Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Corte Suprema (Reino Unido)’

La justicia británica rechaza la emisión de pasaportes con una tercera opción de sexo legal

Sábado, 21 de marzo de 2020

sei_182243501La Corte de Apelaciones de Inglaterra y Gales ha emitido una sentencia en contra de Christie Elan-Cane, que había presentado una demanda para que se reconociera su identidad de género con la opción «X» en su pasaporte. El alto tribunal considera que el reconocimiento legal de las personas de género no binario debe abordarse de manera integral y rechaza por ello una solución parcial aplicable solo a los documentos de identidad. Varios países, como Alemania, Australia, Islandia o Malta ya han reconocido terceras opciones de sexo legal.

Elan-Cane está implicada desde 1992 en el activismo agénero. En 2013, demandó al Gobierno británico por no reconocer una tercera opción de sexo legal en los pasaportes. Cinco años después, el Alto Tribunal de Justicia de Inglaterra y Gales rechazó la admisión a trámite del caso. Elan-Cane recurrió esta decisión, pero la Corte de Apelaciones ha ratificado la sentencia del Alto Tribunal y rechaza su derecho a que se refleje su identidad de género no binaria en el documento.

La Corte de Apelaciones ha dictaminado que la limitación a dos sexos legales en los pasaportes no vulnera los derechos humanos de la parte demandante y da la razón al ministerio del Interior, que se había posicionado contra una posible reforma de la normativa. Elan-Cane argumentó que la negativa a reconocer una opción «X» en los pasaportes viola el derecho al respeto de la vida privada y a la no discriminación basada en el sexo o el género que recoge la Convención Europea de Derechos Humanos.

En su fallo, la Corte de Apelaciones reconoce el derecho de Elan-Cane a vivir como una persona agénero, pero desestima su demanda por considerar que «el asunto de los pasaportes no puede ser razonablemente considerado de manera aislada» sino como parte de «una noción amplia de respeto a la identidad de género». La sentencia deniega a Elan-Cane la posibilidad de recurso ante la Corte Suprema, aunque sí que podría presentar una nueva demanda ante la máxima instancia judicial británica.

La decisión es, por lo pronto, un varapalo al reconocimiento legal de la diversidad de género, que contrasta con los avances en otros países. Hace unos días informábamos de la resolución de la justicia argentina a favor del derecho de una persona de género no binario a ver reconocida su identidad en sus documentos. Argentina se acerca así un poco más a otros con legislaciones avanzadas en materia de reconocimiento de la diversidad de género y que de una forma u otra han reconocido ya terceras opciones de sexo legal en los documentos de identidad, como Alemania, Austria o Malta Islandia.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , ,

Austria: el ministro de Justicia se posiciona a favor de la apertura del matrimonio y las uniones civiles a todas las parejas

Martes, 4 de septiembre de 2018

220px-josef_moser_4741871116El ministro de Justicia austriaco, el conservador Josef Moser (ÖVP), se mostró el jueves pasado favorable a la apertura simultánea de los matrimonios y las uniones civiles para todas las parejas. Por el momento, solo las de distinto sexo pueden casarse legalmente, mientras que las del mismo sexo se tienen que conformar con la unión civil. Pero esta situación tiene los días contados después de la histórica sentencia del Tribunal Constitucional del pasado diciembre, que decretó que el matrimonio excluyente es discriminatorio y dejó abierta la posibilidad de derogar las uniones civiles o abrirlas a las parejas de distinto sexo. Si el Parlamento no legisla sobre el asunto antes del 31 de diciembre de este año, todas las parejas podrán decidir bajo qué figura registran su unión a partir del próximo 1 de enero. Tanto los conservadores del ÖVP como la extrema derecha del FPÖ, socios en el Gobierno, se oponen a la equiparación de derechos, pero el canciller Sebastian Kurz ha asegurado que no intentarán boicotear el fallo del Constitucional.

Nueve meses después de la histórica sentencia a favor de la igualdad de todas las parejas en el acceso al matrimonio, poco se ha movido en Austria. Los socialdemócratas del SPÖ, que abandonaron el asunto cuando dirigían el Gobierno, reclamaban hace unos meses desde la oposición la materialización del fallo. Pero el Gobierno de coalición entre los conservadores del ÖVP y la extrema derecha del FPÖ ha pospuesto sine die la cuestión aludiendo a la necesidad de recabar la opinión de expertos legales.

El Constitucional decretó que la separación de las uniones entre personas del mismo sexo y de distinto sexo en dos instituciones legales contraviene el principio de igualdad, por lo que el matrimonio debe ser un derecho de todas las parejas. Sin embargo, en lo que se refiere a las uniones civiles, dejó abierta la posibilidad de derogarlas completamente (salvo las ya registradas) o de abrirlas a las parejas de distinto sexo. Si no se da ningún paso antes, esta opción será la que entre en vigor junto con la igualdad matrimonial el 1 de enero de 2019.

El jueves pasado, el titular de Justicia se declaraba partidario de esta segunda posibilidad. Josef Moser apoyó que las parejas de distinto sexo puedan optar a las uniones civiles como una «variante más moderna» de formalizar su relación. La regulación de los matrimonios en el código civil austriaco contiene disposiciones arcaicas como la obligación de fidelidad entre los cónyuges y prevé un mecanismo de disolución mucho más complicado que el de las uniones civiles.

