelante una ley de este tipo no tuvo lugar hasta 2015, año en el que los republicanos controlaban las dos cámaras del Congreso. No fue, de hecho, hasta mayo de 2019 cuando la Equality Act obtuvo por primera vez el respaldo de la Cámara de Representantes, ya bajo control demócrata, pero el dominio republicano del Senado hizo imposible su aprobación definitiva. Sobra decir que el proyecto contaba además con la oposición del entonces presidente, Donald Trump.

Una situación que ha dado un giro de 180 grados tras las elecciones presidenciales y legislativas del pasado noviembre. Sin embargo, solo hay garantías de un escenario favorable durante dos años más: en noviembre de 2022 volverán a celebrarse elecciones legislativas y se renovarán la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. En ese momento, los republicanos pueden hacerse de nuevo con el control de alguna o de las dos cámaras, cerrando de nuevo la vía legislativa en lo que al avance de los derechos LGTBI se refiere.

Por eso es tan importante que la Equality Act se apruebe cuanto antes. Una ley que consagrará el principio de no discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género en todos aquellos aspectos que dependen del nivel federal de la administración, algo que hasta la fecha ha sido imposible por vía legislativa, siendo los tribunales los que de una forma u otra han impulsado (o frenado) dicho principio. El ejemplo más reciente, en esta ocasión en un sentido favorable, tuvo lugar el pasado mes de junio, cuando el Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró ilegal la discriminación en el trabajo por orientación sexual o identidad de género por 6 votos contra 3.

Si la Equality Act es aprobada por el Senado y el presidente Joe Biden la rubrica, este principio se hará extensivo no solo al trabajo, sino a otros aspectos fundamentales de la vida cotidiana, como el acceso a la vivienda, el crédito bancario, la educación, el uso de espacios públicos, la prestación de servicios públicos, el desarrollo de programas financiados con fondos federales o la institución del jurado. Para ello, la ley detalla en su articulado una serie de reformas a leyes ya vigentes, incluida la Ley de Derechos Civiles de 1964, la Ley de Vivienda Justa, la Ley de Igualdad de Oportunidades de Crédito, la Ley de Selección y Servicios de Jurado y varias leyes relacionadas con el empleo dependiente o relacionado con la administración federal. La ley también será de aplicación en aspectos relacionados con el servicio prestado por tiendas minoristas y otros servicios privados regulados por la reglamentación federal. Puedes acceder al texto del proyecto de ley en este enlace.

¿De qué depende la aprobación por el Senado?

Una vez que la Equality Act ha sido aprobada por la Cámara de Representantes, es ahora el turno del Senado, donde demócratas y republicanos están empatados a 50 senadores cada uno. Los demócratas cuentan, eso sí, con el voto de calidad de la presidenta del Senado, capaz de deshacer el empate, y que no es otra que la vicepresidenta, Kamala Harris. Sin embargo, no es todo tan sencillo. La actual reglamentación del Senado obliga a que, para cerrar el trámite de una nueva ley, el proyecto en discusión cuente con una mayoría de 60 votos, no de 50+1. Mientras no se disponga de dicha mayoría, los que se oponen a la ley pueden prolongar sine die la discusión (mecanismo conocido como «filibusterismo»). El Senado puede modificar dicha reglamentación por 50+1 votos, pero en este caso sería necesario el voto unánime de todos los demócratas, algo que hoy por hoy no parece asegurado (hay al menos dos senadores demócratas, el senador por Virginia Occidental Joe Manchin y la senadora por Arizona Kyrsten Sinema, que se oponen a derogar la norma procedimental que permitiría a los republicanos ejercer el filibusterismo.

En próximas semanas veremos hasta qué punto las convicciones de los demócratas son suficientemente sólidas en materia de igualdad como para poner fin al filibusterismo legislativo, dado que parece altamente improbable que diez senadores republicanos se unan a los demócratas para aprobar la Equality Act por 60 votos. Cabe recordar, en este sentido, que los republicanos no tuvieron problema alguno en activar en 2017 la «opción nuclear» y poner fin a la posibilidad de filibusterismo cuando de elegir a los jueces del Tribunal Supremo propuestos por Donald Trump se trató. Y ya antes, en 2013, los propios demócratas habían hecho lo mismo con la confirmación por el Senado de otros nombramientos judiciales.

De lo que no cabe duda es de que si la Equality Act es aprobada por el Congreso, Joe Biden la firmará. Así lo dejaba muy claro en su perfil de Twitter, en el que el presidente de Estados Unidos animaba a los senadores a aprobar la ley haciendo alusión al aspecto sobre el que más ruido están haciendo sus opositores: los derechos de las personas trans (¿nos suena en España, verdad?). «Los derechos trans son derechos humanos, y la Cámara de Representantes lo ha dejado claro hoy aprobando la Equality Act. Es la hora de que el Senado haga lo mismo», tuiteaba Biden:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

Grandes multinacionales se alían contra la discriminación LGTB en los Estados Unidos

Miércoles, 16 de marzo de 2016

780x580-noticias-equality-actCompañías como Nike, Apple, Amazon, American Airlines o Microsoft, se alían para formar parte de una coalición para promover acciones contra la discriminación LGTB en los Estados Unidos.

