Archivo

Archivo para Sábado, 5 de marzo de 2022

Realidad

Sábado, 5 de marzo de 2022

Del blog Nova Bella:

685BF2C1-49B9-4361-B7E3-620D7FBC3458

Tienes que afrontar el mundo como es,

no como te gustaría.

Tienes que intentar construir el mundo que te gustaría,

pero enfrentándote a él tal y como es.

*

Noam Chomsky

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Luciérnagas

Sábado, 5 de marzo de 2022

0b808a19-8b9b-4453-b74c-06e772992040_alta-libre-aspect-ratio_default_0Vamos, que las cosas no marchan nada bien, que los problemas son muchísimos, que la humanidad estamos bastante desorientados. Lo vemos en el terreno político, en lo económico, en lo social: guerras, hambre, refugiados, Covid, enfermedades en el tercer mundo, inmigrantes muertos en el mar y en las fronteras. Muchísimas personas se manifiestan y piden “otro mundo”. Esta situación y estas realidades me escuecen fuertemente y trato de encontrar motivos para la esperanza, para la utopía. ¿Queda algún resquicio posible y real en medio de este panorama?

Parece todo una noche oscura. Y en medio de la oscuridad aparecen las luciérnagas. Pequeñas criaturas que emiten una luz tenue, pero que nos dicen que están ahí. Me encanta verlas en verano. Hay más de 2000 especies de luciérnagas en el mundo y todas ellas están en peligro de extinción. No acabemos con los testigos que lucen en medio de la oscuridad.

Ha llegado el momento de preguntar a todas las personas, a los países, al mundo global: ¿qué esperanza me ofreces? ¿En qué puedo confiar? Veo que hay varios caminos que me hacen caminar para adelante con luz.

1. Un primer camino es la información serena, profunda, íntegra, equilibrada, capaz de aportar datos, pero también de conocer causas, motivos, intereses. Acabo de leer un artículo de González Faus sobre la situación en Europa en este momento. Hay varios medios, pero uno muy sencillo y a manos de todos: los cuadernos de Cristianismo y Justicia.

2. Otro camino es mirar a esas personas sencillas, auténticas luciérnagas, que están ofreciendo al mundo su servicio, su entrega, su testimonio. En medio de un mundo convulso contamos con lucecitas que nos ayudan a descubrir por dónde está el buen camino, a la luz de esas personas. Son millones las que viven el amor, la entrega, el servicio. Hay muchas personas sencillas, generosas, que viven la vida desde el cariño a los suyos y que están sirviendo a los demás.

3. Mirar con gafas limpias y fijarnos en todo lo positivo, en todo lo bueno, en todo lo real, que funciona en el mundo. Y procurar conocerlo y darlo a conocer. Contra la oscuridad política y social, ver las luces, lo fenomenal de tantas personas e instituciones, anima un montón.

4. Vivir estas realidades actuales no huyendo o negándolas sino poniendo algún hecho positivo, de otro estilo. Eso pequeño gesto que realizamos engendra esperanza en nosotros y en los demás.

Las acciones que yo realice, serán pequeñas, pero tengo que dejar mi comodidad, salir, meterme en las realidades que pueda, comprometerme por ese mundo que a la vez se va construyendo desde la justicia y el amor.

Y si tenemos fuerza, vamos a hablar de eso constructivo, saliendo de pensar y hablar solo de lo oscuro de la vida. Esto nos va ayudar a cambiar nuestra experiencia.

5. Soy cristiano y quiero leer esa situación con fe, sabiendo que el mal, la muerte, lo negativo, no tienen la última palabra. Que Jesús murió, pero resucitó y que Él nos acompaña al intentar crear ese mundo nuevo.

Es cuestión de salir al campo para ver las luciérnagas.

Gerardo Villar

Fuente Fe Adulta

Espiritualidad , , , ,

El patriarca ruso Kirill no condena la guerra en Ucrania

Sábado, 5 de marzo de 2022

Putin-Kirill_2201189902_14299813_660x371Pizzaballa: La Iglesia ortodoxa rusa “se ha puesto del lado de Putin”

Ucrania, por de pronto, país soberano y democrático, está repeliendo un ataque de una potencia extranjera cuyo mandatario se ha liado la manta a la cabeza y amenaza a todo el Occidente con la estaca nuclear. Nada menos

Desdichadamente Kirill no condena la guerra en Ucrania. Anda muy desganado en dar ese paso. Y no es que se haya puesto de perfil; qué va. Es que ni siquiera podría condenarla, a menos que renuncie a ir del brazo con Putin, como se dejan ver un día sí y otro también

«No debemos permitir que fuerzas externas oscuras y hostiles se rían de nosotros, debemos hacer todo lo posible para mantener la paz entre nuestros pueblos y al mismo tiempo proteger nuestra Patria histórica común de todas aquellas acciones desde el exterior que pueden destruir esta unidad» (Kirill)

El patriarcado de Moscú ha tenido la osadía de excomulgar al Patriarcado Ecuménico y en toda la extensión del término, por supuesto. Pero provocado por el patriarcado de Moscú

La Santa Sede apoya el plan de la ONU para acoger a refugiados de Ucrania

Francisco: “Dios, escucha las oraciones de quienes huyen del estruendo de las armas en Ucrania”

Shevchuk, tras la oración mundial por Ucrania: “Sentimos que Kiev se está convirtiendo en la capital espiritual del mundo”

Las iglesias cristiano-ortodoxas, ante la invasión de Ucrania

Al menos 236 sacerdotes y diáconos de la Iglesia Ortodoxa Rusa, contra Putin: “Guerra fratricida”

El arzobispo (católico) de Moscú, contra la guerra: “Lo único que espero cada día es el milagro de la paz”

Manos Unidas: “Ucrania no nos es indiferente”

Teólogos de todo el mundo condenan la invasión rusa de Ucrania: “Es un ataque a los fundamentos de la civilización humana”

Los bombardeos rusos golpean la catedral de la Asunción de Jarkov

Un llamamiento al pueblo ruso: no estáis obligados a obedecer a Putin

Llevamos una semana larga de guerra en Ucrania  y el panorama, lejos de mejorar, no ha hecho sino ir a peor, poniéndose bronco y oscuro hasta límites desconocidos entre los más optimistas. Ya se sabe que «guerra, peste y carestía andan siempre en compañía». Y que «amarraditos los dos, espumas y terciopelo» van también desde hace tiempo Kirill y Putin. Parecen la soga y el caldero. El tiempo dirá en qué acaba todo, pero la cosa tiene muy mala pinta.

