Archivo

Entradas Etiquetadas ‘héctor aguer’

La Iglesia negó el cambio de identidad a una activista trans: va a la Corte

Sábado, 16 de noviembre de 2019

ALBA-RUEDA-SALTA-IGLESIA_G5A2042-2048x1024Hermana Mónica OCD, en la periferia transexual

Qué diferencia la de esta Iglesia inmisericorde con la Hna. Mónica Astorga Cremona, a la que, ya en su momento, dedicamos varios post al trabajo de esta mujer infatigable, comprometida con la Diversidad, fiel seguidora del Evangelio… por lo que, los fundamentalistas agresivos lanzan sus amenazas… Pero alguien apunta antes con el dedo con sus soflamas homófobas y tránsfobas… y para muestra los posts anteriores…

Fotos: Luli Leiras

Hace poco más de un año, Alba Rueda, presidenta de Mujeres Trans Argentinas, se presentó en el Arzobispado de Salta con un pedido: basándose en la ley 26.743 de Identidad de Género, Alba pidió a la Iglesia salteña que rectifique sus registros de bautismo y confirmación, inscribiendo su nombre y género autopercibido. La respuesta del obispo de Salta fue que el derecho canónico es ajeno a “ficciones jurídicas” del derecho civil y rechazó el pedido. La activista recurrió a la Justicia. Ayer la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil también rechazó la solicitud. Ahora el caso puede llegar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

ALBA-RUEDA-IGLESIA-_G5A2055-copia-1024x683“Muches compañeres trans son católiques. Fueron bautizades, hicieron la catequesis, tomaron la comunión, se confirmaron. Y luego fueron expulsades de sus comunidades religiosas por su identidad de género”, -explica Rueda-. “Tenemos derecho a participar de la vida religiosa de nuestras iglesias en condiciones de igualdad y respeto. No deberían negarnos los sacramentos por nuestra identidad de género”.

En 2011 Rueda fue una de las primeras mujeres trans en Argentina en lograr su DNI a través de una sentencia judicial, abriendo camino para la ley de identidad de género. Ahora es la primera persona trans en Argentina —y quizás también en el mundo— en exigir a la Iglesia Católica que reconozca su identidad.

Si bien la Iglesia no se opuso abiertamente a la ley de identidad de género, la jerarquía católica se expresa hasta hoy de manera hostil a las personas trans. El año pasado, el obispo de Villa María (Córdoba), Jofré Giraudo, dijo públicamente que “las trans son hombres disfrazados de mujer”. Hace sólo unos días, el ex arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, publicó en varios medios católicos: “La naturaleza vuelve por sus fueros, como en algunos casos de hombres convertidos en mujeres, a fuerza de aplicaciones hormonales; con el tiempo asoman pertinazmente rasgos de la virilidad”.

ALBA-RUEDA-IGLESIA-3-_G5A2026-683x1024“Todes sabemos lo que la jerarquía católica piensa sobre les trans” afirma Julieta Arosteguy que, desde la Campaña Nacional por un Estado Laico, asesora y acompaña el reclamo judicial. “Sin embargo, nada en la doctrina católica ni en el derecho canónico justifica su posición. No tienen más sustento doctrinario que sus propios prejuicios, por más que quieran disfrazar su transfobia de religión”.

Cuando Rueda llevó su caso a la Justicia, el Arzobispado de Salta ofreció hacer el cambio en los registros, para evitar una sentencia judicial. Pero en lugar de hacer actas nuevas, respetando la intimidad de Rueda y la confidencialidad de su cambio de género, hicieron una anotación marginal en los registros existentes, exponiendo su identidad anterior y transgrediendo la confidencialidad que establece la ley.

«Pretenden castigar y disciplinar»

La denuncia se presento en el juzgado nro. 58, secretaría 88. La jueza consideró que no podía intervenir en un tema religioso. Ayer la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Cámara civil C, confirmó esta decisión. “No sólo no cumplen con la ley de identidad de género, sino que pretenden castigar y disciplinar a Alba por exigir su cumplimiento, afirma  el abogado Alejandro Mamani. “Ahora, la Corte Suprema de Justicia de la Nación deberá decidir si la Iglesia puede violar la ley de identidad de género o si, al igual que todxs, debe respetar y cumplir la ley.”

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Monseñor Aguer en su butaca ardiente

Martes, 20 de marzo de 2018

callmebyyourname_1080aguer4Por Alejandro Modarelli (Suplemento SOY) 

El monseñor Aguer, que ya es conocido por sus posiciones reaccionarias, ha sido el que decidió lanzarse a escribir esta vez una suerte de reseña cinematográfica en la que en lugar de estudiar los méritos o desaciertos artísticos o técnicos de Llámame por tu nombre, aprovecha para descargar sus prejuicios religiosos y su desprecio por la comunidad LGTBIQ.

Hay que admitir que la lengua –oral y escrita– del arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, es elegante, sarcástica y, en cierto modo, untuosa. Confieso que sus maneras ejercen sobre mí cierta fascinación, inquietan ciertas zonas de mis fantasías, como con Benedicto XVI: ambos podrían componer una pintura neoclásica, habitada por una figura siamesa de ángeles que luchan contra la irrevocabilidad de los tiempos. Además, los dos suelen meter la pata, meter la lengua, ahí donde saben que brotarán tormentas colectivas. A Aguer no le importa. Creo que lo disfruta. Tanto como yo al imaginármelo de civil e incógnito en un cine platense donde pasan Llámame por tu nombre, repasando las pocas sombras que lo acompañan en la sala en su safari teórico voyerista. El objeto de análisis ya lo conocemos: un film sobre una primera experiencia de la homosexualidad. Su Eminencia Reverendísima se ha decidido a inaugurar una nueva tribuna de doctrina cinéfila dentro de la Iglesia argentina. Aunque no creo que abomine de las filosofías en los tocadores, Aguer prefiere filosofar en solitario desde el más acá de la pantalla, haciendo anotaciones ardientes sobre una obra que –calculo– ya le había sido comentada, y por varias razones le interesó. Hundido en la butaca, convertido en carne que sueña, se agita y piensa, el artículo posterior que emergió de esa aventura fue el producto de su compromiso histórico con la cuestión que más lo abruma: el coito fuera de la ley, lo que Pablo en el Nuevo Testamento reprochaba a los cristianos paganizados de Corinto con el nombre de arsenokóitai, algo mucho más amplio que el solo sexo entre varones, pero Aguer -es obvio- prefiere ceñirse a él.

