Archivo

Entradas Etiquetadas ‘elecciones europeas 2014’

El ascenso de la extrema derecha en Europa, en clave LGTB

Martes, 3 de junio de 2014

Europa-en-crisis-300x199En España han supuesto un severo castigo al bipartidismo y la irrupción con gran fuerza de una nueva izquierda ajena a la política tradicional. A nivel global, sin embargo, las elecciones europeas arrojan un preocupante ascenso de la extrema derecha y de los partidos ultranacionalistas en buena parte del continente. El triunfo del Frente Nacional en Francia es el resultado más llamativo, pero no el único. La homofobia más o menos encubierta es parte inherente del discurso de estas formaciones, aunque no de forma uniforme. Un caso llamativo es el de UKIP en el Reino Unido, un partido capaz de llevar al Parlamento Europeo a un representante abiertamente gay pero contrario al matrimonio igualitario.

Los resultados de las elecciones europeas, conocidos en la noche del 25 de mayo, significaron un terremoto político en toda la Unión. Lo más significativo en el conjunto del continente han sido los importantes resultados de las formaciones de extrema derecha, ultranacionalistas o “euroescépticas”. Han ganado en Reino Unido, Francia y Dinamarca y han tenido resultados reseñables en Alemania (donde por primera vez ha sido elegido un eurodiputado neonazi) o Austria, aunque también es cierto que han retrocedido en otros países, como Holanda y Bélgica.

Si algo tienen en común estas formaciones, además de un discurso fuertemente nacionalista y contrario a la inmigración, es su homofobia. Cierto es que su éxito electoral se basa más en su retórica “euroescéptica”, crecida al calor de la crisis económica, pero ello no evita que su ascenso resulte especialmente preocupante para las personas LGTB. Y ello a pesar de que muchas de estas formaciones se esfuerzan en matizar su homofobia.

Especialmente llamativo resulta en este sentido el caso de UKIP, un partido en el que caben desde las declaraciones de Paul Forrest, candidato local por Liverpool, que afirmó en Facebook que los “homosexuales tienen diez veces más probabilidades que los hombres normales de ser abusadores de niños” hasta las de Gerard Batten, europarlamentario por Londres, que declaró que “nunca he conocido a un miembro gay del UKIP que quiera casarse” al mismo tiempo que aseguraba que “tenemos a muchas personas gays en el UKIP”. Batten intentaba conciliar en su discurso la oposición al matrimonio igualitario con la supuesta defensa de las uniones civiles, insistiendo que los derechos relativos a herencia o decisión en caso de accidente ya quedan cubiertos por estas. Forrest, por cierto, no fue elegido concejal de Liverpool, pero Batten si revalidó su escaño en el Parlamento Europeo.

Entre los nuevos eurodiputados de UKIP hay incluso uno abiertamente gay, que sin embargo se manifiesta contrario al matrimonio igualitario. Se trata del escocés David Coburn, con pareja desde hace 30 años y para quien el “matrimonio gay” es un “neo-derecho (neo-right) creado por activistas” pues para él “no hay diferencia con las uniones civiles”. Otro caso significativo es el de Dave Small, recién elegido concejal de UKIP en Redditch, que afirmó en Facebook que los “mariquitas y las bolleras” eran unos “pervertidos”. También consignó en Facebook un ofensivo “que les jodan a los maricas”. Dave Small ha sido por ello expulsado del partido de forma fulminante.

A estos ejemplos debe añadirse otro más antiguo, el de Nikki Sinclaire, eurodiputada del UKIP que luego fue expulsada por no aceptar la incorporación en el Parlamento Europeo al grupo EFD (“Europa de la Libertad y la Democracia”). Sinclaire era ya conocida como mujer lesbiana y posteriormente hizo público también que era una mujer transexual.

Homofobia, xenofobia y ultranacionalismo. Una relación compleja

El esfuerzo de UKIP por hacer compatible la presencia en su seno de personas homosexuales con un discurso extremista no es del todo nuevo. El ejemplo más destacado fue en su momento el de Pim Fortuyn. Líder de una lista de ultraderecha en los Países Bajos y asesinado en mayo de 2002, Fortuyn era abiertamente gay e hizo precisamente del miedo a la homofobia parte de su discurso xenófobo. Asimismo, y a pesar de su clara oposición al matrimonio igualitario, hay quien ha visto signos de cierta vacilación en el Frente Nacional. Aunque el partido apoyó las manifestaciones contrarias a su aprobación, lo hizo con menos energía de la esperable, y desde luego con menos entusiasmo que la derecha tradicional. A ello hay que sumar que hace pocos meses los medios de comunicación divulgaban la homosexualidad de dos de sus dirigentes, Steeve Briois (secretario general del partido) y Bruno Bilde. Steeve Briois es de hecho una figura en alza: ya siendo pública su homosexualidad (que él ni ha desmentido ni ha confirmado) fue elegido alcalde de Hénin-Beaumont en las pasadas elecciones municipales y en estas elecciones europeas ha sido elegido eurodiputado.