 Uno se queda perplejo leyendo comentarios donde aparece analizado el conflicto repartiendo responsabilidades a partes iguales: como si la guerra que ahora mismo se libra en Ucrania la hubiera provocado Kiev y no Moscú. Los autores de semejante desinformación debieran darse una vuelta por el oculista, desempolvar el Derecho de Gentes, y refrescar un poco los tratados sobre la Guerra justa, al menos para caer en la cuenta de que no es lo mismo manejar la pluma que tener razón, ni tirarse el nardo que hacer el ridículo.

Ucrania, por de pronto, país soberano y democrático, está repeliendo un ataque de una potencia extranjera cuyo mandatario se ha liado la manta a la cabeza y amenaza a todo el Occidente con la estaca nuclear. Nada menos. Un megalómano total, o sea.

Tampoco faltan entre los autores aludidos, por otra parte, quienes, al agavillar testimonios condenatorios de la guerra por parte de Iglesias y Religiones, han querido incluir en la lista al patriarca Kirill. Lo cual que no, ni mucho menos. Quiero imaginarme la cara de estupor que pondrán esos juntaletras cuando caigan del burro ante la realidad de los hechos. El paso de los días ha servido para destacar, entre otros despropósitos de peso, esta lamentable  equivocación.

Desdichadamente Kirill no condena la guerra en Ucrania. Anda muy desganado en dar ese paso. Y no es que se haya puesto de perfil; qué va. Es que ni siquiera podría condenarla, a menos que renuncie a ir del brazo con Putin, como se dejan ver un día sí y otro también

Desdichadamente Kirill no condena la guerra en Ucrania. Anda muy desganado en dar ese paso. Y no es que se haya puesto de perfil; qué va. Es que ni siquiera podría condenarla, a menos que renuncie a ir del brazo con Putin, como se dejan ver un día sí y otro también.

Le faltó tiempo en la homilía pronunciada el pasado domingo 27 de febrero en Moscú, toda ella encaminada a invocar el sello de unidad -también geográfica y política- entre la ortodoxia rusa y la Iglesia ucraniana sujeta a Moscú, para sentenciar categórico: «No debemos permitir que fuerzas externas oscuras y hostiles se rían de nosotros, debemos hacer todo lo posible para mantener la paz entre nuestros pueblos y al mismo tiempo proteger nuestra Patria histórica común de todas aquellas acciones desde el exterior que pueden destruir esta unidad». ¡Ahí queda ese regüeldo, a ver quién lo supera!

Las sanciones económicas a Rusia no pasan de ser maquillaje barato con que disimular la inacción militar del mundo occidental. La pax americana, la del Tío Sam,  concluyó en la vergonzosa fuga de Afganistán. Ucrania está pagando las consecuencias de la rendición estadounidense y la descomposición del imperio americano, que empezó con Obama.

La carta de Kirill  «a los jerarcas, pastores, monjes y laicos para que presten toda la asistencia posible a las víctimas, incluidos los refugiados, aquellos que ya no tienen hogar ni medios de subsistencia» es de un cinismo atroz. Hasta Mons. Pierbattista Pizzaballa, patriarca latino de Jerusalén, conocedor de la estrecha relación ecuménica entre las Iglesias presentes en Tierra Santa, ha señalado que la Iglesia ortodoxa rusa no ha permanecido al margen sino que, en realidad, «se ha puesto del lado de Putin». ¿Estamos? Pues eso. Voy a traer, por si acaso, algún testimonio más, pocos, para no recebarme. Tengo en este mismo portal publicados  algunos artículos donde creo haber puesto el dedo en la llaga. Sólo de enero del 2022: cf. «Después de tanto todo para nada»: RD, 14.1.2022; Venganza y colonialismo del Patriarcado ruso: RD, 29.1.2022.

Ha tenido que ser el Primado de la Nueva Iglesia ortodoxa autocéfala de Ucrania, metropolita Epifanio -a quien el Patriarcado Ecuménico extendió el Tomos de autocefalía en 2019- el encargado de ponerle las peras al cuarto a Kirill con una carta que se las trae:

«Está claro -le dice- que mantener el compromiso de Putin y de los dirigentes rusos es mucho más importante para usted que cuidar del pueblo ucraniano, algunos de los cuales le consideraban su pastor antes de la guerra». «No tiene sentido -prosigue a continuación- pedirte que hagas algo efectivo para que la agresión de Rusia contra Ucrania se detenga inmediatamente». «Si no puedes alzar la voz contra la agresión -remata Epifanio su escrito-, al menos ayuda a retirar los cuerpos de los soldados rusos que pagaron con su vida las ideas de la ‘Gran Rusia’». «Por lo tanto, apelo a usted, jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa, y le pido que al menos muestre misericordia hacia sus conciudadanos y todo su rebaño» (Il Sismografo).

En su sección Séptimo cielo, de L’Espresso del 3 de marzo, o sea de hoy, Sandro Magister escribe un duro artículo al respecto cuyo titular no dejará indiferentes a muchos católicos:El Papa se ha perdido entre Moscú y Kiev.

