Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Daniela Paier’

La extrema derecha pide la derogación del matrimonio igualitario en el Parlamento austriaco

Martes, 24 de septiembre de 2019

630x356Aviso a navegantes… estos son los amigos de Abascal…

La extrema derecha austriaca apunta a la igualdad LGTB para intentar ganar votos en plena campaña electoral para los comicios anticipados del próximo 29 de septiembre. El FPÖ ha presentado una solicitud ante el Parlamento para pedir la derogación del matrimonio igualitario, en vigor desde enero de este año tras una sentencia del Tribunal Constitucional. Aunque la iniciativa, por falta de tiempo y apoyos, no tiene posibilidades de prosperar, la formación ultraderechista intenta despertar un debate ya superado con argumentos de la homofobia más burda.

El 1 de enero de 2019 expiraba el plazo dado por el Tribunal Constitucional austriaco en el fallo que consideraba que la exclusión de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio es discriminatoria. La inacción del Gobierno de coalición entre la derecha conservadora (ÖVP) y la extrema derecha (FPÖ) obligó a la comunidad LGTB del país a esperar más de un año para que la medida entrara en vigor. Ese mismo día, Nicole Kopaunik y Daniela Paier se convertían en la primera pareja del mismo sexo en contraer matrimonio sin necesidad de que mediara una sentencia. Tres meses antes se había casado otra pareja de mujeres tras demandar al Estado austriaco ante los tribunales, caso que culminó en la histórica decisión del Constitucional de diciembre de 2017.

En línea con su ideario, el FPÖ ha hecho lo posible por torpedear la aplicación del fallo. Primero maniobró para impedir que se aprobara un proyecto del ley que habría adelantado su entrada en vigor. Una vez que fue inevitable, utilizó sus competencias en el ministerio del Interior para emitir unas recomendaciones en las que instaba a los registros civiles a rechazar las solicitudes de matrimonio de las parejas del mismo sexo en las que uno de sus miembros fuera nacional de un país que no reconoce el matrimonio igualitario. El Parlamento austriaco tumbó estas directrices por discriminatorias el pasado mes de junio.

Tras la caída del Gobierno ÖVP-FPÖ por el caso Ibiza, se convocaron elecciones anticipadas para el próximo 29 de septiembre. Con las encuestas pronosticando una transferencia de apoyos desde la extrema derecha hacia la derecha conservadora del excanciller y candidato Sebastian Kurz, el FPÖ ha decidido tirar de homofobia para rascar votos. En una propuesta de resolución presentada el pasado jueves, varios diputados del partido ultraderechista, entre ellos su líder Norbert Hofer (en la imagen superior), piden la derogación del matrimonio igualitario con una argumentación cuanto menos cuestionable.

Según los firmantes, el mandato del Tribunal Constitucional de eliminar la expresión «de distinto sexo» en la definición legal del matrimonio no tiene por qué implicar que esta institución quede automáticamente abierta a las parejas del mismo sexo. La formación de extrema derecha apela a la «la disposición a tener hijos» como supuesto requisito fundamental para disfrutar del derecho a contraer matrimonio. Una condición que justificaría la exclusión de las parejas de hombres o de mujeres porque estas «no pueden procrear de ninguna manera». Nada dice sobre si, como se desprendería de su argumento, las parejas de distinto sexo infértiles, de edad avanzada o que simplemente no quieran tener hijos deberían también quedar excluidas.

La iniciativa despierta preocupación por la burda homofobia que destila, más que por sus nulas posibilidades de prosperar a una semana de las elecciones y sin apoyo de ningún otro partido. Los socialdemócratas del SPÖ han ridiculizado al FPÖ por lo que han calificado de «chiste de campaña», aunque el portavoz de Igualdad Mario Lindner avisa: «Nuestra sociedad es diversa y hay las más variadas formas de familia: monoparentales, de padre, madre e hijos, homoparentales y reconstituidas. Y todas merecen nuestro apoyo y nuestro respeto».

Austria: avances impulsados por los tribunales

La disolución del Gobierno de coalición entre la derecha y la extrema derecha abrió la puerta a algunos avances en el reconocimiento de los derechos LGTB, en un país en el que los más importantes se han alcanzado a partir de sentencias judiciales. El Tribunal Constitucional falló en 2014 a favor de permitir a las parejas de mujeres acceder a los tratamientos de reproducción asistida y en enero de 2015, de la adopción conjunta homoparental. Anteriormente,  la ley de uniones civiles aprobada en 2009 ya había sido modificada a instancias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para regular la adopción de los hijos biológicos del compañero del mismo sexo. En septiembre de 2016 se lograba la apertura de los registros civiles (Standesamt) a las parejas del mismo sexo que quieran formalizar su unión, como ya se hace en el caso de las bodas heterosexuales. El anuncio que realizaba el Tribunal Constitucional en octubre de 2017 se materializó en la histórica sentencia de dos meses después: la exclusión de las parejas del mismo sexo del acceso al matrimonio es inconstitucional. La próxima cita con las urnas, el 29 de septiembre, decidirá si los próximos años están marcados por los avances, el estancamiento o los retrocesos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Austria elimina las trabas a la celebración de bodas entre parejas del mismo sexo binacionales

