Inicio > General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica > Arcópoli denuncia a la Conferencia Episcopal por apoyar las pseudoterapias de Reig contra los homosexuales

Arcópoli denuncia a la Conferencia Episcopal por apoyar las pseudoterapias de Reig contra los homosexuales

Sábado, 27 de abril de 2019

4F479D0B-1C02-4A95-A599-48022C32AD49Las terapias de curación de la homosexualidad son una aberración impropia del siglo XXI

Solicitan al Gobierno Regional que sancione a la Conferencia Episcopal por promover sesiones que causan un daño irreparable a quienes acuden en busca de ayuda y reciben el rechazo social por su orientación sexual

Después de que Argüello justificase el trabajo que llevan a cabo los CAF del Obispado de Alcalá

Arcópoli ha presentado un escrito ante la Consejería de Política Social y Familia del Gobierno Regional para que se sancione a la Conferencia Episcopal Española por apoyar con las manifestaciones del secretario general de la CEE Don Luis Argüello el 5 de abril en Madrid para “expresar su apoyo y afecto a Monseñor Juan Antonio Reig Plá”, acusado de celebrar supuestas terapias de sanación de la homosexualidad y al mismo tiempo seguir defendiendo su comportamiento que califican de “acoger y acompañar a quien libremente se acerque [al Obispado] para crecer en un desarrollo humano integral desde el anuncio del Evangelio y el amor misericordioso de Dios”, lo que consideramos claramente la promoción de las terapias de sanación de la homosexualidad.

La ley 3/2016 conocida como Ley LGTBI de la Comunidad de Madrid, califica como falta muy grave no solo la realización, sino también “la promoción” de estas terapias que condena el Ilustre Colegio de Médicos de Madrid. Por ello desde Arcópoli solicitamos oficialmente al Gobierno Regional que sancione a la Conferencia Episcopal por promover estas sesiones que causan un daño irreparable a las personas que acuden en busca de una ayuda y que reciben el rechazo social por su orientación sexual.

Desde Arcópoli con esta es la cuarta denuncia con respecto a las terapias de aversión de la homosexualidad desde que se aprobó la ley LGTB y no nos vamos a detener. Seguiremos vigilantes ante estas supuestas terapias y estamos diseñando una campaña específica para poder llegar a estas personas que acuden en busca de ayuda y reciben esas sesiones tan traumáticas.

Axel Sarraillé, Coordinador de Arcópoli, ha asegurado que “las terapias de curación de la homosexualidad son una aberración impropia del s. XXI e ilegales en nuestra región. No pararemos hasta que este tipo de sesiones no se puedan celebrar pues solamente consiguen crear traumas y engañar a personas que se encuentran en una situación muy vulnerable, muchas de ellas en la pubertad”.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Agencias/Arcópoli/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.