En los últimos días, una encuesta del centro de investigación ruso «Razumkov» arrojaba que dos tercios de los fieles de la Iglesia ortodoxa ucraniana sujetos al patriarcado de Moscú condenan la invasión y que la estima por su primado Onufrio es mucho más alta que la del patriarca Kirill, cuya popularidad se ha desplomado.

Pero también están los casi cinco millones de ucranianos greco-católicos, una comunidad viva, con una historia poblada de mártires, animada por un sincero espíritu ecuménico con los hermanos ortodoxos y por un fuerte espíritu de autonomía de Rusia. La Iglesia  que pretendió masacrar Stalin cuando el Pseudo-Sínodo de Leópolis [10.3.1946] (cf. Equipo Ecuménico Sabiñánigo): la del Metropolita cardenal Slipyj, para entendernos (Cf. Pedro Langa: La liberación del metropolita Josyf Slipyj en el recuerdo: RD, 10.2.2018)

Es la Iglesia que más peligro corre ahora mismo si Ucrania, como consecuencia de esta guerra absurda, termina por caer de nuevo bajo el yugo de Moscú. Iglesia, por cierto, «increíblemente maltratada por Roma desde que Francisco se convirtió en Papa» (cf. Magister dixit). Y eso que Sviatoslav y Bergoglio coincidieron unos años en Buenos Aires.

A finales de 2014, la primera agresión de Rusia a Ucrania, la ocupación armada de su frontera oriental en el Donbass y la anexión de Crimea encontraron a la Santa Sede al margen, como indiferente, si es que no para lamentar, en palabras de Francisco, unas «violencias fratricidas» que ponían a todos en igualdad de condiciones. Y esto a pesar de que el entonces nuncio del Vaticano en Ucrania, Thomas E. Gullickson, envió informes cada vez más alarmados sobre las tragedias de la ocupación. Lo que más deseaba Francisco era encontrarse con el patriarca de Moscú Kirill, muy vinculado a Putin y opositor irreductible de los greco-católicos de Ucrania, a los que descalificó -con el despectivo término de «uniatas»- como falsos papistas imitadores del único verdadero. Siendo así que es una de las Iglesias contempladas en el Decreto Orientalium Ecclesiarum, del Concilio Vaticano II.

En febrero de 2016, Francisco y Kirill, por fin, se reunieron en La Habana I (lugar elegido por Kirill) con el protocolo laico de los jefes de Estado, en la zona de tránsito del aeropuerto, sin ningún momento de oración, sin bendición. Sólo una entrevista privada y la firma de una declaración conjunta totalmente desequilibrada por parte de Moscú y criticada de inmediato por los greco-católicos ucranianos, por el propio arzobispo de Kiev e incluso por el nuevo nuncio Claudio Gugerotti como una «traición» y un «indirecto» apoyo a la agresión rusa contra Ucrania».

En 2018, a punto de nacer en Ucrania una nueva Iglesia ortodoxa independiente del patriarcado de Moscú, vista por éste como una plaga, y por los católicos griegos, en cambio, con simpatía, de nuevo Francisco optó por estar más del lado de Kirill. y -recibiendo en el Vaticano a una delegación del patriarcado ruso presidida por su controvertido y apuesto ministro de Asuntos Exteriores, el metropolita Hilarión de Volokolamsk-, pronunció una arenga contra los «uniatas» greco-católicos, a quienes ordenó «no entrometerse en los asuntos internos de la Iglesia ortodoxa rusa». ¡Sic!

El texto completo de la intervención de Francisco, destinado en principio a  permanecer confidencial, se hizo finalmente público después de que el patriarcado de Moscú, entre aplausos, hubiera anticipado los pasajes más favorables del mismo.

Hoy todo el mundo ortodoxo está en una crisis dramática precisamente por lo que está pasando en Ucrania, donde la nueva Iglesia independiente de Moscú ha recibido el reconocimiento canónico del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, de las Iglesias de Grecia y Chipre y del Patriarcado de Alejandría. y de toda África. Precisamente por eso Moscú rompió la comunión eucarística con todas estas Iglesias.

El patriarcado de Moscú ha tenido la osadía de excomulgar al Patriarcado Ecuménico y a las citadas Iglesias ortodoxas autocéfalas resueltas a cerrar filas tras su santidad Bartolomé I. Un cisma en toda la extensión del término, por supuesto. Pero provocado por el patriarcado de Moscú que ahora, en ámbito intereclesial, viene haciendo lo mismo que Putin con Ucrania en plan militar y geoestratégico. A Kirill no le han dolido prendas en crear para África un Exarcado, y lleva robados ya más de un centenar de sacerdotes y  numerosos fieles al Patriarcado de Alejandría y toda el África, cuyo patriarca es Teodoro II (Venganza y colonialismo del Patriarcado ruso: RD, 29.1.2022). Kirill, pues, trabaja incluso para someter África a su propia jurisdicción, sacándola del patriarcado de Alejandría. Es por tanto impensable que acepte pasivamente perder Ucrania, principal fuente de vocaciones para la Iglesia ortodoxa rusa.

En unlibro de entrevistas sobre la historia del cristianismo en Ucrania, el arzobispo greco-católico Sviatoslav Shevchuk sueña con el renacimiento en su país de un patriarcado único de todos los cristianos, ortodoxos y católicos. El sueño no carece de fundamento histórico, desde luego. Pero en las altas esferas vaticanas reina la incertidumbre, cuando no el desconcierto, ante semejante iniciativa.

Bartolomé I les leyó la cartilla al patriarca Kirill (el que había boicoteado el Concilio Panortodoxo) y a su metropolita Hilarión (por los infundios de un posible soborno de las autoridades de Ucrania, cuando el proyecto de autocefalía). Su santidad Bartolomé I fue terminante: –«Beatitud: en Ucrania no quieren ver a ustedes los rusos ni en pintura».

Fuente Religión Digital

General , ,

Cien años de Pier Paolo Pasolini (1922-1975), el poeta y profeta laico.