Un total de 60 altos cargos de compañías como Nike, Apple, Amazon, American Airlines y Microsoft han firmado la Coalición Empresarial para la Ley de Igualdad, más conocida como Equality Act. “Estos líderes empresariales demuestran una verdadera iniciativa para poner fin a un status quo que deja en riesgo de despido a la comunidad LGTB en una mayoría de estados a los que se les niegan los servicios o les despiden sólo por ser quienes son o a quién aman”, declaraciones de Chad Griffin, presidente de la Campaña de Derechos Humanos.

La HRC (Human Rigths Campaign) es el lobby en favor de los derechos LGTB más respetado y mejor situado de los Estados Unidos, que ha conseguido un gran apoyo corporativo en favor de una pieza capital pendiente de aprobación en el Congreso: la Ley de No Discriminación al Empleado, conocida como ENDA (Employment Non-Discrimination Act). Treinta y dos estados de la unión carecen de protección contra la discriminación por orientación o identidad sexual.

La legislatura de Washington aprobó una ley contra la discriminación LGTB en 2006, siendo el senador Ed Murray su principal promotor. Una ley que se encuentra actualmente en el punto de mira de quienes pretenden restringir el acceso a lugares públicos de ciudadanos transexuales.

La lista de firmantes del Acto de Igualdad incluye compañías de raíces mormonas, como Marriott Internacional Inc, fabricantes de napalm, como Dow Chemical, y compañías que gastan millones de dólares en luchar en favor del etiquetado de los alimentos modificados genéticamente, como Monsanto, Coca Cola, PepsiCo y General Mills. Los empresarios relacionados con la tecnología han sido siempre grandes defensores de los derechos LGTB. El director ejecutivo de Amazon, Jeff Benzos, fue noticia en 2012 cunado prometió dos millones y medio de dólares para apoyar el referéndum del matrimonio igualitario; el co-fundador de Microsoft, Bill Gates, y el entonces director ejecutivo de la compañía, Steve Ballner, donaron 100.000 dólares cada uno para la misma campaña.

El arranque de la campaña por la Ley de Igualdad se produjo en otoño del año pasado, en la sede de Amazon, contando con el apoyo de la líder demócrata Nancy Pelosi. La cena de la Campaña por los Derechos Humanos que se celebra anualmente en Seattle tuvo como patrocinadores a Alaska Airlines, Microsoft, Nordstrom, Starbuscks y Recreational Equipment Inc.

La propuesta de Equality Act firmada por estas compañías incluye protección permanente bajo la ley federal para ciudadanos gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, afectando a áreas como la vida laboral, el acceso a espacios públicos, la vivienda, la educación, servicios financieros y jurídicos y programas financiados por el gobierno. A continuación la lista de los firmantes:

— Abercrombie & Fitch Co.— Accenture— Airbnb Inc.— Amazon.com Inc.— American Airlines— American Eagle Outfitters— Apple Inc.— Best Buy Co. Inc.— Biogen— Boehringer Ingelheim USA Corp.— Broadridge Financial Solutions Inc.— Brown-Forman Corp.— CA Technologies Inc.— Caesars Entertainment Corp.— Capital One Financial Corp.— Cardinal Health Inc.— Choice Hotels International Inc— Corning Inc.— CVS Health Corp.— Diageo North America— Dropbox Inc.— EMC Corp.— Facebook Inc.— Gap Inc.— General Electric Co.— General Mills Inc.— Google Inc.— Hewlett-Packard Co.— Hilton Worldwide Inc.— Hyatt Hotels Corp.— IBM Corp.— Intel Corp.— Johnson & Johnson— Kellogg Co.— Levi Strauss & Co.— Marriott International Inc.— MasterCard Inc.— McGraw Hill Financial— Microsoft Corp.— Mitchell Gold + Bob Williams— Monsanto Co.— Moody’s Corp.— Nike Inc.— Oracle Corp.— Orbitz Worldwide Inc.— PepsiCo Inc.— Qualcomm Inc.— Replacements Ltd.— Salesforce— Sodexo Inc.— Symantec Corp.— T-Mobile USA Inc.— Target Corp.— Tech Data Corp.— The Coca-Cola Company— The Dow Chemical Co.— The Hershey Company— Twitter Inc.— Unilever— WeddingWire Inc.

Fuente Agencias

General, Historia LGTBI, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.