Jueves, 8 de agosto de 2019

lgbt-austriaSiete meses después de la entrada en vigor del matrimonio igualitario, el Parlamento de Austria ha tumbado la principal discriminación que seguían sufriendo las parejas del mismo sexo. En enero, el ministerio del Interior, en manos entonces de la extrema derecha del FPÖ, emitió unas recomendaciones en las que instaban a los registros civiles a que no celebraran bodas entre personas del mismo sexo si alguno de los contrayentes tiene la nacionalidad de un país que no reconoce el matrimonio igualitario. Tras la caída en mayo del Gobierno de coalición entre la derecha conservadora y la extrema derecha, el Parlamento ha aprobado una disposición que anula las directrices que impedían a muchas parejas ejercer su derecho reconocido por el Tribunal Constitucional.

El 1 de enero de 2019 expiraba el plazo dado por el Tribunal Constitucional austriaco en el fallo que consideraba que la exclusión de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio es discriminatoria. La inacción del Gobierno del canciller conservador Sebastian Kurz (ÖVP) obligó a la comunidad LGTB del país a esperar más de un año para que la sentencia entrara en vigor. Ese mismo día, Nicole Kopaunik y Daniela Paier se convertían en la primera pareja del mismo sexo en contraer matrimonio sin necesidad de que mediara una sentencia. Tres meses antes se había casado otra pareja de mujeres tras demandar al Estado austriaco ante los tribunales, caso que culminó en la histórica sentencia del Constitucional de diciembre de 2017.

Pero el Gobierno de coalición entre la derecha conservadora del ÖVP y la extrema derecha del FPÖ, contrarios ambos a la equiparación de derechos de la ciudadanía LGTB, consiguió colar una restricción discriminatoria. Varias parejas del mismo sexo se llevaron la desagradable sorpresa de que la Administración se negaba a tramitar su boda. El motivo, que alguno de los contrayentes tenía la nacionalidad de un país que no reconoce el matrimonio igualitario. El ministerio del Interior, en manos del FPÖ, había emitido unas recomendaciones en las que instaba a los registros civiles a rechazar las solicitudes de matrimonio de estas parejas.

Tras la caída del Gobierno a raíz del caso Ibiza, el Consejo Nacional, la cámara baja del Parlamento austriaco, aprobó en junio la anulación de la cláusula discriminatoria introducida por la extrema derecha. Todos los partidos salvo el propio FPÖ apoyaron la medida, que entró en vigor el pasado jueves 1 de agosto. La votación parlamentaria había tenido lugar junto con la de una resolución para prohibir las mal llamadas «terapias» reparadoras o de conversión que pretenden modificar la orientación sexual o la identidad de género en menores de edad. La iniciativa del portavoz socialdemócrata de Igualdad, Mario Lindner (SPÖ), también salió adelante con la única oposición de la extrema derecha.

La disolución del Gobierno de coalición entre la derecha y la extrema derecha ha abierto la puerta a algunos avances en el reconocimiento de los derechos LGTB en un país en el que los más importantes se han alcanzado a partir de sentencias judiciales. El Tribunal Constitucional falló en 2014 a favor de permitir a las parejas de mujeres acceder a los tratamientos de reproducción asistida y en enero de 2015, de la adopción conjunta homoparental. Anteriormente,  la ley de uniones civiles aprobada en 2009 ya había sido modificada a instancias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para regular la adopción de los hijos biológicos del compañero del mismo sexo. El último logro ha sido la apertura de los registros civiles (Standesamt) a las parejas del mismo sexo que quieran formalizar su unión, como ya se hace en el caso de las bodas heterosexuales. Con una desfavorable situación parlamentaria frente a estos alentadores precedentes judiciales, la comunidad LGTB se aferró al anuncio que realizaba el Tribunal Constitucional en octubre de 2017 se materializó en la histórica sentencia de dos meses después: la exclusión de las parejas del mismo sexo del acceso al matrimonio es inconstitucional. Un mensaje rotundo, por muchos palos en las ruedas que se empeñen en poner la derecha y la extrema derecha desde el Gobierno.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

El Ministerio austriaco de Interior, en manos de la extrema derecha, pone trabas a la celebración de bodas entre parejas del mismo sexo binacionales

Miércoles, 30 de enero de 2019

team-kurzSebastian Kurz, canciller de Austria

Apenas unas semanas después de la entrada en vigor de la igualdad matrimonial en Austria, muchas parejas del mismo sexo se han encontrado con problemas para formalizar su unión. El ministerio del Interior, en manos de la extrema derecha del FPÖ, ha emitido unas recomendaciones en las que instan a los registros civiles a que no celebren bodas entre personas del mismo sexo si alguno de los contrayentes tiene la nacionalidad de un país que no reconoce el matrimonio igualitario. En Viena, se está impidiendo el reconocimiento de los enlaces celebrados en el extranjero. Son intentos del Gobierno de coalición entre la derecha conservadora y la extrema derecha por torpedear la aplicación de la sentencia del Tribunal Constitucional que decretó el fin del matrimonio excluyente.