Sábado, 5 de marzo de 2022

PIER-PAOLO-PASOLINIEste sábado se cumple el centenario del nacimiento de Pier Paolo Pasolini. En RTVE repasan con Aloma Rodríguez parte de su obra en la que se refleja el legado que dejó tras una vida ajetreada como poco, ya que fue escritor, cineasta, dramaturgo, intelectual, figura clave de la cultura italiana y europea del siglo XX. Y en lo personal, Pier fue católico, ateo, comunista, homosexual, siendo expulsado del partido comunista italiano por su condición sexual, se libró del alistamiento para luchar en la II Guerra Mundial…, Nos cuentan  todo esto y más en Barra Libre.

“Mi independencia, que es mi fuerza, implica la soledad, que es mi debilidad”. Pier Paolo Pasolini fue muchas cosas, escritor, poeta, cineasta… pero también un pensador sagaz atosigado siempre por la censura y la polémica en Italia, un país que celebra ahora los cien años de su nacimiento.

 Para ello se han organizado numerosas iniciativas que conmemorarán a este narrador, comunista herético, provocador innato y homosexual declarado que narró su tiempo como pocos, hasta su misterioso asesinato en una noche del noviembre de 1975.

Pasolini fue aquí”: esta frase se encuentra escrita en una pared de una ciudad brasileña pero podría estar presente en muchos lugares del mundo y por supuesto, en Madrid, donde Pasolini admiró las obras de Velázquez y de Goya.

En 2022, con ocasión del centenario de su nacimiento, Pasolini vuelve a la capital española gracias a un proyecto ambicioso que pretende recordar la complejidad y la importancia que este autor todavía guarda dentro del panorama cultural europeo.

Pasolini ha sido un poeta que ha explorado todos los lenguajes, desde los dialectos a las lenguas orales, ha sido un escritor que ha representado en formas distintas Roma, los paisajes italianos, las caras y los cuerpos de los proletarios, ha sido un director que ha inventado una nueva manera de expresar la realidad de los muchos mundos que amaba, del Sur de Italia al Sur del mundo. La fuerza de la palabra de Pasolini no ha menguado después de su muerte sino todo lo contrario, ha crecido gracias a su capacidad de mirar más allá del presente, donde pocos grandes como él conseguían vislumbrar los efectos de las sociedades capitalistas y la destrucción de las antiguas tradiciones.

Congresos, debates, proyecciones y también espectáculos, música, performance, así las instituciones culturales más importantes de la ciudad de Madrid propondrán la obra de un autor que ha utilizado infinitas maneras para expresar una visión del mundo que todavía nos pertenece.

 Celebración en Madrid del Centenario del nacimiento de

***

Os dejamos con este artículo escrito por Antonio Chazarra Montiel en El Obrero, periodismo transversal
El centenario de Pier Paolo Pasolini (1922-1975), nos sale al paso… ¿estaremos a la altura?

 La ideología consumista… en vez de llevar una bandera, se ponen ropas que son una bandera. Han cambiado algunos medios y algunos instrumentos externos, pero, en la práctica, es un empobrecimiento de la individualidad que se disfraza a través de su valorización.

Pier Paolo Pasolini

Pier Paolo Pasolini es, sin duda, desde una perspectiva cultural, más también ideológica, una de las figuras más representativas de la intelectualidad europea en el siglo XX. Estaba dotado de una gran vitalidad, energía y capacidad creativa.

Sin embargo, en estos años de desinterés, falta de pulso y apatía, ha sufrido un cierto ‘apagón’. Si la ocasión lo requiere se citan, como de pasada, algunos de sus films emblemáticos o más raramente alguno de sus poemas o textos ensayísticos… y poco más.

Especialmente grave, me parece que tanto en Italia como en el resto de Europa, los jóvenes tienen hoy otras expectativas, están muy alejados del contenido crítico de sus películas, de sus preocupaciones, de su sobriedad y de su actitud anti-consumista y desconocen, por completo, su valentía al apostar por la tolerancia, al situarse nítidamente al lado de los más vulnerables y al denunciar la explotación de los más débiles, la alienación y el desprecio a las minorías.

En breve, va a conmemorarse el centenario de su nacimiento (Bolonia, 5 marzo 1922) una ciudad que se ha caracterizado por su espíritu rebelde y por los conflictos sociales que tenían lugar. Las movilizaciones obreras fueron muchas, existían grandes diferencias… y la miseria, el dolor y la explotación estuvieron muy presentes hasta los años cincuenta.

Es este un momento adecuado para preguntarnos qué legado ha dejado tras sí. Es conveniente realizar unas valoraciones críticas sobre sus concepciones cinematográficas creativas y su pensamiento. En la segunda mitad del siglo XX fue un intelectual de vanguardia y su filmografía, traspasó los límites de su Italia natal, para convertirse en un director de referencia europeo. Fue, asimismo, periodista, filósofo y novelista, llegando a ser considerado uno de los intelectuales más citados y admirados por la originalidad y belleza de su filmografía y por su actitud valiente y decidida, a favor de causas que consideraba que debían ser apoyadas. Es particularmente relevante su visión de los marginados y los considerados ‘excéntricos’ por los mandarines de turno.

No debemos pasar por alto, de ninguna manera, que fue un intelectual polémico y controvertido, levantaba a su paso encendidas y encontradas pasiones. Unos lo defendieron y lo consideraron ‘un ariete’, que había abierto resquicios por los que avanzar en el reconocimiento de la dignidad humana, en tanto que otros lo vilipendiaban por sus ataques a la iglesia católica, a la actitud cruel y despiadada de los poderosos y por sus posiciones irreverentes y rupturistas.

