Archivo

Archivo para Viernes, 20 de mayo de 2022

Careta

Viernes, 20 de mayo de 2022

Del blog Nova Bella:

F2E4E2DA-BE0C-49BD-83A4-C815EF916BBC

 

  Cuando el hombre se mira mucho a sí mismo,

llega a no saber cuál es su cara y

cuál su careta.

*

Pio Baroja

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

“Teología de la gratitud”, por Gabriel Mª Otalora

Viernes, 20 de mayo de 2022

graciasDe su blog Punto de Encuentro: 

23.04.2022 | Gabriel Mª Otalora

Cuando el cristiano experimenta que su vida reposa en las manos de Dios, su existencia se transforma en acción de gracias. Es entonces cuando se hace consciente de la necesidad de orientarse al amor al prójimo, especialmente al más necesitado. Estamos de camino litúrgico a Pentecostés, el mejor momento para ahondar en la “teología de la gratitud” (Francesc Ramis) capaz de convertir nuestra vida en acción de gracias. Es decir, la manifestación más palpable de la madurez cristiana.

Si los primeros cristianos atrajeron seguidores no fue por su fe, sino por su manera de convivir y compartir. No fue por su doctrina, sino por la praxis que se derivaba de ella, por sus gestos de amor en respuesta a la iniciativa del Espíritu. Cuando el cristiano cree, agradece y ama; punto. Solo así podemos anunciar con credibilidad la fe que profesamos.

Hemos perdido buena parte de la frescura de la Eucaristía al anquilosarla en liturgias simbólicas, necesarias siempre que no ahoguen la vivencia que representan. Es preciso recuperar la importancia de abrimos a la escucha como lo hicieron los discípulos de Emaús que volvían desencantados hasta que escucharon al Resucitado y le reconocieron al partir de nuevo el pan. El culto posterior no fue un mero recuerdo, sino la celebración gozosa de la presencia viva de Jesús en medio de la comunidad a la cual insta a continuar con su Mensaje. La primera Carta de Pablo a la comunidad de Corinto sigue siendo la fórmula empleada para la Eucaristía actual: haced esto en memoria mía, hacer presente al Señor en nuestras vidas con su misma actitud y hechos. ¿Son así nuestras celebraciones? ¿De verdad que celebramos algo con espíritu fraternal y comunitario?

Aquellos primeros seguidores no fueron unos iluminados puristas sino hombres y mujeres que se mantenían abiertos y acogían a cualesquiera que estuviera dispuesto a seguir a Jesús y su Mensaje sin imponer limitaciones culturales o sociales, empezando por la circuncisión: gentes de la periferia, esclavos y mujeres, soldados, samaritanos, enfermos, pobres y marginados de todo tipo, extranjeros e incluso algunas personas cultas que dieron el paso al frente para dejarse transformar viviendo aquél cristianismo incipiente. Y lo vivían muy conscientes de lo que Dios hace por cada uno de nosotros… ¡a través de nuestras manos! Lo que Henri Nouwen llamaba a la Eucaristía “mundana” y vida “eucarística” desde la experiencia de la vida como un don.

La Buena Noticia para que sea contagiosa, requiere de la credibilidad de los hechos. Nos escucharán en la medida que seamos creíbles. Y cuando no es así y actuamos de manera contraria a lo que anunciamos, se resiente y se paraliza la comunidad cristiana. En este tiempo recio y difícil que nos exige un plus para alejarnos de la tentación de la comodidad existencial como uno de los grandes obstáculos para no reconocer el camino. ¿Qué es la sinodalidad a la que nos convoca el Papa sino un salir de nuestra zona de confort para abrirnos con otra actitud a una Pascua comunitaria más auténticamente cristiana?, ¿una invitación a ensayar la autoridad que da la escucha y el servicio, en lugar de centrarnos en la norma hueca y el poder?

En la Eucaristía, la Palabra nos hace conscientes del poder transformador del amor de Dios y de su Espíritu que anida en nosotros. Comulgar después de escuchar la Palabra debiera crear comunidad verdadera entre nosotros para compartir el descubrimiento de quien está en el partir del pan y lo que esto significa. Eucaristía, en fin, es escuchar e invitar de nuevo a que Dios se quede con nosotros, como los amigos de Emaús. Y de seguido, salir a compartir la Buena Noticia mirando la existencia con ojos nuevos, de manera agradecida, alegre y sobre todo contagiosa. Sabemos que la oscuridad es pasajera porque una buena parte de su negrura somos capaces de clarearla e iluminarla con la actitud eucarística adecuada, agradecida siempre. Una y otra vez, abiertos al Espíritu que no deja de insuflar su fortaleza.