Ya navegando en su butaca por el túnel del tiempo, el arzobispo observa las miradas sensuales del efebo Elio, un pibe de diecisiete que es uno de los dos protagonistas, dirigidas al bello Oliver, el otro, de visita en Italia para compartir un tiempo con su profesor de la universidad, que ahora está en plena tarea arqueológica. Los dos protagonistas pronto serán atravesados por la flecha del Eros griego, en una reconstrucción sobre las ruinas de la vieja institución mediterránea de la efebía (el autor del libro, André Aciman, nació en los cincuenta en el ambiente mediterráneo egipcio, aún bastante parecido con sus amores entre adolescentes). Esto es, un pendejo al que aún no le ha crecido la barba, y un chongo que cae rendido a los encantos. En fin, siempre en la antigüedad se discutió sobre las regulaciones de ese vínculo, ya desde los tiempos del Banquete de Platón. El mayor debe cortejar al menor, que le irá abriendo sus primicias pero sin dejar entrar de golpe el caballo de Troya. Toda una tarea de encantamiento la de los griegos y la de estos dos muchachos; el Eros-amor es una especie de embrujo, que requiere varias sesiones de terapia carnal. El masaje inaugural de Oliver a Elio, dice Aguer, es el mensaje de la futura consumación del arsenokóital (el garche) después de besos, caricias e infaltable sumersión en el mar.

¿Por qué insisto en esa compleja cuestión griega que tanto gusta a la lengua –oral y escrita– de Monseñor? La razón es que en ese viaje en el tiempo hacia el choque entre la cultura judeocristiana y la pagana, Aguer decidió actuar de San Pablo y recorrer en su fantasía el mediterráneo lúbrico, donde en muchos templos se armaban tremendas orgías plurisexuales y el éxtasis supremo consistía en que algún loquillo se cortara de una el pito para ofrecérselo a alguna diosa. El papel de Apóstol furioso contra las costumbres paganas le encanta a nuestro voyer, y la película le vino como anillo arzobispal al dedo.

ed04fo03_0

Convertido entonces en Pablo, Aguer no tiene inconveniente de pedir ayuda al judío Freud (judío como los protagonistas) para ensayar una condena conjunta del romance homosexual. Resulta gracioso que, en esa sobreactuación, encuentre auxilio en La introducción al psicoanálisis, donde Freud enumera las perversiones, ocultando que el derrotero freudiano sobre la homosexualidad fue variando a lo largo de su vida, y que el vienés repudió la insistencia puritana de los estadounidenses sobre la sodomía. Incluso apoyó de su puño y letra la legalización de la homosexualidad, exigida por el activismo en Alemania. O sea, Aguer mete la lengua ahí donde Freud (“el genial y controvertido pensador del siglo XX) ha decidido sacarla. Se escandaliza de que Oliver le diga a Elio, después de la cogida, que “no hicieron nada vergonzoso”, invirtiendo la condena de Yhavé contra Adán y Eva. Por el contrario, los muchachos han cumplido con el programa platónico de fundirse el uno en el otro por obra de Eros. Llámame por tu nombre. El discurso este me recuerda las palabras que un Abad brasileño le repetía a un pibe menor, que años después conocí, con el que se acostaba en la Abadía: “lo nuestro es amor de verdad, no hay nada impuro porque proviene de Dios”. Ese amor bueno es el mismo que el padre de Elio, enterado del romance, le anuncia al hijo, a quien ve llorar porque el amante regresó a su país. Un padre que comprende aquello porque de joven también lo había experimentado.

Así, hemos asistido, bajo la mirada de Monseñor, al esgrima entre el Eros griego y el Agape cristiano. Aguer está aterrado por la indiferenciación de los sexos, por la fusión de los dobles, porque se tome como natural lo que es antinatural. Pero su lectura de la Biblia no es que atrase, sino que padece de los males de la modernidad. Es casi una lectura coránica de la Biblia. Olvida el centro inmutable del mensaje cristiano, que es la Cáritas, para entretenerse en las partes picantes de las cartas de Pablo a los Corintios. Obliga al Libro a decir aquello que siempre está puesto en debate, descontextualizado, como hacen los evangélicos, para así justificar en la esfera pública la impiadosa injusticia jurídica contra los disidentes.

Fuente: Indiehoy, vía SentidoG

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

La Iglesia católica argentina, al borde de la ruptura con los Scouts por su aceptación del matrimonio igualitario

Martes, 14 de febrero de 2017

cardenalmariopoli_aci_prensa_logoscoutsargentina_090216El arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de Argentina, Mario Poli, ha decidido poner fin a la buena relación mantenida hasta ahora entre la Iglesia católica de ese país y los Boy Scouts, por su aceptación del matrimonio igualitario. Poli ha comunicado su decisión en una dura carta enviada al arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, polémico en muchas de sus declaraciones y abiertamente LGTBfobo.

