Inicio > General, Historia LGTBI > Los doce puntos en los que de verdad se basaba la demanda contra la ley anti-gay de Uganda

Los doce puntos en los que de verdad se basaba la demanda contra la ley anti-gay de Uganda

Martes, 5 de agosto de 2014

noticias_file_foto_835843_1407165489.gifLa Ley contra la Homosexualidad de Uganda fue anulada exclusivamente por un defecto de forma. Una victoria, sí, pero que deja mal sabor de boca porque los jueces no llegaron a pronunciarse sobre la legalidad de los principios en que se basaba la ley, dejando la puerta abierta a que pueda presentarse otra ley similar. La demanda inicial presentada por los activistas sí entraba en el fondo de la cuestión y desgranaba punto a punto los derechos fundamentales recogidos en la Constitución y que la ley vulneraba. Un acuerdo entre los abogados y los jueces decidió analizar inicialmente sólo el primero de los puntos, el referido a la falta de quórum en el Parlamento en el momento de aprobarse la ley. Estos son los otros doce aspectos en los que se basaba la demanda, según recoge la prensa del país:

1. El derecho a la igualdad y a la privacidad.
Los demandantes afirmaban que las secciones 1, 2, y 4 de la ley, al criminalizar una actividad sexual consensuada y privada iban en contra del principio de igualdad ante la ley sin discriminación de ningún tipo y del derecho a la privacidad.

2. El principio de la legalidad.
La Ley llegaba al punto de criminalizar el contacto entre personas del mismo sexo si se apreciaba un contenido sexual. La demanda señalaba que un delito definido de manera tan amplia y ambigua va en contra de los principios legales de la Constitución.

3. Prohibición de castigos inhumanos y crueles.
La pena de cadena perpetua para quienes practicaran la homosexualidad es un castigo desproporcionado que contraviene los principios de igualdad y de prohibición de los castigos inhumanos, crueles y degradantes.

4. Discriminación a los enfermos de VIH. La ley penalizaba especialmente el contacto sexual consensuado cuando uno de los integrantes de la pareja estuviera infectado con el VIH, lo que incumple el principio de no discriminación.

5. Derecho a la dignidad de las personas discapacitadas. De igual manera, la ley también castigaba con más dureza las relaciones gays cuando uno de los miembros de la pareja fuera discapacitado, de nuevo incumpliendo el principio de no discriminación y el de no atentar contra la dignidad de los discapacitados.

Bt_ftUOCEAAm9c5.jpg large6. Penalizar el intento de homosexualidad agravada.
Esta figura también estaba penada con pena de cadena perpetua, y al igual que en el caso anterior, se considera un castigo desproporcionado que contraviene los principios de igualdad y de prohibición de los castigos inhumanos, crueles y degradantes.

7. Libertad de expresión.
La ley penalizaba ayudar, incitar, aconsejar, facilitar o promover la homosexualidad. De nuevo, la demanda considera que se trata de un delito demasiado amplio y ambiguo que podía acabar penalizando actividades legales como el debate legítimo, el consejo profesional, la provisión de servicios relacionados con el VIH y el acceso a servicios de salud, contraviniendo los principios de legalidad, de libertad de expresión, pensamiento, asamblea y asociación, y el derecho a la participación cívica, que están recogidos en la Constitución y en los Principios Rectores del Estado.

8. Criminalizar la conspiración. La ley también incluía un delito de conspiración bajo premisas falsas u otros medios fraudulentos que la demanda consideraba también como un delito definido de manera demasiado amplia y ambigua, en contra de los principios legales de la Constitución.

9. Prostitución ilegal. En uno de los puntos menos conocidos de la ley, se incluía la posibilidad de considerar como burdel a un edificio por la mera presencia de homosexuales viviendo en él. De nuevo se alude a un delito demasiado vago e impreciso, incumpliendo los principios legales y los derechos de la propiedad y la privacidad.

10. Derecho a la dignidad. La demanda considera que la Ley llevaba a cabo una promoción institucionalizada de la cultura del odio, lo que va en contra del principio de Dignidad, pero también de los principios rectores del estado, especialmente en lo que se refiere al reconocimiento de las minorías.

11. Promoción de los Derechos y Libertades. La demanda considera que la Ley, al impulsar la homofobia y la estigmatización va en contra de la obligación del gobierno de promover los derechos y las libertades de las personas.

12. Tratados Internacionales. Por último, los demandantes señalaban que al criminalizar la actividad sexual consensuada entre adultos, la Ley iba en contra de los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por Uganda, como la Carta Africana de Derechos Humanos, o los acuerdos de la ONU para los Derechos Civiles y Políticos y para los Derechos Sociales, Económicos y Culturales.

Fuente Ragap

General, Historia LGTBI , , , , ,

Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.