Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Nuevo Hampshire’

La carrera presidencial estadounidense deja fuera a Pete Buttigieg, primer candidato abiertamente gay que consigue llegar a las primarias en el grupo de cabeza

Lunes, 9 de marzo de 2020

58595a7b120000590eef05ccPete Buttigieg tiró la toalla. El primer aspirante a la presidencia estadounidense que siendo abiertamente gay había logrado llegar en el grupo de cabeza a la fase de primarias abandonó la carrera por la nominación tras obtener un mal resultado en Carolina del Sur. Antes, Buttigieg había ganado los caucus de Iowa (en número de delegados) y alcanzado la segunda posición en Nuevo Hampshire. Buttitieg, de perfil centrista, ha anunciado su apoyo a Joe Biden, gran triunfador del supermartes y que tras la retirada de Amy Klobuchar, Michael Bloomberg y Elizabeth Warren se alza como favorito frente a Bernie Sanders, el candidato de la izquierda del partido. 

La campaña presidencial de Pete Buttigieg empezó a forjarse a principios de 2019, cuando el entonces alcalde de South Bend, Indiana, ponía en marcha un comité exploratorio como paso previo al lanzamiento de su campaña para la nominación demócrata. La precampaña de Buttigieg dio un salto cualitativo a partir de su participación en una conferencia de la CNN en Austin (Texas), el 11 de marzo del año pasado. En apenas 24 horas, el equipo del precandidato recaudó más de 600.000 dólares (533.000 euros) procedentes de 22.000 donantes. El 16 de marzo, la cifra de contribuyentes había superado los 65.000, el umbral para poder participar en los debates oficiales.

El 14 de abril de 2019, Buttigieg  lanzó formalmente su campaña. Se unía así a otros 16 nombres con diferentes niveles de apoyo y se convirtió en el primer candidato abiertamente gay a unas primarias presidenciales demócratas: el entonces alcalde había revelado su orientación sexual en 2015 en un periódico local y contrajo matrimonio con su novio Chasten en junio de 2018. Buttigieg participó en los debates de candidatos demócratas y, como mencionamos arriba, es considerado un representante del ala centrista o «moderada» del partido, frente a las posiciones más claramente progresistas en materia económica y social de Bernie Sanders o Elizabeth Warren.

En las encuestas, Buttigieg nunca ha gozado de un apoyo abrumador. Su mejor momento fue a finales del año pasado, cuando los sondeos empezaron a darle opciones de victoria en los caucus de Iowa. Tras un recuento caótico, el candidato efectivamente ganó en número de delegados, aunque en voto popular lo superó Sanders. El senador por Vermont también ganó las primarias de Nuevo Hampshire, seguido de cerca por Buttigieg. En Nevada, el exalcalde quedó en tercer lugar, por detrás de Sanders y de Joe Biden, que empezaba a escalar posiciones tras tropezar en las dos primeras citas. La remontada de Biden se confirmó en las primarias de Carolina del Sur, que demostraron su fortaleza entre los votantes negros, precisamente una de las comunidades en las que menos entusiasmo despertaba el candidato gay. La rotunda victoria del exvicepresidente provocó la renuncia inicial de Buttigieg, a la que se sumaron posteriormente Amy Klobuchar y, ya tras el supermartes, Michael Bloomberg. Ambos anunciaron su apoyo a Biden. Elizabeth Warren también ha acabado por retirarse tras obtener unos resultados muy por debajo de sus expectativas en el supermartes, si bien la senadora por Massachusetts no se ha pronunciado de forma explícita sobre qué candidato de los dos que quedan en liza prefiere.

Abiertamente gay, aunque sin el respaldo mayoritario del colectivo LGTBI

La campaña de Buttigieg, al margen de otras consideraciones, ha sido un hito de visibilidad LGTBI que lo ha colocado en la diana de ataques como el de Rush Limbaugh. El locutor y comentarista político de referencia en la esfera mediática conservadora arremetía contra el entonces candidato en su programa de radio por no ocultar su homosexualidad. Limbaugh, que recientemente recibió de manos de Donald Trump la Medalla Presidencial de la Libertad, le recriminaba al precandidato demócrata que besara en público a su marido Chasten, dando a entender que era una imagen dañina para los niños. Unas homófobas declaraciones que Bernie Sanders, por ejemplo, calificaba de «escandalosas y ofensivas».