 

Espiritualidad

El decálogo del buen teólogo, ‘comadrona’ de la fe

Viernes, 20 de mayo de 2022

3023050F-B841-48F9-859B-429F988F3462Discurso de Mariano Delgado, Decano de la Facultad de teología de Friburgo, en la ceremonia de graduación

“Ser teólogo es una de las profesiones más hermosas del mundo, porque un teólogo es sencillamente una ‘comadrona’ de la fe, alguien que tiene que realizar servicios de partería para que las personas nazcan de nuevo ‘de agua y de Espíritu'”

“Y debemos ser intelectualmente honestos al hacerlo, por ejemplo admitiendo que no tenemos respuestas a todas las preguntas, ciertamente no a la gran pregunta del sufrimiento de los inocentes”

“El teólogo debe beber abundantemente de esta agua, es decir, debe guardar la Palabra de Dios en su corazón, meditarla y digerirla”

“Hoy, las mujeres pueden estudiar teología y ejercer la profesión teológica; pero todavía tienen que luchar contra mucha desconfianza en una Iglesia que aún no ha sacado todas las consecuencias teológicas de la preferencia de Jesús por las mujeres”

Una de las primeras cosas que hice como decano fue bajar a las “catacumbas” de nuestro edificio, a los archivos de la Facultad de Teología. Para mi sorpresa, no encontré allí ningún documento polvoriento, sino una sala muy limpia y equipada con un moderno sistema de estanterías: ¡no es de extrañar, ya que también sirve de archivo para el rectorado! En un estante había una caja de archivo gris con la inscripción “Decanus ordinis theologorum: Discursos no pronunciados”. Curioso como soy como historiador, abrí la caja para ver el contenido: dentro y bien ordenados alfabéticamente estaban todos los discursos que mis predecesores habían escrito desde la fundación de la Facultad en 1891, pero que por diversas razones no habían pronunciado.

Me llamó la atención un discurso en particular, sin fecha y firmado únicamente por un “Decanus anonymus”. Cuanto más lo leía, más me convencía de que sería un buen discurso para la ceremonia de graduación. Como he estado muy ocupado en las últimas semanas y no he tenido tiempo de escribir mi propio discurso, pensé que, al menos por esta vez, podría hacer lo que no está permitido hacer bajo ninguna circunstancia en el mundo académico, es decir, difundir el trabajo de otra persona con tu propio nombre, porque eso sería “plagio“.

Por otro lado, pensé, el decano anónimo podría alegrarse al final de que sus pensamientos se presentaran públicamente. El escrito anónimo se titula “El decálogo del buen teólogo“, y dice lo siguiente:

1. “El que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar en el reino de Dios” (Jn 3,5)

Estas palabras del Señor en la conversación nocturna con Nicodemo nos recuerdan la profesión del teólogo: ser teólogo es una de las profesiones más hermosas del mundo, porque un teólogo es sencillamente una “comadrona” de la fe, alguien que tiene que realizar servicios de partería para que las personas nazcan de nuevo “de agua y de Espíritu”, es decir, para que se reorienten según el Evangelio de Jesucristo. En la situación social actual, esto significa que, como teólogo, hay que dedicar tiempo a las conversaciones con las personas que preguntan por Jesús y por el Evangelio; y que hay que conducir estas conversaciones con una sabiduría especial: para desvelar las huellas de Dios que hay en la vida de cada persona, pero también para acompañar discretamente la obra de Dios, único Buen Pastor y Guía. Y debemos ser intelectualmente honestos al hacerlo, por ejemplo admitiendo que no tenemos respuestas a todas las preguntas, ciertamente no a la gran pregunta del sufrimiento de los inocentes. Sólo podemos expresar nuestra esperanza de que Dios mismo nos dé una respuesta.

2. “Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada“ (Jn 15,4)

La primera condición para ejercer la profesión de teólogo es que nosotros mismos permanezcamos unidos con “el” teólogo por excelencia: con Jesucristo, que se hizo hombre para mostrarnos más claramente que Dios es amor. Ser teólogo significa estar unido al Señor en la oración, en todas las formas de oración, incluso en la oración de la amarga queja, si tenemos un motivo para hacerlo. La oración es el alimento de la vida cristiana. El objetivo de la oración es que, como “recién nacidos de agua y de Espíritu“, nos parezcamos cada vez más a Cristo. Todas las grandes figuras de la historia del cristianismo han practicado este tipo de oración.

Lo encontramos en el “Fiat” de María (“hágase en mí según tu palabra”, Lc 1,38), en la petición del Padre Nuestro “Hágase tu voluntad…”, pero también en la oración del hermano Klaus, tan querido en Suiza:

Mi Señor y mi Dios, 

quita de mí todo

lo que me impide parecerme a ti.

Mi Señor y mi Dios 

dame todo 

lo que me conduce a ti.

Mi Señor y mi Dios 

tómame… 

y confórmame por completo a ti”.