Con el paso del tiempo, su figura continúa teniendo frescura, tanto por las manifestaciones de su espíritu inquieto como por su complejo mundo interior. Fue contradictorio, sentía un fuerte impulso religioso, mas estaba abiertamente en contra del dogmatismo y del ‘secuestro’ del sentimiento religioso por parte de una iglesia inmovilista que lo reducía todo a meros rituales. A la vez, el contenido social de sus ideas tenía una fuerte impronta marxista. Quizás por eso, se enfrentaba abiertamente a quienes, desde una visión acrítica del socialismo, consideraban el marxismo una iglesia, como contra quienes apegados a una tradición arcaica y medievalizante, convertían a la iglesia católica en un aparato de poder que progresivamente, se iba deslizando hacia la corrupción, sin lograr desprenderse de las consecuencias de su colaboración con el fascismo y de su connivencia con los poderosos.

Todavía hoy, la belleza de alguna de sus películas me conmueve. Sus diálogos son fértiles, sus imágenes impactantes. Nos muestra lo que sienten, lo que son y han sido, los humildes, los excluidos y vulnerables que es tanto como decir, los perdedores de cualquier época.

Sus propósitos se manifiestan nítidamente. Sus películas son tan originales como transgresoras. Es capaz de desnudar, sin concesiones ‘su interior’ y desde una visión prístina e incontaminada denunciar la explotación, la injusticia y la violencia. No hacía gala de su homosexualidad, mas no la ocultó nunca… aceptando las consecuencias de sus transgresiones.

En la mayoría de sus films sabe fustigar, con acierto, la intolerancia y la insolidaridad, recurriendo con extrema habilidad a la parábola e incluso a la paradoja. Ya que lo que está haciendo constantemente son interpretaciones de la realidad. Advierte, con lucidez, el daño que pueden causar ciertas amenazas fantasmagóricas que pretenden, ante todo, debilitarnos mediante el miedo y la inseguridad.

No es fácil descifrar los propósitos de Pasolini. En sus creaciones hay veces en que se desprende un halo de pesimismo, mas la vitalidad y la esperanza acaban haciéndose presentes. Aquí y allá su humanismo procura torcer el brazo a cualquier forma de cinismo con sus corolarios de inacción y cobardía.

Pretende hacerse entender si no por todos por muchos, sin renunciar a lo complejo y estéticamente elaborado. Muchas veces he pensado que como otros cineastas a los que admiro, busca que el espectador se haga preguntas, en lugar de hacerlo receptor pasivo de ‘píldoras didácticas’. Esta contienda a brazo partido, hace que se sienta precozmente viejo pero, siempre, busca comunicar y provocar respuestas. La comunicación por la comunicación, la entiende como una cáscara hueca, en tanto que los contenidos son los que transmiten vida.

Es más, sin conocimientos, sin raíces, sin memoria, no existiría la conciencia. Para él –y ahí está buena parte de su grandeza- la reflexión y un poco de humor e ironía, deben de estar –y de hecho están- al servicio del espíritu crítico.

Hemos de poner en valor su valentía y su coherencia en vísperas de su centenario. Nos debe servir ante todo, para refrescar la memoria y para que las generaciones nacidas a finales del siglo XX y en el XXI, tengan la oportunidad de conocerlo y valorarlo. En muchos momentos comprometidos decidió ser libre y se negó con entereza a doblegarse o a poner fin a sus valientes y decididas críticas.

Nunca se arrepintió de ser el autor de algunas de las películas más escandalosas del cine europeo del momento. Señalemos tan solo Saló o los ciento veinte días de Sodoma, El Decamerón o El Evangelio según san Mateo, donde se funden logrando un resultado hermoso, la espiritualidad cristiana y marxismo.

Me parece significativo que Pier Paolo Pasolini despreciaba a su padre y sentía veneración por su madre. Por ello, no puede extrañarnos que Susana Corussi (su madre) representara a la Virgen María, en “Il Vangelo secondo Matteo”

https://archive.org/details/1964ElEvangelioSegnSanMateo

Los más cinéfilos recordaran, sin duda, que fue un formidable director de actores. Todavía se recuerda la portentosa interpretación de Anna Magnani en Mamma Roma o tantos momentos inolvidables de Franco Citti, uno de los actores que más y mejor trabajó a sus órdenes.

Su espíritu libre le permitía hacer lo que hasta ese momento otros no se habían atrevido, como cuando en Edipo Re decide apartarse de Sófocles y hacer una interpretación muy personal. De forma similar, cuando rueda Medea -incluyendo a María Callas en el reparto- actualiza y se aparta, hasta cierto punto, de la línea argumental de Eurípides.

Desde muy pronto tuvo feroces enemigos que lo atacaron inmisericordemente desde todos los frentes. Fue denunciado por corrupción de menores y esta no es más que la primera de las muchas persecuciones judiciales que padeció. En la ‘muy católica Italia” igualmente fue condenado por críticas a la Iglesia y a la religión. Por otro lado, el Partido Comunista lo expulsó, al considerar la homosexualidad una degeneración burguesa. La intolerancia, como puede apreciarse, estaba muy repartida en la sociedad italiana del momento y alcanzaba tanto a ‘tirios como a troyanos’

Quisiera dejar sentado porque lo considero relevante, que Pier Paolo Pasolini puede y debe ser considerado uno de los representantes más cualificados del llamado ‘Neorrealismo italiano’, al menos, en su primera etapa.

Es obligado señalar, aunque sea sucintamente, algunos de los premios y distinciones que le fueron otorgados. La lista es amplia. Señalemos, tan solo el Premio Especial del Jurado en el Festival de Venezia por El Evangelio según San Mateo (1964) y en el de Cannes, el Gran Premio del Jurado por Las mil y una noches.

Cuando se trasladó a Roma, Fellini lo apoya y lo ayuda. No tuvo mal padrino. Pasolini por su parte, sabe reflejar con lucidez la vida en los barrios marginales. Dará lugar por tanto, a películas de un fuerte impacto, controvertidas, polémicas y, desde luego, escandalosas para la sociedad bien pensante.