Aunque pueda parecer paradójico, la comunidad LGTBI no parecía entusiasmada con el candidato abiertamente gay: según una encuesta de finales de enero, este sector que representa el 12% del electorado demócrata se decantaría mayoritariamente por la candidatura de Sanders. El anuncio de su retirada, sin embargo, sí generó una oleada de apoyo al exalcalde en redes sociales con el hashtag #ThankYouPete. Li cierto es que la juventud de Buttigieg (tiene 38 años) permite presagiar que aún puede optar a altas responsabilidades en el futuro. Como se comentaba esta semana en redes sociales, Buttitieg podría todavía presentarse a las elecciones presidenciales en el año 2056 y ser más joven de lo que son ahora Biden y Sanders.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Bernie Sanders y Pete Buttigieg encabezan las primarias demócratas tras los dos primeros asaltos

Martes, 18 de febrero de 2020

122B5201-3DC0-4B31-BE6D-95C365D9AC9ALas primarias demócratas para elegir a la persona que se enfrentará a Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre ya están en marcha. Los dos primeros escenarios de la contienda han deparado algunas sorpresas. Tras un recuento caótico que aún no está cerrado, el exalcalde abiertamente gay Pete Buttigieg se impuso en delegados en los caucus de Iowa, mientras que en Nuevo Hampshire empató en la primera posición. Se coloca así a escasa distancia de Bernie Sanders, que gana ambos asaltos en voto popular. El senador por Vermont ha condenado los comentarios homófobos del locutor Rush Limbaugh, que atacó a Buttigieg por besarse en público con su marido.

La carrera por la nominación demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre de este año no pudo comenzar peor. El recuento de los caucus de Iowa, que tuvieron lugar el pasado 3 de febrero, se retrasó hasta tres días por problemas con la aplicación utilizada para declarar los resultados y con el cálculo de los delegados equivalentes. El balance provisional, a falta de que concluya un nuevo recuento parcial, otorga la victoria a Pete Buttigieg en número de delegados y a Bernie Sanders en voto popular.

La siguiente cita electoral fue en Nuevo Hampshire una semana más tarde. El senador por Vermont volvió a alzarse con la victoria en número de votos, pero el exalcalde de South Bend empató a delegados (nueve) y se quedó a solo 1,3 puntos del primer puesto. Buttigieg está batiendo a las encuestas, aunque cuenta con una debilidad: el electorado centrista al que pretende seducir tiene más opciones para escoger (Joe Biden, Michael Bloomberg o Amy Klobuchar), con lo que su voto es susceptible de dividirse. Sanders, en cambio, podría aglutinar al voto progresista en torno a su candidatura, tras unos resultados de Elizabeth Warren por debajo de las expectativas.

pete-buttigiegLo ajustado de la contienda no ha sido impedimento, sin embargo, para que Sanders haya salido en defensa de Buttigieg tras las críticas homófobas de Rush Limbaugh. El locutor y comentarista político de referencia en la esfera mediática conservadora arremetía contra Buttigieg en su programa de radio por no ocultar su homosexualidad. Limbaugh, que recientemente recibió de manos de Donald Trump la Medalla Presidencial de la Libertad, le recriminaba al precandidato demócrata que tachara a Trump de mal ejemplo para la infancia. Comparaba esta crítica con una foto de Buttigieg besando a su marido Chasten, dando a entender que la segunda era una imagen más dañina para los menores. Unas declaraciones con una clara carga homófoba que Sanders ha calificado de «escandalosas y ofensivas».

El primer precandidato abiertamente gay

Pete Buttigieg, de 37 años, fue alcalde de la ciudad de South Bend (Indiana) por el Partido Demócrata durante ocho años. Elegido en noviembre de 2011 con el 74% de los votos, se convirtió a los 29 años en el regidor más joven de una ciudad de más de 100.000 habitantes en Estados Unidos. Previamente se había graduado con honores en las universidades de Harvard y Oxford. Habla árabe, español, francés, italiano, maltés, noruego y persa dari además de su inglés nativo, y es un veterano de Afganistán, donde sirvió durante siete meses en 2014. En noviembre de 2015 fue reelegido para la alcaldía de South Bend con el 80% de los sufragios, pero en las elecciones locales de 2019, ya en plena carrera por la nominación demócrata, declinó presentarse para un tercer mandato.

From left, Democratic presidential candidates entrepreneur Andrew Yang, former South Bend Mayor Pete Buttigieg, Sen. Bernie Sanders, I-Vt., former Vice President Joe Biden, Sen. Elizabeth Warren, D-Mass., Sen. Amy Klobuchar, D-Minn., and businessman Tom Steyer stand on stage Friday, Feb. 7, 2020, before the start of a Democratic presidential primary debate hosted by ABC News, Apple News, and WMUR-TV at Saint Anselm College in Manchester, N.H. (AP Photo/Charles Krupa)AP Photo/Charles Krupa

Ya el 23 de enero de 2019, Buttigieg había anunciado la formación de un comité exploratorio para participar en las primarias que elegirán la candidatura demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre de este año. Tres meses después, el 14 de abril, lanzó formalmente su campaña. Su nombre se unía así al de otros 16 precandidatos con diferentes niveles de apoyo, de los que actualmente siguen ocho en la carrera. Buttigieg se convirtió en el primer precandidato abiertamente gay a unas primarias presidenciales demócratas: el alcalde hizo pública su orientación sexual en 2015 en un periódico local y contrajo matrimonio con su novio Chasten Glezman (ahora Chasten Buttigieg) en junio de 2018.