Tanto es así, que en 2011, y al hilo del proceso de beatificación de Juan Pablo II, Aguer llegó a pedirle que intercediese para que “Dios Nuestro Señor” perdonase a los legisladores argentinos que aprobaron el matrimonio entre personas del mismo sexo en ese país, “una ley inicua contraria a la enseñanza del Gran Pontífice” a sus ojos.

En la carta enviada por Poli a Agüer, este asegura quela Asociación [en referencia a la Asociación Scouts de Argentina], cada vez más se mostró muy proclive a asimilar proyectos educativos del Estado -educación sexual p. ej.-. Si bien nosotros seguimos con ‘el programa de educación en el amor’, sin embargo en los eventos comunes se filtró esa orientación. Esto sumado al avance de la ideología de género, que muchos dirigentes, desde hace años vienen proponiendo modificaciones al proyecto educativo original (CEA 1996), llegó a su punto máximo en la última Asamblea Nacional, cuando se votó modificar la definición de familia ‘formada por varón y mujer’, por la de: ‘formada por personas’. Para sustentar el cambio aparecieron claramente los principios y postulados de la ideología de género, hasta el mismo derecho al aborto. Hace rato que varios dirigentes insistían en actualizar el proyecto educativo con la nueva legislación vigente. Siempre que apareció la moción la rechazamos, hasta que entró por la ventana”.

“Como les advertí al Consejo de la Asociación hace unos meses aquí en la Curia, que no tiren de la soga porque está a punto de romperse; ahora considero que ya se rompió y no hay vuelta atrás”, añade Poli, en tono amenazante. El arzobispo de Buenos Aires también anuncia su intención de crear una nueva federación de scouts cristianos afín a sus postulados. Con algunos obispos, sacerdotes y laicos, con la presencia de pastores y dirigentes evangélicos, estamos armando una estrategia para desvincularnos, al mismo tiempo que imaginamos una nueva unidad cristiana agrupados en una Federación”, asegura.

Tras hacerse pública la carta, este mismo fin de semana los Scouts de Argentina emitían un comunicado en el que negaban “categóricamente” que existiese tal ruptura. “Si bien es cierto que a fines del año pasado se ha modificado el texto de nuestro Proyecto Educativo, lo cierto es que nuestro movimiento resulta ser respetuoso de todas las religiones que lo componen quienes lo adaptan a sus preceptos formativos, siendo que la ‘espiritualidad’ es parte integrante e indisoluble del método Scout en su conjunto”, añade. En el mismo comunicado apuntan que “dejamos en claro que los acuerdos de patrocinio con las distintas entidades religiosas continúan vigentes en su totalidad y no se verán afectados por publicaciones maliciosas o desinformadas. Nuestra Asociación se encuentra abierta al diálogo permanente y constructivo con las entidades que nos apoyan y nos dan sustento diario a nuestro trabajo”.

poli1

Veremos que sucede finalmente, pero lo cierto es que la Iglesia católica argentina se ha mostrado especialmente hostil al proceso de avance de los derechos LGTB. En 2010, Argentina se convirtió en el primer país latinoamericano en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, y en 2012 aprobaba una avanzada ley de identidad de género que luego ha sido considerada un ejemplo a seguir. Avances ante los que la oposición de los obispos argentinos ha sido siempre intensa. Cuando el actual papa Francisco era arzobispo de Buenos Aires, de hecho, llegó a asegurar que el mismo demonio estaba detrás del matrimonio igualitario. “No se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo sino de una movida del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios”, aseguraba entonces Bergoglio, antecesor de Mario Poli.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

El reincidente Monseñor Aguer, obispo de La Plata: “Un sacerdote homosexual nunca debió ordenarse”

Sábado, 7 de enero de 2017

aguer4Sencillamente da asco cada vez que habla… Lo de este señor es ya de frenopático…  Su verborragia homófoba es impresentable. Su ignorancia incapaz de distinguir entre una persona homosexual y una persona transexual es ya de estulticia absoluta o de mala fe… Su misoginia supura por sus cuatro costados… Ya es inútil  hacerle recapacitar, que piense un poquito… Y Francisco lo mantiene…

El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, volvió a criticar la homosexualidad y aseguró que “la doctrina de la Iglesia nunca cambió”.

“La racha de los nuevos femicidios tiene que ver con la desaparición del matrimonio”

El ya demasiado conocido en Cristianos Gays (poned, poned su nombre en el buscador… eso sí, junto a una caja de Almax…), el inefable por su homofobia Monseñor Héctor Aguer, Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de La Plata, en Argentina se debió de levantar muy “estimulado” y no tuvo más remedio que hacer unas impresentables declaraciones sobre los sacerdotes homosexuales en el programa “No se puede vivir del amor” de la radio La Once Diez, con el periodista Franco Torchia..

Entre sus declaraciones, Monseñor Aguer afirmó que:

“El periodismo tergiversa continuamente las posiciones de la Iglesia” y negó que Bergoglio sea “gay-friendly” (algo que ya sabíamos a pesar del lavado de imagen…). “Nadie es amigo o enemigo de los gays, hay una doctrina de la iglesia sobre eso, que la respeta tanto Bergoglio como yo. Y esa doctrina no se cambió, está y estará”, agregó.

Sobre los curas homoexuales dijo, sin que se le moviera la mitra, que:  “A los muchachos que quieren entrar al seminario yo les pregunto si les gustan las chicas. Sí me dicen que sí, les digo ‘ah bueno, menos mal’. Yo no ordeno a un candidato que no me diga que le gustan las chicas”. Además de desconocer la existencia de muchos sacerdotes que decidieron abandonar la Iglesia porque se enamoraron de otro hombre, afirmó que “Un sacerdote homosexual nunca debió ordenarse”.