3. “Señor, dame esa agua: así no tendré más sed, ni tendré que venir aquí a sacarla“ (Jn 4,15) 

En estas palabras de la samaritana en el pozo de Jacob, Santa Teresa vio un símbolo para su propia vida de oración. El teólogo debe beber abundantemente de esta agua, es decir, debe guardar la Palabra de Dios en su corazón, meditarla y digerirla. Sólo los que han encontrado en Jesús “el camino, la verdad y la vida” pueden conducir a otros al agua de la vida. La profesión del teólogo en los distintos ámbitos (pastoral de parroquia, de los enfermos y prisioneros, educación religiosa, trabajo en los medios de comunicación, etc.) implica también el peligro del activismo. Entonces nos apresuramos de una cita a otra, de una tarea a otra, sin el tiempo necesario para atender a las personas y para el cuidado pastoral de nosotros mismos: no debemos olvidar precisamente este cuidado pastoral “de uno mismo”. Si olvidamos lo que realmente nos sostiene y para qué hemos elegido la profesión de teólogo, entonces es como la sal “que se desvirtúa” (Mt 5,13). Puede que todavía parezca sal, pero ya no sirve para su propio fin.

4. “Haced y cumplid todo lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos dicen, pero no hacen“ (Mt 23,3)

Como teólogos, debemos tener siempre muy presente la crítica de Jesús a los teólogos de su tiempo. La tradición profética está llena de ello. Lo peor de la historia de la iglesia, incluso en el presente, es el antitestimonio de los que trabajan en el ministerio. Hay que esforzarse por la unidad de la fe y de la vida, porque nada es más convincente que la propia forma de vida: las palabras entran por el oído, pero las obras por los ojos, y el corazón es más receptivo a lo que se ve que a lo que se oye. Y no olviden las terribles palabras del Señor a los que se convierten en un escándalo para los pequeños: “Al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgasen una piedra de molino al cuello y lo arrojasen al fondo del mar” (Mt 18,6).

5. “Y, saliendo afuera, lloró amargamente“ (Lc 22,62)

Como teólogos siempre siguen siendo también seres humanos, y como seres humanos caerán a menudo, porque todos somos falibles: incluso como renacidos “de agua y de Espíritu”, conservamos la naturaleza del hombre viejo con la tendencia a todo tipo de tentaciones, concupiscencia  y errores. La teología católica, que han aprendido en nuesra facultad, enseña que podemos caer, pero que siempre debemos levantarnos de nuevo y mirar hacia Dios. Incluso Pedro negó al Señor, hasta tres veces. Pero “salió afuera y lloró amargamente”… y se levantó.

6. “Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna“ (Jn 6,68)

En la sociedad actual, caracterizada por el pluralismo religioso y la libertad de elección, es más necesario que nunca saber quién es Jesús y qué significa su Evangelio. No tenemos por qué ser cristianos, también podemos ser musulmanes o budistas con toda libertad. Por eso, es importante que consideremos la respuesta de Pedro a la pregunta de Jesús a los discípulos: “¿También vosotros queréis marcharos?” (Jn 6,67) como nuestra propia respuesta: “Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna“.

7. “Mujer, ¿por qué lloras?“ (Jn 20,13)

Una mujer, la Virgen María, fue la primera en recibir el mensaje de la encarnación de Dios; y otra mujer, María de Magdala, escuchó las primeras palabras del Resucitado: “Mujer, ¿por qué lloras?” A pesar de esta preferencia de Dios por las mujeres, éstas han sentido mucha desconfianza en la historia de la Iglesia. En el siglo XVI, las mujeres no podían estudiar teología ni leer la Biblia. Santa Teresa, que como María de Magdala había sentido la bondad de Jesús, le presentó su queja en la oración: “no aborrecistes, Señor de mi alma, cuando andávades por el  mundo, las mujeres , antes las favorecistes con mucha piedad y hallastes en ellas tanto amor y más fe que en los hombres”.

Hoy, las mujeres pueden estudiar teología y ejercer la profesión teológica; pero todavía tienen que luchar contra mucha desconfianza en una Iglesia que aún no ha sacado todas las consecuencias teológicas de la preferencia de Jesús por las mujeres. Deseo que las mujeres entre Ustedes no desesperen, no se amarguen, porque la Iglesia no está a su altura, sino que pongan su esperanza, como Teresa, en Jesús.

8. “Siento compasión de la gente, porque llevan ya tres días conmigo y no tienen qué comer“ (Mc 8,2)

Misereor”, “tengo compasión”, son las palabras de Jesús cuando vio a la gente que le seguía y no tenía nada que comer. También tuvo compasión del ciego de Jericó (cf. Lc 18,38) y de muchos enfermos y sufrientes. Antes del Concilio, el cardenal Frings de Colonia utilizó la palabra “Misereor” para fundar la primera y mayor organización de ayuda de una Iglesia local. Este ejemplo sentó un precedente: más tarde se fundó “La acción de cuaresma” en Suiza y en otros países. “Un cristiano es aquel que muestra compasión y misericordia hacia todos”, decían los Padres de la Iglesia. El Concilio Vaticano II lo expresó así al comienzo de la Constitución Pastoral “Gaudium et Spes” (nº 1): “Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo todo tipo, son también el gozo y la esperanza, el dolor y la angustia de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón.” Como teólogos en el mundo de hoy, guíense por la compasión de Jesús y el Magisterio del Concilio.