Todavía está por ver si las declaraciones de Moser suponen el anuncio de un próximo proyecto de ley o si el Ejecutivo esperará a la entrada en vigor del fallo del Constitucional en enero de 2019. El portavoz del Gobierno, Peter Launsky-Tieffenthal, intentó el viernes rebajar las expectativas y afirmó que todavía están evaluando las «diversas posibilidades legales» para dar cumplimiento a la sentencia. Tanto los conservadores del ÖVP como sus socios de la extrema derecha del FPÖ se oponen a la equiparación de derechos, pero el canciller Sebastian Kurz (ÖVP) aseguró en enero que no intentarán boicotear la aplicación del fallo del alto tribunal.

¿Qué hacer con las uniones civiles tras la apertura del matrimonio?

Muchos de los países que han abierto el matrimonio a todas las parejas contaban anteriormente con leyes de uniones civiles. En algunos de estos casos, como en Alemania, Austria o el Reino Unido, esta figura estaba reservada a las parejas del mismo sexo. Tras la aprobación del matrimonio igualitario, cada país ha procedido de manera diferente. En Alemania, la norma permite la conversión de las parejas registradas a matrimonios, pero no la celebración de nuevas uniones civiles. En el caso británico, una larga batalla legal culminó en junio de este año con la sentencia de la Corte Suprema que decretó que prohibir a las parejas de distinto sexo contraer una unión civil es discriminatorio. Estaremos pendientes de cuál es el camino que toma finalmente Austria.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

La Corte Suprema de Reino Unido falla que prohibir a las parejas de distinto sexo contraer unión civil es discriminatorio

Lunes, 2 de julio de 2018

charles-keidan-y-rebecca-steinfeld-300x166La Corte Suprema del Reino Unido ha fallado de forma unánime a favor de  la pareja formada por Charles Keidan, de 41 años, y Rebecca Steinfeld, de 37, reconociendo su derecho a contraer una unión civil. La institución del civil partnership, recordemos, esta vetada a las parejas de distinto sexo del Reino Unido. Se trata de una figura jurídica que fue creada en 2004 para conceder a las parejas del mismo sexo derechos equivalentes a los del matrimonio pero negándoles el nombre.

Por vía legislativa, en 2004 solo había sido aprobado el matrimonio igualitario en Holanda y en Bélgica, aunque decisiones judiciales lo habían legalizado también en varias provincias de Canadá y en el estado de Massachussetts, en Estados Unidos. El Gobierno de Tony Blair no quiso por entonces dar el paso y optó por promover la aprobación de una institución que si bien concedía a las parejas del mismo sexo derechos similares al matrimonio bajo la ley británica, les negaba el nombre y el reconocimiento simbólico como matrimonio. Una institución a la que, por otra parte, solo tenían derecho las parejas del mismo sexo. Una verisón británica del segregador separate, but equal: mismos derechos, pero distintas instituciones.

Los años posteriores han acabado por derrumbar este esquema de pensamiento. Apenas unos meses después de que fuese aprobada la ley de uniones civiles (pero incluso antes de que entrase en vigor) España y Canadá aprobaban el matrimonio igualitario. Sería el comienzo de una ya amplia lista de países que han ido sumándose después… Incluyendo tres de los cuatro países constituyentes del Reino Unido: Inglaterra y Gales en julio de 2013, Escocia en febrero de 2014. Solo Irlanda del Norte permanece sin matrimonio igualitario. Sin embargo, el civil partnership ha permanecido vetado a las parejas del mismo sexo. Solo la isla de Man, una dependencia de la Corona que no formalmente no forma parte del Reino Unido, permitía a las parejas del mismo sexo unirse civilmente. En esta misma página recogíamos en 2016 como Charles Keidan y Rebecca Steinfeld acudieron a la isla, situada entre Gran Bretaña e Irlanda, para contraer su unión civil como parte de su batalla jurídica por la igualdad, en este caso en beneficio de las parejas de distinto sexo.

Una batalla jurídica que parece por fin llega a su fin, y que de hehco Keidan y Steinfeld no han sido los primeros en dar (ya en 2010 nos hacíamos eco de la negativa a contrar unión civil a varias parejas de distinto sexo). Su caso sí que ha sido el primero en ser decidido por la Corte Suprema, que de forma contraria a lo que hasta entonces han hecho otros tribunales de rango inferior ha fallado que negar a las parejas de distinto sexo el acceso a la unión civil atenta contra la Convención Europea de Derechos Humanos, que potege el derecho a la vida privada y familiar y prohíbe la discriminación.

Todo un triunfo para Keidan y Steinfeld, pareja desde 2010 y padres de dos hijos, que se negaban a formalizar su unión bajo la institución del matrimonio al considerar que esta lleva implícita una carga histórica de discriminación de la mujer. «Queremos educar a nuestros hijos como iguales, y creemos que una unión civil, una institución moderna y simétrica, es el mejor ejemplo para ellos», argumenta la pareja, que por cierto ha contado en su lucha con el apoyo explícito de activistas LGTB como Peter Tatchell, que se ha mostrado encantado con el fallo.

La ley no cambia, al menos por el momento

El fallo de la Corte Suprema respecto a Keidan y Steinfeld no implica que la ley cambie de forma automática para todos los ciudadanos, pero coloca al Gobierno británico en una situación incómoda si opta por no modificarla y permite que nuevos casos de parejas de distinto sexo inunden los tribunales. Una reforma de la ley que ha reclamado por ejemplo el colectivo Stonewall, que ha advertido además contra la posible tentación del Gobierno de aprovechar la situación para suprimir totalmente el civil partnership donde exista ya matrimonio igualitario, una posibilidad que se ha llegado a barajar en tiempos recientes.

Rebecca Steinfeld, en este sentido, ha anunciado que su campaña en favor de que todas las parejas de distinto sexo que quieran contraer unión civil puedan hacerlo continúa plenamente activa:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.