Sobre los últimos casos denunciados de abusos sexuales en la Iglesia, y particularmente la denuncia de abusos a alumnos sordos del instituto Próvolo de Mendoza, que también fueron denunciados por abusos cuando estaban en La Plata, explicó que “a uno no lo conocí, al otro sí estuvo hasta marzo en La Plata. Aquí nunca hubo una denuncia. Lo que dije es que si ha habido víctimas de estos dos sacerdotes, que lo comunicaran a nuestro tribunal, porque la Iglesia tiene su propio tribunal” y que “La mayor parte de los abusos sexuales a niños se dan en el ámbito familiar, principalmente son los padrastros, las parejas de las mujeres, aunque a veces también son los propios padres. Todo eso tiene que ver con la disolución del vínculo familiar que estaba fundado en el matrimonio indisoluble”, remarcó y admitió que “cuando lo comete un cura es infinitamente peor”.

Sobre la homosexualidad enunció que basada en la Sagrada Escritura y en el catecismo, entre cosas sostiene que los injustos, ni los afeminados ni los homosexuales heredarán el reino de Dios. Sostuvo que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados, son contrarios a la ley natural, cierran el acto sexual al don de la vida”, que “no pueden recibir aprobación en ningún caso” y que “las personas homosexuales están llamadas a la castidad mediante virtudes de dominio de sí mismo, que eduquen la libertad interior. (…) ¿Qué es una persona trans? Un homosexual. Un varón que se viste o se siente mujer. “Se señala que la homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual exclusiva o predominante hacia las personas del mismo sexo, reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas, y su origen psíquico permanece en gran medida inexplicable”, expresó Aguer.

Y para rematar, un toqu de obscena misoginia: Lejos de respetar el concepto de #NiUnaMenos, el arzobispo minimizó los femicidios, destacando que “la racha de los nuevos femicidios tiene que ver con la desaparición del matrimonio. El matrimonio dignificaba a la mujer, la ponía en un lugar de igualdad con el hombre. Le daba una estabilidad a la familia y a la mujer un respaldo. El matrimonio no existe más hoy día, es un rejunte provisorio. Antes no había violencia en el grado en que la vemos hoy”.

César Cigliutti, Presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo que “El arzobispo Aguer reaparece siempre con una violencia y homofobia cada vez más intensa hacia nuestra comunidad LGBTI.

Afirma que sólo ordena sacerdotes heterosexuales, relativiza los últimos casos de abusos sexuales del instituto Próvolo de Mendoza de Nicolás Corradi y Horacio Corbacho que estuvieron en La Plata (denunciados también en La Plata, siendo Aguer Arzobispo) y concluye con la doctrina literal del catecismo definiéndonos como contrarios a la ley natural y que nuestro camino es la castidad.

Hay una diferencia sustancial entre las posturas y declaraciones públicas del Papa Francisco y las más fundamentalistas de Monseñor Aguer. Conocemos la doctrina de la iglesia católica y también sus campañas internacionales en contra de los derechos de nuestra comunidad LGBTI.

En Argentina logramos una democracia con el reconocimiento y garantía de los derechos de nuestra comunidad LGBTI como el Matrimonio Igualitario y la Ley de Identidad de Género.

La castidad que la guarden ellos, que hacen los votos y que Monseñor Aguer tenga una mejor autocrítica para su propia institución con respecto a los abusos sexuales de sus integrantes”.

Pedro Paradiso Sottile, Secretario de la CHA dijo que “En la CHA promovemos Estados laicos, impulsamos políticas públicas concretas, proponemos legislaciones inclusivas, luchamos por la libertad y la democracia sin ningún tipo de discriminación, contra todo fundamentalísimo religioso y político, como el de Monseñor Aguer. Sentimos orgullo por nuestras sexualidades e identidades, nuestros amores y familias, nuestros planes de vida y autonomía, nuestra libertad y voluntad de vivir como sentimos y queremos, con dignidad”.

Fuente Radio Mitre/Nota de Prensa de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA)/Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

Argentina: Monseñor Aguer pide a Macri que derogue la ley de cambio de género

Miércoles, 12 de octubre de 2016

aguer4Sencillamente da asco cada vez que habla… Si tanto le preocupan los gastos que renuncie a los millones que reciben del Estado. ¡Fariseos!

El Arzobispo de La Plata se pregunta en en un artículo de opinión si ¿es justo todo lo legal? y responde: “la injusticia de un Decreto”, en el que señala que los tratamientos de cambio de género son “contra el orden natural y la ley divina”.

El Arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, critició este martes la ley que establece la gratuidad de las operaciones quirúrgicas y los tratamientos de cambio de género, por considerar que legisla “contra el orden natural y la ley divina”, y pidió al presidente Mauricio Macri su derogación.

“Es una disposición estatal ilegítima, injusta. Es el decreto número 903/2015 que reglamenta el artículo 11 de la ley 26743 de Identidad de Género, se refiere a operaciones parciales y/o totales a las que se añaden los tratamientos hormonales subsiguientes para adecuar la anatomía de las personas, el sexo natural de hombres y mujeres, a lo que ‘sienten’que son, detalla Aguer en una columna de opinión titulada “¿Es justo todo lo legal? La injusticia de un Decreto”, publicada hoy en el matutino platense El Día.

Aguer criticó recientemente en otra columna de opinión lo que el considera la “cultura fornicaria” y aseguró que masturbarse es una conducta “animaloide”.

En esta oportunidad expresó su oposición a las operaciones quirúrgicas, no sólo por contradecir la ley divina y el orden natural -como dijo-, sino porque obliga al sistema sanitario a asumir el costo de las operaciones, lo que interpretó como “un costo para todos los ciudadanos”.