9. “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación“ (Mc 16,15)

Pero no debemos olvidar que Jesús tenía una doble compasión por la gente. En otro pasaje del Evangelio de San Marcos tuvo “compasión” de la gente, “porque andaban como ovejas que no tienen pastor; y se puso a enseñarles muchas cosas (Mc 6,34). El anuncio del Evangelio como buena noticia del Dios que se hizo hombre, que es amigo del hombre (Tit 3,4), misericordioso (2 Cor 1,3), como “mensaje de libertad y fuerza de liberación” (Libertatis conscientia, n. 43) es en todo tiempo, también y especialmente en el nuestro, un acto de “compasión”.

Y ustedes, como teólogos, también deberían practicar esta compasión. Especialmente en nuestra época, en la que la forma eclesiástica post-tridentina con las parroquias por doquier, que constituían el centro de la vida social, está llegando a su fin, es esencial que pasemos de la pastoral de espera y de instalación en las estructuras eclesiásticas a la pastoral de salida. Como teólogos de hoy, ya no pueden limitarse al cómodo pastoreo del rebaño, a la pastoral de “sacramentalización y contabilidad”. Más bien, como el sembrador, hay que preparar el campo laboriosamente para la siembra y luego sembrar (Mc 4,3). Puede que sean otros, los que recojan los frutos, pero nosotros tenemos que hacer lo que debemos, y en estos tiempos difíciles ejercer la profesión de teólogo con honestidad.

10. “En verdad os digo, el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él“ (Lc 18,17)

Filósofos como Sören Kierkegaard o Paul Ricoeur hablan de una “segunda ingenuidad” que necesitamos hoy después de la Ilustración. Traducido teológicamente, esto significa que incluso después de estudiar teología, la fe de la infancia es necesaria. Para usar una imagen: Hace unos años comenzaron sus estudios en la Facultad de Teología de Friburgo, y hoy pueden coronarlos con el éxito que merecen. Cuando entraron en la Facultad, dejaron sus abrigos y sombreros, es decir, la fe infantil que les reconfortaba, en el guardarropa. Porque en la teología hay que enfrentarse a todas las preguntas y desafíos de la fe y buscar razones para nuestra esperanza (1 Petr 3,15): así que no debemos acostumbrarnos a tener demasiado calor, cuando hay tantas cuestiones in aclarar y hace tanto frío en el mundo.

Pues bien, si salen de la casa de la teología y se “olvidan” el sombrero y el abrigo en el guardarropa, entonces han estudiado una mala teología que ha secado las razones del corazón, “les raisons du coeur”, de las que hablaba Blas Pascal. No olviden el sombrero y el abrigo, la fe infantil, y traten de llegar a una segunda ingenuidad, a una fe que ha pasado por el fuego de la crítica pero que sigue calentando nuestro corazón. No desvelo demasiado si les digo que todavía, peinando canas, sigo rezando al ángel de la guarda, como me enseñó mi abuela, y que cuando canto la Salve Regina con la gente de mi pueblo, que no ha estudiado teología, siento la misma emoción interior de la infancia. La fe es también una cuestión del corazón, no sólo del entendimiento. No lo olviden en su trabajo.

Todo esto estaba en el discurso anónimo que encontré en los archivos de la Facultad de Teología. Como me gustó tanto, se lo he contado. Pueden decir que todos los decanos de la Facultad de Teología de Friburgo estarían dispuestos a firmar este discurso; pero para que no siga siendo anónimo en los archivos de la Facultad, lo firmaré con mi nombre. Espero que sus estudios en nuestra Facultad les hayan enriquecido académica, espiritual y humanamente. Y espero que podamos seguir contando con Ustedes: como antiguos alumnos, amigos de “nuestra” facultad y como embajadores de la misma. No duden en decir por ahí que el decálogo del buen teólogo se observa en la Facultad de Teología de Friburgo… y pasen de vez en cuando a visitar a sus antiguos profesores.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , ,

Regino Mateo, presidente de Alega: “Algunos van de que no te consideran enfermo por ser gay pero luego se oponen a que se proscriban las terapias de reconversión”

Viernes, 20 de mayo de 2022

FB340CF9-314D-417C-82A8-864321277997Una entrevista necesaria:

El recién elegido presidente de la asociación considera que aún hay mucha “LGTBIfobia estereotipada”: “No es como antes, por fortuna no, pero mucha gente tiene complicaciones y los que estamos ahí dentro sabemos el precio que hemos pagado cuando nos hemos visibilizado”