Los ambientes que refleja son sórdidos y suburbiales. En películas como Accattone o Mamma Roma aparecen prostitutas, chaperos, jóvenes marginales sin futuro que huyen hacia delante y delinquen constantemente, así como una extrema violencia y una ausencia desgarradora de horizonte vital. Es muy angosta –si es que existe- la ‘salida del infierno’

Tiempo habrá en los próximos meses para ir analizando, de forma más pormenorizada, alguno de los aspectos que hemos enunciado.

Leer más…

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTBI ,

Violencia en boliches: Advierten sobre el aumento de ataques homoodiantes

Sábado, 5 de marzo de 2022

En los últimos meses se conocieron varias denuncias de agresiones. Todas suceden ante la mirada del personal de seguridad y la policía, quienes, en todos los casos, avalan esos ataques. La preocupación de las organizaciones LGBTI.

 Boliche-punta-carrasco-afuera-1200x600

BUENOS AIRES, Argentina. Daniel, Simón, Brian y Manu tienen algo en común: son personas del colectivo LGBT+ que vivieron o tienen une allegade que vivió una situación clara de violencia en un boliche bailable, un lugar de distención y dispersión junto a amigues.

“La discriminación y violencias de este tipo son sistemáticas”, apuntan activistas LGBT+ que conversaron con Presentes sobre las agresiones vividas en boliches o a la salida de ellos.

Agredides y desprotegides

Calchaquí es una pequeña ciudad en el norte de la provincia de Santa Fe, de las que crecieron con La Forestal y donde aún todes se conocen.

Uno de los boliches más conocidos del lugar es El Gigante y es un conocido escenario de agresiones. En diciembre, a la salida de ese local asesinaron a golpes a dos hombres.

El viernes 11 de febrero, Brian Blanco fue con su amigo Juan a bailar. En un momento deciden ir al baño. “Había un tipo en los mingitorios y Juan se puso al lado. Yo me quedé esperando y, cuando se desocupó un cubículo con inodoro, entré”, reconstruye Brian en diálogo con Presentes. Y continúa: “En ese momento mi amigo sale del baño y este hombre se me mete adentro del cubículo. Abre la puerta, conmigo adentro de espaldas. Yo lo miro y él se me queda mirando fijo a los ojos y cierra la puerta. Ahí yo pensé: ‘Este tipo me viola’”.

Brian forcejeó con él, lo empujó, abrió la puerta y logró salir el baño. Pero ahí no terminó la situación. En el boliche había cinco policías prestando servicio. “Les conté la situación y se rieron. Me dijeron que como me había defendido no pasaba nada. No fueron capaces de fijarse si el tipo seguía en el baño, si había agarrado a otra persona”, recuerda. Tampoco le ofrecieron acompañarlo a hacer la denuncia a la comisaría. Cuando se iba, mientras se reían, le recomendaron: “Sopapealo”.

Ante esa respuesta, Brian decidió no denunciar. “Esto es un pueblo chico. ¿Qué voy a denunciar al tipo o a los agentes? Después lo tengo que ver en todos lados”, lamentó, al tiempo que sostuvo que lo que vivió fue un ataque directamente hacia su integridad.

Después de haber vivido esas situaciones, los jóvenes –todavía en shock– decidieron irse. Estaban subiéndose a la moto cuando un hombre que también salía del boliche se les acercó, le pegó una piña en la cara a Juan y le gritó: “¡Por puto!”. “Mi amigo voló de la moto como dos metros y comenzó a hinchársele la cara”, contó Brian.

La urgencia de un cambio cultural

Mariano Espinosa, director de Promoción de Derechos para la Igualdad de la provincia de Santa Fe, fue consultado por este caso. “En todos los espacios se necesita romper esas barreras que dificultan la restitución de derechos desde, por ejemplo, un trámite administrativo o una denuncia. Se necesita desterrar prejuicios y seguir capacitando. Hay leyes que nos han permitido avanzar en pos de la igualdad, pero seguimos pensando políticas públicas para que no ocurran más estos hechos”.

Además, explicó que al conocer este caso se activó “el protocolo”. Eso implica que desde su área se contacten con las autoridades locales y desde ahí se articule una intervención “comunicándose primero con la persona que sufrió violencia por su orientación sexual o identidad de género” y definiendo estrategias para acompañarla.

Más allá de las acciones y plazos puntuales en cada caso por parte de distintos niveles estatales, se repite en todo el país el hecho de que las situaciones de violencia repercuten siempre primero en las organizaciones vinculadas al colectivo –mucho antes de llegar al ámbito institucional.

Ese caso no fue la excepción. “Frente a estos hechos, desde el Espacio Nacional de Diversidad del PS queremos expresar nuestra profunda preocupación por lo acontecido y exigimos a las autoridades municipales, provinciales y judiciales que tomen las medidas necesarias para que estos hechos no vuelvan a ocurrir (…) Instamos a la sociedad a solidarizarse y no naturalizar esta violencia odiante”, expresaron desde la organización en un comunicado.

Un episodio que se repite

Los actos violentos en boliches a personas de la diversidad sexual quedaron en evidencia en el último tiempo. Fue a partir de la agresión homoodiante que recibió el joven queer de 28 años, Daniel Callejas, en un boliche de la Costanera Norte de la ciudad de Buenos Aires.

Daniel Callejas es odontólogo, paramédico, modelo y llegó al país desde Venezuela en el 2016. También es sobreviviente de un ataque homoodiante que sufrió en la madrugada del lunes 31 de enero a la salida de la fiesta Río Electronic Music, en Punta Carrasco, al norte de la ciudad de Buenos Aires.

Ese día hizo pública su situación en un video que compartió en su cuenta de Instagram y rápidamente se volvió viral. “Esto que me pasó a mí es lo más horrible que me ha pasado en la vida”, dijo a Presentes.