“El decreto impone al Programa Médico Obligatorio, a los Servicios de Salud del Sistema Público, de la Seguridad Social de Salud y a los sistemas privados de coberturas, a cubrir en forma gratuita las operaciones de mastoplastía de aumento, mastectomía, gluteoplastía de aumento, orquiectomía, penectomía, vaginoplastía, clitoroplastía, vulvoplastía, anexohiste-rectomía, vaginectomía, metoidioplastía, escrotoplastía y faloplastía con prótesis peneana. ¡Qué nombres difíciles! Podría traducir la mayoría de ellos al lenguaje popular, pero no lo hago, porque se me podría considerar irrespetuoso o discriminatorio, apuntó el religioso.

Aguer considera que ese decreto es discriminatorio ya que no cubre gratuitamente las operaciones que pueda necesitar una mujer para embellecerse.

“Una discriminación semejante sufre asimismo cualquier mujer, que es y ‘se siente’ tal, y que no puede mejorar, superar algún defecto, embellecer gratuitamente su anatomía femenina. Queda excluida porque en ella sexo y ‘género’ coinciden; la identidad sexual, su naturaleza de persona femenina es menospreciada”, destaca.

El Arzobispo contrapone a ese “gasto” que presume implica para el Estado cambiar el género de las personas, el colapso del sistema hospitalario.

“Hay servicios colapsados; en muchos lugares los pacientes deben llevar gasas, jeringas y hasta agujas para poder ser suturados, filas interminables (…) varios hospitales están en ruinas, faltan camas y medicamentos, los juzgados y tribunales del país, se encuentran plagados de recursos de amparo de personas ancianas que reclaman el suministro de un medicamento que cure o alivie sus dolencias, porque Pami o Ioma no los incluye”, describe en su columna.

“Conozco algunos casos de personas que vienen, atraídas por tan generosa oferta (en alusión a las operaciones de cambio de género), de países vecinos dijo en su columna y aseguró que su actitud no era xenofoba “sin embargo me duele la miseria de tantos argentinos discriminados en virtud de una reglamentación inicua”.

“El Decreto 903/2015 coincide con los ejemplos clásicos de leyes injustas y discriminatorias; es deber del presidente de la Nación derogarla” reclama y asegura que desde hace varios años los legisladores legislan frecuentemente en contra del orden natural, de la razón humana y de la ley divina; lo hacen muchas veces con una ligereza sorprendente, sin respetar incluso las normas y las prácticas más elementales de un régimen republicano”.

Tras pedir también al secretario de Derechos Humanos de la Nación que derogue el decreto, termina su columna recordando la ley divina.

“Los derechos humanos brotan de la naturaleza de los hijos de Adán, según los quiso el Creador, varones y mujeres; no pueden alienarse en el poder de los ideólogos, ni ser usados como un ‘curro’más, una moneda de intercambio, por los gobierno de turno”.

César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo al respecto que el arzobispo Aguer reaparece hoy recargado de violencia y homofobia hacia nuestra comunidad LGBTI, especialmente hacia las personas transexuales. El pedido de derogar el decreto del Ministerio de Salud de la Nación N° 903/2015 que reglamenta el artículo 11 de la ley 26743 de Identidad de Género es profanar no sólo contra las leyes nacionales sino en contra del mismo sistema democrático. Los argumentos del ‘orden natural’ los refuerza ahora con el ‘gasto’ económico aunque él mismo reconoce que es para una ‘ínfima minoría de la población’ por lo que, siguiendo su razonamiento no es algo que altere la economía de las políticas públicas en la salud de una nación. Si a Aguer le preocupa el ‘gasto’ de los ciudadanos y ciudadanas del país, que la iglesia católica argentina renuncie a los subsidios millonarios del Estado y si le preocupa el “orden natural” que escriba de los 3.420 sacerdotes acusados de abusar sexualmente a menores, según casos documentados por las Naciones Unidas. Aguer es un arzobispo, no fue elegido como diputado, no fue elegido como senador, y tampoco fue elegido presidente y no vivimos ni en una iglesia ni en un templo, vivimos en un país y en una democracia donde los derechos de nuestra comunidad LGBTI han sido vanguardia y siguen produciendo cambios en toda Latinoamérica y lo seguiremos haciendo”.

Fuente: Télam, Prensa CHA

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Arzobispo Aguer: “Un homosexual, para vivir en gracia de Dios, debe ser casto”

Martes, 30 de agosto de 2016

aguer4Y sigue la matraca…

El arzobispo de La Plata (Argentina), Héctor Aguer, volvió a realizar polémicas declaraciones sobre la sexualidad.

“Un homosexual, para vivir en gracia de Dios, debe ser casto, pero no lo estoy inventando yo, es el catecismo de la Iglesia católica”, dijo el arzobispo de La Plata (Argentina), Héctor Aguer, quien suma declaraciones a la polémica columna de opinión publicada en un periódico hace unos días.

El religioso fue entrevistado por Radio Por vos, y afirmó que no está en contra del “petting”, es decir, tocarse, besarse y acariciarse, pero cuestionó el “exhibicionismo descontrolado” que apareja. Según amplía LMneuquen, aseguró que ese tipo de situaciones también se dan frente a la puerta de su catedral. Y afirmó además que “la masturbación es animaloide”.

Algunas de sus declaraciones fueron:

“Un homosexual, para vivir en gracia de Dios, debe ser casto, pero no lo estoy inventando yo, es el catecismo de la Iglesia católica. De eso no tengo dudas”.

“Por momentos me ha costado (el celibato), pero con la gracia de Dios lo he llevado adelante. Lo hice no por un tema tabú, sino para entregarme plenamente a Dios”.

“Me encontré a una pareja haciendo ‘petting’. Los vi en el atrio, me acerqué amablemente y les dije ‘¿les parece que este es el lugar adecuado?’”.