Blanca Sáinz

14 de mayo de 2022

“Cuando nací era un vago y un maleante, cuando entré en el colegio pasé a ser un peligro social y cuando terminé el instituto dejé de ser un escándalo público. Después, cuando ya había terminado la carrera y había hecho un posgrado, entonces, ya me concedieron dejar de ser un enfermo”. Así resume Regino Mateo (Santander, 1965), el recién elegido -o reelegido, porque ya estuvo en el cargo hace cerca de 20 años- presidente de la Asociación de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales de Cantabria (Alega) la discriminación que ha sufrido a lo largo de su vida simplemente por formar parte del colectivo LGTBI. Ahora, en un momento clave para este movimiento y a un año de que comience la época electoral, Mateo analiza en elDiario.es cómo se ha vuelto a esta situación de temor a perder derechos y cuál será el papel de la sociedad y de asociaciones como la suya en una “guerra” que el máximo representante de Alega percibe como “dura, turbia y larga”: “El lobo ya se ha quitado la piel de cordero y enseña los dientes sin el más mínimo pudor”.

 ¿De dónde surge la idea de volver a la Presidencia de Alega?

Surge un poco de repente. Yo había sido presidente hace muchos años, en 2005 o por ahí, y luego haces tu vida, sigues en contacto con la asociación, colaboras en lo que puedes, pero tienes un poco la sensación de que la parte del día a día mejor que la hagan otros. En buena medida no corren demasiados buenos tiempos para las asociaciones en general, y la gente tiende a no participar demasiado y prefiere que sean otros los que solucionen los problemas y den la cara. Además, la pandemia ha sido matadora, porque ha supuesto estar mucho tiempo sin el contacto del día a día, sin poder hacer actividades, sin poder ver al resto de compañeros… Y ha habido gente que ha estado tirando del carro, pero como suele pasar también, llevan mucho tiempo con sus responsabilidades e igual que se ha hablado de fatiga pandémica a todos los niveles, esta también ha afectado a las asociaciones. Hubo un momento, allá por finales de diciembre, en el que entramos en el proceso de reflexión de si podíamos y queríamos seguir porque en abril se cerraba el plazo que los estatutos marcan para la gestora. Ahí la gran mayoría de los asociados insistíamos en que era necesaria la presencia de Alega porque es una interlocutora estabilizada que se ha ganado un respeto por su forma seria de trabajar.

Y más con la situación política que estamos atravesando, ¿no?

Claro. Además eso. Si hace cinco años alguien podía plantear que ya estaba todo resuelto para el colectivos era mentira, pero es que ahora es todavía más evidente que no, y que incluso estamos en procesos en los que podríamos empezar a dar pasos hacia atrás. Bueno, pues poco a poco se empezó a tejer una sensación de ilusión, y el problema ya comenzó a ser que alguien tenía que dar el paso al frente, y en una reunión tres personas pusimos esa cara de “venga, vale”. Mi idea con la candidatura era que no fuésemos solo tres sino que pudiese haber un poco de reparto de trabajo y trabajar en más áreas además de en las que ya se había trabajado en otros momentos. Y al final hemos conseguido formar una junta de ocho personas, mayoritariamente jóvenes, porque yo soy la excepción. Pero fue un poco porque me pillaron con la guardia baja, con el momento sentimental y con el ataque de responsabilidad. Fue todo eso junto. Y no sé que hubiese pasado si ese día no hubiese ido a la reunión, pero ahí estamos, en la trinchera otra vez.

En cualquier asociación hay un punto de egoísmo de: si mis posibles problemas los van a resolver otros, que lo hagan otros. ¿Para qué lo voy a hacer yo? Ese individualismo que siempre ha sido un lastre en la sociedad cántabra ahora está agravado

¿Por qué cree que la gente ya no participa tanto en las asociaciones?

Supongo que cada tipo de asociación tendrá su propia guerra. En el caso de asociaciones como la nuestra, que es LGTBI, tenemos varios problemas que no son nuevos. Uno de ellos es que en lugares pequeños como Cantabria todavía hay mucha LGTBIfobia estereotipada y esa sensación de que no quiero que la gente se entere, no necesito ayuda, puedo solo… Hay un poco ese punto de la discreción de que no me vean, no me conozcan ni me reconozcan. Así que cuando oyes discursos de que todo está hecho te das cuenta de que realmente es mentira. Sí tienes consecuencias y sí puedes tener problemas en tu trabajo, con tu familia o con tus amigos. No es como antes, por fortuna no, pero mucha gente tiene complicaciones y los que estamos ahí dentro sabemos el precio que hemos pagado cuando nos hemos visibilizado. Pero también, y volviendo a la pregunta, en cualquier asociación hay un punto de egoísmo de: si mis posibles problemas los van a resolver otros, que lo hagan otros. ¿Para qué lo voy a hacer yo? Ese individualismo que siempre ha sido un lastre en la sociedad cántabra ahora está agravado. Y por último, también creo que hubo un tiempo en el que las asociaciones como Alega eran lugares de sociabilización donde las personas conocían experiencias ajenas, contaban las suyas…Y eso ahora se hace más a través de internet y redes sociales, que es diferente y tiene otro tipo de objetivos y otro tipo de peligros.