El 1 de enero de 2019 expiraba el plazo dado por el Tribunal Constitucional austriaco en el fallo que consideraba que la exclusión de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio es discriminatoria. La inacción del Gobierno del canciller Sebastian Kurz obligó a la comunidad LGTB del país a esperar más de un año para que la sentencia entrara en vigor. Ese mismo día, Nicole Kopaunik y Daniela Paier se convertían en la primera pareja del mismo sexo en contraer matrimonio sin necesidad de que mediara una sentencia. Tres meses antes se había casado otra pareja de mujeres tras demandar al Estado austriaco ante los tribunales, caso que culminó en la histórica sentencia del Constitucional de diciembre de 2017.

Pero el Gobierno de coalición entre la derecha conservadora del ÖVP y la extrema derecha del FPÖ, contrarios ambos a la equiparación de derechos de la ciudadanía LGTB, se las ha ingeniado para poner alguna traba. Varias parejas del mismo sexo se han llevado la desagradable sorpresa de que la administración se negaba a tramitar su boda. El motivo, que alguno de los contrayentes tenía la nacionalidad de un país que no reconoce el matrimonio igualitario. El ministerio del Interior, en manos del FPÖ, ha emitido unas recomendaciones en las que insta a los registros civiles a rechazar las solicitudes de matrimonio de estas parejas.

Ha sido el presidente de la asociación LGTB Rechtskomitee Lambda, Helmut Graupner, el que ha avisado de esta injusta situación. En su organización han recibido numerosas llamadas de parejas del mismo sexo cuyos enlaces han sido rechazados a causa de la nacionalidad de uno o los dos contrayentes. Según Graupner, muchos de estos casos se han dado en la ciudad de Viena, cuyas autoridades impiden incluso el reconocimiento de matrimonios del mismo sexo celebrados en el extranjero, con independencia de la nacionalidad de los cónyuges. El activista lamenta que, a pesar de la sentencia inequívoca del Constitucional, la comunidad LGTB tenga que «luchar duramente en los tribunales por cada milímetro de eliminación de discriminaciones».

La trayectoria del reconocimiento de los derechos LGTB en Austria le da la razón a Graupner: los más importantes se han alcanzado a partir de sentencias judiciales. El Tribunal Constitucional falló en 2014 a favor de permitir a las parejas de mujeres acceder a los tratamientos de reproducción asistida y en enero de 2015, de la adopción conjunta homoparental. Anteriormente,  la ley de uniones civiles aprobada en 2009 ya había sido modificada a instancias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para regular la adopción de los hijos biológicos del compañero del mismo sexo. El último logro ha sido la apertura de los registros civiles (Standesamt) a las parejas del mismo sexo que quieran formalizar su unión, como ya se hace en el caso de las bodas heterosexuales. Con una desfavorable situación parlamentaria frente a estos alentadores precedentes judiciales, la comunidad LGTB se aferró al anuncio que realizaba el Tribunal Constitucional en octubre de 2017 se materializó en la histórica sentencia de dos meses después: la exclusión de las parejas del mismo sexo del acceso al matrimonio es inconstitucional. Un mensaje rotundo, por muchos palos en las ruedas que se empeñen en poner la derecha y la extrema derecha desde el Gobierno.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Dos mujeres de la localidad de Velden se casan el primer día de vigencia de la igualdad matrimonial en Austria

Sábado, 5 de enero de 2019

Nicole-Kopaunik-y-Daniela-PaierEl 1 de enero de 2019 ha entrado en vigor la igualdad matrimonial en Austria y dos mujeres ya han inscrito sus nombres en los anales de la historia al convertirse en la primera pareja del mismo sexo que se casa en este país centroeuropeo sin necesidad de una sentencia. Nicole Kopaunik y Daniela Paier, ambas de 37 años, se casaron cinco minutos después de la medianoche del 1 de enero con la implicación del ayuntamiento y de buena parte del municipio. «Decidimos casarnos y estamos felices por ello», han declarado estas mujeres, que han acordado tomar el apellido de Kopaunik. Cinco de las parejas que desafiaron las leyes de Austria ante el Tribunal Supremo obtuvieron un permiso especial para contraer matrimonio temprano. Una de esas parejas fue la formada por dos mujeres de Viena que se casaron el pasado mes de octubre.