Cabe recordar que la semana pasada publicó un artículo en el periódico El Día, en el que criticó la “cultura fornicaria” y el “vicio” de las relaciones sexuales libres. Posteriormente, organismos que luchan por los derechos LGTB manifestaron su repudio al religioso y además, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, pidió “el rechazo de todos”, por tratarse de una “posición autoritaria y discriminadora”.

“El secretario de Derechos Humanos tendría que pensar un poco cómo van a salvar la libertad de expresión y la libertad de la Iglesia, que están amparadas por textos constitucionales”, contrapuso Aguer.

En la mencionada columna de opinión, sostenía: “Existe además –no lo olvidemos- la fornicación “contra naturam”, ahora avalada por las leyes inicuas que han destruido la realidad natural del matrimonio y que se fundan en la negación del concepto mismo de naturaleza y de la noción de ley natural. La razón comprende que el cuerpo del varón y el de la mujer se ensamblan complementariamente porque están hechos el uno para el otro; y también sus almas. La discriminación de los antidiscriminadores ha llegado a límites inconcebibles, como el de negar el derecho de los niños a ser criados y educados por un padre y una madre; así se ha visto en la entrega en adopción de niños a “matrimonios igualitarios”. Los enciclopedistas anticatólicos del siglo XVIII se horrorizarían de semejante atentado a la razón”, sostiene.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

Repudio a los nuevos dichos homofóbicos del arzobispo de La Plata

Jueves, 25 de agosto de 2016

aguer4La nueva andanada de un obispo homófobo y reincidente

Carta abierta a monseñor Aguer, por Andrés Gioeni

La “fornicación” de Monseñor Aguer – siempre va por más homofobia

“Existe la fornicación ‘contra naturam’, ahora avalada por las leyes inicuas que han destruído la realidad natural del matrimonio y que se fundan en la negación del concepto mismo de naturaleza y de la noción de ley natural”, declaró monseñor Aguer en una columna publicada en el diario “El Día” de La Plata.

En la columna titulada La fornicación publicada el día de ayer en el diario El Día de La Plata, el arzobispo de la capital bonaerense, monseñor Héctor Aguer, dedica a nuestra comunidad LGBTI un párrafo donde afirma lo siguiente:

“Existe además –no lo olvidemos- la fornicación ‘contra naturam’, ahora avalada por las leyes inicuas que han destruído la realidad natural del matrimonio y que se fundan en la negación del concepto mismo de naturaleza y de la noción de ley natural. La razón comprende que el cuerpo del varón y el de la mujer se ensamblan complementariamente porque están hechos el uno para el otro; y también sus almas. La discriminación de los antidiscriminadores ha llegado a límites inconcebibles, como el de negar el derecho de los niños a ser criados y educados por un padre y una madre; así se ha visto en la entrega en adopción de niños a ‘matrimonios igualitarios’. Los enciclopedistas anticatólicos del siglo XVIII se horrorizarían de semejante atentado a la razón”.

César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo al respecto que “el pensamiento de monseñor Héctor Aguer difundido hoy por el diario El Día de La Plata es una clara violencia hacia nuestra comunidad LGBTI, a las leyes de nuestro país y también a un estado democrático. Reducir la diversidad que existe en la naturaleza a dogmas y teorías del siglo XVIII como él mismo lo expresa, además de olvidarse de tres siglos de evolución de la humanidad, es fomentar la discriminación por nuestra orientación sexual e identidad de género.

En Argentina hace más de seis años que existe el Matrimonio Igualitario, más de 15.000 parejas están casadas. A cuatro años de la ley de Identidad de Género, más de 10.000 personas trans tienen la documentación que les corresponde.

Hablar de ‘fornicación’, alentar contra el uso del preservativo frente a la pandemia del SIDA, definir a nuestra comunidad LGBTI como algo contra natura y sostener que la sexualidad o ‘la potencia sexual’ es un ‘ejercicio’ que ‘se desarrolle en el orden familiar’, se relaciona con una ciudad donde proliferan los grupos filonazis que la CHA ha denunciado y que están enfrentando juicios por su violencia. Mal que le pese al siglo XVIII en el que parece vivir monseñor Aguer, estamos en el siglo XXI, en un país que es vanguardia en Latinoamérica de leyes para nuestra comunidad LGBTI, para enfrentar el VIH-SIDA y para educar en una ley sexual integral.

Si a monseñor Aguer le altera tanto la ‘fornicación’, que se preocupe de los casos de abuso de menores que han cometido los curas de su propia iglesia con la complicidad de sus obispos”.

Pedro Paradiso Sottile, secretario de la CHA agregó: “Las declaraciones de monseñor Héctor Aguer no sólo son en contra de nuestra comunidad LGBTI, sino también de toda la sociedad y las leyes vigentes en nuestro país. Criminalizar la sexualidad es de un fundamentalismo que avergüenza, cómplice de la violencia que nos mata y agrede a causa de nuestras orientaciones sexuales o identidades de géneros. Sostenemos y promovemos para nuestro país la política del estado laico, que protege la democracia inclusiva, separando la iglesia del estado”.

Fuente Comunidad Homosexual Argentina, vía SentidoG

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

Carta abierta a monseñor Aguer, por Andrés Gioeni

Viernes, 11 de diciembre de 2015

aguer426355_1381245329530_4257669_nTras sus recientes declaraciones en Claves para un mundo mejor del sábado 5 de diciembre de 2015

Hace unos días, el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, volvió a ser noticia por sus polémicos dichos. Andrés Gioeni, ex sacerdote mendocino que dejó los hábitos tras declararse homosexual le contesta con claridad…

¡Paz y bien!

Permítame realizar observaciones a su comentario reciente en su habitual columna del programa “Claves para un mundo mejor”, donde provoca a toda una sociedad que viene luchando por conseguir igualdad y respeto.