Este panorama obliga a una lectura matizada en clave LGTB. Por una parte, la homofobia ha dejado -al menos de momento- de ser un elemento central del discurso de estos partidos. Algunos justifican incluso sus posiciones contra otras minorías (como la musulmana) utilizando la homofobia de estas como un argumento más. Es más, hay quien incluso ha acusado a una parte del colectivo LGTB de defender posturas nacionalistas o incluso racistas, refiriéndose a “la manera en que los derechos de las mujeres o de los homosexuales pueden ser puestos de relieve desde una perspectiva xenófoba, no sólo por parte de partidos políticos sino también dentro de los mismos movimientos LGBT, que se ven cada vez más integrados en los proyectos nacionalistas en Occidente”. Se asociaría la homofobia con inmigración, con un discurso que se ha calificado de “homonacionalismo”.

Es fácil acusar a estos partidos de homófobos: en buena parte lo son, aunque de forma más o menos matizada. Pero una parte del colectivo LGTB no se ve libre de xenofobia, y algunos denuncian una cierta utilización a manos de oscuros intereses. En definitiva, lo que estos movimientos políticos en Europa suponen de cara a la realidad LGTB es más complejo de lo que pueda parecer.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Se duplican los candidatos comprometidos con los derechos LGTB gracias al tirón de PSOE y Podemos. Siguen “fuertes” Equo, IU y Piratas

Viernes, 16 de mayo de 2014

come_out_for_lgbti_equality_for_human_rights_for_europe_to_vote_ilga_europe_launches_its_2014_european_elections_campaign_mediumEn apenas una semana se han duplicado los candidatos españoles a las elecciones al Parlamento Europeo que se han adherido al compromiso de diez puntos a favor de los derechos LGTB en el ámbito competencial de la Unión Europea promovido por Come Out. De los 65 de hace unos días hemos pasado a 132. El mayor salto lo ha dado el PSOE, que de 13 candidatos ha pasado a 50, lo que supone que casi todos sus candidatos ya se han comprometido. La lista que entre otros integran Equo, Compromís y Por Un Mundo Más Justo sigue destacada con 19 candidatos. Y hace su aparición por puerta grande Podemos: no sabemos si el toque de atención que modestamente les dábamos hace pocos días ha influido, pero 19 candidatos de esa formación se han comprometido ya. Izquierda Unida sigue con 10 candidatos, a los que hay que sumar 2 de Iniciativa per Catalunya Verts, que comparte con ellos lista. La Confederación Pirata suma por su parte dos más y alcanza los 11.

Como ya hicimos en la entrada anterior, no mencionaremos los nombres de los candidatos que han firmado, que forman una lista muy extensa (puedes consultarlos, junto a los del resto de países, pinchando aquí). Sí que enumeramos a continuación las formaciones que los incluyen. En esta ocasión nombraremos además las listas que han configurado, lo que puede ser interesante cara a elegir la papeleta adecuada:

  • PSOE (incluyendo 2 del PSC): 50.
  • Primavera Europea, que entre otros incluye a Equo (13), Compromís (5) y Por Un Mundo Más Justo (1): 19.
  • Podemos: 19.
  • La Izquierda Plural, que entre otros incluye a IU (10) e Iniciativa per Catalunya Verts (2): 12.
  • Confederación Pirata: 11.
  • L’Esquerra pel Dret a Decidir, cuya principal formación es Esquerra Republicana de Catalunya: 10.
  • Coalición por Europa, que entre otros incluye a Coalición Canaria (2), Compromiso por Galicia (2), PNV (1) y CiU (1): 6.
  • Los Pueblos Deciden, que entre otros incluye a Bildu (1) y BNG (1): 2.
  • Partido Animalista (PACMA): 2
  • Partido Andalucista: 1.

Sigue sin haber rastro del Partido Popular ni de UPyD, dos de los más importantes partidos de ámbito estatal. Este último caso es sin duda el que resulta más sorprendente, dado que su línea oficial ha sido siempre la del alineamiento con los derechos LGTB. Esperemos que en la próxima revisión de la lista podamos ver también a sus candidatos.