Vuelve a un cargo que ya tuvo… ¿Qué será diferente esta vez?

Probablemente la principal diferencia es que aquel 2003 que yo me vinculé a Alega y estaba muy activo, era una época en la que estábamos conquistando derechos, estábamos trabajando para que la sociedad empatizara con nosotros y educarla en que entendiera la necesidad del matrimonio en plena igualdad, por ejemplo. Ahí estábamos de subidón, estábamos seguros de que lo íbamos a conseguir, y ahora, 20 años después se ha declarado una guerra cultural porque determinados grupos quieren devolver a 1950 al mundo occidental. Un momento donde el feminismo casi no existía y la mujer no había conquistado sus derechos, donde los gais íbamos a la cárcel y las lesbianas a los manicomios… Y es curioso porque van por ahí gritando “libertad” y luego hacen ataques directos contra la libertad de mucha gente. Esos mismos movimientos de extrema derecha y ultrarreligiosos han focalizado acabar con esa transformación cultural en el mundo LGTBI y el feminismo. Somos sus dos grandes enemigos y van a por ellos. Están volviendo a meter miedo para que nos metamos en la invisibilidad de nuevo. A ellos les gustaría ir por la calle y que una pareja de chicos no fuera de la mano, o que una mujer trans no se atreviera a pedir un trabajo, con eso se conformarían. Estoy seguro de que nos mantendrían algunos derechos siempre y cuando lo hiciésemos en casa y en la intimidad. Van de que no te consideran enfermo, de que no atacan al colectivo pero luego se oponen a que se proscriban las terapias de reconversión. Ahora estamos en un contexto de una guerra que yo percibo dura, turbia y larga. Y el lobo ya se ha quitado la piel de cordero y enseña los dientes sin el más mínimo pudor.

En los tres últimos años Alega ha pasado por dos presidentas y una gestora, ¿en que situación se ha encontrado la asociación una vez ha cogido las riendas?

Estoy cogiendo las riendas aún, pero la asociación está en un estado estupendo al margen de que está un poco baja de ánimo. Sé lo que supone estar al frente de un colectivo como Alega, el trabajo, las consecuencias y el compromiso que conlleva, así que para todos los equipos anteriores solo tengo palabras de agradecimiento.

¿Qué asuntos quiere abordar durante los próximos dos años?

La lucha contra los discursos de odio y nuestro posicionamiento claro en la trinchera dentro de esa guerra cultural que determinada gente ha querido declarar. Eso es fundamental, prioritario y no podemos dormirnos. Luego, como fruto de ese discurso de odio y de cómo se esta extendiendo, hay que fortalecer nuestra actividad en el campo educativo. Cada vez hay más centros que piden nuestra presencia ya sea para prevenir determinadas conductas, porque creen que pueden venir o porque ya se han enfrentado a situaciones de acoso o incluso agresión LGTBIfóbica, y este año no hemos podido atender a todos los centros que nos lo han pedido, así que hay que fortalecerlo para no dejar fuera a ningún instituto.

También tenemos realidades como la de los solicitantes de asilo por persecución por orientación sexual o identidad de género. En Cantabria tenemos un grupo de personas LGTBI que están como refugiados y que tiene quien les da apoyo, pero Alega tiene que estar ahí.. Y queremos retomar la conexión con la Asociación Ciudadana Cántabra Antisida (ACCAS) para organizar un grupo de trabajo de personas LGTBI seropositivas. Y, por último, en Cantabria hay un reto importante en el que además tenemos que implicar a las instituciones, y especialmente al Gobierno de Cantabria. Necesitamos ver cuál es la situación de las personas LGTBI en las áreas rurales porque puntualmente nos llegan casos y queremos ver cómo se puede intervenir para prestar apoyo a todas las personas que lo necesiten. Es muy importante desarrollar algún tipo de estrategia porque el año pasado se aplicó la ley LGTBI en Cantabria pero esa Ley necesita un reglamento para poder aplicarla de manera clara, y explicar a todas las administraciones de Cantabria que están obligadas al cumplimiento de la ley porque tienen vecinos LGTBI y no lo pueden olvidar. Nos gustaría poner en marcha todo eso, pero también somos conscientes de que a veces lo urgente se come a lo necesario.