Poco después de la medianoche se celebró la primera boda entre personas del mismo sexo en Austria sin que medie una sentencia. La pareja y la comunidad de Velden trabajaron juntos para eliminar algunos obstáculos, según ha señalado Ferdinand Vouk, el alcalde socialdemócrata de Velden. «Estamos acostumbrados a aceptar desafíos. Fue un gran placer y un honor para nosotros que Nicole y Daniela se casaran con nosotros. El procedimiento se inició, todo estaba bien, y por eso tenemos una pareja felizmente casada aquí en Velden», ha explicado Vouk a la prensa.

El matrimonio era solo una cuestión de tiempo para Nicole Kopaunik y Daniela Paier, o más bien una cuestión de regulación legal. «Ahora todos tienen la oportunidad de decidir por sí mismos, si quieren un ‘matrimonio igualitario’ o si quieren una pareja de hecho, lo que no ocurría antes. Decidimos casarnos y estamos felices por ello», dice Kopaunik. Daniela Paier dijo que el matrimonio es precisamente una familia. «También somos una familia y tendremos un apellido», que será el de Kopaunik.

Para el registrador Klaus Gottwald, esta ceremonia de boda ha sido algo especial. «Aunque tengo rutina, fue emocionante. Hubo algunos pequeños obstáculos, como la expresión del ‘marido legalmente casado’. Tenemos dos esposas, y eso tenía que ser ensayado primero».

Nicole-Kopaunik

El bloqueo político a la igualdad en Austria

En Austria se ha vivido una situación de bloqueo sobre el matrimonio igualitario similar a la que se vivió en Alemania hasta junio de 2018, cuando ya avanzábamos que la apertura del matrimonio en este país podría tener consecuencias en su vecino del sur. A diferencia de Alemania, en el caso austriaco eran los socialdemócratas los que ostentaban en la pasada legislatura la jefatura de un Gobierno de gran coalición. Si bien el SPÖ es favorable a la igualdad LGTB, en su etapa en la cancillería utilizó la reticencia de sus socios conservadores para perpetuar la discriminación. Ya en junio de 2015, por ejemplo, los Verdes presentaron ante el Consejo Nacional una propuesta de resolución pidiendo la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo que se saldó con el rechazo de las principales formaciones políticas (SPÖ, ÖVP y FPÖ).

Entre los miembros del anterior Gobierno, se habían posicionado a favor de la equiparación de derechos los ministros de Asuntos Sociales y Sanidad, así como el canciller socialdemócrata Christian Kern, en agosto de 2016. Se trata del primer jefe de Gobierno de Austria que se pronunciaba en estos términos. Sus palabras, sin embargo, no se materializaron en hechos en el tiempo que estuvo en el cargo, a pesar del compromiso expreso de impulsar una serie de medidas que incluían la igualdad matrimonial.

Los tribunales se adelantaron a los políticos

Los avances en el reconocimiento de los derechos LGTB en Austria se han alcanzado hasta ahora principalmente a partir de sentencias judiciales: el Tribunal Constitucional falló en 2014 a favor de permitir a las parejas de mujeres acceder a los tratamientos de reproducción asistida y en enero de 2015, de la adopción conjunta homoparental. Anteriormente,  la ley de uniones civiles aprobada en 2009 ya había sido modificada a instancias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para regular la adopción de los hijos biológicos del compañero del mismo sexo. El último logro ha sido la apertura de los registros civiles (Standesamt) a las parejas del mismo sexo que quieran formalizar su unión, como ya se hace en el caso de las bodas heterosexuales.

Con una desfavorable situación parlamentaria frente a estos alentadores precedentes judiciales, la comunidad LGTB se aferró al anuncio que realizaba el Tribunal Constitucional en octubre: los magistrados del alto tribunal estudiarían la exclusión de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio, por si constituía una discriminación basada en la orientación sexual. El activista de Rechtskomitee Lambda Helmut Graupner ya era optimista entonces: “Si todo va bien, las parejas del mismo sexo podrán casarse a partir de enero de 2018 también en Austria. Se puede poner a enfriar el champán”, afirmaba en Facebook.

El fallo del Constitucional de 2018 ha sido efectivamente positivo, pero para que el derecho al matrimonio haya sido efectivo para todas las parejas se ha tenido que esperar un año más de lo que previó Graupner. Concretamente entraba en vigor este 1 de enero de 2019, ya que antes no se logró aprobar la medida por la vía parlamentaria. La apertura del matrimonio para las parejas del mismo sexo coincide con la de las uniones civiles a las de distinto sexo, con lo que todas las parejas podrán decidir con qué figura registran su relación.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.