La precampaña de Buttigieg dio un salto cualitativo a partir de su participación en una conferencia de la CNN en Austin (Texas), el 11 de marzo del año pasado. Cinco días después, la cifra de contribuyentes había superado los 65.000, el umbral para poder participar en los debates oficiales. Buttigieg defiende posiciones más moderadas o menos izquierdistas que las de algunos de sus competidores, por ejemplo en materia económica o de sanidad. Unos postulados «tibios» que le critica la parte más progresista del electorado.

Aunque en las encuestas a nivel nacional se sitúa en quinta posición por detrás de Sanders, Biden, Bloomberg y Warren, sus buenos resultados en Iowa y Nuevo Hampshire, que han superado a los sondeos, están impulsando de nuevo sus cifras globales. Su principal debilidad es su baja valoración entre dos colectivos clave para los demócratas, el hispano y el negro. Paradójicamente, tampoco la comunidad LGTB parece estar entusiasmada con el candidato abiertamente gay: según una encuesta de finales de enero, este sector que representa el 12% del electorado demócrata apoyaría mayoritariamente la candidatura de Sanders. Estaremos pendientes de las próximas semanas y de la cita clave del «Supermartes» el próximo 3 de marzo, cuyos resultados marcarán con más claridad las tendencias.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La embajada de EEUU en España iza la bandera del Arco Iris contra la homofobia.

Lunes, 19 de mayo de 2014

650_1000_14003273197375Imagen de la cuenta oficial de Twitter de la Embajada con las dos banderas.

Suspenden la orden que permite las bodas entre personas del mismo sexo en Arkansas

Se celebró en todo el mundo el Día Internacional contra la LGTBfobia, y para celebrar esta jornada, la embajada estadounidense en Madrid ha decidido que junto a la bandera de su país, ondee también la bandera gay. Esa misma mañana, el embajador de Estados Unidos en la capital española, James Costos, ha izado en persona la bandera en la legación estadounidense en el barrio de Serrano, tal y como hemos podido ver en la cuenta oficial de Twitter de la embajada. ¿Para cuándo en La Moncloa sr. Rajoy?, porque mucha palabrería, pero hechos… lo que se dice hechos, ahí está el sr. Cañete que firmó el Recurso de la Vergüenza para anular nuestro derecho al matrimonio

La bandera estadounidense que ondea todos los días en la Embajada de EEUU en Madrid ha amanecido esta mañana con una compañera: la bandera gay. Así lo han difundido desde la cuenta oficial de Twitter de la embajada con una imagen de las dos banderas izadas y el siguiente tuit: “La bandera del orgullo #LGTB ondea hoy en la embajada por el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia”.

Pero no sólo la Embajada ha querido celebrar este día, el propio embajador, James Costos, abiertamente gay y defensor de los derechos humanos, ha izado también la bandera del Orgullo en su residencia dentro del recinto de la embajada. De hecho, ha sido él mismo el que se ha encargado de izar la bandera que hoy ondea en el consulado, según las imágenes colgadas en la red social.

650_1000_bn0qb9fieaephnzAmérica se vuelca este sábado con las celebraciones del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia. Actividades a las que no ha querido faltar la embajada estadounidense. Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reivindicó en un comunicado que “nadie debe sufrir violencia o discriminación sin importar quién sea o a quién ame”.

Obama lamentó la “criminalización” y la “opresión” que sufren las personas LGBT en algunos países, y pidió unión en la defensa de los derechos humanos de este colectivo para que sean tratados “con la dignidad y el respeto que merecen”.

 De hecho, este sábado EEUU celebra también una década de los matrimonios homosexuales con un apoyo creciente. Julie y Hillary Goodbridge se casaron hace hoy una década en Boston y se convirtieron en la primera pareja homosexual en darse el “sí, quiero” en Massachusetts, el estado pionero en la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en Estados Unidos.

Aunque la polémica en torno al matrimonio homosexual que rodeó aquellos primeros casamientos no ha cesado en estos últimos diez años, Estados Unidos celebra esta jornada el décimo aniversario de aquella primera boda gay con un respaldo creciente a esas uniones.

Pese a que algunas ciudades del país se adelantaron al casar a centenares de parejas gais por su cuenta unas semanas antes que Massachusetts, el Estado entonces gobernado por el republicano Mitt Romney se convirtió en el primero en legalizar los matrimonios homosexuales el 17 de mayo de 2004, a raíz de una decisión judicial.

Y hoy, Boston, la capital del estado, y otras ciudades que acogieron las primeras bodas gais, como Cambridge, conmemoran el décimo aniversario de aquel histórico día en la lucha por los derechos de los homosexuales con diversas ceremonias y fiestas.

Ahora, 17 Estados y el Distrito de Columbia han legalizado el matrimonio gay (California, Connecticut, Delaware, Hawai, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Minesota, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Rhode Island, Vermont y Washington).

Fuente El Mundo

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.