Hay quien está jugando desde hace mucho tiempo de forma consciente y culpable a tensionar la sociedad para romperla en algún momento y conseguir llevarnos a todos los países occidentales a la Polonia de los Kaczyński o a la Hungría de Orbán

Cada vez se denuncian más delitos de odio y parece que las personas están más concienciadas con lo que no se puede tolerar, ¿se van dando pasitos hacia delante aunque parezca que hay discursos de odio que se están normalizando?

Hay quien está jugando desde hace mucho tiempo de forma consciente y culpable a tensionar la sociedad para romperla en algún momento y conseguir llevarnos a todos los países occidentales a la Polonia de los Kaczyński, a la Hungría de Orbán, a la Rusia de Putin o a los EEUU de Trump, y están trabajando muy duro para conseguirlo. Ese tensionamiento de la sociedad es el que hace que aunque cada vez haya más gente que sea consciente de que los discursos de odio son un cáncer que hay que extirpar, al mismo tiempo tengas foros y webs donde hay un rearme profesional y pagado en el que hay personas que están esperando a que escribas “homofobia” para contestarte que no existe.

Se habla mucho de no retroceder en derechos, pero parece que la incursión de partidos de extrema derecha en el tablero político está cada vez más asentada. ¿Se puede retornar esta tendencia? 

Últimamente estoy repitiendo mucho eso de que “hemos salido de situaciones peores”. Cuando a veces tenemos esa sensación de desolación hay que pensar en que ha habido momentos peores porque ha habido momentos en los que a los homosexuales se nos metía en campos de exterminio. Lo que sí es cierto es que nos empeñamos en pensar que el cambio va siempre hacia adelante y no. Se pueden dar pasos atrás, claro que sí. Pero vamos, que hemos estado en situaciones peores y se revirtieron aunque eso obliga a mucho trabajo e implicación por parte de los poderes púbicos, de las sociedad, de los medios de comunicación… Y mientras haya gente que prefiere mirar hacia otro lado o bailar el agua a los discursos de odio no los vamos a poder arreglar.

¿Temen lo que ocurra en las próximas convocatorias electorales?

Nosotros solo tenemos miedo al miedo, pero sabemos que cabe la posibilidad de que haya resultados que no nos gusten y puede que sean dolorosos. No sé, depende. Pueden pasar muchas cosas. Puede que no tengamos a nuestros mejores amigos en el Gobierno, pero también te digo que los mejores amigos no siempre nos han dado buen resultado. Los sustos vienen por todos lados, así que de momento vamos a seguir peleando. Y quizá ahora lo tenemos que empezar a hacer de forma más áspera o más implicada, pero en peores plazas hemos lidiado.

Fuente El Diario

General, Historia LGTBI , , , ,

El cuerpo docente de Boston College publica una carta en la que critica la encuesta transexclusiva de la universidad

Viernes, 20 de mayo de 2022

Y1ABvCns_400x400La facultad y el personal de Boston College publicaron una carta abierta criticando a los funcionarios universitarios por excluir a las personas transgénero y no binarias en una encuesta del campus.

Más de 225 profesores y personal han firmado la carta abierta, que comenta sobre la “Encuesta sobre la experiencia de los profesores y el personal de Boston College” publicada hace dos semanas. Si bien la encuesta tenía como objetivo recopilar comentarios sobre si la comunidad brinda apoyo, la carta establece que dentro de la sección demográfica “varias preguntas no brindaron suficientes opciones de respuesta, dejando de lado numerosas identidades interseccionales”. Estos errores han “borrado las identidades” de los miembros. La carta continúa:

En particular, la redacción de la pregunta sobre género en la encuesta muestra una exclusión intencional de la comunidad transgénero, no binaria y genderqueer. La pregunta de género ofrece solo ‘Hombre’ y ‘Mujer’ como opciones, excluyendo no binario, transgénero, genderqueer, no binario, agénero o cualquier otra identidad de género. Tampoco hay preguntas de seguimiento que proporcionen espacio para que las personas indiquen que son parte de la comunidad transgénero. . . [énfasis en el original]

Al no proporcionar diversas opciones de respuesta, Boston College, como institución, no captura con precisión las verdades vividas por los diversos miembros de su comunidad. ¿Cuál es el propósito de hacer estas preguntas y recopilar esta información si se excluyen intencionalmente aspectos de la identidad? Al excluir muchas identidades, los datos recopilados proporcionarán menos información para comprender los matices de la comunidad de BC. Esto hará que las políticas, los sistemas de apoyo y las estructuras institucionales estén menos equipados con las herramientas para responder con agilidad a las necesidades de la comunidad de BC”.