En un principio, el joven fue expulsado del boliche por guardias de seguridad porque algunos clientes se habían quejado de la forma en la que bailaba. Una vez afuera del lugar, dos hombres se acercaron y comenzaron a golpearlo, mientras le decían insultos homoodiantes.

“Me empezaron a decir ‘puto de mierda, te vamos a matar’. Yo pensé que iban a matarme, porque me empezaron a pegar tan fuerte en la cara que quedé inconsciente”, dijo.

Cuando se despertó, se acercó, “lleno de sangre”, al personal de seguridad. “Les pedí ayuda porque se supone que en el lugar tenía que haber un médico. No me dieron asistencia médica ni llamaron a la ambulancia, me ignoraron y me trataron de loco”, señaló Callejas y subrayó: “Ellos no hicieron nada”.

Ante este hecho, Daniel presentó una denuncia en la Comisaría Vecinal 14 C, ubicada en República Árabe Siria 2961, en el barrio porteño de Palermo, y desde el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) se pusieron a disposición.

A partir del caso de Callejas, la legisladora por la ciudad de Buenos Aires del Frente de Todxs, Claudia Neira, presentó un pedido de Informes ante la Legislatura para exigir “información al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sobre los prestadores del servicio de seguridad privada, la capacitación recibida y la existencia o no de sanciones previas”.

“Nos parece importante contar con toda esta información porque vemos hechos de discriminación y violencia como algo sistemático en la seguridad privada, sobre todo de los boliches”, explicó Neira a Presentes. Y advirtió que “el Ministerio de Seguridad no está cumpliendo en enviar los informes que debería estar remitiendo periódicamente sobre la seguridad privada en la Ciudad”.

También insistió en la necesidad de una puesta en funcionamiento del Consejo de Seguridad Pública porteño, “un órgano creado por la Constitución, que tiene una ley que lo regula y que sin embargo no ha sido conformado”, detalló la legisladora y consideró que ese “debería ser el ámbito donde se podrían estar discutiendo estas cuestiones”.

Las denuncias

En el 2021, hubo 2.567 denuncias realizadas ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), de las cuales tres fueron efectuadas por personas LGBT+ en el ámbito de locales bailables.

“Estos dos últimos años bajó la cantidad de denuncias no porque hayan dejado de existir, sino porque por la pandemia los boliches cerraron”, informó a Presentes Demian Zeyat, director de Asistencia a la Víctima del INADI.

Desde el 2015 hasta la actualidad, el año que más denuncias hubo, en relación con el total, fue el 2017 con 24 denuncias sobre 2.495, lo que equivale a un 0,96% del total. El resto de los años -con excepción de los pandémicos-, el porcentaje osciló entre 0,60% y 0,65%.

“En general las temáticas vinculadas con las personas LGBT+ está entre el 3% de las denuncias que recibimos y las agresiones en boliches superan el 0,6 por lo que es bastante relevante”, agregó Zeyat.

Sobre el tipo de denuncias, explicó las que más reciben “no son agresiones físicas en boliches, sino sobre todo de personas trans a las que no se les respeta su identidad de género”.

Quiénes y dónde se denuncia

Sin embargo, muchos casos no son denunciados ni a través de mecanismos judiciales, ni ante el INADI.

“Realizar una denuncia de este carácter, sobre todo cuando es algo tan movilizador como un caso de violencia implica un desgaste que está puesto en sobrellevar la situación de agresión que se recibió”, manifestó Manuel Ferreiro, activista y coordinador de la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos (RAJAP) en la ciudad de Buenos Aires.

Desde la RAJAP denunciaron a través de sus redes sociales un “hecho de violencia, discriminación y violación de la confidencialidad de diagnóstico” efectuado por parte del personal de seguridad del salón de eventos Palacio Alsina de la ciudad de Buenos Aires. El hecho ocurrió el 5 de febrero de este año, en el marco de la Fiesta Dorothy.

“Cuando estaba por ingresar al salón de Palacio Alsina, el personal de seguridad encontró las pastillas de la medicación antirretroviral entre las pertenencias de la persona violentada, y lo acusaron de que eran drogas ilícitas. En ese marco, lo amenazaron con que si no las descartaban iban a mojarlas y disolverlas en agua para garantizar su eliminación”, contó Manuel, que fue quien habló con la persona afectada.

Y continuó: “para conservar la medicación, la persona tuvo que exponer su diagnóstico, no solamente a la persona de seguridad, sino que también lo escucharon las personas que estaban a su alrededor. Finalmente, la persona resolvió decir que las iba a descartar y logró esconderlas en la calle para luego recuperarlas”.

“Son las estrategias que tiene que desplegar una persona que vive con VIH si tan solo quiere salir a un lugar a bailar”, sostuvo.

Agresiones permanentes

Simon-FacioSimón Facio fue brutalmente agredido a la salida de un boliche, en Palermo.

La violencia no solo se vive puertas para adentro. El 11 de febrero de este año, Simón Facio salió de la fiesta Plop, ubicada al límite entre los barrios Chacarita y Colegiales de la ciudad de Buenos Aires, junto a sus amigos. Se despidió de ellos para tomar el colectivo que lo llevaría a su casa.

Una vez en la parada que se encontraba en la esquina del lugar, Simón fue atacado por dos personas hasta dejarlo inconsciente. Cuando despertó, no tenía ninguna de sus pertenencias.

“Me dejaron la nariz, la boca y el ojo todo hinchado, con moretones, me partieron un diente, pero no tuve ninguna secuela tremenda”, contó a Presentes.

Simón no sabe si catalogarlo como un ataque homoodiante porque durante la agresión “no hubo diálogo”. Sin embargo, aclaró que “pasa todo el tiempo”. “Cuando lo puse en Twitter mucha gente me contó que al menos a la salida de la Plop es algo que pasa todos los fines de semana”, dijo.