Por un lado, entiendo que usted esté ofendido y tenga la responsabilidad y hasta la obligación de salir a defender los daños realizados en la Catedral de la Plata. Tampoco comparto la violencia. Pero eso no le da derecho ni potestad para que, con trivial oportunismo, ataque y catalogue a todos los ciudadanos homosexuales por los actos de un reducido grupo de personas.

Por otro lado, sinceramente hace tiempo intento interpretar y comprender su ardua cruzada y sus insistentes ataques a la comunidad LGBTIQ de la Argentina. Aun intentando escudriñar desde el punto de vista religioso cuáles son sus motivaciones, realmente no logro encontrar una justa y cristiana razón para esa “peligrosa fijación”. Estoy dispuesto incluso a que en un diálogo amable podamos intercambiar pareceres.

Por eso le pido que, en la proximidad de comenzar este año de la misericordia impulsado por el Papa Francisco, que revise su actitud, “desenfunde” sus declaraciones, se despoje de sus escudos y trabaje por la Paz y la Unidad, valores permanentemente reiterados y reclamados por sus pares en las últimas declaraciones de la Conferencia Episcopal Argentina.

En segundo lugar, quiero manifestarle las observaciones de su comentario, que son el “quid” de la cuestión, la razón de esta carta:

Usted trajo a colación en su comentario un artículo de la revista “Familia y vida” (“Hijos gay, padres heterosexuales. Plan de curación familiar”), donde resalta el contenido y recomienda su lectura. Quiero recordarle que la ciencia ha dejado ya en evidencia las falacias de tantos artículos como el que usted promociona. Es tiempo de dejar de repetir que la condición homosexual es un problema o una especie de patología de la conducta. Ya hace mucho tiempo que la Organización Mundial de la Salud retiró a la homosexualidad de la lista de enfermedades.

Pero usted no solo destacó el contenido del artículo, sino sobre todo el testimonio de “conversión” del autor del mismo, el señor Richard Cohen, un supuestamente confeso “ex homosexual”, una persona que ha sido expulsada de asociaciones profesionales precisamente por su pensamiento dañino. Es muy peligroso que usted insista en fomentar ese tipo de pensamiento. No sé si es consciente o está al tanto del terrible daño que provoca en las personas esas mal denominadas “terapias reparativas”, y el permanente reclamo de diferentes organizaciones de derechos humanos pidiendo que se dejen de realizar estas experiencias alrededor del mundo, porque muchas veces provocan daños irreversibles. Recomendar su lectura parece ser un acto de agravio vengativo.

La ciencia ya hace tiempo que se pronunció. Ahora es tiempo de crear conciencia e impregnar los diversos ámbitos de la sociedad, incluso el religioso. Es tiempo de dejar de llenar la cabeza de los feligreses haciéndoles creer que Dios condena una vida homosexual activa. No se olvide que al interior de sus puertas, tiene infinidad de catequistas, religiosos, religiosas, seminaristas, hombres y mujeres casados, que están intentando ser aceptados y valorados por sus familias y comunidades. Usted no contribuye a que ese acercamiento sea pacífico y llevadero. Le aseguro que en las parejas homosexuales también fomentamos los valores humanos, con igual valentía (amor, aceptación, respeto, alteridad, complementariedad, etc.)

Pero me resulta extraño que no sea la primera vez que nos ataca en conjunto o, incluso con agravios personales. Nunca le dije nada acerca de sus ofensivos comentarios y denigración de mi persona cuando se explayó en el programa francés “El efecto Papillón” (“L´effect papillon”) en el contexto de la cobertura que hizo ese programa sobre el primer matrimonio igualitario de un sacerdote homosexual. Decidí en aquella oportunidad no malgastar energías en responderle. Me parecía más importante estar celebrando con mis familiares y amigos. Sobre todo por respeto a mi amado esposo, que tiene un perfil mucho más bajo que el mío (fíjese que hasta en eso somos complementarios).

Por el bien de la humanidad, no entremos una vez más en el facilismo y la mediocridad del pensamiento dialéctico de dividir a la sociedad en dos bloques herméticos. Deje de decir que “los homosexuales en la Marcha del Orgullo destruyeron la Catedral de la Plata”, porque los homosexuales no somos un bloque. Somos personas únicas e irrepetibles, tan únicas e irrepetibles como usted lo es. Aprenda a distinguir que hay personas dañinas y otras que no lo son, ¿acaso no pasa lo mismo con sacerdotes y obispos? Ya sabemos el daño que ha generado en la humanidad esos dualismos maniqueos: buenos y malos, héroes y villanos, crédulos e impíos.

Por último, la nobleza intelectual me obliga a decir y no quiero pasar por alto, la vergüenza que me generó el comentario del conductor del programa, el Señor Héctor “Tito” Garabal, quien al terminar su reflexión dijo que eran palabras “llamando al diálogo y al encuentro”. Sinceramente disiento muchísimo del criterio que maneja para hablar de “diálogo y encuentro”. Debería revisar cuáles pretenden ser sus claves para un mundo mejor.

Es que ustedes se escandalizan de los lobbys gay, pero no dicen nada sobre las cruzadas antigay. Cuando toda la sociedad argentina está dando pasos agigantados en la Diversidad, la Inclusión, la Aceptación, el Respeto, siguen apareciendo comentarios como el suyo, o la reciente acotación del doctor Abel Albino. Es una pena que una labor tan digna y eminente como es la lucha contra la desnutrición se vea afectada por el comentario digitado y enviado por sus superiores del Opus Dei.

Para finalizar nos invito a que juntos esperemos esta Navidad como un encuentro amoroso de un Dios que quiere hacerse cercano y Amigo.