La carta señala que esta crítica no es la primera vez que los miembros de la universidad expresan su preocupación por la encuesta. En 2019, miembros de LGBT@BC, una organización del campus, solicitaron a la administración “opciones adicionales que cubrieran una franja más amplia de la comunidad en términos de género y sexualidad”. La carta actual luego comenta:

“En lugar de tener en cuenta las solicitudes y modificar la encuesta, se incluyó un cuadro de texto de respuesta corta al final de las preguntas demográficas como un paso conciliador, para capturar cualquier identidad que el encuestado sintiera que se pudo haber perdido. No se realizaron cambios consecuentes en el contenido o la estructura de la sección demográfica de la encuesta. Esta pregunta de respuesta corta no es suficiente en general, ya que impone a los encuestados la responsabilidad de enumerar sus identidades que fueron excluidas en las preguntas anteriores”.

Al final de la carta abierta, se propone un lenguaje sugerido para las preguntas sobre género, orientación sexual y estado civil. Para leer la carta completa, haga clic aquí.

www.usnews.com

En noticias relacionadas, los concejales de la ciudad de Boston y Newton, las dos ciudades en las que se encuentra Boston College, agregaron sus nombres a una petición de 2020 para pedirle a Boston College que apoye mejor a sus estudiantes LGBTQ. Patch.com informó que los concejales de la ciudad de Newton, Holly Ryan, Richard Lipof, Victoria Danberg, Emily Norton y Alicia Bowman, se unieron a la alcaldesa de Boston, Michelle Wu, para agregar sus nombres. La petición busca específicamente el establecimiento de un centro de recursos LGBTQ y la inclusión de la identidad de género en la política de no discriminación de la universidad.

Si bien Boston College ha logrado algunos avances en la inclusión LGBTQ en los últimos años, está rezagado con respecto a sus homólogos jesuitas en Georgetown, Marquette, Fordham y otros lugares que han abrazado más plenamente el llamado a la igualdad. Con suerte, los administradores universitarios finalmente escucharán a los estudiantes, profesores y personal que hacen estas últimas propuestas.

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry, 13 de mayo de 2022

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

Perú: Grupos conservadores podrán supervisar los textos escolares con enfoque de género

Viernes, 20 de mayo de 2022

ORGULLO_2019_LIMA_EMpride-77-de-113-1-1200x600Organizaciones estudiantiles y feministas señalan que resulta “peligroso” que los contenidos educativos se determinen por criterios religiosos y morales.

LIMA, Perú. El 6 de mayo el Congreso de la República del Perú aprobó el proyecto de ley N° 904 titulado “Ley que impulsa la calidad de los materiales y recursos educativos en el Perú”.

La norma permite la intervención de grupos conservadores en los textos escolares que contengan referencias al enfoque de género y a la educación sexual integral. Se trata de material educativo que se distribuye en colegios estatales.

De esta forma, los padres y madres obligatoriamente intervendrán en los contenidos de los materiales. Tendrán que ser consultados, a pesar de que no cuentan con conocimientos sobre la materia. Esta medida debilita el rol rector del Ministerio de Educación, que define e implementa el enfoque de género y la ESI en la educación escolar sin sesgos ideológicos y basado en evidencia.

Sabrina Rodríguez, vocera del Frente de Lucha Materna, señaló para Agencia Presentes que “el PL 904 brinda beneficios a grupos de padres conservadores para perseguir y sancionar a especialistas que elaboren materiales educativos con enfoque de igualdad de género. Además, atenta contra una educación en igualdad para niñes y adolescentes, negándoles el acceso a herramientas para identificar y actuar ante situaciones de violencia.”

“Atentar contra la Educación Sexual Integral es vulnerar el derecho a la información oportuna»

Fueron 91 votos los que aprobaron este proyecto de ley, liderado por el congresista evangélico Esdras Medina. Medina fue vocero de “Con mis hijos no te metas”, la campaña antiderechos que intenta desde el 2017 sacar el enfoque de género del currículo educativo.

Primero realizaron marchas, luego una acción popular en el Poder Judicial. Allí perdieron, pero ahora dan el último golpe en el Congreso, gracias a la confluencia de sectores conservadores de derecha, que son la mayoría. Incluido el partido de gobierno, que en estos temas es fundamentalista.

La congresista Flor Pablo, exministra de Educación, señaló los riesgos que corre la educación con esta ley. “Esto resulta muy peligroso porque los materiales educativos responden a políticas de Estado, y no pueden en ningún caso responder a criterios religiosos ni morales. Por ende, darles a las organizaciones de padres de familia la facultad de validar materiales educativos”.

Rodríguez manifestó además de “atentar contra la Educación Sexual Integral es vulnerar el derecho a la información oportuna acorde a la edad de desarrollo de les niñes. Desde el adultocentrismo punitivo, se restringe e impone, siendo indiferentes ante los problemas reales de embarazos infantiles forzados, así como de los constantes casos de abuso sexual a las infancias”.

Diversas organizaciones feministas y estudiantiles han señalado su protesta contra la aprobación de esta ley, por lo que le exigen al presidente Pedro Castillo que la observe, a través de plantones y marchas (la próxima fue el sábado 13 de mayo a nivel nacional).

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.