Desde Santa Fe, Brian, en nombre de muches, concluyó: “Yo quiero que esto se conozca para que de forma urgente se instauren políticas públicas LGBT concretas que nos cuiden, que nos protejan y que garanticen nuestra salud, el acceso a la vivienda y, sobre todo, seguridad”.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

El eterno camino para el matrimonio igualitario en Venezuela

Sábado, 5 de marzo de 2022

F8C8FE8D-1AA5-42A2-9228-3EB089131179Una pareja se besa en un matrimonio simbólico durante una protesta delante de la Corte Suprema el 31 de enero.Michael Mata (Getty Images)

Florantonia Singer
Caracas – 24 FEB 2022

Una inusual propuesta de un alcalde de una localidad rural ha encendido el debate sobre el matrimonio igualitario en Venezuela, durante años olvidado en los cajones del Parlamento y el Tribunal Supremo de Justicia. Lo que parecía un gesto político para abrir el debate terminó en una oferta engañosa para la comunidad LGBTQ+, pero ha avivado la discusión de fondo. El alcalde de El Tigre, en el Estado oriental de Anzoátegui, ofreció matrimonios a través de un contrato donde se detallan los bienes de la pareja del mismo sexo, firmado ante abogados, pero sin ninguna vinculación legal y vendido como un paquete vacacional.

“En el contrato que firmen las parejas homosexuales vamos a poner bien grande ‘esta actividad es simbólica’ y con todo y que es simbólica, es un acto político que manda un mensaje a todo el país”, declaró el alcalde Ernesto Paraqueima, electo el pasado noviembre. El “acto político”, o más bien el trámite, podría costar desde 400 dólares, una oferta que incluye el contrato y una celebración, según ha revelado el político. Lo que dejó al descubierto que el objetivo real de la propuesta es captar fondos para el municipio y no reconocer los derechos de la comunidad LGBTQ+.

“Esta no es ninguna propuesta a favor del matrimonio igualitario o las uniones estables de hecho”, señala Moisés Gálvez, de la ONG Género Consciencia. “Nosotros visibilizamos esta propuesta de los contratos privados, pero evidentemente el alcalde no tiene un interés en el respeto de los derechos humanos, sino simplemente en recaudar para las arcas públicas del municipio”, denuncia.

Las principales trabas al matrimonio igualitario no están en las leyes venezolanas. La Constitución no lo prohíbe expresamente, pero establece la protección al matrimonio “entre un hombre y una mujer”. Una sentencia del Supremo de 2008, sobre un recurso de interpretación del artículo 77 que habla de la protección de las familias introducido por la ONG Unión Afirmativa, reitera que el matrimonio civil es una exclusividad de las parejas heterosexuales, pero los magistrados han dejado jurisprudencia sobre la no discriminación por orientación sexual y el mandato de la Asamblea Nacional de legislar sobre el tema para dar garantías fuera del matrimonio o las uniones de hecho. Otra decisión del máximo tribunal de 2016 reconoció la protección de los hogares homoparentales en un caso de una pareja de mujeres, con un hijo concebido a través de fertilización asistida.

El artículo 44 del Código Civil que establece que las uniones son únicamente entre hombre y mujer es la principal barrera. Desde 2015, las organizaciones de derechos humanos piden declarar su nulidad, sin tener respuesta. Un año antes habían introducido una propuesta de ley de matrimonio igualitario por iniciativa popular, pero también se estrelló con la omisión del Legislativo, que continuó cuando estuvo controlado por la oposición entre 2015 y 2020, cuando por primera vez se eligió a una diputada trans, la abogada y activista Tamara Adrián.

Esa demora de las autoridades fue recordada hace tres semanas en una protesta que decenas de personas hicieron frente a la sede del Supremo en Caracas, con pancartas que exigían poder casarse y algunos con trajes de boda. “¿Qué hace falta para que se apruebe el matrimonio civil a parejas del mismo sexo? Que jueces y diputados se alejen de sus prejuicios y cumplan con su deber como servidores públicos y se pongan a trabajar para que las parejas del mismo sexo protejan sus familias”, escribió la activista Quiteria Franco en sus redes sociales en medio del debate sobre la propuesta del alcalde.

El movimiento LGBTQ+ está volviendo a presionar para entrar en la agenda en uno de los países de América Latina más atrasados en esta materia y también de los más conservadores, donde las denuncias de discriminación, homofobia e intolerancia a parejas gays son cotidianas. La semana pasada, dos hombres fueron reprendidos por la policía “porque estaban hablando de cerca y uno estaba maquillado” en un parque público de Caracas. En bares y discotecas, es un hecho recurrente que parejas homosexuales que estén bailando o teniendo expresiones de afecto sean sacadas de los lugares por los encargados, en algunos casos con violencia verbal y física.

Nicolás Maduro agitó la bandera del matrimonio igualitario y lo encomendó al nuevo cuerpo de diputados en 2020, en plena campaña para las elecciones en las que el chavismo recuperó el control de la Asamblea Nacional, pese a que para enfrentar a sus adversarios políticos a veces ha usado discursos homofóbicos. El tema, sin embargo, no ha sido incluido hasta ahora en la agenda legislativa. Gálvez teme que la influencia de grupos religiosos dentro del Gobierno pueda ser otro muro para alcanzar sus derechos.

La cercanía entre el mandatario chavista, en su desesperada búsqueda de apoyo político, y la iglesia evangélica ha crecido en los últimos años. Hace un mes, Maduro ofreció bonificaciones para los pastores a través del Sistema Patria -la plataforma del Gobierno que distribuye ayudas financieras y pensiones- y dinero para fortalecer los templos. Tres años atrás creó el día nacional de los pastores y una universidad teológica evangélica. “Tienen a un presidente cristiano”, les dijo a los evangélicos ese día.

Fuente El País

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.