Fuente Mdzol

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

El obispo argentino Héctor Aguer califica de inconstitucional la imposición de la “ideología de género en la escuela

Lunes, 28 de septiembre de 2015

4c2e25fad56d1El arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer, advirtió que una la ley provincial de Educación Sexual Integralestá en contra del artículo 199 de la Constitución bonaerense. En la ley «se pide ayudar al alumno para que elija su orientación sexual». El prelado recuerda que la constitución afirma que la educación de los niños tendrá, entre otros objetos, formar su carácter «en los principios de la moral cristiana».

 El prelado platense recordó que, según la reforma de 1994, el artículo 199 de la Constitución provincial, establece que «la educación tendrá por objeto la formación integral de la persona con dimensión trascendente, y el respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales, formando el carácter de los niños en el culto de las instituciones patrias, en el respeto a los símbolos nacionales y en los principios de la moral cristiana, respetando la libertad de conciencia».

En un Retiro de representantes legales de colegios católicos, organizado por la Junta Regional de Educación Católica (JUREC), en la Casa de Ejercicios Espirituales Ceferino Namuncurá, de Olmos, cuestionó «la insistencia del Estado por imponer determinadas ideologías; en particular, en materias como Historia. Resulta, indispensable, entonces, ser sumamente cuidadosos con los contenidos a trasmitir».

Por otra parte, exhortó a los participantes «a preguntarse si no existe una tendencia a sentirse dueños de los colegios. Deben recordar, entonces, que no son los únicos gestores de la acción educativa. Se deben, pues, fortalecer los equipos de conducción»

El arzobispo indicó que «las acciones y la vinculación deben estar animadas por la caridad. Por eso, debemos hablar de la espiritualidad propia del Representante Legal; particularmente en esta hora, en que su acción es más difícil».

Además llamó a «cuidar, de modo particular, a las familias. Y ser sabios y prudentes con el manejo pastoral de las distintas situaciones y quejas».

Dijo, asimismo, que «el objetivo es que los alumnos salgan bien formados, en todos los contenidos; incluyendo, claro está, Catequesis y Enseñanza Religiosa Escolar. Y, por supuesto, también, que tengan una buena preparación sacramental. La vida del colegio es la vida de una comunidad cristiana. La escuela católica, por lo tanto, debe ser una verdadera comunidad eclesial».

Por último, Mons Aguer pidió especialmente «estar bien atentos para cuidar a los niños de los posibles casos de bulling. Y para evitar toda sospecha de abuso».

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Declaraciones transfóbicas del Intendente argentino Hugo Curto: “Los travestis tienen una enfermedad, no es normal que un hombre sea una mujer”

Viernes, 22 de agosto de 2014

7795El intendente de Tres de Febrero Hugo Curto realizó declaraciones transfóbicas al ser consultado sobre los dichos del periodista Jorge Lanata.

El intendente del partido bonaerense de Tres de Febrero, el peronista Hugo Curto, tildó de “enfermos” a los/las travestis cuando se le consultó sobre su opinión acerca del debate que reflotaron los dichos del periodista Jorge Lanata al referirse a Florencia de la V.

“El que es travesti es travesti, y el que es hombre es hombre. No puedo discriminar la enfermedad de una persona, pero no es algo normal que un hombre sea mujer y una mujer sea hombre. Hay que comprenderlo y entenderlo”, señaló en declaraciones a radio Rock and Pop.

Luego, ahondó un poco más sobre la pregunta, y recordó quehay una ley que le da al travesti la posibilidad de realizarse como desea, y que como tal, hay que respetarla.

En declaraciones radiales, Curto analizó que “hay travestis que son mujeres y hay travestis que son hombres. El hombre es hombre. Por ahí algunas se operan y pasan a ser mujeres. Esto es la ley de la vida”.

 Repudio por parte de la CHA

César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo al respecto que “La CHA denuncia las declaraciones del intendente Hugo Curto. Que un intendente no cumpla las leyes nacionales es algo grave en una democracia. La ley de Identidad de Género ya fue debatida en la cámara de Diputados y de Senadores de la Nación y se aprobó hace 2 años con el Nº 26.743. Un intendente como cualquier funcionario y más que cualquier ciudadano tiene que garantizar el cumplimiento de las leyes. Por eso también esperamos la intervención del Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, para que garantice el cumplimiento de las leyes por parte de los intendentes de su provincia”.

“Ante cada una de estas expresiones discriminatorias, como por ejemplo las de Monseñor Aguer, el periodista Jorge Lanata y ahora las de un intendente, reclamamos la urgente aprobación de la Ley Antidiscriminatoria y que se trate el proyecto presentado por la CHA que incluye la orientación sexual, identidad y expresión de género para defender a nuestra comunidad contra estos ataques de algunas personas que pertenecen a un pasado que queremos dejar atrás”, agregó el activista.

Pedro Paradiso Sottile, secretario de la CHA aseguró que “Denunciamos las graves e ilegales declaraciones discriminatorias del intendente Hugo Curto, porque no sólo atentan contra la comunidad LGTBI, sino también contra la democracia, que venimos construyendo desde una perspectiva de Derechos Humanos sin discriminación alguna. Denominar a la ciudadanía trans como ‘los’ travestis y como ‘enfermos’ atenta contra la ley 26.743 de Identidad de Género, las leyes de la Nación Argentina, como a los derechos amparados, garantizados y protegidos por la Constitución Nacional y tratados internacionales. Es vergonzoso y repudiable, un insulto a todas y todos, ya que como funcionario público tiene el deber y la responsabilidad de cumplir y hacer respetar las leyes, un mandato cívico que está violando. Debemos garantizar y respetar las leyes que existen e impulsar los principios de diversidad, como también la urgente modificación de la Ley Antidiscriminatoria para que incluya la protección de la orientación sexual, identidad de género y sus diversas expresiones de toda la ciudadanía, para afianzar la democracia inclusiva”.

Fuente: La Nación, Prensa CHA, Vía SentidoG

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.