Los diez compromisos de Come Out, recordemos, buscan implementar una hoja de ruta hacia la igualdad de las personas LGTBI, reforzar los derechos humanos dentro de la Unión, profundizar un marco normativo contra la discriminación, luchar contra la violencia homófoba y tránsfoba, promover una definición inclusiva de familia por lo que a las políticas de la Unión se refiere, proteger los derechos de las personas trans, combatir el acoso escolar homofóbico y transfóbico, acabar con las desigualdades en el acceso a la salud de las personas LGTBI, asegurar una protección efectiva a las personas LGTBI solicitantes de asilo y convertir a esta institución en pieza clave de la promoción de los derechos LGTBI en el mundo.

En cuanto al resto de países, Italia sigue en cabeza con 137 adheridos. España es el segundo, al cual le siguen Finlandia con 87 y Reino Unido con 70. A la cola siguen Bulgaria y Rumanía, los dos únicos países de la Unión en los que ningún candidato se ha adherido al compromiso.

Nota: el listado incluido refleja la situación en el momento de elaborar la entrada. Pasados unos días volveremos a hacer un repaso de la situación…

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los candidatos de Equo-Compromís, PSOE, IU y los Piratas, los más comprometidos formalmente con los derechos LGTB.

Miércoles, 14 de mayo de 2014

come_out_for_lgbti_equality_for_human_rights_for_europe_to_vote_ilga_europe_launches_its_2014_european_elections_campaign_mediumA principios de abril hacíamos una primera revisión de los candidatos españoles a las elecciones al Parlamento Europeo que se habían adherido al compromiso de diez puntos a favor de los derechos LGTB en el ámbito competencial de la Unión Europea promovido por Come Out. Entonces eran 20 los candidatos adheridos. Hoy son ya 65. Sigue siendo destacado el caso de Equo, la formación ecologista, 13 de cuyos candidatos han firmado. Si les unimos otros 5 de Compromís, formación valenciana con la que comparte candidatura, su lista común suma 18 candidatos. Destacamos también los casos de PSOE (13 candidatos, incluyendo en este número a 1 del PSC), Izquierda Unida (10 candidatos) y la Confederación Pirata (9 candidatos).

Los diez compromisos de Come Out buscan implementar una hoja de ruta hacia la igualdad de las personas LGTBI, reforzar los derechos humanos dentro de la Unión, profundizar un marco normativo contra la discriminación, luchar contra la violencia homófoba y tránsfoba, promover una definición inclusiva de familia por lo que a las políticas de la Unión se refiere, proteger los derechos de las personas trans, combatir el acoso escolar homofóbico y transfóbico, acabar con las desigualdades en el acceso a la salud de las personas LGTBI, asegurar una protección efectiva a las personas LGTBI solicitantes de asilo y convertir a esta institución en pieza clave por lo que a la promoción de los derechos LGTBI en en mundo se refiere.

Debido a su elevado número, en esta entrada no mencionaremos ya los nombres de los candidatos que han firmado (por otra parte, al ser unas elecciones en las que se vota una lista cerrada los electores carecen de la capacidad de discriminar entre los candidatos de una misma lista). Puedes consultar los nombres concretos junto a los del resto de países pinchando aquí. Sí que enumeramos a continuación las formaciones que los incluyen. Además de los ya mencionados Equo-Compromís, PSOE-PSC, IU y  Confederación Pirata, se trata de Coalición Canaria (2), Compromiso por Galicia (2), Esquerra Republicana de Catalunya (2), Iniciativa per Catalunya Verts (2), el Partido Animalista (2), Bloque Nacionalista Galego (1), CiU (1), Partido Andalucista (1), PNV (1) y Por Un Mundo Más Justo (1).

Destacamos, por lo negativo, la ausencia de candidatos del PP, de UPyD o de Podemos, por lo que se refiere a formaciones de ámbito estatal. La ausencia de los populares no sorprende, pero sí la de UPyD (partido que tradicionalmente se ha alineado con los derechos LGTB, más allá de las salidas de tono de alguno de sus miembros) y la de Podemos (formación de izquierda que ha irrumpido con cierta fuerza, pero cuyos candidatos no parecen especialmente motivados a adherirse al compromiso).

Por lo que se refiere al resto de países, destaca muy positivamente el ejemplo de Italia, país del que en abril solo habían firmado 3 candidatos y que ahora lidera el ranking con 125 adheridos (un alza que se debe en buena parte a formaciones no tradicionales, como el Movimiento 5 Estrellas o la Lista Tsipras). Le siguen Finlandia con 71 y Reino Unido con 68. A la cola, Bulgaria y Rumanía, los dos únicos países de la Unión en los que ningún candidato se ha adherido al compromiso.

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.